Está en la página 1de 2

Realidad Psicosocial

El desarrollo de un Estado no depende solo de factores económicos, geográficos y


humanos, sino también del conjunto de hechos y fenómenos de orden psicológico y social
que conforman el aspecto psico-social y se refiere a la personalidad de la sociedad, su
comportamiento, su idiosincrasia, sus valores, ideas, modos de vida, y usos y costumbres.

El desarrollo del Estado exige que la población en su conjunto:

 Tome conciencia de los problemas que limitan su desarrollo y esto se logra a


través de la educación.
 Identificarnos con los problemas.
 Convertirnos en actores del desarrollo asumiendo nuestra responsabilidad de
hacer lo que nos corresponde.

La región Costa:

La inseguridad ciudadana: La inseguridad ciudadana es un fenómeno social complejo,


multidimensional y multicausal, el cual se ha manifestado de la mano con el crecimiento
económico, generando mayor movimiento comercial, más inversiones y por ende también
nuevas formas de delincuencia

Homicidios: Por región natural, el mayor número de muertes violentas derivadas de


hechos delictivos dolosos se registró en la Costa con un total de 1 mil 327 muertes,
seguido por la Selva con 410 y la Sierra con 339. Con relación a las tasas de homicidios,
las regiones Costa y Selva registraron 7,7 y 7,6 muertes por cada 100 mil habitantes
respectivamente, superando el promedio nacional (6,74); mientras que en la Sierra la tasa
de homicidios fue de 4,5.

La región Sierra:

Violencia física y/o sexual contra la mujer: El 36,4% de las mujeres alguna vez unidas
manifestaron que fueron víctimas de violencia física y/o sexual por parte de su esposo o
compañero, como empujones, golpes, patadas, ataques o amenaza con cuchillo, pistola u
otra arma y tener relaciones sexuales sin su consentimiento o realizar actos sexuales que
ella no aprobaba; mayor ocurrencia fue en mujeres de 40 a 49 años de edad (41,2% en
promedio), divorciadas, separadas o viudas (58,9%), con educación secundaria (40,2%)
y situadas en el segundo quintil de riqueza (43,8%).
La región Selva:

Bullying: En un estudio dirigido a los estudiantes de secundaria de colegios estatales de


la costa, sierra y selva del Perú, reporta prevalencias de victimización escolar tan altas
como 50.7%, es decir la mitad de escolares peruanos sufre de algún tipo de violencia
escolar, siendo las formas más comunes el ser víctima de violencia verbal y física. Dicho
estudio presenta prevalencias mayores en la selva (65.8%), seguido de la costa (52.3%) y
por último la sierra (45%).

Embarazo Adolescente: El problema del embarazo antes de los 15 años, por su baja
incidencia, ha sido subestimado por investigadores y responsables de políticas, razón por
la cual hay carencia de información sobre el particular; sin embargo, está referido a un
grupo de mujeres de mayor vulnerabilidad por los riesgos físicos, psicológicos y sociales
a los cuales se expone, y, por supuesto está siempre asociado a una menor escolaridad,
residencia en área rural y quintil de pobreza. En un estudio realizado en ocho países
seleccionados, el porcentaje de adolescentes entre 15-19 años que tuvieron el primer hijo
antes de los 15 años varía entre, 7.9, Perú y 12.1%, Nicaragua (Guzmán et al., 2001).

Violencia: En la selva, los casos de violencia física en los niños son en cantidades
elevadas, más que la violencia emocional y sexual, en la selva alta un 45% y en la selva
baja 41 %. Usualmente a un 35% de niñas de aquella región se le utilizan y son forzadas
a la prostitución bruscamente.

El machismo y el alcoholismo constituyen las principales causas de violencia familiar en


las ciudades de Satipo, Mazamari y Pangoa (Junín), que forman parte de la selva central,
informó la ONG Acción por los Niños.

Pobreza: La brecha entre la población indígena y la hispanohablante continúa siendo


amplia en nuestro país, y el grupo más afectado es el que comprende a niños y
adolescentes. De acuerdo al estudio “Estado de la niñez indígena en el Perú”, desarrollado
por el Unicef y el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), un 78% de la
población infantil que tiene como lengua materna el quechua, el aimara o una amazónica
vive en la pobreza. Esto se presenta a comparación de un 40% que habla castellano. En
la Selva urbana, la situación de la pobreza alcanza a la mitad de la población, el 29.3% es
pobre y el 20.6% se encuentra en extrema pobreza, en la Selva rural el 18.8% de la
población no es pobre, porque sus necesidades básicas han sido satisfechas.