Está en la página 1de 4

Que es el derecho laboral

Es la especialización temática del derecho en ocasión del trabajo, que regula (mediante
leyes, normas reglamentos y jurisprudencia de los tribunales y de la sala Constitucional)
la existencia y el funcionamiento de las relaciones entre las personas que fungen como
patrones y trabajadores (referidos también, en ocasiones como obreros). El derecho
laboral también regula cuales son intermediarios, cuando se vuelven contratistas, etc.,
quienes son unos y otros, que es y cómo funciona el trabajo subordinado, cuando es
trabajo independiente, ocasional o profesional; asimismo, reglamenta los derechos y
obligaciones que tienen cada una de las personas que trabaja o de los patrones.
Su característica fundamental es proteger y ayudar a la persona que lucha por su
subsistencia, por su liberación económica y por la transformación de su ser inmerso en la
sociedad; de ahí que también se le denomina como Derecho Social. (Fournier, 2011)

Principios Fundamentales del derecho laboral


Principios Jurídicos
El artículo 326 de la Constitución establece que el derecho al trabajo se sustentará en los
siguientes principios:
Irrenunciabilidad de derechos
Un derecho puede nacer de una norma dispositiva o imperativa. En el primer caso, su
titular puede decidir libremente sobre él. El acto que contenga esta decisión será de
disposición. En el segundo caso, el titular del derecho no puede abandonarlo por su
voluntad. Si lo hace, su acto será de renuncia. Mientras la disposición es válida, la
renuncia no.
El derecho del trabajo está lleno de normas mínimas (imperativas hacia abajo y
dispositivas hacia arriba), por tanto, los derechos reconocidos a los trabajadores son
indispensables para estos respecto de su parte imperativa pero no de la dispositiva.
“Los derechos laborales son irrenunciables e intangibles. Será nula toda estipulación en
contrario”
Este principio limita la autonomía de la voluntad de las partes en protección del
trabajador contemplandola imposibilidad jurídica que una persona renuncie a sus
derechos laborales, por lo tanto, si existe unaestipulación que menoscabe algún derecho
del trabajador la misma será nula.El Código del Trabajo en su artículo 4 ratifica el
postulado Constitucional en los siguientes términos:
“Articulo 4. Irrenunciabilidad de derechos: Los derechos del trabajador son
irrenunciables. Será nula toda estipulación en contrario.”
Con esta protección el Trabajador se ve obligado a no renunciar a sus derechos y
principios, y así evitar el chantaje jurídico del empleador cuando pretenda menoscabarlos
con ofertas engañosas lo cual, de ser así, resultarían nulas a la luz del derecho. Es en
virtud de dicha norma, cualquier estipulación que suscriba el empleado que viole o
menoscabe sus derechos laborales y los principios será nula, aunque esta tenga el
consentimiento expreso y voluntario del trabajador. (Neves, 2007 )
Principio in dubio pro operario.
Al igual que los demás principios, tiene por objetivo proteger los intereses del débil
jurídico en una relación laboral el cual es el trabajador, tutelando la interpretación de la
norma siempre a favor del trabajador; siendo un amparo que prevé la Constitución en
relación con el empleado. En el desarrollo del presente principio, el legislador dejó bien
claro que ante la duda en la interpretación de una norma siempre se aplicará la más
favorable o la condición más beneficiosa para el trabajador. Así lo establece el artículo
326, numeral 3 de la Constitución Política del Ecuador.
“3. En caso de duda sobre el alcance de las disposiciones legales, reglamentarias o
contractuales en materia laboral, estas se aplicarán en el sentido más favorable a las
personas trabajadoras.”
Dicho postulado viene a ser desarrollado por el Código de Trabajo, el cual instituye en
su artículo 7 lo siguiente:
“Art. 7. Aplicación favorable al trabajador: En caso de duda sobre el alcance de las
disposiciones legales, reglamentarias o contractuales en materia laboral, los funcionarios
judiciales y administrativos las aplicarán en el sentido más favorable a los trabajadores.”
Principio protector del Derecho Laboral
Es el principio más importante del Derecho laboral y parte de una desigualdad, por lo
que el Derecho laboral trata de proteger a una de las partes del contrato de trabajo para
equipararla con la otra parte y contiene tres reglas fundamentales:
Regla más favorable: Cuando existe concurrencia de normas, debe aplicarse aquella
que se más favorable para el trabajador.
Regla de la condición más beneficiosa: Cuando existe una nueva norma no puede
desmejorar las condiciones que ya tiene el trabajador.
Regla in dubio pro operario: si una norma tiene diversas interpretaciones, se debe
seleccionar la que más favorezca al trabajador.
Principio de continuidad laboral
Le da la más larga duración posible al contrato de trabajo, ya que esta es la principal
fuente de ingresos del trabajador.
Principio de razonabilidad del Derecho Laboral
Tanto el trabajador como el empleador deben ejercer sus derechos y obligaciones, sin
incurrir en conductas abusivas del derecho de cada uno.
Principio de primacía de la realidad
Entre la relación que existe entre trabajador y empleador, ambos pueden contratar una
cosa, pero si la realidad es otra, será esta última la que tenga efecto jurídico.
Principio de buena fe
Este principio es una presunción en las relaciones y conductas entre trabajadores y
empleadores, que se efectúan de buena fe; si por el contrario, se invoca la mala fe, habrá
que demostrarlo.
Diferencia entre empleador y trabajador

El término trabajador se refiere a toda persona física que presta


sus servicios subordinados a otra institución, o persona u empresa, obteniendo una
retribución a cambio de su fuerza de trabajo.

La etapa histórica de la modernidad se dio a partir de la revolución industrial, la cual


moldeó la forma social capitalista que comprende al sujeto “trabajador”, concepto que
llega hasta el día de hoy tal cual lo conocemos.

El trabajador puede prestar servicios dentro del ámbito de una organización bajo
dirección de una persona física o jurídica, denominado empresario, en el caso de que sea
con fines de lucro, o institucional o social si es sin fin de lucro. O en el caso de que el
trabajador puede desempeñar sus funciones por cuenta propia, autónomo, de este modo
no se mantiene una relación contractual sino una de intercambio mercantil.

Empleador persona física o moral que es parte en un contrato de trabajo concluido con
un trabajador. El empleador ejerce un poder de dirección y de disciplina;
es deudor del suministro de trabajo y de los salarios. Se distingue del jefe de empresa,
que es una persona física que ejerce en su nombre sus prerrogativas.
La determinación del empleador es a veces delicada, cuando una empresa se desarrolla
en varias sociedades; se distingue entonces el empleador de derecho (cocontratante) y el
empleador de hecho (beneficiario directo de la prestación de trabajo).
1. Un empleado piensa en el trabajo como si fuera su negocio.
Un empleado se centra en un buen día de trabajo, para recibir una buena paga. Los
empleados están enfocados en la ejecución.
2. Un empleador sabe que el negocio es quien respalda el trabajo.
Un emprendedor se preocupa porque el negocio funcione bien. Es más acerca de
desempeño y procesos.
3. Un empleado es parte fundamental de una estructura para un negocio exitoso.
Los empleados entienden su parte y la ejecutan. El organigrama define cómo
funcionan las cosas y quién hace qué. Entiende sus limitaciones y el rol de su
trabajo.
4. El empleador ve un proceso fluido como el centro de su negocio.
Están al tanto de cómo sus funciones encajan en un todo (negocio) y se aseguran
de que todas las partes se mantengan juntas durante el paso del tiempo. El
organigrama es sólo una referencia, ya que busca borrar las barreras en los roles
de trabajo.
5. Los empleados hacen.
Conoce los métodos, técnicas, herramientas y tácticas. Su meta es ver el trabajo
terminado.
6. Los empleadores son planeadores
Son negociadores, visionarios y pensadores. Ven su trabajo y herramientas como
los caminos hacia sus metas. Están constantemente desarrollando estratégias y
probándolas.
7. Un empleado se enfoca en lo que es su responsabilidad y nada más.
Busca hacer crecer su base de clientes, construir una línea de productos, como
establecer un proceso operacional.
8. Un empleador busca enfocarse en responsabilidades interconectadas
Quieren conocer como la infraestructura tiene que crecer para ofrecer productos
que excedan las expectativas de sus clientes enfocados en parámetros de riesgo
razonables.