Está en la página 1de 12

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS Y FINANCIERA

UNIVERSIDAD DE AQUINO BOLIVIA

NOMBRE: NOEMI ALINA FLORES REQUENA


DOCENTE: LIC. HERNA LOPEZ
MATERIA: FINANZAS II
PARALELO. “A”

ORURO-BOLIVIA
2017
PLANIFICACION Y CONTROL FINANCIERO
INTRODUCCION
La planificación financiera y los procesos de control se encuentran íntimamente
relacionados con la gestión financiera y la planificación estratégica. La
planificación y el control financiero implican empleo de proyecciones que toman
como base las normas y el desarrollo de un proceso de retroalimentación y de
ajuste para incrementar el desempeño. Los resultados que se obtienen de la
proyección de todos estos elementos de costos y gastos se reflejan en el
estado de resultados presupuestado o proforma.
Por su parte, las estimaciones de ventas permiten considerar los diversos tipos
de inversiones que se necesitan para elaborar los productos. Estas inversiones,
más el balance general de años anteriores, proporcionan los datos necesarios
para desarrollar la columna de los activos del balance general. Estos activos
deben ser financiados, pero también se requiere de un análisis del flujo de
efectivo.
El flujo de efectivo de la empresa juega un papel muy importante, pues, cuando
es neto y positivo indicará que la empresa tiene un financiamiento suficiente.
En caso contrario, ameritaría un financiamiento adicional. Esto significa que el
flujo de efectivo es el elemento esencial para los pronósticos financieros,
porque partiendo de él se realizarán las proyecciones en miras a lograr el
objetivo o meta final de toda empresa: la rentabilidad.
La materia Planificación y Control financiero, apunta al desarrollo de conceptos
básicos sobre finanzas, planificación financiera, análisis financiero, capital de
trabajo, fondos y valores negociables, política de crédito y cobranzas, así como
financiamiento a corto y mediano plazo, préstamos bancarios, financiamiento
de bienes y análisis de inversiones, y sus aplicaciones a problemas prácticos
que se presentan en las organizaciones y en la vida real.
De igual forma, hoy en el mundo global se deben considerar también las
tendencias estratégicas y económicas que la empresa debe conocer para
lograr sostenibilidad en el largo plazo. Convirtiéndose así en un análisis
estratégico porque además de identificar las fortalezas y debilidades del
negocio, se precisa conocer el impacto de los factores del entorno para
diferenciar sus oportunidades de negocios, así como las amenazas que
podrían afectarla.
También la interpretación de datos financieros es sumamente importante para
cada uno de las actividades que se realizan dentro de la empresa, ya que por
medio de esta los ejecutivos se valen para la creación de distintas políticas de
financiamiento externo, así como también se pueden enfocar en la solución de
problemas específicos que aquejan a la empresa, como son, por ejemplo, las
cuentas por cobrar o cuentas por pagar; moldea al mismo tiempo las políticas
de crédito hacia los clientes dependiendo de su rotación, puede además ser un
punto de enfoque cuando es utilizado como herramienta para la rotación de
inventarios obsoletos. Por medio de la interpretación de los datos presentados
en los estados financieros los administradores, clientes, empleados y
proveedores de financiamientos, se pueden dar cuenta del desempeño que la
compañía muestra en el mercado; se toma como una de las primordiales
herramientas de la empresa.
La planificación y el Control Financiero proporciona los aspectos relevantes a
considerarse en una organización, como elementos claves en el monitoreo
permanente de su gestión y objetivos a alcanzar. Se debe analizar, de igual
forma, el proceso de planificación estratégica y su incidencia en el logro de los
objetivos organizacionales; aprende a diseñar un tablero de mando que permita
controlar y medir el avance de dichos objetivos estratégicos, así como controlar
el costo del financiamiento, a través de la evaluación de opciones de
financiamiento y la generación de valor en una organización, a través de la
determinación de la estructura óptima de financiamiento de una empresa; y a
valorizar empresas bajo el método del valor presente de flujos de caja libre
proyectados.
En conclusión el primordial objetivo que se propone la Planificación y el Control
Financiero es ayudar a los ejecutivos de una empresa a determinar si las
decisiones acerca de los financiamientos fueron las más apropiados, y de esta
manera determinar el futuro de las inversiones de la organización; sin embargo,
existen otros elementos intrínsecos o extrínsecos que de igual manera están
interesados en conocer e interpretar estos datos financieros, con el fin de
determinar la situación en que se encuentra la empresa.

LOS PLANES FINANCIEROS: CONCEPTOS FUNDAMENTALES


Es evidente que una empresa que no elabora planes financieros no puede
mantener una posición de progreso y rentabilidad. Una empresa de éxito
requiere: sentido común, buen juicio y experiencia, pero una verdadera
dirección de empresas, requiere la fijación de objetivos y la conducción de las
operaciones de manera que se asegure el logro de esos objetivos.
Los administradores financieros deben considerar los sistemas de planificación
y control, considerando la relación que existe entre volumen de ventas y la
rentabilidad bajo diferentes condiciones operativas, permitiéndoles pronosticar
el nivel de operaciones, las necesidades de financiamiento y la rentabilidad así
como las necesidades de fondos de la empresa o presupuesto efectivo.
La planificación financiera es la proyección de las ventas, el ingreso y los
activos tomando como base estrategias alternativas de producción y
mercadotecnia así como la determinación de los recursos que se necesitan
para lograr estas proyecciones.
El análisis de preparación de pronósticos financieros inicia con las
proyecciones de ingresos de ventas y costos de producción, un presupuesto es
un plan que establece los gastos proyectados y explica de donde se obtendrán,
así el presupuesto de producción presenta un análisis detallado de las
inversiones que requerirán en materiales, mano de obra y equipo, para dar
apoyo al nivel de ventas pronosticado.
Durante el proceso de planificación se combinan los niveles proyectados de
cada uno de los diferentes presupuestos operativos y con estos datos los flujos
de efectivo de la empresa quedarán incluidos en el presupuesto de efectivo.
Después de ser identificados los costos e ingresos se desarrollo el estado de
resultados y el balance general pro forma o proyectado para la empresa, los
cuales se comparan con los estados financieros reales, ayudando a señalar y
explicar las razones para las desviaciones, corregir los problemas operativos y
ajustar las proyecciones para el resto periodo presupuestal.
Todo este proceso de de planificación y control generan los planes financieros
de corto plazo (operativos) y los planes financieros alternativos a largo plazo.

Planes financieros a largo plazo (estratégicos)


Los planes financieros a largo plazo (estratégicos) establecen las acciones
financieras planeadas de una empresa y el impacto anticipado de esas
acciones durante periodos que varían de 2 a 10 años. Son comunes los planes
estratégicos a cinco años y se revisan a medida que surge nueva información
significativa. Por lo general, las empresas que están sujetas a un alto grado de
incertidumbre operativa, ciclos de producción relativamente cortos, o ambas
situaciones, acostumbran usar horizontes de planificación más cortos .Los
planes financieros a largo plazo forman parte de una estrategia integrada que,
junto con los planes de producción y marketing, lleva a la empresa hacia metas
estratégicas. Esos planes a largo plazo consideran los desembolsos
propuestos en activos fijos, actividades de investigación y desarrollo, acciones
de marketing y desarrollo de productos, estructura de capital y fuentes
importantes de financiamiento. También estarían incluidos el término de
proyectos existentes, líneas de productos o líneas de negocio; el pago o retiro
de deudas pendientes; y cualquier adquisición planeada. Estos planes reciben
el apoyo de una serie de planes anuales de presupuestos y utilidades.
Planes financieros a corto plazo (operativos)
Los planes financieros a corto plazo (operativos) especifican las acciones
financieras acorto plazo y el impacto anticipado de esas acciones. Estos planes
abarcan con frecuencia un periodo de 1 a 2 años. Las entradas clave incluyen
el pronóstico de ventas y diversas formas de datos operativos y financieros.
Las salidas clave incluyen varios presupuestos operativos, el presupuesto de
caja y los estados financieros proforma

PLANIFICACIÓN DE EFECTIVO: PRESUPUESTOS DE CAJA


El presupuesto de caja, o pronóstico de caja, es un estado de las entradas y
salidas de efectivo planeadas de la empresa. Ésta lo usa para calcular sus
necesidades de efectivo a corto plazo, dedicando especial atención a la
planificación de los excedentes y faltantes de caja. Por lo regular, el
presupuesto de caja se diseña para cubrir un periodo de un año, dividido en
intervalos más pequeños. El número y tipo de los intervalos depende de la
naturaleza de la empresa. Cuanto más estacionales e inciertos son los flujos de
efectivo de una empresa, mayor será el número de intervalos. Puesto que
muchas empresas se enfrentan a un patrón de flujo de efectivo estacional, el
presupuesto de caja se presenta muy a menudo con una frecuencia mensual.
Las empresas con patrones estables de flujo de efectivo usan intervalos
trimestrales o anuales.
Pronóstico de ventas
Es una estimación de las ventas futuras (ya sea en términos físicos o
monetarios) de uno o varios productos, para un periodo de tiempo determinado.
Realizar este tipo de pronóstico permite elaborar el presupuesto de ventas y, a
partir de éste, obtener los demás presupuestos. Es un insumo clave del
proceso de planificación financiera a corto plazo y, por tanto, al presupuesto de
caja. La unidad de comercialización proporciona dichos datos a la gerencia
administrativa. Con base en dicho pronóstico, el administrador financiero
estima los flujos de efectivo que resultarían de los ingresos por las ventas,
además de los desembolsos relacionados con la producción, inventario y
ventas.

El pronóstico de ventas también permite conocer las utilidades de un proyecto


(al restarle los futuros egresos a las futuras ventas), y, de ese modo,
determinar la viabilidad del proyecto; razón por la cual el pronóstico de ventas
suele ser uno de los aspectos más importantes del plan de la empresa.
Asimismo, determina el nivel de activos fijos requeridos y la cantidad de
financiamiento necesaria, si la hubiese, para apoyar el pronóstico del nivel de
producción y ventas.
El pronóstico de ventas podrá basarse en el análisis de información externa o
interna, o una combinación de ambos.
Pronóstico externo: se apoyan en la relación establecida entre las ventas de
la empresa y ciertos indicadores económicos externos clave, tales como el
Producto Interno Bruto (PIB), nuevos proyectos habitacionales o el ingreso
personal disponible, etc.
Los pronósticos internos: tienen como base la centralización o consenso de
los pronósticos de ventas, esto a través de los canales internos de la misma
empresa. Para ello, se les pide a los vendedores de la empresa que realicen
una estimación del número de unidades, de cada tipo de producto, que esperan
vender.
Pronósticos combinados: las empresas, generalmente, utilizan la combinación
de información de pronósticos externos e internos para la elaboración del
pronóstico de ventas final. La información interna proporciona perspectivas
internas en las expectativas de ventas, en tanto la información externa brinda
los medios para hacer los ajustes a estas expectativas, teniendo en cuenta los
factores económicos generales.
ELABORACIÓN DEL PRESUPUESTO DE CAJA (FLUJO DE CAJA)
El Presupuesto de Caja (Predicción de efectivo): permite a la empresa planear
sus necesidades de efectivo y refleja de una forma cuantitativa, los objetivos
fijados por la empresa a corto plazo, mediante el establecimiento de programas
oportunos, sin perder la perspectiva del largo plazo.
Normalmente el presupuesto de caja está conformado por los siguientes
elementos:
Entradas de efectivo.
Desembolsos de efectivo.
Flujo neto de efectivo.
Efectivo inicial.
Efectivo final.
Saldo mínimo de efectivo (que se debe mantener siempre en caja).
Financiamiento total requerido (si hay déficit).
Saldo de efectivo en exceso (si hay superávit).
El Presupuesto de Efectivo es el cálculo anticipado de las entradas y salidas de
efectivo cuyos objetivos básicos son
Conocer los sobrantes o faltantes de dinero y tomar medidas para invertir
adecuadamente los sobrantes y financiar los faltantes.
Identificar el comportamiento del flujo de dinero por entradas, salidas, inversión
y financiamiento, y establecer un control permanente sobre dichos flujos.
Evaluar la razonabilidad de las políticas de cobro y de pago.
El logro de los objetivos reseñados, a través del presupuesto de efectivo o de
caja, cobra importancia en virtud de su relación directa con los activos y
pasivos corrientes y éstos permiten medir la liquidez de cualquier organización.

ELABORACIÓN DEL ESTADO DE RESULTADOS PRO FORMA


La técnica más empleada y sencilla para la elaboración del Estado de
Resultados Pro Forma es el Método Porcentual sobre las Ventas. Consiste en
estimar las ventas para luego establecer el costo de los bienes vendidos,
costos de operación y gastos de intereses, etc., todos en forma de porcentaje
de las ventas proyectadas. Los porcentajes empleados tienen para estimar las
cuentas de resultados son los porcentajes de ventas de estos renglones en el
año inmediato anterior y se asume que los costos y gastos que se estimen para
elaborar el estado de resultados pro forma varían con las ventas.
Al igual que para el presupuesto de caja, el insumo clave para los Estados
Financieros Pro Forma es el pronóstico de ventas y los estados financieros de
años anteriores.

ELABORACIÓN DEL BALANCE GENERAL PRO FORMA


Se dispone de varios métodos abreviados para elaborar el balance general
proforma, pero el mejor, más sencillo y de uso más generalizado es el método
de cálculo de estimación.
De acuerdo con este método los valores de ciertas cuentas del balance general
son estimados, en tanto que otras son calculadas. Cuando se aplica este
método, el financiamiento externo de la empresa se usa como una cifra de
equilibrio.

DEFICIENCIAS EN LOS MÉTODOS DE ESTIMACIÓN


Las deficiencias en los métodos de estimación radican en dos suposiciones:
Las condiciones financieras del pasado de la empresa son un indicador
correcto de su futuro.
Ciertas variables, tales como: el efectivo, cuentas por cobrar e inventarios
pueden ser forzadas a tener determinados valores "deseados".
Estas suposiciones presentan dudas, pero la facilidad de los cálculos
requeridos y el uso de dichos métodos son muy generalizados.
El analista financiero debe conocer las técnicas que se han empleados en la
elaboración de los estados pro forma, con el propósito de juzgar la calidad de
los valores calculados, por ende, el grado de confianza que se les puede tener.

USO DE LOS ESTADOS FINANCIEROS


Los Estados Financieros Pro Forma tienen utilidad para:
Estimar la cantidad de financiamiento, si es que se requiere.
Servir de base en el análisis anticipado del nivel de rentabilidad y el
desempeño financiero de la empresa.
Analizar los orígenes y las aplicaciones de efectivo.
Determinar los distintos índices financieros (liquidez, actividad, endeudamiento
y rentabilidad), a fin de analizar por anticipado el desempeño.
Aplicar medidas para ajustar lo planificado, con el fin de lograr las metas
financieras y las globales de la empresa.

DECISIONES DE FINANCIAMIENTO DE CORTO Y LARGO PLAZO


ESTRUCTURA DE CAPITAL Y FINANCIAMIENTO
(Weston y Brigham, 1992), definen la estructura de capital como: "La óptima
estructura de capital es la que logra un equilibrio entre el riesgo y el
rendimiento y por tanto maximiza el precio de la acción".
Otros autores plantean que no existe una estructura óptima de capital de la
empresa, pero sí están de acuerdo en lo conveniente que resulta que se defina
una composición del capital, donde se establezcan diferenciados el capital
propio y la deuda.
Por su parte el financiamiento es el mecanismo que tiene por finalidad obtener
recursos con el menor costo posible. Tiene como principal ventaja la obtención
de recursos y el pago en años o meses posteriores a un costo de capital fijo
llamado interés, por lo general es una tasa de interés es compuesto lo que
significa que son capitalizados cada mes.
La estructura de capital también puede definirse como la sumatoria de los
fondos provenientes de aportes propios y los adquiridos mediante
endeudamiento. La estructura de capital de una empresa se fundamenta en la
composición de fondos a largo plazo, cuyas principales fuentes son pasivos a
largo plazo, acciones preferentes, acciones comunes y utilidades retenidas.
En consecuencia de lo anterior, pueden distinguirse dos tipos fundamentales
de fuentes fondos:
Aporte de los socios propietarios: es el monto de los recursos financieros
aportados por personas jurídicas y naturales que puedan ser promotores /
propietarios.
Créditos de instituciones financieras y emisión de obligaciones a largo plazo: la
participación de crédito incluye las deudas en las que se ha incurrido por
conceptos de préstamos bancarios, emisión de obligaciones (bonos) y
cualquiera otra modalidad de crédito a plazos para cubrir parte de la inversión
necesaria.
El financiamiento es determinante en el costo de capital de una empresa y su
cuota de participación en la estructura de capital son determinantes del grado
de riesgo en la inversión. Así, mientras más elevada es la participación de un
determinado componente de la estructura de capital, más elevado es el riesgo
de quien haya aportado los fondos.
Las decisiones sobre estructura de capital se refieren a una mezcla
diferenciada entre riesgo que se desea asumir y el retorno esperado. Las
deudas adicionales incrementan el riesgo de la empresa; sin embargo, el
apalancamiento que se añade puede resultar en más altos retornos de la
inversión.
La estructura óptima de capital además de requerir la maximización en el
precio de las acciones demanda una minimización en el costo de capital.
El costo de capital y la estructura financiera de la empresa son dos aspectos
inseparables para su análisis, (Brealey y Myers, 1992) plantean, "el costo de
capital es la rentabilidad esperada de una cartera formada por los títulos de la
empresa"; es decir, el costo de capital, se refiere a la suma ponderada del
costo de financiarse con el dinero de los proveedores, de otros acreedores, de
los recursos bancarios y no bancarios, de las aportaciones de los accionistas y
de las utilidades retenidas.
La estructura de capital fijada como meta es la mezcla de deudas, acciones
preferentes e instrumentos de capital contable con la cual la empresa planea
financiar sus inversiones. Esta política de estructura de capital implica una
compensación entre el riesgo y el rendimiento, ya que usar una mayor cantidad
de deudas aumenta el riesgo de las utilidades de la empresa y si el
endeudamiento más alto conduce a una tasa más alta de rendimiento
esperada.

FUENTES DE FINANCIAMIENTO
Financiamiento es aportar el dinero necesario para una empresa. Es el
conjunto de recursos monetarios financieros para llevar a cabo una actividad
económica, con la característica de que generalmente se trata de sumas
tomadas a préstamo que complementan los recursos propios.
En toda empresa es importante realizar la obtención de recursos financieros,
con el fin de hacerle frente a los gastos a corto plazo, para modernizar las
instalaciones y reposición de maquinarias y equipos, para llevar a cabo nuevos
proyectos o para reestructurar los pasivos, a corto, mediano, y largo plazo. Se
puede decir que existen distintas fuentes de financiamiento, entre las cuales se
encuentran las fuentes internas, fuentes externas y otras, tal como se expone a
continuación:
Fuentes Internas:
Son las que se generan dentro de la empresa, como resultado de sus
operaciones y su desempeño, entre estas se encuentran:
Aportes de los Socios: los que hacen los socios, en el momento de constituir
legalmente la sociedad (capital social) o mediante nuevos aportes.
Utilidades reinvertidas (retenidas): esta fuente es muy común, sobre todo en las
empresas de nueva creación, y en la cual, los socios deciden que en los
primeros años no se repartirán dividendos, sino que estos se invertirán en la
organización.
Depreciaciones y amortizaciones: mediante las cuales, y al paso del tiempo, las
empresas recuperan el costo de la inversión, debido a que las provisiones para
tal fin se aplican directamente a los gastos en que la empresa incurre,
disminuyendo con esto las utilidades y por lo tanto no existe la salida de dinero
al pagar menos impuestos y dividendos.
Incrementos de pasivos acumulados: son los que se generan íntegramente en
la empresa, como ejemplo las pensiones, las provisiones contingentes
(accidentes, devaluaciones, incendios), etc.
Venta de activos (desinversión): como la venta de terrenos, de edificios o de
maquinaria que ya no se necesitan y cuyo importe se utilizara para cubrir
necesidades financieras.
Fuentes Externas:
Son aquellas que se otorgan por medio de terceras personas tales como:
Proveedores: es la utilizada con mayor frecuencia, se genera mediante la
adquisición o la compra de bienes y servicios, a crédito, que la empresa
empleará para su operación, ya sea a corto, mediano o largo plazo.
Créditos bancarios: las principales operaciones crediticias, que son ofrecidas
por las instituciones bancarias, de acuerdo a su clasificación son:
A Corto Plazo:
El descuento: esta es una operación consiste en que el banco adquiere en
propiedad, letras de cambio o pagarés.
Préstamo quirografario y en colateral (directos): toma en consideración para su
otorgamiento, la solvencia moral y económica.
Préstamo prendario: este tipo de crédito existe para ser otorgado por una
garantía real no inmueble.
Créditos simples y en cuenta corriente: son créditos especiales y requieren la
existencia de un contrato.
A Largo Plazo:
Préstamo con garantía de unidades industriales: el crédito se formaliza
mediante un contrato de apertura.

Créditos para reparación y/o ampliación: este tipo de crédito sirve para
apoyar a la producción y son encaminados específicamente a incrementar las
actividades productivas de la empresa.
Préstamo con garantía inmobiliaria: conocidos también como hipotecarios, su
plazo es mayor a cinco años.
Otras fuentes
Tarjetas de crédito corporativas: son las líneas de crédito otorgadas a los
principales funcionarios de la empresa, en donde todas las compras de bienes
y servicios que efectúan, se cargan a la cuenta de la empresa acreditada.
Financiamiento del sistema bursátil: son todos aquellos financiamientos
adquiridos a través de la bolsa, y estas pueden ser a largo o corto plazo, tales
como: emisión de acciones y bonos, arrendamiento financiero, etc.
Otra clasificación de las fuentes de financiamiento
Recursos propios: Esta fuente es la que se obtiene de los aportes que hagan
los dueños del negocio, estos pueden surgir de préstamos familiares, amigos.

Crédito comercial: Son todos los préstamos de entidades financieras con una
tasa de interés pactada y un tiempo de pago estipulado.
Líneas de crédito: Son convenios entre los bancos y las empresas que
establecen préstamos a corto plazo sin garantía.
Préstamos privados: Son créditos que otorgan particulares y que generalmente
resultan más costosos que cualquier otro tipo de crédito.
Banca de inversión: Colocación de títulos valores al momento de la constitución
de la empresa.
Capital de riesgo: se consigue básicamente con el plan de negocios de la
empresa, este tipo de capital busca una parte del negocio y generalmente
participación en la administración.
Entidades estatales o mixtas: buscan beneficiar iniciativas que generen alto
impacto social y económico, generalmente sus créditos son blandos.
ASPECTOS BÁSICOS PARA LAS DECISIONES DE FINANCIAMIENTOS
El objetivo perseguido al considerar las decisiones de financiamiento es pensar
primero que proyectos se van a aceptar y después como se deberían
financiarse. Algunas veces, las decisiones sobre estructura de capital
dependen de los proyectos elegidos, y en esos casos las decisiones de
inversión y financiamiento han de ser consideradas conjuntamente.
Algunas empresas son más flexibles que otras porque no están sujetas a unas
pocas fuentes de recursos, pero a todas las empresas les agradaría contar con
muchas alternativas de financiamiento para minimizar el costo de sus fondos.

No solo el gerente financiero se enfrenta a problemas de tiempo para tomar


una decisión, sino que también necesita seleccionar el tipo de financiamiento
adecuado. En la mayoría de los casos, una empresa utilizará una combinación
de las formas de financiamiento y el gerente financiero considerará los
aspectos del financiamiento a corto y a largo plazo frente a la composición de
los activos de la empresa y la disposición de ésta para aceptar el riesgo.
BIBLIOGRAFIA

Título: Principios de la administración financiera

Autor: GITMAN

Capitulo: V

Título: Planificación y control financiero


Autor: DANIEL BORDES
https://es.scribd.com/document/325450771/Planificacion-y-Control-Financiero