Está en la página 1de 2

La escuela y el proceso espiralado de conservar y transformar

La Historia de la Escuela atravesada por escenarios sociales políticos económicos y


culturales constituye un proceso dialéctico entre conservar y transformar Existe una
tensión entre el silencio enajenante y la acción transformadora. El poder hegemónico
sostiene burocracia, disciplina y enajenación mientras diversos sectores y actores de la
red social escolar se instalan en la pedagogía de la pregunta y la esperanza.

Revertir El contexto neoliberal: la escuela como gasto

El modelo neoliberal Argentino interpela el ideario de igualdad de oportunidades e


intenta redefinir el rol de la Escuela Pública.

El gobierno del libre mercado y la ausencia del Estado la transforman en variable de


ajuste .La Escuela representa un gasto factible de recortes, los docentes serían los
prestadores de servicios, los directores el estamento gerencial, la comunidad educativa la
clientela, los alumnos los consumidores ,

La escuela no debe ser un servicio sujeto a las leyes del mercado porque garantiza el

Derecho Universal a la Educación. Allí se enseña, se aprende y se interpela al poder


hegemónico

Revisar y transformar el interior de la escuela donde docentes y alumnos sostienen


una estructura burocrática, maquinaria organizada con jerarquías piramidales de control,
tiempos y espacios rígidamente establecidos, roles y reglamentos que prescriben sus
funciones. Busca la reproducción de un modelo social donde la infancia deviene en
alumnado y el maestro en una pieza más, acrítica y despersonalizada.

Todo se torna homogéneo y sin respeto por la diversidad humana. El disciplinamiento


lleva a cuerpos y mentes a cumplir, incluso con aquello que nadie pidió, pero “debe
realizarse “.

Las estrategias de control se observan en discursos que se establecen como verdades


absolutas .Es así que los docentes han incorporado, miradas de la realidad y lenguajes
estigmatizantes para dirigirse a esos niños y significar sus actos u omisiones. Por ello en
las escuelas se actúa, muchas veces, en respuesta a procesos de de- subjetivación que
hacen referencia a «una posición de impotencia, a la percepción de no poder hacer nada
diferente de lo que se presenta» (S. Duschatzky y C. Corea -2002/2004)
Desnaturalizar el pensamiento único requiere docentes que se asuman como sujetos
políticos con mirada crítica hacia lo cotidiano para construir nuevas configuraciones
educativas.

Conservar la escuela pública, democrática y popular

La Escuela constituye un bastión con carácter público de acceso para todxs.

Pero no se trata solo de acceder, permanecer y egresar .Existe allí un sentido


democrático, que debe conservarse , construirse y recrearse para distribuir saberes ,
construir conocimientos ,desarrollar prácticas de ciudadanía y garantizar Derechos
inalienables de las Infancias y adolescencias

En las escuelas se defiende el sentido de Educación Popular ya que desde allí se trabaja
para la construcción del Proyecto Nacional que recupera la historia, la memoria y se
proyecta justicia social y soberanía popular.

Es una institución irreemplazable .Tiene en su entramado una Capacidad instituyente que


la hace resiliente a toda crisis.

Silvana Yanz

También podría gustarte