Está en la página 1de 14
ma ae eee eee eee ee ee — 22. LA CERAMICA PRECOLOMBINA el barro que los indios hicieron arte EMMA SANCHEZ MUnIARES PRIMERA EDICION MEXICO, 1989 rel BIBLIOTECA 1BEROAMERICANA ‘Ear: Cemhn SanchexRaipeez DircioreJextiva: Antonio Roche Direior de produclén: Jv Lsls Navarro Director de een itera Esigoe Posse Dinetor de eden grils: Pero Pus Jee ce fabrication: Pablo Marques qupo editor: Albano Hstnes, Hipdio Remondo, Katyna Heres, ‘Eton griices: Manvel Gorsaler, Jorge Montoro, Teresa Avellanosa Docume stacin ania: erande Muhoe Lis Polanco, Vitor Dias, Creina Segurs ‘roc cavtgrtfes:Diello Sdn Magueocin: Masel Franch, Ints Corba Produc: Antonio More Diet ve cubiere: Rodeo Turtgano ‘Avsor ito: Enao Argel (Coenen clenifen: Manual Lucena Ssimoral, Jost Manos! Rubio Resi, Juan VA Vale Angles Ants Primers ion Meso, 1989 Red Baio IBeroumeieana, S.A, (RED) Derecion de easton para Mico Red EaiorialIberoameieana, Miao, S.A, d¢C.V. (REL-MEXICO) Lago Mayor 16, Cok Anthute, Delegciba Miguel Hidalgo Cio Postal 1120, Mexio, DLE, ‘Miembro dei Cimara Nacional de a Indutia Eitri Regiaro Numero 178 Fotografias: AGE: $6, $1. AISA: 6,11, 12, 14,17 (up) 18,1, 22,23, 30,92, 36,41 (a), 44 48, Gn, 4 19,485,919 97, 104 at). aa 1, Wo Foto 13. Fis-Pres 10,12 Ine 1161173, Moro 38, Orvor i 57), 39 Ga). M.Vate 3,19, Va/Dc 13,23 3440-45, 93,95, 101 (sup.), 102, 103, 108, 119, 120-121, 122, 123. ‘ 2850. wap 9,790 ISHN mt 4729884 (Cotes de Lies Atma) ISBN: $4 207.29604 (ete wolumen de Edsones Anaya) ISBN: 968-16-128.8 (Coleen de REL-MEXICO) ISBN: 963-46-149-0 (te volumen de REL-MEXICO) (Queda probibda a reproduccibeo tranumisbn toto parcial del tex dela prevent ora bajo cu! (uira de st forse, electra 0 mecirice, i el eonsentiniento previo y por escito de edt. Impeesoen México Pratt ia Misa 5 E. Sincher: 10,17, 6.53, En nuestro mundo tradicional, de occidentales y europeos, cuando habla- mos de cerémica, instanténeamente tendemos a considerarla dentro de lo que vulgarmente conocemot corn Artes Menores 0 Artesanias, entendiendo siempre que hay otras Artes, més importantes, de mayor cango, que llamamos Mayores. Y pocas veces 110s detenemos a pensar que tiles denominaciones son hijas de una clasificacign de las arces que se inicia en el Renacimiento y cuaja en el siglo Xvill, y que obedece mas bien a razones de indole econémica y Social, pecliares de nuestra tambign pecullar sociedad occidental. Tal clasificae cién no es universal y se invalida cuando nos enfrentamos con el Arte, con maydscula, de otras culturas que no tienen nada que ver con nuestra vieja Europa, ‘En América, por ejemplo, las culturas y las artes se encaminaron por otros derroteros diferentes y alli muchos de sus pueblos hicieron de la cerdmica si no Ja nica, si al menos la més significada y destacada de sus manifestaciones anisticas, La,cerhmica no se limité asi a los sencillos recipientes para uso doméstico, sino que se plasm4 en magnificas piezas soberbiamente decoradas ue se utilizaban en el ajuar de los reyes o acompafiaban a los grandes sefiores Aivinizados a su ultima morada, ¥ en cerdmica se realizaron figuras, algunas tminiatnras de muy pocos centimetros y otras esculturas de més de 150, urnas faneraiias, adomos, instrumentos de todas clases, apoyanucas, taburetes, Y algunos puclosrelizaron y decoraron su cerdmica de fl manera que reflejaron en ella sy modo de vida y sus costumbres, Hasta tal punto, que es mucho més lo que de ellos conocemos a través de lo que ellos mismos nos narran, en una forma lena de expresividad y realismo, que lo que podemos llegar a desentrafiar a través de rigurosas y cientificas excavaciones arqueolé- gicas. ‘La cerémica, la arcilla modelada y cocida, es asi el reflejo de una realidad diferente, interesante e importante, porque es la realidad de otros pueblos, la mayorla. ya desaparecidos; pero que de alg:na manera,-y por st voluntad, viven todavia a través de elle. recolombina es buena De la fuerga expresivs y los valores plasticos de la cerirmi rma-Coague (Ecuador) maestra el vas anropomor{a perteneciente a la cultere reproducido en la pagina 2. 1. La ceramica, testimonio de culturas ya desaparecidas La cerdmica es la mejor herramien- ta de! arquedlogo. Esta afirmacién, escuchada repetidamente, continia siende cierta en la mayoria de las ocasiones en que se emprende el estt- lio de culturas ya extintas, Son los Hlamacios restos de cultura material los que, por sus caracteristicas, sobre- viven «i el riempoy ineluso indefinida- mente, ain muchos siglos después de quc sus realizadores hayant desaparc- eido le la faz. de la Tierra. Muchos rewwon de canieter onginico, como el hueso, la madera, el tejido 0 el cuero, desaparecen en ciertos ambientes sin dejar casi rastro, mientras que otros de cariicter inorgénico, como la pie- dra —o al menos ciertos tipos de clla—, son practicamente inalterables. La cerimica, 0 ef barre que, teas su model.ido y cocci6n, sufre una altera- cidn de cardeter fisi¢o-quimico que se vuelve irreversible y ademds tiene im- porcantes condiciones de perdurabili- dad, es uno de los restos materiales considerados como més significativos, La mmayorla de los pueblos de la antigidad americana que poseian ura agricola y sedentaria ma- rnufacturaron grandes cantidades de cerimica, en primera instancia. para ‘cubrir sus necesidades cotidianas, co- mo las de cocina, vajilla y almacena- miento, La ceramics es diira e imper- meable, aunque porosa, permite los rocesos mas diversos en relacién con FE Scsividad humana, pero & def su constante rotura hace que deba ser prodiucida continuamente, Los bast Feros arquculégicos suministean tone- Indas de stiestos» 0 fragmentos. de La elaboracién de la cerdmica exige un proceso previo de seleccion de la arcilla, lavado de impurezas, adicién de un’ material desengrasante 0 anti plistico para pzrmitir su modelado, tal como paja, arena, concha 0 cera mica molida y otros, secado al sol y coccién. No todos los pueblos utili zaron los mismos tipos de arcllas ni las mismas clases de desgrasantes, ni las cocieron de la misma manera, atin dentro del escaso margen de variedad gue permite el herno abierto, el unico conocido en la América indigena, Los acabados son también muy variados, y las superficies pintadas 0 engobadas Este jaguar colosal de cerdmica (pig. 6) procede de la ciudad de Monte Albin, en Oaxaca. De enorme resvidad y realisrio, corresponde a son momento de gusto por las forn:as monmentales dentro del desarrollo cultural de la ciudad. Maps ‘ireas culturales de Suramérica. Un dea cultural es una regiSn en la que se stent wa serie de cultunas con rasgos comunes. La cersmica, aunque mos rand sma gr eariedad de estlos, puede ser uno de esos rasgos.