Está en la página 1de 1

LECCION 18.

LA MEDITACION: SALUD SIN LÍMITES


Cuando se habla de meditación algunas personas tienen el paradigma que esta es una “técnica” para
colocar la mente en blanco, o lo primero que piensan es en monjes tibetanos en postura de loto. Esto
definitivamente no es el concepto de meditar. La meditación es consciencia, es estar consciente de lo que
está pasando dentro de ti y a tu alrededor. Meditación es amor propio. La meditación no es dejar la
mente en blanco, es anchar tu consciencia para ver con los ojos del alma. La meditación es un estado de
claridad, no un estado mental. La meditación es el aquí y el ahora.
Durante el desarrollo del taller has meditado, a través del audio, que busca llevarte a conectar con ese
maravilloso ser que habita en tu interior. Hacer de la vida diaria una meditación, es estar presente en
cada momento; caminar puedes ser una meditación, si caminamos alerta; comer puede ser una
meditación, si comemos con consciencia; estar sentado puede ser una meditación, si estamos sentados
con presencia; lavar los platos puede ser una meditación, si lo hacemos con la atención puesta aquí y
ahora. Escuchar el ruido interior puedes ser meditación, si nos observamos de manera neutra y alerta. Así
mismo en la naturaleza existen formas de meditar, y al estar en contacto con ella de manera consciente,
permite armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu, trayendo sanación y equilibrio. El ejercicio de esta
semana será conectarte con la naturaleza a través de estas actividades:
1. Camina descalzo sobre la tierra durante algunos minutos. Mientras lo haces centra tu atención en
la energía que estás tomando de la tierra.
2. Recibe el calor del sol, sintiendo que tu cuerpo se llena de energía vital y de fuerza.
3. Camina o báñate en agua natural de un rio, un lago o en el mar. Imagina que el agua te limpia y te
llena de tranquilidad.
4. Acuéstate a contemplar una noche estrellada, permitiendo que tu consciencia se expanda en la
infinitud del cielo y las estrellas.

Recuerda, que del mismo modo que el consciente y el inconsciente están en relación constante, el cuerpo
y el espíritu están en interacción continúa.

DECRETOS DE PODER:

1. Estoy alerta y consciente de cada cosa que hago, aquí y ahora


2. Mi vida es una constante meditación, vivida con presencia.
MIS COMPROMISOS PARA ESTE DÍA:

1._______________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________

2._______________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________