Está en la página 1de 5

La importancia social de la ortografía

La ortografía es compañera inseparable de la escritura, así como de la lectura, ya que para


descifrar lo escrito es preciso conocer el código ortográfico. El conocimiento y el dominio de la
ortografía resultan imprescindibles para asegurar la correcta comunicación escrita entre los
hablantes de una misma lengua, al garantizar la adecuada creación e interpretación de textos
escritos. No es un simple adorno, sino condición necesaria para el completo desarrollo de la
persona, como individuo y como ser anclado en la sociedad, en la medida en que la escritura es
hoy fundamental como soporte del conocimiento y como instrumento de comunicación. La
ortografía ocupa así un lugar esencial en el sistema educativo, puesto que es indisociable de la
adquisición de las destrezas básicas de la lectura y la escritura, indispensables en la formación
elemental de todo ciudadano.

La ortografía es, además, un bien social porque, mediante su concurso, las lenguas alcanzan la
máxima expresión de una unidad que se extiende por encima de todas las variaciones
geográficas, sociales y situacionales. Gracias a la existencia de una ortografía común leemos los
textos de autores de muy diversas áreas geográficas como si tuvieran una misma voz. La unidad
ortográfica constituye, pues, el soporte más visible del sentimiento de comunidad lingüística y
cultural entre países que se expresan en una misma lengua y, en dimensiones que no son
difíciles de imaginar, facilita las relaciones sociales, políticas y económicas.

Por todo ello, las sociedades, que comprenden las profundas repercusiones de la adecuada
alfabetización de todos sus miembros, conceden a la ortografía una importancia singular, y su
correcto dominio se halla asociado a connotaciones positivas. Es la propia sociedad la que
recompensa a quienes dominan esta disciplina con una buena imagen social y profesional. Y,
en el lado opuesto, es también la sociedad la que valora como faltas los errores ortográficos y
quien sanciona a las personas que muestran una ortografía deficiente con juicios que afectan a
su imagen y que pueden restringir su promoción académica y profesional.

Fuente: Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua


Española. Ortografía de la lengua española. 2011.

LA IMPORTANCIA DE LA ORTOGRAFÍA EN LA
ACTUALIDAD

La ortografía es la parte de la gramática que se ocupa de la manera correcta de escribir las palabras.
También se le conoce como un conjunto de reglas y convenciones que rigen el sistema de escritura
normalmente establecido para una lengua estándar. La importancia de ésta radica en que si no
acatamos las reglas ortográficas podemos cambiar el sentido de las palabras o, en algunas
ocasiones, su significando, alterando las oraciones y por lo tanto la idea que se quiere transmitir. La
ortografía toma en cuenta los signos de puntuación y el uso correcto de las letras en cada palabra.

¿Por qué la gente tiene errores ortográficos? Me preguntaba hace tiempo una compañera de trabajo.
Principalmente se debe al hecho de que en la mayoría de las personas no se tiene bien establecido
el hábito de la lectura. Una persona que lee constantemente tiene menos probabilidad de cometer
errores ortográficos, esto se debe a que los lectores observan las palabras en su forma correcta de
escritura y por lo tanto saben que se tiene que escribir tal palabra de tal forma, a comparación de los
jóvenes que no les gusta leer y están la mayor parte de su tiempo libre a comunicarse por medio de
las redes sociales y los celulares y acortan las palabras o redactando sin ninguna regla gramatical.

Errores ortográficos los vemos en todos lados, desde notas rápidas hasta libros que no tuvieron una
revisión completa, en medios de comunicación, anuncios publicitarios y también en las redes
sociales que es el lugar en donde abundan mayoritariamente como se había mencionado
anteriormente. También los estudiantes de diferentes escolaridades tienen problemas de ortografía a
la hora de realizar sus tareas o actividades escolares las cuales requieran de redactar un texto, por
lo que este sector de la población son los que más requieren de ayuda para fortalecer la habilidad
ortográfica.

Un ejemplo claro es a la hora de escribir las palabras “hay”, “ahí”, “ahy” y “ay”. Para este caso me
gusta utilizar mucho este ejemplo: Ahí hay un hombre que dice ¡ay! En este caso estamos dando a
entender que “ahí” se refiere a lugar, “hay” se refiere al verbo haber, “ay” es una exclamación y “ahy”
no existe según la Real Academia Española.

Este espacio es precisamente para ayudar a diferentes personas de diferentes edades a desarrollar
una habilidad ortográfica eficiente. Daremos consejos y sugerencias a alumnos que cursan desde la
primaria hasta universitarios y personas que estudian un postgrado y requieren de ayuda a la hora
de redactar ensayos o tesis. Se iniciará desde las reglas ortográficas básicas hasta la correcta
escritura de palabras que utilizamos diariamente pero que se nos es difícil escribir. Habrá un espacio
de preguntas-respuestas para las dudas que se tengan referentes a cualquier aspecto de la
ortografía.

Una excelente ortografía y redacción es la base de un buen texto y más aun teniendo en cuenta que, en
los tiempos de ahora y en la mayoría de las ocasiones, nos comunicamos más por medios escritos que por
otros.
Así mismo, el problema de la ortografía no es sólo un problema escolar, va más allá, pertenece al diario vivir,
ya sea a través de cartas, de un currículo, solicitudes, instancias, trabajos de investigación, escritos,
denuncias, etc. Todo va por escrito y todo debería ir impecable, en lo que a ortografía se refiere.

Pero, ¿por qué tener una buena ortografía es algo tan importante en el ámbito laboral?

Porque es una buena carta de presentación. Antes de verte, quienes reclutan candidatos para un puesto de
trabajo determinado, verán en primera instancia tu currículo y tu carta de presentación anexa, y para ellos
hasta ese momento, eso eres tú. Por lo mismo, debes tener una ortografía impecable, que hable de ti como
una persona que conoce estas reglas y se preocupa de aplicarlas en todo orden de cosas.

Porque abre puertas, una buena ortografía puede ampliar tu campo laboral, ya que serás capaz de
comunicar por escrito, ideas, planes, objetivos y metas, sin ninguna dificultad.

Porque es sinónimo de calidad. Si has decidido trabajar donde tus tareas implican escribir, una buena
ortografía es parte del repertorio de habilidades que debes incluir en tu día a día. Y si bien, existen correctores
de ortografía en varios software y/o programas de computación, éstos no son 100% efectivos.

Porque está a tu alcance saber las reglas ortográficas. No es tarea de científicos ni superdotados, éstas se
encuentran a la mano en bibliotecas, en libros escolares y en internet.

Si bien no es lo mismo escribir una memoria, que la redacción de un email a un compañero de trabajo, un
mensaje con errores puede jugar en contra y habla mal de quien lo redacta, ya que quien lee y no
entiende lo que queremos decir, interpreta apurado y desinteresado el contenido, proyectando una imagen
negativa que es fácilmente evitable.

Recomendaciones para quienes tienen problemas con la ortografía:

Tómense todo el tiempo que necesite para escribir, piense qué decir, cómo hacerlo y relea lo escrito. Use
los correctores ortográficos automáticos, pregunten si tiene dudas y hágase amigo del diccionario.

Sea buen lector, ya que es más sencillo escribir correctamente si uno lee con continuidad y se familiariza con
las palabras.

Hagan de la escritura un hábito y mientras más lo haga, mejor lo va a hacer. Revise su CV, los emails que
envía y practique escribir al menos una carilla por día.

Ernesto Velarde, Country Manager de Trabajando.com Perú, señala que, “las posibilidades de encontrar un
mejor empleo, acrecientan en la medida que la redacción es buena, ojalá excelente, ya que esto refleja
estudio, preocupación y un interés por una buena comunicación. La ecuación es simple, mejor redacción +
mejor presentación = más posibilidades de un mejor trabajo”.
IMPORTANCIA DE LA ORTOGRAFÍA

Es común y a la vez es un error pensar que sólo los profesionales y en especial los
profesores deben tener una buena ortografía.

¿Para un médico no es importante escribir bien? Falso. Si no redacta bien una fórmula, con
fallos en los nombres de los medicamentos, puede propiciar algo fatal. Asimismo, imagínense a un
abogado con errores en la realización de documentos legales y así se pueden citar un sinfín de
situaciones dependiendo de lo que se estudie.

Peor aún es no darle su debida importancia a la ortografía a pesar de que, con la tecnología en
redes sociales y comunicaciones, a veces uno escribe más de lo que habla al comunicarse en la
vida diaria.

Es cierto, a veces la inmediatez te obliga a redactar un mensaje con tal prontitud que suprimes
letras o cometes errores intencionalmente a sabiendas que se va a entender.

Usar sólo la “q” en lugar del “que” o escribir con “k” palabras que comienzan con “c”es un error
tremendo que cada día los niños y jóvenes están cometiendo.
El famoso “ola k ase” es la frase que ejemplifica lo que no debe hacerse. Existe un afán por hacer
las cosas rápidas, pero la ortografía no permite errores porque

ORTOGRAFÍA: es el arte de escribir cada palabra como debe ser y


colocar cada letra en su sitio.

La norma ortográfica es el conjunto de reglas que buscan la escritura correcta de las palabras.
Decálogo para la
correcta escritura
Con este decálogo podrás repasar algunas normas:

1. Se escriben con mayúscula los nombres propios y la palabra después de punto.

2. Una oración se empieza con mayúscula, como muestra de que se inicia una idea, y se
termina con un punto, para indicar que se cierra la idea.

3. Se escriben con b las palabras con combinaciones bl, br, bs, bv.
Ejemplos: blasón, brinco, obstáculo, obvio.

4. Se escribe con b las terminaciones del pasado: aba, abas, aban, ábamos.
Ejemplos:cantaba, luchabas, saltaban, nadábamos.

5. Antes de p y b se escribe m, nunca n.


Ejemplos: siempre, embarcación.

6. Se escribe n antes de v.
Ejemplo: invernadero.

7. Se escriben con h todas las palabras que comienzan con las sílabas hie y hue.
Ejemplo: hierro, huevo.

8. Se escriben con ll todas las palabras terminadas en illo, illa.


Ejemplo: bocadillo, tortilla.

9. La r tiene el sonido suave r y el sonido fuerte rr. Si es la primera letra de una palabra,
nunca se escribe rr, pero sí se pronuncia el sonido fuerte.
Ejemplo: rábano, carro, tiranta.

10. La combinación nr no permite sino una r, aunque el sonido sea de la rr, fuerte.
Ejemplo: Enrique.