Está en la página 1de 8

E L MUCHACHO QUE

INVENTABA HISTORIAS
Margaret Mahy

Acerca de la obra
Esta es una reunión de cuentos mágicos y alegres. Una
poción hecha con la cantidad exacta de fantasía y realidad
para que la fórmula de la buena literatura dé sus frutos.
La escritura ágil y experimentada de la autora trasfor-
ma la lectura de estos cuentos en un ejercicio total-
mente placentero.

Datos de la Autora
Margaret Mahy nació en Nueva Zelanda, en
1936. Destacada autora de literatura para niños
y jóvenes, su trabajo trata principalmente sobre
las relaciones humanas y temas vinculados al creci-
miento y desarrollo. Ha escrito cerca de 50 novelas
y recibido el reconocimiento internacional con la Me-
dalla Carnegie y el Premio Hans Christian Andersen en
2006. También escribe para adultos. Su obra se ha tradu-
cido a más de 12 idiomas.

1
Lectura de la obra

Lea un relato al día para abrir sus clases.


No intente realizar trabajos especiales con
todos. Tan sólo seleccione uno de ellos para
analizar y obtener resultados mensurables.
Los demás cuentos serán regalos que enri-
quecerán el entorno cotidiano del salón de
clases, abrirán más reflexiones y gusto por
la lectura que si se propone realizar tareas
con cada uno de ellos.
Deje que la lectura actúe por sí misma.

Motivación para la lectura


Pequeñas fantasías cotidianas
Desarrollo
• Los cuentos que integran este volumen se levantan sobre un terreno muy
fértil, el de los hechos cotidianos vistos con los ojos del asombro. A nues-
tro alrededor y en el interior de nuestro cuerpo ocurren continuamente
maravillas que no valoramos por estar a nuestro alcance inmediato.
• La costumbre y la falta de sensibilidad hacia estos fenómenos nos restan
la perspectiva para, en ciertos momentos, explicar o entender la vida.
• Lleve a sus alumnos a pensar en aquello que en este mismo momento
esté ocurriendo como un hecho cotidiano pero que visto con atención
sea un verdadero prodigio. Quizás la luz del sol que entra por la ven-
tana, o un nubarrón de tormenta. Quizás el vuelo de un insecto o el
fenómeno cotidiano de la tecnología (la luz, una llave de agua, la ima-
gen de una pantalla, etc.).

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 2
A ctividades de prolongación de texto
E l señor de los deseos
Cambio de rutina
Desarrollo
• En el transcurso del primer relato nos encontramos con una situación extra cotidiana. El auto-
móvil del padre de Miguel tiene una avería que él no puede arreglar como era su costumbre y la
rutina diaria a la que estaba acostumbrado semana tras semana de repente se trastoca.
• El padre está a merced de lo desconocido. ¿Qué hacer ahora que no puede hacer lo de todos
los días?
• Un mundo de oportunidades se abre ante él.
• Esta situación se asemeja a momentos que habrás vivido. Un corte de luz por la tarde que im-
pide que veas tu programa favorito de todos los días. Una visita inesperada obliga a cambiar
el ritmo de las cosas al interior de la familia, etc.
• ¿Recuerdan algún momento que los haya sacado de la rutina? ¿Fue agradable o desagrada-
ble el cambio de hábitos? ¿Qué opinión tienen sobre mantener siempre las mismas rutinas?

Sueños de viaje
Desarrollo
• Hay quien dice que no se vuela porque se tengan alas, las alas comienzan a crecer porque se
ha volado. Algo así le pasó a Sam, en el tercer cuento. Su deseo tan grande de viajar lo llevó
a aprender a volar antes de tener alas.
• Sam soñaba con viajar. Un día un pájaro ingresó en su vida y se transformó en el receptáculo
de sus deseos. Pero este era un pajarraco que no podía volar y Sam se vio obligado a enseñar-
le. En esas prácticas de vuelo no es el pájaro sino Sam quien aprender a volar.
• ¿Les gustaría aprender a volar para que les crezcan alas?
• Todo se trata de imaginar. Cuando uno aprende a volar con su imaginación pronto se da
cuenta de que puede hacerlo sin alas.

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 3
• Imaginen un vuelo hacia el lugar que más desean. Traten de pensar cuales serían los obstácu-
los y los lugares que se toparían en medio de su vuelo.
• Para darse impulso lean aventuras de viajes por el aire, por el espacio, con alas, en globo, en
avión, sobre una nube. Lean, es la mejor manera de volar.

Transmutación
Desarrollo
• Una transposición se produce cuando un objeto o un ser vivo adoptan el lugar de otro, pero
las características de uno y del otro son tan similares que los demás no notan el cambio.
• El pájaro del cuento adopta el lugar del niño y éste a su vez ocupa el del pájaro. Por fin puede
el muchachito abandonar su lugar e irse de viaje sin que la tía lo note.
• ¿Qué objeto o qué ser vivo dejarías en tu lugar para que te reemplazara mientras haces lo que
se te antoja? Fundamenta tu respuesta.
• Puedes elegir un objeto o ser vivo en particular o inventar uno con múltiples formas (cabeza
de pájaro, manos de ratón, ojos de alcancía, etc.)

Adquisiciones instantáneas
Desarrollo
• El diablo ha llegado a ofrecer sus polvos especiales al tendero. Se trata de virtudes y habilidades
que todo el mundo codicia. El diablo está seguro que todos querrán ser jóvenes fuertes, bellos e
ingeniosos. Pero comete un error. Confunde ingenio con sabiduría. La sabiduría le permite a las
personas distinguir entre lo que es fundamental de lo que es meramente superfluo.
• Quien sólo es ingenioso es hábil, conoce y sabe resolver situaciones nuevas pero es insustan-
cial y no alcanza a entender la profundidad de las cosas. Quien posee o busca la sabiduría se
transforma y siempre procura lo esencial, lo profundo.
• Es como confundir el valor con el precio.
• Conocer el valor real de las palabras nos da mayores posibilidades de construir un pensa-
miento inteligente y no tan sólo ingenioso.
• Estimule el diálogo entre sus alumnos sobre el valor de lo superficial y los peligros que se co-
rren al querer alcanzar sus objetivos por el camino del ingenio y no por el de la sabiduría.

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 4
Comprar o consumir
Desarrollo
• En el cuento de “El diablo y el tendero de la esquina”, un su-
permercado ha arribado a la zona. La tienda de la esquina
que tenía un poquito de cada cosa y resolvía las necesidades
básica de la gente ya deja de ser tan visitada como antes.
• Los supermercados exponen a la venta sus múltiples produc-
tos de tal forma que quien entra allí se ve tentado una y otra
vez a comprar cosas que no había ido a buscar.
• Un detalle: el espacio de los alimentos siempre está al final
de la tienda, para que uno tenga que pasar por un buen nú-
mero de pasillos laberínticos llenos de cosas que llaman la
atención. Cuando uno ve esas cosas en las que nunca había
pensado de pronto siente que las necesita y las compra. A eso
se le llama “crear la necesidad”, a presentarte algo que no ne-
cesitas como si realmente fuese indispensable. Esa compra es
superflua, porque uno en realidad no buscaba eso. A eso se le
llama consumismo, compra por impulso o compulsiva.
• Vamos a poner una tienda. Trabaje con sus alumnos en la selección de los productos de pri-
mera necesidad que debería tener ese espacio. Proponga una visita al supermercado con ojo
crítico, para que registren sólo aquello que sea de primera necesidad.
• Pueden hacer categorías de productos, pueden cotejar listas y discutir sobre el valor de las
cosas seleccionadas. Será un ejercicio de conciencia y reconocimiento de la diferencia entre
lo que realmente vale y lo que tan sólo cuesta.

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 5
Desarrollo de competencias

Poner una tienda es una tarea muy ardua. No se trata sólo de


solicitar las mercancías y luego esperar a que lleguen los clientes.
Hay que calcular el espacio donde se expondrán los productos y
Área de un espacio de bodega. Elegir lo que se pondrá a la vista y lo que
matemáticas estará hasta atrás. El volumen que ocupa cada cosa. Su precio,
las ofertas, pérdidas y ganancias.
Aproveche el ejercicio 5 para introducir a sus alumnos en el cál-
culo de todas esas variables matemáticas que implican el buen fun-
cionamiento de un negocio.

El muchacho que inventaba historias es un cuento que hace un lla-


mado de atención al valor de la imaginación, del lenguaje y de la
Área de
creación de historias.
lenguaje
La imaginación tiene una base
en el lenguaje. No podemos inven-
tar si no tenemos un lenguaje para
nombrar. Mientras más amplio y rico
sea nuestro vocabulario mayor será
nuestra capacidad de invención y de
imaginación.
Esa es la base del pensamiento
creativo. Ese es el camino de las ideas.
No se trata de buscar el significado
de las palabras en un diccionario.
Se trata de familiarizarse con ellas
cotidianamente para que las poda-
mos usar con naturalidad. Por eso
es importante que lea con sus alum-
nos todo el tiempo, cada vez que vea
una oportunidad. Leer es la actividad
más educativa y formativa que cual-
quier persona puede realizar.

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 6
En el cuento del muchacho viajero Sam y su tía van a una tienda
Área de
de mascotas. Allí eligen un pájaro. ¿Habrán comprobado que no se
ciencias
trataba de una especie en peligro de extinción?
naturales
Los animales ya han sufrido mucho por culpa del ser humano.
Cuando busques una mascota sé consciente de que las especies
exóticas pueden ser muy atractivas pero su hábitat natural no es un
departamento. Además puedes hacerlos sufrir incluso hasta provo-
carles la muerte, porque sus necesidades no son tan sólo darles de
comer y sacarlos a pasear.
Hay algunos animales que llevan siglos adaptándose al hábitat
humano, como perros y gatos.
Trabaje con sus alumnos en el tema del buen trato hacia los ani-
males y del respeto por sus hábitats naturales.

Un niño que vive con su tía. Una niña que llega a vivir con su tío. Un
Área de
niño al que su papá no le presta atención.
ciencias
Estos cuentos presentan de manera natural tipos de familias
sociales
no convencionales. La familia es una forma de organización que
responde a un modelo socialmente admitido e idealizado, pero
muchos de nosotros crecimos o vivimos en grupos familiares dis-
funcionales o simplemente distintos de lo convencional.
Sin duda muchos de sus alumnos tendrán mucho que decir so-
bre ello.
Pueden investigar sobre los orígenes de la familia y sobre las
diferentes maneras que ésta se organiza en otras culturas. Así ve-
rán los distintos acuerdos a los que arriban los seres humanos para
darse protección, cariño, cuidado y educación.

Tome como disparador para la reflexión


el cuento “El concierto de la fila de au-
Área de tobús”. Encontrará allí mucha tela para
valores cortar sobre el tema de la tolerancia, la li-
bertad de expresión y la espontaneidad.
También el trabajo en equipo, la alegría
y la solidaridad en momentos de zozobra.
Valores que se entienden de manera dis-
tinta por cada persona o grupo y sobre los
que hay que reflexionar.

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 7
N otas

El muchacho que Margaret Mahy


inventaba historias 8