Está en la página 1de 4

Producción del sonido y propiedades del sonido

Producción del sonido.

En el intento de entender el funcionamiento y desarrollo de la naturaleza y el

mundo, la conceptualización de fenómenos como el sonido cobra una gran importancia en

el medio que nos rodea. Es a partir de definiciones dadas a estos fenómenos, que ciertas

características del universo pueden ser comprendidas, y de ahí, mejoradas. El concepto del

sonido es uno de los cuales pretende analizar lo tangible y lo abstracto en el lenguaje

científico.

A veces, el sonido se limita a un simple estímulo sensorial relacionado con la

audición y el oído, y cuando se quiere ir mas allá, solo logra relacionarse con el cerebro,

que es el órgano que interpreta aquello que recibimos. Pero esto, implica al mismo tiempo,

que aspectos fundamentales son olvidados a la hora de su correspondiente análisis. Entre

estos aspectos destacan ciertas características del sonido, entre ellas, su producción,

velocidad, propiedades, etc.

Le existencia del sonido va estrechamente ligada a las vibraciones u oscilaciones de

los cuerpos; es cuando un cuerpo vibra rápidamente que el sonido puede producirse,

además de contar con un medio de propagación. De lo anterior, puede deducirse la

imposibilidad que el sonido tiene de existir en el vacío.

Ante las anteriores ideas, cabe aclarar que tales vibraciones viajan en el espacio en

forma de ondas, las cuales solo transmiten energía. El rango frecuencia de onda que el oído

humano está en capacidad de distinguir es el determinado entre los 20 y los 20000 Hz


Propiedades del sonido.

Entre las propiedades del sonido destacan las siguientes: Intensidad, altura, timbre y

longitud de onda. Para su correspondiente contextualización, se intentará definir

brevemente cada una

Intensidad.

En términos muy teóricos la intensidad es la amplitud con la que cuenta la función

sinusoidal de la onda. Esto, en un marco mas práctico y común, es lo que usualmente suele

llamarse como volumen. En últimas, al aumentar el nivel de intensidad del sonido, se está

aumentando su volumen.

Altura.

Está propiedad se refiere al tono, y permite establecer si un sonido es agudo o grave.

Va relacionada con la frecuencia, pues es a partir de esta que se puede clasificar el sonido

en las anteriores categorías. Como dato adicional, el rango de altura a la cual estamos

capacitados de escuchar es el comprendido entre 20 Hz y 20000 Hz.

Timbre.

Aunque sea más difícil de explicar científicamente, esta propiedad es de fácil

visualización, ya que todo objeto en capacidad de producir sonido cuenta con su timbre

característico. Una muestra de esto son los instrumentos musicales, dado que es posible

encontrarse con dos instrumentos con altura y amplitud, en su momento, idénticos, pero que
pueden diferenciarse al oído por su timbre. El timbre de una flauta será totalmente distinto

al de una guitarra, por ejemplo.

Longitud de onda.

Distancia existente entre cresta y cresta de una onda, o entre valle y valle.

A las anteriores propiedades suele añadirse la espacialidad (el sonido se propaga en

un espacio o medio) y la duración (tiempo que dura el sonido).

Rapidez del sonido.

Como el sonido es una onda, que, para su existencia, necesita un medio de

propagación, la velocidad de éste dependerá del medio donde se propague. Los diversos

medios que pueden existir (sólido, líquido y gaseoso) cuentan con unas características

determinadas que les permite llevar el sonido más rápido o con mayor lentitud. Por

ejemplo, en un medio sólido, la velocidad será mayor que en uno líquido, o incluso

gaseoso, esto debido que las partículas en un medio sólido están mas juntas que en los

otros. De lo anterior se deduce que en un gas se cuenta con la menor velocidad del sonido.

En la atmosfera terrestre, con condiciones ideales de 20°C de temperatura, 50% de

humedad y a nivel de mar, la rapidez del sonido será de 343,2 m/s. Cabe destacar que esta

magnitud aumenta a medida que la temperatura aumente y que la altura sobre el nivel de

mar disminuya.
Número de Mach.

Este número es una medida de rapidez, que permite relacionar la velocidad de un

objeto con la velocidad del sonido. Así que Mach 1, nos indica que el cuerpo va a la misma

velocidad del sonido; Mach 2 indica que el cuerpo va a dos veces la velocidad del sonido

(el doble). Esta medida de velocidad es frecuente encontrarla en aviones.

Escala de decibeles.

Al comienzo se mencionaba que una de las propiedades del sonido era la intensidad,

comúnmente llamada volumen. Esta propiedad puede considerarse como una magnitud, que

cuenta como unidades los decibeles, los cuales miden tal intensidad del sonido. La escala

para el ser humano empieza desde los 0 dB, empezando a ser peligroso para la audición.

Ultrasonido.

El ultrasonido es determinado tipo de onda que cuenta con una frecuencia superior a

la que capta el ser humano. Algunos animales usan estas ondas a modo de radar.