Está en la página 1de 4

Joshio Román Padrón González [Texto expositivo]

INTERNET DE LAS COSAS


Internet of things (IoT) o en español internet de las cosas es un tema muy
recurrente en el ámbito tecnológico, consiste en la conexión de objetos cotidianos
de nuestra vida con internet mediante el uso de la nube generalmente.

Los dispositivos que se encuentran conectados al internet de las cosas se les


llama “dispositivos IoT”, estos cuentan con sensores que les permite medir cualquier
tipo de datos que se desee, dependiendo cual sea el objetivo de tal dispositivo. Los
datos obtenidos por dichos sensores son enviados a lo que es conocido como “Big
Data”.

Para poder entender lo que es el Big Data tenemos que imaginar una base
datos convencional, pero con una cantidad masiva de información que una base de
datos como las conocemos no podría almacenar.

Una de las características principales del internet de las cosas es que la


transmisión de datos de los dispositivos es entre ellos mismos, a esto se le conoce
como comunicación máquina-máquina, es decir no es necesaria la intervención de
una persona para que estos sigan funcionando con normalidad. En caso de que
algo este mal con los dispositivos si es notificado a una persona para que se
encargue de solucionarlo.

Los dispositivos IoT pueden ser usados desde la medicina, obteniendo los
datos de un paciente, hasta la agricultura, midiendo los microclimas de cada
sembradío para su monitoreo con tan solo una aplicación. Es decir, estos
dispositivos se pueden utilizar en cualquier situación que se desee.

Actualmente en nuestro país no es una tecnología que está totalmente


asentada, pues México al ser un país tercermundista no está preparado para una
tecnología como esta, aunque en realidad no es algo muy complejo, la inestabilidad
o principalmente la falta de infraestructura en nuestro país hace muy complicado
que algo como el internet de las cosas sea completamente instaurado.
Joshio Román Padrón González [Texto expositivo]

TEXTOS EXPOSITIVOS
Los textos expositivos son un tipo de textos que tiene como finalidad informar
sobre un tema en específico o determinado, quien lo escribe debe tener en cuenta
que el público lector puede no tener conocimientos sobre el tema por lo que debe
hacerlo lo más entendible posible para personas que carecen de conocimientos
previos.

Por lo tanto, se dice que el objetivo principal de los textos descriptivos es


informar o transmitir información, la información que se expone debe ser objetiva,
es decir no debe contener opiniones o cualquier argumentación del autor sobre el
tema, se deben exponer los hechos tal y como son.

La estructura de este tipo de textos es sencilla, consta de introducción,


desarrollo y conclusión. La introducción es una pequeña explicación del tema, da a
entender cómo se abordará el mismo. El desarrollo es considerado la parte más
importante, ya que aquí se explica con el máximo detalle posible lo que se está
exponiendo, intentando no dejar alguna duda posible. La conclusión es un pequeño
resumen de lo que se ha mencionado en el desarrollo y el tema en general, reúne
los aspectos más importantes y además da una conclusión con respecto a todo lo
anterior.

Esta modalidad textual se puede encontrar en muchos lugares,


principalmente en textos del ámbito científico pues estos suelen contener mucha
información y su finalidad es esa, informar. En general en todas las ciencias se
encuentran muy recurrentemente este tipo de textos.

Los textos expositivos son un excelente medio para el aprendizaje, pues


como ya se mencionó son totalmente objetivos, es decir no está influido por la
subjetividad del autor del mismo, esto da oportunidad a que el lector se informe,
aprenda y pueda obtener sus conclusiones una vez se ha leído la información tal y
como es.
Joshio Román Padrón González [Texto expositivo]

¿Cómo hacer un texto expositivo?


Los textos expositivos son un tipo de textos que tiene como finalidad informar
sobre un tema en específico o determinado, quien lo escribe debe tener en cuenta
que el público lector puede no tener conocimientos sobre el tema por lo que debe
hacerlo lo más entendible posible para personas que carecen de conocimientos
previos.

Para hacer un texto expositivo primero que nada se debe seleccionar el tema.
El tema seleccionado deber ser de tu agrado o del cual tengas información o
conocimientos previos, aunque durante la redacción probablemente tengas que
buscar más información para complementar el texto, de hecho, en este paso
también se debe buscar información que se cree que pueda servir.

Luego de seleccionar el tema se debe elegir el público al que se pretende


dirigir, este punto al igual que el anterior es muy importante, pues de esto dependerá
el tipo de lenguaje que se usará, aunque normalmente los textos expositivos
contienen un lenguaje el cual la mayoría de las personas pueden entender.

El siguiente paso es organizar y escribir la información teniendo en cuenta


que un texto expositivo debe contener tres partes fundamentales: introducción,
desarrollo y conclusión. La introducción es una pequeña explicación del tema. El
desarrollo es considerado la parte más importante, ya que aquí se explica con el
máximo detalle lo que se está exponiendo. En la conclusión se reúnen los aspectos
más importantes y además se da una conclusión con respecto a todo lo anterior.

Lo último que se debe hacer es dar un repaso a todo lo que se ha escrito,


esto se hace para poder encontrar faltas de ortografía, gramaticales o que alguna
parte del texto está mal explicada, mal redactada o que alguna idea haya quedado
inconclusa, o poco entendible. Además, debe considerarse que en ningún momento
se tiene que expresar la opinión del escritor pues una característica de los textos
expositivos es que son totalmente objetivos.
Joshio Román Padrón González [Texto expositivo]

Importancia de los textos expositivos


Los textos expositivos son un tipo de textos que tiene como finalidad informar
sobre un tema en específico o determinado, quien lo escribe debe tener en cuenta
que el público lector puede no tener conocimientos sobre el tema por lo que debe
hacerlo lo más entendible posible para personas que carecen de conocimientos
previos.

Este tipo de textos son muy útiles para todas las personas en general, pero
en específico aún más para los estudiantes. La razón radica en que son textos
totalmente objetivos, que su misión no es otra mas que la de informar o transmitir
información. Esto es sumamente importante en la formación de los estudiantes sin
importar del grado de educación en el que se encuentren, ya que el tema puede ser
literalmente sobre lo que sea además que la información es verídica y objetiva lo
que nuevamente es de suma importancia para los ya mencionados.

Muchas veces en nuestra vida diaria leemos textos expositivos incluso sin
darnos cuenta que lo estamos haciendo, esto se debe a que este tipo de textos los
encontramos en todas partes, desde revistas científicas, libros de textos escolares
(lo que significa que en nuestra vida hemos leído al menos un texto expositivo),
artículos de divulgación, etc. Por ejemplo, en la Universidad, muchas guías de
estudio, bibliografías obligatorias y hasta las tesis para obtener el título universitario
son textos expositivos. Los libros de texto que usamos como fuente de consulta en
la escuela básica y secundaria, en la mayoría de las asignaturas, especialmente
Español, Historia y Ciencias, son también textos expositivos.

Los textos expositivos son un excelente medio para el aprendizaje, pues


como ya se mencionó son totalmente objetivos, es decir no está influido por la
subjetividad del autor del mismo, esto da oportunidad a que el lector se informe,
aprenda y pueda obtener sus conclusiones propias una vez se ha leído la
información tal y como es.