Está en la página 1de 4

Pie de Página Nro 1 Universidad de Lima

Selección peruana, 1970 Visitar la página para revisar el autor [Dominio Público], via WikimediaCommons
La formación de izquierda
a derecha:
Parados: Eloy Campos,
Roberto Chale, Héctor
Chumpitaz, Luis Rubiños,
Rafael Risco y Orlando

DE MÉXICO 70 A MÉXICO 86:


La Torre.
Hincados: José del Castillo,
Hugo Sotil, Pedro “Perico”
León, Teófilo Cubillas y
Alberto Gallardo.

génesis de la generación más


brillante del fútbol peruano
Escrito por Juan Luis Orrego Penagos*

L os futbolistas que le die-


ron al Perú sus mayores
triunfos deportivos nacieron
entre 1975 y 1978, fue conside-
rada la tercera de Sudamérica,
luego de Brasil y Argentina.
Entendemos que este mo-
mento no se debió a un traba-
jo planificado o a una buena
entre 1940 y 1960. Fueron los Los resultados también se re- gestión dirigencial (habría que
que alcanzaron la clasificación flejaron a nivel de clubes. Entre ser muy ingenuo para sostener
a los mundiales de México 1967 y 1975, Universitario de aquello). Sin embargo, pensa-
(1970), Argentina (1978) y Es- Deportes disputó cuatro semi- mos que ocurrieron algunos
paña (1982); los que conquista- finales en la Copa Libertadores, “procesos” a nivel nacional que
ron una Copa América (1975); y obtuvo el subcampeonato de podrían explicar que esta gene-
y los que estuvieron muy cerca dicho torneo en 1972. En ese ración talentosa tampoco fue
de acudir a las citas mundialis- lapso, el equipo crema estuvo tan “espontánea”, como podría
tas de Alemania (1974) y Méxi- entre los cinco mejores del con- asumirse.
co (1986). La selección peruana, tinente.

16
hechos al tiempo
De México 70 a México 86: génesis de la generación más brillante del fútbol peruano

Por https://www.flickr.com/photos/127906254@N06/ [Dominio Público], via Wikimedia Commons Lima, February 1954
En esta foto tomada en la
cubierta de vuelo están (de
izquierda a derecha), primera
fila: almirante M. Saldias,
ministro naval del Perú;
General Odría; capitán J.S.
Estos futbolistas procedían nal era, geográficamente, una anual, tendencia que se mantu- Thatch, comandante del
transportista; El teniente A. M.
de familias de obreros, traba- selección de Lima y la Costa, vo hasta la década siguiente. Martinas, uno de la marina
peruana, y el comandante
jadores de haciendas y de una es decir, de la zona económica- D.M. Minner, oficial ejecutivo
del transportista de la Marina
pequeña clase media, recepto- mente más afectada por la mo- Esta base política y material de los EE. UU.

ras de una política de cobertura dernidad capitalista, con ciuda- permitió esbozar la idea de
social impulsada por el Estado des en crecimiento, migración un Estado que debía buscar el
(vivienda, salud y educación), interna, puertos exportadores bienestar de la sociedad, con
que si bien puso sus primeras y haciendas “industrializadas”; especial atención a las nece-
bases en los años veinte, con articulada por la nueva Carre- sidades de la clase media y la
Leguía, cobró fuerza a partir de tera Panamericana y conectada masa trabajadora. Este asis-
la segunda mitad de la década por las emisiones de la radio. tencialismo se fue articulando
de treinta, y vivió sus mejores bajo los gobiernos del general
años hasta finales de los años ¿Cuál fue el panorama nacio- Benavides (1933-39) y de Pra-
sesenta, cuando el Perú con- nal? De 1939 a 1962, el país do (1939-45), asediados tam-
quistó, por derecho propio, un solo tuvo cuatro gobiernos: bién por la amenaza “comunis-
lugar en el Mundial de México tres “civiles” (Prado, en dos ta” del APRA, lo que hacía más
70. oportunidades, y Bustamante) imperativo incorporar las de-
y una dictadura militar (Odría). mandas populares a la política
Todos recibieron educación A esta estabilidad política, se estatal. Luego, bajo el contexto
escolar (en colegios públicos) sumó la consolidación de una de la Guerra Fría (la lucha in-
y al menos tres llegaron a las economía “emergente”, gracias ternacional contra el comunis-
aulas universitarias. El 80 % al auge exportador y al dina- mo, alentada por los Estados
nació en Lima, el Callao y la mismo de un mercado interno Unidos), la dictadura de Odría
costa central (cuatro nacieron activado por una naciente bur- (1948-56) expandió la infraes-
en la costa norte, dos en Mo- guesía empresarial: entre 1951 tructura y financió su populis-
llendo, uno en Camaná y otro y 1960, el PBI nacional creció mo asistencialista. Con algunos
en Huánuco). El equipo nacio- a una tasa promedio de 5.5 % matices, el segundo gobierno

17
Pie de Página Nro 1 Universidad de Lima

de Prado (1956-62) continuó y la multiplicación de restau- ro que no, pero sin duda hubo
con esta política. La presencia y rantes populares. Muchas ha- algunos progresos, como la
el rol activo del Estado fue cla- ciendas, por su lado, también construcción de instalaciones
ve en este proceso, así como el construyeron sus comedores e deportivas en colegios, conjun-
apoyo norteamericano. implementaron las “tres comi- tos de viviendas y haciendas
das diarias” para los trabajado- (particularmente notable fue la
El país fue testigo de un sal- res y sus familias. Por último, el infraestructura deportiva en las
to cualitativo en la cobertura sector Salud batalló para que el GUE y las unidades vecinales).
social, con fuerte inversión pú- área mínima de cultivos de ali- Asimismo, la obligatoriedad
blica. Respecto a la vivienda, mentos en la Costa no esté por del curso de Educación Física:
primero nacieron los barrios debajo del 40 %. en 1932, se creó el Instituto
obreros en Lima y el Callao, Nacional de Educación Física,
con Leguía y Benavides, a los A lo anterior se sumó el enor- que terminó incorporado a la
que se sumaron las viviendas o me esfuerzo por ampliar la co- Facultad de Educación de la
ranchos para los trabajadores bertura educativa y combatir el Universidad de San Marcos en
en las haciendas de la Costa; analfabetismo, en que fueron 1946.
esto último gracias a la inicia- claves la creación del Minis-
tiva privada. Luego se fundaría terio de Educación (1935), las En cuanto al balompié, desta-
la Corporación Nacional de cifras que arrojó el censo de camos la construcción de esta-
Vivienda (1946), que diseñó la 1940 y la apertura de institu- dios para la práctica reglamen-
construcción de las unidades tos pedagógicos. Se decretó taria del fútbol. Hasta 1940,
vecinales y los “agrupamien- la gratuidad de la enseñanza Lima solo contaba con dos es-
tos”, destinados a trabajadores (1940) y se expandió el presu- tadios: el del Circolo Sportivo
y empleados. Su época dorada puesto en Educación, que en Italiano (1922) y el viejo Esta-
fueron los años cincuenta, bajo los años cincuenta bordeó el do Nacional de madera (1924);
la dictadura del general Odría. 5 % del PBI. La dictadura de a estos se sumaba el Telmo
Se calcula que unas 300 mil fa- Odría aprobó el Plan Nacional Carbajo del Callao (1927). Lue-
milias se beneficiaron de este de la Educación por el que se go, el club Universitario logró
esfuerzo constructor, hasta ini- crearon las grandes unidades que el Estado le concediera un
cios de la década de 1960. escolares (GUE) para hombres terreno de 26 mil metros cua-
o mujeres que comprendían los drados en Breña para la cons-
Asimismo, con la creación del últimos dos años de primaria y trucción de su estadio (1944);
Ministerio de Salud (1935) se la secundaria común y técnica. Alianza Lima, por su lado, con-
terminó de articular una po- Con asesoría norteamericana siguió que le donasen 38 mil
lítica de saneamiento urbano y el apoyo de la UNESCO, se metros cuadrados en el barrio
(obras de agua y desagüe) e im- construyeron y pusieron en de Matute para su recinto de-
plementación de postas médi- funcionamiento 23 GUE (9 en portivo (1951). Si el estadio de
cas y hospitales a nivel nacional. Lima y 14 en doce capitales la “U” quedó inaugurado en
Se extendieron las campañas de departamentales). Hacia 1960, 1946, el de Alianza Lima tuvo
vacunación y lucha contra en- un millón de alumnos, a cargo que esperar hasta 1974. Dos hi-
fermedades endémicas, y se fue de 20 mil maestros y maestras, tos importantes fueron la inau-
reduciendo la tasa de mortan- estaban matriculados en escue- guración del estadio de la Uni-
dad infantil. Cabe destacar la las o colegios públicos. El resto, versidad de San Marcos (1951)
creación del Instituto Nacional unos 200 mil, cumplían su es- y la remodelación del Estadio
de Nutrición (1944), adscrito al colaridad en centros privados, Nacional (1953).
Ministerio de Salud, que tra- incluidas las escuelas elementa-
bajó bajo la asesoría de la Uni- les que muchas haciendas cos- Algunas capitales del interior
versidad de Harvard y el apoyo teñas implementaron para los también vieron nacer sus pri-
de la FAO. Fue la época de un hijos de sus trabajadores. meros estadios: José Picasso
proceso de “transición nutricio- Peratta (Ica, 1936), Mariano
nal” en el país, con la difusión Sabemos que el deporte es Melgar (Arequipa, 1940), Hé-
de cartillas o tablas de composi- complemento para la salud y roes de San Ramón (Cajamarca,
ción de alimentos, la formación la educación. ¿Hubo política 1942), Max Augustín (Iquitos,
de profesionales nutricionistas deportiva en estos años? Cla- 1942), Rosas Pampa (Huaraz,

18
hechos al tiempo
De México 70 a México 86: génesis de la generación más brillante del fútbol peruano

1945), Mansiche (Trujillo, años cuarenta, sabemos, ter- garca y que cumplió su ciclo
1946), Garcilaso de la Vega minó dividiendo al país en cuando vino el golpe de Estado
(Cusco, 1950), Modelo (Tac- dos: una Costa “moderna” y de 1968.
na, 1954), Miguel Grau (Piu- capitalista y una Sierra atra-
ra 1958), Torres Belón (Puno, sada y pobre, anclada en el Que este ensayo sirva de re-
1960) y IV Centenario (Huan- gamonalismo andino. El fút- cuerdo a una generación de
cayo, 1962), entre otros. No bol también era consecuen- futbolistas que, simbólicamen-
hace falta insistir, por último, cia de esa fractura económi- te, “nació y murió” en canchas
que también se multiplicaron ca y cultural. Hasta 1965, solo bonaerenses, pues su arco tem-
las canchas de fútbol y fulbito los equipos de Lima y el Cal- poral va desde el mítico empate
en barrios, clubes privados, co- lao disputaban el torneo “na- con Argentina en el estadio La
legios y haciendas. Esto permi- cional”, que fue aficionado de Bombonera de Boca Juniors,
tió, entre otros fenómenos, los 1928 a 1940, semiprofesional que nos llevó a México 70 (31
célebres campeonatos interes- de 1941 a 1950 y profesional de agosto de 1969), hasta el
colares, que muchos aficiona- a partir de 1951. Los equipos otro empate, esta vez trágico,
dos aún recuerdan, y de donde provincianos recién fueron in- contra la albiceleste de Ma-
emergieron tantos jugadores corporados cuando se inauguró radona, en la cancha de River
que fueron captados por clubes el campeonato Descentralizado Plate (30 de junio de 1985),
profesionales. en 1966. Los futbolistas de esta cuando nuestro seleccionado
generación dorada surgieron estuvo a un minuto de clasificar
La transformación acele- de ese Perú que se pretendía al segundo Mundial que orga-
rada del Perú a partir de los “moderno”, pero era aún oli- nizó el país de los aztecas.

Como referencia para nuestro ensayo, hemos elaborado una lista de los que, a nuestro criterio, fueron los
cincuenta futbolistas que protagonizaron el mejor momento de la historia del fútbol peruano:

José Fernández (Cañete, 1939) Percy Rojas (Lima, 1949)


Luis Rubiños (Trujillo, 1940) Alfredo Quesada (Talara, 1949)
Alberto Gallardo (Chincha, 1940) Rodulfo Manzo (Cañete, 1949)
Nicolás Fuentes (Mollendo, 1941) Julio Baylón (Nazca, 1950)
Luis Cruzado (Lima, 1941) Juan Carlos Oblitas (Mollendo, 1951)
Eloy Campos (Ica, 1942) Salvador Salguero (Lima, 1951)
Julio Meléndez (Lima, 1942) José Velásquez (Lima, 1952)
Pedro Pablo ‘‘Perico’’ León (Lima, 1943) César Cueto (Lima, 1952)
Orlando La Torre (Trujillo, 1943) Rubén Toribio Díaz (Lima, 1952)
Héctor Chumpitaz (Cañete, 1944) Eusebio Acasuzo (Lima, 1952)
Ottorino Sartor (Chancay, 1945) Gerónimo Barbadillo (Lima, 1954)
Fernando Cuéllar (Moquegua, 1945) Guillermo La Rosa (Lima, 1954)
Enrique Casaretto (Chiclayo, 1945) Germán Leguía (Lima, 1954)
Roberto Chale (Lima, 1946) Juan José Oré (Lima, 1954)
Ramón Mifflin (Lima, 1947) José González Ganoza (Lima, 1954)
Luis La Fuente (Callao, 1947) Jaime Duarte (Lima, 1955)
Oswaldo Ramírez (Lima, 1947) Roberto Rojas (Lima, 1955)
Pedro Ruíz (Huaral, 1947) Jorge Olaechea (Lima, 1956)
Héctor Bailetti (Chincha, 1947) Raúl Gorriti (Camaná, 1956)
Juan José Muñante (Pisco, 1948) Ernesto Labarthe (1956)
Eladio Reyes (Chincha, 1948) Roberto Mosquera (Lima, 1956)
Eleazar Soria (Lima, 1948) Eduardo Malásquez (Lima, 1957)
José Navarro (Lima, 1948) Julio César Uribe (Lima, 1958)
Teófilo Cubillas (Lima, 1949) Luis Reyna (Huánuco, 1959)
Hugo Sotil (Ica, 1949) Franco Navarro (Lima, 1961)

*Es profesor de Globalización y Realidad Nacional, y de Procesos Sociales y Políticos en el Programa de Estudios Generales.
19