Está en la página 1de 10
ACS FALLOS DE LA SUPREMA CORTE hha acreditado sor vecino de la Provincia de San Juan, no din na razon suficiente de sus dichos, ni cspresan las cireuns- tancias de donde debe resultar su traslacion do domicilio 4 la de Mendoza; por esto fundamento, se confirma con costas el auto apelado de foja veintisiete; y no habiendo ‘comparecido las partes, devudlvanse agrogandose ta planilla de costas, para que el Juez de Scecion ordene sui pago y ta nolificacion de este aulo, o Fnancisco pe bas Carnnenas.—Satvapon Mana vet Canni. — José Bannos Pazos.—José WW. Gonostiaca. CAUSA TLEXAE. Varios puesteros précimos al Mercado del Centro, routra el empresario del mismo Merewlo, pidiendo amparo de pose- sion. Sumario.—1° La disposicion del articulo 14 de la Consti- tucion, declarando el principio dc la libertad de toda industria, no obsta que aquella sca reglamentada en su cjercicio, -y aun limitada por causes de ulilidad general. & La reglamentacion del comercio inlemo de una provin- cia, corresponde 4 fa Provincia misma. bE JUSTICIA. NACIONAL. 469 Cuso.—Don Angel Flore Costa, en representacion de varios plesteros domi los dentro de seis cuadras del Mercado del Centro, pidid al juzgado, contra la pretencion del empreaario, mparase cn la poscsion que tenian en sus pucstos de Habiendo el Juzgado accedido 4 esta solicitad, don Cirlos Urien y €*. empresario del Mercado, entabla su demanda, pi- dicndo el desalojo de aquellos puestos, y la salvedad de gus derechos y acciones por los daios y perjuicios. Los articulos 14 y 20, dice, de la Constitucion Nacional declaran efectiva- mente que los ciudalanos y esiranjeros gotam, cntre otros de- rechos, del de trabajar y¥ ejercer toa industria licita; pero no les acucrda ninguna especie de ubicuidad, 4amas Constitucion alguna ha coneedido facultadcs ilimita- das para ejercitar ta industria en cualquier punto del territo- rio, porque semejanic cxajeracion habria ecrrado ciegamente las pucrtas 4 la timitacion cxijida por las mecesidades y con- veniencia publicas. Que una Constitucion no es mas que el compendio de los derechos primordiales; y su reglamentacion queda siempre 4 cargo do las distintas autoridades «jue componen el Gobierno. No es un codigo universal que haya de reglamentar todos Jos derechos del hombre en la plenitud de sus relaciones publi- cas y privadas: csto pertenece 4 fos poderes legislative y ejeculivo, y aun 4 las ordenanzas de policia y municipalidad, Eau Hera en seguida los serene que el arliculo (4 de la bitantes de la Republica, ue a naiic se le ha ae lachar de incons- (itucionales lag liniitaciones impucstas al ejercicio de esos derechos; 4 la navegacion, por cjemplo, limitando cl mimero de pucrtes hibiles; 4 la trasmision de la propiedad, preseri- biendo las formas de los documentos de traspaso; al: derecho de asociacion, estableciende requisitos indispensables para la = legal de la sociedad, etc, ete. a, los privilegios concedidos al Mer- vaio ial Centro por cl reglamento de once de Enero de 1825, 470 PALLOS DE LA SUPAEWA CORTE no son iuconstitucionales, La probibicion de pucstos 4 seis cuadras 4 la redonda de él, no biere la Constitucion, porque esla no garapie, como queda demostrado en general, cl dere- cho ilimitado de estableeerios en cualquier punto, Pero, aun cuando contuviera una declaracion semejante, la prolubicion cuestionada no seria inconstitucional, porque el inciso 16 del articulo 67, acuerda al Congreso cl derecho de fomentar la industria por Jeyes protectoras y privilejios temporales, Je euyo derechos ha usado ya sin la menor contradiccion. ‘Que de ese mismo derecho usaba la Municipalidad en asuntos «le su competencia, reconociendo al mercado el privilegio de las ecis cuadras, por el reglamento citado y cl coutrato de construccion. «El establecimiento de ferias y mercados es um acto de alla «administracion, tomado en el interés general de la agricul-