Está en la página 1de 4

EL ROMPECABEZAS DE LA INGENIERIA.

POR QUE Y COMO SE TRANFORMA DEL MUNDO

CAPITULO 1: LOS PROCESOS INTELECTUALES DE LA INGENIERIA

La ingeniería es un campo muy diverso y siempre surge un problema o evento nuevo el cual
solucionar ya que el conocimiento del mundo y de los fenómenos que en este pasan son
infinitos y solo con ciertos métodos científicos en los cuales se aborda los problemas en forma
local es posible llegar a soluciones más generales o globales pero aun así nunca se tendrá
conocimiento absoluto de nada. La ingeniería tiene dos etapas: el diagnóstico y el diseño, en la
primera se conoce el problema, sus causas y en la segunda se planea una solución basado en
sus conocimientos y las condiciones con las que se debe enfrentar y así poder prestar un
servicio a la sociedad. Muchos de los requerimientos del trabajo del ingeniero buscan
solucionar problemas o mejorar la condición de vida de las personas aunque a medida que
avanzan los conocimientos y la tecnología también se busca satisfacer caprichos de las
personas.

En cualquier sector de la economía (primario, secundario, terciario) es necesario un ingeniero


tanto para diagnosticar como para diseñar, pero estas dos actividades deben ser consensuadas
con la comunidad en donde se va a realizar cualquier proyecto, teniendo en cuenta los efectos
sociales, ambientales, éticos, etc.; tanto para el presente como para el futuro. Es necesario
para esto evaluar que tan necesario es el proyecto que bienestar traerá y que problemas
causara y de esta manera determinar si es viable o no.

La ingeniería nace de la necesidad del hombre de sobrevivir y de adaptar las condiciones a su


favor de una manera consiente interviniendo en la naturaleza y en todo lo que lo rodea, para
de esta manera beneficiarse, pero este capacidad le da una gran responsabilidad de preservar,
cuidar y ponerle limite a sus acciones para no afectar la vida en la tierra. A medida que se
desarrollaba el leguaje, la creación de herramientas y la cooperación, la humanidad fue
evolucionando e incrementando sus necesidades y a si se desarrolló la ingeniera como una
profesión. Las creaciones por el hombre superar ya la biodiversidad, y lo que antes se hacía por
cubrir una necesidad hoy se hace por mejorar su funcionamiento, su apariencia u otros
atributos dependiendo de las personas y esto ha causado la depredación de la naturaleza para
satisfacer al hombre sus necesidades, las cuales van más allá de lo físico y se vuelven también
psicológicas y espirituales, sin tomar conciencia de lo de verdad necesitamos y del bien que le
hacemos a el planeta si controlamos la creación masiva de tecnología y de bienes
innecesarios.

En cuanto a la pregunta de que debe saber hacer un ingeniero es complicado entender los
procesos mentales de los ingenieros que se vuelven automatismos, partes del modo de ser
que luego utilizan sin estar conscientes de cómo se procedió paso a paso. Los aplican, pero no
los explican. El diagnóstico en ingeniería se apoya en conocimientos tanto científicos como
empíricos y tiene por finalidad establecer la relación que en el problema planteado existe
entre causas y efectos. Primero se toma la mayor premisa de acuerdo a la experiencia y casos
anteriores que son similares y después se valida o se prueba si la teoría es aplicable y puede
predecir los efectos observados
A La hora de diseñar el ingeniero pasa por tres etapas la primera es el diseño conceptual, en la
cual se crea una solución al problema planteado casi siempre subjetivamente pero siempre
bajo los parámetros de la profesión y pensando en la mejor solución, esto se hace
cualitativamente, luego se debe verificar la posible solución ya en un ámbito más cuantitativo
y determinado bajo estudios previos si eficacia y viabilidad y por último se debe optimizar la
solución encontrada, esto con el fin de reducir costos, de mejorar la eficiencia, de ser mas
efectivos y de generar más confiabilidad

La revisión del diseño para evitar fallas no sólo es la tarea más trascendente de la ingeniería,
sino también la más laboriosa. Esto se debe a que ha de realizarse para todos y cada uno de los
mecanismos de falla potenciales, en cada caso con idéntico rigor deductivo y con el mismo
grado de detalle.

El proceso de optimización permite seleccionar entre la gama de soluciones posibles la que


maximiza la diferencia beneficio menos costo o, con mayor rigor, maximiza el valor presente
de dicha diferencia, La comparación de opciones debe hacerse, entre aquellas que resulten
factibles, después de haber definido para cada una sus plazos de ejecución, sus costos y sus
riesgos, de modo que en efecto puedan estimarse los beneficios que rendirían y lo que tendría
que pagarse por ellas. Las capacidades lógicas y la creatividad necesarias para diseñar sólo
pueden desarrollarse y afinarse en la práctica, pero se apoyan y nutren en aptitudes y
destrezas mentales adquiridas en el estudio de la ciencia.

La incertidumbre es inherente a todo conocimiento y la obligación del ingeniero es llegar a un


diagnóstico y un diseño pese a que la información disponible sea incierta e incompleta. Para
ello no sólo debe seguir procesos lógicos conocidos, sino aplicar su buen juicio a superar la
incertidumbre inevitable.

El buen juicio de un ingeniero se manifiesta entonces en su capacidad de: distinguir la


información que es relevante para cada problema entre el conjunto de esta, buscar
claramente y de modo certero la evidencia adicional que es necesaria, conciliar en formación
contradictoria, y aprobar y aprovechar datos diversos según su percepción personal sobre el
significado de ellos. Entonces, el juicio es lo que permite hacer deducciones pertinentes a
partir de las experiencias previas y en el contexto de la incertidumbre que siempre existe en
los datos asequibles y en el conocimiento de que se dispone. Aunque el ingeniero aplica
continuamente conocimientos y métodos científicos, no es esto lo que más vale de su labor,
tampoco procesar matemáticamente las estimaciones numéricas de la probabilidad es lo más
valioso de lo que hace, aunque sea complejo y arduo, pues esto no es sino un medio para
hacer utilizable la información que el juicio requiere para decidir. Lo más importante del
trabajo del ingeniero es entender, estimar y procesar la incertidumbre de las variables que
maneja para diagnosticar y diseñar; esto es, luchar con lo incierto sin paralizarse ni renunciar a
la racionalidad y poder también realizar un trabajo en equipo en el cual cada aporte fortalezca
la solución final.
Aunque el ingeniero pudiera ser siempre absolutamente racional, la razón no le bastaría para
cumplir sus funciones; además de la razón, tiene que poner en juego otras facultades que no
son específicas de la ingeniería, sino genéricas de la especie humana: en primer lugar, la
empatía o capacidad de identificarse con los sentimientos de otras personas, a fin de evaluar y
comprender las necesidades y preferencias de quienes reciben los beneficios o pagan los
costos de los proyectos de ingeniería, y luego requerirá también de voluntad, laboriosidad, e
imaginación.

La imaginación nos ofrece una salida para llegar a lo real cuando estamos privados de
observarlo, pero también puede apartarnos de esa realidad; es por tanto un recurso a la vez
preciado y peligroso. Por eso su valoración es ambigua: suele criticarse la falta de imaginación
de los ingenieros que no supieron prever la eventualidad que hizo fallar alguna de sus
creaciones; pero también se critica la imaginación desbordada de quienes se forjan imágenes
mentales muy precisas de condiciones que no se materializaron y a causa de lo cual ciertos
proyectos no cumplieron bien su función.

Las capacidades especializadas no son suficientes para ejercer una profesión como la
ingeniería. Se requieren también capacidad de afecto y compromiso hacia ciertas personas o
grupos; empatía hacia todos los demás; fidelidad a las ideas e intereses que compartimos y,
finalmente, respeto a cada ser humano, independientemente de las diferencias que nos
separen de él. El trabajo del ingeniero contiene en sí mismo, además del potencial de
beneficiar a la sociedad en general, los elementos necesarios y suficientes para aumentar la
felicidad de los profesionales que lo ejercen.

la formación del ingeniero ocurre en ambos ambientes: el escolarizado, indispensable en los


tiempos modernos para el aprendizaje de la teoría junto con la iniciación en su uso, y el de la
práctica ayudada por ingenieros maduros, a fin de que el aprendiz tenga, sin riesgos excesivos,
vivencias personales en todos y cada uno de los procesos intelectuales de la ingeniería y, en
particular, pueda realizar en condiciones realistas y a escala natural el tipo de cálculos,
observaciones y comparaciones característicos de la profesión En tal contexto ideal, la escuela
de ingeniería debiera abocarse centralmente a enseñar muy bien cierto conjunto de
conocimientos y métodos de la ciencia y la ingeniería, determinado por consenso de un
pequeño grupo mixto de ingenieros en el que deben participar, por un lado, académicos y, por
otro, profesionales de la práctica, todos con experiencia y reconocimiento en su respectivo
campo de actividad. Pero se requiere que los estudiantes de ingeniería se les fortalezca en
otras áreas como la ética. La historia. Economía, derecho La toma de decisiones para
desarrollar mejor la profesión. Periódicamente las instituciones educativas deben, por así
decirlo, reordenar en grado de importancia decreciente toda la lista de conocimientos que en
primera aproximación parezca deseable incluir en el plan de estudios, y de tal modo
determinar qué ha de quedarse fuera del plan de estudios. Los ejemplos y/o ejercicios que se
planteen en ciencias básicas como matemáticas y físicas deben ir orientados a los casos reales
de la ingeniería para de este modo mejorar el aprendizaje, motivar al estudiante y fortalecer
conocimientos. La formación de ingenieros está fuertemente influida por la necesidad de estos
profesionales de conocer y manejar con soltura todas esas nuevas herramientas tecnológicas,
que con seguridad seguirán evolucionando muy rápidamente.
El valor principal de la globalización reside precisamente en poner ante los ojos de todos los
seres humanos las opciones y experiencias que otras naciones y personas han desarrollado,
para que cada quien opte por lo que más le conviene y mejor pueda ajustarse a sus designios y
posibilidades. Los ingenieros de cualquier país deben acceder al conocimiento universal y a las
nuevas tecnologías, además de crear ellos mismos nuevas soluciones mediante la innovación
de lo que existe y esto será lo que produzca en cada país el dinamismo de sus empresas, la
productividad laboral y la calidad de vida.

También podría gustarte