Está en la página 1de 32

CENTRO UNIVERSITARIO DE SAN LUIS.

CARACTERISTICAS QUE DEBEN TENER LOS ADOLESCENTES


PARA SABER SI SERAN PERSONAS CODEPENDIENTES EN SUS
RELACIONES SENTIMENTALES

PRESENTA:

CUEN ALCALA LUCILA.

ASEROR:

LIC. GRIJALVA HERNANDEZ HERNAN.

SAN LUIS SONORA. ABRIL DEL 2019.


Analizar las características que deben de tener los adolescentes de
la telesecundaria del ejido lagunitas para saber si serán personas
codependientes en sus relaciones sentimentales durante el ciclo
escolar 2018 – 2019.

Capitulo I.
Plan de trabajo.

1.1. Planteamiento del problema.


Debido a que en la actualidad cada vez se presentan mas casos de violencia en las
parejas en donde se ha visto casos de asesinaos de mujeres a manos de sus
propias parejas sentimentales, podría considerarse que son casos donde se estuvo
previamente viviendo violencia intrafamiliar debido a una relación codependiente y
toxica, que tal vez no fue atendida a tiempo. A pesar de la gran cantidad de
información que se difunde tanto en medios de comunicación como en redes
sociales, muchas mujeres y adolescentes e incluso hasta hombres, se quedan
calladas o callados permitiendo que se les maltrate de manera verbal, psicológica,
económica, física y emocional, por creer que es algo normal en una relación de
pareja. Por otro lado se debe tener en cuenta que para que estas personas permitan
eso, se tendría que conocer el contexto en el cual se desarrolló, así como el tipo de
educación que recibió; se podría considerar que debido al grado de autoestima que
tenga la persona, será más propensa a ser sumisa y permisiva en una relación
sentimental, así como el tipo de pareja con la que decida tener ese vínculo
emocional tendrá, una mayor posibilidad de tener una relación toxica y
codependiente. Una persona con problemas de adicción de cualquier sustancia o
drogas, manipuladora y chantajista seria buen candidato de ser una toxica.
Motivo por qué se debe tomar medidas para educar desde la adolescencia a los
jóvenes y así evitar que tengan relaciones codependientes y toxicas una vez que
inician con su noviazgo.
De la misma manera hacerlos conscientes de la problemática que se vive en, la
actualidad donde los contextos familiar y social ha ido cambiando, la información en
redes sociales, internet, música y programas de televisión se ha ido distorsionando,
que lejos de ayudar, alienta a vivir cada día con mas violencia en todos los aspectos.

1.2. Justificación.

Abordar el tema de relaciones toxicas en los adolescentes sé considera que es de


gran importancia ya que en la actualidad a pesar de que se tiene amplia información
respecto al tema, no es suficiente, o simplemente no se ha canalizado
correctamente. En los últimos meses se han estado presentando cada vez más los
casos de asesinatos de mujeres, cometidos por sus propias parejas sentimentales,
lo que hace pensar que se pudo estar viviendo en una relación toxica; y por no haber
buscado ayuda o puesto limites desde el inicio se presentaron consecuencias
fatales, teniendo en cuenta que para que una persona pueda llegar a cometer este
acto, tuvieron antes que haber pasado muchas situaciones las cuales debieron ver
sido señales de alerta para detenerlos.
A pesar de estar en una época donde se lucha por la igualdad de género y que se
hace hincapié en ello, es lamentable que todavía las mujeres callen estas
problemáticas debido a su falta de autoestima, no saber qué hacer o por temor hacia
su misma pareja. Estas situaciones también ocurren en las escuelas,
particularmente en las secundarias que es donde las y los adolescentes empiezan
a tener sus novios. En el caso de las adolescentes muchas veces creyendo que es
normal dejan que el novio les prohíba hacer cosas, salir e incluso hasta ser
maltratadas tanto verbalmente como físicamente, por estos novios manipuladores,
posesivos, chantajistas y machistas, quienes disfrutan tener el control de la
situación, empezando así con esas relaciones toxicas desde el noviazgo.

Por otro lado, las adolescentes o mujeres en ocasiones se quedan sin hacer nada
al respecto o poner sus denuncias, debido que nuestra justicia en el marco de la
legalidad no hay mucho que hacer, puesto que para anteponer una denuncia se
tiene que sorprender al agresor de manera infraganti, en el acto de violencia, o
simplemente que la mujer agredida vaya casi desfigurada o con heridas de
considerable magnitud para que pueda proceder una demanda. Motivo por el cual
muchas mujeres prefieren no hacer nada por sentirse desprotegidas en ese
aspecto.

Un punto de considerable importancia seria que en las instituciones educativas se


debiera tener en cuenta el dar esta información como parte de otra asignatura o
clase, empezando desde el preescolar; pudiera ser que desde ahí se empezara a
cambiar a los niños y niñas su manera de concebir las ideas, creencias, mitos y
costumbres que como sociedad se tienen muy arraigadas, y que son parte del
entorno familiar y social; con ello no se quiere decir que se pierda la cultura,
simplemente que se vaya modificando y actualizando acorde con las nuevas
generaciones.

Para que lo anteriormente descrito ocurriera, tendrían que los gobernantes poner
más énfasis en el bienestar psicológico y emocional de sus ciudadanos haciendo
las adaptaciones adecuadas al sistema educativo y al sistema legislativo y judicial.
Pese a que se han hecho modificaciones al sistema educativo, todavía hay mucho
por implementar y esta sería una muy buena opción, para que niños desde el
preescolar se les diera una materia de superación personal, donde se aborden los
temas de igualdad de género, y respeto entre los mismos; para ello se tendría que
capacitar a los docentes y contar con asesoría psicológica en todas las escuelas, y
así mismo dar apoyo también a los padres que serían los que pondrían resistencia
a ese cambio, pues ellos ya traen su personalidad bien definida de acuerdo a su
educación y contexto familiar.

Si se pudieran llevar a cabo estas implementaciones en la formación educativa de


los niños y niñas desde el inicio de su educación les sería más fácil aprender a
distinguir como debe ser una relación tanto sentimental como interpersonal sana y
cuando deja de serlo; así no seguirían imitando patrones de conducta, como hasta
hoy en día se hace. Para lo cual también se tendría que incluir rigurosamente la
participación de los padres. Si bien toda esta información se debería abordar desde
el contexto familiar, en la actualidad, aunque hay familias con un amplio criterio y
atentas a lo que pasa en la vida diaria y el entorno social, todavía existen familia
que no aceptan lo de la igualdad de género.

Cabe mencionar que no solo las adolescentes o mujeres son víctimas de abuso y
maltrato en una relación sentimental, también los adolescentes y hombres son
víctimas de abuso y por vergüenza aguantan estar en una relación toxica debido a
que consideran que no se les va a creer, ya que el común denominador de víctimas
son las mujeres.

Al tratar el tema de relaciones toxicas no se puede dejar de lado a las instituciones


de salud y servicios médicos, ya que es un lugar de gran importancia para abordar
y dar información sobre el tema a sus derechohabientes. Pese a la gran difusión
que se tiene hoy en día del empoderamiento de la mujer, todavía hay mucho por
hacer. Y sobre todo dejar muy en claro que la igualdad de género no quiere decir
que la mujer se vuelva feminista ni mucho menos quiera tomar el rol que le toca al
hombre.

1.3. Objetivos.
De acuerdo con Sampiere 2014, los objetivos Señalan a lo que se aspira en la
investigación y deben expresarse con claridad, pues son las guías del estudio.
Evidentemente, los objetivos que se especifiquen deben ser congruentes entre sí.
Y de acuerdo con otros autores los objetivos deben expresarse con claridad y ser
específicos, medibles, apropiados y realistas —es decir, susceptibles de alcanzarse
(Tucker, 2004)—. Nos dice que son las guías del estudio y hay que tenerlos
presentes durante todo su desarrollo. Al redactarlos, es habitual utilizar verbos y
derivados del tipo: “describir”, “determinar”, “demostrar”, “examinar” “especificar”,
“indicar”, “analizar”, “estimar”, “comparar”, “valorar” y “relacionar respecto de los
conceptos o variables incluidas.
1.3.1. objetivo General.
Describir las características que deben tener los adolescentes para saber si serán
personas codependientes en sus relaciones sentimentales

1.3.2. objetivo Específico.


• Definir como es una persona toxica.
• Identificar las actitudes de una persona que está en una relación tóxica.
• Determina las herramientas que ayuden a una persona a salir de una relación
tóxica.
• Conocer sí hay cambios en una persona que ha sido toxica.

1.4. Hipótesis.
Según, Hernández (2014). Las hipótesis son las guías de una investigación o
estudio.1 Las hipótesis indican lo que tratamos de probar y se definen como
explicaciones tentativas del fenómeno investigado. Se derivan de la teoría existente
y deben formularse a manera de proposiciones. De hecho, son respuestas
provisionales a las preguntas de investigación.
Para esta investigación formularemos la siguiente hipótesis: La implementación de
estrategias, como pudieran ser las clases de superación personal en las escuelas
como alternativas para ir creando consciencia en los jóvenes de la igualdad entre
hombres y mujeres.

1.4.1. Variables de investigación.


Variable Propiedad que tiene una variación que puede medirse u observarse.
En esta concepción coinciden diversos autores como Peters (2014), Creswell
(2013a), Iversen (2003) y Williams (2003). www.elosopanda.
Por otro lado, Constituye el conjunto de procedimientos que describe las actividades
que un observador debe realizar para recibir las impresiones sensoriales que
indican la existencia de un concepto teórico en mayor o menor grado. (slideshare,
2010) se clasifican en:
1.4.2. Variable independiente:
Explica, condiciona, o determina el cambio en los valores de la variable
dependiente. Actúa como factor condicionante de la variable dependiente. Se le
llama también causal o experimental porque es manipulada por el investigador.

Para efectos de la esta investigación se consideran las siguientes variables:


1. Implementar programas de apoyo educacional de manera dinámica para los
jóvenes con relación al tema de relaciones toxicas en el noviazgo.

1.4.3. Variable dependiente:


La variable dependiente se mide, La variable dependiente no se manipula, sino que
se mide para ver el efecto que la manipulación de la variable independiente tiene en
ella.
Pregunta de investigación.
Según Hernández (2016), refiere que las Preguntas de investigación son las que
orientan hacia las respuestas que se buscan con la investigación. No deben utilizar
términos ambiguos ni abstractos.

Por otra parte, Arguedes (2009) señala lo siguiente, Es evidente que a partir de una
pregunta correctamente planteada se facilita la selección del diseño de
investigación apropiado, las variables en estudio, el análisis de los resultados y la
generación de conclusiones.

1.2.1. Pregunta general de investigación.


Se debe entender que las preguntas generales tienen que aclararse y delimitarse
para esbozar el campo del problema y sugerir actividades pertinentes para la
investigación, así lo refieren Ferman y Levin, (1979).
Para efectos de esta investigación se plantea la siguiente pregunta general:
¿Cuáles son las características que deben tener los adolescentes de la
telesecundaria 256 C, del ejido lagunitas para saber si serán personas tóxicas en
sus relaciones sentimentales?

1.2.2. Preguntas específicas.


 ¿Como es una característica de una persona toxica en una relación
sentimental?
 ¿Qué implicaciones tiene la autoestima en una persona toxica?
 ¿Qué papel juega el rol familiar para que una persona sea toxica en una
relación?
 ¿Como se le puede ayudar a una persona que ha estado en una relación
toxica?
Capítulo 2.
Marco teórico.
2.1. ¿Quién es codependiente?
La codependencia concierne a toda persona que sacrifica su tiempo, su esfuerzo e
incluso su dinero para resolver los problemas de otros o salvar a una pareja o amigo.
Una persona que es codependiente tendrá tendencia a entrar en relaciones con
personas que tienen muchos problemas afectivos, sociales, familiares o financieros.
Por consiguiente, además, el codependiente tiende a ignorar los problemas de su
propia vida.

2.1.1. Signos y síntomas de la codependencia


• Tendencia a pensar solo en el bienestar del otro, sin tener en cuenta sus propias
necesidades.
• Un sentido exagerado de responsabilidad por las acciones de otros.
• Tendencia a confundir amor y lástima, por lo tanto a "amar" a personas a las que
pueden sentir lástima y rescatar.
• Tendencia a implicarse con individuos con problemas psicológicos o indisponibles
en el plano emocional.
• Tendencia a hacer más de lo que corresponde, todo el tiempo.
• Tendencia a sentirse heridos cuando las personas no reconocen sus esfuerzos.
• Una dependencia insana a las relaciones. El codependiente hará todo para
permanecer en la relación, para evitar sentimiento de abandono.
• Necesidad de aprobación y reconocimiento. Existencia que gira alrededor de las
necesidades de su pareja y de su propia sed insaciable de amor, reconocimiento y
aprobación.
• Necesidad compulsiva de controlar a otros. Existe un intento de regular los
sentimientos internos propios a través del control de personas, conductas y
situaciones.
• Falta de confianza en sí mismo o/y en otros.
• Dificultad para identificar sentimientos.
• Miedo de ser abandonados.
• Rigidez y dificultad para ajustarse al cambio,
• Problemas de intimidad y límites.
• Enojo crónico.
• Falta de confianza personal en toma de decisiones.
• Dependencia en otros y miedo al abandono.
• Tendencia a cuidar a "otros" o querer "componerlos"
• Confusión y sentido de insuficiencia.
• Hipersensibilidad a la crítica.
• Rigidez y necesidad de control.
• Búsqueda constante de aprobación y afirmación.
• Creencia de que otros causan o son responsables de sus emociones y elecciones.
• Aislamiento y miedo a las personas, resentimiento a figuras de autoridad.
• Dificultad para disfrutar.

2.1.2. Concepto de la codependencia en pareja.


El elemento que define a la codependencia es la conformación de relaciones entre
controladores manipuladores, sumisos, sin identidad propia y altruistas, justificando
los errores ajenos. (Bojalil, 2003).

2.1.3. Causas de la codependencia


Si bien todos podemos estar expuestos a entrar en un círculo de codependencia en
nuestras relaciones, algunas personas están más riesgo que otras. En específico,
el caso de individuos que crecieron en el seno de una familia disfuncional, en el que
uno o varios de los miembros ha sido presa de una adicción, alcoholismo, o a otro
trastorno psicológico invasivo. (Psicólogos, 2009)

2.1.4. Concepto la personalidad codependiente.


Ha sido definida en múltiples sentidos: como un esquema de vida disfuncional que
emerge en la familia de origen produciendo un estancamiento en el desarrollo y
siendo su resultado una hipereacción del codependiente a lo externo a él y una
hiporeacción o baja sensibilidad a lo interno a él; como la conducta de
una persona esencialmente normal que realiza un esfuerzo para ajustarse a un
cónyuge y aun acontecimiento vital estresante; como un patrón de dolorosa
dependencia de otros, con comportamientos compulsivos y de búsqueda de la
aprobación para intentar encontrar seguridad, autoestima e identidad; como un
patrón de rasgos de personalidad claramente identificables que presentan los
integrantes de una familia que tiene un miembro afectado por una adicción a
sustancias químicas; como una enfermedad primordial presente en cada miembro
de la familia adicta, que es a menudo peor que la propia enfermedad, y que tiene
sus propias manifestaciones psicosomáticas; como una
característica emocional y psicológica de la conducta que aparece como
consecuencia de un conjunto de reglas opresoras que impiden la demostración
abierta de sentimientos y el diálogo sobre problemas personales e interpersonales.
Por tanto, la codependencia ha sido explicada desde tres puntos de vista:
a) Como una enfermedad primaria de un sistema familiar disfuncional y que
una vez desencadenada seguirá su curso y afectará a uno o más miembros de la
familia.
b) Como un trastorno de personalidad previo de uno o más miembros de la
familia en interacción con la conducta del adicto que facilitan la adicción, la encubren
y la mantienen.
c) Y como la conducta de una persona esencialmente normal que realiza un
esfuerzo para ajustarse a un cónyuge y a un acontecimiento vital estresante.
(Mansilla,2002).

2. concepto de adolescencia.
La adolescencia se define habitualmente como “transición evolutiva” dado que
supone, en el marco más amplio del ciclo vital, un período de cambio, crecimiento y
transformación desde la inmadurez infantil a la madurez física, psicosocial y sexual
de la edad adulta (Kimmel y Weiner, 1998; Serra, 1997). Los retos de distinta índole
que en forma de “tareas evolutivas” ha de afrontar el adolescente, se sintetizan en
la formación y consolidación de un sentido de identidad personal al final de la
adolescencia tal y como popularizó
Erikson en sus escritos (Erikson, 1968, 1971, 1972).

Otro concepto, La etapa que llega después de la niñez y que abarca desde la
pubertad hasta el completo desarrollo del organismo es conocida como
adolescencia. El término proviene de la palabra latina adolescentĭa. La adolescencia
es, en otras palabras, la transformación del infante antes de llegar a la adultez. Se
trata de un cambio de cuerpo y mente, pero que no sólo acontece en el propio
adolescente, sino que también se conjuga con su entorno. (Maria P. P.,
Definicion.de, 2008)

2.2.1. la codependencia emocional en los adolescentes.


Cada vez vemos más adolescentes y jóvenes que confunden el amor con la
dependencia emocional, dando en ocasiones lugar a noviazgos violentos. Hay
dependencia emocional “cuando dejas de ser tu misma, tú mismo”, eres importante
solo por el otro, por la mirada del otro. Y no podemos diferenciar entre amar y sufrir.
Esta dependencia puede ocurrir en cualquier momento de nuestra vida, pero en la
adolescencia hay que cuidar la forma de establecer relaciones de manera especial,
porque para crecer necesitan esa mirada, esa devolución del entorno externo, más
allá del grupo familiar.

Cuando, sobre todo las adolescentes, establecen relaciones sentimentales muy


posesivas y entienden esta posesión como muestra de amor, suelen darse
situaciones de violencia generalmente psicológica. Se exigen relaciones cerradas,
exclusivas, convirtiendo a la pareja en lo único importante en la vida. Las peticiones
del otro son cumplidas, porque es el pago por tener tanto amor, y comienzan a ser
obligaciones y prohibiciones más que peticiones.
La exigencia de “solo conmigo” se convierte en una constante, por lo que, si se
rompe esa relación, el o la adolescente se queda solo o sola. El miedo a la soledad,
a no ser nadie sin el otro, mantiene esta dependencia. En el mejor de los casos se
comienza a vivir la relación como asfixiante, como algo que te anula como persona,
pero también se vive la incapacidad para cambiarla.
Si la relación es dependencial, anula. No hay ilusiones ni vida para una misma o
uno mismo. Llega el sufrimiento, pero se minimiza y se excusa como mensajes de
amor. (Pili, s.f.)

2.3. Concepto de violencia.


Pese a que efectivamente no existe una definición de violencia ampliamente
aceptada por los estudiosos, podemos encontrar algunas que han ofrecido
un cierto consenso. Particularmente se encuentra en esta línea aquella que
destaca el uso de la fuerza para causar daño a alguien. Elsa Blair1
cita algunas de estas definiciones. Retomamos tres para iniciar el análisis. La
primera la toma del investigador francés Jean Claude Chesnais, quien dice: “La
violencia en sentido estricto, la única violencia medible e incontestable es la
violencia física. Es el ataque directo, corporal contra las personas. Ella reviste un
triple carácter: brutal, exterior y doloroso. Lo que la define es el uso material de la
fuerza, la rudeza voluntariamente cometida en detrimento de alguien”. Una
segunda definición se encuentra en una cita que la autora realiza de Jean-Marie
Domenach: “Yo llamaría violencia al uso de una fuerza abierta o escondida,
con el fin de obtener de un individuo o un grupo eso que ellos no quieren consentir
libremente”. La última definición la refiere del investigador Thomas Platt, quien habla
de al menos siete acepciones del término violencia, dentro de las cuales la que
menciona como más precisa es: “fuerza física empleada para causar daño”.
En estas definiciones encontramos elementos centrales en la de más consenso: el
uso de la fuerza por parte de alguien; el daño; recibir dicho daño por una o varias
personas; la intencionalidad del daño; el propósito de obligar a la víctima a dar o
hacer algo que no quiere. Pero con estos elementos también encontramos una
especificación sobre la forma de violencia de la que al menos una definición habla:
es violencia física. (Martínez, P. 2016).
Del latín violentĭa, la violencia es la cualidad de violento o la acción y efecto de
violentar o violentarse. Lo violento, por su parte, es aquello que está fuera de su
natural estado, situación o modo; que se ejecuta con fuerza, ímpetu o brusquedad;
o que se hace contra el gusto o la voluntad de uno mismo. La violencia, por lo tanto,
es un comportamiento deliberado que puede provocar daños físicos o psíquicos al
prójimo. Es importante tener en cuenta que, más allá de la agresión física, la
violencia puede ser emocional mediante ofensas o amenazas. Por eso la violencia
puede causar tanto secuelas físicas como psicológicas. (julian, 2009)

2.4. Concepto de noviazgo.


Noviazgo es la condición o estado de novio. Cuando dos personas se encuentran
en pareja y aún no están casados, se dice que viven un noviazgo. El término también
permite hacer referencia al tiempo que dura ese estado de relación. Es un estado
transitorio. Se trata de un periodo durante el cual dos personas mantienen una
relación amorosa con el objetivo de avanzar en el conocimiento mutuo: si el
noviazgo resulta satisfactorio para ambos, la pareja terminará casándose. En el
caso contrario, ambas personas se separarán y cada una seguirá su camino.
(Julian., 2009)

2.5. Otro concepto de Noviazgo.


Según Mónica, (2015) es una relación social entre dos personas unidas por el amor,
proyectos e intereses comunes. Es la etapa de transición entre el matrimonio y la
soltería de dos personas que mantienen un vínculo afectivo. Las personas
integrantes de un noviazgo se denominan novios. Antiguamente no se conocía el
noviazgo, se daba el nombre de novios a los recién casados durante la ceremonia
de casamiento.
A partir del siglo XX el varón interesado en una mujer soltera que vivía en casa de
sus padres, se presentaba ante ellos a pedir autorización para conocer y conversar
con la joven. Se trataba de una visita en la casa y manteniendo cierta distancia entre
los dos jóvenes, bajo supervisión de los padres. Si esas visitas mantenían cierta
regularidad en el tiempo se consideraba la posibilidad del matrimonio.
El noviazgo aparece a mitad del siglo XX en Europa y Estados Unidos, como un
vínculo con una considerable duración, ya fuertemente relacionado con el
matrimonio. La aparición del automóvil cambió la tradición de las visitas
supervisadas en la casa de la familia de la novia para centrarse en actividades fuera
de ella como ir al cine o al teatro y bailar, posibilitadas por el acceso al automóvil y
el dinero del varón, ya que la mujer no trabajaba.

En los años 60 el concepto de noviazgo se ve influido por la revolución sexual y los


métodos de anticoncepción, separándose de la idea de matrimonio tal como se lo
concibe actualmente.

En la actualidad podemos describir dos tipos de modelos de noviazgo. Uno


tradicional, vinculado al amor romántico e incondicional, al conocimiento mutuo, al
compromiso, fidelidad y lealtad de los novios. Es un amor despojado de todo tipo de
egoísmo que prioriza la felicidad de la pareja al bienestar propio.
Y el otro tipo de noviazgo, que podemos llamar liberador que se enfoca en la
búsqueda inmediata de placer, basado en relaciones temporales o casuales sin
compromiso afectivo, donde tiene supremacía la individualidad, autonomía personal
y ruptura del orden convencional.
En cualquier caso, el noviazgo implica reciprocidad de sentimientos, y de acuerdo
a los parámetros sociales actuales, fidelidad y respeto por el otro, en términos de
compartir intimidad exclusivamente entre los novios.
En cuanto a la sexualidad en el noviazgo cristiano, y conforme a las verdades
bíblicas, los novios deben conservar la castidad ya que se lo considera un período
de prueba o preparación para el matrimonio. (Monica, 2015)

2.5. Concepto de autoestima.


La autoestima es la percepción que tenemos de nosotras mismas. Abarca todos los
aspectos de la vida, desde el físico hasta el interior, pasando por la valía o la
competencia. Se trata de la valoración que hacemos de nosotras mismas la cual no
siempre se ajusta a la realidad. Esa valoración se forma a lo largo de toda la vida y
bajo la influencia de los demás.
2.5.1. Bases de la autoestima:
a) El universo social y material que te rodea: el contacto con otras personas es una
de las fuentes más importantes que tenemos para poder crear nuestra propia visión
del mundo. La relación que tienes con cada una de las personas de tu entorno
(amigos, familia, pareja) va a ser la responsable de desarrollar tu idea de cómo
crees que eres.

b) Creencias negativas: es muy complicado cambiar las creencias y pilares que


hemos ido asumiendo a lo largo de la vida, pero esto no quiere decir que sea
imposible. Por lo general, las personas somos muy reacias a los cambios, mucho
menos a aquellos que afecten a creencias muy arraigadas de las que nos hemos
ido autoconvenciendo con el paso de los años. Por ejemplo, si en tu interior siempre
has creído que eres una persona fea o que no sirves para hacer cierta actividad, a
día de hoy será muy difícil que cambies esos pensamientos y comiences a valorarte
como realmente mereces. Por eso, para subir y fortalecer la autoestima, es
fundamental tratar el problema de raíz, es decir, desde tus convicciones más
internas.
c) La teoría que has elaborado sobre ti mismo: todos y cada uno de los calificativos
con los que nos definimos a nosotros mismos (independientemente de que estos
sean buenos o malos) forman una teoría sobre quién creemos que somos. Cuando
estos calificativos son en su mayor parte negativos, inevitablemente y tarde o
temprano tendremos una autoestima baja. Empezar a definirnos con palabras más
bonitas y reales nos ayudará a conos un poquito más a nosotras mismas.

2.5.2. Tipos de autoestima.


También llamada autoestima positiva, es el nivel deseable para que una persona
logre sentirse satisfecha en la vida, sea consciente de su valía y de sus capacidades
y pueda enfrentarse a los inconvenientes de forma resolutiva.

2.5.3. Autoestima media


Esta autoestima media o relativa supone cierta inestabilidad en la percepción de
una misma. Si bien en algunos momentos la persona con autoestima media se
siente capaz y valiosa, esa percepción puede cambiar al lado opuesto, a sentirse
totalmente inútil debido a factores variados, pero especialmente a la opinión de los
demás.

2.5.4. Autoestima baja


Ineptitud, incapacidad, inseguridad y fracaso son los términos que acompañan a
una persona con autoestima baja. Se trata de un estado de autoestima que
debemos evitar en nuestro camino hacia la felicidad.

Algunos autores hablan de cuatro tipos de autoestima en lugar de tres. La cuarta


recibe la denominación de ‘autoestima inflada’ y es aquella que tienen las
personas que se creen mejores que el resto, que son incapaces de escuchar a los
demás y mucho menos de aceptar o reconocer un error (no tienen capacidad de
autocrítica). Su autoestima se encuentra tan sumamente abultada y exagerada que
se creen con el derecho de menospreciar a los que están alrededor. Este tipo de
autoestima genera conductas muy negativas y hostiles. (Tamara, 2018)

Pese a que el concepto de autoestima ha sido uno de los más confusos,


cuestionados y analizados a lo largo de la historia de la psicología, la mayoría de
expertos indican que se trata de un elemento que se halla de manera innata en cada
individuo y que está expuesta a múltiples modificaciones a lo largo de nuestra vida.
La autoestima evoluciona y se desarrolla debido a la relación con el mundo, y
cambia constantemente ya que está ligada al cambio de la sociedad. Diferentes
contextos sociales y culturales corresponderán con distintas percepciones sobre lo
que consideramos que es una autoestima sana. (Jonathan, 2019)

2.6. Antecedentes.
El término codependencia surgió en la década de los años cincuenta, en los
Estados Unidos de Norteamérica. Su origen proviene de los grupos de Alcohólicos
Anónimos, cuando los parientes de los alcohólicos en proceso de rehabilitación
descubrieron que ellos también sufrían de un trastorno emocional que debería ser
tratado de manera independiente. Fue así como surgieron los grupos de Al-Anón,
los cuales empezaron a multiplicarse rápidamente, de tal manera que en la
actualidad funcionan en casi todos los países del mundo.
En la década de los años 1980, Salvador Minuchin, Virginia Satir y otros terapeutas
familiares, empezaron a emplear el término codependencia para describir a todas
las personas que convivían con adictos. Al mismo tiempo, se iniciaron
investigaciones para el estudio de la codependencia desde la Teoría de Sistemas
de la Terapia Familiar, las cuales modificaron el enfoque del modelo de enfermedad
y exploraron sistemas dinámicos de interacción en el desarrollo de la familia
alcohólica.
Desde la perspectiva de la terapia familiar, la literatura también se remonta al
estudio de los abuelos en las familias alcohólicas. Este tipo de estudios
genealógicos se refieren a la predisposición de los nietos para desarrollar
codependencia y/o alcoholismo cuando han sido testigos de las borracheras de
alguno de sus abuelos, o cuando aún sin haber estado presentes, conocen la
historia de sus padres relativas a este problema.
Algunas terapeutas, consideran que el modelo de la familia alcohólica es un
paradigma desde el cual se puede reunir información para estudiar la
codependencia, dado que otros ambientes familiares también pueden producir un
patrón similar, en particular cuando se trata de familias con problemas crónicos
ocultos, como en los casos de enfermedades mentales o situaciones de incesto.
Los investigadores también se han ocupado de este problema. Encontraron que la
codependencia no es un conflicto exclusivo de los miembros de una familia con
problemas de alcoholismo, sino que se trata de una situación que en su mayoría
afecta a las mujeres y que puede relacionarse con otros estresores familiares, tales
como la presencia en la infancia de un padecimiento físico o mental en alguno de
los padres (Gloria, 2013).
2.7. Diferencias entre dependencia emocional, codependencia
y bidependencia, con la irrompibilidad.
Al referirnos a los irrompibles como parejas con una dependencia emocional
fuerte estamos hablando de un subtipo de las dependencias relacionales.
Es conveniente diferenciar entre dependencia emocional y otras
dependencias relacionadas con trastornos adictivos como la codependencia
y la bidependencia, ya que algunas personas suelen confundirlas.
Avendaño y Sánchez-Escárcega (2002) plantean que es un error referirse
a las parejas emocionalmente dependientes como parejas codependientes.
En las parejas bidependientes y codependientes se involucran necesariamente
trastornos adictivos fuertes por lo menos en alguno de los cónyuges.
En la pareja emocionalmente dependiente uno de los dos miembros aparenta
ser más dependiente que el otro, aunque sea una posición intercambiable.
El miedo a perderse en el otro les hace alejarse, y la necesidad de
cercanía afectiva y el temor a la separación hace que alguno de los miembros
de la pareja inicie el acercamiento, manteniendo un círculo repetitivo.
La “danza” emocional dependiente de la pareja se fundamenta en una negociación
inconsciente de la distancia emocional cuyo resultado es el intento
de obtener un equilibrio óptimo de la dependencia vincular de la pareja. (Márquez
Otero, 2005)

Por otro lado, otros autores señalan los siguientes tipos dependencia:
Interdependencia personal y dependencia emocional.
La proximidad con otros, que puede generar atracción o rechazo, es la condición
previa para el establecimiento de cualquier tipo de interdependencia (Javaloy y
Vidal, 2007). Al revisar diversas investigaciones, Baumeister y Leary (1995)
defienden la existencia de un fuerte impulso en las personas para establecer y
mantener relaciones interpersonales significativas y duraderas a lo largo de sus
vidas.
La interdependencia es entendida como la asociación entre dos personas que
influyen una en la vida de la otra de manera consistente (Baron y Byrne, 2011). Es
un constructo de creciente interés porque afecta la dinámica de cualquier relación
próxima y, con ello, el bienestar individual (Alonso, Shaver y Yárnoz, 2002). En la
experiencia de cada individuo, sus relaciones interpersonales habrán sido en
algunas ocasiones fuente de conflicto y malestar, pues las relaciones tóxicas y hasta
destructivas ocurren. Sin embargo, varias investigaciones han evidenciado que las
relaciones están estrechamente vinculadas con el bienestar de las personas (Moya,
2007). De las relaciones interpersonales dependerá el apoyo social que se perciba,
el cual puede ser tanto instrumental como emocional. El apoyo social es una
importante fuente de beneficio en la salud física y mental.
Entre mayor es la importancia que las personas dan a sus relaciones –
particularmente con la pareja– es más probable el riesgo de que incurran en una
dependencia excesiva y, por ello, disfuncional. Al analizar diversos cuestionarios
relacionados con la dependencia, se encuentran dos dimensiones subyacentes:
Dependencia instrumental y dependencia emocional (Bornstein, 1993;
Hirschfeld et al., 1977).
La primera se caracteriza por la búsqueda de apoyo social, falta de iniciativas
propias y dificultad para tomar decisiones; la emocional, a su vez, se caracteriza por
demandas afectivas excesivas y relaciones de pareja desequilibradas por la
idealización y la su-misión a la pareja. Esta segunda dimensión de la dependencia,
de la que precisamente se ocupa el presente estudio, se ha definido como un patrón
persistente de necesidades emocionales que se intentan satisfacer de manera
inadaptada con otras personas. Tal dependencia excesiva de los demás se
reconoce en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM-
5, como un “desorden de personalidad dependiente” (Asociación Psiquiátrica
Americana, 2014). Así, la dependencia extrema adquiere el carácter de patológica
(cf. Alonso et al., 2002). Las causas de la dependencia son discutibles, aunque gran
parte de la literatura las sitúa en la infancia (Bornstein, 1992). Un constructo
tradicional en la investigación de tal dependencia se ha centra-do en la teoría del
apego de Bowlby (cf. Ainsworth y Bowlby, 1991; Bowlby, 1969/1982). Cada
individuo viene al mundo poseyendo una disposición al apego y depende para su
supervivencia de algunas personas que le suministran los cuidados, y es por ello
probable que tales personas se conviertan en “figuras de apego”. El tipo de apego
que cada individuo desarrolle posteriormente dependerá de sus experiencias con
esas primeras figuras de apego. Ya Bolwby (1969/1982) distinguía tres modos de
apego: seguro, ansioso y evitativo, a los que se vendría a sumar un cuarto estilo, al
que Main y Solomon (1986) denominaron “desorganizado”. (Carlos, 2017)

2.8. Teorías de apego


Teorías conductistas
Modelo de reducción del impulso: Se da una importancia vital al papel de la
alimentación en la interacción que se establece entre madre e hijo. Las conductas
de dependencia son debidas a un impulso secundario aprendido como
consecuencia de una asociación repetida entre la presencia de la madre y la
satisfacción de saciar el hambre: El niño se apega con quien le da de comer Se ha
comprobado que los niños se apegan con seres que en ningún momento han
intervenido en su alimentación.

Hipótesis propuestas por los psicoanalistas

Modelo (en líneas generales) que defiende que la calidad de la interacción madre-
hijo produce: un efecto crucial en el desarrollo posterior de la personalidad del
sujeto, y la seguridad emocional necesaria para la exploración del medio ambiente
y un dominio cognitivo.

Sigmund Freud: "Inhibición, síntoma y angustia" ensayo en el cual no manifiesta


ninguna predisposición a aceptar a la existencia de respuestas primarias de
seguimiento que fueran susceptibles de establecer un vínculo entre la madre y él
bebe.
Anna Freud: de sus primeras exposiciones teóricas se desprende una defensa de
la " teoría del impulso secundario", pero de sus estudios se ve un acercamiento a
las " conductas instintivas primarias": Solo al segundo año de vida el apego que
surge del niño hacia la madre alcanza su pleno desarrollo.
Melanie Klein: manifiesta que la relación " va más allá de la mera satisfacción de
necesidades fisiológicas", pero en sus últimas publicaciones (1975) se muestra
indecisa: hace hincapié en la primacía del pecho y la oralidad. expresa que el niño
desde el principio tiene conciencia de que existe " algo más" (teoría de un deseo
primario de regreso al vientre materno.
Teoría etológica de Bowlby: Su teoría es hoy en día, el enfoque más aceptado a la
hora de explicar las relaciones de apego. Inspirada en los Estudios de impronta, es
un fenómeno gracias al cual las crías consiguen ser alimentadas y, al mismo tiempo,
estar protegidas de sus posibles depredadores. Periodo crítico: tiempo limitado de
la vida en el que el organismo este biológicamente preparado para adquirir ciertas
conductas, todo ello a condición de que reciba una estimulación apropiada del
medio ambiente. Bowlby defiende que " las tendencias innatas del bebe hacen que
los adultos estén cerca para ayudarles a sobrevivir". ( Equipo editorial. , 2018)
CAPÍTULO 3.
METODOLOGÍA.
Capitulo III.
Metodología de la investigación.

3.1. Tipo de investigación.


Realmente no hay un solo enfoque mixto, sino que en un estudio híbrido concurren
diversos procesos así lo señalan estos autores (Hernández-Sampieri y Mendoza,
2008). Las etapas en las que suelen integrarse los enfoques cuantitativo y
cualitativo.
Para efectos y desarrollo de la presente investigación se utilizará el tipo de
investigación mixta y con un método descriptivo, ya que nos permitirá tener datos
más exactos de esta.

3.2. Alcance y limitaciones.


Esta investigación se llevará a cabo mediante el método descriptivo. El cual Busca
especificar las propiedades, las características y los perfiles de personas, grupos,
comunidades, procesos, objetos o cualquier otro fenómeno que se someta a un
análisis. Es útil para mostrar con precisión los ángulos o dimensiones de un
fenómeno, suceso, comunidad, contexto o situación. (Sampieri 2016).
Se escogió el diseño descriptivo, puesto que nos interesa conocer el grado de
probabilidad que tendrán los adolescentes en sus relaciones sentimentales de ser
personas codependientes toxicas.

3.3. Método a Utilizar.


El Ejido lagunitas es parte del municipio de San Luis R. Col. Del estado de Sonora,
enfocándonos específicamente en el área del poblado, cuenta con una población
de 1019 habitantes aproximadamente, es una zona desértica, cuenta con la calle
principal pavimentada, tres iglesias cristianas, una católica, un parque recreativo,
un estadio de beisbol considerado uno de los mejores del valle, ya que cuenta con
torres de luces para los juegos nocturno, una delegación Municipal, un Salón Ejidal,
Cuenta con un preescolar “plan de Iguala”, la primaria “Narciso Mendoza”, “La
Telesecundaria 256 C” y el “Telebachillerato” .La población es en su gran mayoría
trabajadores del campo.

3.4. Escenario.
Esta investigación se realizará en el plantel de la Telesecundaria 256 C, el cual
cuenta con una infraestructura de bloque, cuenta con 3 aulas, para 1ro, 2do y 3er.
Año respectivamente, un aula de medios, baños, explanada y área deportiva. Y con
una población estudiantil general de 55 alumnos, con los cuales llevaremos a cabo
nuestra investigación, aplicándoles una encuesta y unos test de ansiedad,
autoestima, indicadores para trastornos de personalidad por codependencia.

3.5. Sujetos.
Para efectos de nuestra investigación la realizaremos con Alumnos con edad
promedio de 12 a 16 años de la población en general de la Telesecundaria.

3.6. Procedimientos.
Para esta investigación se utilizará como herramienta una encuesta que constaba
de 15 ítems. Un cuestionario es a grandes rasgos un género escrito que pretende
acumular información por medio de una serie de preguntas sobre un tema
determinado, para, finalmente, dar puntuaciones globales sobre este CITar

¿Cuántas horas al día vez a tu novio (a)?

¿Cuántas llamadas o mensajes recibes o le mandas al día?

¿Qué actitud tomas cuando no te contesta?

¿Le pides opinión para salir con tus amigos y amigas?

¿compartes el dinero que te dan tus papas con él?

¿Te prohíbe tener amigos (as)?

¿Tu novio (a) que toma decisiones por ti?

¿Qué tanto te importa la opinión de tu novio(a)?


¿Has dejado de hacer cosas que te gustan por él?

¿Te sientes feliz con tu noviazgo?

¿crees que es una relación normal?

¿Qué piensa tu familia de tu novio(a)?

¿Tienes la confianza de platicarle a tu familia lo que te pasa?

¿Qué tan seguido peleas o discutes con tu novio(a)?

¿Cómo te sientes cuando discuten?


Capítulo 4.
Análisis de resultados

Capitulo IV.
Análisis de resultados.
4.1. Tabulación.
4.2. Graficas.
4.3. Resultados.
4.4. Discusión.

Capitulo V.
Conclusiones.
5.1. Conclusiones.
5.2. Propuesta.
Anexos/apéndices.
Referencias consultadas (APA)
Glosario.
Referencias:

Bojalil, S. (2003). La educación para la codependencia. Recuperado el día 9 de


febrero del 2019. Obtenido de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=34003710

Mancilla, I. (2002). Codependencia y psicoterapia interpersonal


Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, vol. XXII, núm. 81, marzo,
2002, pp. 9-19, Asociación Española de Neuropsiquiatría
Madrid, España. Recuperado el día 13 de febrero del 2019.
obtenido de: https://www.redalyc.org/pdf/2650/265019663002.pdf.

Arguedas-Arguedas, Olga
La pregunta de investigación
Acta Médica Costarricense, vol. 51, núm. 2, abril-junio, 2009, pp. 89-90
Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica
San José, Costa Rica
Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=43411939006

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de violencia. Recuperado: 13 de febrero del 2019.
Obtenido de: https://definicion.de/violencia/

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de noviazgo. Recuperado: 13 de febrero del 2019.
Obtenido de: (https://definicion.de/noviazgo/)

Tamara Sánchez. Publicado: 16 de agosto del 2018. Recuperado: el 13 de febrero


del 2019. Obtenido de:
https://www.diariofemenino.com/articulos/psicologia/autoestima/que-es-la-
autoestima-definicion-significado-y-tipos-de-autoestima/

Jonathan García-Allen, publicado 2019. Recuperado: el 13 de febrero del 2019.


Obtenido de: ttps://psicologiaymente.com/psicologia/4-tipos-de-utoestima.

Dra. Gloria Noriega Gayol. publicado el 2013. Recuperado: 16 de febrero del 2019.
Obtenido de:
http://www.biblioteca.cij.gob.mx/Archivos/Materiales_de_consulta/Drogas_de_Abu
so/Articulos/LIBROElGuiondeCodependencia.pdf

Fernández Poncela, Anna María. Publicado el 2014. Recuperado el día 16 de


febrero del 2019. Obtenido de:
https://www.redalyc.org/pdf/3421/342132463011.pdf.

Márquez Otero, Ximena. Publicado el 2005. Recuperado: 16 de febrero del 2019.


Obtenido de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80270203.
2009-2018 R&A Psicólogos México DF, CDMX (2009-2018) recuperado el 20 de
febrero del 2019. Obtenido de: https://www.ryapsicologos.net/salud-y-trastornos-
mentales/codependencia-emocional/

NOVIAZGO Porporatto Mónica. (2 mayo, 2015). NOVIAZGO. Recuperado el día


20 de febrero del 2019. Obtenido de: https://quesignificado.com/noviazgo/

Laca Arocena, Francisco Augusto, Mejía Ceballos, Juan Carlos, DEPENDENCIA


EMOCIONAL, CONSCIENCIA DEL PRESENTE Y ESTILOS DE COMUNICACIÓN
EN SITUACIONES DE CONFLICTO CON LA PAREJA. Enseñanza e
Investigación en Psicología [en linea] 2017, 22 (Enero-Abril): [Fecha de consulta:
24 de febrero de 2019] Disponible
en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=29251161006> ISSN 0185-1594

https://www.psicologia-online.com/

Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2008. Actualizado: 2012.


Recuperado el día 02 de marzo del 2019.

Definicion.de: Definición de adolescencia. Obtenido de:


https://definicion.de/adolescencia/.

Pili Urra, Dependencia emocional en adolescentes. Recuperado el día 03 de


marzo del 2019. Obtenido de: https://arduratu.info/dependencia-emocional-en-
adolescentes/.