Está en la página 1de 49

1

DERECHOS RESERVADOS

UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA VICERRECTORADO ACADÉMICO FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS, POLÍTICAS Y SOCIALES ESCUELA DE PSICOLOGÍA

ACOSO ESCOLAR EN ADOLESCENTES

Trabajo Especial de Grado presentado por:

Lexibett Yedra Terán

Maracaibo, Mayo 2016

DERECHOS RESERVADOS

ACOSO ESCOLAR EN ADOLESCENTES

Trabajo Especial de Grado para optar al título de Psicólogo

Lexibett Yedra Terán C.I.: V-17.916.195

II

DERECHOS RESERVADOS

DEDICATORIA

A mi Madre, que desde el cielo es mi base fundamental.

A mi hija, que con su inocencia me ha enseñado que mientras más difícil la prueba es

mejor la recompensa.

A

mi Adrián, que sin su ayuda no lo habría logrado.

A toda mi familia…

III

AGRADECIMIENTOS

A

A

Y

Dios, por siempre estar presente en mi vida y en mis pensamientos.

mi Profesora María Alejandra, por enseñarme todo cuanto pudo y más.

en general, a todos los Profesores de la Universidad Rafael Urdaneta por ser parte

DERECHOS RESERVADOS

de mi vida y abrirme los brazos a la enseñanza.

A todos mil gracias…

Urdaneta por ser parte DERECHOS RESERVADOS de mi vida y abrirme los brazos a la enseñanza.
Urdaneta por ser parte DERECHOS RESERVADOS de mi vida y abrirme los brazos a la enseñanza.
Urdaneta por ser parte DERECHOS RESERVADOS de mi vida y abrirme los brazos a la enseñanza.

IV

DERECHOS RESERVADOS

TÍTULO DEDICATORIA AGRADECIMIENTOS ÍNDICE GENERAL ÍNDICE DE CUADROS

ÍNDICE DE TABLAS

RESUMEN

ÍNDICE GENERAL

CAPÍTULO I: FUNDAMENTACIÓN

Planteamiento y Formulación del Problema

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Objetivos Específicos Justificación de la Investigación Delimitación de la Investigación

CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO Antecedentes de la Investigación Bases Teóricas Acoso Escolar Tipos de Acoso Escolar. Fases Dimensiones del Acoso Escolar Acoso y el Colegio Mapa de Variables

CAPÍTULO III: MARCO METODOLÓGICO Tipo y Nivel de Investigación Diseño de la Investigación Sujetos de la Investigación Población Muestreo Muestra Definición Operacional de las Variables Técnicas de Recolección de Datos Descripción del Instrumento Propiedades Psicométricas Procedimiento Consideraciones Éticas

V

Pág.

II

III

IV

V

VII

IX

XI

1

1

5

5

5

6

7

8

8

12

12

13

16

18

19

20

20

20

21

21

21

22

22

23

23

24

25

25

DERECHOS RESERVADOS

CAPÍTULO IV: RESULTADOS Análisis y Discusión de Resultados Conclusiones Recomendaciones

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ANEXOS

VI

27

27

32

33

35

37

DERECHOS RESERVADOS

ÍNDICE DE CUADROS

Cuadro Nº1: Mapa de Variable Cuadro Nº 2: Distribución de la Muestra Cuadro Nº 3: Baremo de Interpretación de Resultados Cuadro Nº 4: Confiabilidad del Test Cisneros

VII

Pág.

19

22

23

24

DERECHOS RESERVADOS

ÍNDICE DE TABLAS

Tabla Nº 1: Factores de Acoso Escolar Tabla Nº 2: Intensidad del Acoso Escolar en Adolescentes Tabla Nº 3: Frecuencia del Nivel de Intensidad del Acoso Escolar

VIII

Pág.

28

30

31

DERECHOS RESERVADOS

UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA VICERRECTORADO ACADÉMICO FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS, ADMINISTRATIVAS Y SOCIALES ESCUELA DE PSICOLOGÍA

RESUMEN

ACOSO EN ADOLESCENTES ESCOLARIZADOS

Autora: Lexibett Yedra

Tutora: Psic. María Alejandra García

Fecha: Mayo de 2016

La investigación se propuso determinar el nivel de acoso escolar en adolescentes. Se trató de un estudio cuantitativo de tipo y nivel descriptivo, con modelo de campo. Se utilizó un diseño no experimental transeccional descriptivo. A una muestra de 118 estudiantes del 7mo grado del Liceo Evaristo Fernández, seleccionados por muestreo no probabilístico intencional se aplicó el Test Acoso y Violencia Escolar (AVE) de Oñate y Piñuel (2005), procesando los datos en el programa SPSS 20.0 Los resultados arrojaron niveles medios y casi altos para todos los factores que definen el acoso y este como tal se ubicó en el nivel casi alto. La intensidad del acoso fue muy baja; pero quienes la experimentaron con profundidad representan más del 50% de los adolescentes. Se concluyó que el acoso escolar en los estudiantes fue alto, por lo cual se requiere de intervenciones psicológicas y disciplinarias que minimicen o prevengan el problema.

Descriptores: Acoso Escolar, Adolescentes.

IX

DERECHOS RESERVADOS

C A P Í T U L O

I

F U N D A M E N T A C I Ó N

Planteamiento y Formulación del Problema

Los elevados índices de violencia que afectan el entorno social en la actualidad, se

ven reflejados en todos los ámbitos, con un flagelo que es practicado por todos, desde niños

hasta adultos, con agresiones verbales, emocionales o físicas. En este sentido, el entorno no

escolar no escapa de las situaciones de violencia, y aunque no es el único problema que

pueda surgir en tal contexto, quizá es el más atemorizante y una de las más frecuentes

causas de abandono, fracaso o bajo rendimiento escolar.

La violencia en los centros escolares es un fenómeno creciente que impide el normal

desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Entendemos por acoso escolar o

Bullying cuando se presentan comportamientos agresivos, intencionados dirigidos a un

adolescente de manera repetitiva y prolongada en el tiempo. Esta relación se caracteriza por

ser asimétrica de poder y fuerza, configurándose una relación de interacciones negativas y

patológicas difíciles de romper (Shephard, Ordoñez y Rodríguez, 2010).

Dan Olweus fue el primero en abordar esta problemática. En 1973 aparecen los

primeros informes relacionados con el acoso escolar. Posteriormente, a finales de los

ochenta y principios de los noventa, el fenómeno del acoso entre iguales atrajo cierta

1

2

DERECHOS RESERVADOS

atención pública y de la investigación en otros países como Japón, Inglaterra, Países Bajos,

Canadá, Estados Unidos y Australia (Olweus, 2004).

El maltrato entre pares o el acoso escolar, ha sido estudiado con intensidad en las

últimas décadas pues es motivo para numerosas consecuencias graves como la deserción

académica, el bajo rendimiento y en casos más acentuados el suicidio. Por ello, se

evidencia como una forma ilegítima de confrontación de intereses o necesidades en la que

uno de los protagonistas persona, grupo o instituciónadopta un rol dominante y obliga

por la fuerza a que el otro esté en un rol de sumisión, causándole con ello un daño que

puede ser físico, social o moral (Ortega, 2005).

Muchas son las causas que se le atribuyen a esta situación, para tratar de explicar por

qué ocurre y por qué, en general, las víctimas y victimarios suelen tener características

similares en los distintos casos que puedan suscitarse. Pero, quizá, lo más alarmante sea el

hecho de que se ha naturalizado. Este fenómeno, de concebir algo como habitual, se refleja

en el acoso en los casos de niños durante el período de desarrollo, cuyas victimizaciones se

generalizan al robo de pertenencias de sus compañeros, reciben palizas por parte de sus

padres, o están expuestos a peleas tanto en el hogar como en el centro educativo. Este tipo

de situaciones han llegado a percibirse como normales y que forman parte del desarrollo del

niño o la niña (Viscardi, 2003; Cabezas, 2007).

Estas relaciones asimétricas donde una persona más poderosa o que se le ha conferido

un rol dominante ejerce presión mediante el abuso físico, verbal o psicológico a otro u

otros, parece venirse incrementado potencialmente en el entorno escolar, sin distinción de

3

DERECHOS RESERVADOS

raza, estatus social, contexto geográfico, edad o género de los niños y niñas, o adolescentes

que están en las escuelas.

Dentro de esta perspectiva, un estudio realizado por la Organización de las Naciones

Unidas para la Educación (UNESCO), en 16 países de América Latina, reportó que entre

los años 2009 y 2011, el 51,1% de los estudiantes del sexto grado de educación primaria,

manifestaron ser víctimas de amenazas, golpes e insultos por parte de sus compañeros de

escuela, siendo la agresión más frecuente el robo, seguida de la violencia verbal y la

violencia física. El estudio constató además que los niños y niñas víctimas de bullying

logran un desempeño en lectura y matemáticas significativamente inferior al de quienes no

sufren este maltrato (UNESCO, 2013).

Por otro lado, Venezuela no está exenta de los casos de acoso escolar. En un estudio

llevado a cabo por el Centro Gumilla entre 2008 y 2009, en escuelas del Distrito Capital y

del municipio Sucre del estado Miranda, los estudiantes manifestaron en porcentajes

significativos aspectos como agresiones verbales (88%) y físicas (79%), abuso de poder

(24%) y abuso sexual (5%) entre las acciones violentas ocurridas en los planteles.

Asimismo, entre los actores del flageo un 73% de los encuestados presenciaron situaciones

violentas en sus centros educativos; a lo cual se suma que un 89% de los estudiantes nunca

se ha sentido atemorizado, 7% ocasionalmente, 3% constantemente, y 1% no contestó;

mientras que un 86% respondió que no ha atemorizado a otros estudiantes, un 12% sí lo

hizo; y 2% no sabe o no contestó (Marín, 2010).

4

DERECHOS RESERVADOS

En el contexto zuliano, en un estudio reciente realizado con el test de Acoso y

Violencia Escolar (AVE) en la Universidad Rafael Urdaneta en Maracaibo-Venezuela; se

halló que los adolescentes que sufren de acoso escolar, presentan distorsiones cognitivas, lo

cual permitió a la autora afirmar que se hallan en una situación en la que se pueden sentir

abandonados (Duque, 2010). Otro estudio también llevado a cabo en el Estado Zulia,

específicamente en el municipio San Francisco, evidenció la presencia de situaciones de

acoso en las escuelas básicas de la zona (Ramones, 2012).

A su vez, cuando se analizó el acoso escolar entre los alumnos de la segunda etapa de

la E.B.N. Amenodoro Urdaneta, Municipio San Francisco, Estado Zulia, se encontró que

los tipos de acoso escolar más frecuentes son la exclusión social, manipulación social,

hostigamiento, bloqueo social e intimidación, indicando esto, que el aspecto psicológico

constituye

el

componente

principal

del

maltrato

entre

iguales.

Los

agresores

son

mayormente varones, y son descritos como niños dominantes, populares y con bajo

rendimiento escolar (Saldivia, 2011).

En este sentido, se llevaron a cabo observaciones no sistemáticas en varios colegios y

liceos del municipio San Francisco, estado Zulia, que dejaron ver señales de posibles casos

de acoso escolar. Sin embargo, destacaría el caso del Liceo Evaristo Fernández, donde los

jóvenes de recién ingreso al séptimo grado suelen ser intimidados por aquellos de mayor

edad y que ya se encuentran en la institución desde hace más tiempo.

Los jóvenes manifestaron haber sido agredidos verbalmente, robados o golpeados,

aunque no sería un grupo extremadamente numeroso quien referiría tal situación, a la vez

5

DERECHOS RESERVADOS

que otros dejaron entender que pueden hostigar e intimidar cuando lo deseen, pues ejerce

un rol dominante dentro de su grupo que le permite estos comportamientos sin ser

enfrentados.

Bajo esta premisa, la presente investigación se propone determinar el nivel de acoso

escolar en adolescentes, específicamente en los cursantes del 7º grado de educación media

en el Liceo Evaristo Fernández del municipio San Francisco, para promover la convivencia

escolar pacífica y nuevas estrategias de afrontamiento para este problema, desde el espacio

permitido por el estudio.

En este orden, se formuló como interrogante de investigación ¿Cuál es el nivel de

acoso escolar en adolescentes?

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Determinar el nivel de acoso escolar en adolescentes.

Objetivos Específicos

Identificar los factores del acoso escolar en adolescentes.

Determinar la intensidad del acoso en adolescentes.

Determinar la frecuencia de la intensidad del acoso en adolescentes.

6

DERECHOS RESERVADOS

Justificación de la Investigación

El acoso escolar se caracteriza por la intencionalidad de hacer daño, por su

mantenimiento en el tiempo y por la asimetría de poder. Tiene dos leyes que lo sustentan: la

ley del silencio y la ley de dominio - sumisión. Como se puede evidenciar es un fenómeno

psicosocial complejo que está ligado a una serie de factores. Al conocer este fenómeno,

surge el interés en estudiarlo en el Liceo Evaristo Fernández, por las observaciones no

sistematizadas llevadas a cabo en el mismo, para contar con información de base en

relación al porcentaje, tipos, manifestaciones, espacios, momentos, causas y consecuencias

del acoso escolar en la institución.

Por otro lado, en la relevancia humano-social, se estima necesario la realización de la

presente investigación dentro de la institución educativa, ya que a través de esta se obtendrá

información relevante que aportará significativamente a la sensibilización del cuerpo

docente de la institución sobre este problemática que se vive en los planteles educativos, así

como también servirá a la institución educativa como línea base en caso de que a futuro se

pretenda implementar un plan de intervención para la disminución del acoso escolar dentro

de la misma, es así que este estudio nos permite brindar una gran ayuda a la comunidad

estudiantil y docente.

Finalmente, en el aspecto metodológico, se considera un tema relevante dado que

dentro de la formación académica compete el desarrollo y bienestar de cada uno de los

estudiantes, contando con el dominio teórico y metodológico para la realización de la

7

DERECHOS RESERVADOS

presente investigación, sirviendo como base a futuros investigadores que deseen continuar

el estudio.

Delimitación de la Investigación

Se llevó a cabo entre mayo y noviembre de 2015, específicamente en el Liceo

Evaristo Fernández del municipio San Francisco, estado Zulia, con los estudiantes del

séptimo grado, tanto femenino como masculino. Se basó en los postulados de Oñate y

Piñuel (2005), como desarrolladores del Test AVE, utilizado para la medición y recolección

de datos propia del estudio sobre el acoso escolar.

DERECHOS RESERVADOS

C A P Í T U L O

I I

M A R C O

T E Ó R I C O

Antecedentes de la Investigación

Cajamarca y Lozada (2014), se propusieron Caracterizar las manifestaciones de acoso

escolar entre adolescentes del 7

mo al 9 no

año de Educación General Básica en la Institución

Educativa “República de Chile”. Esta investigación fue de corte cuanti-cualitativo de

alcance exploratorio descriptivo, se destinó a evidenciar las principales manifestaciones,

espacios y momentos en los que se presenta dicho fenómeno. De los resultados obtenidos

con la aplicación del cuestionario “Cuestionario sobre Intimidación y Maltrato entre

Pares”, validado por Shephard, Ordóñez y Rodríguez en el 2012, se pudo evidenciar

tomando

como

parámetro central

la

intensidad

del

acoso

escolar-

que

el

nivel

de

prevalencia de Bullying en la escuela es de un 1,0% de niños víctimas de acoso escolar y un

26,7% de potenciales víctimas.

El

tipo

de acoso

escolar más

frecuente entre los

pares

es

el

directo

verbal,

manifestado con la presencia del apodo en un 55,4%, del daño sobre la propiedad del otro a

través del robo (1,98%) y del relacional que se manifiesta rechazando o aislando a los niños

(0,99%). En conclusión, las manifestaciones de acoso escolar más frecuentes son de forma

directa, ya sea de forma verbal como física y así mismo en cuanto a las causas encontramos

que pueden ser varias, estrechamente relacionadas con el clima escolar institucional, las

8

9

DERECHOS RESERVADOS

condiciones familiares en las que viven los niños, así como al ambiente en el que se

encuentra ubicada la escuela.

González y Sáez (2014), se propusieron determinar los niveles de acoso escolar,

ansiedad y depresión en adolescentes de ciclo diversificado. El tipo de investigación fue

descriptiva de campo con un diseño no experimental transaccional descriptivo. La muestra

estuvo conformada por 670 adolescentes de la U.E. Andrés Eloy Blanco de Cabimas Edo.

Zulia, 321 adolescentes de 4to año y 349 adolescentes de 5to año, utilizándose como

técnica de muestreo el censo poblacional. Se aplicaron los instrumentos de Test de Acoso y

Violencia Escolar (AVE), el inventario de Ansiedad de Beck y el inventario de Depresión

de Beck, se analizaron los resultados con estadísticas descriptivas, usando el paquete

estadístico SPSS 17. Los resultaron indicaron que los adolescentes presentan un acoso

escolar casi alto, un nivel de ansiedad leve y un nivel de depresión normal.

Merlyn y Díaz (2012), realizaron un estudio para determinar el maltrato escolar entre

pares, en 57 colegios particulares de Quito, Ecuador (n=7,992); se aplicó un cuestionario

sobre maltrato entre pares para obtener información general, un índice global de maltrato,

la intensidad y subescalas específicas de conductas. Los resultados señalan que los

porcentajes de víctimas (52%), observadores (80%) y victimarios (61%) son muy elevados.

La tasa de maltrato es de 39%, con una intensidad alta o muy alta en 27% de los casos. Se

observa una mayor vulnerabilidad en las edades más bajas; existen algunas diferencias en

cuanto a género. Las conductas de exclusión y bloqueo social están presentes de manera

frecuente y muy frecuente en los colegios, lo que demandaría una intervención urgente;

otras conductas presentes con una frecuencia intermedia deben ser también intervenidas.

10

DERECHOS RESERVADOS

Saldivia (2011), se propuso en analizar el acoso escolar entre los alumnos de la

segunda etapa de la E.B.N. Amenodoro Urdaneta, Municipio San Francisco, Estado Zulia.

Se utilizó un análisis cuantitativo, a través del conteo de respuestas de los sujetos,

resultando

que

los

tipos

de

acoso

escolar

más

frecuentes

son

la

exclusión

social,

manipulación social, hostigamiento, bloqueo social e intimidación, indicando esto, que el

aspecto psicológico constituye el componente principal del maltrato entre iguales. Los

agresores son mayormente varones, y son descritos como niños dominantes, populares y

con bajo rendimiento escolar.

Se evidenció que existe una alta incidencia de violencia en los hogares de los

encuestados y por otro lado, sobreprotección por parte de los cuidadores, lo cual propicia

niños víctimas de acoso. Los testigos suelen defender a sus compañeros acosados, llamar a

los maestros y en tercer lugar unirse al grupo agresor. El área más concurrida para ejecutar

actos de acoso son el aula, patio y pasillos. La zona donde se ubica la escuela, a pesar de

poseer un alto nivel de delincuencia, no influye en la manifestación de acoso escolar,

debido a la seguridad interna del colegio. La edad, grado escolar y nivel socioeconómico

son independientes del acoso escolar.

Duque

(2010),

desarrolló

una

investigación

para

describir

e

identificar

las

distorsiones cognitivas presentes en adolescentes con un alto índice de acoso escolar. El

enfoque teórico empleado para la investigación, pertenece a los de Ruiz e Imbermon (1996)

respecto a las distorsiones cognitivas. La teoría del acoso escolar fue tomada de Oñate y

Piñuel (2005). Para medir la variable distorsiones cognitivas, se utilizó una adaptación del

Inventario de Pensamientos Automáticos de Ruiz y Lujan (1991); para medir la variable

11

DERECHOS RESERVADOS

acoso escolar, se trabajó con el Test de Acoso y Violencia Escolar de Oñate y Piñuel

(2005). La metodología utilizada fue de tipo descriptivo, en un diseño no experimental. La

población estuvo compuesta por 100 estudiantes de bachillerato. El muestreo fue tipo no

probabilístico, quedando una muestra de 25 estudiantes. Los resultados indicaron que la

mayoría de los adolescentes que sufren de acoso escolar, presentan Falacia de Cambio y

Falacia de Recompensa Divina. Por otra parte, los tipos de acoso más frecuentes fueron el

Desprecio-Ridiculización y la Exclusión-Bloqueo Social

Oñate y Piñuel (2005), se propusieron estudiar la violencia y acoso escolar en España,

con una población de 24.990 alumnos entre 2° grado de primaria y 3° año de bachillerato,

emplearon el Test AVE (Acoso y Violencia Escolar) (Piñuel, 2005) con una confiablidad

de 0,99, obteniendo una tasa de acoso escolar del 23,3% de los alumnos encuestados.

Siendo más frecuente el acoso psicológico con un porcentaje del 13,30% de incidencia,

trayendo

entre

sus

consecuencias

estrés

post-traumático

(53,70%),

ansiedad

(43%),

Distimia (54,80%) Somatización (55%), autoestima baja (57,20%), autodesprecio (38%),

autoimagen negativa (53%).

El grupo anterior de antecedentes, comprende importantes informaciones para la

investigación. Primeramente, presenta distintos referenciales teóricos que ayudan a la

conceptualización del constructo acoso escolar. Además, los instrumentos de recolección de

datos son de importancia para guiar la búsqueda del propio, en tanto guarde relación con las

investigaciones, facilitando el análisis de resultados y la contrastación teórico-práctica.

12

DERECHOS RESERVADOS

Acoso Escolar

Bases Teóricas

Para Oñate y Piñuel (2005), el acoso escolar es una especie de tortura, metódica y

sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia

o la complicidad de otros compañeros. En este sentido, se basa en las consecuencias que

conlleva al individuo objeto de los abusos y maltratos, además que puede estar de cierta

manera permitido por el silencio o complicidad de otros alumnos, quizá por temor a ser

también víctimas.

Los mencionados autores, señalan tres criterios diagnósticos para determinar el acoso

escolar:

a) La existencia de una o más de las conductas de hostigamiento internacionalmente

reconocidas como tales.

b) La repetición de la conducta que ha de ser evaluada por quien la padece como no

meramente incidental, sino como parte de algo que le espera sistemáticamente en el entorno

escolar en la relación con aquellos que le acosan.

c) La duración en el tiempo, con el establecimiento de un proceso que va a ir

minando la resistencia del niño y afectando significativamente a todos los órdenes de su

vida (académico, afectivo, emocional, familiar).

Por otro lado, Olweus (2004), establece que por acoso entre iguales se entiende a una

conducta de persecución física y/o psicológica que realiza el alumno o alumna contra

13

DERECHOS RESERVADOS

otro/a, al que elige como víctima de repetidos ataque. Además expresa que, el acoso escolar

se puede concebir como una forma de abuso entre pares o iguales. Lo que lo distingue de

otras formas de abuso como la violencia doméstica, violencia de género o acoso moral,

laboral o mobbing, es el contexto en el que sucede, la escuela, y las características de la

relación de las partes implicadas. Este comportamiento agresivo puede tomar la forma de

un ataque físico, verbal, directo o indirecto, y en dicha interacción pueden participar más de

un agresor y más de una víctima.

Por otro lado, Sullivan, Cleary y Sullivan (2005), establecen que el acoso escolar

contiene los siguientes elementos: La persona que acosa tiene más poder que la persona

victimizada. La intimidación suele ser organizada, sistemática y oculta. La intimidación

puede

ser

oportunista,

pero

una

vez

que

empieza,

suele

normalmente

continuar.

Normalmente se produce a lo largo de un período, aunque los que intimidan de manera

regular también pueden protagonizar incidentes aislados. Una víctima del acoso escolar

puede

sufrir

daños

físicos,

emocionales

o

bien

psicológicos.

Todos

los

actos

de

intimidación tienen una dimensión ya sea emocional o psicológica.

Tipos de Acoso Escolar. Fases

Oñate y Piñuel (2005) señalan, primeramente, 25 formas de maltrato que son base

para describir lo que han denominado las fases del acoso escolar, que, en su criterio, es un

proceso paulatino, planeado y casi al azar en un inicio. Estas formas de acoso se organizan

desde las formas simples hasta las más complejas, y comprenden: llamarle motes o

sobrenombres, no hablarle, reírse de él/ella cuando se equivoca, insultarle, acusarle de

14

DERECHOS RESERVADOS

cosas que no ha hecho o dicho, contar mentiras sobre él/ella, meterse con él/ella por su

forma de ser, burlarse de su apariencia física, no dejarle jugar con el grupo, hacerle gestos

de burla o desprecio, gritarle, criticarle por todo lo que hace, imitarle para burlarse, odiarle

sin razón, cambiar el significado de lo que dice, pegarle pescozadas, puñetazos y patadas,

no dejarle hablar, esconder sus cosas, ponerle en ridículo frente a los demás, tenerle manía,

meterse con él para hacerle llorar, decirle a los otros que estén con él/ella o que no le

hablen, meterse con él/ella por su forma de hablar o por ser diferente, robar sus cosas.

Estos autores, a partir de las 25 formas de maltrato, proponen cinco fases en las

cuales ocurre el acoso escolar, y que se explican a continuación.

Fase 1: Desencadenamiento del Proceso Instigador: el hecho que desencadena el

proceso de acoso sorprende por lo puntual y lo insignificante. Cometer un error, tener

problemas estomacales, sacar una nota que despunta por arriba o por abajo o incorporarse

tarde al colegio, cualquier detalle basta para que el agresor se fije en alguien y decida

convertirlo en su presa.

Fase 2: Comienza el Hostigamiento y el Acoso: el acosador ya tiene a su víctima en

el punto de mira y comienza a desplegar sus armas para conseguir que el resto del grupo lo

demonice también. Le pone motes, realiza caricaturas ofensivas, le grita o lo maltrata

ostensiblemente a la vista de todos., intenta que los testigos pasen a ser participantes activos

en el proceso de acoso.

Algunos de los chicos colaboran en el hostigamiento por miedo al instigador y a que

éste pueda tomarla con ellos también. Unos se dejan llevar por el mimetismo de la

15

DERECHOS RESERVADOS

violencia, la mayoría se burlará de la víctima, la estigmatizará y se apartará de ella por el

simple hecho de que todos lo hacen. Una vez que esto se ha logrado se inicia la tercera fase

del acoso.

Fase 3: El Asesinato Psicológico: El joven acosado comienza a creer que todo lo hace

mal, que es un desastre, tiene una visión pesimista de la vida y de los demás e incluso se

inclina por pensar que los que lo adolescente comienza a desarrollar los primeros síntomas

de indefensión: disminuye su rendimiento escolar, se aísla socialmente, altera su conducta

(pánico, ataques de rabia, llanto o miedo a ir al colegio), surge la agresividad y los primeros

incidentes con la familia, aumenta el absentismo escolar, se retrae, por lo que el asesinato

psicológico está en marcha.

Fase 4: Manifestaciones Psicosomáticas Graves La mayoría de las victimas sufren

síntomas

propios

del

Trastorno

por

Estrés

Post-traumático,

Episodios

Depresivos

a

Trastorno Depresivo, autodesprecio, baja autoestima, imagen negativa de su persona e

ideaciones suicidas recurrentes. Por otra parte, los autores agregan que algunos de estos

chicos, cuando los cambian de instituto educativo para tratar de cortar el acoso, pueden

llegar a reproducir el comportamiento del agresor en el nuevo colegio.

Fase 5: Expulsión o Autoexclusión Escolar: La mayoría de los casos de acoso escolar

se tratan con la salida de la víctima del colegio. Oñate y Piñuel (2006) han denominado esto

con el término de “Síndrome de negación institucional”, acá las instituciones escolares

tienden a negar sistemáticamente que elemento no deseado, quienes se niegan a asumir la

responsabilidad que tienen de proteger a los chicos y demasiadas veces lo que esperan de

16

DERECHOS RESERVADOS

las víctimas es que se marchen. Es la salida más cómoda, pero la más injusta y lesiva para

el individuo. En muchos casos el cambio de colegio está aconsejado por el orientador,

aunque esto atente contra el bienestar general del sujeto.

Dimensiones del Acoso Escolar

Oñate y Piñuel (2005) proponen cuatro dimensiones o factores para el análisis del

acoso escolar: hostigamiento, intimidación, exclusión y agresiones; que van de la mano con

las fases que se han descrito en el acápite anterior. A su vez, estas dimensiones están

integradas por una serie de indicadores que se definen bajo el criterio de sus propulsores.

El

hostigamiento

verbal,

agrupa

conductas

que

consisten

en

acciones

de

hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio y falta de respeto y de

consideración por la dignidad del niño. El desprecio, el odio, la ridiculización, la burla, el

menosprecio, los sobrenombres o apodos, la manifestación gestual de desprecio y la

imitación burlesca se evidencian en esta dimensión.

Desprecio ridiculización, agrupa a los aspectos del acoso escolar que pretenden

distorsionar la imagen social del niño y la relación de los otros con él.

Intimidación amenazas, agrupa conductas que persiguen, amilanar, amedrentar,

apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con ellas,

quienes

acosan

buscan

inducir

el

miedo

en

el

niño.

Sus

señales

son

acciones

de

intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio y acoso a la salida de clase. O

incluso puede manifestarse en amenazas contra la familia de la víctima.

17

DERECHOS RESERVADOS

Coacciones, agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que el niño

realice acciones contra su voluntad. Pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total

de su voluntad. Los que acosan son percibidos como poderosos por la víctima y el beneficio

es el poder social del acosador.

Exclusión/

bloqueo

social,

agrupa

las

conductas

que

buscan

excluir

de

la

participación al niño acosado. El “tu no´´, es el centro de estas conductas con las que el

grupo que acosa, segrega socialmente al niño. Al ningunearlo, tratarlo como si no existiera,

aislarlo, impedir su expresión y su participación en juegos.

Restricción de la comunicación, agrupa las acciones de acoso escolar que pretenden

bloquear socialmente al niño. Así las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o

comunicarse con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, son indicadores que

señalan un intento de quebrar la red social de apoyos del niño.

Agresiones, agrupa las conductas directas de agresión ya sea física o psicológica. Es

una escala que evalúa la violencia más directa contra el niño, aunque no siempre ésta es

más

lesiva

psicológicamente.

Las

agresiones

físicas,

la

violencia,

el

robo

de

sus

pertenencias, los gritos y los insultos son los indicadores de esta escala.

Robos, agrupa conductas de acoso escolar que consisten en acciones de usurpación de

las pertenencias de la víctima ya sea de forma directa o por chantajes.

Con estos postulados finaliza el análisis teórico conceptual de la variable acoso

escolar, para dar paso, entonces, a la presentación de las orientaciones definitorias de la

18

DERECHOS RESERVADOS

segunda variable en estudio: rendimiento académico, pues en los antecedentes se encontró

una relación significativa, en varios casos, sobre la afectación del rendimiento escolar tanto

del alumno víctima de acoso escolar como en el de su agresor.

Acoso y el Colegio

El bullying puede darse en cualquier tipo de colegio o escuela, ya sea público o

privado, pero según algunos expertos, señalan Cajamarca y Lozada (2014), cuanto más

grande es el centro escolar más riesgo de que haya acoso escolar. Claro que a eso hay que

añadir la falta de control físico y de vigilancia. En los pasillos debe haber siempre alguien,

profesores o cuidadores, para atender e inspeccionar a los/as alumnos/as. Aparte de eso, el

trato que se da a los alumnos es muy importante. La falta de respeto, la humillación,

amenazas o la exclusión entre personal docente y alumnos/as llevan a un clima de violencia

y situaciones de agresión. El colegio no debe limitarse solo a enseñar, también debe

funcionar como generador de comportamientos sociales.

19

DERECHOS RESERVADOS

Mapa de Variables

Cuadro Nº 1

Mapa de Variable

Variable

Dimensiones

Indicadores

Ítems

Factor

Hostigamiento

Hostigamiento

verbal

3,6,17,19,20,24,25,

26,27,30,37,38,45

Desprecio -

Ridiculización

2,3,6,9,19,20,

26,27,31,32,33,34,

35,36,44,46,50

Factor Intimidación

Intimidación

Amenazas

28,29,39,40,41,

42,43,47,48,49

Coacciones

7,8,11,12,

13,14,47,48

Acoso Escolar

Factor Exclusión

Exclusión / Bloqueo Social

10,17,18,21,

22,31,38,41,45

Restricción de la Comunicación

1,2,4,5,10

Factor Agresiones

Agresiones

15,19,23,24,

28,29,39

Robos

13,14,15,16

Fuente: Oñate y Piñuel (2005)

DERECHOS RESERVADOS

C A P Í T U L O

I I I

M A R C O

M E T O D O L Ó G I C O

Tipo y Nivel de Investigación

De acuerdo al objetivo de investigación, el tipo y nivel fue descriptivo, ya que solo

pretendía describir la variable en razón de sus características sin relacionarla con otros

constructos. En este sentido, Hurtado de Barrera (2010), señala que en este tipo de

investigación tiene como objetivo lograr la precisión y caracterización del evento de estudio

dentro de un contexto particular. En este orden de ideas, se pretendió exponer los rasgos y

factores del acoso escolar sin relacionarla con otras variables.

Se trató de un estudio de campo, pues se tomaron los datos del contexto donde se

presenta el fenómeno que se investiga y con fuentes primarias que suministran la

información, siendo en este caso los jóvenes cursantes de 7 mo grado del Liceo Evaristo

Fernández. Al respecto, Hurtado de Barrera (2010) señala que este tipo es aquel en el cual

el investigador obtiene sus datos de fuentes directas en su contexto natural

Diseño de la Investigación

Fue un estudio no experimental, puesto que la variable no sufrió manipulación alguna

por parte de la investigadora, tal como explican Hernández, Fernández y Baptista (2014). A

la vez, correspondió a un diseño transeccional-descriptivo, también desde la perspectiva de

20

21

DERECHOS RESERVADOS

Hernández y otros (2014), se centra en estudiar el evento en un momento único en el

tiempo, midiéndolo en un solo momento para describir como se presentaba. Este diseño, se

puede ver gráficamente de la siguiente manera:

MEDICIÓN ÚNICA

En cuanto a las fuentes de invalidez que podrían haber afectado los resultados de la

investigación, en consonancia con Hernández y otros (2014), se tuvo la mortalidad

experimental.

Sujetos de la Investigación

Población

Para Hurtado de Barrera (2010), la población está constituida por el conjunto de seres

en los que se va a estudiar el evento, que además comparten, como características comunes,

los criterios de inclusión; es a la población a quien estarán referidas las conclusiones del

estudio. En el presente caso se conformó por los estudiantes del liceo Evaristo Fernández,

ubicado en el Municipio San Francisco, estado Zulia, que totalizaron 1.200 estudiantes.

Muestreo

Según

explica Hurtado de Barrera (2010), el

muestreo

representa un proceso

estadístico para la escogencia de la porción representativa de la población que se ajusta a

las necesidades de la investigación. Para el presente caso, se empleó un muestreo no

probabilístico intencional, que tenía como criterios de inclusión cursar 7mo grado en el

22

DERECHOS RESERVADOS

Liceo Evaristo Fernández, no tener más de 14 años, no estar repitiendo el año escolar y no

haber estudiado en la institución con anterioridad.

Muestra

En función de los criterios de inclusión, la muestra quedó conformada por 118

estudiantes del referido liceo, como se describe en el cuadro Nº 2, en atención al sexo y la

edad.

Cuadro Nº 2

Distribución de la Muestra

EDAD

Total

 

11

12

13

14

 

FEMENINO

16

35

6

2

59

SEXO

 

MASCULINO

8

41

10

0

59

Total

24

76

16

2

118

Definición Operacional de la Variable

El acoso escolar se define mediante el Test de Acoso y Violencia Escolar (AVE) de

Oñate y Piñuel (2005), en el cual mayores puntuaciones indican un mayor acoso escolar, y

estas oscilan en una valoración cualitativa desde Bajo, Casi bajo, Medio, Casi Alto, Alto

Muy Alto. Asimismo, mide la intensidad del acoso en función del impacto que causan los

comportamientos de intimidación en quien los recibe, en razón de niveles muy baja, casi

alta, alta y muy alta, como la forma en la cual la persona experimenta las situaciones de

abuso.

23

DERECHOS RESERVADOS

Técnica e Instrumentos de Recolección de Datos

Descripción del Instrumento

El Test de Acoso y Violencia Escolar (AVE) de Oñate y Piñuel (2005), es un

cuestionario autoadministrable compuesto por 50 ítems que objetivan y valoran 25

conductas de acoso escolar en 8 modalidades de acoso y violencia escolar, la cuales se

dividen en intimidaciones, agresión y amenazas (violencia física) así como hostigamiento,

coacciones, exclusión, bloqueo y manipulación (violencia psicológica). Dicho cuestionario

forma parte del Barómetro CISNEROS integrado por una serie de escalas cuyo objetivo es

sondear de manera periódica el estado, y las consecuencias, de la violencia en el entorno

escolar.

Cada ítem de la escala tiene 3 alternativas de respuestas, cuyas puntuaciones oscilan

entre O a 3 puntos: Nunca (1 puntos), A veces (2 puntos), Siempre (3 puntos) debiéndose

obtener entre 50 y 150 puntos, esta es la escala global de acoso (M). Del mismo modo mide

la intensidad del acoso (I) al sumarse 1 punto por cada vez que el joven haya seleccionado

la respuesta número 3 (3= muchas veces) a lo largo de las 50 preguntas.

Cuadro Nº 3

Baremo de Interpretación de Resultados

Puntaje

Interpretación

 

50

Bajo

51

54

Casi bajo

55

58

Medio

59

67

Casi Alto

68

88

Alto

89 150

Muy Alto

24

DERECHOS RESERVADOS

Propiedades Psicométricas

En cuanto al nivel de confiabilidad el Test AVE según sus creadores fue probado en

una población de 4.602 niños y adolescente, presentado un error muestral de +/- 0,9 por

cien a un nivel de confianza de 0,99 para n= p= 0,50, teniendo un Alfa de Cronbach 0,95.

Con un nivel de validez interescalar a razón de 0,68, con correlación significativa a p<0,01

En el Cuadro Nº4, se presentan las estimaciones de confiabilidad mediante los

coeficientes de consistencia interna obtenida a partir de una muestra de 261 escolares de

ambos sexos en otro estudio también desarrollado por los creadores del instrumento;

utilizando para ello el Alfa de Cronbach. Como se puede apreciar los valores Alfa de

Cronbach, muestran que cada uno de los componentes presenta una buena homogeneidad,

evidenciando la existencia de una alta consistencia interna.

Cuadro N° 4

Confiabilidad del Test Cisneros

Componentes

Ítems

Coeficiente Alfa de Cronbach

Intensidad del acoso

50

0,839

Desprecio-ridiculización

12

0,810

Coacción

5

0,860

Restricción-comunicación

5

0,856

Agresiones

4

0,838

Intimidación- amenazas

7

0,844

Exclusión-bloqueo social

7

0,847

Hostigamiento verbal

6

0,821

Robos

4

0,853

Escala Total

50

0,857

25

DERECHOS RESERVADOS

La validez fue obtenida por medio del criterio de validez de constructo por el método

de análisis de ítems. Este método tiene por objetivo estimar el grado en que cada

componente contribuye a la validez del instrumento al cual pertenece. De este modo se

verifica que el instrumento mida lo que dice medir. Como se puede apreciar los índices de

correlación

subtest-test

son

significativos

(tomando

como

criterio

de

aceptación,

correlaciones con significancia de p˂0.05), resulta que todos los coeficientes de correlación

son significativos y son mayores a 0.30. Por tanto se puede afirmar que los análisis

ejecutados evidencian la validez de constructo del Auto-test de acoso escolar.

Procedimiento

Se solicitaron los debidos permisos a las instituciones para aplicar los instrumentos.

Se solicitaron los consentimientos informados a los adolescentes y sus representantes.

Se aplicaron los instrumentos de recolección de datos.

Se procesaron estadísticamente los datos.

Se analizaron los resultados mediante confrontación teórica e inferencia.

Se emitieron conclusiones y recomendaciones.

Consideraciones Éticas

El Código de Ética Profesional del Psicólogo, de la Federación de Psicólogos de

Venezuela (1981), es el fundamento ético para la presente investigación, y se toman en

26

DERECHOS RESERVADOS

cuentan los artículos que dan base a las investigaciones psicológicas, entre los cuales se

tienen:

La investigación se ajusta a los más estrictos basamentos científicos y éticos, tal

como implica el artículo 54 del mencionado código. En relación al artículo 55, la

investigación está supervisada por personas técnicamente preparadas, científicamente

entrenadas y es realizada por personal preparado.

Acatando el artículo 57, la investigación respeta la autonomía del individuo al velar

por su integridad física y mental; informando a los sujetos en estudio sobre la naturaleza del

mismo, sus alcances y consecuencias. Según el artículo 60, el investigador debe garantizar

el anonimato de los sujetos implicados en la investigación; lo cual es totalmente cumplido,

al avalar la confidencialidad de las respuestas emitidas.

El

artículo

63

contempla

la

posibilidad

de

comunicar

los

resultados

de

la

investigación a otros estudiosos y especialistas; lo cual se hace al culminar el reporte final

del mismo.

DERECHOS RESERVADOS

C

A P Í T U L O

I V

R

E S U L T A D O S

Análisis y Discusión de Resultados

Se presentan a continuación los resultados obtenidos al aplicar el Test de Acoso y

Violencia Escolar (AVE) de Oñate y Piñuel (2005), a un total de 118 adolescentes entre 11

y14 años del Liceo Evaristo Fernández del Municipio San Francisco, Estado Zulia. Se

consideraron los estudiantes del 7 mo grado de Educación Media General, por ser una

población de nuevo ingreso a la institución y que estaría, probablemente, expuesta a

situaciones de acoso por su edad y reciente llegada.

Los datos se vaciaron en el SPSS versión 20.0 determinándose una distribución

normal de la curva poblacional mediante la prueba de Kolmogorov Smirnov, por lo cual

se consideraron pruebas no paramétricas para establecer resultados significativos que dieran

logro a los propósitos del estudio. Se destaca que se consideraron datos como género, edad,

número de hermanos y si el adolescente convive con uno o ambos padres u otro adulto ante

la ausencia de aquellos. Por otro lado, al obtenerse las tablas correspondientes, generadas

por el SPSS, se da inicio al análisis cuantitativo de los resultados en función de los

Baremos para el TEST AVE, para lograr los objetivos de la investigación. Asimismo, se

realizaron comparaciones con los antecedentes del estudio y contrastaciones con los

postulados teóricos para sustentar la discusión de los resultados.

27

28

Tabla Nº 1

Factores de Acoso Escolar

Factor

Md

Desv. Intercuartil

Nivel

Hostigamiento Verbal

16,00

6,25

Medio

20,50

7,00

Medio

DERECHOS RESERVADOS

Desprecio Ridiculización Intimidación - Amenazas Coacciones

Exclusión Bloqueo Social

Restricción de la Comunicación

Agresiones

Robos

Acoso Escolar

11,00

8,00

10,00

7,00

9,00

5,00

61,00

2,00

2,00

4,00

3,00

3,00

2,00

11,00

Casi Alto

Casi Alto

Casi Alto

Medio

Medio

Medio

Casi Alto

 

Para dar respuesta al primer objetivo específico, identificar la frecuencia de los

factores del acoso escolar presentes en adolescentes, se elaboró la Tabla Nº 1, en la cual se

observa primeramente que los factores intimidación amenazas, coacciones y exclusión

bloqueo social, obtuvieron un nivel casi alto comparando con el baremo correspondiente.

Mientras que el resto de los factores hostigamiento verbal, desprecio ridiculización,

restricción de la comunicación, agresiones y robos se ubicaron en un nivel medio.

Finalmente, la variable Acoso Escolar arrojó una apreciación cualitativa casi alta. La

desviación intercuartil implica que la tendencia se pudo mantener a la mediana obtenida

para cada uno de los factores definitorios del acoso escolar, pues no es alta.

Cabe destacar que el hecho de que todos los factores relacionados con la definición

del acoso escolar se ubiquen en niveles medios o casi altos, permite afirmar que los

adolescentes

participantes

en

el

estudio

estarían

siendo

víctimas

de

situaciones

de

intimidación, en las formas concebidas por Oñate y Piñuel (2005), representando esto un

29

DERECHOS RESERVADOS

flagelo de severa importancia que podría, a corto o mediano plazo, afectar el rendimiento

académico, las relaciones interpersonales y el desarrollo social de quienes sean víctimas.

Por otro lado, estos resultados muestran importantes semejanzas con los reportados

por González y Sáez (2014), quienes encontraron un acoso escolar casi alto en adolescentes

de ciclo diversificado; aunque el período etareo de estos era mayor. También existen

similitudes con los hallazgos de Duque (2010), quien afirmó que en adolescentes de 11 a 18

años de edad existe un acoso de leve a moderado.

En este orden de ideas, todos los factores propuestos por Oñate y Piñuel (2005), para

caracterizar el acoso escolar se encuentran presentes en el liceo Evaristo Fernández, de

acuerdo con lo reportado por los alumnos cursantes del séptimo grado. Se evidencian

amenazas de golpes o la acción realizada con cualquier objeto, empujones, mensajes

amenazantes e intimidantes e incluso se extenderían estas a las familias. Asimismo, los

adolescentes refieren ser obligados a hacer cosas que no desean o que ponen en peligro su

salud física y emocional, a la vez que son despojados de su dinero o rompen sus cosas con

intención. La exclusión social también se hace presente en situaciones como no permitir la

participación en actividades, prohibir a otros que jueguen o le hablen a quien estaría siendo

victimizado, hacer que otros no socialicen con la víctima porque toman medidas para que

les caiga mal.

Otros aspectos, estarían presentes en nivel medio en el grupo estudiantil del séptimo

grado, como poner sobrenombres, reírse de los errores, cambiar el significado de las

palabras que dicen, criticas por todos los actos, no hablar o ignorar a quien está siendo

30

DERECHOS RESERVADOS

objeto de las intimidaciones, agresiones físicas, verbales y psicológicas, hurto de útiles

escolares o del dinero.

De esta forma, se evidenciaría un acoso escolar casi alto por el alumnado que formó

parte del estudio, donde las intimidaciones, amenazas, agresiones de tipo física y verbal

serían continuas, coincidiendo con Oñate y Piñuel (2005), en cuanto torturas sistemáticas y

metódicas que gozan del apoyo por indiferencia o complicidad de otros compañero, e

incluso el silencio para evitar ser victimizados.

Se reflejarían además las ocho dimensiones que para Oñate y Piñuel (2005),

componen el acoso escolar agrupando violencia física y psicológica, en forma de golpes,

empujones, amenazas al adolescente o su familia, distorsión de la imagen ante el resto de

los compañeros, dominio sobre la posible víctima, aislamiento social, restricciones para

comunicarse con otros o al no permitir que el resto hable o comparta con quien esta siendo

acosado, así como el hurto de sus pertenencias.

Tabla Nº 2

Intensidad del Acoso Escolar en Adolescentes

Dimensión

 

Md

Desviación

Nivel

 

Intercuartil

Intensidad

del

Acoso

0,50

3,00

Muy Bajo

Escolar

Analizando la Tabla Nº 2, el nivel de intensidad del acoso escolar es muy bajo en los

alumnos del séptimo grado del Liceo Evaristo Fernández, lo cual implicaría que las

31

DERECHOS RESERVADOS

conductas experimentadas de maltrato o acoso no son vividas con alta intensidad. Esto

podría relacionarse con el hecho de que al principio no se reconozcan tales agresiones o

acciones negativas como un ataque intencionado, hasta que las amenazas se hacen más

frecuentes o graves.

Para complementar lo anterior, se muestran a continuación los porcentajes obtenidos

según el nivel de intensidad, de forma tal que se podría afirmar que aquellos con niveles de

intensidad de acoso escolar de medio a muy alto son las víctimas más frecuentes de este

flagelo dentro del Liceo Evaristo Fernández.

Tabla Nº 3

Frecuencia del Nivel de Intensidad del Acoso Escolar

Nivel de Intensidad

Porcentaje o Frecuencia Relativa

Muy Baja

61,90

Casi Alta

10,10

Alta

21,20

Muy Alta

6,80

Total

100,00

Poco menos del 40,00% de los adolescentes estarían experimentando con una

intensidad de casi alta a muy alta las situaciones de acoso escolar, aunque ciertamente la

mayoría lo hace de forma muy baja lo que explicaría la mediana que ubica al grupo general

en este nivel. No obstante, es notorio el hecho de que los niveles altos tengan estas

frecuencias, pues podrían significar que se están haciendo reiteradas y continuas las

diversas formas de acoso, alargándose en el tiempo y ocurriendo con mayor frecuencia.

Además, de ser vividas fuertemente por quienes son víctimas de las mismas.

32

DERECHOS RESERVADOS

Misle y Pereira (2013), enfatizan que la intensidad del acoso escolar tiende a

aumentar a medida que se incrementan las situaciones y su periodicidad, pues quien es

víctima comienza a entender que no se trata de bromas o juegos, sino de una agresión

sistemática e intencional contra su persona, que puede llegar a experimentar de forma tan

fuerte que afecta su vida emocional y socialmente.

En comparación con el estudio que realizaran Merlyn y Díaz (2012), se presentan

coincidencias, pues las situaciones de acoso que reportaron los niños y adolescentes que

formaron parte de su investigación, tendrían una intensidad alta o muy alta en 27% de los

casos de aquellos que fueron determinados, según los propósitos del mencionado estudio,

como casos puntuales de acoso escolar.

33

DERECHOS RESERVADOS

Conclusiones

A continuación, se enlistan las conclusiones obtenidas en razón de cada uno de los

objetivos específicos de la investigación así como aquella concerniente al objetivo general,

para dar respuesta a la interrogante formulada. Todas emitidas en atención a los resultados

arrojados por el estudio, los cuales han sido discutidos de acuerdo con los baremos de

interpretación y las informaciones teóricas.

Al

identificar

la

frecuencia

de

los

adolescentes,

la

intimidación

amenazas,

factores

del

coacciones,

acoso

escolar

presentes

en

exclusión

bloqueo

social

obtuvieron un nivel alto. Por otro lado, en el nivel medio se ubicaron el hostigamiento

verbal, el desprecio ridiculización, la restricción de la comunicación, las agresiones y los

robos.

Cuando se determinó la intensidad del acoso escolar, esta fue muy baja. Esto

implicaría que el acoso no se experimenta con una gran importancia.

Respecto a la frecuencia del nivel de intensidad del acoso escolar un 40% de los

adolescentes,

estarían

experimentando

con

una

intensidad

alta

las

situaciones

de

intimidación.

Finalmente, al determinar el nivel de acoso escolar en adolescentes, la muestra objeto

de estudio arrojó un nivel casi alto.

34

DERECHOS RESERVADOS

Recomendaciones

En atención a las conclusiones anteriores, se formulan recomendaciones dirigidas a

los posibles focos de atención relacionados con el tópico de estudio, centros educativos,

padres/representantes, alumnos, docentes, personal orientador y futuros investigadores.

A los centros educativos con especial énfasis

en

el

que ha sido

parte de

la

investigación, se recomienda estar atentos, mediante la observación, sesiones individuales y

grupales, a todas las situaciones que puedan ser denunciadas como acoso, para aplicar las

medidas correctivas necesarias, disciplinaras y de orientación, que coadyuven a contener

este hecho.

A los padres y/o representantes, estar atentos ante los cambios de humor, apetito,

descanso, rendimiento escolar de sus hijos o representados así como a posibles signos

físicos de maltrato. A la vez, se recomienda establecer o mantener canales de comunicación

y confianza, donde los adolescentes puedan exponer sus vivencias y sentimientos.

Al personal orientador, se recomienda atender los casos puntuales tanto de acosadores

como de acosados, para tomar las medidas de atención necesarias en cada grupo. Además,

se sugiere diseñar e implementar programas para evitar estas situaciones, que le permitan a

las

posibles

víctimas

obtener

herramientas

para

no

callar

las

intimidaciones,

y

la

comunicación a aquellos posibles acosadores que por medio de la terapia de modificación

de conducta puedan plantear los motivos que le conducen a acosar.

35

DERECHOS RESERVADOS

A futuros investigadores, realizar estudios donde se relacione el acoso con otras

variables

como

autoestima,

inteligencia

emocional,

locus

de

control,

asertividad,

autoconcepto, maltrato, abuso, abandono y familia; para determinar la posible asociación e

influencia entre estas, con la finalidad de determinar si el acoso escolar como aspecto

negativo afecta los constructos mencionados de forma poco favorable.

36

DERECHOS RESERVADOS

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Cabezas, H. (2007). Detección de conductas agresivas “bullyings” en escolares de sexto a

Recuperado de:

octavo

año,

en

una

muestra

costarricense.

Cajamarca, M. y Lozada, A. (2014). Manifestaciones de acoso escolar entre pares en estudiantes de 7mo a 9no año de educación general básica. (Tesis en línea). Recuperado de: http://dspace.ucuenca.edu.ec/handle/123456789/20396

Duque, M. (2010) Influencia del acoso escolar en el desarrollo de distorsiones cognitivas

en adolescentes. (Trabajo Especial de Grado). Universidad Rafael Urdaneta de

Venezuela, Maracaibo, Venezuela.

Federación de Psicólogos de Venezuela (1981). Código de Ética Profesional del Psicólogo.

Barquisimeto. Venezuela.

González, D. y Sáez, N. (2014). Acoso escolar, ansiedad, depresión en adolescentes de ciclo diversificado. (Trabajo Especial de Grado). Universidad Rafael Urdaneta de Venezuela, Maracaibo, Venezuela.

Hernández, R.; Fernández, C. y Baptista, P. (2014). Metodología de la investigación. (6ª ed). México: McGraw Hill.

Hurtado de Barrera, J. (2010) El Proyecto de Investigación. Comprensión Holística de la Metodología y la Investigación. Editorial. Quiron. Caracas Venezuela.

Marín,

L.

(2010).

Bullying:

violencia

en

las

escuelas.

Recuperado

de:

Merlyn, M. y Díez, E. (2012). Maltrato entre pares: incidencia y características generales en segundo a décimo grados de la educación básica particular, Quito, Ecuador. Recuperado de: http://www.redalyc.org/html/802/80224034006/

Misle, O. y Pereira, F. (2013). Violencia en los pupitres. Caracas: CECODAP.

37

DERECHOS RESERVADOS

Olweus, D. (2004). Conductas de acoso y amenaza entre escolares. Madrid: Morata.

Oñate A. y Piñuel I. (2005) Estudio Cisneros X: Violencia y Acoso Escolar en España. Recuperado de: http://www.acosoescolar.com/inicio/CISNEROSX.pdf

Ortega, R. (2005). Violencia escolar en Nicaragua. Nicaragua: Edita.

Ramones, C. (2012). Estrategias para orientar situaciones de acoso escolar (bulliyng) en las Escuelas Básicas Primarias. (Trabajo Especial de Grado). Universidad Rafael

Urdaneta de Venezuela, Maracaibo, Venezuela.

Saldivia (2011), Análisis del acoso escolar entre alumnos de la segunda etapa de la E.B.N.

Amenodoro Urdaneta. Municipio San Francisco, Estado Zulia. Universidad Dr.

Rafael Belloso Chacín. Maracaibo.

Shephard, B.; Ordóñez, M. y Rodríguez, J. (2012). Estudio de la violencia escolar - bullying- entre pares de las escuelas de la ciudad de Cuenca. Cuenca, gráficas Hernández,

Sullivan, K.; Cleary, M., y Sullivan, G. (2005). Bullying en la enseñanza secundaria: el acoso escolar: cómo se presenta y cómo afrontarlo. Barcelona: CEAC.

UNESCO. (2013). Respuestas del Sector de Educación Frente al Bullying Homofóbico. Cuadernillo 8, Serie Buenas Políticas y Prácticas para la Educación en VIH y Salud. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0022/002229/222918S.pdf

Viscardi, N. (2003). Enfrentando la violencia en las escuelas: un informe de Uruguay. En UNESCO, autorii, varii, Barsil. Violencia na Escola: América Latina e Caribe. Brasilia, Brasil: Ediciones UNESCO, 153-205.

38

DERECHOS RESERVADOS

ANEXOS

39

DERECHOS RESERVADOS

ANEXO 1

Sexo:

Edad:

Grado que cursas:

Vives con tus padres:

¿Cuántos hermanos tienes?

Test AVE

A

continuación, aparecen situaciones de violencia que pueden ocurrir en tu escuela.

Indica cuántas veces te ocurren estas situaciones marcando la alternativa adecuada.

no te ocurren NUNCA, marca la alternativa NUNCA

te ocurren POCAS VECES, marca la alternativa POCAS VECES.

te ocurren SIEMPRE, marca la alternativa SIEMPRE.

Si

Si

Si

 

Siempre

Pocas Veces

Nunca

1. No me hablan

Siempre

Pocas Veces

Nunca

2. Me ignoran, me hacen el vacío

Siempre

Pocas Veces

Nunca

3. Me ponen en ridículo ante los demás

Siempre

Pocas Veces

Nunca

4. No me dejan hablar

Siempre

Pocas Veces

Nunca

5. No me dejan jugar con ellos.

Siempre

Pocas Veces

Nunca

6. Me llaman por apodos despectivos

Siempre

Pocas Veces

Nunca

7. Me amenazan para que haga cosas que no quiero

Siempre

Pocas Veces

Nunca

8. Me obligan a hacer cosas que están mal

Siempre

Pocas Veces

Nunca

9. Me molestan insistentemente

Siempre

Pocas Veces

Nunca

10. No me dejan que participe, me excluyen

Siempre

Pocas Veces

Nunca

11. Me obligan a hacer cosas peligrosas para mí

Siempre

Pocas Veces

Nunca

12. Me obligan a hacer cosas que me dan rabia

Siempre

Pocas Veces

Nunca

13. Me obligan a darles mis cosas o dinero

Siempre

Pocas Veces

Nunca

14. Rompen mis cosas a propósito

Siempre

Pocas Veces

Nunca

15. Me esconden las cosas

Siempre

Pocas Veces

Nunca

16. Roban mis cosas

Siempre

Pocas Veces

Nunca

17. Le dicen a otros que no estén o que no hablen

Siempre

Pocas Veces

Nunca

conmigo

18. Les prohíben a otros que jueguen conmigo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

19. Me insultan

Siempre

Pocas Veces

Nunca

20. Hacen gestos de burla o desprecio hacia mí

Siempre

Pocas Veces

Nunca

21. No me dejan que hable o me relacione con

Siempre

Pocas Veces

Nunca

40

otros

     

22. Me impiden que juegue con otros

Siempre

Pocas Veces

Nunca

23. Me pegan puñetazos, patadas

Siempre

Pocas Veces

Nunca

24. Me gritan

Siempre

Pocas Veces

Nunca

25. Me acusan de cosas que no he dicho o hecho

Siempre

Pocas Veces

Nunca

26. Me critican por todo lo que hago

Siempre

Pocas Veces

Nunca

27. Se ríen de mí cuando me equivoco

Siempre

Pocas Veces

Nunca

28. Me amenazan con pegarme

Siempre

Pocas Veces

Nunca

29. Me pegan con objetos

Siempre

Pocas Veces

Nunca

30. Cambian e l significado de lo que digo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

31. Me molestan para hacerme llorar

Siempre

Pocas Veces

Nunca

32. Me imitan para burlarse de mi

Siempre

Pocas Veces

Nunca

33. Se burlan de mí por mi forma de ser

Siempre

Pocas Veces

Nunca

34. Se burlan de mí por mi forma de hablar

Siempre

Pocas Veces

Nunca

35. Se burlan de mí por ser diferente

Siempre

Pocas Veces

Nunca

DERECHOS RESERVADOS

36. Se burlan de mi apariencia física

Siempre

Pocas Veces

Nunca

37. Van contando por ahí mentiras acerca de mi

Siempre

Pocas Veces

Nunca

38. Procuran que les caiga mal a otros

Siempre

Pocas Veces

Nunca

39. Me amenazan

Siempre

Pocas Veces

Nunca

40. Me esperan a la salida para pelear conmigo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

41. Me hacen gestos para darme miedo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

42. Me envían mensajes para amenazarme

Siempre

Pocas Veces

Nunca

43. Me empujan para intimidarme

Siempre

Pocas Veces

Nunca

44. Se portan cruelmente conmigo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

45. Intentan que me castiguen

Siempre

Pocas Veces

Nunca

46. Me desprecian

Siempre

Pocas Veces

Nunca

47. Me amenazan con armas

Siempre

Pocas Veces

Nunca

48. Amenazan con dañar a mi familia

Siempre

Pocas Veces

Nunca

49. Intentan perjudicarme en todo

Siempre

Pocas Veces

Nunca

50. Me odian sin razón

Siempre

Pocas Veces

Nunca