Está en la página 1de 4

¿Dónde se desarrolla la historia? En Melisa, una pequeña isla del mar Jónico.

También hay dos señoras inglesasde cierta edad que se pasan


la vida rescatando gatos extraviados, haciendo buenas obras
y dando aburridísimas lecciones de inglés a los melisiotas
que desean adquirirconocimientos de esa lengua.

Melisiotas: gentilicio

El santo patrón de Melisa es San Policarpo. Una vez, en


el transcurso de sus viajes en 1230, un siroco le
apartó de su rumbo y el santo no tuvo más
remedio que quedarse en la isla hasta que mejoró el
tiempo.

Siroco: viento del sureste, seco y cálido.

En señal de gratitud por la

hospitalidad que se le había mostrado, hizo obsequio a


la isla de un par de vetustas zapatillas. Los
melisiotas, conmovidos por tanta generosidad, inmediatamente
le nombraron su santo patrón, y de allí en adelante
las zapatillas, cuidadosamente colocadas en un relicario,
fueron el núcleo de toda ceremonia religiosa.

Vetustas: muy viejas.

¿Por qué era tan querido por los melisiotas el general Finchberry-White? Porque hablaba
griego

¿Dónde pintaba el general? En la villa de Kalanero, pintaba cipreses.

¿Quién era Yani y de quién estaba enamorado? Sin duda el más emocionado
de todos era Yani Panioti. Yani tenía la misma edad que
los niños, era su mejor amigo y desde el primer
momento se había enamorado locamente de Amanda y
la obedecía como un esclavo. Su cuerpo esbelto estaba tostado
por el sol, y se movía con la agilidad de un
gato. Bajo su mata de pelo, negro como el azabache
y rizado como la viruta de madera, sus enormes ojos
oscuros contemplaban el mundo con un aire irresistible de
inocencia o relampagueaban con mirada traviesay maliciosa.
Ahora Yani ayudaba a limpiar la villa silbando bajito y
con fino oído musical, y tenía el corazón
contento porque por fin Amanda volvía a él.

Hijo de mama Agathi y su marido, eran guardianes de la villa.

A pesar de ser un barco muy poco marinero, al general


le gustaba viajar en él, pues, según decía, cada travesíaera
una aventura náutica digna de un sir Walter Raleigh o
un sir Francis Drake.
SI consideramos que Raleigh era marino, corsario y escritor; mientras que Francis Drake era un
corsario y explorador que recorría los mares. ¿A qué se refería el general?

¿Cómo era Amanda? Rubia de ojos azules.

—Cuando mi grado de senilidad aconseje que tú me


des lecciones de pintura,ten por seguro que no dejaré de
comunicártelo —dijo el general, y siguió pintando impertérrito.

Senilidad: Estado patológico de debilitamiento físico y mental que padecen algunas


personas ancianas y que sobrepasa el grado de pérdida de facultades propio de la
vejez.
Impertérrito: Que no se altera, perturba o muestra emoción alguna ante una impresión
o estímulo externo que normalmente producen turbación, desencadenan una emoción
o inducen a determinada acción.
—Yo creo que deberías hacer cosas como las que hace Picasso
—dijo Amanda— porque así nadie se daría cuenta de lo
mal que dibujas.

Considerando que Picasso pintaba cosas como la que se muestra a continuación. ¿Qué crees
que quiso decir Amanda a su padre con respecto a sus pinturas?

¿Qué era Hespérides? Una isla muy pequeña a la que se llegaba nadando desde la costa.

Considerando que en la mitología griega la hespérides eran las ninfas de los árboles frutales,
Por qué le puso ese nombre Amanda?

Según este fragmento: “—¿Qué habéis hecho de comida? —preguntó


Amanda. —¿De comida? —repitió la señora Finchberry-White
despistada—. Ah, sí, de comida. Pues sí, lo que había.
—Pero ¿habéis hecho algo de comida? —insistió Amanda con
severidad. —Ya no me acuerdo, hija —dijo la señora
Finchberry-White con expresión contrita—. Pregúntale a tu
padre.” ¿Cómo crees que era la señora Finchberry-White?

—Pues veréis —explicó Yani—: es que hasta después de morir


mi padre no me

www.lectulandia.com - Página 24

enteré de que le había pedido prestadas dieciocho mil


dracmas a Nikos Oizus. ¿Qué crees que significa la palabra dracmas?
—¡A la porra la ley! —dijo Amanda—. ¿Es que lo que
Oizus le está haciendo a Yani no va en contra de
la ley? —No —dijo David—, eso se llama ejecutar
sobre los bienes y es completamente legal. —¡Ah! —dijo
Amanda, un tanto chafada por la erudición de
su hermano—.

—Si pudiéramos hacer algo que pusiera al pueblo en contra de


él, tal vez así entrara en razón —dijo David. —Sí, pero
¿qué? —preguntó Yani. Los tres se devanaron los sesos.

¿Qué quiere decir la expresión?

Orden de los hechos Acontecimientos


1 David y Amanda llegan a Melisa
2 Yani les cuenta sobre sus problemas económicos
3 Amanda piensa en la idea de secuestrar burros
4 Contabilizan los burros de la isla
5 Averiguan si los burros nadan a través del experimento del puente
6 Roban los burros y el potro
7 Autoridades del pueblo acuden a la policía
8 Buscan a los burros con perros
9

¿Cómo era el alcalde, Nikos Oizus? Descríbelo. Esférico, redondo, gordo, con bigotes de morsa,
seboso.

—Sí —repuso David, bastante ufano—. Se me ha


ocurrido una idea muy buena. ¿Sabéis ese canal que hay
antes de llegar a los campos, donde el puentecito
de madera?

—Tenía que ir al campo a ver cómo está el maíz. Esto


demuestra que no hay que hacer tonterías. Hace
muchísimo tiempo que había que haber arreglado este puente.
Se lo tengo dicho —jadeó, faltando totalmente a la
verdad—. Ahora tendrán que hacer algo con él.

—Tengo entendido —dijo el general, masticando grandes


cantidades de tostada— que acabáis de tener el honor un
tanto discutible de salvar la vida de nuestro alcalde.

Hete aquí que ahora se veía sacado de la cama


ignominiosamente, y obligado a dar consejo espiritual
a sus feligreses a una hora que para él venía
a ser la del amanecer.

En toda su carrera jamás había vivido dos horas tan extenuantes.

El alcalde y Menelous Stafili caminaban con paso cansino,


más polvorientos y sudorosos a cada kilómetro. Jamás
en sus vidas habían visto tan clara la utilidad de los burros.
DIBUJA: Prometheous era un hombre alto y flaco, de afilada
barbilla tan azul y reluciente como un cañón de pistola,
y larga nariz que, en su opinión, hacía de él
la viva imagen de su detective favorito. (Sherlock Holmes)

El coche de policía se paró en seco en el centro de


la plaza con un impresionante chirrido de frenos, y se
vació de su variopinto cargamento.