Está en la página 1de 3

COMENTARIO DE “AMOR, ES TARDE”

Esta poesía se recoge dentro de la obra “Antología Poética” escrita por


Mario Benedetti publicada en 1984, un destacado poeta dramaturgo, unos
de los más leído en la lengua española. El poema nos habla que el yo
poético siente pena al no estar con ella, que al pasar las horas se hace más
desesperante tal como un infierno, se siente tan estrazado haciendo
cálculos de intereses, ya que es un contador y se encuentra en el lugar de
trabajo, todo ello ocasiona que él desesperadamente sienta las ganas de
verla y escuchar un “¿Qué tal?”. El tema a tratar en este poema es la
soledad en que se encuentra el protagonista y sufre porque su amada no
está junto a él.
Comenzando por el título, es posible intuir su carácter en el tiempo, ya
que el yo poético expresa su pena y deseo de verla mediante como van
pasando las horas, un claro ejemplo en los versos dos, ocho y catorce. Así
mismo el yo poético trata de un joven amador, apasionante, que se ve
interesado en una jovencita, ambos se encuentran en un ambiente de
oficina, así como se muestra en el verso diez, este expresa sentimientos,
tales como pena, lastima, amor, desesperación, así mismo en la línea
cuatro muestra gestos de pereza y de aburrimiento. Describe los
quehaceres rutinarios del yo poético.
Este poema esta externamente estructurado en apartados. El primer
apartado es desde el verso 1 hasta el verso 12, ya que tienen un subtema
común las cuales expresan las acciones del hombre en el ambiente de
trabajo en su oficina, en el segundo apartado desde el verso 13 hasta el
verso 18 muestran un tópico de deseo del hombre en recibir una sorpresa
de su amada.

En el aspecto fónico el poema posee tres estrofas de seis versos cada una,
las estrofas no poseen rimas, por ello la versificación es libre o blanco, es
endecasílaba, muestra un tipo de rima de arte mayor, debido al número
de sílabas que tiene.

También en la medida de lo versos el autor emplea en el verso cinco la


Sinalefa “para aflojar la espalda” ya que une la vocal final de la palabra con
la vocal inicial de la palabra siguiente, usa esta medida para hacer
referencia a la pereza que le ocasiona estar sentado en su oficina y lo
único que quiere es salir de ella y mediante esa acción él se despereza y le
muestra algo de tranquilidad.

Asimismo el tipo de verso según su ritmo señala lo Melódico, en la línea


ocho “cuando miro el reloj y son las cinco” enfatiza el efecto musical
producido por las distintas combinaciones de acentos en los distintos tipos
de verso y tiene la tendencia de combinar versos cortos y largos
alternativamente en la última estrofa, particularmente en el verso quince.

La composición u organización tanto externa como interna cumple


relaciones con el tema principal y los sentimientos que muestra el yo
poético y la narración que él presenta lo hace de manera indirecta como
se muestra en el verso diecisiete, también destaca la acción que el yo lírico
comete, asimismo la pena y lástima que él dice sentir, todo ello se
relaciona en cada uno de sus versos.

El estilo de este poema hace referencia a un lenguaje sencillo, en un


ambiente cotidiano, lo cual es la oficina,

En los dos primeros versos de la primera estrofa “Es una lástima que no…y
son las cuatro” es una reiteración se puede apreciar el transcurrir del
tiempo y el deseo del yo lírico en encontrarse con su amada, además está
figura se repite en los versos 7, 8, 13 y 14, debido a que representan la
misma idea. En lo versos 3 y 6 muestran la repetición “y acabo…y estiro...y
hago así…y me doblo” también se puede apreciar la utilización de
polisíndeton que muestra la solemnidad y lentitud de la acciones del
hombre, también hace uso de la anáfora lo que ayuda a la reafirmación
de dichas acciones. En el verso diez presentan hipérbole, ya que exagera la
acción del yo poético sobre las teclas de la computadora o máquina de
escribir.

Se puede afirmar que es un poema romántico de una persona que trabaja


en una oficina y que es dedicado a su amada a quien él extraña
profundamente y tiene el deseo de verla pronto, pero primero tiene un
horario que cumplir, por ello el yo poético cuenta las horas que pasa del
reloj para poder ver a su amada y tener con ella una cita de sorpresa. Se
basa sobre todo en lo quehaceres rutinarios del hombre y la
desesperación de ver a su querida. Es un poema muy dedicado que el
autor quiso representar, intuye un personaje explícito en el cumplimiento
de un horario mientras piensa en su amada.
En síntesis, es claro, por todo lo analizado, que este poema se trata de la
soledad y el deseo de un hombre de ver a su amada y como esté sufre al
estar en un ambiente de oficina. Las figuras literarias aumentan la belleza,
enriquecen y resaltan la pronunciación tanto en la forma como en el
contenido. También muestra el transcurrir del tiempo, las cuatro, las
cinco, la seis, ya se acerca la hora de salir de una vez por todas de dicho
lugar. El yo lírico muestra sentimientos de amor, desesperación e
impaciencia, y la presión que siente al transcurrir las horas y esto se haga
cada vez más corta o sino cada vez más larga. En los tres versos finales se
reflexiona que el yo lírico se imagina en una cita con su amada en la que
quedarían ambos marcados, él “con la mancha roja de tus labios” y ella
“con el tizne azul de mi carbónico”.

También podría gustarte