Está en la página 1de 2

Análisis sobre el primer ensayo “preguntas para una nueva educación”

“El camino de conocer va del instinto al ensayo” (coley, sf, p. 2). Empiezo este análisis con

esta frase antes mencionada a razón de que a partir de ella podemos tener un paradigma que nos

será útil para desglosar mas adelante todos los ítems que trata sobre la teoría del aprendizaje y la

educación el aclamado escritor William Ospina.

¿Qué nos querrá decir el profesor Gabriel coley con esta frase? Fácil, con esta frase desea dar

un hincapié -en mi opinión- sobre lo que plantea el profesor William Ospina con respecto a lo

que es verdaderamente debería ser la enseñanza en los distintos centros de formación de nuestra

sociedad. Al que este hace énfasis con el ejemplo que da en el primer párrafo de su ensayo

preguntas para una nueva educación. Concuerdo con el sagaz escritor cuando este se refiere a

que el es preferible enseñar maneras de razonar y no respuestas que pueden ser calcadas por

todos, ya que actualmente vivimos en una sociedad que requiere de pensadores, críticos y

personas con aptitudes necesarias para el avance de esta misma; no necesitamos maquinas que

repitan una y otra vez lo aprendido, necesitamos “maquinas” que refuten y busquen soluciones a

problemas que no se han resuelto jamás. Después de todo en lo que a mi concierne ha sido el

sentido de existencia de los hombres desde que la historia se inventó.

¿Qué es verdaderamente el saber? Con esta pregunta el profesor Ospina da el salto a su otra

contraposición la cual abarca un centenar de conjeturas respecto a lo que es el saber, las grandes

mentes de la historia trataron de definir este concepto muchos siglos atrás, no llegaron a ninguna

conclusión, simplemente dejaron abierto la definición de este. y eso es de los que se trata el

saber, dejar abierta toda posibilidad de conocimientos nuevos que refuten el anterior para no caer

en el error en creer que ya sé lo suficiente o lo sé todo.


Eso es justamente lo que nos plantea platón al decirnos que el aprender no es una carga nueva

de conocimiento, sino renunciar y poner en duda un conocimiento previo posiblemente falso, de

ahí la frase del profesor (Ospino, 2015a, p3) “nada debería ser definitivo, todo debe estar en

discusión”

Entre las creaciones divinas el hombre ha sido privilegiado con la capacidad de ir en contra de

toda conducta predecible, pero a su vez según el profesor Ospino es nuestro mayor peligro.

somos capaces de creer magnificas cosas, pero no hemos aprendido a como usarlas para un bien

común. Nuestra capacidad de aprendizaje ha superado cualquier expectativa posible, empero,

¿inicialmente había una expectativa?

Nuestro comportamiento y desarrollo se ha visto ligado directamente con los saberes y

educación que hemos aprendido y defendido en cada época posible. Esto es lo que puedo inferir

con la afirmación propuesta por (Ospino, 2015b, p.3) “cada vez que nos preguntamos qué

educación queremos, lo que nos estamos preguntando es que tipo de mundo queremos” ya que

según la sociología el tiempo- espacio y posicionamiento geográfico en el cual nos encontramos

va a hacer que desarrollemos características y patrones representativos de nosotros y nuestra

cultura misma.

En su ultima frase de este ensayo el profesor Ospina afirma algo tan obvio como de que

necesitamos agua para poder vivir, lo cual es que nosotros las generaciones futuras seremos los

encargados de manejar este mundo; y con este ensayo propuesto por él, infiero que su objetivo

era incentivar a una mejoría y nueva visión de parte de nosotros, la generación que viene, en la

adquisición de saberes y educación.