Está en la página 1de 36

PODER JUDICIAL

TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL


SANTIAGO

C/ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN


GIRO DOLOSO DE CHEQUE
ROL UNICO 1510013390-0
ROL INTERNO 183 – 2015
Santiago, nueve de septiembre de dos mil quince.
VISTOS, OIDOS LOS INTERVINIENTES Y CONSIDERANDO:
PRIMERO: Que, ante este Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal
de la ciudad de Santiago, constituido por las magistrados doña Verónica
Sabaj Escudero, en su calidad de Juez Presidente de Sala, doña Marcela
Erazo Rivera, Juez integrante, y doña Rossana Costa Barraza, Juez
Redactor, se llevó a efecto el juicio oral en causa Rit N°185 - 2015,
seguido en contra de ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN, cédula nacional de
identidad Nº 14.166.406-9, nacida en Santiago, con fecha 18 de marzo de
1981, 34 años de edad, casada, dueña de casa, con domicilio en calle Los
Dibujantes Nº1625, comuna de Vitacura.
Sostuvo la acusación la parte Querellante, representada por el
abogado don Darío Aníbal Cuadra Junes y don Mauricio Riveaud Ortiz, con
domicilio y forma de notificación registrados en el Tribunal.
La Defensa de la acusada estuvo a cargo del Defensor Penal Privado
don Gonzalo Alejandro Vargas Rodríguez, con domicilio y forma de
notificación registrados en el Tribunal.
SEGUNDO: Que, la parte Querellante dedujo acusación, en contra de
la imputada, según se lee en el auto de apertura del juicio oral,
fundándola en los siguientes hechos:
La querellada doña ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN, ya individualizada,
giró en pago y a favor de FACTOP S.A., RUT 99.543.200-5, por operaciones
mercantiles de su cónyuge, y de las empresas de éste, señor ISAAC JOSEPH
GIVOVICH CONTADOR, tres cheques de la cuenta corriente Nº 63-74710-6 del
Banco Santander Chile, de la cual ella es titular y que se individualizan
de la siguiente forma:
Nº1: Cheque serie HT, número 0000145, girado por la querellada Lavín
León; fechado al 06 de marzo de 2014 por la suma de $4.000.000;
protestado el día 25 de abril de 2014.-
Nº2: Cheque serie HT, número 0000146, girado por la querellada Lavín
León; fechado al 06 de marzo de 2014 por la suma de $63.420.238;
protestado el día 25 de abril de 2014.
Nº3: Cheque serie HT, número 0000154, girado por la querellada Lavín
León; fechado al 20 de abril de 2014, por la suma de $7.080.000;
protestado el día 21 de abril de 2014.
Presentados dichos documentos a su cobro en el banco librado, éstos
fueron protestados por FALTA DE FONDOS en el caso de los cheques serie
HT, número 0000145, de fecha 06 de marzo de 2014 por la suma de

1
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

$4.000.000; y el serie HT, número 0000146, de fecha 06 de marzo de 2014


por la suma de $63.420.238; AMBOS PROTESTADOS EL DÍA 25 DE ABRIL DE 2014,
por otro lado, el cheque serie HT, número 0000154, de fecha 20 de abril
de 2014 por la suma de $7.080.000 fue protestado por la causal de CUENTA
CORRIENTE CERRADA, EL DIA 21 DE ABRIL DE 2014. Todo esto, según consta de
sendas actas de protesto adheridas a los respectivos cheques.
Durante la gestión preparatoria de notificación judicial de
protesto de cheques efectuada ante el 9º Juzgado Civil de Santiago, en la
causa Rol C-25893-2014, consta que con fecha 14 de enero de 2015 la
querellada fue notificada judicialmente del protesto de los cheques por
el receptor judicial don Santiago Moya Victoriano, en el domicilio que
tenía registrado en el Banco, esto es, en calle Raúl Labbé Nº 13166,
comuna de Lo Barnechea, Región Metropolitana; certificándose por la Sra.
Secretaria del 9º Juzgado Civil de Santiago, con fecha 22 de enero de
2015, que la querellada Lavín León no tachó de falsas sus firmas, ni
consignó fondos suficientes para el pago de los cheques, sus intereses y
costas, dentro del plazo legal, el que se encontraba vencido a esa fecha.
A juicio de la querellante los hechos antes descritos constituyen
el delito de giro fraudulento de cheques, previsto y sancionado en el
artículo 22 del DFL Nº 707 de 1982, Ley sobre Cuentas Bancarias y
Cheques, en relación con el artículo 467 inciso final del Código Penal,
en grado de desarrollo consumado, en carácter de reiterado y en que cabe
a la querellada responsabilidad como autora de conformidad con el
artículo 15 N°1 del Código Penal.
No le consta la concurrencia de ninguna circunstancia atenuante a
favor de la querellada.
No concurren agravantes en contra la querellada.
De conformidad con lo dispuesto por los artículos 22 y 42 del
D.F.L: N° 707 de la Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques de
1982, en relación con el artículo 67, 69 y 467 del Código Penal y 351 del
Código Procesal Penal, la querellante requiere tomando en consideración
la reiteración y que el monto total de lo defraudado supera las 1.720
Unidades Tributarias Mensuales, se imponga a la querellada la pena de 10
AÑOS de presidio mayor en su grado mínimo y multa de 30 UTM, más las
penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos
políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos
durante el tiempo de la condena, de acuerdo con el artículo 29 del Código
Penal, sin perjuicio que se lo condene también al pago de las costas,
según lo prescrito en el artículo 45 y siguientes del Código Procesal
Penal.
TERCERO: Que en su alegato de apertura la parte Querellante
ratificó el contenido de su acusación, ofreciendo acreditar los

2
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

fundamentos de hecho de la misma, señalando que al término del juicio, la


querellante va a acreditar todos los elementos del delito, en carácter
reiterado, que involucra los montos señalados en la querella; la
querellada giró en pago, en favor de Factop S.A. estos cheques, con la
prueba documental y testimonial va a acreditar que fueron presentados a
cobro, protestados y la querellada no tachó de falsa la firma ni consignó
fondos suficientes, en ese sentido cree que se configura el delito y en
definitiva solicita se dicte una sentencia condenatoria.
En su alegato de clausura estimó acreditado que la acusada cometió
el delito de giro doloso de cheque, en carácter reiterado, con la prueba
documental incorporada, ratificada con la prueba testimonial e incluso
con la prueba de la Defensa; los requisitos típicos fueron establecidos,
primeramente, con la incorporación de los cheques, los que fueron
reconocidos por la Sra. Lavín, como propios de su cuenta corriente,
suscritos por ella; otro elemento es el protesto, acreditado con la
incorporación de las actas de protesto, acompañadas en las letras d), e)
y f) del auto de apertura; las causales de protesto, a contrario de lo
que señala la Defensa, fueron dos, por falta de fondos y un cheque por
cuenta corriente cerrada; el otro elemento, la notificación judicial del
protesto de cheque y que dentro de tercero día no se consignaron fondos
para cubrir capital, intereses y costas, ni se hubiera tachado de falsa
la firma, esto quedó claro con las copias respectivas, todo lo anterior
reafirmado con la declaración de los hermanos Sauer, socios de Factop
S.A., quienes señalaron que los cheques fueron entregados en pago de
obligaciones que mantenía la Sociedad Ges consultores, con su
representada, por operaciones de factoring, la prueba de la Defensa da
cuenta de ello, en ese sentido los testigos son contestes en señalar que
a mediados del año 2013 la cartera de Ges se cayó, se transformó en
insolvente, en este sentido, se acreditó con prueba documental y
testimonial que la acusada entregó en pago por estas operaciones, tres
cheques, dos protestados por falta de fondos y uno por cuenta corriente
cerrada.
Los Sres. Sauer señalaron que no reciben documentos en garantía,
que los cheques los reciben en pago, el contrato de factoring dice que
las operaciones de factoring se garantizan por medio de la suscripción de
un pagaré, el pagaré fue suscrito, la Sra. Lavín pagó la deuda de Ges, ha
quedado acreditado que realizó transferencias en beneficio de Factop, es
decir, se acreditó, además, por la prueba de la Defensa que la querellada
giró otros cheques, declarando la imputada que ella giraba cheques en
pago, no como garantía, está su propia declaración y la prueba
testimonial, con lo anterior ha quedado acreditado que otros cheques que
la Sra. Lavín entregó, se pagaron, que durante los años 2013 y 2014

3
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

realizó trasferencias para pagar deudas de Ges, que es una sociedad de su


marido, pero que no le es totalmente ajena, ya que ella también fue
socia, curiosamente salió de la sociedad cuando ésta cayó en insolvencia
y se hizo una venta de acciones entre los cónyuges.
Por otra parte, se ha presentado a la Sra. Lavín en la audiencia,
como una persona que vive en condiciones precarias, que no puede hacer
frente a las obligaciones, sería una persona en insolvencia originada en
la enfermedad de su marido, pero también durante el período en que la
sociedad estaba en insolvencia esta sociedad tenía relaciones por
millones de dólares, por 600 millones de pesos, tiene un inicio el año
2006, declaró Isaac Givovic, quien es licenciado en ciencias de la
información, no es razonable que una persona que tiene una sociedad no
sepa la deuda que tiene con la empresa con que realiza operaciones de
factoring, Givovic dice que hay correos en que los hermanos Sauer le
dicen que los cheques estaban entregados en garantía, que le pedían otros
cheques, esos documentos si existiesen se habrían incorporado, no se
habría presentado querella; pero no existen, la única tesis sobre la cual
se sustenta la defensa es la prueba testimonial de la acusada, su cónyuge
y su suegro, que siendo contador no conoce si la acusada efectuó retiros,
ni su participación en la sociedad, sólo sabe que se entregaron cheques
en blanco; si eso fuera efectivo se hubieran iniciado acciones criminales
por el delito de abuso de firma en blanco, eso no es así, los cheques
fueron entregados en pago a Factop S.A. por el marido de la Sra. Lavín.
En ese sentido, las declaraciones de la Defensa son acomodaticias,
no tienen sustento, Givovic dice que no tiene otros medios más que su
propia declaración, en ese sentido está convencido de los hechos
descritos, que existieron documentos girados por Lavín, reconocidos por
ella, protestados y que no fueron pagados ni tachada de falsa la firma,
por lo tanto, constituyen el delito de giro doloso de cheque, en relación
con el artículo 467 inciso final, en grado consumado y en carácter
reiterado, en el que le cabe participación a la acusada como autora,
según lo previsto en el artículo 15 N°1 del Código Penal; para finalizar
es importante que la Defensa no cuestiona que haya una falsificación de
la firma o que no fueran cheques de su representada, sólo sostiene que es
un cheque en garantía, argumentando que la Sra. Lavín no tenía cómo
pagar, entonces firmó los cheques y jamás se iban a pagar, el dolo con el
que fueron suscritos es, por tanto, evidente ella no está afiliada a AFP
ni Fonasa, entonces, es una persona que gira un cheque en blanco, con
ánimo de defraudar, la única garantía es el pagaré; existe, además, un
elemento de temporalidad, cuando se entrega en garantía es para
garantizar obligaciones futuras, no para garantizar una deuda por cartera
vencida, como se entregaron en este caso para cancelar esa deuda.

4
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

No hizo uso de su derecho a replicar.


CUARTO: Que la Defensa en su alegato de apertura señaló que logrará
acreditar, con la prueba, que los cheques que se pretenden cobrar, fueron
dados por su representada en garantía de obligaciones de la sociedad del
marido y que finalmente su representada, al entregar cheques garantizando
obligaciones de la empresa del marido, es una desnaturalización del
cheque, porque no sería un cheque dado en pago ni en comisión de
cobranza, se dejó en garantía, para dar seguridad a la querellante, de
que el marido iba a concurrir para regularizar las deudas de las
operaciones de factoring; va a acreditar, además, que su representada no
entregó los documentos con afán defraudatorio; cuando se entregan no
había obligación liquidada por la querellante, no se sabe a qué obedecen
los cheques, entiende que se desnaturalizó el cheque, no están los
requisitos del tipo, en los términos del artículo 22 de la Ley sobre
cuentas corrientes bancarias y cheques, fueron entregados en blanco para
ser llenados por terceras personas; al momento del cobro, la causal fue
de cuenta cerrada, pero cuando la cuenta estaba cerrada por otros motivos
nunca fueron girados a sabiendas, la cuenta estaba cerrada, la
jurisprudencia y doctrina han señalado que cuando se entregan los cheques
la cuenta estaba abierta y vigente, los cheques se entregan en octubre de
2013, se cobran dos de ellos el día 6 de marzo de 2014 y abril 2014, al
momento de la entrega la cuenta estaba vigente, cuando fueron presentados
a cobro y llenados la causal fue cuenta cerrada, la cuenta se cerró en
febrero de 2014, por otras obligaciones que no se pudieron cubrir,
entiende que hoy se vulneran diversos tratados porque no se ha realizado
una gestión de cobro alguna, su representada es dueña de casa, nunca
podría haber pagado esta deuda, se vulnerarían tratados en que se ha
abolido la prisión por deudas, se hace uso de un título de crédito, es
una acción penal por una deuda civil, sin haber ejercido un cobro civil
primero, aplicando el derecho penal para cobrar las deudas, el derecho
penal es de última ratio, cuando existen otros medios; no existe una
acción de cobro hubo querella, simplemente entiende que es anormal, en
los negocios no se generan las acciones civiles, lo que se busca es una
cobranza a través de este juicio.
En su alegato de clausura indicó que entendemos que no se ha
cumplido por la querellante con el estándar de convicción conforme al
artículo 340 del Código Procesal Penal para condenar a su representada;
sostiene eso porque hay una visión errada del juicio, quién debía probar
en la causa que los cheques fueron girados en pago de obligaciones, es
quien sostiene la acusación, el querellante, las declaraciones del
representante legal y el otro socio, los señores Sauer, ninguno señaló a
qué obligación específica se referían los cheques, supuestamente dados en

5
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

pago, Ariel Sauer incluso dijo que sería esta acción una estrategia de
cobro, es poca prueba de la acusadora, las obligaciones ninguna de las
partes ha dicho que se origina de tal operación, se habló de 85 millones
por parte de los representantes legales, cifras que no se condicen con
los cheques se le pregunta cómo fueron girados el mismo día, dice que
correspondían a capital e intereses, se habló de caídas, de carteras
vencidas, pero no se dijo cuál monto, a cuál obedecían, se consultó el
recibo de pago y éste no existe, lo que es más grave, el monto de la
obligación, los propios representantes no saben, por lo tanto, el
principio de inocencia del artículo 4 del Código Procesal Penal se
mantiene, no ha sido probado que los cheques pagaban obligaciones
específicas, no pudieron dar razón de sus dichos de cómo llegaron los
cheques; Daniel Sauer dijo que el marido los entregó en octubre, el otro
dice en febrero de 2013, no hay concordancia en quién los recibió,
tampoco hay claridad en la entrega, lo que es peor se señala que los
cheques si fueron entregados y fueron cobrados en fecha posterior,
presentados a cobro en abril de 2014, o sea, meses después, cheques que
se entregaron en octubre de 2013 y se cobran en abril de 2014, ello se
condice con lo señalado por su representada que hay una coyuntura, la
enfermedad del marido, y ella concurre a dar razones, que la deuda se va
a pagar cuando se recupere de la enfermedad, que es invalidante, por otro
lado, aquí se ha tomado una estrategia de la acusadora, asilándose en la
gestión preparatoria de cobro, pero en este caso se trata de un ilícito
penal; en sede civil se puede sostener que es un documento incausado, que
las obligaciones se prueban a sí mismas, pero aquí estamos dentro de un
ilícito penal, el delito de giro doloso de cheque, en consecuencia todos
los antecedentes que dan cuenta del origen del giro deben ser
incorporados al Tribunal, la prueba la rindió él, acreditaron cómo se
giraron y se entregaron a la parte querellante loa cheques, eso determina
si se giraron en pago o en garantía, es prueba de cargo no de descargo,
está asilado por el principio de inocencia, la querellante debió haber
acreditado eso, esta parte dio razón de sus dichos a través de tres
testigos, que fueron contestes en cuanto incluso se les interrogó y
fueron contestes en que los cheques se entregaron en blanco, en octubre
de 2013, girados de la cuenta personal de Asunción Lavín y que ella no
tiene participación en la sociedad Ges consultores, que su intervención
obedeció a que tuvo que dar la cara ante la insistencia del factoring
para decir que cuando su marido se restablezca, se solucionaría; la
prueba de cargo ha obviado las circunstancias en que se giró el cheque,
que era para garantizar una obligación, los representantes no han
acreditado cuál es el monto de la obligación, han caído en
contradicciones, cómo se llega a esas cifras, lo se incorporó prueba que

6
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

los negocios eran con el marido de su representada, que garantizó de tal


manera, a través de pagarés, con mandatos irrevocables, pagarés en
blanco, las sumas que se pudieran adeudar, así quedó claro que no se
usaron gestiones de cobro, la familia de la querellada es dueña de la
clínica Alemana, dijeron los querellantes, que sólo era velar por un
ánimo de garantizar la obligación, que alguien se haga responsable, que
la sociedad y los instrumentos a través de pagarés no son suficientes, ha
probado que su representada no tiene ingresos, que no podía tener fondos,
que desconoció el llenado de los cheques, no puede presumir quién los
llenó, pero ella lo descarta, quiere recalcar que lo que persigue el
delito, el bien jurídico protegido, para algunos autores es el tráfico
mercantil, para otros la propiedad, entiende que se ampara el patrimonio
del defraudado, de la víctima, entiende que aquí el patrimonio no ha sido
vulnerado, existen acciones civiles a través del pagaré firmado o el
cobro directo, entonces existen acciones civiles para cobro, además los
créditos están cedidos en el patrimonio de la querellante, pueden ser
cobrados a través de un juicio ordinario, hay cómo resarcir el perjuicio
patrimonial, por otras vías, finalmente el derecho penal es de última
ratio, existiendo otras salidas alternativas entiende que se aplicó y así
lo dijo el representante legal, que era una estrategia de cobro y no
cobrar por vía civil desvirtuando el cheque, en los términos del artículo
10 y al no estar en presencia de cheque sino de un título de crédito
respecto del cual se busca finalmente coaccionar para que pague, pese a
que existen resguardos entiende que el proceso ha sido instrumentalizado,
se estableció que su representada no giró, que fueron entregados en
blanco, incluso que el abogado querellante patrocinó al marido en la
misma época en que se cae la cartera, dándole coherencia al relato del
marido, ratificando lo que dijo este, que le facilitaron un abogado, es
insostenible que ahora incluso el abogado que representó al marido
aparezca querellándose y cobrando unos cheques en circunstancias que no
se acreditaron obligaciones y su monto, y existiendo una multiplicidad de
operaciones, no sabe a qué obedece la deuda, qué se pretendió pagar en su
momento, según señala la querellante, existiendo duda, no hay certeza en
cuanto a la obligación, cómo se entregaron los cheques, los
representantes legales no dieron razón, cómo los incorporaron a su
patrimonio, no se cumple con el estándar mínimo, máximo que ella declaró,
dijo el motivo de la entrega y es un medio de prueba que sumado a la
declaración de los testigos es prueba para generar duda en cuanto a la
entrega de los documentos, por lo que solicita que se absuelva porque no
se acreditó por prueba de cargo que los cheques fueron entregados en pago
ni a qué obligaciones específicas corresponden y no se acreditó la
participación entendiendo que se hace necesario indagar sobre el origen

7
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

de los documentos, el principio de inocencia no ha sido vulnerado, por


todo eso, solicita la absolución.
QUINTO: Que las partes no arribaron a convención probatoria alguna,
según consta del auto de apertura remitido a este Tribunal Oral.
SEXTO: Que la acusada ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN renunció
expresamente a su derecho a guardar silencio y declaró en estrados,
señalando que primero quiere decir que entiende la querella que se le
notificó hace un par de meses, por giro doloso esta acá porque viene a
decir lo que pasó realmente, por qué sus cheques llegaron al factoring
con quien no tenía relación, el que tenía relación era la empresa de su
marido, el año 2013 y 2014 su marido estuvo muy enfermo de leucemia,
fueron dos años muy malos, por eso mismo cuando su abogado hablaba que la
cuenta estaba cerrada, se cerró en febrero porque tuvieron que pagar un
tratamiento muy caro, finalmente se gastaron todo en tratamiento no había
quien sostuviera esa cantidad de plata, todo empezó en septiembre de 2013
que le empezaron a enviar mensajes, Daniel Sauer del factoring para ver
si podía acudir, le decían que querían hablar con ella, había escuchado
de ellos, de su marido, porque sabía que tenían relaciones comerciales,
ella fue, ellos le explicaron que la empresa de su marido Ges consultores
tenía una deuda con el factoring, que ellos querían que ella garantizara
de alguna manera que la deuda se iba a pagar, ella fue, tuvieron una
conversación amena, después ellos le dijeron si podía dejar ella o una
persona de su familia, un cheque para garantizar que se iba a pagar, su
marido no tenía ánimo de no pagar, estaba enfermo y no estaba trabajando,
conversó con su marido, ella le dijo que podía dar un cheque en garantía,
mientras él se recuperaba y veían cómo resolvían la relación con la
empresa de factoring; como en octubre de ese año una semana que estuvo
mejor le pidió a su marido que entregara los cheques, ella pasó 3 cheques
en blanco, sólo firmados por ella, porque él le dijo que tenía una
relación con ellos, que los cheques no se iban a cobrar, mientras veía
cómo lo hacían, porque no tenían la cantidad, no sabía la cantidad que se
debía, no estaba involucrada en las gestiones de la empresa de su marido
estaban enfocados en la enfermedad para solucionar el tema lo autorizó a
entregar los cheques en garantía, él los llevó y desde ese momento no
supo más de sus cheques, hasta ahora que le llegó la notificación; la
verdad es que jamás cometió delito, entregó sus cheques para garantizar
una deuda de la empresa de su marido, que no sabe cuánto era, porque
nunca se le mostró nada, no le dieron recibo, nada, por confianza por el
momento en que estaban; nunca ha trabajado, es dueña de casa, nunca ha
ejercido, estudió educación diferencial, jamás en su cuenta podía haber
plata para pagar una deuda de ese tamaño, abrió la cuenta en la época
universitaria con línea de crédito de dos millones y nada más; nunca

8
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

pensó que los cheques se iban a cobrar, los entregaron porque su marido
tenía confianza en ellos, le dijeron que eso podían hacer por el momento,
ella se sintió traicionada, jamás se imaginó de la querella por sesenta y
tantos millones, jamás se le había ocurrido que le podía pasar algo así,
quiere afirmar de manera tajante que ella no cometió delito ninguno,
entregó los cheques en garantía, en blanco, nunca supo cuál era la deuda,
nunca se le informó tampoco que los cheques iban a ser cobrados, le
llegó la notificación por la querella y nada más.
Interrogada por la parte Querellante señaló que la razón por la
que concurrió era para llegar a un arreglo, el tema de la deuda lo iba a
ver su marido cuando se recuperara ellos querían que ella garantizara la
deuda mientras su marido estaba enfermo, su marido no tenía cheques, la
empresa Ges consultores no tenía cheques en ese momento, ya no tenía
cuenta; ella sí tenía cuenta, fue socia hasta julio de 2013 ella mientras
su marido estaba enfermo, tenía que ayudarlo, su marido no le entregó
poder, no fue a actuar por la empresa, Daniel Sauer le pidió reunirse con
ella para garantizar que su marido le iba a pagar, antes de esa reunión
había acudido un par de veces a llevar a su marido a reuniones, su marido
no puede manejar, ella lo llevaba a todos lados, entonces, se quedaba a
veces en el auto y a veces lo acompañaba a la oficina pero no participaba
en la reunión, en 2013 se acerca al señor Sauer durante ese año efectuó
transferencias desde su cuenta a la empresa porque su marido en el fondo
le transfería plata y ella la traspasaba por su cuenta, porque ella
estaba ayudándole, hacía esas transacciones su marido, él le pasaba plata
y ella iba a depositarla, ese dinero se lo pasaba en efectivo, algunas
cosas no recuerda bien, la empresa no tenía cuenta corriente, durante
2014 no recuerda transferencias.
Señala que no vio cheques, que no vio cantidades de los cheques y
que nunca fue la idea pagar los cheques, en 2013 giró pude ser un cheque
por 7 millones, no recuerda que haya sido protestado por no pago, en la
gestión preparatoria no recuerda que se haya pagado.
El año 2013 no recuerda si hizo una transferencia por siete
millones de pesos, si su marido le decía hay que pagar esto ella lo
pagaba, como su marido no tenía cuenta le decía hay que pagar este en tal
fecha, ella se programaba para pagar ciertas cosas, habían cheques para
pagar y otros en garantía, unos cheques eran para pagar pero eran cosas
que veía su marido con el factoring, le decía este mes hay tal cheque que
pagar ella no sabe por qué monto, era una relación comercial de ellos,
fue muy distinto a lo que pasó cuando ella acudió cuando su marido estaba
enfermo, porque son cosas de su marido con el factoring, su marido con la
empresa y el factoring ella daba esos cheques, lo que pasó cuando entregó
los cheques los dio en blanco, nunca se le dijo cuál era el monto de la

9
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

deuda, los entregó a su marido y él los entregó, ella no lo acompañó, su


marido estaba en una mala época quería demostrar que estaban impedidos de
pagar para que no se volviera en una mala relación, prefirieron dejar los
cheques en garantía mientras se normalizaba su vida.
A fines de 2013 ella no actuaba por la empresa de su marido, pero
sí efectuó trasferencias bancarias a la empresa querellante durante 2014
puede ser, giró cheques en 2013, cheques pagados, no recuerda, el monto
ni la fecha en que se entregaron ni las obligaciones que se cancelaban,
nunca lo supo, era una relación comercial que tenían ellos, dice que es
dueña de casa pero fue socia de la empresa, con un porcentaje muy bajo
porque su marido viajaba y para que ella pudiera ir al banco, cooperar en
su trabajo, tenía facultad de firmar cheques, cuando giró los cheques la
empresa no tenía cuenta, los Sauer le pidieron un cheque de ella o de su
familia, no tenía relación comercial con el factoring.
El contrato a la fecha en que se celebra no sabe, nunca lo ha visto
repite que es dueña de casa, el contrato de factoring es con Ges, la
empresa Ges tiene un socio, su marido, antes estaba ella no sabe quién
más, antes de que su marido estuviera solo, tenía otros socios.
Los cheques que entregó en pago de las obligaciones fueron
protestados, los cheques que motivan el juicio ella no entregó cheques en
pago de nada, los entregó para garantizar una deuda de su marido sabe que
fueron protestados dos de ellos por falta de fondos y uno por cuenta
cerrada, ella nunca objetó la firma.
Solicita exhibir parte de la prueba documental de las letras a) a
la f):
a) Observa que es un cheque de ella, está firmado por ella, aparece su
nombre, Banco Santander, serie HT 000145383, cuenta corriente 6374710-6,
girado por la suma de cuatro millones de pesos; la fecha de giro es 6 de
marzo de 2014.
d) el acta de protesto, Banco Santander Chile no paga el presente cheque,
perteneciente a: Lavín León Asunción María; domicilio registrado en el
Banco: Raúl Labbé 13166; por falta de fondos.
b) cuenta corriente 6374710-6; cheque serie HT0000146779, monto sesenta y
tres millones cuatrocientos veinte mil doscientos treinta y ocho;
e) acta de protesto Banco Santander Chile no paga el presente cheque,
perteneciente a: Lavín León Asunción María; domicilio registrado en el
Banco: Raúl Labbé 13166; por falta de fondos.
c) cheque serie HT0000154053, monto siete millones ochenta mil pesos.
Todas las firmas son de ella.
f) acta de protesto Banco Santander Chile no paga el presente cheque,
perteneciente a: Lavín León Asunción María; domicilio registrado en el
Banco: Raúl Labbé 13166; por cuenta corriente cerrada.

10
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

Contrainterrogada por su Defensa, señaló que entregó los cheques en


blanco, se le exhibieron cuando dice que los entregó en blanco a ella le
pidieron sólo una garantía, cuando ella habló con su marido decidieron
entregar el cheque no para pagar algo sino simplemente para decir “vamos
a pagar” entonces que pase el mal momento después su marido iba a ir a
revisar su deuda fueron entregados en blanco, como una manera de decir
estamos garantizando que después su marido iba a ver la deuda, no había
opción de que ella pagara una deuda de una empresa pero extrañamente
Daniel Sauer le pidió un cheque de ella o de su familia para garantizar.
En esa reunión estaba Daniel Sauer como dijo fue una reunión amena,
hablaron de la salud de su marido, ellos estaban preocupados de él su
marido le había dicho que era amigo de ellos, nunca le dijeron paga tú,
danos un cheque para pagar la deuda, ella no tenía idea de los montos,
fue para garantizar que iban a pagar, les interesaba un cheque de ella o
de un familiar, no era para que ella pagara, sino solamente para tener
una garantía, en esa reunión no le informaron de dónde se originaba la
deuda, fue una reunión muy simple, conversando de la vida, le dijeron
sabes que tu marido tiene una deuda, nos interesa que nos garantices que
alguien va a pagar.
Los cheques exhibidos ella los entregó sólo con la firma, el resto
en blanco, porque nunca se iban a cobrar, eran sólo una garantía, ni su
marido ni ella sabían cuánto era la suma de lo que se debía, obviamente
los mandó en blanco, llenó sólo la firma, el resto no es su letra.
En la reunión con el señor Sauer le informó que ella era dueña de
casa y que no tenía patrimonio, ella le explicó que su marido estaba muy
mal, se estaban gastando todo en un tratamiento, no tenían auto ni casa,
esa cuenta corriente la abrió en la época de estudiante, era su marido
con su empresa quien proveía, mientras trabajó le daba plata para pagar
las cosas de la casa, para moverse, ir al supermercado, para sus gastos
personales y de sus niños, manejaba montos muy bajos, alrededor de 500
mil pesos, un millón al mes, le cerraron la cuenta en febrero de 2014,
porque tenía en esa cuenta como un millón un poco más, de esta línea de
sobre giro, su marido el 2013 estuvo muy mal con los pagos de
tratamiento, los gastos de los niños, a ellos los ayudaron varias
personas para tener dinero, su familia y la de él, los gastos
sobrepasaron eso y al final le pasó la cuenta, no pudieron pagar tarjetas
y al final la cerraron.
Cuando le cerraron la cuenta se lo informaron, estaban “en otra”,
dedicados a la enfermedad, pero se preocupó de las personas que le había
dado cheques con fecha, cosas que tenía que pagar, habló con esas
personas y les dijo te voy a pagar cuando pueda, pero en realidad del

11
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

factoring no se preocupó, porque no se iban a cobrar, porque estaban en


garantía.
Después no tuvo contacto con estas personas, del señor Sauer no
supo nada hasta que le llegó la notificación.
El lleno y la suma de los cheques no fue llenado por su marido, no
lo puede afirmar, sólo la letra no es de ella, los entregó en blanco,
sólo firmados.
SÉPTIMO: Que, la parte querellante presentó la siguiente prueba de
cargo:
TESTIMONIAL
1.- Declaración de don ARIEL ISAAC SAUER ADLERSTEIN, RUT 10.931.128-6,
con domicilio en Cerro El Plomo Nº5680, Of. 1902, Las Condes, ingeniero
comercial.
2.- Declaración de don DANIEL AMIR SAUER ADLERSTEIN, RUT 10.780.885-K con
domicilio en Cerro El Plomo Nº 5680, Of. 1902, Las Condes, ingeniero
comercial.
DOCUMENTAL
1.- Cheque de la cuenta corriente Nº63-74710-6, del Banco Santander
Chile, de la Serie HT, número 0000145, por la suma de $ 4.000.000, y de
fecha 6 de marzo de 2014.
2.- Cheque de la cuenta corriente Nº63-74710-6, del Banco Santander
Chile, de la Serie HT, número 0000146, por la suma de $ 63.420.238, y de
fecha 6 de marzo de 2014.
3.- Cheque de la cuenta corriente Nº63-74710-6, del Banco Santander
Chile, de la Serie HT, número 0000154, por la suma de $ 7.080.000, y de
fecha 20 de abril de 2014.
4.- Acta de protesto del cheque Serie HT, número 0000145 de la cuenta
corriente Nº 63-74710-6, del Banco Santander Chile, de fecha 25 de abril
de 2014;
5.- Acta de protesto del cheque Serie HT, número 0000146 de la cuenta
corriente Nº 63-74710-6, del Banco Santander Chile, de fecha 25 de abril
de 2014;
6.- Acta de protesto del cheque Serie HT, número 0000154 de la cuenta
corriente Nº 63-74710-6, del Banco Santander Chile, de fecha 21 de abril
de 2014;
7.- Copia autorizada de lo obrado en la gestión preparatoria ante el ante
el 9º Juzgado Civil de Santiago, en la causa Rol C-25893-2014;
8.- Copia de escritura pública de constitución de Factop S.A., de fecha
05 de noviembre de 2003. otorgada en la notaria pública de don Samuel
Klecky Rapaport.

12
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

9.- Certificado de vigencia de sociedad Factop S.A. otorgado por el


Registro de Comercio del Conservador de Bienes Raíces y Comercio de
Santiago, de fecha 20 de abril de 2015;
10.- Certificado de Matrimonio entre la querellada y el señor ISAAC
JOSEPH GIVOVICH CONTADOR, otorgado por el Registro Civil e
Identificación, de fecha 20 de abril de 2015.
OCTAVO: Que la Defensa presentó la siguiente prueba a fin de
acreditar su teoría del caso:
TESTIMONIAL
1.- Declaración de don JUAN ALBERTO MARCOS GIVOVIC ZULUAGA, Rut
5.744.553-K, con domicilio en Pasaje Los Dibujantes nº 1625, comuna de
Vitacura.
2.- Declaración de don ISAAC JOSEPH GIVOVIC CONTADOR, Rut 13.901.608-4,
con domicilio Pasaje Los Dibujantes nº 1625, comuna de Vitacura.
3.- Declaración de don JORGE ABUD BANNEN, abogado, Rut 10.902.399-1, con
domicilio en Isidora Goyenechea nº 3.250, Piso 8, oficina 801, comuna de
Las Condes.
DOCUMENTAL (en la numeración que aparece en el auto de apertura de juicio
oral)
1.- Escritura Pública de fecha 29 de julio de 2013 de la transformación
Sociedad Ges Ltda. Por acciones del mismo nombre.
2.- Escritura Pública de fecha 14 de enero de 2011 en original de la
Declaración y acuerdo de pago entre Info Technology y Ges Consultores.
3.- Carta de fecha 02 de octubre de 2012, remitida por notario Clovis
Toro Campos a requerimiento de Factop S.A. a Info Technology S.A.
notificando el no cumplimiento de requerimiento de cesión de facturas
electrónicas.
4.- Copias de facturas electrónicas Nº73, 82, 83 y 84 emitidas por Ges
Technology S.A. por diferentes montos.
5.- Copia de correo electrónico de fecha 29 de enero de 2012 enviado por
Isaac Givovic a Jorge Abud Bannen por factura asesoría en Arica
Factoring.
6.- Copia de factura Nº86 emitida por G Consultores o servicios HS Ltda.
de 28 de marzo de 2013.
7.- Copia de correo electrónico de fecha 29 de febrero de 2011 de Isaac
Givovic a Jorge Abud Bannen con autorización para factorizar facturas de
la querellante.
8.- Copia de correo electrónico de fecha 1 de marzo de 2012 enviado por
Daniel Sauer por la cuenta de contrato de Factoring a Isaac Givovic por
cesión de créditos y mandatos para firmar.
9.- Copia de correo electrónico de fecha 20 de febrero de 2012 de Isaac
Givovic, en que se envía archivo de cesión de facturas Info Technology.

13
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

10.- Copia de causa rol 5595-2013 del 131 Juzgado Civil de cobro de
facturas impagas en contra de Sociedad Info Technology Chile SPA.
12.- Certificado de no afiliación de AFP de la querellada.
13.- Certificado de no afiliación a Isapre o seguro salud de la
querellada.
NOVENO: Que el análisis de la prueba de cargo presentada por la
parte Querellante, consistente en la declaración de testigos y
documentos, incorporados a la audiencia de juicio oral, apreciados con
libertad, según lo señala el artículo 297 del Código Procesal Penal, por
no contradecir los principios de la lógica, las máximas de la experiencia
y los conocimientos científicamente afianzados, ha permitido tener por
establecidos los siguientes hechos:
ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN, giró en pago tres cheques de su cuenta
corriente, 74710-6 del Banco Santander Chile, de la cual ella es titular
y que se individualizan de la siguiente forma:
Nº1: Cheque serie HT, número 0000145-383, fechado al 6 de marzo de 2014,
por la suma de $4.000.000 (cuatro millones de pesos); protestado el día
25 de abril de 2014.
Nº2: Cheque serie HT, número 0000146-779, fechado al 6 de marzo de 2014,
por la suma de $63.420.238 (sesenta y tres millones cuatrocientos veinte
mil doscientos treinta y ocho); protestado el día 25 de abril de 2014.
Nº3: Cheque serie HT, número 0000154-053, fechado al 20 de abril de 2014,
por la suma de $7.080.000 (siete millones ochenta mil pesos); protestado
el día 21 de abril de 2014.
Presentados dichos documentos a cobro en el banco librado, éstos
fueron protestados por FALTA DE FONDOS el día 25 de abril de 2014, en el
caso de los cheques serie HT, número 0000145, de fecha 6 de marzo de 2014
por la suma de $4.000.000; y el serie HT, número 0000146, de fecha 6 de
marzo de 2014, por la suma de $63.420.238; por otro lado, el cheque serie
HT, número 0000154, de fecha 20 de abril de 2014, por la suma de
$7.080.000 fue protestado por la causal de CUENTA CORRIENTE CERRADA, el
día 21 de abril de 2014. Todo esto, según consta de las actas de protesto
adheridas a los respectivos cheques.
Durante la gestión preparatoria de notificación judicial de
protesto de cheques, efectuada ante el 9º Juzgado Civil de Santiago, en
la causa Rol C-25893-2014, consta que con fecha 14 de enero de 2015, la
querellada fue notificada judicialmente del protesto de los cheques, en
el domicilio que tenía registrado en el Banco, esto es, en calle Raúl
Labbé Nº13166, comuna de Lo Barnechea, Región Metropolitana;
certificándose por la Sra. Secretaria del 9º Juzgado Civil de Santiago,
con fecha 22 de enero de 2015, que la querellada Lavín León no tachó de
falsas sus firmas, ni consignó fondos suficientes para el pago de los

14
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

cheques, sus intereses y costas, dentro del plazo legal, el que se


encontraba vencido.
DÉCIMO: Que estos hechos constituyen tres delitos de giro doloso de
cheques, tipo penal consignado en el artículo 22 de la Ley Sobre Cuentas
Corrientes Bancarias y Cheques, en relación con el artículo 467 del
Código Penal, encontrándose, todos, en grado consumado.

En efecto, los requisitos típicos fueron satisfechos a través de la


prueba de cargo presentada, primeramente la documental que da cuenta de
la existencia de los tres documentos mercantiles y sus colillas en que
aparece el acta de protesto, por las causales de falta de fondos y cuenta
corriente cerrada y las copias de la gestión preparatoria civil, en la
que consta haberse efectuado la notificación de los mentados protestos,
el 14 de enero de 2015, con la pertinente certificación de la ministro de
fe, fechada el 22 de enero de 2015, de no haberse tachado de falsas las
firmas y no haberse enterado capital, intereses y costas, en el término
legal, todo lo cual resulta suficiente para la configuración de los
injustos en estudio, antecedentes éstos que sólo fueron cuestionados por
las declaraciones de los testigos de la Defensa, señores Juan Alberto
Marcos Givovic Zuluaga, Isaac Joseph Govovic Contador y la declaración de
la propia imputada, en cuanto aseveraron ante estrados que los cheques
fueron entregados en blanco, sólo con la firma de la querellada,
supuestamente, a fin de garantizar el pago de una deuda existente entre
la empresa del marido de la encartada y la Querellante, alegando que no
se les entregó una liquidación que determinara los montos de la deuda,
mas no cuestionando su existencia, ya que, y mayor abundamiento, también
fueron incorporados los antecedentes relativos a los negocios realizados
entre la empresa Ges Consultores y la Querellante, los que justifican la
existencia de la deuda que se pretendió pagar por medio de los documentos
mercantiles en cuestión, en consecuencia, es dable concluir que esta
circunstancia no impide el perfeccionamiento de los ilícitos y la
conducta punible establecida en la ley ya citada, apareciendo de
manifiesto que los tres cheques obedecieron a una deuda efectiva, y por
lo tanto, fueron entregados en pago de la misma, sin que, por otro lado,
aparezcan indicios a efectos de dar por cierta la teoría del caso de la
querellada, ya que de los documentos incorporados, así como de la prueba
testimonial rendida, no se evidencia que los referidos documentos
mercantiles hayan sido entregados en blanco, surgiendo además, otros
indicios en contrario, como es el hecho, no discutido, que la querellada
entregó en pago de obligaciones de la empresa Ges de su marido, a la
empresa Factop S.A., otros cheques de su cuenta corriente personal,
similares a los que son materia de esta causa, los que sí fueron pagados,
de lo que se desprende lógicamente que ella pagaba las deudas de la

15
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

sociedad de su marido, en el período en que él estuvo impedido de hacerse


cargo de sus negocios, por enfermedad; por otro lado, cabe agregar que
los referidos instrumentos no tienen número correlativo y según dijo la
misma acusada, fueron entregados en el año 2013, luego de que se
realizaran varias operaciones entre la empresa de su marido, Ges
consultores y la Querellante, de manera tal que no resulta lógico
sostener que fueron entregados en garantía, puesto que a esa fecha ya
existían obligaciones devengadas entre las partes, derivadas de
operaciones pretéritas, ya que los negocios entre la empresa querellante
y la empresa Ges consultores se iniciaron el año 2011.

UNDÉCIMO: Que estas conclusiones se fundan en el análisis de la


prueba testimonial, primeramente en la declaración de don ARIEL ISAAC
SAUER ADLERSTEIN, socio de Factop S.A., quien afirmó, en lo pertinente a
los hechos, que la relación comercial con la empresa Ges consultores se
inició, más o menos, a fines del año 2011 a 2012, tenían un cliente
Rodrigo Barrera, que les mandó cheques del señor Juan Givovic, estos
cheques que factorizó, se protestaron haciendo las gestiones de cobro,
pero no tuvieron resultados, hasta que se contactaron con Isaac Givovic
que se hizo cargo del pago de los cheques de su hermano; comenzaron,
entonces, una relación amistosa, se dieron cuenta que podía ser un
cliente interesante para el factoring, hicieron la evaluación
correspondiente y se iniciaron operaciones de factoring a principios de
2012, a través de una empresa Ges consultores donde entiende que
participa también la señora de Isaac Givovic, Asunción Lavín, hicieron
operaciones de factoring con cheques de terceros y de la propia empresa
Ges, no tuvieron problemas sino hasta finales de 2013, donde los cheques
de Ges no se pagaron y quedó una deuda del orden de los 85 millones de
pesos que fue pagada por Asunción Lavín con cheques de ella, no recuerda
la fecha pero a fines de 2013 principios de 2014, en marzo o abril de
2014 se depositaron y salieron protestados, se pagaron dos de los 5
cheques, ella les había dado un cheque por 7 millones, uno de 4 y uno de
7 millones, se protestaron 3 cheques: uno de 4 millones, uno de 7
millones y uno de 63 millones; el de 4 y 63 millones, por falta de fondos
y el de 7, por cuenta cerrada; después de eso se contactaron con Isaac y
Asunción para tratar que les cancelaran la deuda, sin embargo, hasta el
día de hoy eso no ha ocurrido.
En relación a la empresa Ges consultores era una empresa que
financieramente no era tan fuerte, estaba Isaac y Asunción Lavín, era
importante esto último porque pensaron que era una persona solvente, el
análisis legal determina los socios y si están facultados para operar por
la sociedad, ambos tenían facultades.

16
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

Los cheques materia de esta causa le fueron entregados según


recuerda por Isaac Givovic, cree que él llevó los cheques de pago de
Asunción Lavín; cuando se les entregaron estos cheques Asunción no dijo
que eran cheques en garantía; esto no es posible porque la empresa Factop
S.A. nunca ha recibido cheques para garantizar deudas, sino que se firma
un contrato de factoring, de cesión de créditos y mandato; y para
resguardo, firman un pagaré, que garantiza la deuda; en algunos casos,
además, trata de solicitar una hipoteca de alguna propiedad que tuviera
el cliente.
Entonces, los cheques recibidos fueron dados en pago de la deuda,
no reciben en el Factoring cheques en garantía, ni en el caso de Ges ni
con ningún cliente, no es la forma en que se opera, la garantía es real,
hipoteca o el pagaré, al momento de hacerse cliente.
Agregó que el origen de la deuda es porque Ges consultores hacía
operaciones de factoring de cheques, facturas, cheques de terceros y
propios, algunos de esos documentos no fueron cancelados y se generó la
deuda. En relación a ésta, cuando paga Asunción Lavín, le paga a Factop
S.A., ese pago no recuerda quién lo recibió, los documentos la mayoría de
las veces los recibe él o su hermano Dani; no tiene recuerdo de esa
oportunidad.
Cuando se paga una deuda se emite recibo de pago, cuando ella pagó
diría que se entregó una liquidación, ellos no siempre la entregan, pero
sí la emiten y se le puede entregar al cliente, en este caso no recuerda
si se le entregó o no.
Por último indicó que la empresa no opera con cheques en garantía,
no se hizo efectivo el pagaré porque prefirieron hacer efectivos los
cheques, el pagaré lo suscribió si mal no recuerda Isaac Givovic en
representación de Ges, avalado por Asunción Lavín.
La obligación asumida por Isaac Givovic estaba garantizada de una
sola manera, cuando se firma el contrato de factoring, se firma un
pagaré, es la única garantía para cualquier cliente, por tanto, los
cheques fueron dados en pago de la deuda, cancelaban la deuda de Ges con
Factop S.A.
Corroborando estos asertos, declaró, también, don DANIEL AMIR SAUER
ADLERSTEIN, quien afirmó que la relación comercial entre Ges Consultores
y Factop S.A. partió en el año 2011, donde en la línea de un cliente
recibió un cheque de Juan Alberto Givovic el que salió protestado;
después que no fue ubicable, se hizo responsable Isaac Givovic, quien fue
a su oficina y le pagó en efectivo quedando ese cheque cancelado;
entonces Isaac Givovic le comentó que tenía una empresa con su señora y
su cuñado y que necesitaba una línea operativa de factoring; él le dijo
que la iba a analizar y a la semana siguiente le presentó a Asunción

17
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

Lavín; de esa forma se estableció una línea de factoring para


instrumentos de terceros; se tomaron facturas y cheques de terceros y de
capital de trabajo de la empresa Ges; la línea empieza los primeros meses
de 2012, esta línea está regularmente durante un año, a año y medio
operando normal, al año y medio se presentaron ciertos problemas con los
documentos y facturas que Isaac Givovic le entregó, de manera que se
reunieron para ver cómo cancelar la deuda; la deuda ascendía en ese
momento a 85 millones de pesos, que fueron cancelados con cheques de
Asunción Lavín, ellos consideraron que era una buena forma de pago porque
la familia Lavín tiene patrimonio; les documentaron con un cheque de 63
millones, uno de 7 y otro de 7, más uno de 4 millones; el de 4 y 7 se
millones se pagaron; entonces la deuda quedó en 74 millones, es a sí como
tienen los 3 cheques protestados de 4, 7 y 63 millones; el de 63 y el de
4 millones fueron protestados por falta de fondos y el de 7 millones, por
cuenta cerrada.
En relación con la garantía de las operaciones de factoring, la
forma en que se resguardan es a través de la suscripción de un pagaré,
pero en el contrato de factoring lo que es letra, factura y cheque entra
como pago y es lo que factorizan.
Cuando se celebra el contrato con Ges Consultores le comentaron
que Asunción Lavín e Isaac Givovic eran socios en Ges, el pagaré fue
firmado cree que por Isaac Givovic y Asunción Lavín como aval; ese pagaré
garantiza el cumplimiento de las obligaciones de factoring; pero en
relación a los cheques, estos siempre son a pago, nunca dijo Asunción
Lavín que eran cheques entregados en garantía.
Entre la entrega de los cheques y el intento de cobro de los mismos
no hubo comunicación con Asunción Lavín, en el sentido que les informara
que la cuenta estaba cerrada o que no había dinero en la cuenta.
Los cheques se los entregó a él, Isaac Givovic, se los llevó
materialmente, no sabe la fecha exacta, cree que a principios de 2014, se
los entregó personalmente; cuando una persona entrega cheques en pago se
entrega la liquidación de la operación, esto lo hace una persona de
operaciones, se tiene que haber emitido, porque eso se hace en los
procedimientos de la empresa Factop S.A.
En relación a la entrega de los cheques, él contactó a Asunción
Lavín no recuerda la fecha; ella además figuraba como aval en el pagaré
suscrito por Isaac Givovic, los cheques se los dieron cuando se cayó la
cartera de Ges consultores, lo que ocurrió entre julio y octubre de 2013,
eran varias facturas, unas de un chino y otro cliente, pero no hubo pago
de nada, entonces recibieron los cheques de Asunción Lavín, en pago de la
deuda, habían dos para cobro fechados el mismo día.

18
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

La cifra corresponde a capital y el resto a intereses cobrados por


las operaciones; no optó por el cobro del pagaré porque es una estrategia
que ve su abogado.
Señaló que en alguna medida el parentesco de Asunción Lavín con
Joaquín Lavín, les dio confianza ya que sabe que Joaquín Lavín es dueño
de la Universidad del Desarrollo, de la Clínica Alemana, etc. entonces,
pensó que los cheques de su hija se iban a pagar.
Con Isaac Givovic tuvo una relación de amistad, supo que estuvo
enfermo de leucemia, pero no que las deudas se originaron por el
tratamiento médico, fue informado que Isaac Givovic estaba en juicio con
el chino, él estaba cobrando y pagaría pero no supo más. Se lo comentó
pero su déficit era por el problema del juicio del chino, no por la
enfermedad.
Refirió que fueron entregados 5 cheques, hay dos de fecha 6 de
marzo, no se hizo un solo cheque porque uno corresponde a capital, ese es
por 63 millones, los otros por 4 y 7 millones, eran por intereses.
Explicó que se toma lo que era de terceros que eran facturas, se
documenta uno solo, el resto es por intereses de 7 y 4 millones, así se
descompone la deuda, eso lo hacen así, porque entidades bancarias se lo
piden así.
Esos cheques fueron entregados a principio de 2014, se los trajeron
hechos, él no llena cheques.
Isaac Givovic se los llevó.
Se presentaron, además, testigos de la Defensa, de cuyos dichos se
desprende que existen hechos no controvertidos, como por ejemplo, que los
cheques de Asunción Lavín fueron entregados, materialmente, por su marido
Isaac Givovic, así lo señaló él mismo, quien refirió, en lo pertinente,
que es el único accionista y socio fundador de la empresa Ges
Consultores, constituida en mayo de 2006; hoy es único accionista desde
mediados de 2013; la relación entre Ges y Factop se originó a fines de
2011, principios del año 2012; Ges se dedicaba a asesorías y empieza a
verse involucrada en varios ejercicios, por lo que requería apoyo
económico; a raíz de esto, su padre le recomienda una empresa de
factorización y se hace la primera operación con esta empresa de
factoring, los dueños del factoring eran Daniel y Ariel Sauer, además de
Rodrigo Topelberg; había una relación de confianza, se hicieron múltiples
operaciones por más de mil quinientos millones de pesos, de factorización
de facturas de diferentes áreas, porque los clientes pagaban a 90 días,
además, se dio una relación de amistad con los socios de Factop, se
hicieron negocios en conjunto; sin embargo, él se enfermó y Daniel Sauer
le prestó apoyo y cariño, la enfermedad se le diagnosticó en marzo de
2013, es cáncer, un tumor, por lo que estuvo en tratamiento porque tiene

19
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

una leucemia remisa, tuvo tratamiento paliativo porque además tiene una
enfermedad a los huesos, tiene prótesis en ambos brazos y caderas, estuvo
casi dos años en tratamiento, en febrero de este año pudo volver a vivir
normalmente; desde que le diagnosticaron la enfermedad, tuvo que dejar de
trabajar, lo operaron en mayo de 2013 y de ahí tuvo distintos
tratamientos, esta enfermedad la comunicó a la gente de Factop, Daniel
Sauer incluso le consiguió hierbas medicinales, ellos estaban muy
pendientes de ese tema.
En relación a las deudas, son dos: una factura de Info Technology
del año 2012, se hizo la factorización y el factoring entregó a Ges 20
millones de pesos, de una factura de 25 millones de pesos.
En cuanto al servicio, se firma un contrato, él dejó un pagaré en
blanco, la idea es que se haga la cobranza, el factoring cobra y si es
incobrable le cobra a Ges; ese contrato lo redactó el abogado de Factop,
Darío Cuadra; hay un pagaré en blanco; entonces se factorizó y la empresa
no pagó, por lo que se acumuló un bolo con dos facturas: una de 15
millones, a principios del año 2013, la se acumuló con intereses; son las
dos deudas que quedan; también hubo operaciones canceladas por Ges fueron
pagadas, cuando se hace la cesión, Ges no puede iniciar gestión de
cobranza, es el factoring el que recibe el título; en este caso la deuda
se generó por las facturas, pero no tiene claro el capital ni la tasa de
interés.
Los cheques los llevó él a Factop, esto porque estaba en cama y
Daniel Sauer se comunicó con Asunción Lavín y ella le contó que estaban
pidiendo una garantía, entonces, a fines de septiembre del año 2013 fue a
entregar a Daniel Sauer los cheques, estaban, además, presentes Rodrigo
Topelberg y Ariel Sauer, los entregó en una oficina donde estaban los 3
escritorios juntos, le entregó los cheques en blanco como garantía porque
hablaron siempre de una garantía; Asunción le dijo que pedían una
garantía, cheques de un familiar de ella, también tenía la tranquilidad
que una vez que saliera de la enfermedad iba a pagar; la preocupación era
que se hiciera una liquidación; eso fue a fines de septiembre del año
2013, la entrega de los cheques.
Los llevó a la oficina de Factop ubicada en cerro el plomo, piso
19; los recibió Daniel Sauer en presencia de Ariel Sauer y Rodrigo
Topelberg.
Los entregó en blanco, sólo firmados, sin fecha ni monto.
Después que hace entrega de los cheques, existieron comunicaciones
en que Daniel Sauer le decía que estaba preocupado por la garantía, tiene
correos en que le señala que podían cambiar los cheques por una propiedad
o algún cheque de la familia Lavín, correos que hablan de garantía; no
sabe que se haya iniciado una acción para cobrar el pagaré, no hay

20
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

gestión de cobranza que él sepa, a las empresas que originaron la deuda,


Factop tampoco les cobró.
Ges tuvo un cliente que dejó de pagar, quedó debiendo seiscientos
noventa y siete millones, eso fue entre medio de las operaciones, llega
un minuto que la gente de Factop se entera y lo llama Daniel, la reunión
fue en marzo o abril de 2013, le ofrecieron como ayuda, que les hiciera
cesión en gestión de cobranza de las facturas impagas, le ofrecieron que
el abogado de Factop S.A. presentara la demanda, entonces, le firmó un
mandato a Darío Cuadra, el trato era que como existían estas dos
facturas, le dijeron que descontaban la deuda de lo que cobraran; esa
demanda se presentó en el año 2013 ante el 13° Juzgado Civil de Santiago,
pero tuvo que cambiar de abogado porque la demanda que presentó el señor
Cuadra quedó abandonada, esa acción se terminó pero por otro abogado.
Su señora, Asunción Lavín no trabaja, está a cargo de la casa y de
los niños, la cuenta de donde provienen los cheques es una cuenta
personal de ella, pero las transferencias de dinero las manejaba él.
Ella ocupaba esa cuenta para los gastos de la casa.
Las cuentas de Ges se cerraron a inicios del año 2013, entraron en
un desfalco, los proveedores iniciaron cobranzas, por lo que cerró las
cuentas, quedó abierta sólo la cuenta de Asunción.
Los cheques fueron dados en garantía, esa garantía o esos cheques,
en la primera etapa Darío Cuadra se hacía cargo de la cobranza de la
empresa china, había certeza de cobro y entonces ellos al cobrar se
descontarían de la deuda; Darío Cuadra se iba a hacer cargo y le iban a
pasar el “vuelto”, incluso había un compromiso de no cobrar por la
gestión de cobranza; luego, cuando cayó enfermo, siempre se habló de que
pudiera cobrar a Info Technology y le decían que el directorio de Factop
pedía una garantía, ellos le dijeron que le tenían confianza por favores
personales a Eduardo Topelberg, a quien le consiguió un cupo para
concejal, incluso estuvieron trabajando para que fuera candidato.
No entiende el cambio de trato, no existió ninguna acción de
ejecución a Ges o a él, siempre el afán es pagar la deuda, existe por
parte de Ges, no sabe cuánto es, los intereses son como raros, las tasas
de retención, hoy es difícil cuantificar la deuda, sabe como parte pero
hoy no sabe cuál es la deuda real.
Insiste en que los cheques fueron entregados en blanco, pero están
llenos, no los llenó él, los montos por los cuales se llenaron lo
conversó con su señora y eran como 80 millones, pero eso no refleja la
deuda, cree que existe un poco de abuso de confianza, porque cuando
entrega el documento en blanco y aparece el documento lleno, es feo que
le hayan pedido a su mujer de manera confiada y terminan demandando a su

21
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

mujer y no a la empresa, en algún minuto cree que es una estrategia


comercial de cobranza, por la familia de su mujer.
La empresa Ges es de mayo de 2006; a finales del año 2011 fue que
por primera vez usaron factorización, firmó un contrato, en la oficina de
Factop, se establecía que había un pagaré para garantizar las
obligaciones; se hicieron una serie de operaciones de factorización de
facturas y de cheques; sin embargo, posterior a los cheques que son
materia de esta causa, no hay operaciones.
Dos cheques de Asunción Lavín fueron pagados, no sabe por cuánto,
esto porque se usó la cuenta de Asunción Lavín ya que la chequera de Ges
y la de él, no existían; esos cheques que fueron pagados; fuero
entregados por él y los pagó.
Asunción Lavín no hacía retiros de la empresa, no tenía aportes,
cuando ingresó a la sociedad quedó un capital por enterar que nunca se
enteró, el capital por enterar eran 700 mil pesos; el capital de la
empresa en total eran 3 millones de pesos.
Los tres cheques que entregó corresponden a una garantía de la
deuda, en relación a operaciones de factoring; los cheques que se pagaron
correspondían a otra operación y fueron también de la cuenta de Asunción
Lavín.
Se hicieron abonos, el 2014 que tienen relación a mostrar voluntad
de pago, hay un correo que habla de los mismos tres cheques, por otros
montos.
Esos correos cree que se los entregó a su abogado hace referencia
a la cobranza de cheques, está en un correo que debe haber entregado al
abogado; no le entregaron un recibo cuando entregó los 3 cheques.
Aparte de su declaración, no hay ningún otro antecedente de que los
cheques hayan sido entregados en garantía.
Se presentó además la declaración de don JUAN ALBERTO MARCOS
GIVOVIC ZULUAGA, suegro de la imputada y por lo tanto, padre de Isaac
Givovic, quien manifestó que fue contador de la empresa Ges hasta
principios de este año 2015, la relación de Ges con la empresa Factop,
consistió en que Ges hacía negocios, factorizaba facturas y documentos,
él precisamente fue el nexo que contactó a Ges con Factop S.A. eso fue el
año 2012 que factorizó unos documentos, de ahí en adelante Ges empezó a
hacer negocios. En relación a los documentos que se factorizaban, lo que
es factura, se cedían los derechos de cobro lo que consta en el Servicio
de Impuesto Internos porque la contabilidad de Ges es electrónica, por
tanto, se hacía mediante sistema electrónico, eso limitaba a Ges para
hacer otra gestión de cobranza.
A él le correspondía controlar las facturas que se traspasaban a
terceros, no las cobraban ellos; en relación con los cheques materia de

22
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

esta causa, concurrió a oficinas de Factop, en una oportunidad y habló


con Dani Sauer sobre este asunto, esto fue en septiembre de 2013 cuando
pidió que le garantizaran dos documentos que estaban pendientes de pago,
dos facturas de 25 millones de Info Technology y otra de 15 o 16 millones
de HS, Daniel Sauer lo llamó y le dijo que necesitaba hablar para la
garantía de esos documentos; él le pidió que le hiciera una liquidación,
ahí le hizo ver que eran dos facturas, pero no le dio una liquidación de
intereses, no llamó a Isaac Givovic por la relación con Factop, que fue
él que lo llevó, incluso le dijo que podía garantizar con cheques de él,
posteriormente, no sabe por qué medio llamaron a Asunción Lavín o a Isaac
Givovic como que estaban presionando demasiado, entonces Asunción Lavín
puso 3 cheques que fueron llevados en blanco, él se indignó porque no
podían entregar documentos por una deuda que estaba garantizada para él,
porque era una factura, ellos tienen que cobrarla si no han conseguido el
pago tenían que recurrir al que pidió la factorización, o sea Ges, pero
nunca les llegó a ellos una notificación de cobranza.
No pone en duda la existencia de la deuda, los pagos que se hacían
siempre estuvieron actualizados, cuando cobran esto no sabía qué monto
era, por eso pidió la liquidación, pero tienen ellos los instrumentos
para cobrar las facturas, le pidió la liquidación a Dani Sauer, le dijo
que le mandara la liquidación, pero éste le pidió una garantía extra.
Se contactaron con Asunción Lavín le consta porque Isaac le dijo
que había ido a dejar los documentos.
Hay otro hecho, Daniel Sauer le ofreció a Isaac Givovic que podían
hacer la gestión de cobranza de otras facturas que estaban impagas y el
abogado de Factop, Sr. Cuadra hizo una presentación, una demanda de
cobranza, que suma seiscientos millones de Info Technology y HS, el señor
Cuadra presentó esta demanda y fue abandonada, a pesar de que el
compromiso era que cobrando esto iban a hacer retorno con Factop.
En relación a la empresa Ges hasta el año 2009 los socios eran
Isaac Givovic, Felipe Hayes y Pablo González; el 2009 se retira Felipe
Hayes y Pablo González y entra a la sociedad Asunción Lavín, la que se
retira en julio de 2013 y se transforma en S.A. quedando como único dueño
Isaac Givovic.
Asunción Lavín es dueña de casa, nunca ha trabajado, el hecho que
estuviera en la sociedad fue para que tuviera algo de ingresos; el monto
de la deuda que se garantizó con los cheques son dos facturas como dijo
una de 25 y otra de 15 millones de pesos, lo que da un total de 40
millones de pesos, los cheques que se entregaron no sabe los montos, pero
sabe que fueron entregados en blanco, en garantía; incluso Daniel Sauer
con posterioridad a la entrega de los cheques, lo llamó y le dijo que

23
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

tenía los cheques de Asunción Lavín, señalándole que podía remplazar esos
cheques por otros.
Eso se lo dijo a principios de 2014 en enero o mediados de enero,
él le insistió que necesitaba saber la liquidación de la deuda. En
relación con lo mismo, la empresa Ges, cabe señalar que su hijo estuvo
enfermo entonces la situación era mala, porque tenían incobrables 700
millones de pesos e Isaac Givovic no estaba en condiciones de seguir
gestionando los negocios, lo que significó que la empresa estaba con
pérdidas.
Isaac Givovic firmó un pagaré garantizando, que es como funcionan
los factoring, ese pagaré se deja en blanco y no tiene conocimiento que
haya sido cobrado, si lo hubieran cobrado sería a Ges y tendría que haber
pasado por la contabilidad, de manera que se hubiera enterado.
El monto de los cheques que se dejaron no lo sabe, porque iban en
blanco, sabe que fueron llenados por un monto total de 75 u 80 millones
de pesos por una deuda de 40 millones, eso porque son las facturas
factorizadas, que son dos.
DUODÉCIMO: Es así que quedaron asentados, como hechos no
controvertidos, que los cheques en cuestión fueron entregados
materialmente a Factop S.A, por parte de Isaac Givovic, ya que él mismo
lo afirmó, coincidiendo con lo que señalaron los dueños de la empresa
Daniel y Ariel Sauer.

Asimismo, no ha existido discusión en relación a que entre la


empresa Ges Consultores y Factop S.A. se realizaron una serie de negocios
de factorización.

Por otra parte, quedó claro que se entregaron otros dos cheques de
Asunción Lavín, a fin de pagar una deuda de Ges consultores, los que
fueron cobrados y pagados.

Finalmente, no ha sido objeto de discusión que la entrega de los


cheques materia de este juicio, obedecen a una deuda originada en el no
pago de dos facturas entregadas por Ges consultores a Factop S.A.

Por último, y a mayor abundancia, de la prueba documental y


testimonial aportada por la Defensa, punto por lo demás no controvertido,
aparece que existe un pagaré firmado en garantía de las operaciones de
factoring, que no ha sido cobrado, por lo que no resulta lógico concluir
que la empresa Factop S.A. teniendo una garantía de esta naturaleza,
reciba otros cheques también en garantía de operaciones; lo que abona la
conclusión que los cheques fueron dados en pago de una obligación
existente.

DÉCIMOTERCERO: Que, en este orden de ideas, ha quedado, entonces,


establecida la comisión de los tres delitos de giro doloso de cheques,
24
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

por concurrir a su respecto todos los requisitos típicos exigidos en la


ley, más aún cuando en este caso se ha afirmado que la empresa Ges
Consultores estaba pasando por una deteriorada situación económica, que
justifican la falta de liquidez y la insolvencia, la que según la acusada
Lavín encuentra explicación en el tratamiento médico de su marido, sin
perjuicio que los propios testigos de la Defensa señalaron que se originó
en facturas impagas de deudores de la empresa Ges Consultores, por altos
montos, lo que aparece corroborado en la demanda entablada según aparece
del documento de la Defensa N°10.

DÉCIMOCUARTO: Que, analizando ahora, la prueba documental


presentada por la Defensa, en abono de su teoría del caso, cabe señalar:

Que en relación con la Escritura Pública de fecha 29 de julio de


2013 que da cuenta de la transformación de la Sociedad Ges Consultores
Ltda. por sociedad por acciones, dicho documento en nada esclarece el
asunto controvertido, ya que los cheques cuestionados pertenecen a
Asunción Lavín León y sólo se relacionan con la referida empresa en tanto
ella es cónyuge de quien aparece como único dueño de Ges, empresa que
habría generado la deuda que se pagó con los documentos.
En relación con la Escritura Pública de fecha 14 de enero de 2011
Declaración y acuerdo de pago entre Info Technology y Ges Consultores,
ello en nada aporta sino que corrobora lo señalado por los testigos en
cuanto existió efectivamente un negocio entre la empresa Ges Consultores
e Info Technology, según aparece en la escritura, el 14 de enero de 2011,
fecha esta, por lo demás, muy anterior a la fecha de los cheques en
estudio.
En relación al documento N°3,que corresponde a una carta de fecha 2
de octubre de 2012, remitida por el notario Clovis Toro Campos a
requerimiento de Factop S.A. a Info Technology S.A. notificando el no
cumplimiento de requerimiento de cesión de facturas electrónicas;
cuestión que tampoco resulta de relevancia ya que no existe discusión en
relación a los negocios de factorización realizados entre Ges y Factop
S.A. negocio que según aparece en la carta no se concretó respecto de las
facturas que la misma enumera.
En cuanto al documento N°4 Copias de facturas electrónicas Nº73,
82, 83 y 84 emitidas por Ges Consultores a Info Technology por diferentes
montos, las que corresponden a las mismas señaladas en la carta anterior
y por lo tanto, se concluye que Ges consultores se mantuvo como acreedor
de Info Technology.
Se adjunta además en el N°5 Copia de correo electrónico de fecha 29
de febrero de 2012 enviado por Isaac Givovic a Jorge Abud Bannen por
factura asesoría en Arica Factoring, correo de fecha anterior a la carta
notarial que da cuenta que Factop S.A. no fue cesionario de estas
25
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

facturas, por lo que en nada sirve para el esclarecimiento de estos


hechos.
El documento N°6 Copia de factura Nº86 emitida por Ges Consultores
a servicios HS Ltda. de 28 de marzo de 2013, por la suma de $15.950.000;
de igual forma sólo corrobora que existió un negocio entre Ges y la
empresa HS.
En relación al documento N°7 Copia de correo electrónico de fecha
29 de febrero de 2012 de Isaac Givovic a Jorge Abud Bannen en que se
manifiesta la intención de endosar la factura a favor de la empresa
Factop, lo que en nada tampoco aporta al asunto controvertido, ya que en
ninguna de estas comunicaciones se señala el origen de los cheques ni se
hace mención a garantía de ninguna especie.
La Copia de correo electrónico de fecha 1 de marzo de 2012 enviado
por Daniel Sauer por la cuenta de contrato de Factoring a Isaac Givovic
por cesión de créditos y mandatos para firmar, tampoco sirve para la
resolución del asunto, ya que no ha sido objeto de discusión que entre
Ges consultores y la empresa Factop se suscribió un contrato de
factoring, por lo que nada aclara en relación a la teoría del caso de la
Defensa en orden a acreditar que los referidos cheques fueron entregados
en blanco.
Se incorporó también una Copia de correo electrónico de fecha 20 de
febrero de 2012 de Isaac Givovic, en que se envía archivo de cesión de
facturas de Info Technology, correo que está fechado con anterioridad a
la fecha en que aparecen cobrados los cheques materia del presente
juicio, por lo que nada prueban en relación a que los mismos hayan sido
entregados en blanco.
Por último, se incorporó Copia de causa rol 5595-2013 del 13°
Juzgado Civil de Santiago, causa seguida por el cobro de facturas impagas
en contra de Sociedad Info Technology Chile SPA y en que aparece como
demandante Ges Consultores, lo que acredita que Ges era la acreedora de
Info Technology, por lo que se concluye que las facturas singularizadas
no fueron cedidas a la empresa de Factop S.A.
Tanto el Certificado de no afiliación de AFP de la querellada como
el Certificado de no afiliación a Isapre o seguro salud, nada dicen en
cuanto a que entregó los documentos en blanco, sino que de acuerdo a esto
se puede concluir su intención dolosa en el giro, en tanto jamás contó
con fondos suficientes para cubrir aquellos cheques, según ella misma
manifestó, que fueron protestados por falta de fondos, mas nada aclara a
fin de sustentar la tesis de la Defensa.
En relación, también, a la testimonial de don JORGE ABUD BANNEN,
abogado, representante legal de la empresa Info Technology Chile Spa,
señaló este deponente que Isaac Givovic comercializaba luminarias, él

26
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

tenía clientes que se dedicaban a instalación de luminarias públicas y


quien gestionaba estos contratos era Isaac Givovic que actuaba a través
de una sociedad llamada Ges consultores; inició una la relación en el año
2012 o 2013, esta relación comercial con la empresa Ges consistía en que
le conseguía contratos con municipalidades y cobraba un porcentaje; Ges
hacía una factura a Info Technology por estos servicios, estas facturas
podían ser transferidas pero nunca otra empresa cobró estas facturas.
En la época en que él era representante de Info Technology recuerda
una factura por 25 millones de pesos que cobraba Ges, se emitió el 2013 y
era por servicios prestados por Ges.
Agregó que en la época en que representó a Info Technology no fue
demandado por Ges.
Info fue demandada el 2013 o 2014, al serle exhibido documento N°10
de la Defensa señaló que corresponde a una gestión preparatoria por
facturas impagas del 13° Juzgado Civil de Santiago en causa rol 5595-2013
en que se demanda a Info representada por él, los montos son las facturas
N°82 por $97.000.000 millones; N°83 por la suma de $115.372.285 de fecha
19 de noviembre de 2012; y N°84 de fecha 18 de noviembre de 2012, por la
suma de $436.500.000; la demanda es por un total aproximado de
$600.000.000; demandó la empresa Ges consultores representada por Isaac
Givovic.
Recibió la comunicación que la factura estaba cedida a Factop, le
llegó una carta en que decía que la factura estaba cedida.
Cuando recibió esa carta no pagó la factura, se comunicó con
Givovic.
Se enteró que la factura estaba cedida porque le llego una carta.
No pagó las facturas porque sus representados le pidieron que no
las pagara, no sabe por qué.
No sabe en que terminó este juicio.
En su calidad de representante legal no le permitieron sus
representados pagar esta deuda.
DÉCIMOQUINTO: Que, entonces, del análisis de la prueba aportada por
la Defensa, no pueden sino desestimarse sus alegaciones.

En primer término, de ninguna de las probanzas allegadas se puede


concluir que los cheques cuestionados fueron entregados en blanco, sólo
con la firma de la giradora, ya que tal circunstancia no aparece avalada
por ninguna prueba objetiva, que permita ratificar tal conclusión,
apareciendo sólo de los dichos de la acusada, su cónyuge y su suegro,
todos directamente interesados en el resultado del juicio, sin que se
haya apoyado esta tesis en ninguna de las probanzas aludidas por los
declarantes, tales como correos electrónicos, supuestamente existentes

27
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

entre las partes, en que se aludía a que los cheques fueron entregados en
garantía del pago de una deuda.

En relación a los reparos planteados por la Defensa, relativos a


que no se ha explicado por la parte querellante por qué siguió esta
acción y no el cobro del pagaré, cabe indicar que el cheque es por
esencia un similar del billete o moneda, por lo que no puede quedar
sujeto su pago a la celebración de negocios u otras condiciones, incluso
el cheque pos datado se entiende pagadero a la vista y puede ser cobrado
antes del día que se indica en él. Por tanto, habiéndose, en el presente
caso, acreditado que fueron dados en pago de obligaciones, cuestión que
fue reconocida por los testigos de la misma Defensa, no puede sino
concluirse que fueron dados en pago de obligaciones y no entregados en
blanco como garantía según alega la acusada, punto, se insiste, no
probado por quien lo alegó, ya que en los hechos, los cheques se
encuentran llenos y pese a que la imputada alega haberlos entregado en
blanco, estos fueron entregados materialmente por su marido, a Factop
S.A., desconociendo también éste el lleno, sin embargo, lo concreto es
que se encuentran llenos por los montos y fechas ya singularizados,
quedando a salvo a la parte afectada las acciones por abuso de firma en
blanco, acciones que a la fecha no se han iniciado.

Por otro lado, un cheque entregado en blanco, aun asumiendo como


verdadera esta parte de su tesis, no desvirtúa el documento como
instrumento de pago, ya que la falta de las menciones aludidas, que no
sea obviamente la firma, no lo desnaturaliza, puesto que no existe
ninguna norma legal que señale que debe ser la misma persona o el
girador, quien deba efectuar los demás llenos, resultando suficiente su
firma para la validez de aquel.

Así lo ha resuelto la jurisprudencia, citándose, a título de


ejemplo, la siguiente:

”No resta mérito al valor del cheque la circunstancia de que el


documento haya sido llenado por un tercero y sólo firmado por el girador.
Por consiguiente, no puede pretenderse que tal circunstancia extingue la
responsabilidad penal del girador si no hay duda que la firma de éste es
la auténtica suya” (R.D.J.; tomo L, año 1953, 2°parte, secc.4° pág.1)

Así también lo ha resuelto la Excma. Corte Suprema en fallo


publicado en la Revista de Derecho y Jurisprudencia (Tomo LIX, año 1962,
2° parte secc. 4°, pág. 207) que se refiere a que el girador acostumbraba
dejar en la feria donde compraba animales, cheques sin indicación de la
suma a pagarse y que eran llenados posteriormente por un tercero, en que
se estimó válido el cheque y que por ende, podría derivarse

28
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

responsabilidad penal por parte del girador, pudiendo tipificarse el


delito del artículo 22.

Por tanto, yerra la parte querellada en señalar que corresponde a


la Querellante acreditar que el cheque fue entregado en garantía, puesto
que resulta ser una circunstancia que eventualmente impide la
configuración del delito y la consecuente responsabilidad penal del
girador, cuestión excepcional que debe ser acreditada por quien la alega,
en este caso por la acusada.

En relación a que no se habría acreditado la obligación que se


pretendió pagar a través de los cheques protestados, ello no es efectivo
ya que quedó establecido que entre la empresa Ges y Factop S.A.
existieron operaciones de factoring y que dos facturas que no fueron
pagadas originan la deuda que Asunción Lavín canceló con estos
instrumentos mercantiles; incluso más, se estableció que fueron cinco
cheques entregados por ella, dos de los cuales fueron pagados,
circunstancia que emana de la propia prueba de la Defensa, que ratifica
en esta parte los dichos de los testigos de cargo.

Por último, no es óbice para la configuración de los delitos, que


la deudora no tenga claridad acerca de la determinación exacta de los
montos adeudados, máxime que en el presente caso, como se ha venido
sosteniendo, ninguna prueba avala la aseveración de que los cheques
fueron entregados en blanco, sólo con la firma de la giradora.

Así las cosas, no habiéndose acreditado que los cheques fueron


entregados en blanco, ni menos en garantía, sino en pago de obligaciones,
no cabe sino emitir sentencia condenatoria, por haberse completado los
requisitos típicos previstos en la ley.

Por tanto, se configuran los delitos señalados, los que se


encuadran, de acuerdo a su monto, dos de ellos en el numeral primero; y
uno, en el inciso final, del artículo 467 del Código Punitivo, en cuanto
dos exceden la suma de cuarenta unidades tributarias mensuales y son
menores a cuatrocientas; mientras que uno de ellos supera la suma de
cuatrocientas Unidades Tributarias Mensuales.

DÉCIMOSEXTO: Que en relación a la declaración de don Jorge Abud


Bannen, así como de la documental signada con las letras h), i) y j) de
la prueba de la querellante, en nada alteran las conclusiones a las que
se ha arribado, y sólo en relación al certificado de matrimonio de la
acusada permite aclarar la razón por la cual entregó los tres cheques
materia del juicio, en pago de las obligaciones de Ges Consultores,
empresa perteneciente a su marido.

29
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

DÉCIMOSÉPTIMO: Que tal como se ha venido razonando, la prueba


resultó idónea y suficiente a afectos de tener por establecida la
intervención punible de la enjuiciada ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN, en
cuanto autora inmediata y directa, de los tres delitos en estudio, acorde
lo dispuesto en el N°1 del artículo 15 del Código Penal.

En efecto, tal intervención quedó demostrada, primeramente con su


propia declaración, en que reconoció la firma de los signados
instrumentos, lo que se condice con la gestión preparatoria civil, en que
no fue tachada de falsa la firma puesta en ellos; por otra parte, no
existió controversia en el hecho reconocido por la acusada y ratificado,
tanto por las declaraciones de los testigos de cargo como por los de la
Defensa, en orden a que los cheques fueron entregados por el marido de la
encartada a los hermanos Sauer, en dependencias de la empresa
Querellante, discrepando unos y otros en señalar Isaac Givovic y Juan
Alberto Givovic que fueron entregados en blanco, sólo con la firma de la
giradora, mientras que Ariel y Daniel Sauer aseveraron que fueron
recibidos con sus respectivos llenos.

Respecto del punto, que los cheques fueron entregados firmados y en


blanco, no existió prueba más allá de las declaraciones de los
directamente involucrados e interesados, la acusada, su marido y su
suegro, a la sazón contador de la empresa Ges consultores, sin que se
hayan agregado otros antecedentes objetivos, que permitan desprender esta
circunstancia, por lo demás, del todo inusual. Por otra parte, se señaló
por Isaac Givovic que existían correos en que se señalaba que los cheques
habían sido entregados en garantía, sin embargo, ninguna de estas
comunicaciones fueron aportadas al juicio, en abono de sus asertos, de
manera tal que la teoría del caso de la Defensa, carece de sustento
probatorio, apareciendo, por otro lado, todos los elementos que permiten
concluir que los cheques fueron dados en pago de obligaciones existentes,
en época en que ya se habían realizado operaciones comerciales entre la
empresa Ges consultores y Factop S.A. y ya no se realizaban nuevas, por
lo que no puede sino concluirse que estamos en presencia del
perfeccionamiento de la acción penalizada.

Incluso más, la acusada afirmó que nunca contó con los fondos para
cubrir estas obligaciones, de forma que no puede desconocerse el dolo
defraudatorio, en el giro de estos documentos.

DÉCIMOCTAVO: Que en la oportunidad dispuesta en el artículo 343 del


Código Procesal Penal, y después de pronunciado el veredicto de condena
respecto de la acusada, el Tribunal abrió debate a fin de que los
intervinientes discutieran circunstancias modificatorias de

30
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

responsabilidad penal, ajenas al hecho punible y otros factores


relevantes para la determinación y cumplimiento de la pena.

La parte Querellante solicitó la pena de 5 años por cada delito de


giro doloso de cheque; luego solicitó se imponga la pena única de 7 años,
reconociendo la concurrencia de la atenuante del artículo 11 N°6 del
Código Penal.

La Defensa por su parte, pidió se aplique la pena de 541 días por


favorecer a la imputada dos circunstancias atenuantes, las previstas en
los números 6 y 9 del artículo 11 del estatuto punitivo; además solicitó
se aplique la pena sustitutiva de remisión condicional, de acuerdo al
artículo 4 de la Ley N°18.216.

La Querellante se opuso a la atenuante de colaboración sustancial


al esclarecimiento de los hechos a alegando que la declaración de la
encartada no significó un aporte ya que trató de evadir su
responsabilidad. Además señaló que no fueron aportados antecedentes para
aplicar pena sustitutiva.

DÉCIMONOVENO: Que, no habiendo sido objeto de controversia, el


Tribunal tendrá por concurrente la atenuante contemplada en el número 6,
del artículo 11 del Código Penal; por otra parte, se tendrá por
establecida a favor de la encartada la minorante consistente en haber
“colaborado sustancialmente al esclarecimiento de los hechos”, del N°9 de
la norma citada, puesto que la acusada prestó declaración en la audiencia
de juicio oral, entregando detalles útiles a efectos de configurar los
delitos y su participación, lo que debe ser positivamente valorado como
una contribución, que, por lo tanto, amerita el reconocimiento de la
atenuante en estudio.

VIGÉSIMO: Que en cuanto a la determinación de la sanción, el


artículo 22 de la Ley sobre cuentas corrientes bancarias y cheques se
remite para tal efecto, al artículo 467 del Código Penal, debiendo
considerarse para ello los montos de los respectivos documentos; en este
caso, se configuran dos delitos del N°1 y uno del inciso final de la
citada normativa, ya que tomando en consideración el valor de la Unidad
Tributaria Mensual a la época del certificado emitido por la ministro de
fe, en el marco de la gestión preparatoria civil, esto es, el 22 de enero
de 2015, esta tenía un valor de $43.198 (cuarenta y tres mil ciento
noventa y ocho) por lo tanto, dos de estos ilícitos exceden las cuarenta
Unidades Tributarias Mensuales, tanto el cheque serie HT 0000154, por la
suma de $7.080.000; como el cheque serie HT 0000145 383 por la suma de
$4.000.000; por otra parte el cheque serie HT 0000146 779 por la suma de
$63.420.238 excede la suma de 400 Unidades Tributarias Mensuales, por lo
que encuadra en el inciso final de la citada normativa.
31
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

Así las cosas, por resultar más beneficioso a la encartada la


imposición de las penas conforme al artículo 74 del Código Penal, la
sanción a imponer por cada una de las infracciones, será rebajada en un
grado, en atención a la concurrencia de dos atenuantes de responsabilidad
criminal, sin agravantes que considerar, aplicándose en su mínimo, rango
que permite la imposición de la pena sustitutiva de remisión condicional,
como se dirá en lo resolutivo.

VIGÉSIMOPRIMERO: Que no se condena en costas a la acusada, por


haber tenido motivo plausible para litigar, el que se evidencia en un
voto disidente a favor de la decisión absolutoria, conforme lo dispuesto
en los artículos 47 y 52 del Código Procesal Penal y 146 del Código de
Procedimiento Civil.

Por estas consideraciones y visto, además, lo dispuesto en los


artículos 1, 14, 11 N°6 y 9, 15 N° 1, 24, 25, 30, 50, 68, 69, 467 del
Código Penal; artículos pertinentes de la Ley sobre Cuentas Corrientes
Bancarias y Cheques; artículos 45, 47, 295, 297, 325 y siguientes, 340,
341, 342, 343, 345, 348 del Código Procesal Penal, artículos pertinentes
de la Ley N° 18.216 (modificada por la Ley N°20.603) y su Reglamento, se
declara:

I.- Que, se CONDENA a ASUNCIÓN MARÍA LAVÍN LEÓN, ya


individualizada, a las siguientes penas:

- SESENTA Y UN DÍAS DE PRESIDIO MENOR EN SU GRADO MÍNIMO, como autora del


delito de giro doloso del cheque serie HT0000145 383, del Banco
Santander, por la suma de $4.000.000 (cuatro millones de pesos), en grado
consumado, ilícito previsto y sancionado en el artículo 22 del D.F.L.
Nº707 “LEY SOBRE CUENTAS CORRIENTES BANCARIAS Y CHEQUES”, en relación con
el artículo 467 N°1 del Código Penal, ocurrido el día 6 de marzo de 2014,
en perjuicio de la empresa Factop S.A.

- QUINIENTOS CUARENTA Y UN DÍAS DE PRESIDIO MENOR EN SU GRADO MEDIO, como


autora del delito de giro doloso del cheque serie HT0000146 779, del
Banco Santander, por la suma de $63.420.238 (sesenta y tres millones
cuatrocientos veinte mil doscientos treinta y ocho pesos), en grado
consumado, ilícito previsto y sancionado en el artículo 22 del D.F.L.
Nº707 “LEY SOBRE CUENTAS CORRIENTES BANCARIAS Y CHEQUES”, en relación con
el artículo 467 inciso final del Código Penal, ocurrido el día 6 de marzo
de 2014, en perjuicio de la empresa Factop S.A.

- SESENTA Y UN DÍAS DE PRESIDIO MENOR EN SU GRADO MÍNIMO, como autora del


delito de giro doloso del cheque serie HT0000154 053, del Banco
Santander, por la suma de $7.080.000 (siete millones ochenta mil pesos),
en grado consumado, ilícito previsto y sancionado en el artículo 22 del

32
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

D.F.L. Nº707 “LEY SOBRE CUENTAS CORRIENTES BANCARIAS Y CHEQUES”, en


relación con el artículo 467 N°1 del Código Penal, ocurrido el día 20 de
abril de 2014, en perjuicio de la empresa Factop S.A.

II.- Que se CONDENA, además, a la sentenciada, a sufrir las penas


accesorias de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de
la condena.

III.- Que reuniéndose, en la especie, los requisitos exigidos en el


artículo 4 de la Ley N°18.216 (modificada por la Ley N°20.603), se impone
a la condenada la pena sustitutiva de REMISIÓN CONDICIONAL, debiendo
quedar sujeta a la vigilancia y observación de la sección respectiva de
Gendarmería de Chile, por el lapso de SEISCIENTOS SESENTA Y TRES DÍAS,
debiendo cumplirse las demás condiciones que establece el artículo 5° de
la citada normativa.
En el evento que la pena sustitutiva le fuera revocada e impuesta
una que implique privación de libertad, deberá la sentenciada cumplirla,
sin abonos que considerar, según consta en el auto de apertura remitido a
este Tribunal Oral.
IV.- Que no se condena en costas a la imputada, conforme lo
razonado en el cuerpo de este fallo.
Ejecutoriada esta sentencia y de conformidad a lo dispuesto en los
artículos 468 del Código Procesal Penal y 113 del Código Orgánico de
Tribunales, ofíciese a los organismos pertinentes y remítase copia
autorizada de la misma, con certificado de encontrarse ejecutoriada, al
Juzgado de Garantía correspondiente para su cumplimiento y ejecución.
Devuélvase la prueba incorporada por los intervinientes.

Regístrese y hecho archívese.

La decisión anterior fue acordada con el voto en contra de la


Magistrado Verónica Sabaj Escudero, quien fue del parecer de absolver a
la acusada Asunción María Lavín León, en calidad de autora de delitos
reiterados de giro doloso de cheques, ilícito previsto y sancionado en el
artículo 22 del DFL 707 sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques, en
perjuicio de la Empresa Factop S.A., en atención a las consideraciones de
hecho y de derecho que a continuación se proceden a exponer:

1° Que existieron a la fecha en que fueron entregados dichos


cheques -octubre de 2013- obligaciones no satisfechas por Ges Consultores
Ltda. respecto de Factop S.A., desconociéndose su monto y cálculo, en
razón a que no se encuentran corroborados los montos de los cheques serie
HT, números 0000145, 0000146 y 0000154 con las respectivas facturas y
otros documentos, a vía de desestimar la posición de la defensa en torno
a señalar que aquéllos fueron entregados en garantía.

33
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

En doctrina se ha señalado que: “El cheque en garantía o cheque


garantía es aquel que sólo tiene enunciada parte de los elementos que
indica la ley en su artículo 13, pero siempre consigna la forma del
girador o librador, pues ella es el elemento esencial por excelencia.
Este cheque no contiene la fecha de su cobro o emisión o no se incluye en
él la cantidad a pagarse por el Banco”.

En estos cheques en garantía -y en la práctica así sucede- los


llenos o las escrituras, en cuanto a la cantidad y a la fecha de
expedición, son hechos a veces por un tercero, que no es dueño de la
cuenta corriente”…

Según la ley, pues el cheque sólo puede girarse para el pago de


obligaciones, y en una orden de pago inmediato, o en comisión de cobranza
–el que debe levar las palabras “para mí”- y no puede cumplir otra
finalidad distinta que las ya señaladas.

También conforme a la Ley de Cheques, los llamados cheques a fecha


no existen, y si uno de ellos tiene una fecha posdatada a la de su
emisión, se entiende que es pagadero a la vista y puede ser presentado
antes del día indicado en él. (El Delito de Giro Doloso de Cheques ante
la Jurisprudencia, Hernán Silva Silva, Editorial Jurídica de Chile,
Tercera Edición 1998, Tomo I, páginas 230 y 231)

2° Que por otro lado, la acusada Asunción María Lavín León hizo
entrega por sí o a través de su marido -dado que se existe duda razonable
respecto de quien los hizo llegar a don Daniel Sauer Adlerstein- de los
tres cheques aludidos con antelación.

3° En este sentido, cabe precisar que el artículo 13 de la Ley


sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques dispone como requisitos
esenciales para el giro de este documento mercantil que se exprese el
nombre del librado, el lugar y la fecha de expedición, la cantidad
girada, en letras y números y en el caso de no cumplirse se desvirtúa su
naturaleza o podría devenir incluso en una figura de abuso de firma en
blanco -artículo 470 del Código Penal-.

En la especie, en relación al lleno de los tres documentos


mercantiles existen dos versiones, la presentada por los querellantes,
quienes aludieron que fueron completados por la encartada y la de la
defensa, amparada por su prueba testimonial y los dichos de la propia
acusada, los que aseveran que aquéllos fueron dados en blanco.

Que en relación al verbo rector utilizado en la acusación se le


imputa a la imputada haber “girado” los mentados documentos mercantiles,
conducta que no fue acreditada en juicio más allá de toda duda razonable,

34
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

en atención a que no se probó que aquello fuera hecho por su puño y letra
o autorizado a un tercero para su llenado.

La doctrina cataloga el giro doloso de cheques como un tipo penal


de carácter mixto, en cuanto comprende acción (girar el cheque) y
omisión, pues se configura el tipo penal, luego de transcurrido tres días
desde la notificación del protesto, sin consignar los fondos para pagar
el documento y costas (conducta omisiva), no pudiendo acreditarse como se
señaló, la acción positiva que exige esta clase de ilícito, en razón a
las aseveraciones formuladas con antelación.

En otras palabras, se carece de elementos para afirmar que los


cheques firmados por la acusada son desde el punto de vista jurídico
válidos, en atención a que existe duda razonable en torno a probar si
aquélla los llenó o autorizó a un tercero a hacerlo conociendo su data y
monto, cumpliéndose a su respecto con lo dispuesto en el artículo 13 de
la Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques.

En síntesis, el cheque debe llevar todas las enunciaciones al


momento que se gira y no después. Debe emitirse completo o lleno y no
contener blancos.

En efecto, el cheque con la sola firma del cuenta correntista es el


que se ha denominado en garantía y en blanco, resultando discutible en
esta sede jurisdiccional en que hipótesis nos encontramos.

4° Que la prueba de cargo incorporada y aquélla introducida por la


defensa, generaron en el parecer de esta magistrado, dudas más que
razonables, respecto de la efectiva ocurrencia del hecho objeto de este
juicio oral.

De esta forma, encontrándonos frente a un juicio criminal, debe


tenerse presente que éste no es una contienda en la que el tribunal se
pronuncia sobre cuál de las versiones presentadas ante él es “mejor”,
sino que es un método para determinar con certeza la existencia del
delito y la participación de la acusada, de modo que si ello no se logra
debe absolverse, incluso si no se encuentran probados los enunciados
fácticos que demostrarían la inocencia de la imputada.

A mayor abundamiento, cabe señalar que el objetivo de un juicio


criminal no es elegir entre las historias de las partes, sino determinar
si la única explicación plausible del evento en cuestión es o no que la
acusada es culpable en los términos en que ha sido objeto de la
imputación. Este juicio criminal es una búsqueda unilateral de la verdad
que debe responder a una pregunta: ¿es la imputada con certeza culpable?
En efecto, si la respuesta respecto de doña Asunción María Lavín León es
probablemente sí, posiblemente no o cualquiera otra distinta de un
35
PODER JUDICIAL
TERCER TRIBUNAL DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
SANTIAGO

inequívoco sí, la imputada debe ser absuelta, situación que sin lugar a
dudas se ha configurado en el presente caso que me ha correspondido
decidir.

Que en este sentido, en opinión de esta disidente existiendo dos


versiones posibles respecto a un mismo acontecer y en mérito del concepto
de más allá de toda duda razonable -la que se ha producido en torno al
monto y cálculo de la obligación, a quién entregó los documentos
mercantiles y si aquéllos fueron entregados en blanco-, la decisión debe
inclinarse a favor de la encartada y es por ello que no habiendo sido
destruida la presunción de inocencia que ampara a la acusada -artículo 4
del Código Procesal Penal- debe dictarse necesariamente una sentencia
absolutoria en calidad de autora de delitos reiterados de giros dolosos
de cheques.

Redactada por la magistrado Sra. Rossana Costa Barraza; y la


disidencia, por su autora.

ROL UNICO 1510013390-0


ROL INTERNO 183 – 2015

Pronunciada por la Sala del Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo


Penal de Santiago, integrado por las magistrados doña Verónica Sabaj
Escudero, en su calidad de Juez Presidente de Sala, doña Marcela Erazo
Rivera, Juez integrante, y doña Rossana Costa Barraza, Juez Redactor,
todas Jueces Titulares de este Tribunal.

36