Está en la página 1de 5

INSTITUTO DE EDUCACIÓN

SUPERIOR N°4
“RAÚL SCALABRINI ORTIZ”

Alfabetización Académica
Informe: Los adolescentes y la lectura

Alumnas: Cruz, Angela del Rosario


Polo, Brenda Leticia

Docente: Isabel Zárate de Montoya


Fecha de presentación: 29/11/2017
Introducción
La importancia y el valor de la lectura fue decayendo con el paso de los
años, esta actividad solía ser considerada una de las principales
herramientas de poder para los individuos más prestigiados de las altas
élites, quienes tenían la posibilidad de dominar esta técnica y por dicha
razón ocupaban un lugar importante en la sociedad.
Actualmente, para los adolescentes la acción de leer se ha convertido en
una actividad realizada por obligación y no por gusto, las consecuencias de
esto se pueden ver reflejadas en el dominio de la lengua y en la deficiencia
en las habilidades de la lectura.
Por lo tanto, se hará énfasis sobre cómo es la lectura en los adolescentes,
qué leen actualmente, dónde lo leen, cómo han disminuido las prácticas de
lectura tradicional a lo largo del tiempo, qué factores influyen en dicha
disminución y cuáles son las consecuencias que esto deriva.

Para dar comienzo al desarrollo del tema es importante conocer primero el


concepto de lectura y sus características principales.
La lectura es un proceso mediante el cual las personas son capaces de
interpretar una serie de códigos, tales como el lenguaje. Es decir, es la
acción de traducir diversos símbolos para su correcto entendimiento.
Diversas disciplinas han tratado de describir algunas de sus características
esenciales. Entre ellas se destacan la Teoría Semiótica, ya que la lectura
implica la interpretación de signos por partes del lector; la Psicología
Cognitiva, puesto que se realizan operaciones mentales complejas para su
comprensión y también la Historia Social, porque esta práctica es
históricamente condicionada y orientada por las ideas y finalidades de
distintos grupos sociales sobre la misma.

Para poder llevar a cabo la lectura es necesario, como explica Piaget, que
un sujeto pase por distintos tipos de etapas para lograr el desarrollo
intelectual.
Según Jean Piaget (1896-1980) biólogo, psicólogo y creador de la
epistemología genética, los niños son curiosos e interactúan con los objetos
y las personas de su ambiente, esto lleva a que los niños aprendan a través
de la imitación de conductas por parte de los adultos y con estos
conocimientos se debe guiar al docente y a los padres para planificar la
enseñanza seleccionando contenido y actividades adecuadas al nivel de
pensamiento de cada niño, y de esta manera ayudar a la evolución del
pensamiento a niveles superiores.
Mientras que para Lev Semionovich Vigotski (1896-1934) no solo es
importante la interacción del niño a partir de experiencias, sino también
que el niño necesita de instrumentos mediadores para la adquisición de
nuevas significaciones y así llevar a cabo un proceso de interiorización de la
cultura.
Dichos instrumentos pueden ser herramientas, signos y símbolos que
proporciona la cultura, el medio social, principalmente la escuela.
De ahí la importancia de fomentar la lectura desde temprana edad y
desafiar a los niños a ir expandiendo su desarrollo intelectual con el uso de
un vocabulario más formal con ayuda de nuevos textos.
Tomando estas referencias se puede comprender que los niños tarde o
temprano aprenden a leer, algunos de manera más rápida que los demás.
Sin embargo, se puede decir que para ellos la lectura es un procedimiento
para reconocer símbolos como letras, que luego forman palabras para dar
comienzo a una oración que probablemente no encuentren sentido.

LA LECTURA EN EL SIGLO XXI


En el siglo XXI la técnica de leer y escribir fue perdiendo prestigio,
desencadenando una nueva generación que perdió el interés o motivación
en el estudio. Una encuesta llamada “Los modos de leer de los
adolescentes” realizada en todo el país por la Asociación de Diarios del
Interior de la República Argentina (Adira) tomó una muestra de 2000
alumnos de escuelas secundarias de todo el país, los datos relevantes
aportaron que los adolescentes de hoy no leen del mismo modo que los
adolescentes del siglo XX, los jóvenes de hoy recurren más a las
computadoras, tabletas y teléfonos móviles para realizar todo tipo de
actividad escolar, indagar sobre nuevos acontecimientos e interactuar.
Otro dato de suma importancia es que ocho de cada diez jóvenes de entre
15 a 18 años definieron como “lector” en términos tradicionales a quien
recurre a las lecturas en papel. Incluso, el 95 porciento de los encuestados
respondió que en la escuela leen libros y diarios en papel y solo tres de cada
diez respondió que leen páginas web.
En la encuesta se pudo delimitar que la escuela es la principal formadora
de lectores, aun así, a los alumnos no les llama la atención la tradicional
forma de lectura en papel. Esto quiere decir que los textos académicos
que forman parte del currículum de asignaturas como Lengua y Literatura,
Educación Cívica, entre otras, no despierta el lector interno de los
estudiantes debido a su contenido rígido y específico. Sin embargo, esto
no quiere decir que los adolescentes no lean en su totalidad, se puede
observar que la mayoría de ellos prefieren una lectura virtual, en la cual
buscan los temas o noticias de mayor relevancia o interesantes para ellos.
Incluso optan por elegir páginas web, como Wattpad, una plataforma
virtual que está formada por 45 millones de usuarios; el 85 % de ellos con
edades de entre 13 a 30 años que leen, escriben y publican desde sus
dispositivos móviles. Este sitio es claramente elegido por su contenido
abierto al público, en la cual predominan los escritos como viñetas,
cuentos, novelas, poemas, etc. Creadas por fans con el único propósito de
adentrarse al mundo de la escritura y lectura haciendo volar su
imaginación con historias ficticias, románticas, trágicas, entre otras.
Esto conlleva al tipo de lectura que prefieren las nuevas generaciones, y es
que, se dejan llevar por los best sellers del momento, buscando las
novelas literarias con mejores referencias y de los cuales serán llevados a
las pantallas grandes o próximos juegos virtuales. Según la autora de “Hija
de mala madre” “Los nombres de los autores los desconocen. Es decir, los
adolescentes leen libros de género y no de autor. Y lo que les interesa es
que sean novelas protagonizadas por jóvenes." Esto nos deja pensando
que los adolescentes quieren sentir que forman parte del libro que están
leyendo, quieren sentirse protagonistas de una historia ficticia, y por ende,
quieren escapar de la realidad por unos instantes.
Finalmente, se puede estar seguros de que la falsa idea de que ”Los
adolescentes” no leen es completamente errónea, la implementación de
tecnologías en la actualidad ha llevado a los jóvenes a buscar y descubrir
maneras más cómodas y de fácil búsqueda para las lecturas de su
preferencia individual. No obstante, a la hora de buscar información para
trabajos de investigación se debe tener en cuenta las consecuencias de
este tipo de lectura y es que muchas veces los adolescentes no recurren a
más de una página web y la información recopilada o buscada no tiene un
respaldo que verifique su credibilidad.