Está en la página 1de 2

EL CLUB MADEIRA SIRVIÓ DE BUNKER

SE MANTIENEN TRABAJANDO EN
EL UNO CONTRA UNO
El equipo rojinegro sigue firme en su lucha por mejorar y salir de la
cadena de resultados adversos, por lo que hoy se enfocaron en el
traslado del balón y en el uno contra uno.

02/11/10 – Lcdo. Tomy Arguelles

El combinado crepuscular entrenó nuevamente en las instalaciones del


Club Madeira de Palavecino, y de esta manera, pasaron la página de lo
sucedido ante Trujillanos para centrarse en el cotejo ante el Deportivo
Táchira.

Al inicio de la práctica, el profesor Robinson Moncada realizó el


respectivo calentamiento, para luego enfocarse en hacer trabajos de
potencia. Entre los jugadores que realizaron trabajos de potencia en
velocidad estuvieron: Francisco Flores, Juan Colina, Engelberth Briceño,
Jarvi Mejía, Alexander Rondón y Anderson Orozco.

Por su parte, Aquiles Ocanto, estaba junto con Dayron Colmenarez


haciendo trabajos de fortalecimiento de rodilla con los terabanes. Acto
seguido, todo el grupo realizó una sesión de traslado en velocidad para
después hacer entrega del balón y seguir perfeccionando en la precisión
a la hora de ceder la “redonda” al compañero.

Luego, Con el DT Carlos Hernández, se enfocaron tal como ocurrió en la


pasada semana, en el hombre a hombre en 3/4 de cancha para luego,
de lograr llevarse al defensor, disparar al arco. Después del uno contra
uno se inclinaron por el dos contra uno, posteriormente tres contra uno,
tres contra dos y finalmente cuatro contra dos.

El asistente técnico, Faustino Ortiz, explicó el motivo por la cual el grupo


se mantiene trabajando en estos dos aspectos. “Se hacen estos trabajos
para mejorar tanto ofensiva como defensivamente, el resolver en los
momentos de superioridad numérica, en inferioridad numérica en los
defensas, vamos a seguir trabajando en la tenencia del balón porque en
el partido pasado no la tuvimos mucho, hay que estar más concentrados
los noventa y cinco minutos”, dijo “El Tino”.

Por su parte, Yuber Mosquera, también mencionó la razón del trabajo


referente al mano a mano. “Lo que pasa es que los rivales que vienen de
ahora en adelante tienen esa características individuales, si te pones a
ver Táchira tiene a jugadores encaradores que en el uno contra uno son
fuertes, ustedes se dieron cuenta de Trujillanos que también tiene a
jugadores rápidos, próximamente se viene Yaracuyanos que también
tiene a jugadores talentosos, y por eso, tenemos que estar fuertes en
defensa”, argumentó el nativo de Medellín.

El central, pudo ver y analizar el partido contra Trujillanos desde afuera,


ya que cumplió su único partido de sanción por su tarjeta roja ante
Carabobo, y pudo describir que “Van a ser dos compromisos muy fuertes
por Copa Venezuela porque desde mi punto de vista es un rival que no
hace tanto daño, sino que suma mucha gente al ataque rápidamente,
por eso fue que en el partido se nos dificultó, así que hay que
contrarrestarlos”, soltó.

La clave, según el capitán rojinegro para mermar el ingreso al área,


será. “Tenemos que ser claros cuando nos ataquen, hay que jugarles el
1-2, porque ellos suman gente al ataque pero para presionar e ir a
estorbar si les jugamos el 1-2, por más que ellos sumen gente a nuestra
área, no van a poder ingresar con peligrosidad”, finalizó.

Antes de terminar la sesión, Juan Colina, Francisco Flores, Engelberth


Briceño, y Luís Colmenarez se pusieron bajo las órdenes de Robinson
Moncada para ejecutar trabajos específicos en velocidad. Por su parte,
Jackson Mijares, Luís Figueredo, Carlos Sira, Rafael De Fex y Frank
Piedrahita, probaron disparos de tiro libre sin barrera al marco protegido
turnándose Héctor Pérez, Virgilio Piñero y David Andrade.