Está en la página 1de 2

CAPITULO 10: En el que el joven aprende a dominar su mente inconsciente

Hay que aceptar lo que se dice como la verdad, porque el secreto más grande de todos los logros
está en la creencia, tener fe en que uno es capaz de conseguir algo, lo conseguiremos, lo más
importante es pretender que algo es verdad, porque, a pesar de que el inconsciente puede ser
poderoso, es incapaz de discriminar entre la verdad y la mentira. Pero qué pasa si la mente
consciente se niega a aceptar la idea de la riqueza, la única solución, además de ser la mejor, es
la repetición. Esta técnica se conoce comúnmente como autosugestión, cada uno de nosotros
estamos sometidos a ella a lo largo de nuestras vidas, a diario somos influenciados por
sugestiones internas y externas.

El interior que todos mantenemos continuamente con nosotros mismos da forma a nuestras
vidas, algunos de nosotros nos repetimos que jamás tendremos éxito, porque hemos tenido
fracasos que, a nuestros ojos, parecen definitivos, así que vamos de fracaso en fracaso, no
porque no tengamos las cualidades necesarias para triunfar sino porque es así como
inconscientemente pensamos que somos. El inconsciente es un esclavo que puede dominarnos
porque es inmensamente poderoso, pero también es ciego y debemos aprender a engañarle.

CAPITULO 11: En el que el joven y su mentor discuten cifras y fórmulas

La formula “YO SERÉ MILLONARIO PARA EL”; entonces hay que fijar unos objetivos a corto plazo,
etapas que ayudarán a motivar el trayecto por el camino hacia la riqueza, y, desde luego, es
fundamental tener una meta para cada año. Hay que comenzar a soñar para hacerse rico y saber
cómo cuantificar el sueño, trasladándolo a sumas de dinero y fechas.

Cuanto más fuerte se haga el carácter de una persona, más se convertirán las palabras que
pronuncie en auténticos decretos, todas las afirmaciones alimentadas por la profunda
convicción interior y fortalecidas por los ejercicios de la repetición, se concretarán cada vez más
rápidamente.

La meta que nos tracemos, parecerá más y más natural, se convertirá en parte de nuestra vida,
aquello que la mente conjuró en el pasado puede ser replanteado de una forma diferente. De
esta manera, será capaz de moldear el futuro de la forma que quiera, para ser dueño del propio
destino.

CAPITULO 12: En el que el joven aprende acerca de la felicidad y la vida

Extraer enormes beneficios de la misma forma durante toda la vida, ocasiona transformar tanto
interiormente como exteriormente nuestra personalidad, permitirá adquirir la verdadera
riqueza, que no consiste solamente en la adquisición de posesiones materiales, es una actitud
mental hacia la vida, la fórmula del dinero permitirá conseguir y probablemente superar incluso
los objetivos financieros. Sin embargo, durante la búsqueda de la riqueza nunca hay que perder
de vista el hecho de que, si pierde la felicidad, habrá perdido todo, el conseguir dinero puede
transformarse fácilmente en una obsesión que le impedirá disfrutar de la vida.

CAPITULO 13: En el que el joven aprende a expresar sus deseos en la vida

Trazar metas y sueños, los sueños tienen que ser precisos para que tomen forma, si se comienza
con la idea de que no lo conseguirá, se está poniendo piedras en el camino, lo ideal es escribir
lo que se quiere de la vida con todo detalle, sin ocultar absolutamente nada.

Esto mostrará cómo es uno en realidad, se convertirá en la forma concreta de los deseos, los
pensamientos tienen cuerpo, están vivos, cada pensamiento que es expresado tiende a
convertirse en realidad, cuanto más específico es, mayores son las posibilidades de que se
materialicen. De aquí la importancia de los detalles, estos pensamientos alimentados
regularmente, traerán las circunstancias que les permitirán convertirse en realidad.

CAPÍTULO 14: En el que el joven descubre los secretos del jardín

Todo reside en la concentración mental, cuanto más se concentra la mente, más vive ésta el
presente, más absorta está en lo que hace, la concentración es la clave del éxito en todas las
facetas de la vida, cuanto más aumente su capacidad de concentración, con mayor rapidez y
mayor eficacia podrá trabajar, podremos descubrir los detalles que los demás pasan por alto.

Al aumentar el poder de concentración estará en condiciones de hacer observaciones sabias


sobre las cosas, lograremos aprender a juzgar correctamente a las personas que conoce, el
poder de concentración le permitirá descubrir de una mirada quiénes son en realidad.

El secreto reside en la concentración mental, cuando la mente se haya hecho fuerte y plena de
confianza a través de los ejercicios de concentración, se llegará a darse cuenta de que los
problemas de la vida no tienen ningún dominio sobre nosotros. Cuanto más fuerte sea la mente
más insignificante le parecerán los problemas, este es el secreto de la paz eterna. Así que la
concentración, es una de las grandes claves del éxito.