Está en la página 1de 20

FIORINI, DIRECCIONES DEL PROCESO EN EL ABORDAJE PSICOANALÍTICO DEL T.

NARCISISTA

Las organizaciones defensivas podrán ser señaladas, pero durante mucho tiempo serán elementos
sostenedores del paciente, no podrán ser atacadas, movilizadas. Por ende, se trabajara prevalentemente
en relación al holding.
1. Del aislamiento o encapsulamiento de la fragilidad narcisística, poder pasar a la dependencia
regresiva y la continencia en el vínculo terapéutico. Más adelante se podrá ir produciendo el pasaje
de la continencia en el vínculo terapéutico a la auto-continencia.
2. De la confusión a la discriminación.
3. De las percepciones parciales del cuerpo hacia una progresiva construcción de un esquema
corporal integrado. Construcción de las delimitaciones mente-cuerpo.
4. Desde las polarización de las valoraciones (idealizaciones, Ideal del Yo) hacia una gradación de
estas valoraciones.
5. Dirección q marcha desde la dispersión, la fragilidad e inestabilidad de las imágenes de sí hacia
una mayor cohesión, consistencia y estabilidad.

P/ llegar a la interpretación, hay q ir creando condiciones graduales, p/ acceder a un psiquismo capaz de


trabajar eficazmente con la interpretación.

Diferentes intervenciones, instrumentos técnicos


 Intervención vincular: Crear un vínculo con el paciente, un espacio “nosotros”. Mostrar q se
tolera el vínculo con sus cargas y vicisitudes. Trabajar en dirección a crear un vínculo de manera q
las palabras produzcan registros y efectos de sentido. Nivel pre-verbal.
 Discriminación: Intervención organizadora, en relación al pensamiento confusional, condensado,
del trastorno narcisista. Supone q el otro ya entiende Falla en las categorías lógicas. Introducir
preguntas, portadoras de un modelo lógico.
 Confrontaciones: Confrontar al paciente con una imagen. Trabajar en el registro de las
imágenes. Mirada en cuanto estructurante de la identidad.
 Interpretación: no pueden limitarse a puntuar el discurso. Relevamiento, elaboración y
recomposición de un vasto mosaico identificatorio.

FIORINI – LA PRESENCIA DEL TERAPEUTA, REGLAS TECNICAS DE COMPLEMENTARIEDAD…

¿Ausencia o presencia del terapeuta? Tanto la presencia como la ausencia pueden configurar alternativas
técnicas validas si están dadas las condiciones p/ una u otra de estas conductas técnicas.
Situación clínica tipo 1  neurosis. Necesidad de establecer una regla de abstinencia la cual propone q
ante la presencia de una denuncia del paciente dirigida en la transferencia al rol del terapeuta, se hace
indicado desde éste una ausencia de gratificación de lo demandado en la transferencia.
Situación clínica tipo 2  trastornos narcisistas. En estos casos, al haber un déficit, una falta básica, lo
indicado será en el terapeuta una conducta de presencia estructurante.

REGLAS PACIENTE: TERAPEUTA: INDICACION PACIENTE: CONTRAINDICACION


CONDICIONES TECNICA TECNICA
1 Supuesta PRESENCIA AUSENCIA. Función recortante PRESENCIA. Función ilusionista q
fantasmatica del A en de la figura del fantasma presentifica la figura del fantasma
transferencia
2 AUSENCIA. De desarrollo PRESENCIA. Función AUSENCIA. Función desestructurante
del sí mismo, déficit de estructurante q repite déficits en las funciones
estructura, falta básica parentales

FREUD - ESQUEMA DEL PSA


Las vivencias de los primeros años del niño poseen un significado inigualable p/ su vida posterior. El
influjo de una situación x la q todos los niños están destinados a pasar y q deriva de manera necesaria del
factor de la crianza prolongada y de la convivencia con los progenitores es el CE. Es necesario diferenciar
lo masculino y lo femenino en la vida anímica  masculino: fuerte y activo; femenino: débil y pasivo.
El 1º objeto erótico del niño es el pecho materno, el amor se engendra apuntalado en la necesidad de
nutrición satisfecha. Al comienzo, el pecho no se distingue del cuerpo propio, cuando tiene q ser
divorciado del cuerpo y trasladado hacia fuera, toma consigo una parte de la investidura libidinal
originariamente narcisista. Se completa luego en la persona de la madre q con sus cuidados deviene la 1°
seductora del niño. Se fija como arquetipo de todos los vínculos posteriores de amor en ambos sexos.
Cuando el varón ha entrado en la fase fálica, deviene el amante de la madre y busca sustituir junto a ella
al padre, quien es su rival, le estorba el camino y le gustaría quitárselo de en medio.
La madre comprende q la excitación sexual del varón se dirige a su propia persona, x lo q le prohíbe el
quehacer manual bajo la amenaza de castración x parte del padre. Si a raíz de esta amenaza el niño
puede observar unos genitales femeninos, cree en la seriedad de lo q ha oído y vivenciado y cae bajo el
CE. P/ salvar su miembro sexual, renuncia de manera más o menos completa a la posesión de la madre. A
consecuencia de la amenaza resigna la masturbación, pero no la actividad fantaseadora q la acompaña.
La niña, en cambio, no tiene q temer la pérdida del pene, pero no puede menos q reaccionar x no haberlo
recibido (envidia del pene). Si en la fase fálica intenta conseguir placer, x estimulación manual de los
genitales, suele no conseguir una satisfacción suficiente x lo q abandona pronto la masturbación y se
extraña x completo de la sexualidad. Se produce un abandono de la madre amada, a la q no puede
perdonar q la haya echado al mundo tan defectuosamente dotada. Se sustituye a la madre como objeto
de amor, cambiándola x el padre. Hay una identificación con la madre, se pone en su lugar y quiere
sustituirla. Su nueva relación con el padre tiene al ppio x contenido disponer de su pene, pero culmina en
otro deseo: recibir el regalo de un hijo de él. Así, el deseo del hijo ha reemplazado al deseo del pene.
En el varón la amenaza de castración pone fin al CE; en el caso de la mujer ella es esforzada hacia su CE
x efecto de la falta de pene. Su añoranza de poseer un pene, insaciable, puede llegar a satisfacerse si ella
consigue totalizar el amor x el órgano como amor x el portador de este.
Entonces: Varón  Edipo  castración
Mujer  castración  Edipo

SANDLER – TRANSFERENCIA

Freud  notó q en el curso del tratamiento se modificaba la actitud del paciente hacia el médico, y q estos
cambios, q incluían fuertes elementos emocionales, podían hacer q se interrumpiese el proceso de
asociación verbal. A tales sentimientos denomino transferencia y dijo q se producían como resultado de
un falso enlace entre una persona q había sido objeto de antiguos deseos del paciente, y el médico.
Desde el comienzo del tratamiento está presente en el paciente una transferencia q durante un tiempo es
el móvil más poderoso de su avance. Diferencia entre transferencia positiva de negativa.
Greenson  la transferencia consiste en vivenciar hacia una persona del presente sentimientos, pulsiones,
actitudes, fantasías defensas q no corresponden a dicha persona y son una repetición, un desplazamiento
de reacciones originadas en personas significativas de la niñez temprana. P/ q una reacción sea
transferencia debe ser una repetición del pasado y ser inapropiada p/ el presente.

GREENSON - LA RELACIÓN NO TRANSFERENCIAL EN LA SITUACIÓN ANALÍTICA

PSA clásico  considera todas las interacciones entre el paciente y su analista como transferencias o
contratransferencias y hace de la interpretación la única intervención correcta.
Interés x las interacciones no transferenciales o “reales” q tienen lugar en el curso del tratamiento
psicoanalítico. En tanto el paciente tiene una parte sana en su personalidad, su relación real con el
analista nunca queda del todo sumergida. Resulta esencial reconocer, clarificar, diferenciar e incluso
promover las reacciones no transferenciales en el paciente y el analista.
Transferencia  impulsos, sentimientos, fantasías, etc. con respecto a una persona en el presente q no
se adecúan a esa persona sino q constituyen una repetición de respuestas originadas en la relación con
personas significativas de la temprana infancia, desplazadas ICCmente a personas en el presente.
Repetición indiscriminada y no selectiva del pasado y es inadecuada. Las reacciones transferenciales
permiten al paciente traer a la situación analítica el material inaccesible evitado.
Relación real  no transferencial, es adecuada, exacta e inmediata. Adaptativas y realista.
Toda transferencia encierra un germen de realidad, y todas las relaciones reales tienen ciertos elementos
transferenciales.
Alianza de trabajo  rapport razonable, racional y no neurótico q el paciente tiene con su analista y q le
permite trabajar intencionalmente en la situación analítica, a pesar de sus impulsos transferenciales. El
núcleo confiable de la alianza de trabajo es sobre todo la relación “real”. La conciencia q el paciente tiene
de su padecimiento neurótico y la posibilidad de recibir ayuda del analista lo mueven a buscar la situación
analítica y a trabajar en ella. Búsqueda x parte del analista del insight, de manera q pueda ayudar al Yo
bloqueado distinguir lo adecuado de lo distorsionado, lo correcto de lo falso, lo realista de lo fantástico. La
alianza de trabajo permite al paciente comprender los insights del analista. La base p/ la alianza de
trabajo es la capacidad p/ un funcionamiento yoico relativamente libre de conflicto y la capacidad p/
establecer una relación no transferencial, real, con el analista.

Analizar supone aumentar el insight del paciente respecto a sí mismo. Comprende los procedimientos de
confrontación, clarificación, interpretación y elaboración.
Algunos procedimientos no aumentan el insight, sino q fortalecen aquellas funciones yocias q se requieren
p/ lograr comprensión. Los procedimientos anti-analíticos son los q bloquean o debilitan la capacidad del
paciente p/ el insight y la comprensión.
El terapeuta no puede descartar todos los comentarios del paciente como meras reacciones
transferenciales y convertirlas en el tema de una interpretación.
Si la meta terapéutica es aumentar las funciones yoicas sanas del paciente y su capacidad p/ las
relaciones objetales, es importante confirmar aquellos aspectos de su conducta q indican un
funcionamiento sano.

KOHUT - EL PAPEL DE LA EMPATÍA EN LA CURA PSICOANALÍTICA

Capacidad del analista de empatizar con la experiencia interior q el paciente tiene. El analista capta
genuinamente la percepción q el paciente tiene de su realidad psíquica y la acepta como válida. No
enfrenta al paciente con una realidad “objetiva”, presuntamente más real q su realidad interna, sino q
confirma la validez y legitimidad de la percepción de la realidad q tiene el paciente.
La empatía se trata de una herramienta de observación, neutral respecto de los valores. Es el intento de
una persona de vivenciar la vida interior de otra, pero manteniendo simultáneamente la postura de
observador objetivo.
Comprensión y explicación: en la primera, la actividad esencial es la empatía. El analista expresa
verbalmente q ha captado lo q el paciente siente, describe su estado interior poniéndole de manifiesto q
ha sido “comprendido”, o sea, q otra persona ha podido experimentar lo q él mismo experimentó.

SANDLER - LA ALIANZA TERAPEÚTICA

La alianza terapéutica es la alianza q necesariamente deben establecer el paciente y el analista si se


pretende q la labor terapéutica tenga éxito. P/ q un análisis alcance éxito debe tener como nucleo una
relación permanente y estable q permita al paciente mantener una actitud esencialmente positiva
respecto de la tarea analítica cuando los conflictos revividos x la ns de transferencia saquen a la superficie
de la CC deseos y fantasías perturbadores.
Se trata de un “rapport” razonable y racional, no neurótico del paciente con su analista, q lo lleve a
trabajar de buen grado en la situación analítica. Se plantea un yo relativamente independiente de las
mociones (funciones autónomas del yo), y la alianza terapéutica se basa en apelar a dichas funciones.
El paciente debe tener capacidad de observarse a sí mismo como si fuera otra persona, lo que es correlato
de la presencia en el yo de elementos centrados en la realidad que le permiten al paciente identificarse
con los propósitos de la terapia. La alianza tiene como núcleo una relación real, “parte no neurótica”, no
transferencial entre paciente y analista.
Se basa en el deseo CC o ICC del paciente de cooperar y en su disposición a aceptar ayuda del terapeuta
p/ superar sus dificultades internas.
Si bien el tratamiento puede iniciarse aunq no exista una alianza intensa, x lo común alguna clase de
contrato terapéutico es indispensable desde el principio. La alianza de tratamiento podrá desarrollarse
luego en el curso de la terapia, y lo ideal es q así ocurra, gran parte de la labor del analista consistirá en
contribuir a ello.
La alianza terapéutica no permanece invariable a lo largo del análisis, ya q además de q debe establecerse
a medida q éste avanza, suele debilitarse debido a las resistencias del paciente y en cambio, verse
favorecida x el desarrollo de sentimientos positivos.

FIORINI - TIPOS DE INTERVENCIÓN VERBAL DEL TERAPEUTA

Dan cuenta de la variada gama de posibilidades abiertas frente a c/ sesión, p/ encontrar aquellas más
necesarias. No hay una jerarquía dentro del conjunto q permita distinguir algunas más importantes q
otras. Son:

1. Interrogar: pedirle datos precisos, ampliaciones y aclaraciones del relato. Explorar en detalle. C/u
de los detalles aportará elementos p/ enriquecer hipótesis q aspiren a dar cuenta de una situación.
Respeto x el carácter singular de la experiencia del paciente (no generalizar). Indagar la
perspectiva q el paciente se hace de su situación. Trabajar con las situaciones de realidad del
paciente, no con su ICC. No se trata de indagar p/ después operar terapéuticamente, sino q la
indagación misma contiene estímulos terapéuticos.
2. Informar: Proporcionar la info q se enmarca en la problemática del paciente cumple un rol
terapéutico específico: crea una perspectiva desde la cual los problemas del paciente dejan de ser
vistos como algo q sólo a él le pasa. No informar constituye un falseamiento p/ comprender los
dinamismos individuales y grupales.
3. Confirmar o rectificar enunciados del paciente: rol activo del terapeuta. La rectificación permite
poner de relieve las defensas y las limitaciones de la CC. La confirmación consolida en el paciente
una confianza en sus propios recursos yoicos. Refuerzo de los logros positivos. Si sólo se le marcan
los errores y defectos, se promueve una estructura de vínculo infantil dependiente, tendiente más
a la inercia q al crecimiento, acentuando “lo enfermo”.
4. Clarificaciones: Recortar los elementos significativos del relato del paciente mediante una
reformulación sintética del mismo. Prepara el campo p/ realizar señalamientos e interpretaciones.
Discriminar p/ comprenderse.
5. Recapitulaciones: Estimulan la capacidad de síntesis. Producción de recortes y “cierres”
provisorios. Asentamiento en continuas síntesis provisorias en los q se apoyan, p/ ejercitarse, los
recursos yoicos.
6. Señalamientos: estimulan en el paciente el desarrollo de una nueva manera de percibir la propia
experiencia a partir de los elementos recortados. Trabajo q sienta las bases p/ interpretar el
sentido de las conductas del paciente. Señalar siempre antes de interpretar. Ayudan a la
autocomprensión.
7. Interpretaciones: Instrumento primordial como agente de cambio. Introduce una racionalidad
posible en donde había datos sueltos, inconexos, ilógicos o contradictorios. Es una hipótesis, un
proceso siempre abierto. Ninguna hipótesis es cerrable, p/ darla como saber acabado. Deben:
- Proporcionar hipótesis sobre conflictos actuales en la vida del paciente
- Reconstruir determinadas constelaciones históricas significativas.
- Explicitar situaciones transferenciales de peso en el proceso.
- Rescatar capacidades del paciente negadas o no cultivadas.
- Hacer comprensible la conducta de otros en función de nuevos comportamientos del
paciente.
- Destacar las consecuencias q se derivan de encontrar el paciente alternativas capaces de
sustituir estereotipos personales o grupales.
8. Sugerencias: el terapeuta propone al paciente conductas alternativas. Proporcionar insights desde
nuevos ángulos. Aporte de nuevos datos de la problemática.
9. Intervenciones directivas: Tienen un rol preventivo. La evitación de una situación puede dejar un
saldo interno q se incorpora como experiencia trasladable a otros contextos. Son necesarias en
situaciones en las q el paciente se encuentra sin los necesarios recursos yoicos p/ manejar una
situación traumática. Se utilizan hasta q el paciente recupera o adquiere los recursos yoicos p/
lograr autonomía y capacidad de elaboración.
10. Operaciones de encuadre: Especificaciones relativas a la modalidad espacial y temporal q habrá de
asumir la relación terapéutica. Facilita datos sobre la problemática del paciente. Muchos de esos
datos quedan oscurecidos en el caso de someterlo a un encuadre impuesto, x eso se hace un
trabajo de elaboración conjunto del encuadre. Puede ser reajustado.
11. Meta-Intervenciones: aquellas intervenciones del terapeuta cuyo objeto son sus propias
intervenciones. Cuestionamiento de la propia intervención, señalando su carácter parcial e
hipotético de sus premisas. Explicitación de la ideología subyacente a algunos supuestos de su
propia intervención. Colocar en cuestión la ideología de ambos.

FIORINI – REPETICION Y DIFERENCIA

El paciente no recuerda sino q lo vive de nuevo. No lo reproduce como recuerdo sino como acto, lo repite
sin saber, naturalmente, q lo repite.
Deseo: remite a la organización propia de las ns, dada x el deseo erotico infantil surgido en la
triangulación edipica, sometido a represión. En los trastornos del narcisismo lo q se presenta detenido es
el proceso de evolución en el sistema de representaciones del sí mismo y de objeto. La problemática
central no está dada x deseos edipicos sino x necesidades propias de fallas en la estructuración básica del
SU. Estas necesidades indican el fracaso de las interacciones formativas con figuras adultas q debían
cumplir funciones organizadoras p/ este sistema de representaciones y no pudiendo cumplirlas. El trabajo
con estos pacientes requiere de una relación terapéutica contenedora.
Intervención vincular contenedora  el terapeuta da indicios de q está colocado en relación de resonancia
empática con estados del paciente, q expresan aquellas necesidades básicas. Esta intervención crea una
experiencia de contacto capaz de evocar en los niveles ICC y PRCC una relación primordial, punto de
partida p/ la organización del sí mismo, q fue vivida solo parcialmente, fragmentaria e incompleta. Tal
relación suplementa la falta de algo q nunca existió. La repetición se instala en cuanto falta de contacto,
ausencia de la experiencia de comunicación empática, distancia emocional de un vínculo restringido al
intercambio verbal. Repetición en el orden del vinculo, fracasos en contactos q son necesarios p/ una
interacción estructurante.

FREUD – CONSTRUCCIONES EN ANALISIS

El propósito del trabajo analítico es mover al paciente p/ q cancele las represiones. Sus síntomas e
inhibiciones son las consecuencias de esas represiones, el sustituto de eso olvidado.
La tarea del analista es colegir lo olvidado desde los indicios q esto deja tras sí, debe construirlo. Analogía
del trabajo de reconstrucción del analista con el del arqueólogo. El analista extrae conclusiones a partir de
recuerdos, asociaciones y exteriorizaciones activas del analizado.
C/ construcción es una conjetura, q debe ser examinada, confirmada o desestimada.

FIORINI – INTERVENCIONES EN CRISIS EN PSICOTERAPIAS PSICOANALITICAS

Crisis accidentales  el psiquismo está se encuentra ante un cambio súbito, imprevisto, en las
condiciones de vida. Reacción inicial de perplejidad, de desorientación, dado q el mundo súbitamente ha
cambiado. Experiencia de angustia. El psiquismo no dispone de respuesta inmediata, no esta preparado,
entonces la falta de condiciones p/ una respuesta inmediata, ante lo q ha cambiado como perspectiva
vital, genera una experiencia de relativa impotencia, angustiosa y muchas veces deprimente. Angustia y
depresión son los 2 primeros estados detectables en toda puesta en marcha de una crisis y a partir de ahí
se abren 2 caminos:
 Crisis normal: el psiquismo esta sujeto a ese impacto de cambio súbito, invadido x la experiencia
de confusión o de perplejidad, de angustia y depresión. Pasa un tiempo donde todo esto está
alterado, q es el tiempo en el cual el psiquismo va a buscar alguna respuesta. Después de un
tiempo prudencial (culturalmente acordado), el psiquismo encuentra alguna respuesta al cambio
en su vida.
 Crisis patológica: se cumplen los tiempos de la crisis normal y el psiquismo no encuentra
respuestas. El no encuentro de respuestas empieza a poner en marcha una serie de circuitos
realimentados, q amplifican la problemática de crisis. Si la angustia no se puede resolver x la vía
de un cambio q le de respuesta a la crisis, la angustia empieza a crecer c/ vez mas. Un psiquismo
q no progresa, regresa, entra en desorganización y empiezan a aparecer ansiedades psicóticas,
confusionales y persecutorias. Es una situación de riesgo q tiene q detectarlo alguien xq el q está
dentro de la crisis no lo percibe. Hay q crear la demanda xq p/ q un SU demande tratamiento tiene
q estar bastante sano.

En la crisis lo q se ha quebrado es el equilibrio entre los apoyos q el psiquismo tenia y los pilares q
soportaban esos apoyos, es decir, el psiquismo se apoyaba en ciertos pilares y se ha desorganizado la
situación de apoyatura, se perdieron los contratos de apoyatura.
El 1º impacto de la crisis es q desintegra el presente, es decir, había un presente q estaba armado de
alguna manera y ese presente se desintegra ante la irrupción del cambio y la perdida. A partir de esta
desintegración, se evoca algo del pasado, se evocan crisis del pasado, pérdidas, con lo cual, a partir de un
presente q se desintegra, el psiquismo va a hacer una lectura selectiva de su historia, va a hacer una
relectura del pasado en cuanto un pasado de crisis y perdidas.
Además, la crisis pone en suspenso el futuro, se carga de proyecciones de ese pasado q ha sido evocado.
Lo malo ocurrido es lo q siempre ocurrirá.
Las crisis tienen doble filo: puede aumentar la negatividad y el SU se convence de la historia destructiva q
ha evocado; la otra opción es el desafío a crear alguna alternativa diferente de todo lo q se está
evocando.

Aspectos del terapeuta


El hecho de q alguien consulte y se pueda establecer algún contrato de trabajo, ejerce una primera
función equilibradota. En el momento en q se contrata la estabilidad de un vinculo, de unión q pauta
unión y separación, esto empieza a reorganizar el conjunto de aquellos desequilibrios.
Al principio la función continente del terapeuta no es tanto la de un emisor de mensajes, sino la de un
receptor, es decir, acentuar la función continente es la función receptora.
La continencia se ejerce xq en el contrato terapéutico se crea un “nosotros” q no es lo mismo q “ud y yo”.
Toda crisis comienza x una experiencia de separación, algo ha sido separado, un nosotros se ha perdido.
En las crisis, lo 1º q hay q hacer es ampliar la percepción, ya q el SU viene viviendo una situación
confusa, oscura, compleja. Lo q se necesita es ampliar la percepción sobre cuantos y cuales son los
elementos involucrados en la crisis.
El 2º aspecto, es crear experiencia grupal y noción de grupo. El 3º se refiere al pensamiento, crear un
trabajo de CC y PRCC, un trabajo activo p/ poder apropiarnos lógicamente de todo lo q viene fragmentado
y confundido.

Empezamos trabajando la crisis a través de ir haciendo un relevamiento de q elementos intervienen en


ella. Lo cual supone historiar los asuntos q han ido ocurriendo hasta desembocar en una crisis.
Es un relevamiento no solo de lo q el SU vive, piensa y tiene como emociones, sino además de ese estado
de cosas q puede ser su cuenta bancaria o el estado de su cuerpo. P/ eso hay q tener q no solamente
escuchar, sino tmb preguntar.
Otro aspecto es la prevención del daño, es decir, cómo hacer p/ instaurar un control de lo q se ha
descontrolado.
X otro lado es necesario interpretar conflictos subyacentes. Esto pone en marcha todo un trabajo
interpretativo, de indagación y de elaboración en términos psicoanalíticos de la situación de crisis. Todo lo
q esta situación impacta, cómo impacta y q es lo q ha activado. Aquí están comprometidos conflictos con
la identidad, con el autoestima del SU, ya q el SU entra en crisis tmb con su propia autoestima.

IRIGOYEN – CRISIS, TOPICA DE LO TRAUMATICO

Trauma  acontecimiento q se caracteriza x superar las posibilidades del SU p/ elaborar una respuesta
adecuada. Aflujo de energías excesivo en relación a la capacidad del aparato psíquico p/ ligarlo y demorar
la descarga
Crisis  mutación considerable en un proceso, p/ mejorar o empeorar. Situación de un proceso en el q se
duda de su continuidad. Situación dificultosa y complicada Supone una pérdida de los aportes básicos del
SU. Es un desequilibrio entre la intensidad de una situación y los recursos del SU p/ manejarla. Ruptura
de un equilibrio anterior y búsqueda de un nuevo equilibrio. Este desequilibrio produce una
desorganización psíquica q puede manifestarse como descarga (Excitación psicomotriz) o desinvestidura
(parálisis). Búsqueda de un nuevo equilibrio q da lugar a diversas resoluciones posibles: desorganización
psíquica, sobreadaptación o transformación.
La crisis abarca tanto el impacto de la situación traumática como el trabajo del yo p/ encontrar una salida.
Implica un desborde del yo, q lo impulsa a cierta transformación interna, una reorganización mediante la
cual se desarrollan nuevos recursos p/ superar el estancamiento.
En las crisis ocasionadas x situaciones traumáticas el aparato psíquico es invadido x magnitudes de
energía p/ las q no está preparado, lo q produce un desborde yoico. La irrupción de estas excitaciones se
manifiesta como angustia automática q toman al yo x sorpresa y producen fenómenos de desorganización
psíquica.
Una situación deviene traumática si las representaciones poseen una significación intensa afectiva x
acumulación de tensión o x el debilitamiento del yo q no puede mantener constante el trabajo de
elaboración psíquica.

El yo en la situación de crisis
La instancia yoica es el lugar donde impacta el trauma y tmb donde se genera la reacción. El yo procura
recuperar la homeostasis y el sentimiento de unidad e identidad, p/ ello recurre a un repertorio de
defensas más drásticas y arcaicas: escisión y proyección. Son recursos momentáneos del yo, frente a una
situación inesperada.
La tarea básica del yo es construir un proyecto identificatorio con el cual sostener su cohesividad y
continuidad.
La resolución dependerá de las posibilidades del yo de realizar un trabajo de transformación, q pasará
ineludiblemente x la reelaboración de las representaciones de sí mismo. Proceso de duelo, durante el cual
algo del yo se pierde y algo se crea. Se pierden las identificaciones q sostenían el equilibrio anterior y se
construyen nuevos referentes identificatorios q permiten recuperar el trabajo coherentizador. La
resolución puede tener 2 sentidos:
 Salida regresiva  da lugar a procesos de desorganización (destrucción de la integración yoica) o
sobreadaptación (la reestructuración del yo se apoya en identificaciones q no se integran con las
ya existentes).
 Salida progresiva  consiste en una reestructuración del yo q implica una historización, dotar de
sentido al conflicto elaborado y reestablecer la continuidad entre pasado y futuro.

Manifestaciones clínicas y abordaje terapéutico


El SU experimenta un gran aumento de la ansiedad, con sentimientos de confusión, desconfianza e
inseguridad, malestar consigo mismo y con los demás. Incertidumbre, incremento de la duda e
inhibiciones. Sentimientos de impotencia, necesidad de dependencia. Pérdida de iniciativa, sensación de
fracaso, encierro y soledad.
El SU se torna mas receptivo a la ayuda terapéutica, la presencia de otro q lo escuche, q opera como
continente y regulador de la ansiedad y posibilita en un 1° momento la descarga catártica, con el
consiguiente alivio de la angustia. El terapeuta puede desempeñar un rol acompañante-receptivo, como
alguien capaz de sostener la situación de crisis.
El terapeuta utiliza un amplio espectro de intervenciones verbales, q tienden a introducir nexos causales
de pensamiento, organización del discurso y recuperación del proceso secundario. Las intervenciones
apuntarán a favorecer las capacidades yoicas de discriminación y organización.

ULLOA – LA ENTREVISTA OPERATIVA

Entrevista como proceso en el q se dan diferentes momentos q condicionan actitudes técnicas:


1. Pre-entrevista: se trata de evaluar todos los datos q se tienen aun antes de conocer al
entrevistado. Se elabora una estrategia de acercamiento y se hace una 1° predicción sobre la
futura situación.
2. Apertura: situación vincular donde comparten tiempo y espacio el entrevistado y el entrevistador.
Momento en q el entrevistador atiende las impresiones q a manera muchas veces subliminal
recoge del entrevistado.
3. Acontecer propiamente dicho: deberá ajustarse a las motivaciones y fines de la entrevista.
4. Cierre: estará condicionado a cómo se haya logrado o no el objetivo propuesto.
5. Post-entrevista: elaboración del material tanto anecdótico como emocional y en el caso del
psicólogo, de la experiencia con el entrevistado.

La entrevista operativa se propone aprovechar la situación entrevista con el fin de lograr el mayor grado
de eficacia en la resolución de una determinada acción critica, en un tiempo limitado. Procura “resolver”
una situación: en 1° lugar, resolver en cuanto a una resolución favorable de un problema y, en 2° lugar,
en cuanto al de “yo resuelvo”, “yo decido” y q equivale a q el SU recobre la autonomía perdida y se decida
a emprender los cambios necesarios en su conducta a fin de lograr un nuevo objetivo (es el mas
importante de los 2 aspectos).
La entrevista operativa significa capacidad p/ diagnosticar la situación total, y desde ahí, saber cuál es el
paso siguiente mas adecuado.
Acción critica  datos mas evidentes. Es necesario: a) diagnosticar la emoción básica más actuante
(amor-odio), b) diagnosticar el objeto al q se refiere este miedo y c) diagnosticar los mecanismos
defensivos del yo, y de la eficacia o no de los mismos p/ la emergencia q enfrenta.
La entrevista operativa procura diagnosticar y resolver la acción critica, no toda una situación.
Situaciones de este tipo de entrevistas:
 Aquellas en los q se puede reconocer un origen traumático q provoca una conducta regresiva con
incrementos de ansiedades arcaicas particularmente persecutorias
 Aquellas q se corresponden con una patología temporal. El SU resiente como antes lo q en realidad
es nuevo. Esto le impide adecuarse y cambiar. Centradas en la actuación o respuesta global ICC y
no actualizada a una situación actual. Se pasa de actuación a CC dramática.

FIORINI – EL CONCEPTO DE FOCO

El trabajo psicoterapéutico se orienta siempre hacia la delimitación de un eje o punto nodal de la


problemática del paciente.
Focalización  óptica del terapeuta q induce la concentración selectiva del paciente en ciertos puntos de
su problemática. Los pacientes tienden naturalmente, de entrada a mantener una focalización.
Empíricamente es la necesidad de delimitar la búsqueda de modo de concentrar atención, percepción,
memoria (conjunto de funciones yoicas). Dinámicamente, está guiada x la dominancia de una motivación
q jerarquiza tareas en función de resolver ciertos problemas vividos como prioritarios.
La focalización conduce a trabajar sobre asociaciones intencionalmente guiadas, mas q asociaciones libres
(contraposición con PSA). La evitación de una actitud exploratoria intencionalmente guiada es considerada
resistencial.

La estructura del foco


El foco tiene un eje central dado x el motivo de consulta. Ligado a este motivo de consulta se localiza
cierto conflicto nuclear exacerbado. Ambos se insertan en una específica situación grupal. Lo esencial es
respetar el carácter de estructura de la situación tal como existe, totalizada, en la experiencia humana. El
estudio de diversos componentes de la situación deberá hacerse en el sentido de despliegue de “niveles
de análisis”.
El foco contiene una serie de componentes condensados en la situación estructurada: situación grupal,
aspectos caracterológicos individuales (dinamismos intrapersonales, modalidades defensivas, etc) y
determinantes del contexto social mas amplio (condiciones económicas, laborales, culturales, etc).

Diafragmado operacional del foco sobre la base de ciertos reguladores y retorno a la totalización
Durante el proceso, la tarea no abarca la totalidad de los componentes de la situación sino q se concentra
en algunos de ellos, recortando alguna zona de la estructura. La profundidad con q se explore c/ zona y la
amplitud depende de:
 Desde el paciente y su grupo fliar: condiciones de vida, culturales, ocupacionales, motivacionales,
aptitudes, etc.
 Desde el terapeuta y la institución: esquemas teóricos, recursos técnicas, disponibilidades de
personal, etc.
 En c/ momento del proceso: la focalización adquiere amplitudes particulares en diferentes
momentos.

Secuencia del trabajo con el foco


1. el paciente inicia la sesión aportando un material disperso hecho de episodios recientes, recuerdos,
etc.
2. transcurrido un tiempo de ese despliegue inicial, el terapeuta interviene p/ preguntar en una
dirección especifica.
3. el paciente recibe esta reformulación y comienza a operar con ella: produce asociaciones guiadas x
la nueva dirección impresa a la tarea, amplia elementos, etc.
4. nuevas intervenciones del terapeuta tomaran ya elementos parciales componentes de la situación,
a los fines de ahondar en ellos. Momento regresivo y progresivo del análisis de la situación.

Evolución del foco


A lo largo del proceso terapéutico el foco puede ir modificándose. En una psicoterapia breve es probable q
todo el proceso gire sobre una situación focal, y el avance del proceso consista solamente en el
enriquecimiento del modelo estructural q se vaya armando de esa situación. En psicoterapias mas
prolongadas puede ir desplegándose una sucesión de focos, c/u caracterizando una etapa del proceso.

FIORINI – MODALIDADES DE FOCALIZACION

Focalización  delimitación x parte del paciente de lo q él entiende q es su problema. Concentración de


la atención q el paciente propone al terapeuta. Debe haber una relación entre aquello q se explora y x lo
cual el paciente concurre.
Focalización espontánea  el paciente tiende espontáneamente a focalizarse en el sentido de delimitar
un área de problemas. Limitación de un área geográfica en la cual se expresan sus conflictos. Es la
conducta del paciente la q va definiendo aperturas o cierres, no es el terapeuta el q establece el cierre. El
paciente delimita su zona de conflicto, asignándole al conflicto una intensidad q el paciente considera
como problema. Traza una línea divisoria entre lo q es un problema y lo q no.
Focalización selectiva  ante varias áreas de conflicto, se debe seleccionar alguna de ellas p/ empezar
a trabajar, en relación al riesgo, al carácter de urgencia (prioridad en relación al riesgo). Habiendo
múltiples áreas de conflicto, algunas se escuchan en 1º lugar o se indagan en caso de q el material no
refiera a ellas.
Focalización inducida  introducir un foco allí donde nada permite focalizar nada (bordeline). El
paciente trae todo el material desorganizado, todo es un conflicto urgente, todo es objeto de
desequilibrio, gran dispersión de áreas de conflicto. Frente al caos, crear una zona en la cual centrar la
atención y el trabajo. No habría manera de focalizar si no es induciéndolo. El paciente se resiste a la
focalización y el q propone es el terapeuta. La propuesta de un foco puede traer aparejada una
transferencia hostil, lo cual pone en peligro la posibilidad de alianza terapéutica (trabajar con un foco tmb
es trabajar con las resistencias a tolerar un foco)

Toda focalización debe estar sometida a reconsideración y acuerdos, no puede ser impuesto, siempre
tiene q haber algún chequeo de si se está de acuerdo en seguir explorando en esas zonas de forma
prioritaria.

MENENDEZ – NOTAS SOBRE FOCALIZACION

La focalización es un acto, implica vulnerar la abstinencia y la neutralidad, es x agregación, es presencia


del terapeuta.
El foco, en términos transicionales, lo será si incluye respectivamente el objeto subjetivo del paciente y el
del terapeuta. En este espacio transicional confluyen la representación de la dolencia, del tratamiento y
del estado de curación esperable, objeto subjetivo del consultante, con el diseño del conflicto nuclear y la
interpretación panorámica inicial, objeto subjetivo del terapeuta.
El foco surge x acuerdo, en un espacio transicional, compartido. Ambos sustentan su ilusión. Es un ámbito
intermedio entre la demanda del paciente y las posibilidades asistenciales del terapeuta (teorías y
capacidad empática).
Aquello en lo q se focaliza, debe tener el mayor compromiso clínico como manifestación, unido a la mayor
comprensión posible p/ el terapeuta.
X ende, es necesaria una construcción q vertebre la focalización, es decir, un diseño de la comprensión del
drama personal del SU.
La focalización es entonces entendida como una delimitación de un espacio de juego, de despliegue y
dramática del motivo de consulta.

TEORICOS

FREUD - SOBRE LA DINÁMICA DE LA TRANSFERENCIA

Todo ser humano, x efecto de sus disposiciones innatas y de los influjos q recibe de su infancia, adquiere
una especificidad determinada p/ las condiciones de amor q establecerá y las pulsiones q satisfará, así
como p/ las metas q habrá de fijarse. Esto da x resultado un clisé, q se repite de manera regular. Solo un
sector de esas emociones ha recorrido el pleno desarrollo psíquico: ese sector está vuelto hacia la realidad
objetiva, disponible p/ la personalidad CC. Otra parte de las mociones libidinosas ha sido demorada en el
desarrollo, está apartada de la personalidad CC y la realidad objetiva, y sólo tuvo permitido desplegarse
en la fantasía. Y si la necesidad de amor de alguien no está satisfecha de manera exhaustiva x la realidad,
él se verá precisado a volcarse con unas representaciones-expectativa libidinosas hacia c/ nueva persona
q aparezca. Es normal q la investidura libidinal de alguien q está parcialmente insatisfecho se vuelva hacia
el médico. Esa investidura se atendrá a modelos, se anudará a uno de los clisés preexistentes en la
persona.
La transferencia se hace intensa en neuróticos bajo análisis y es la más fuerte resistencia al tratamiento.
Cuando las asociaciones libres fallan es xq está bajo el impero de una ocurrencia relativa al analista.
Una condición previa indispensable de toda contracción de una psiconeurosis es el proceso de
“introversión” de la libido: disminuye el sector de la libido susceptible de CC, vuelta hacia la realidad, y en
esa misma medida aumenta el sector de ella incluida de la realidad objetiva, ICC. Toda vez q la
investigación analítica tropieza con la libido retirada, todas las fuerzas q causaron la regresión de la libido
se elevaran como unas “resistencias” al trabajo.
La libido disponible p/ la personalidad había estado siempre bajo la atracción de los complejos ICC y cayó
en la regresión x haberse relajado la atracción de la realidad. P/ liberarla es preciso ahora vencer esa
atracción de lo ICC, cancelar la represión (esfuerzo de desalojo) de las pulsiones ICC. La resistencia
acompaña todos los pasos del tratamiento, c/ acto del paciente tiene q tomar en cuenta fuerzas cuya
meta es la salud y aquellas, ya mencionadas, q las retrasan.
Si se persigue un complejo patógeno desde su subrogación CC (síntoma) hasta su raíz ICC, hay una zona
donde la resistencia se hace nítida y la ocurrencia q surja aparece como un claro compromiso entre sus
requerimientos y los del trabajo de investigación. En este punto sobreviene la transferencia: algo del
material del complejo es apropiado p/ ser transferido sobre la persona del médico, esta transferencia da x
resultado la ocurrencia inmediata y se anuncia mediante una resistencia.
En la cura analítica la transferencia se presenta como el arma más poderosa de la resistencia, y la
intensidad será efecto de ésta última.
Hay 2 tipos de transferencia: una “positiva” de sentimientos tiernos, y una “negativa” de sentimientos
hostiles. La positiva, a su vez, se descompone en la de sentimientos amistosos (q son susceptibles de CC)
y de sentimientos eróticos (ICC). La transferencia q resulta como resistencia dentro de la cura es la
negativa, o una positiva de mociones eróticas reprimidas.
La transferencia brinda el servicio de volver actuales y manifiestas las mociones de amor escondidas y
olvidadas de los pacientes.
Los resultados del PSA se basaron en una sugestión. Por sugestión se entiende al influjo sobre un ser
humano por medio de los fenómenos transferenciales posibles con él. La sugestión se aprovecha p/
hacerle cumplir un trabajo psíquico q tiene x consecuencia necesaria una mejoría de su situación psíquica.

WOLF – EMPATIA Y CONTRATRANSFERENCIA

Freud refiere a la empatía como capacidad de adoptar una actitud determinada hacia la totalidad de la
vida psíquica de otra persona. Si se moraliza en vez de empatizar, se vedará el desarrollo adecuado de la
transferencia. La comprensión empática es el único medio a través del cual es posible tener una opinión
global de la vida mental de otro.
Empatía  método de recolección de datos acerca de las experiencias y la vida interior de una persona,
basada en modos de percepción introspectiva. Sentirse uno mismo en el lugar de alguien. Solo estando
empáticamente sintonizado, el analista sabe q es lo q el paciente está diciendo sobre sus vivencias.
Comprensión sobre la vida subjetivamente experimentada.
Kohut vincula la empatía con la introspección, define la empatía como introspección vicaria (uno mismo
pensando dentro de la vida interior de otro, sentirse uno mismo en el lugar de otro).
Los pacientes responden a una escucha empática del analista con un incremento del sentimiento de
bienestar. Sin duda hay una gratificación en esto, como lo es estar en presencia de un ser humano
interesado y respetuoso. Empatía como modo de percepción introspectivo.

Contratransferencia:
La contratransferencia no es un método de colección de datos, sino una expresión de necesidades, como
la transferencia. Son las necesidades q se movilizan en la experiencia subjetiva del analista, en virtud de
su participación en el proceso analítico con el paciente. Es la contraparte y complemento de la
transferencia, pero no necesariamente una reacción ante ella. Movilización de las necesidades de los
objetos del self. Supone una regresión del analista, q son regresiones limitadas, útiles e inevitables q dan
como resultado un aflojamiento de la estructura del self del analista y una permeabilidad incrementada de
las fronteras del mismo.
La regresión controlada provee la ventaja de promover una perceptividad empática aumentada. Las
defensas contra la regresión interferirán con la empatía del analista. El analista experimentará una leve
sobreestimación del paciente, q constituye condición necesaria p/ q el proceso analítico se despliegue.
Como todas las percepciones, también la empatía está sujeta a las vicisitudes de los procesos mentales.
De modo que empatía y contratransferencia son mutuamente influenciables.
Algunas veces la contratransferencia puede interferir, inhibir o incluso descarrilar el proceso analítico.

Etapas del proceso analítico en el tratamiento de trastornos del self:


1. Análisis de las defensas contra el proceso analítico, contra la regresión y contra las transferencias
tipo objeto del self. Ambiente de aceptación y comprensión q aliente la regresión y la movilización
de la transferencia.
2. Despliegue de la transferencia. Las necesidades de objeto del self movilizadas se focalizan en el
analista como un potencial objeto del self satisfactor de necesidades. Fortalecimiento del self con
un sentimiento de relativo bienestar.
3. Inevitable ruptura de esta sustentadora relación entre self y objeto del self cuando éste falla en
colmar las necesidades de objeto del self movilizadas. No debe ser traumático.
4. La apropiada interpretación de la ruptura mencionada, restableciendo la mutua comprensión
mediante la explicación. Resonancia empática. El vínculo empático sustituye el cumplimiento de la
frustrada necesidad de objeto del self.
5. Self fortalecido del paciente, mediante la resonancia empática, continúa en la transferencia el
despliegue más profundo de necesidades más arcaicas del objeto del self.

MENENDEZ – EMPATIA

Empatía  procedimiento intelectual, no afectivo. Es un aspecto del vinculo q es una operación exclusiva
de la psique del terapeuta (aspecto restringido). Pero tmb es un procedimiento de conocimiento, es un
método de observación. Es condición de posibilidad psicoterapéutica.
Consiste en “ver con”, “sentir con”, en “ponerse en lugar de”. En hacer propias las vivencias del paciente,
en ser secuaz, cómplice. La acción empática es la representación en la psique del terapeuta, es poder
seguirle la corriente al otro.
Empatía no es simpatía. Se considera fidedigna la cosmovisión del paciente, pero no quiere decir dejarse
llevar x esta presunción. Si bien no es neutralidad, implica discriminación en la mente del analista.
Freud  la empatía es PRCC. Es siempre una actitud voluntaria, dirigida, mental, del analista, de “ponerse
en los zapatos de”

KILLINGMO “UNA DEFENSA DE LA AFIRMACIÓN EN RELACIÓN CON LOS ESTADOS DE…”

El PSA moderno es una disciplina curativa q aspira a ser útil p/ un espectro creciente de pacientes. Entre
ellos se encuentran aquellos pacientes q padecen síntomas somáticos pero q se consideran de origen
psicológico.
Patología del déficit  debido a la incapacidad q estos pacientes tienen p/ expresar en palabras y en
símbolos las experiencias emocionales q hacen al sí mismo, el discurso verbal psicoanalítico tradicional no
llega a abordar el problema de la experiencia subjetiva. El analista no puede acceder al sí mismo del
paciente x medio de la interpretación.

La mentalización deficiente:
La relación de los padres con el infante juega un rol decisivo en la formación de patrones emocionales
duraderos en el individuo con respecto a sí mismo y hacia los otros. El término déficit da cuenta de fallas
en la capacidad de feedback (retroalimentación) emocional del cuidador del infante q provocan
incapacidades estructurales en el infante. 3 clases de fallas: a) la falta de estimulación; b) la sobre-
estimulación; y c) la estimulación mal orientada. El analista tiene q entender la naturaleza específica de la
falla empática de los cuidadores x vía de la transferencia y x otro lado entender cómo esta falla ha
afectado la estructura de personalidad del paciente.
El concepto de mentalización se refiere a la manera como las excitaciones básicas somáticas, motrices o
intersubjetivas sufren una trasformación cualitativa q las transforma en contenidos mentales dentro de
una matriz humana intersubjetiva y personal. Debido a esa capacidad deficiente de mentalización, el SU
no puede: representar en forma de símbolos y palabras los estados emocionales de forma significativa,
experimentar los afectos como propios ni relacionarse consigo mismo como un agente. En pacientes q
presentan baja capacidad de mentalización, la significación cognitiva del afecto disminuye mientras q la
excitación somática aumenta.
Siempre q un paciente presente impedimentos en su nivel de mentalización, su habilidad p/ beneficiarse
de las intervenciones interpretativas se verá reducida. El paciente con déficit en lo vivencial no tiene
capacidad suficiente p/ posponer y tampoco tiene motivación alguna p/ investigar nada. Carece tmb de la
habilidad p/ mentalizar los afectos a un nivel desde el cual pueda experimentarse a sí mismo como un
agente. La necesidad del paciente es experimentar la cualidad del ser. La estrategia del analista debería
ser asistir al yo p/ q éste pueda vivenciar el significado mismo.

La respuesta afirmativa:
En el SU subyace la necesidad de vivenciar el sentido de la experiencia del sí mismo. La experiencia del
sentido se logra x medio de respuestas afirmativas procedentes de objetos externos y de
representaciones internas de objeto. La afirmación puede tener lugar tanto a un nivel CC como ICC.
Respuesta afirmativa: comunicación formulada al SU q proviene de un objeto o de una representación de
objeto y q consigue retirar la duda sobre la validez de la experiencia del SU. Expresa y convalida de un
modo empático, la calidad de la experiencia del si mismo de la persona. Puede analizarse desde 4 puntos
de vista, c/u de los cuales se centra en un modo específico de relac. entre el sí mismo y el objeto: 1) la
experiencia de ser visto 2) la experiencia de ser entendido 3) la experiencia de ser escuchado 4) la
experiencia de q el otro acuerde con uno. La respuesta afirmativa del analista funciona como
retroalimentación emocional proveniente de un objeto o de una representación de objeto q busca
fortalecer los puntos débiles en los cimientos del sí mismo del paciente. El fin de la intervención afirmativa
es doble: 1) Sostener un sentimiento interno de un “Yo” estratégico y 2) Sostener la representación del sí
mismo como un centro de referencia y de agencia estable.
Efecto terapéutico de la afirmación  El paciente q presenta una transferencia deficitaria puede no tener
palabras a su disposición p/ transmitir la calidad de lo q está experimentando. X lo tanto, el diálogo
terapéutico se vuelve vacío y deja así al paciente en un aislamiento sin palabras q obtura cualquier
progreso terapéutico. Ser entendido rompe el aislamiento y restaura el sentimiento interior de un
inclusivo “nosotros”. El efecto terapéutico de la afirmación es doble: 1) Alivia el aislamiento, con lo cual el
analista vuelve a ser emocionalmente accesible y 2) Reduce la duda, restaurando un estado del sí mismo
estable como trasfondo referencial. Permite volver a poner a la terapia en proceso de funcionamiento y
elevar el nivel de diferenciación reflexiva en el discurso terapéutico, constituyendo estos últimos las
ganancias dinámicas de la afirmación en el proceso terapéutico.

La voz del analista:


La escucha del analista se orienta hacia aquellos escenarios de diálogo ICC q están enraizados en el
pasado del paciente y q se actualizan transferencialmente en el diálogo entre paciente y analista. El
analista está escuchando los diálogos q están x detrás de los diálogos.
Las rtas afirmativas pueden ser transmitidas x medio del contenido de las palabras. Pero p/ tener un
efecto realmente afirmativo las palabras del analista deben ser simples y directas.
Lo q necesita el paciente es comunicar la cualidad especial de su experiencia a otro y recibir de ese otro
una respuesta q le aporte significado a la experiencia de su si mismo. P/ q una rta afirmativa funcione
terapéuticamente no puede ser solo una frase o un artificio técnico sino q tiene q expresar una auténtica
experiencia del analista.
En la práctica clínica, el analista puede usar la entonación como un medio de fortalecer el efecto
afirmativo de las rtas q formule verbalmente ya q la entonación es una forma de comunicación somática
de mensajes efectivos y es una forma de comunicación q transmite significado de un modo directo sin el
rodeo q representan los símbolos del lenguaje semántico y el significado culturalmente codificado.

SANDLER J: “INTERPRETACIONES Y OTRAS INTERVENCIONES”

Actualmente, el término interpretación se usa tanto como sinónimo de todas las intervenciones verbales
del analista, cuanto como una variedad especial de intervención verbal.
El termino interpretación ha sido usado en la bibliografía psicoanalítica p/ significar: 1) Las inferencias y
conclusiones del analista en relación con el significado y sentido de las comunicaciones y conducta del
paciente, 2) Las comunicaciones del analista al paciente de sus deducciones y conclusiones, 3) Todos los
comentarios hechos x el analista (uso común y corriente del tema) y 4) dirigidas específicamente a
producir “un cambio dinámico” a través de la comprensión.
Ninguna interpretación puede ser nunca completa y tal vez el uso mas practico del concepto sería el de
incluir en él todos los comentarios e intervenciones verbales q tienen como fin hacer q el paciente se de
cuenta de algún aspecto de su funcionamiento psicológico del cual no era CC.
La interpretación debería verse como el punto de vista de la intención del analista de proveer la
comprensión (insight)
Interpretación de contenido  Se ocupaban solo del significado de lo q se pensaba estaba olvidado mas q
en el conflicto q llevaba a q los recuerdos permanecieran en el icc.
Interpretación de defensa  Destinadas a mostrar al paciente los mecanismos y las maniobras q usa p/
tratar con los sentimientos dolorosos. Complemento de las interpretaciones de contenido.

BLEICHMAR “EL TRATAMIENTO DE LAS CRISIS DE PÁNICO Y EL ENFOQUE MODULAR …”

Trastornos de pánico  se trata de la perturbación en un sector muy específico de las representaciones


del self: el de la autoconservación, particularizada como representación del SU de q no tiene control sobre
su mente, sobre la angustia, de q su cuerpo escapa a la regulación psicobiológica.
Lo propio del carácter traumático de la crisis de pánico es q implica la pérdida del sentimiento de
confianza básico en la mente y el cuerpo en su capacidad de autoregulación. Desde esta perspectiva, el
trastorno de pánico funciona como un trastorno de estrés postraumático, en q la 1° crisis es la condición
traumática, y debe, x tanto, ser abordado con una técnica q tenga en cuenta esta condición.

CAPLAN – “TEORÍA DE LA CRISIS”

El funcionamiento emocional individual de un SU actúa dentro de ciertos esquemas coherentes. El SU


enfrenta situaciones q requieren la resolución activa de problemas, pero puede superarlos x medio de
reacciones y mecanismos habituales. Se encuentra en equilibrio, no estático. Equilibrado significa q las
diferentes fuerzas sociales producen una estructura relativamente coherente en un continuo temporal.
Esta coherencia se mantiene x mecanismos homeostáticos reequlibradores.
El equilibrio se altera cuando el SU enfrenta a una fuerza o situación q modifica su funcionamiento previo.
Esto constituye un problema. Ante este problema, se despliega una variedad de mecanismos habituales
de resolución, resultando el estado de tensión no excesivo, ya q el SU contaba con métodos p/ enfrentar
el problema, resolviendo la situación de manera exitosa.
Crisis  el estímulo del problema es mayor y las fuerzas reequilibradoras ordinarias no alcanzan a actuar
dentro del margen de tiempo común. Desequilibrio entre la dificultad y la importancia del problema y los
recursos de los q se dispone p/ enfrentarlo. Los mecanismos homeostáticos son inútiles y el problema es
tal q ningún otro método parece poder usarse. Métodos habituales p/ resolver problemas resultan
ineficaces dentro del lapso propio de las antiguas expectativas de éxito. Aumento de la tensión.
Sentimientos de malestar y esfuerzo subjetivos. Sentimientos displacientes. Sensación de impotencia,
desorganización del funcionamiento.
4 fases:
1. Elevación de la tensión xq el impacto del estímulo pone en marcha las habituales respuestas
homeostáticas de solución de problemas.
2. Falta de éxito y prosecución del estímulo determina la elevación de la tensión. Estado de alteración
e inactividad.
3. Tensión sigue en aumento y traspasa un 3° umbral. Actúa como estímulo interno p/ la movilización
de recursos. Recurre a sus reservas de energías y mecanismos de emergencia. Utiliza nuevas
técnicas. De esta manera el SU logra definir el problema de una nueva forma, de manera q entren
en la esfera de la experiencia previa. Moviliza esfuerzos y redefine la situación, de manera q pueda
resolver el problema.
4. Si el problema continúa, la tensión se eleva hasta un punto de ruptura. Se produce una importante
desorganización en el SU.
C/ crisis representa una situación nueva q implica nuevas fuerzas, tanto internas como externas.
El desenlace está determinado tanto x elecciones activas de su parte, como aspectos azarosos de la
situación, estado corporal del SU, disponibilidad de recursos sociales, sistema de comunicación del medio
y la personalidad.

Factores personales:
Relación simbólica de la situación con algunos problemas del pasado. Estos no habrían sido enfrentados
en forma satisfactoria en el pasado. Fracaso previo puede actuar como carga adicional en el presente.
La percepción de la situación como problemática y penosa depende de la experiencia. Tmb depende de la
cultura y la personalidad.
Los detalles de la resolución de la crisis tienen una considerable significación p/ la futura salud mental del
SU. La nueva estructura de superación q el SU elabora cuando se encuentra en crisis pasa a ser una parte
integral de su repertorio de respuestas p/ la resolución de problemas y aumenta la posibilidad de q
enfrente en forma más o menos realista los riesgos q se le presenten en adelante.

Factores socioculturales sobre la resolución de crisis:


La comunidad actúa por medio de valores y tradiciones introyectados q proporcionan conocimiento y
confianza p/ resolver problemas de ciertas formas aceptables. Otros SU e instituciones asumen roles
complementarios de estímulo y apoyo. De todos modos, existe un margen de elección en las reglas
culturales para la resolución de problemas.
No concentrarse únicamente en el SU en cuestión al punto de perder de vista las alteraciones de las otras
personas de su red social, cuya salud mental tmb puede haber sufrido alguna perturbación. Cualquier
cambio en el SU puede afectar su rol y en consecuencia alterar el sistema social del cual forma parte.
Respecto a la flia, el grupo como totalidad queda inevitablemente implicado en una forma u otra. La flia u
otras personas próximas apoyarán al SU en la elección de ciertas formas consonantes con las tradiciones
y experiencias comunes y en armonía con las necesidades del grupo en tanto sistema con obligaciones
externas y con las necesidades de satisfacer las demandas intragrupales de sus miembros. Dar apoyo al
SU de manera q pueda decidir más fácilmente cómo resolver el problema. Lo importante es q las
actividades de la flia tiendan a ayudar a las personas en crisis, a tratar su problema x medio de alguna
forma de actividad más q evitarlo o restringir la actividad.
La flia puede impedir la resolución sana de una crisis. Además de aumentar las aflicciones del SU en crisis,
o de no proporcionarle ayuda en el manejo de mayor tensión, la flia puede interferir activamente la
resolución efectivamente del conflicto propugnando la evitación del mismo.

CHEVNIK “LA INTERCONSULTA MÉDICO PSICOLÓGICA”

3 factores q interactúan en el sistema de internación:


 paciente con su historia, vida familiar, funcionamiento
 médico o equipo tratante
 reglas institucionales.
C/u interviene de diversos modos.

Problema de las interacciones terapéuticas, entre las 2 prácticas q interactúan: la medicina y la


psicoterapia. Constituye un territorio de transición, de tránsito. Diversidad de posibilidades terapéuticas.
Una dificultad q amenaza el funcionamiento adecuado de la interacción es la ambigüedad, donde los
límites se pierden y las identidades desaparecen.
Paciente hospitalizado, sufre un regresión con total dependencia del ambiente. El enfermo, ante la
percepción q tiene de conductas cuya complejidad se le escapa, hace q esas percepciones no se
transformen sino difícilmente en representaciones de cosa, aptas p/ alimentar encadenamientos q serian
puestos a disposición de una mentalización de las pulsiones.
La interconsulta supone una consulta q reúne a un psicoterapeuta con otro profesional del área de la salud
a pedido de éste, p/ abordar “conjuntamente” una problemática originada en la atención de un paciente.
La interconsulta se constituye cuando el q recibe el pedido puede constituir y sostener un campo de
mediación o articulación entre el paciente y el ambiente en el que transcurre su internación. Se trata de
una articulación q debe garantizar la heterogeneidad, no perder la especificad del discurso médico.
Toda somatización implica un desfallecimiento de las estructuras defensivas mentalizadas q se vieron
rebasadas, ocasionando un anegamiento del aparato psíquico. La internación puede aumentar la
vulnerabilidad del paciente o favorecer procesos de reorganización.

Enfermedad como situación traumática  q genera angustia automática con la consiguiente ruptura del
aparato psíquico (Desamparo)
Enfermedad como situación de peligro  q lleva a la angustia señal q pone en marcha el sistema
defensivo.
Ante esta situación, el rol del entorno es fundamental.

El cuerpo del paciente entra en contacto con otro cuerpo, cuerpo médico, q puede funcionar tan
patológicamente cono aquel. Lo importante es q lo diverso no se transforme en lo disperso o confuso.
Cuerpo médico como un sistema mediador, de transición entre la realidad psíquica del paciente y la
realidad externa. Sostén q puede favorecer las reorganizaciones en lugar de profundizar las
desorganizaciones. Sostén elaborativo de la enfermedad: construir o reconstruir un sistema mediador q
está fracasando equivalente a deterioros en el paciente.
Constituir un aparato mediador q cumpla las funciones continentes y facilite la elaboración psíquica
mediante la contención de los desbordes del paciente, médico o flia. En este sentido, tiene una función de
síntesis e integración de los diferentes aspectos q constituyen la internación.
Interconsulta como espacio o continente q actúe como aparato mediador entre la enfermedad y el espacio
médico. X un lado, tenemos al paciente, con su realidad corporal, aquello a lo q no puede adaptarse y lo
desborda psíquicamente e impide su elaboración. Del otro lado, la medicina con su gran técnica y
diversidad de recursos. El propósito es articular ambas realidades.
El problema se suscita cuando el cuerpo médico no oficia de buen continente en la medida que actúa
como un cuerpo no articulado, abrumado y constituido como un cuerpo parcial y no total.

SLAIKEU - TEORÍA DE LA CRISIS. ESTRUCTURA GENERAL

Trastorno emocional  Desequilibrio, fracaso en la solución de problemas, desorganización. Tensión,


ineficacia y desamparo. Posibilidad de tener trastornos emocionales, enfermedades somáticas o trastornos
de conducta.
Crisis  estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado x una incapacidad del SU p/
manejar situaciones particulares utilizando métodos acostumbrados p/ la solución de problemas.
Colapso en las estrategias previas de enfrentamiento. Momento crucial de cambio p/ mejorar o empeorar
(crisis como peligro y oportunidad).
El estado de crisis está limitado en el tiempo. Se manifiesta x un suceso q lo precipita (comienzo
identificable).
Las crisis pueden ser:
 Accidentales: inesperadas y circunstanciales, se apoyan en algún factor ambiental.
 Evolutivas: aquellas relacionadas con el desplazamiento de una etapa del crecimiento a otra. C/
etapa supone ciertas tareas de crecimiento y cuando hay interferencia en la realización de las
mismas se hace posible una crisis. Son predecibles.

Es importante elucidar cómo un SU percibe el suceso q da lugar a la crisis, cómo incide en su estructura
existencial de manera q hace q la situación sea crítica. Nueva info es recibida, y es disonante con los
recursos p/ procesarla o entra en grandes cantidades de manera q el aparato se sobrecarga. Conflicto
entre la nueva información y una estructura preexistente o un conjunto de expectativas de vida. Es
necesario: 1) determinar el suceso precipitante y 2) averiguar lo q este suceso significa p/ la persona.
Lo decisivo no es solamente la naturaleza del suceso, sino q tmb es importante conocer cómo el suceso se
percibe de modo q constituye una amenaza.
El suceso puede desencadenar un desorden q deriva tanto conductas de negación como de intrusión. A
partir de esto, comienza un proceso de translaboración, mediante el cual se identifican, expresan
sentimientos, pensamiento e imágenes de la situación de crisis.
Por último sobreviene la terminación de la crisis q conduce a una integración en la vida del SU de la
experiencia de crisis. El suceso ha sido enfrentado, los sentimientos han sido identificados y expresados y
la reorganización ha sido consumada o iniciada.
3 posibles efectos de la crisis: cambio p/ mejorar, empeorar o regresar a niveles previos de
funcionamiento.
Las crisis se consideran puntos decisivos de cambio, donde el peligro y la oportunidad coexisten y donde
los riesgos son altos. La solución q se encuentre p/ la crisis puede ser saludable o dañina. Una solución
satisfactoria de las crisis vitales se observa como proveedora de una personalidad más segura e integrada
con un incremento en la fuerza p/ enfrentar futuras tensiones.
X lo tanto, la resolución de la crisis, además de restaurar el equilibrio, implica un dominio de la situación y
desarrollo de nuevas estrategias (resolución positiva). Translaborarlo de manera q quede integrado dentro
de la trama de la vida.

Terapia de crisis:
Experiencias facilitadoras q incluyen reflexión sobre los sucesos y su significación p/ la persona en crisis,
la expresión de sentimientos y el intento de mantener un grado mínimo de bienestar físico. Supone a su
vez, integrar el suceso dentro de la trama de vida y q tome su lugar a la par de otros sucesos vitales del
SU, p/ formar parte de una experiencia evolutiva. Lo contrario de esta integración es fragmentarla y
apartarla de la CC, haciendo como si nunca hubiera pasado.
Como responda un SU a un suceso precipitante y elabore la experiencia dependerá de recursos
materiales, recursos personales (fuerza del yo, historia, personalidad), recursos sociales (gente en el
ambiente inmediato en el momento de crisis).
El entorno social provee de apoyo utilitario, apoyo emocional e info y acercamiento a otros recursos de
ayuda.

Las crisis no se dan en el vacío, sino q están inmersas en la trama de la vida social (no es únicamente un
fenómeno intrapsíquico).
Microsistema (flia, grupo social inmediato), exosistema (estructura social de la comunidad), macrosistema
(valores culturales y sistema de creencias).
Los sistemas están continuamente relacionados en transacciones unos con otros. La conducta de un
individuo afecta a su flia y amigos y viceversa. Del mismo modo, las flias afectan a las comunidades y
éstas a las flias. Estas transacciones cotidianas constituyen el telón de fondo p/ considerar la crisis del SU.
Dado q todo está en contacto con todo lo demás, es imposible q un cambio importante suceda en un área
sin tener algún impacto en otros sistemas.
El principio de utilidad significa q la conducta, los pensamientos o sentimientos pueden estar al servicio de
la flia o el grupo social.

BERNARDI, “LA FOCALIZACIÓN EN PSA”, PSICOTERAPIA FOCAL

Willy y Madelaine Baranger desarrollan la noción de punto de urgencia p/ referirse a aquellos aspectos de
la sesión a los q el analista siente q tiene q dar respuesta con la interpretación. Desarrollan tmb la noción
de puntos de inflexión q se refiere no a lo q ocurre en una sesión determinada, sino a ciertos momentos q
separan periodos mas o menos largos del análisis y q se caracterizan xq entre uno y otro de ellos se da un
cambio q hace q el paciente parezca ser otro. La memoria del proceso: es la memoria q el analista guarda
del proceso analítico. Tiende a organizarse en torno a aspectos significativos q permiten contextualizar y
dar sentido a la interpretación.

Foco deriva de focus, fuego, es decir, hace referencia a la acción de iluminar un punto haciendo converger
los rayos de luz sobre él. ¿Q es lo q se ilumina en el foco según estos autores? Lo q se subraya en 1°
lugar es el punto donde convergen los problemas manifiestos de la conducta o sintomatología del paciente
con los conflictos mas arcaicos de carácter ICC. En todo análisis hay fases en las cuales el trabajo
terapéutico se centra en determinados puntos.
La asociación libre del paciente no conduce x si solo al descubrimiento de los aspectos ICC del conflicto;
es decir q el psicoanalista tiene q seleccionar q interpretará del material, según sus metas tácticas a corto
plazo y sus metas a largo plazo.
Las teorías psicoanalíticas sirven p/ la generación de hipótesis q deben ser evaluadas a través del ensayo
y error.
La utilidad de estas formulaciones se mide x el cambio q se logra.

FIORINI, “FOCALIZACIÓN Y PSICOANÁLISIS”, PSICOTERAPIA FOCAL

Hacer foco es lograr una imagen nítida en un punto donde convergen los haces luminosos, y q se llama
precisamente punto focal. El foco es un lugar donde se concentra la luz.
Las psicoterapias focalizadas no tienen una indicación universal, xq no toda problemática admitirá ser
focalizada. En algunos casos, focalizar es lo indicado, en algunos otros no. En algunos casos trabajar con
un esquema abierto y sin límites en el tiempo es lo indicado; y en algunos otros trabajar con ese mismo
modelo no lo es.
No hay una teoría de la técnica q tenga aplicación universal, q sirva p/ todos los pacientes y a lo largo de
sus vidas. Gralmente ocurre q los diseños de c/u de las escuelas han sido configurados a la medida de
cierto tipo de pacientes, con los q pueden conseguirse resultados terapéuticos estimables. Entonces lo
usual es q tras lograr ser eficaces con ese tipo de pacientes, den un salto de la parte al todo y pretendan
q su aplicabilidad sea universal. Pero la diversidad de situaciones clínicas q se presentan requieren una
diversidad de técnicas de abordaje.
Cuando focalizamos debemos asumir q el éxito de este enfoque no está asegurado de antemano y
requiere de una cuidadosa sintonía con la clínica.
Cuando focalizamos concentramos la atención en cierto conflicto q aparece en 1° plano.

FIORINI – LOS EJES DEL PROCESO TERAPEUTICO

Ejes del proceso en psicoterapia: producir en el paciente una activacion de sus funciones yoicas, mediante las
cuales se haga posible elaborar de modo focalizado la problemática inserta en una especifica situacion vital, en
base a la guia, el estimulo y las realizaciones simbolicas del vinculo vivido en una relacion de trabajo
personificada con el terapeuta, con la correlativa activacion de las funciones yoicas de este ultimo.

3 pilares q constituyen un tripode de sustentacion del proceso q actuan instalando una estructura de tensiones
activadoras reciprocas:
1. activacion yoica: es necesario un yo activado para focalizar la tarea, de lo contrario esta se
difunde en sus limites
2. elaboracion de un foco: el trabajo en un foco refuerza al yo al proporcionarle un area en la q
concentrar sus funciones
3. relacion de trabajo: esta relacion solicita la cooperacion de las capacidades yoicas y les ofrece
como guia el modelo de la activacion yoica del terapeuta, y como sustento las satisfacciones
simbolicas q va operando el vinculo personificado.

THOMA – EL PROCESO PSICOANALITICO

A. La funcion de los modelos de proceso


Lo q el psicoanalista considere como esencial en el curso de la terapia, depende de los patrones de significado q
ha interiorizado en relacion a la organización y al curso del proceso psicoanalitico. El terapeuta no puede
conducir ni evaluar un tratamiento sin tener un modelo de los cursos posibles de una terapia, q lo provea de
instrucciones para la accion y de criterios de evaluacion.
El analista se aproxima a su objeto (proceso analitico) con un determinado modelo, influencia mediante sus
expectativas, la ocurrencia de eventos q cuadran con este. No tiene otra alternativa q entender el proceso
terapeutico en base al modelo q tenga de el, q deducir hipotesis de tal modelo y q de conducir la terapia de
acuerdo con esas hipotesis. La cuestion critica no reside en q el analista deduzca pautas de accion de su modelo,
sino en q las maneje cmo prescripciones escritas. Los modelos no deben tomar una funcion de “receta”, su
aplicación debe ser heuristica y creativa. Debe ser una herramiento para la organización del proceso,
herramienta q puede ser revisada.
El analista debe poner atencion en lo q no encuadra con su modelo. Lo q no puede ser integrado al modelo, le
sirve como un incentivo para modificar su comprension del proceso analitico, hasta hacerla compatible con la
nueva info.

B. Caracteristicas de los modelos de proceso


Lo central es contrastar hasta q punto un modelo dado parte de la suposicion de un proceso psicoanalitico q
sigue un curso casi natural. Las observaciones q no concuerdan con este curso conforme al modelo, son a
menudo pasadas x alto o interpretadas como resistencias.
Entre estos modelos, estan los q conciben al proceso terapeutico como analogo al desarrollo infantil temprano.
El paciente progresa en el curso de la terapia desde etapas mas tempranas a estapas posteriores del desarrollo.
Este modelo es adecuado y puede ser una guia fructifera para las intervenciones siempre y cuando se lo maneje
con cierta flexibilidad. En estos modelos, el desarrollo del paciente ocupa el centro de la atencion. Si, x el
contrario, se considera el tratamiento psicoanalitico como diadico-especifico, es decir, como un proceso de
negociacion interaccional, la contribucion del terapeuta a el pasa a ser muy importante. En terminos grales, se
puede suponer q mientras mas “natural” sea la concepcion del proceso, menos se dira sobre el papel q juega el
analista en el.

D. El modelo de proceso de Ulm


Ns. de transfe: representacion interaccional de los conflictos intrapsiquicos del paciente en la relacion
terapeutica, cuya configuracion concreta es una funcion del proceso. Esta configuracion es unica para cada
diada, aunq permite, en un nivel de abstraccion superior, la identificacion de paradigmas evolutivos tipicos.
Para q un modelo sea util, debe combinar una flexibilidad orientada hacia el paciente individual con una
regularidad q estructura la funcion terapeutica. Axiomas:
1. La asociacion libre del paciente no conduce x si sola al descubrimiento de los aspectos ICC del
conflicto
2. El psicoanalista selecciona según sus metas tacticas a corto plazo y sus metas estrategicas a largo
plazo.
3. Las teorias psicoanaliticas sirven para la generacion de hipotesis, q seben ser una y otra vez
evaluadas a traves de ensayo y error
4. La utilidad de los medios terapeuticos se mide x el cambio q se desea en el paciente; si este cambio
no tiene lugar, los medios deben ser cambiados
5. Los mitos de uniformidad en PSA y en psicoterapia conducen a autoengaños

Concepcion de la terapia psa como un proceso terapeutio dirigido estrategicamente (focalizado). La atencion
flotante y el enfocar son funciones complementarias.
Foco: punto nodal tematico producido en la interaccion del trabajo terapeutico, q resulta de la proposicion del
paciente y la capacidad de comprension del analista. El paciente puede hacer distintas proposiciones en un
lapso determinado, pero q el foco se establece solo mediante el trabajo selectivo del analista.
Considerar el foco configurado interaccionalmente como plataforma giratoria central del proceso, y x esto
conebimos la terapia psa como una terapia focal continuada, de duracion indefinida y de foco cambiante.
Sucesion de focos como resultado de un proceso de intercambio ICC entre las necesidades del paciente y las
posibilidades de su analista.
En la fase diagnostica de la 1º entrevista, el analista busca obtener una primera vision de los posibles
conflictos, aun independientes de sus intervenciones terapeuticas. Despues de la 1ª entrevista, al ensayar
los primeros pasos terapeuticos, se configura una primera constelacion focal. Esta tiene q probar su
utilidad en la 1º fase del tratamiento. La elaboracion del 1º foco abre, en cualquier instante, el acceso a
un 2º foco. La elaboracion de este 2º foco lleva nuevamente de vuelta al 1º foco, q ahora pasa
nuevamente a ocupar el centro de trabajo, aunq cualitativamente modificado.