Está en la página 1de 5

TIPO PENAL DEL DELITO DE COHECHO ACTIVO ESPECÍFICO:

El delito de cohecho activo específico se encuentra ubicado en el Título XVIII –


Delitos contra la Administración Pública, capítulo II – Delitos cometidos por
funcionarios públicos, Sección IV Corrupción de Funcionarios artículo 398° del
Código Penal. Por lo que debemos entender que lo que buscó el legislador al
incorporar este tipo penal era la protección de la correcta administración de justicia.

REGULACIÓN LEGAL DEL TIPO PENAL DE COHECHO ACTIVO ESPECÍFICO:

 PRIMERA TIPIFICACIÓN:
La Ley N° 26572 publicado el 05 de enero de 1996, la tercera dispositiva
modificatoria introdujo la figura del tipo penal de cohecho activo específico,
de la siguiente manera:

“El que hace donativos, promesas o cualquier otra, ventaja a un Juez,


Árbitro, Fiscal o Miembro de Tribunal Administrativo o de cualquier
otro análogo, con el objeto de influir en la decisión de un proceso
pendiente de fallo, será reprimido con pena privativa de libertad no
menor de tres ni mayor de ocho años.
Cuando el donativo, la promesa o cualquier otra ventaja se hace un
testigo, perito, traductor o intérprete, la pena será no menor de dos ni
mayor de cuatro años.”

 SEGUNDA TIPIFICACIÓN:
Posteriormente, mediante el artículo 1 de la Ley N° 26643, publicada el 26
de junio de 1996, se modificó el artículo de la siguiente manera:

“El que hace donativos, promesas o cualquier otra, ventaja a un Juez,


Fiscal o Miembro de Tribunal Administrativo o de cualquier otro
análogo, con el objeto de influir en la decisión de un proceso pendiente
de fallo, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres
ni mayor de ocho años. Cuando el donativo, la promesa o cualquier
otra ventaja se hace un testigo, perito, traductor o intérprete, la pena
será no menor de dos ni mayor de cuatro años.”

 TERCERA MODIFICACIÓN:
Mediante Ley N° 28355 en su artículo 1° publicado el 06 de octubre del 2004,
reguló la corrupción activa de la siguiente manera:

“El que hace donativo, promesa o cualquier otra, ventaja a un


Magistrado, Árbitro, Fiscal, Miembro de Tribunal Administrativo o de
cualquier otro análogo, con el objeto de influir en la decisión de un
proceso pendiente de fallo, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de tres ni mayor de ocho años. Cuando el donativo,
la promesa o cualquier otra ventaja se hace un testigo, perito, traductor
o intérprete, la pena será no menor de dos ni mayor de cuatro años.”

 CUARTA MODIFICACIÓN:
Modificado por el artículo único de la Ley N° 30111, publicado el 26 de
noviembre del 2013, cuyo texto es el siguiente:

“El que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete donativo,


ventaja o beneficio a un Magistrado, Fiscal, Perito, Árbitro, Miembro
de Tribunal administrativo o análogo con el objeto de influir en la
decisión de un asunto sometido a su conocimiento o competencia,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni
mayor de ocho años e inhabilitación accesoria conforme a los incisos
2, 3 y 4 del artículo 36 del Código Penal y con trescientos sesenta y
cinco a setecientos treinta días-multa.
Cuando el donativo, promesa, ventaja o beneficio se ofrece o entrega
a un secretario, relator, especialista, auxiliar jurisdiccional, testigo,
traductor o intérprete o análogo, la pena privativa de libertad será no
menor de cuatro ni mayor de ocho años e inhabilitación accesoria
conforme a los incisos 2, 3 y 4 del artículo 36 del Código Penal y con
trescientos sesenta y cinco a setecientos treinta días-multa.
Si el que ofrece, da o corrompe es abogado o forma parte de un
estudio de abogados, la pena privativa de libertad será no menor de
cinco ni mayor de ocho años e inhabilitación accesoria conforme a los
incisos 1, 2, 3 y 8 del Código Penal y con trescientos sesenta y cinco
a setecientos treinta días-multa.”

 QUINTA MODIFICACIÓN:
Modificado por el artículo 2 del Decreto Legislativo N° 1243, publicado el 22
de octubre del 2016, cuyo texto es el siguiente:

“El que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete donativo,


ventaja o beneficio a un Magistrado, Fiscal, Perito, Árbitro, Miembro
de Tribunal administrativo o análogo con el objeto de influir en la
decisión de un asunto sometido a su conocimiento o competencia,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni
mayor de ocho años; inhabilitación, según corresponda, conforme a
los incisos 1, 2 y 8 del artículo 36; y, con trescientos sesenta y cinco a
setecientos treinta días-multa.
Cuando el donativo, promesa, ventaja o beneficio se ofrece o entrega
a un secretario, relator, especialista, auxiliar jurisdiccional, testigo,
traductor o intérprete o análogo, la pena privativa de libertad será no
menor de cuatro ni mayor de ocho años; inhabilitación, según
corresponda, conforme a los incisos 1, 2, 3 y 4 del artículo 36; y, con
trescientos sesenta y cinco a setecientos treinta días-multa.
Si el que ofrece, da o corrompe es abogado o forma parte de un
estudio de abogados, la pena privativa de libertad será no menor de
cinco ni mayor de ocho años; inhabilitación, según corresponda,
conforme a los incisos 2, 3, 4 y 8 del artículo 36; y, con trescientos
sesenta y cinco a setecientos treinta días-multa.”

 TIPO PENAL VIGENTE:


De conformidad con el acápite VI del Literal b) del artículo 11 del Decreto
Legislativo N° 1264, publicado el 11 de diciembre del 2016, se dispone que
no podrán acogerse al Régimen temporal y sustitutorio del impuesto a la
renta, los delitos previstos en el presente artículo; disposición que entró en
vigencia a partir del 1 de enero del 2017.

“El que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete donativo, ventaja o


beneficio a un Magistrado, Fiscal, Perito, Árbitro, Miembro de Tribunal
Administrativo o análogo con el objeto de influir en la decisión de un asunto
sometido a su conocimiento o competencia, será reprimido con pena privativa
de libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años e inhabilitación
accesoria conforme a los incisos 2, 3, y 4 del artículo 36 del Código Penal.
Cuando el donativo, promesa, ventaja o beneficio se ofrece o entrega a un
secretario, relator, especialista, auxiliar jurisdiccional, testigo, traductor o
intérprete o análogo, la pena privativa de libertad será no menor de cuatro ni
mayor de ocho años e inhabilitación accesoria conforme a los incisos 2, 3 y
4 del artículo 36 del Código Penal.
Si el que ofrece, da o corrompe es abogado o forma parte de un estudio de
abogados, la pena privativa de libertad será no menor de cinco ni mayor de
ocho años e inhabilitación accesoria conforme a los incisos 1, 2, 3 y 8 del
Código Penal y con ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días-multa”

TIPICIDAD OBJETIVA:

Los supuestos punibles que tipifica el artículo 398° del Código Penal reciben en
conjunto el rótulo genérico de "cohecho activo específico" debido a que el
destinatario del actuar del agente no es solamente una persona que tiene la
condición de funcionario o servidor público sino además, se exige que reúna la
calidad o cualidad indicada en el propio tipo penal (magistrado, fiscal, perito, árbitro,
miembro del Tribunal Administrativo, secretario, relator, especialista, auxiliar
jurisdiccional, testigo, traductor o intérprete).

De la lectura del tipo penal se evidencia que se trata de una agravante de los
supuestos previstos en el artículo 397° del Código Penal, pues el agente es
merecedor de mayor pena si su conducta está destinada a buscar que el sujeto
público especial decida a su favor o de acuerdo con un interés determinado a un
pleito pendiente sometido a su conocimiento o competencia.
De igual modo se advierte que tiene características similares a los supuestos
delictivos tipificados en el artículo 395°, sin embargo como sostiene Rojas Vargas
de modo alguno se puede señalar indiscriminadamente que constituya la versión
activa del cohecho pasivo, pues hay marcadas diferencias más allá de lo pasivo o
activo de los comportamientos. En efecto, si bien se focaliza el énfasis de la
relevancia penal en los agentes que corrompen a los sujetos públicos especiales, y
se emplean los mismos medios corruptores, el elemento subjetivo es diverso en
calidad e intensidad, e igualmente diferente es el componente finalístico y la
penalidad.

NATURALEZA JURÍDICA DEL DELITOS DE COHECHO ESPECIAL

DELITO
BILATERAL

NATURALEZA DELITO
JURÍDICA UNILATERAL

DELITO DE MERA
ACTIVIDAD

El delito de cohecho activo específico es un:

 DELITO BILATERAL: Para su consumación se exige la concurrencia de por


lo menos dos sujetos activos (corrupción activa y corrupción pasiva). El
cohecho es un delito contra la administración pública que constituye un acto
bilateral que ataca a la rectitud y buen proceder propios del funcionario o
servidor público en el cumplimiento de sus funciones, corrompiéndole a base
de dinero, dádiva o promesa, para obtener el cohechador un beneficio justo
o injusto a través de la acción u omisión de dicho funcionario. "La palabra
cohecho, viene de la voz castellana "conhecho" como referencia a una acción
simultánea o ejecutada entre dos personas y para unos terceros, de la voz
latina "confecto" que quiere decir preparado, arreglado."
 DELITO UNILATERAL: No es necesaria una concertación o acuerdo
corruptor, basta la unilateralidad de iniciativa o proposición para la
configuración punible del tipo.
El Código Penal peruano asume una posición ecléctica, que recoge la acción
u omisión de bilateralidad y unilateralidad al mismo tiempo de estas
conductas reprochables, no siendo necesariamente exigible un pacto de dos
sujetos para que se configure el tipo, basta la acción unilateral de simple
solicitud por parte del funcionario o servidor público sin aceptación del
particular, o del particular que trata de corromper con dádivas, promesa o
cualquier otro tipo de ventaja.
La naturaleza unilateral del delito de cohecho se podría consumar con la
mera solicitud por parte del funcionario. El cohecho como unilateral o de
culpabilidad individual, distinguiendo claramente la situación jurídica del
cohechante como cohecho activo independiente y la del cohechado como
cohecho pasivo autónomo.

 DELITO DE MERA ACTIVIDAD: El delito se consuma con el solo hecho de


solicitar, aunque el destinatario no acceda a su demanda, y, también, con
aceptar el ofrecimiento o promesa aunque no llegue a concretarse. Por ello,
este delito llega a ser un delito de mera actividad, lo que hace imposible la
tentativa.