Está en la página 1de 4

AUTOESTIMA

De todos los juicios que entablamos en la vida, ninguno es tan importante como
el que entablamos sobre nosotros mismos.
La más íntima y poderosa de las relaciones es la relación con nosotros mismos.
Nos preguntamos : ¿ quién soy?,¿ qué quiero?, ¿hacia donde voy?, ¿ qué
propósito tengo en la vida?, ¿ estoy contento o descontento de ser quien soy?.
Tenemos la capacidad de formularnos estas preguntas y la capacidad de huir de
ellas.
El encuentro fundamental es entre el YO y el MI, entre el YO y el MI-MISMO.

¿ Vivo de acuerdo con mi propia visión de las cosas o con la visión de otros?
¿ Me preocupa mi propia aprobación o la aprobación de los demás?
El modo en que nos relacionamos con nosotros mismos afecta el modo en que
nos relacionamos con los demás.
La autoestima y la autonomía personal constituyen condiciones indispensables
del bienestar humano.
No es el egoísmo sino la ausencia del sí-mismo la raíz de la mayoría de nuestros
males. La falta de egoísmo constituye el más importante peligro personal.

El primer acto de respetar el sí-mismo es la afirmación de la conciencia : la


elección de pensar, de ser conciente.
Respetar el sí-mismo significa estar dispuesto a pensar de manera independiente :
saber no solo lo que pensamos, sino también lo que sentimos, lo que queremos,lo que
necesitamos, deseamos, lo que nos hace sufrir…
Respetar el sí-mismo significa conservar una actitud de autoaceptación : aceptar
lo que somos sin oprimirnos ni castigarnos.
Es vivir de acuerdo a nuestras convicciones.
Es negarse a aceptar la culpa inmerecida.

Respetar el sí-mismo quiere decir respetar nuestro derecho a existir, que proviene
del conocimiento de que nuestra vida no pertenece a otras personas y de que no estamos
aquí en la tierra para vivir de acuerdo con las expectativas de los demás. Para muchas
personas, esto representa una responsabilidad aterradora.
Respetar el sí-mismo significa practicar el egoísmo en el sentido más sublime.

Las dos características más sobresalientes de los hombres y mujeres que recurren
a la psicoterapia son ; cierta falta de autoestima y una condición de autoalienación : en
ciertos aspectos cruciales no se sienten adecuados para la vida y sus exigencias y
carecen del contacto apropiado con su mundo interior, con sus necesidades, sus deseos,
sentimientos, pensamientos, valores y potencialidades.
Nuestra vida se ve afectada por la naturaleza de la apreciación que tenemos de
nosotros mismos.

LA AUTOESTIMA EN LA VIDA DE LAS PERSONAS.

“ El peor de los males que le puede suceder al hombre es que llegue a pensar mal
de sí mismo.”
Goethe.

La mayor de las barreras para el amor es el secreto temor de no ser digno de ser
amado.
La peor barrera para la felicidad es la indescriptible sensación de que la felicidad
no es el destino adecuado para nosotros.

Si preguntamos a alguien qué es autoestima, podríamos tener las siguientes


respuestas :
1. Me siento competente, seguro de mí-mismo.
2. Me gusto
3. Quiere decir que soy superior a otras personas…..

Puede entenderse el concepto de elevada autoestima como la suma


integrada de confianza en sí mismo y respeto de sí mismo.
La autoestima es una evaluación de mi mente, mi conciencia, y en un
sentido profundo de mi persona : ¿ soy competente para discernir? , ¿soy
competente parta elegir? ; ¿para señalar el curso de mi vida? ; ¿ para
satisfacer mis necesidades?

El Respeto de sí mismo es el sentimiento de mérito personal : ¿ Es posible


que sea feliz?, ¿ que resulte digno de ser amado?, ¿ que sea tratado con
respeto?, ¿ que a mis allegados les importen mis deseos y necesidades?
El hecho de cumplir las propias expectativas es una condición esencial para
una alta autoestima. Es falsa la noción de que la autoestima es función de
cómo nos ven y evalúan los demás.
La autoestima positiva significa sentirse competente para vivir y merecer la
felicidad, o, dicho de otro modo, ser adecuado para la vida y sus exigencias
y desafíos.
Sentirse competente para vivir significa tener confianza en el
funcionamiento de la propia mente. Sentirse merecedor de la vida quiere
decir tener una actitud afirmativa hacia el propio derecho de vivir y ser
feliz.
Mucha gente se siente inadecuada como persona.
Las personas que más tendemos a admirar son aquellas que logran
mantenerse leales a su propio punto de vista.
Si reafirmamos y reforzamos nuestra sensación de eficacia, tenemos más
posibilidades de triunfar que de fracasar.
Es típico de la baja autoestima buscar la seguridad de aquello conocido y
que carece de exigencias.
Si nos sentimos dignos de ser amados y merecedores de respeto, trataremos
bien a los demás y esperaremos que nos traten bien.

La baja autoestima tiende a generar depresión y ansiedad.


La alta autoestima representa una poderosa fuerza al servicio de la vida y se
encuentra íntimamente relacionada con la capacidad de disfrutar de la vida.
A veces se confunde autoestima con orgullo. Este último tiene que ver con
el placer que nos producen los logros o acciones específicas que
alcanzamos.
La autoestima es cambiante; está viva.
Una desmedida autovaloración tiene como finalidad ocultar una
deficiencia.
La genuina autoestima no es competitiva ni comparativa.

La arrogancia, la petulancia y la sobreestimación de nuestras habilidades,


lejos de revelar un elevado nivel de autoestima, muestran una autoestima
inadecuada.
En los seres humanos, el hecho de alegrarse con la mera existencia,
representa la esencia de una autoestima saludable. Se trata de un estado en
el que no se está en conflicto ni con el sí-mismo ni con el prójimo.
Cuando conocemos a una persona, una de las primeras impresiones o
juicios que solemos formarnos tiene que ver con la propia valoración de esa
persona, aunque generalmente no nos damos cuenta de ello.
Desde el principio intuimos el nivel de bienestar y conformidad con el sí-
mismo de quienes nos rodean.

COMPORTAMIENTOS PROPIOS DE UNA AUTOESTIMA POSITIVA.

1. El rostro, modalidad, forma de hablar y de moverse de un individuo


proyectan la felicidad de estar vivo, una simple fascinación por el
hecho de ser.
2. El individuo es capaz de hablar de logros o traspiés de forma directa
y honesta.
3. El individuo se siente cómodo al ofrecer o recibir halagos,
expresiones de afecto, aprecio y demostraciones similares.
4. El individuo está abierto a la crítica y no tiene problemas a la hora de
reconocer sus errores.
5. Las palabras y movimientos del individuo evidencian tranquilidad y
espontaneidad.
6. Existe armonía entre lo que el individuo dice y hace y su apariencia,
modo de hablar y de moverse.
7. El individuo exhibe una actitud de apertura y curiosidad frente a
nuevas ideas, experiencias y posibilidades de la vida.
8. El individuo es capaz de ver y disfrutar de los aspectos humorísticos
de la vida, en sí mismo y en los demás.
9. El individuo proyecta una actitud de flexibilidad al reaccionar ante
situaciones y desafíos, un espíritu de inventiva y hasta de diversión.
10.El individuo muestra un comportamiento de tomar iniciativas.
11.El individuo conserva una actitud de armonía y dignidad, incluso en
condiciones de stress.
12.Hay una actitud de relajación que implica que el individuo no se
oculta ni está en conflicto.
13.Las personas con alta autoestima se hacen responsables de lo que
dicen, por lo tanto, desean ser oídas y hablan con claridad.

Héctor D. Klurfan
Noviembre 2007
hdklurfan@fibertel.com.ar