Está en la página 1de 3

Artículo V.

- Del principio de sostenibilidad La gestión del ambiente y de sus componentes,


así como el ejercicio y la protección de los derechos que establece la presente Ley, se
sustentan en la integración equilibrada de los aspectos sociales, ambientales y económicos del
desarrollo nacional, así como en la satisfacción de las necesidades de las actuales y futuras
generaciones.

Artículo VI.- Del principio de prevención La gestión ambiental tiene como objetivos
prioritarios prevenir, vigilar y evitar la degradación ambiental. Cuando no sea posible eliminar
las causas que la generan, se adoptan las medidas de mitigación, recuperación, restauración o
eventual compensación, que correspondan.

Artículo VII.- Del principio precautorio Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la
falta de certeza absoluta no debe utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas
eficaces y eficientes para impedir la degradación del ambiente.(*) (*) De conformidad con el
Artículo 2 de la Ley N° 29050, publicada el 24 junio 2007, se adecúa el texto del presente
Artículo, y el de todo texto legal que se refiera al “criterio de precaución”, “criterio
precautorio” o “principio de precaución” a la definición del Principio Precautorio que se
establece en el artículo 5 de la Ley Nº 28245, modificado por el artículo 1 de la citada Ley.

Artículo VIII.- Del principio de internalización de costos Toda persona natural o jurídica,
pública o privada, debe asumir el costo de los riesgos o daños que genere sobre el ambiente. El
costo de las acciones de prevención, vigilancia, restauración, rehabilitación, reparación y la
eventual compensación, relacionadas con la protección del ambiente y de sus componentes de
los impactos negativos de las actividades humanas debe ser asumido por los causantes de
dichos impactos.

Artículo IX.- Del principio de responsabilidad ambiental El causante de la degradación del


ambiente y de sus componentes, sea una persona natural o jurídica, pública o privada, está
obligado a adoptar inexcusablemente las medidas para su restauración, rehabilitación o
reparación según corresponda o, cuando lo anterior no fuera posible, a compensar en
términos ambientales los daños generados, sin perjuicio de otras responsabilidades
administrativas, civiles o penales a que hubiera lugar. CONCORDANCIAS: Ley Nº 29325, Art. 23,
núm. 23.1 (Ley del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental)

Artículo X.- Del principio de equidad El diseño y la aplicación de las políticas públicas
ambientales deben contribuir a erradicar la pobreza y reducir las inequidades sociales y
económicas existentes; y al desarrollo económico sostenible de las poblaciones menos
favorecidas. En tal sentido, el Estado podrá adoptar, entre otras, políticas o programas de
acciones afirmativas, entendidas como el conjunto coherente de medidas de carácter
temporal dirigidas a corregir la situación de los miembros del grupo al que están destinadas,
en un aspecto o varios de su vida social o económica, a fin de alcanzar la equidad efectiva.

Artículo XI.- Del principio de gobernanza ambiental El diseño y aplicación de las políticas
públicas ambientales se rigen por el principio de gobernanza ambiental, que conduce a la
armonización de las políticas, instituciones, normas, procedimientos, herramientas e
información de manera tal que sea posible la participación efectiva e integrada de los actores
públicos y privados, en la toma de decisiones, manejo de conflictos y construcción de
consensos, sobre la base de responsabilidades claramente definidas, seguridad jurídica y
transparencia.
OEFA:
Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) es un organismo público,
técnico especializado, adscrito al Ministerio del Ambiente de Perú encargado de la
fiscalización ambiental en todo el territorio peruano.1 El OEFA ejerce dos clases de
funciones: como entidad de fiscalización ambiental, ejerce funciones de supervisión
ambiental directa, fiscalizadora y sancionadora, y como ente rector del Sistema Nacional
de Evaluación y Fiscalización Ambiental (SINEFA) ejerce funciones normativa y de
fiscalización a las entidades de fiscalización ambiental nacionales, regionales o locales.2

Funciones[editar]
Función evaluadora
Consiste en la realización de actividades de vigilancia y monitoreo de la calidad del
ambiente y del estado de conservación de los recursos naturales, con la finalidad de
asegurar el cumplimiento de las normas ambientales. A través de la función evaluadora se
brinda soporte para las acciones de supervisión, fiscalización y sanción ambiental, en tanto
permite conocer el nivel de la afectación ambiental que pueda ser atribuida a un potencial
responsable. En el OEFA, esta función es ejercida por la Dirección de Evaluación.
Función supervisora
Esta función comprende:

1. Supervisión directa.- Esta función supervisora puede ser realizada a través de


supervisiones de campo (visitas) y también mediante supervisiones documentales,
en base al análisis de la información con la que cuente la autoridad fiscalizadora.
Como resultado de las supervisiones se obtienen las pruebas requeridas para
sustentar, de ser el caso, la existencia de infracciones administrativas ante la
autoridad a cargo de los procedimientos administrativos sancionadores. En el
OEFA, esta función es ejercida por la Dirección de Supervisión.
2. Supervisión a Entidades de Fiscalización Ambiental a cargo del OEFA.- A
través de la función de supervisión, el OEFA realiza acciones de seguimiento y
verificación para asegurar el cumplimiento de las obligaciones ambientales de las
actividades que fiscalizan las EFA.
Función de fiscalización y sanción
A través de la función de fiscalización y sanción, el OEFA investiga las posibles
infracciones administrativas e impone sanciones y medidas administrativas por el
incumplimiento de obligaciones ambientales. Para tales efectos, se cuenta con normas que
regulan el procedimiento administrativo sancionador3 con la finalidad de brindarle al
potencial infractor la posibilidad de ejercer debidamente su derecho de defensa y asegurar
el debido procedimiento. En el OEFA, esta función es ejercida por la Dirección de
Fiscalización, Sanción y Aplicación de Incentivos.

Actividades fiscalizadas por el OEFA[editar]


Sector minería: El OEFA fiscaliza a la mediana y gran minería en exploración,
explotación, transporte, labor general, beneficio y almacenamiento de concentrados.
Sector energía: El OEFA fiscaliza al subsector hidrocarburos en lo referido a la
exploración, explotación, transporte, refinación, almacenamiento, distribución y
comercialización y al subsector electricidad lo relacionado a la generación, transmisión y
distribución.
Sector pesquería: El OEFA fiscaliza la acuicultura de mayor escala y procesamiento
industrial pesquero.
Sector industria: El OEFA es competente para fiscalizar a las actividades manufactureras
de cerveza, papel, cemento, curtiembre, fabricación de artículos de hormigón, cemento y
yeso, industrias básicas de hierro y acero; fundición de hierro y acero; y, fundición de
metales no ferrosos, actividades de biocombustible (biodiesel 100 y alcohol carburante) y
petroquímica intermedia y final y destilación, rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas;
producción de alcohol etílico a partir de sustancias fermentadas; elaboración de vinos; y,
elaboración de bebidas no alcohólicas, producción de aguas minerales.