Está en la página 1de 4

 La Razón (Edición Impresa) / Reymi Ferreira *

 00:47 / 07 de abril de 2017

 CANCHAS BLANCAS

‘Canchas Blancas’, el heroísmo traicionado


El diario se refiere a la Quinta División, que derrotó a las fuerzas chilenas en Canchas
Blancas

Recientemente se publicó el diario del coronel Ezequiel Apodaca, segundo al mando de la


unidad dirigida por el coronel Lino Morales que derrotó a las fuerzas chilenas en Canchas
Blancas. El diario, que permaneció oculto durante décadas, describe el comportamiento
de la Quinta División al mando del general Narciso Campero, quien, estacionado en
Cotagaita, lejos de contribuir al esfuerzo bélico en la línea de combate se dedicó a
conspirar contra el presidente Hilarión Daza, para avanzar después hacia Oruro y
derrocar al Gobierno.

En su diario, Apodaca describe las intrigas de Aniceto Arce, quien junto a personeros de
la mina Huanchaca (cuyo principal accionista era el chileno Melchor Concha y Toro)
visitan a Campero, quien encabeza la conspiración desde la retaguardia. Pese a la actitud
traidora de Campero, una de sus unidades, compuesta principalmente por chapacos, y
con el apoyo de indígenas de la zona, se enfrentarán contra una poderosa columna
chilena cerca de Canchas Blancas el 12 de noviembre de 1879, logrando la victoria más
importante de Bolivia en esta guerra, causando 330 muertos a los enemigos. Campero,
que desconocía esta heroica acción, recibió fríamente a los victoriosos jefes bolivianos y
se encargaría de ocultar la documentación sobre la batalla, casi desconocida hasta no
hace mucho. Similar actitud se asumió con la batalla de Tambillo, acaecida pocos días
después, en la cual una fracción al mando del coronel Rufino Carrasco proporcionó otra
derrota al invasor.

Después de la batalla de Canchas Blancas, el coronel Villarpando, del regimiento


Ayacucho (bajo el mando del coronel Morales), arenga a los soldados: “Soldaditos (...)
queridos hijos míos, ustedes han salvado a Potosí (se baja de la altura en la que estaba y
se sienta a llorar de forma que hace llorar a todos)... lloro de emoción, porque hemos
ganado, hemos defendido la patria, desde aquí, abandonados por ese cuchi de Campero”
(Memoria del Coronel Ezequiel Apodaca: Potosí, Cotagaita, Camino a Canchas Blancas,
1879, 1880. Edición del Ministerio de Defensa, La Paz, 2017. pg 44). El material incautado
y los relatos de los prisioneros —tal como se describe en el diario— prueban la intención
de las fuerzas chilenas de llegar más allá de Potosí, e incluso generar tensiones entre
Paraguay y Argentina, por lo que no resulta extraño que Chile no iniciara consejo de
guerra alguno contra sus oficiales derrotados, y que con la complicidad de sus agentes y
la gran minería, interesada en un arreglo rápido con Chile para poder exportar el mineral
acumulado, casi toda la documentación de la batalla desapareciera, al extremo de que en
páginas de la historia esta batalla no existe, o que en otros relatos, como en Wikipedia, se
afirme que se trata de un “mito”.

La acción de los quintacolumnistas en relación con Chile empezó antes de 1879. El


Mariscal Andrés de Santa Cruz, derrotado en 1839 por el general chileno Bulnes en
Yungay, fue combatido por su propio vicepresidente, José María Velasco, quien felicitó a
los chilenos por haber derrotado al Mariscal de Zepita. El posterior destierro en Chile
durante tres años de Santa Cruz gozó del apoyo del Gobierno boliviano. Agustín Morales,
quien intentó comprar armamento en previsión a la amenaza chilena, fue frenado por el
Congreso, dominado en aquel entonces por agentes de la gran minería, Congreso
apátrida que también liberó del pago de impuestos a la empresa minera Arteche. En 1904
los quintacolumnistas que entregaron el Litoral a cambio de ferrocarriles para sus minas
adujeron argumentos como cordura, en otras palabras, pasividad frente a la felonía.

Cuando uno escucha a los quintacolumnistas contemporáneos repitiendo como loros los
argumentos chilenos, y ni una sola palabra de apoyo a nuestros compatriotas detenidos
en Chile o solidaridad con nuestros periodistas ultrajados, uno no puede dejar de recordar
la frase de Marx que sostenía que la tragedia se repetía en la historia como comedia.

* es ministro de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia.

En: Mundo Santiago: Martes 12 de junio del 2018 | Actualizado 11:30

02 de Abril de 2018 | 15:28 | Redactado por Ramón Jara A., Emol 268

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Internacional/2018/04/02/900924/Que-


habria-pasado-en-la-batalla-de-Canchas-Blancas-segun-el-Gobierno-de-Bolivia.html

RESISTENCIA, CONSPIRACIONES Y UN LIBRO PERDIDO: LA HISTORIA DETRÁS


DE LA SUPUESTA BATALLA DE CANCHAS BLANCAS

Historiadores nacionales ya han afirmado que esta supuesta victoria de Bolivia sobre
Chile en la Guerra del Pacífico no ocurrió. En tanto, desde el país vecino hablan de una
serie de sucesos que habrían impedido que este episodio saliera a la luz.

Recreación de la batalla de Canchas Blancas, presenciada por el Presidente Evo Morales.


AFPSANTIAGO.-

El miércoles pasado, el Presidente de Bolivia, Evo Morales, aparecía encabezando la


recreación de la batalla de Canchas Blancas, considerada por él mismo como la "gesta
heroica" en la que 500 soldados y campesinos bolivianos impidieron el paso de 1.400
miembros del Ejército chileno, en el marco de la Guerra del Pacífico. La actividad, que se
realizó el mismo día en que culminaron los alegatos orales por la demanda presentada
por el país vecino ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya, fue anunciada con
bombos y platillos por las autoridades altiplánicas, aunque causó cierta sorpresa e
incredulidad en Chile.

NOTICIA RELACIONADA

Bolivia califica de"despropósito" que Chile niegue batalla de Canchas Blancas 275 Esto,
luego de que diversos historiadores e investigadores nacionales afirmaran que dicha
batalla en realidad nunca sucedió y sólo se trata de "una posverdad absoluta" y "una
aberración total". Asimismo, ni siquiera hay consenso en la historiografía boliviana
respecto de la existencia de este hecho. Así las cosas, existe un sector de estudiosos
altiplánicos, respaldados por el Gobierno de Evo Morales, que recalcan que esta batalla sí
ocurrió pero hubo históricos intentos de la "oligarquía" para mantenerla en el olvido. Qué
habría ocurrido De acuerdo a esta historia, el hecho ocurrió el 12 de noviembre de 1879,
meses después de la toma de Antofagasta y Calama por parte del Ejército de Chile, en
medio de la guerra del Pacífico. Este episodio está contenido en el diario de guerra del
coronel boliviano Ezequiel Apodaca, quien habría estado en el enfrentamiento. Este texto
habría estado oculto durante décadas por las autoridades políticas bolivianas y fue
"relanzado" a la luz pública por el Gobierno de Evo Morales con la publicación de un libro
que contiene estos relatos. Esta historia estaría protagonizada por la V División del
Ejército de Bolivia, liderada por el general Narciso Campero, la cual se dividió. De esta
forma, mientras unos soldados comandados por el coronel Lino Morales avanzaban hacia
Calama para enfrentarse con los chilenos, otra facción hacía lo mismo hacia Oruro "con
fines conspirativos" contra el gobernante Hilarión Daza, según explicó el historiador
Rodolfo Becerra en una columna del medio boliviano El Diario.

NOTICIA RELACIONADA

¿Existió "Canchas Blancas"? La batalla que Evo Morales conmemora y que historiadores
chilenos refutan 424Así, con la llegada de la noche, en el sector de Canchas Blancas,
ubicado a unos 380 kilómetros al norte de Calama, los chasquis (mensajeros indígenas)
avisaron a la tropa boliviana (compuesta por un grupo de 500 soldados, campesinos e
indígenas) la llegada de cerca de 1.400 soldados chilenos, que buscaban abastecerse de
agua. Fue en ese momento que, de acuerdo al relato de Apodaca, "vino la orden, se
deslizaron silenciosamente los bolivianos y atacaron frontalmente, mientras que los indios
ganan la retaguardia del enemigo para caerse sobre sus provisiones y destrozarles la
cerca a pedradas aprovechando la noche". "Los chilenos reciben la sorpresa
desmontados, y ven caer en masa primero sobre su caballería. Los caballos
inmediatamente son dispersados o tomados por los nuestros y llevados a buen recaudo,
mientras que se sigue acometiendo a lo largo de las columnas chilenas, ya totalmente
sorprendidas y confusas, pues con el primer plan se dividió a los enemigos con una
maniobra del ala izquierda que se encajó entre ellos, mientras que los de la derecha
atacaban a su retaguardia y los indios y parte del Ayacucho a su Estado Mayor", continúa
el relato del coronel. Tras esta batalla se habría incautado una gran cantidad de
documentos que demostrarían "la intención de las fuerzas chilenas de llegar más allá de
Potosí, e incluso generar tensiones entre Paraguay y Argentina", según aseguró en el
diario La Razón Reymi Ferreira, ex ministro de Defensa del Gobierno de Evo Morales,
quien fue el principal impulsor de la publicación del citado libro, llamado "Memoria del
Coronel Ezequiel Apodaca: Potosí, Cotagaita, Camino a Canchas Blancas, 1879, 1880".
El saldo total de este enfrentamiento habría sido de 330 soldados chilenos muertos en
esta batalla que, aseguran algunos historiadores, fue la primera victoria boliviana en la
Guerra del Pacífico. La conspiración y la historia oculta Este hecho es un poco
desconocido por la propia ciudadanía boliviana, debido a que, aseguran las autoridades,
estuvo oculto durante décadas. Según expresó el propio Presidente Morales en su cuenta
de Twitter, "lamentablemente, la victoria del Ejército de Bolivia sobre las tropas invasoras
de Chile en la batalla de Canchas Blancas ha sido deliberadamente escondida por una
oligarquía que buscó culpar al pueblo boliviano de su derrotismo y entreguismo a la
oligarquía chilena". Según Rodolfo Becerra, en otra columna publicada en El Diario de La
Paz, este supuesto triunfo de Canchas Blancas se ocultó por parte de quienes tramaban
la caída del entonces Presidente Hilarión Daza, grupo comandado por Aniceto Arce, con
quien el general Campero tenía mucha cercanía. De esta forma, debían guardar los
partes militares y no sacarlos a la luz "con la idea de que 'hay que fregar a los dacistas'".
"Lamentablemente, la victoria del Ejército de Bolivia sobre las tropas invasoras de Chile
en la batalla de Canchas Blancas ha sido deliberadamente escondida por una oligarquía
que buscó culpar al pueblo boliviano de su derrotismo y entreguismo a la oligarquía
chilena" Evo Morales El historiador también asegura que tanto Arce como Campero
querían evitar incursionar en Atacama y no querían recuperar Calama. Asimismo, ellos
habrían estado confabulados con los chilenos, que no querían que salieran a la luz los
supuestos documentos que evidenciaban su intención de llegar a Paraguay. "Es cuando
ocurrió el asesinato del General Daza en Uyuni, desapareciendo el maletín de
documentos que él traía para su defensa en la Corte Suprema de Justicia que, entre
otros, contenía los partes y Memoria del coronel Ezequiel Apodaca", afirmó Becerra. De
esta forma, el historiador se preguntaba: "¿A quién interesaba esta documentación si no a
Chile para tapar su derrota en Canchas Blancas? También, como eran reveladores del
comportamiento traidor de los Arce, Campero y otros, interesaba a éstos borrar la
inconducta de su traición durante la campaña de la V División. Por eso, conjuntamente
maquinaron el asesinato y el robo de dichos documentos. Si hubo dudas de la traición de
Campero y Arce, la Memoria del coronel Ezequiel Apodaca despeja definitivamente el
comportamiento traidor de aquéllos". 330 soldados chilenos habrían muerto en Canchas
Blancas Por su parte, el ex ministro Reymi Ferreira afirmó que "no resulta extraño que
Chile no iniciara consejo de guerra alguno contra sus oficiales derrotados, y que con la
complicidad de sus agentes y la gran minería, interesada en un arreglo rápido con Chile
para poder exportar el mineral acumulado, casi toda la documentación de la batalla
desapareciera, al extremo de que en páginas de la historia esta batalla no existe, o que en
otros relatos, como en Wikipedia, se afirme que se trata de un 'mito'". No obstante, el
diario El Litoral, en su edición del 23 de marzo de 1972, recalcaba que lo de Canchas
Blancas nunca sucedió. Así las cosas, en ningún texto chileno se encuentra esta
información, e incluso, tanto en el libro del ex Presidente Carlos Mesa como en el Diario
de Campaña del Ejército de Bolivia en la Guerra del Pacífico, no hay mención alguna de
este episodio del cual no hay ciencia cierta de que ocurrió.

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Internacional/2018/04/02/900924/Que-


habria-pasado-en-la-batalla-de-Canchas-Blancas-segun-el-Gobierno-de-Bolivia.html