Está en la página 1de 33

Entrevistas

Hemos realizado 8 entrevistas. Cinco de ellas son Historias de Vida, lo que hemos definido como
audiencias realizadas a Personas Mayores que de una forma u otra destacan. Las tres restantes son Entrevistas
a Profesionales que están en contacto directo con los Mayores, entre quienes encontramos a un psiquiatra
geriatra, el director de una residencia de Personas Mayores dependientes y la directora de los Servicios
Sociales de nuestro Distrito (Quatre Carreres, Valencia).

Consideramos que las entrevistas son especialmente relevantes para nuestro trabajo, ya que
mediante ellas obtenemos la opinión de las personas que constituyen nuestro objeto de estudio, que son las
Personas Mayores. Procedemos a aportar las 8 entrevistas, que se grabaron en audio para más tarde realizar
la transcripción que aquí se expone.

IAI@FLAUTES

Fecha y Lugar: 10 de Julio de 2018 en


la sede del Sindicato Intersindical. C/
Juan de Mena, no18.

Entrevistados: D. VICENTE BARBER


DELGADO; D. JUAN RAMÓN PÉREZ
JIMENEZ; Dña. MARIE FRANCOISE
ROTTER. Forman parte de la
asociación de Personas Mayores
Iaioflautas

1.- Para conocer un poco más esta organización podrían decirnos ¿cómo surge y cuál es su misión?

Todo esto surge con el 15M, con la ocupación de las plazas de las ciudades. El nacimiento de los
Iai@flautas empezó cuando la dirigente del PP, Esperanza Aguirre, refiriéndose a “esas personas”, les llamó
despectivamente perroflautas. El primer colectivo surgió en Barcelona y desde entonces los mayores
decidieron llamarse Iai@flautas, por aquello de perroflautas, y ahí empezó nuestro colectivo que luego se fue
extendiendo a nivel nacional. Hoy estamos en Barcelona, Murcia, Valencia, Sevilla, Galicia... Nuestra misión es
lograr un mundo mejor para todos. Veíamos que España iba hacia atrás en libertades democráticas, en
derechos sociales, en pensiones. La coordinadora de pensiones sale precisamente de estos colectivos de los
Iai@flautas y está defendiendo en este momento las pensiones justas. Los sindicatos habían hecho el Pacto
de Toledo, con un mal acuerdo para las pensiones. Tanto UGT como CCOO prácticamente nos vendieron,
modificando la edad de jubilación, el cargo de las pensiones... se comieron las huchas de las pensiones y vimos
que teníamos que montar cosas. Del 15M salió Podemos, cayó el bipartidismo... pero a esto había que darle
continuidad.

2.- ¿Cuál es el número de integrantes y cuál es su perfil?

No tenemos una lista o un control de cuántos somos. Hemos hecho manifestaciones con más de
35.000 personas. Pensamos que realmente es más el prestigio que tenemos y que arrastramos, que los que
somos. Ello ha permitido que algunos partidos despierten un poco. Manifestantes somos muchos y los
valencianos se caracterizan también por salir mucho a la calle. Los jóvenes tienen que despertar y han de salir
a la calle. Los jóvenes serán los grandes perjudicados. Ahí está el tema también de los planes de pensiones
privados que son realmente una estafa. Te están vendiendo un plan de pensiones privado pensando que eso
en su día te va a ayudar a la pensión mínima que vas a tener, porque se calcula que para el año 2050 las
pensiones van a bajar un 40% o un 50%. Eso es muy grave y esto es muy serio y nosotros, lo estamos
advirtiendo. Hay un plan europeo para que las pensiones privadas sean obligatorias para todos los países de
la Unión Europea...y, por si fuera poco, tenemos a Gerardo Camps que en su día dijo en el programa de TV “El
Objetivo” de la Sexta, que los pensionistas tenían que hacerse a la idea de que a la pensión tienen que ayudarla
con un trabajo de 4 o 5 horas. Eso supone el no jubilarte jamás. Por eso cuando hablas con alguna persona
joven y te dicen “uy... hasta que yo me jubile...” Es que es precisamente ahora cuando tienes que pelear por
tu pensión. Cuando te jubiles el daño ya te lo han hecho. Los jóvenes no pueden pasar de estas cosas. Nuestra
batalla son las pensiones, pero realmente es una parte, porque si no hay detrás una manera de cambiar la
sociedad no sirve para nada, es decir, el trabajo de los Iai@flautas es en parte una labor educativa, una labor
de ejemplo para abrir los ojos de la gente, para que se impliquen en la política porque todo es política. Hay
que abrir las conciencias de la gente. La soberanía está en el pueblo y mientras el pueblo no lo haya entendido
nosotros tenemos mucho trabajo que hacer.

3.- ¿En qué tipo de acciones se han involucrado y como las han llevado a cabo?

Antes de la ley mordaza solíamos hacer una acción que llamábamos travesuras. Confeccionábamos un
manifiesto e íbamos a una Consellería, o a un banco, o a Educación y lo entregábamos. Los manifiestos siempre
se acuerdan en asamblea, no tenemos sede y nos reunimos donde nos dejan, en sindicatos, en el Micalet...

¿Qué tipo de manifiestos presentaron?

Variados. Unos sobre Sanidad, en contra de lo que estaba pasando, o también había manifiestos sobre
las energías renovables, el Senado, las puertas giratorias...Lo de las puertas giratorias es algo que el pueblo
tiene que verlo. Parece algo sin importancia, pero cuando una persona ocupa un cargo en el Gobierno ya sea
ministro o cualquier otro, se dedican a favorecer empresas y esto tiene un objetivo que es que cuando deje
de ser ministro, o de atender el cargo público concreto, poderse beneficiar. Con esto hay que acabar. El
ministro cuando deje de serlo tiene que volver a su trabajo como a todo hijo de vecino le ocurre. A cualquier
trabajador cuando se le acaba el contrato se va al paro. Un diputado está 7 años y tiene su pensión, un
trabajador necesita 25 años para tener su pensión. A los jóvenes se les engaña con el fútbol, y a los mayores,
se les han puesto hogares del Jubilados para estar toda la tarde jugando al dominó y todo esto para ocupar el
tiempo libre, para no pensar. Nosotros hemos intentado en los hogares de los jubilados llevar a médicos a
hablarles de la salud, y los responsables de los hogares de jubilados no nos han dejado.

4.- En relación con las últimas elecciones autonómicas y respecto a la elaboración de los programas
electorales leímos que os habíais reunido con el PSOE, Podemos y Compromís para presentar una serie de
propuestas ¿Que nos pueden decir sobre lo que pidieron y cómo se sintieron?

Para empezar el PP y Ciudadanos no quisieron saber nada. Vemos que en otros países los ministros
van a cualquier sitio y aquí no quisieron. No fue solamente a nosotros sino al resto de sindicatos a los que
también se lo hicieron. Finalmente nos reunimos con Podemos, Compromís y PSOE. Ahí estuvimos hablando
sobre el tema de las pensiones, la sanidad pública, la educación y se comprometieron a pensarlo, lo que nos
dio alegría. Una de las cosas que ocurría en Valencia es que había copago de los medicamentos que puso el
Partido Popular. Ahora ya se ha quitado el copago. El Hospital de la Ribera ha vuelto a ser público...

5.- De todas las propuestas y todas las manifestaciones que han hecho ¿Cuáles dirían que han sido sus
logros?
El copago y que el Hospital de la Ribera dejara de estar en manos privadas. El Hospital de la Ribera ya
es público otra vez y quedan cuatro en el País Valenciano y esperamos seguir luchando para que esos cuatro
vuelvan a la sanidad pública. Otros logros, se podría decir que el haber llevado al Gobierno del PP a una moción
de censura. Quizás hemos tenido que ver por todas las movilizaciones que hemos estado haciendo de miles
de personas. De esta forma hemos obligado a la oposición a que presente la moción de censura. El 60% de los
ayuntamientos de España han aceptado acuerdos sobre propuestas de los Iai@flautas. Otro logro ha sido
concienciar a los jóvenes, a los políticos, a los partidos, al resto de sindicatos. Hoy los dos grandes sindicatos
no pueden firmar ya lo que quieran, han perdido credibilidad. Ambos sindicatos CCOO y UGT han sido
obstáculos para los Iai@flautas, al igual que la ley mordaza y todo esto en un país que se dice democrático.
Luego hay otros obstáculos que no se ven, porque no castigan y son, por ejemplo, los medios de comunicación.
Es una lucha constante contra ellos. Te meten lo que quieren y la gente no se para a pensar, y los Iai@flautas
tenemos que trabajar contra todo esto y hacerles ver que no es verdad lo que les están diciendo, y que les
están manipulando. Hemos hecho manifestaciones con más de 80.000manifestantes y luego las televisiones
lo han manipulado sacando las banderas de los sindicatos de CCOO, UGT... y los sindicatos, que es lo que
suelen hacer, convocar ellos para romper la manifestación ... Realmente debería ser una colaboración unitaria.
Nosotros, por ejemplo, exigimos la derogación o reforma de las pensiones del 2011 y que fue firmada por el
PSOE junto con CCOO, UGT, CEOE, CEPYME... y ellos ahora se niegan a reducir la edad de jubilación, respecto
al cálculo de la pensión (en vez de ser 15 años, ahora son 25 años) y nosotros lo que exigimos es esta
derogación, y ahí chocamos con ellos porque no nos apoyan, porque recibieron una subvención. En este
momento ya no confiamos en ellos, por lo que si hay una negociación queremos estar presentes porque,
nosotros somos los representantes de los jubilados porque no hay un sindicato de jubilados, y los sindicatos
no lo hacen porque no son representantes de los jubilados. Nos parece bien que el Gobierno quiera que estén,
pero nosotros también queremos estar y, sin embargo, no nos lo permiten.

6.- ¿En qué beneficia esta asociación a la sociedad?

Creemos que cualquier organización, piense como nosotros o no, es una necesidad de la sociedad. La
sociedad tiene que estar organizada o debería de estarlo. En democracia la gente se organiza, la gente piensa,
la gente decide, la gente expresa lo que piensa y se lo comunica a los políticos y los políticos deberían actuar
en función de lo que demanda la sociedad, no en función de lo que piense su partido u otros intereses del
partido. Esta organización beneficia a toda la sociedad, aunque últimamente dada la situación del tema tan
grave sobre las pensiones, nos estamos volcando más sobre esto. Ahora se cobra una pensión mínima de 600€,
y nosotros defendemos que se cobre 1080€ porque creemos que con menos una familia no puede vivir
dignamente. Esa cantidad la fija la Comunidad Económica Europea, que dice que lo mínimo para vivir en unas
condiciones dignas esa sería la cuantía idónea. Esto respecto a las pensiones, pero también asistimos a
manifestaciones para defender la sanidad pública, la educación para que se eduque a la gente, porque no se
está educando, solo se está enseñando a leer. Están adoctrinando sin entender lo que están leyendo. Se
enseña en las escuelas de élite privadas, reservadas a gente destinada a gobernar porque nosotros somos el
pueblo raso que no servimos para nada. No se enseña el sentido crítico... la enseñanza debería ser pública y
laica. En un Estado aconfesional la religión tiene que estar fuera de las aulas y fuera de la escena política.
Estamos en un Estado laico y el Estado no puede subvencionar todo esto. Nosotros estamos por lo público en
medicina, en educación... Como estáis viendo, nosotros pensamos sobre muchas cosas, no solamente sobre
las pensiones.

7.- ¿Habéis observado algún cambio a lo largo de los años en las manifestaciones?

Creemos que, si miramos 7 u 8 años atrás, estas movilizaciones no las había. Ahora se ha agravado
todo mucho más, hay más represión, los derechos se están acortando cada vez más y esto ha hecho que la
gente se conciencie un poco más, y que los mayores ya no se dediquen mayoritariamente a mirar la zanja que
se está haciendo en la calle. Ahora las manifestaciones son más transversales. Hay mareas blancas, verde...
gente de derechas que ahora se manifiestan y nunca se habían manifestado... Ahora un pensionista del PP
está tan perjudicado como uno de izquierdas. Hay que tratar de unificar. En este sentido, sí se ha notado que
ha habido un cambio a pesar incluso de la ley mordaza que el señor Gallardón ya sabía en el año 2015 por qué
la hacía. Nosotros todo lo hacemos notificándolo a la Delegación de Gobierno porque, si no, son 800€ de
multa... En la ley mordaza, tú vas a intentar parar un desahucio, o solo a solidarizarte y viene un policía que
tiene la potestad de ponerte la multa y te la pueden poner de hasta 30.000€, solo por estar allí, y ya no es
necesario que sea un juez, el policía puede. Y hay multas que son muy graves, que pasan de 30.000 a
600.000€... el PP, con esta ley ha preparado el terreno para lo que pudiera venir, y habrá habido gente que se
haya quedado en casa asustada... pero a pesar de esta ley mordaza, creemos que sale más gente a la calle que
antes porque entienden que tienen que defender sus derechos...

8.- En cuanto a la participación de jóvenes en las manifestaciones, ¿cuál es vuestra opinión?

Deja mucho que desear, pero somos benevolentes con ellos porque entendemos que bastante tienen
los jóvenes con los contratos basura y que los están despidiendo. Están ganando 700€ por medias jornadas,
contratos temporales, pagando la mitad de ese dinero en alquiler y este es el futuro que tiene la juventud.
Además, quieren que se hagan pensiones privadas. Decía Celia Villalobos que con 1€ al mes “tendrás una
buena pensión...” Los jóvenes bastante tienen con lo que tienen, porque no tienen ningún futuro, ni incluso
los que están formados con másteres o doctorados. Los estudiantes sí que están participando y se están
incorporando. La participación de los estudiantes es mejor, pero los que están trabajando con un contrato
basura o en el paro bastante tienen. Han de moverse, porque es en la calle donde se consiguen las cosas y si
no lo hacen, mal lo van a tener. A los jóvenes se les está enseñando a no colaborar, sino a competir, y esto
habría que romperlo para que se den cuenta que no conseguirá nunca nada si no es en colaboración y
colectivamente. Además, va todo encadenado, porque si a mí me hacen un contrato de 4 horas trabajando 10
horas, esto es evasión fiscal y son cotizaciones que no se paga a la Seguridad Social y que repercute a las
pensiones. La empresa es la que está ganando con la ley laboral pues se hicieron las cosas para favorecer a las
empresas. Se fijaron tarifas planas a las empresas independientemente de lo que gane el trabajador... esto es
evasión fiscal, y esto ha sido ideado por el gobierno del PP y con esto hay que acabar y derogar la ley laboral.
Por tanto, es normal que la hucha de las pensiones se agotara... Cuando no entra dinero y solamente sale,
pues va mal todo y esto ha sido hecho por el Partido Popular.

9.- ¿Creen que las personas mayores son más activas que hace unas décadas, que ha habido un cambio de
actitud en ellas?

A nivel de actividad física, antes eran más activos, ahora son más activos intelectual y socialmente.
Hay que tener una conciencia de clase, que eso los gobiernos no te la van a dar... También estamos en el
Consejo de Envejecimiento Activo del Gobierno de la Generalitat. Un ejemplo: el Ayuntamiento hizo una fiesta
en el río y pretendían llevar a Ximo Rovira, música para bailar los pajaritos, para tenernos un poco
entretenidos, y dijimos que no, que nosotros queríamos una fiesta donde hubiese un envejecimiento activo
intelectual.

10.- ¿Qué les dirían a las personas mayores que no se involucran?:

Tenemos una teoría y es que los responsables de que una sociedad no cambie, no evolucionen, son
aquellas personas que son inactivas, las que pasan de todo. Hay que tomar posición sea la que sea. A los que
llaman la mayoría silenciosa, esos son verdaderamente los responsables de lo que pasa en la sociedad. Una
sociedad tiene que involucrarse, tiene que pensar. Y esos, los que dicen que no va conmigo, pero luego votan,
son los que permiten que al poder lleguen gobiernos, y pase lo que acaba de pasar... Deben de abrir los ojos
y darse cuenta de que la sociedad cambia con los pequeños pasos que cada uno pueda dar. Nuestra lucha no
es una lucha política, pero, el colectivo de Iai@flautas se está dedicando a los derechos sociales que estamos
perdiendo. En el colectivo de los Iai@flautas hay tanto del PP como del PSOE, de izquierdas como de derechas.
En una asamblea de los Iai@flautas, tu insignia política la tienes que dejar en la calle, tú entras como
Iai@flauta, no como miembro de tal o cual partido político. Ahora se ha evolucionado mucho, antes íbamos a
Madrid a la Coordinadora y ahora se hacen las reuniones por Skype, porque no tenemos medios económicos,
nos subvencionamos nosotros mismos con nuestras propias pensiones. Funcionamos digitalmente,
WhatsApp, ordenador, correo electrónico... La reunión es en Madrid y ya no vamos pues son 90€ cada vez,
pero todo esto no impide que esta coordinadora siga siendo asamblearia. No hay un presidente, no hay un
secretario. Aquí en la Comunidad Valenciana tenemos 16 organizaciones de Iai@flautas.

11.- A los jóvenes, ¿les dirían lo mismo que a los mayores?

Sí. Les diríamos que se muevan porque el mundo pertenece a los jóvenes. Nosotros como mayores
que somos hemos perdido el miedo, pero los jóvenes, son los que tienen que construirlo. El que piense que
en esta sociedad es libre está muy equivocado porque tiene sus formas de reprimir. Lo que ocurre es que
como mayores nos sentimos más libres y somos más radicales que cuando teníamos 20 años.

12.- ¿Qué percepción creen que tiene la sociedad de las personas mayores?

Ahora mismo, creemos que gracias a nuestra lucha nos tienen gran respeto pues ha cambiado la
concepción de la humanidad y sigue cambiando.

13.- ¿Creéis que las personas mayores pueden ser fuente de riqueza o son una carga para la sociedad?

Somos una carga porque tienen que pagar las pensiones, pasamos a ser no productivos para algunas
sociedades, pero si nos vamos, por ejemplo, a la sociedad griega o japonesa, los mayores son una riqueza de
experiencia, de sabiduría. Depende de la sociedad y en esta sociedad capitalista, somos una carga y no debería
ser así y menos en España. En la Comunidad Valenciana, 25.000 familias han estado viviendo de la pensión de
sus mayores y no solamente les han dado de comer. Se han ocupado de sus hijos, nietos, les han alojado en
sus viviendas y, por tanto, no debería ser así, pero la concepción que se tiene es que los mayores son una
carga, que cuestan dinero a la Seguridad Social. Físicamente, sí somos más una carga.

14.- ¿Creéis que existen negocios o empresas cuya principal clientela son las personas mayores?

Sí, por ejemplo, los hoteles en temporada baja, si no fuera por las personas mayores tendrían que
cerrar. También las compañías de seguros de salud, los bancos por la masa de dinero que representan las
pensiones y que son un bombón para ellos.

15.- Una persona mayor, cuya única fuente de ingresos sea la pensión de la Seguridad Social ¿puede ser una
fuente de riqueza para la sociedad?

Creemos que si no hubiese sido por las personas mayores, en España se habría pasado hambre.
Además de haber mantenido a los comercios con nuestras compras, un incremento de las pensiones sería un
incentivo para que la sociedad volviera a funcionar. Esta sociedad hubiese caído sin los pensionistas porque
no había dinero para gastar, solamente el de las pensiones. Por lo tanto, sí, creemos que los somos.

16.- ¿Qué mensaje o eslogan enviaríais a la sociedad sobre las personas mayores?

Nuestro eslogan desde hace 3 años es “Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”. Otro
eslogan sería: “La sanidad se defiende, la educación se defiende, las pensiones se defienden, gobierne quien
gobierne”. Tenemos una meta que es mejorar la sociedad venga quien venga, de izquierdas o de derechas.
Nosotros luchamos por una justicia social.
D. MARTÍN GARCÍA

Fecha y Lugar: El 14 de julio de 2018


en el Centro Cultural Octubre.

Entrevistado: D. MARTÍN GARCÍA.


Ya jubilado, forma parte de la
asociación de vecinos de su barrio,
El Carmen, y lleva a cabo un
proyecto de Cohousing por su
cuenta.

1.- Para conocer un poco más esta asociación, ¿podría decirnos cómo surge y cuál es su misión?

La asociación “Amigos de Carmen” surgió hará unos 40 años, a finales de la dictadura franquista, y
perdura hasta día de hoy. Está conformada por vecinos del barrio del Carmen, pero se puede apuntar
cualquiera que lo desee independientemente de donde viva. Su objetivo es la mejora del tipo y forma de
vida de los vecinos: que haya más colegios, más aparcamientos subterráneos, más jardines, menos polución
y tráfico... ya que el Carmen es un barrio muy turístico en el que muchas veces los ayuntamientos son
irrespetuosos con los derechos de los vecinos. La coordinadora de Ciutat Vella es la unión de las asociaciones
de vecinos de los 6 barrios que la conforman (El Carmen, Velluters, San Francesc, La Xerea, El Mercat y La
Seu), que se reúnen para resolver los problemas comunes, como pueden ser el ruido, los turistas o el poco
cuidado que se tiene con los restos de la muralla árabe, repartidos por todo el distrito. Además, ahora estoy
comenzando un proyecto que tengo planeado desde hace 10-15 años, una cooperativa sin ánimo de lucro de
cohousing, que haga viviendas para jóvenes y mayores, intergeneracionales, de 40-50 metros, en un solar
que nos ceda el Ayuntamiento para construir un edificio con viviendas de este tipo.

2.- ¿Qué significa cohousing?

El concepto del Cohousing, traducido, podría ser covivienda. Se trata de compartir con un grupo de
gente diversa un espacio común, una comunidad de casas privadas agrupadas y con un espacio público para
compartir. El concepto se originó en Dinamarca en los años 60 y desde hace unos años se está materializando
en España. Uno de los objetivos que hay detrás de estas coviviendas en relación con los jubilados es el lograr
un nuevo hogar en comunidad para así no depender de los hijos y nietos.

3.- ¿Cuándo y por qué decidió comenzar a participar en este tipo de movimientos?

Yo siempre he participado en todo lo que he podido. Comencé con la asociación de vecinos de Orriols
cuando vivía allí, y al mudarme al Carmen hace 20 años, me apunté a la correspondiente al barrio. Es mi estado
natural, no me planteo mi actividad personal de otra forma. Me gusta intentar cambiar las cosas.

4.- ¿Qué cantidad de participantes integran la asociación y cuál es su perfil?

El perfil de la asociación es vecinal, es decir, hay vecinos de derechas, de centro y de izquierdas,


además de cualquier edad, aunque la mayoría de los asistentes son mayores, ya no todos jubilados, pero sí
mayores. Los jóvenes suelen acudir más cuando algo realmente pica, como cuando acudimos a las
manifestaciones feministas, por ejemplo. Hemos pasado por momentos mejores, ya que la participación
digamos “militante”, es muy reducida. Ahora mismo seremos 10 o 15 personas participando asiduamente. Sin
embargo, cuando aprobamos propuestas y convocamos a los vecinos para llevarla a cabo, estamos en el orden
de unos 50-60. Ahora intentamos conseguir los números de teléfono para hacer un grupo de WhatsApp, que
nos permite dar información rápida, más que con carteles.

5.- ¿En qué tipo de acciones se han involucrado? ¿Cómo acostumbran a hacerlo?

Nosotros lo que siempre hacemos es convocar a los vecinos para hablar de un tema, y llevamos
preparadas distintas propuestas, como es salir a la Avenida del Oeste a recoger firmas quejándonos por la
contaminación, tanto atmosférica como acústica, hacemos una merienda seguida por una manifestación que
corta toda esta avenida hasta la calle Corona, escribimos cartas (aunque con resultados pobres), acudimos a
la prensa como Las Provincias, El Levante y Valencia Plaza, Radio, TV y Cadena Ser, y ahora estamos muy
ilusionados con A Punt, quien ya nos ha dedicado 3 programas, sobre los estercoleros que son los solares,
zonas de drogas y prostitución en Velluters y los “alquileres de borrachera” que llamamos nosotros.

6.- ¿Cuáles han sido sus logros hasta ahora?

Esa pregunta no se debe hacer nunca (se sonríe), porque no logramos nada... Hemos conseguido cosas
como que el Ayuntamiento cuente con nosotros cuando va a hacer un nuevo plan de movilidad, que los
vecinos vayan adquiriendo conciencia de movilización, es decir, de que si ellos no hacen nada, no les van a
regalar nada. Hemos conseguido disminuir enormemente el tráfico en El Carmen, prohibiendo el paso de
algunas calles, o haciendo otras de una sola dirección, hemos prohibido el aparcamiento en la zona de bus-
taxi, que era un auténtico desastre. Ahora estamos peleando para que se rehabilite la muralla árabe, ya que
lleva años sin ningún mantenimiento y lo máximo que se ha hecho con ella es ponerle lo que nosotros
llamamos “el burka”, que es una malla para evitar que si se cae una piedra le dé a alguien. También
mantenemos una importante lucha con los bares y restaurantes del barrio, pues tenemos intereses opuestos,
mientras que ellos quieren más sillas, mesas y tiempo de apertura, a los vecinos nos interesa todo lo contrario.

7.- ¿En qué acciones o proyectos se encuentran trabajando ahora?

Ahora mismo estamos en el que más nos va a costar: queremos autobuses de la EMT eléctricos y más
pequeños, que reemplacen a los actuales en Ciutat Vella. Hemos tomado nota de que los autobuses que llegan
llevan 12-14 personas como mucho, y suponen una contaminación innecesaria. Por lo que hemos propuesto
al Ayuntamiento que una vez los autobuses lleguen a la C/ Corona de Ciutat Vella, se den media vuelta y los
pasajeros que quieran entrar a Ciutat Vella cojan un autobús pequeño de 20- 25 plazas, que se mueva con
facilidad por las calles estrechas y no contamine. A parte de la muralla, también tenemos una pelea con la
plaza de Brujas, que ha visto reducido su tamaño para favorecer el tráfico y dónde ahora se quiere construir
una mini-estación de autobuses, cosa que nos parece un atentado, a la lógica, incluso. También estamos
trabajando contra las páginas web de alquileres de pisos, que hacen que se tripliquen los precios y están
destinados a ser alquileres de borracheras, que traen escándalo e incluso enfrentamientos de turistas y
vecinos. Así que, entre estos alquileres, la contaminación y el tráfico, es lo que más faena nos lleva.

8.- ¿Cuáles son los obstáculos o inconvenientes con los que suelen tropezar para lograr sus propósitos?

Que luchamos contra grupos empresariales contrarios, como los bares, restaurantes o empresas de
alquileres, que tienen intereses contrarios. El problema es que el Ayuntamiento quiere quedar bien con todos,
pero eso es imposible. Ahora van diciendo que nos han hecho caso, ya que han reducido los alquileres de pisos
de Ciutat Vella a las plantas bajas y primeras, pero si nos ponemos a contarlas son miles.

9.- ¿En qué beneficia esta asociación a la sociedad?

Que somos como el “Pepito Grillo” de la sociedad, que nos quejamos en el nombre de todos. Buscamos
el respeto de los derechos de los vecinos, el poder vivir bien. Pero nosotros no buscamos mejorar la sociedad
en su totalidad, buscamos mejorarla en Ciutat Vella, porque si ya se nos hace difícil mejorar las cosas en un
solo barrio, imagina si abarcáramos más. Aunque esto no quiere decir que no podamos apoyar y solidarizarnos
con otros barrios.

10.- Ya que conoce a los Iai@Flautas, ¿Por qué no ha decidido formar parte de esa organización?

Cuando me jubilé estuve a punto, de hecho, estuve en algunas concentraciones con ellos. Después
dejé de hacerlo porque los vi muy parcializados, muy dedicados a solo unas cosas, las necesidades de los
mayores, pero a mí me interesan las necesidades de los mayores, los jóvenes... Y eso me lo permitía más una
asociación de vecinos que los Iai@Flautas. Sin embargo, yo con ellos trabajo de maravilla, siempre vamos
juntos a las manifestaciones. No es un problema de rechazo, sino de preferencia. Ellos trabajan más de
manifestación en manifestación, yo soy más partidario de un trabaja diario en un entorno geográfico, cosa
que me resuelve mejor una asociación de vecinos.

11.- ¿Ha observado un cambio en las manifestaciones a lo largo de los años?

Sí. Durante años, en las manifestaciones hemos observado un envejecimiento total. Cada vez va
menos gente y más mayor. Sí que hemos visto que, en dos temas principales, la mujer y los jubilados, ha
habido un cambio increíble. La manifestación del 8-M fue algo para emocionarse, yo no había visto eso desde
hace años, esa junto con la de “La Manada”. Y las de los jubilados fueron bastante masivas, claramente en su
mayoría eran jubilados, pero en días en los que podía venir mucha gente como sábados venían muchos
jóvenes. Además, ahora con las redes sociales es muy fácil avisar a la gente, los jubilados no tanto, pero las
mujeres lo están haciendo con una fuerza que da gusto.

12.- ¿Cree que las Personas Mayores son más activas que hace unas décadas o ha apreciado un cambio de
actitud en ellas?

Creo que las personas mayores son más activas desde que ha surgido el problema de las pensiones.
Lo del 0’25% fue ya un insulto. Eso ha provocado un movimiento que ha hecho que mucha gente vuelva a salir
a las calles a manifestarse, viendo que les quitaban lo que ya tenían ganado.

13.- ¿Qué les diría a las Personas Mayores que no se involucran?, ¿Y a los jóvenes?

A los Mayores que si no se involucran después no pidan nada. Y a los jóvenes un tanto de lo mismo.
Los jóvenes estáis acostumbrados a que los derechos caigan del cielo, pero se consiguen por la pelea de un
colectivo durante muchos años. Pero cuando un derecho se consigue, se sigue luchando, y en los últimos 10
años, tanto jóvenes como jubilados hemos perdido mucho. En España, el 5% de la población se ha hecho más
rica que nunca durante la crisis, mientras que el resto se ha empobrecido. El que manda es el capital financiero,
que busca cuantos más beneficios mejor. Durante la crisis ha quitado derechos adquiridos para quedárselos
ellos, y eso es lo que está pasando diariamente. Por ejemplo, con los desahucios, los fondos buitre que
compran por 5 y venden por 20. A quienes solo les interesa ganar 15, les da igual que tú te tires por el balcón.
Eso antes no se podía hacer. Y por eso, a los que no se involucran les digo que aún les pasa poco, no son
capaces de defender lo suyo, y es que nadie nos lo regala.

14.- ¿Qué percepción cree que tiene la sociedad de las Personas Mayores, de valor o de carga?

Hemos pasado de ser una carga a ser un valor. Una pareja de 30 años, trabajadora y con hijos, necesita
del apoyo de los abuelos, que les cuide a los niños o que les dejen su casa para comer cuando se queden sin
la suya. Ahora tener un abuelo es un valor por necesidad, es un colchón. Desempeñamos un papel de apoyo.
El pensamiento de “qué bien viven los jubilados”, ha cambiado a “menos mal que tenemos a los jubilados”.

15.- ¿Cree que las Personas Mayores pueden ser fuente de riqueza, o por el contrario generan una carga y
un gasto para la sociedad?, ¿Por qué?
Yo creo que las personas mayores somos una fuente de riqueza. El gasto para la sociedad no existe.
Nos jubilamos para que pueda entrar otro, para un cambio generacional. Nosotros somos quienes
mantenemos la economía del país, la ley de la oferta y la demanda; somos los que más dinero gastamos en
España. Hay 1 millón de niños en pobreza extrema, lo que quiere decir que casi 3 millones de adultos están en
esa situación. El paro está altísimo hasta los 30 y pico, y a los 55 lo está de nuevo, de ahí que se esté empezando
a proponer instalar una renta universal, que permita a todas las personas consumir. Por ello, los jubilados
somos quienes movemos la economía, con nuestras pensiones.

16.- ¿Cree que existen negocios o empresas cuya principal clientela son las Personas Mayores? Si es así,
¿podría decirnos los que conozca?

Creo que no. Hay empresas sectoriales de edad, pero creo que no las hay para los mayores.

17.- Una Persona Mayor cuya única fuente de ingresos sea la pensión que recibe por parte de la Seguridad
Social, ¿puede ser fuente de riqueza social?, ¿Por qué?

Claro, pero tiene que gastarla, que ese es su fin. Si lo guarda no hace nada, pero hay que gastarla para
aportar al gasto general.

18.- ¿Qué mensaje enviaría a las personas mayores para motivarlas a participar?

Los derechos no se regalan, se conquistan, y una vez conquistados se mantienen. Las personas
mayores seremos mayores, pero no somos tontos. Si nosotros no nos defendemos, nos van a quitar lo nuestro.
Con el conocimiento que llevamos acumulado podemos buscar mejores soluciones.

19.- ¿Cree usted que las Personas Mayores son útiles o una carga?, ¿Por qué?

Las personas mayores son útiles. Y los muy mayores o discapacitados, no son carga, es que la sociedad
tiene que mantenerlas. Una persona mayor no es una carga, sino que es productiva, aunque ahora no lo sea
igual que antes.

20.- ¿De qué forma cree que pueden ser útiles las Personas Mayores a la sociedad?

Ayudando a las necesidades de la propia familia en crisis y sin trabajo. Creía que, aportando la
experiencia, pero he comprobado que a los adultos no les interesa, aunque se puede decir también,
aconsejando o dando tertulias.

21.- Como persona mayor, ¿Qué le pediría a la sociedad?

Respeto, confianza. Una mayor igualdad entre mayores hombres y mujeres. Que se hagan políticas
activas de trabajo para nosotros. Somos mayores, pero no estamos muertos.

D. VICENTE MARTÍNEZ

Fecha y lugar: Entrevista realizada el 10


de octubre de 2018 en el Casal de la
Pau

Entrevistado: D. VICENTE MARTÍNEZ. Es


voluntario en el Casal de la Pau y el
centro penitenciario de Picassent,
además de que ha realizado misiones en
India, Perú y Brasil. Todo ellos tras
jubilarse.
1. ¿Qué le motivó a realizar el voluntariado?

Siempre me he sentido satisfecho, a pasar de haber tenido que trabajar para llevar las familias adelante
soy un privilegiado, por lo que siento que estoy en deuda y que, de alguna manera, con mi tiempo, mi
dedicación, mis errores y aciertos, hago lo que debo hacer. Desde que me jubilé dedico casi todo mi tempo al
voluntariado.

2. ¿Cuál es el perfil de las personas que suelen recibir el beneficio de sus voluntariados?

Son presos de todas las prisiones de España, a quienes acogemos en el Casal según unas prioridades, que
son que sean enfermos crónicos terminales, enfermos sin apoyo familias, personas en vía de libertad
(condicionada, terceros grados o permisos) que no tengan donde pasar su temporada de libertad. Son
personas que, para mí, son las más excluidas. Una persona en libertad puede enfermar, pero estar en prisión
y enfermar es el doble de peor. Mi función es actuar de escucha, pues no tiene sentido acceder a estar en un
preso para ser tú quien hable.

3. ¿Cuál es su función en el voluntariado?

Dentro de prisión imparto clases de yoga todas las semanas, dos días en Picassent, otra en psiquiatría y
otra en un módulo de aislamiento de mujeres. Lo que ocurre es que las clases acaban transformándose en una
herramienta de conexión con el interno para trabajar los valores. Por eso preparo las clases entorno a un tema,
como la libertad, los apegos (mentales, efectivos, físicos…), la aceptación… Fuera de prisión mi trabajo lo
desarrollo aquí, en el Casal de la Pau, donde también imparto clases de yoga y trabajo en enfermería, actuando
como portavoz de los presos en los ingresos hospitalarios, acompañando a hospitales, de paseo… lo que
intento que no sea solo físico sino además actuar de escucha. También distribuyo medicamentos junto a otros
voluntarios.

4. ¿En qué otro tipo de acciones de voluntariado se ha estado involucrando a partir de jubilarse?

Yo me jubilé con casi 63 años, y lo primero que hice fue irme a India a trabajar en una leprosería, una
experiencia muy recomendable. Luego me fui en el 2016 a la selva de Perú durante dos meses, estando en
varias poblaciones pequeñas cerca de la selva de Brasil, y este año regresé, aunque espero volver el siguiente.
Mi trabajo era socio sanitario, y mi labor era localizar a personas mayores abandonadas por la familia, ya que
allí en el Amazonas los hijos acostumbran a casarse o migrar, dejando a los padres sin recursos y solos. Yo vi
que Caritas Austria estaba llevando a cabo un proyecto que trataba de ayudar a estas personas, me gustó y
me cogía esa oportunidad. Estuve en la población de Requena, en la región de Loreto, que es más grande que
toda Andalucía. Allí no hay ferrocarril ni carreteras, y los trayectos son por vía fluvial, viajes de 4-5 por bote.
Todo estaba regido por la orden Franciscana, vivía en la casa de Manos Unidas y nada, allí me dediqué al
cuidado de personas mayores.

5. ¿Cuáles son sus planes de futuro? (que actividades/movimientos le gustaría apoyar/seguir/verse


involucrado)

Siempre he tenido una filosofía que puede que sea un error, pero me ha ido bien hasta ahora. Yo en el
futuro pienso poco, lo que puedo hacer hoy lo hago, porque quizás mañana ya no pueda. Como mucho podría
decir que quiero volver a marcharme a Perú, pero esta vez más tiempo, siempre que la salud y mi mujer me
lo permitan. Mi mujer, por ejemplo, a pesar de estar también involucrada en voluntariados aquí en Valencia,
no se vendría. Y más proyectos no puedo decir porque no me queda más tiempo, ya muchas veces no me
puedo permitir llegar a todo lo que quiero hacer más allá del voluntariado, como es quedar con amigos.

6. ¿Qué beneficio cree que aporta a las personas con las que trabaja?
Pues más del que se aprecia. Imagina a una persona que se ha pasado 7-8 años en prisión, que no tiene a
nadie, no tiene quien le visite, que no sabe donde se encuentra. Pues de repente llega una persona que le
ayuda a sacarse un bono del metro, a completar un formulario del Ayuntamiento, a encontrar una calle… No
se tiene ni la más remota idea de lo perdido que está un preso al cumplir su condena. Son personas que incluso
llegan a padecer traumas, pasan de estar aislados a tenerlo todo abierto, y les resulta muy chocante. Por eso
nuestra acción es tan importante, porque es fundamental sentirse acompañado y escuchado, ya que nunca
han tenido quien los escuche. Además, un voluntario de prisiones tiene una tarea muy difícil, que es que al
llegar a la prisión no puede ver delitos, sino personas, cuya dignidad es lo más importante si quiere que su
labor sea efectiva.

7. ¿De qué forma cree usted que su labor como voluntario beneficia a la sociedad?

Hay un concepto que es la conciencia, y creo que una sociedad sin ella deja de ser sociedad. Nos dejamos
llevar por la comodidad y lo más doliente es que nos acostumbramos a la pérdida de conciencia, que es no ver
más allá de lo propio, y cuando se percibe la realidad casi es molesta. Por tanto, necesitamos potenciar la
conciencia, ya sea trabajando en lo mejor que sepas lo mejor que puedas, y si ese pequeño mensaje llega a la
sociedad, has tenido éxito.

8. ¿Cree que su participación como voluntario elimina puestos de trabajo?

Entiendo que no. Analizándolo bien, es posible que las acciones de voluntariado pudieran quitar puestos
de trabajo, pero un acompañamiento o una escucha como las que nosotros hacemos, un profesional no llega.
Nosotros damos tiempo de manera gratuita, porque queremos, y eso un profesional no lo puede hacer. Puede
que quitemos puestos de trabajo, pero sería insignificante. Si le quitara el puesto a un trabajador social, por
ejemplo, si que sería significante, pero nuestra acción consiste en cosas más personales, más cercanas. Cuando
las cosas se hacen por obligación acaban pesando, por voluntad se hace únicamente por generoso, por la
satisfacción que ayudar le va a crear. Y, de todas formas, el peso moral de la acción del voluntariado, creo yo
que es mayor que el económico.

9. ¿Podría contarnos alguna experiencia de voluntariado que le haya impactado?

Han sido muchos los que me han impactado. Posiblemente el más impactante fue el cuidado de gente con
lepra. Yo estuve en unos suburbios de Bangalore, y en la leprosería había una chica de 16 años con ambas
piernas recién amputadas, con principios de lepra facial y en los dedos. Hay fotogramas que nuca se pueden
olvidar. De aquí podría contar de moribundos, una persona que jamás ha permitido que la toquen que me
pida que le de la mano, es algo muy significativo y hay mucho factor humano. Esos instantes son complicados
y tremendamente dramáticos.

10. ¿Qué sector cree que se ofrece más al voluntariado: jóvenes o mayores? ¿Porqué?

No, creo que es de todos. Tienen que implicarse todos. Los jóvenes están comprometidos en algo que los
mayores ya no, que son los estudios, por lo que su labor es muy temporal, ya que no tienen mucho tiempo.
Pero la ventaja que tenemos las personas mayores es la cantidad de tiempo de la que disponemos, y por esos
se puede consolidar el voluntariado. Sin embargo, a pesar de que el joven no tenga tiempo, al menos si debe
de estar abierto y tener conciencia. Si uno comienza a hacer costra sobre la conciencia cuando es joven,
cuando sea mayor ni tan siquiera la tendrá. Y esto no puede pasar porque los problemas siguen ocurriendo, y
necesitan de gente dispuesta a solucionarlos.

11. ¿Cuáles son los factores de los que depende que una persona mayor sea más o menos activa?
(Exceptuando el estado de salud)
Depende de la conciencia que tenga. Si tengo conciencia de que hay gente presa que necesita de ayuda,
de que hay cada vez más indigentes, catástrofes naturales que arruinan a miles de personas, etc. no me puedo
quedar con los brazos cruzados. No me gusta enjuiciar, por lo que puedo decir que se puede tener conciencia,
pero no implicación, no se meten.

12. ¿Qué características debe reunir una persona mayor para poder realizar voluntariado?

En principio empatía, ya que así tendrá las puertas abiertas. Debe ser abierto, escuchador, ya que los
voluntarios solemos emocionarnos y empezar a hablar sin parar, y esa no es nuestra función, debe de tener
capacidad de que no le afecte demasiado todo lo que vive a lo largo del día, sino no podría seguir adelante
con el proyecto mucho tiempo, paciente, no ser entrometido y no dar consejos, pues no es quien para hacerlo.
Además, necesita cualidades físicas que le permitan realizar la actividad.

13. En las encuestas que realizamos en nuestro barrio a la población mayor, fueron muchos quienes nos
dijeron que ayudaban a ONG o asociaciones con aportes económicos, pero muy pocos mediante el
voluntariado, ¿cree que se debe a una falta de oportunidades o de voluntad/interés?

Diría que de una falta de interés, al final todo depende del grado de conciencia que tenga uno. Al margen
de que una persona esté físicamente activa o no, involucrarse socialmente va aparte, porque para no darse
cuenta de lo que pasa en el mundo: hambrunas, guerras… hay que estar muy ciego. Hay ambientes en los que
no se puede hablar de ciertos temas, como es la pobreza, las prisiones…, ya que molesta a los que tienes al
lado, les incomoda.

14. ¿Qué mensaje mandaría a las personas mayores que no se ofrecen como voluntarios para que
comiencen a hacerlo?

Que se animen. Posiblemente no tendría capacidad de argumentación para convencerlos, pero la mejor
manera para hacerlo sería invitarles a venir, a probarlo. Entonces, al darse el golpe, al sentir el dolor,
reaccionaría.

15. ¿Qué opinión cree que tiene la sociedad respecto a las personas mayores?

Hay de todo. Hay gente que opina que es mayor y molesta, de ahí las residencias. La sociedad ha cambiado
y ya no se tiene el concepto de familia que había antes en la que los abuelos vivían en tu misma casa. Y hay
que entender que los mayores hemos trabajado muchísimo, desde los 14 años hemos trabajado muchos a
pesar de que ya no hemos vivido en la posguerra. Por eso, porque hemos trabajado como burros, hay que
dejarnos, por fin, descansar.

16. Al margen del voluntariado ¿qué otras cosas cree usted que pueden aportar las Personas Mayores a la
sociedad?

Hoy día un mayor, tal y como está la sociedad, tienen gran valor. Gracias a ellos muchas familias pasan, ya
sea por ayuda económica o por apoyo familiar, y por eso su apoyo es primordial hoy en día. Se les encarga
como obligación, haciendo que sea una carga, pero lo hacemos porque queremos y sabemos que así
ayudamos.

17. ¿Qué le pediría a la sociedad en relación con las personas mayores?

Simplemente dos cosas, respeto y reconocimiento. Podemos deshojar esas dos cosas, pero nosotros
hemos trabajado mucho y nos lo merecemos. La sociedad debe reconocer nuestro esfuerzo en esas épocas
nada fáciles

18. ¿Cree que las Personas Mayores son una carga o un valor? ¿Por qué?
Son un valor. En principio, la persona lo es hasta que se muere. Por eso, el amor, el calor, el cariño… es
algo que los mayores dan y hay que reconocerles y devolverles. Yo nunca me llevé tan bien como habría
querido con mi padre, y durante sus últimos años nuestra relación fue de lo más cordial, en los que más afecto
le di. Por eso a una persona mayor hay que devolverle todo en forma de cariño ahora, que es cuando más lo
necesita. Además, yo seré una carga cuando ya no tenga capacidad de autogestionarme. Pero una persona
nunca puede ser una carga por el simple hecho de ser persona.

D. CEFERINO ROMERO Y DÑA. DOLORES MÍNGUEZ

Fecha y Lugar: El 28 de octubre de 2018 en la


Residencia Asistida de Personas Mayores de San
Antonio de Benagéber.

Entrevistados: D. CEFERINO ROMERO GARCÍA


(85 años) y Dña. DOLORES MINGUEZ MARCO (90
años). Residentes de la residencia Lares de San
Antonio de Benagéber, han participado en un
programa de voluntariado llamado “Charlas con
Corazón”

1. La primera pregunta que nos gustaría que nos respondieran para poder conocerlos un poco mejor es
¿quiénes sois, a qué os dedicasteis en vuestra vida y qué habéis hecho a partir de la edad de jubilación?
Dolores: Bueno yo no estudié en la universidad, solamente hice los estudios primarios y no he estudiado
nada más. Me he dedicado a las labores de la casa. Yo era la pequeña de tres hermanos y cuidé a mis padres
mayores y luego también a unos sobrinos ya que mi cuñada falleció. Ya más mayor me rompí una cadera e
ingresé de forma privada en la residencia Ballesol. Tuvimos que vender mi casa, que también era de mi
hermano, para poder pagar la residencia que costaba 2000 €. Allí estuve durante cuatro años hasta que luego
ya se me concedió la plaza pública en esta residencia en la que estoy. Cuando me rompí la cadera aprendí que
hay que tomarse las cosas según como vienen. No hay que perder el ánimo e intentar hacer las cosas siempre
según vienen. Esa es mi forma de pensar.
Ceferino: Bueno yo no oigo muy bien, pero yo os voy a explicar porque estoy yo en esta residencia. Estoy
porque mi mujer tuvo dos Ictus y yo me hacía cargo de sus cuidados, pero llegó un momento en que yo no
podía más, me fastidié la espalda. Entonces fueron a visitarnos unas trabajadoras sociales y nos propusieron
el ingreso en una residencia. Yo lo tenía claro. Quería ir donde fuera mi mujer. Y bueno aquí es donde estamos
ahora haciendo la vida.

2. ¿Cómo surge el proyecto de “charlas con corazón”?


Ceferino: Pues vinieron unas chicas de Chile y me conectaron con ellas y la responsable del proyecto me
transmitía lo que decían las chicas y yo les contestaba y ahí en fin como podíamos nos íbamos defendiendo.
Luego vinieron a la residencia a visitarnos y las conocimos personalmente.
Dolores: Yo solo me apunté, pero no he llegado a participar en el programa porque me asignaron a una
chica que finalmente cambió su destino a otro lugar.

3. ¿Qué dificultades encontraron para poder realizar esta actividad?


Ceferino: Mi dificultad es que no puedo oír bien, pero la responsable del programa me ayudó y realmente
no hubo dificultades pues la chica hablaba también el mismo idioma.
4. ¿Y con el uso del ordenador, tuvo algún problema?
Ceferino: no tuve ningún problema con el ordenador porque la responsable del programa era la que lo
conectaba y yo solamente tenía que ponerme en comunicación con la chica.

5. ¿Cuál era el fin de este programa?


Dolores: El fin era ayudarles porque ellas tenían que venir aquí a España, a Valencia y querían tener una
idea de dónde venían. Luego también como ya ha dicho Ceferino vinieron a visitarnos.

6. ¿Qué les motivó a participar?


Ceferino: Bueno realmente porque la responsable del programa me lo preguntó y me dijo que yo lo podría
hacer muy bien. Simplemente era por hacer una actividad.

7. ¿Creen que faltan más iniciativas del tipo de “Charlas con Corazón” para facilitar el contacto
intergeneracional?
Dolores: Si claro, si son actividades en las que podemos participar, claro que nos gustaría, porque ahora
pues nos entretenemos en jugar al dominó o en hacer punto y así se nos pasa la tarde.
Ceferino: Bueno realmente aquí, hay muchas actividades como por ejemplo bingo, dominó, nos ponen
música …ya hay muchas actividades.
8. ¿Cómo se sintió cuando realizó esta actividad? ¿Qué le ha aportado a usted?
Ceferino: Pues me hizo sentir bien, era una chica que se sentía muy segura con lo que quería y quería
ayudar a las personas discapacitadas.

9. ¿Es una actividad que usted recomendaría?


Ceferino: Claro que sí porque siempre se aprende algo nuevo.

10. ¿Cree que este tipo de actividades les mantiene más sanos física y psicológicamente?
Ceferino: si claro, precisamente sirven para estar ocupados no estar pensando en por qué estoy yo aquí,
en lo que me ha pasado…

11. ¿Han participado en algún otro voluntariado que no sea éste?


Dolores: Bueno a mí me encargaron en la residencia, porque siempre se rezaba el rosario, a que yo
siempre empezara a rezarlo junto con un grupo de residentes, pero bueno yo no he participado en hacer otro
voluntariado fuera, cuando yo no estaba aquí. Sí que vienen de fuera a ayudar por ejemplo a dar de comer a
los que no pueden hacerlo solos y se les da unas instrucciones por ejemplo de higiene…

12. ¿Ha participado en algún voluntariado a partir de la edad de jubilación?


Ceferino: Bueno voluntariado en sí que yo haya hecho no. Sí que me dedicado durante un año, a ser el
cuidador de mi mujer cuando sufrió el primer ictus porque ella todavía tenía una cierta autonomía, pero ya
con el segundo ictus ya tuvimos que venir a la residencia porque ella quedó en una situación de más
necesidades que yo no podía facilitarle.

13. ¿Qué condiciones consideran ustedes que debe tener una persona para poder realizar un voluntariado?
Ceferino: Lo principal es que le guste y que tenga ese sentimiento de hacer esas cosas porque si no le
gusta es imposible.
Dolores: Yo lo único que hecho de voluntaria es cuidar a mi familia, primero a mis padres, luego a un
hermano que tenía soltero como yo, y también a mis sobrinos. Todo lo que hecho ha sido en casa. Luego aquí,
por mi estado, lo único que puedo hacer es si veo a alguna persona que está mal lo que hago es darle mucho
ánimo, comprenderla, si está enfadada o agresiva, como ocurre con una señora que está aquí que está
enferma con demencia.
Ceferino: Me gusta lo que estáis diciéndole porque, aunque veamos personas que parece que sean un
trasto, que ya no sirven para nada, siempre hay que darles cariño porque no sabemos hasta qué punto pueden
llegar a comprender esas carencias que les estás dando.

14. ¿Qué mensaje les mandaría a las personas que no se involucra en ninguna acción solidaria o de
voluntariado?
Ceferino: Yo pienso que para que lo hagan deben tener sentimiento y tienen que vivir un poco las
circunstancias para que puedan comprender qué es lo que pueden hacer.

15. ¿Qué opinión creen que tiene la sociedad respecto a las personas mayores?
Ceferino: Hombre aquí te das cuenta de que no es lo que yo pensaba a veces. Se demuestra que no todo
el mundo pasa de las personas mayores, que sí que hay muchas personas jóvenes que tienen interés por las
personas mayores y se preocupan por nosotros.
Dolores: Yo pienso un poco como Ceferino, pero en general, no lo sé. Muchas veces la política pone
muchas trabas. Por ejemplo, yo estaba en la cartilla de Seguridad Social de mis padres. Cuando ellos
fallecieron, mi hermano me tuvo que poner en su cartilla de Seguridad Social, pero llegó un momento en que
me sacaron y entonces mi hermano tuvo que hacerme un seguro privado porque yo no tenía asistencia
sanitaria ya que no había trabajado nunca. Pero bueno de todo hay. Hay gente que se preocupa de los mayores
y hace lo que puede.

16. ¿Además del voluntariado, que otras cosas cree que puede aportar las personas mayores a la sociedad?
Ceferino: Bueno cuando ya estamos en esta situación, poco podemos aportar. Yo muchas veces así un
poco en broma digo… ¿pero aquí que es lo que pasa que cada vez ingresan las personas en peores
circunstancias, más deteriorados? Y bueno las personas mayores que estén en su casa como mínimo lo que
puede aportar es afecto a sus familiares.
Dolores: Las personas mayores que están bien pueden aportar más cosas, pero los que están mal pues
realmente no se enteran de nada.

17. ¿Creen que hay alguna edad en la que una persona pase a ser una carga?
Ceferino: Está claro que, a una determinada edad, una persona es una carga porque puede ocurrir que la
familia esté trabajando, porque ahora todos trabajan Y entonces al no valerse por sí misma necesitan ir a las
residencias, pero no es que los tiren como alguna gente piensa sino simplemente es que no pueden atenderles.

18. ¿Creen que una persona que está en una residencia puede suponer una carga?
Ceferino: Hombre pues no. Por qué en la residencia pagas según la pensión que te ha quedado y te dejan
una cantidad muy pequeña para tus gastos personales. Entonces para la familia yo no le veo que sea ninguna
carga.
Dolores: Bueno yo opino un poco como dice Ceferino. Yo tengo una pensión por haber estado cuidando
a mi hermano y de esa cantidad siempre te dejan una cantidad para gastos personales, aunque mi familia
siempre quiere comprarme aquello que pueda necesitar como el champú el gel o cualquier otra cosa que
pueda necesitar.

19. ¿Qué opinan de las residencias?


Ceferino: Yo puedo opinar de esta residencia que es la que conozco y tengo una opinión bastante
satisfactoria. Por ejemplo, la ubicación, está en el pueblo sin llegar a estar en el pueblo. También hay un jardín,
por la parte de fuera tiene pinos, limoneros o sea que es precioso y luego sobre todo el trato es maravilloso.
En general no hay para quejarse. La comida, por ejemplo, está muy controlada porque yo cuando entré aquí
tenía colesterol y al poco tiempo como hacen análisis cada seis meses pues me tuvieron que quitar las pastillas
porque ya no había colesterol. Luego el Personal es maravilloso. Hay también un gimnasio que es estupendo
y al que yo debería ir más. Antes iban más personas, pero lo que estábamos hablando, cada vez están más
desgastados. También hacemos excursiones, vamos a la playa, vamos a tomar horchata a Alboraya, vamos a
Llíria a tomar pizza... se interesan por que salgamos un poco, aunque cada vez hay menos personas activas y
de eso no tiene la culpa nadie.
Dolores: También esta residencia tiene mucha luz y en verano también hacen el día de la familia y hacen
comida fuera para todos y podemos invitar a cinco personas Y se paga un euro por cada persona, pero que
eso no es nada. También nos sacan por ejemplo a Ribarroja a comer. Vamos primero a misa y luego nos dan
los bocadillos. Este año, por ejemplo, la horchata la hemos tomado en la plaza del pueblo. También hacen rifas
y ahí rifan pues paletillas, latas de conserva, botellas de vino...

20. ¿Consideran que al vivir en una residencia están aislados de lo que ocurre fuera?
Ceferino: Hombre aquellos que están peor pues no pueden salir fuera yo aún salgo y compro la primitiva,
nos traen el periódico todos los días, también viene algún amigo y te comenta y bueno tengo algún contacto.
Dolores: También está la televisión y cada uno ve lo que quiere, yo por ejemplo me gusta ver los deportes.
¿Suelen debatir de política entre ustedes?
Ceferino: Yo sí. Cuando viene mi amigo, que viene a verme los martes, ya le digo... “venga a contarme
algo” y siempre le saco algo por qué no puedo ver la tele por qué no oigo bien.
¿Y usan Internet?
Dolores: Yo sí. Tengo una tablet y ahí puedo mandar mensajes, puedo hacer fotografías o ver las
fotos de mi familia. Y puedo escribirles. También mando correos a diferentes personas y me contestan, les
mando cosas y ellas también a mí. La suelo utilizar los domingos, porque el resto de los días de la semana ya
tenemos una marcha de actividades.

21. ¿Hay algo que echan en falta en la residencia?


Ceferino: Bueno pues cuando se marcha definitivamente algún compañero, pero eso es ley de vida y ya te
acostumbras.
Dolores: Yo creo que aquí debería de trabajar más gente, aunque las chicas dicen que ellas se apañan bien
así.

22. ¿Creen que el gobierno pone suficientes atenciones a disposición de los ancianos y de la residencia?
Ceferino: En esto habría mucho que decir. Lo que yo más crítico es que se entretienen en pelearse unos y
otros y en criticarse y no se ocupan de lo que tienen que hacer, que es ocuparse de las personas y al final va
como va, pero bueno... algo hacen.

23. Una persona que vive en una residencia ¿De qué forma creen que está contribuyendo al crecimiento
económico del país?
Ceferino: Bueno yo no creo que sea tanto el perjuicio que hagamos a la sociedad en relación al gasto si las
cosas se hacen bien porque además durante muchos años hemos trabajado y hemos dado lo que cada uno ha
podido para que ahora sea atendida. Al mismo tiempo damos también trabajo porque, por ejemplo, aquí entre
todo el personal pueden haber 35 ó 36 personas las que están trabajando y cada persona es una familia. Luego
entonces, fíjate tú a cuantas familias les damos de comer y eso lo pagamos entre todos. Lo paga el estado,
pero nosotros también contribuimos en su momento.
Dolores: Yo opino como Ceferino porque, por ejemplo, aquí había una chica que se puso de baja por un
problema en la pierna y tuvieron que sustituirla por otra persona entonces aquella está percibiendo un dinero
y la nueva contratación también y esa situación está dando de comer a esas dos familias.

24. ¿Creen que existen otras alternativas válidas a una residencia?


Ceferino: Yo creo que ya está bastante pensado, se llame como se llame, un centro donde se acojan a las
personas. Lo importante es acoger a esas personas porque es ley de vida.
Dolores: Bueno yo desconozco si hay otros tipos de centros.

25. ¿De qué forma creen que se puede poner en valor a una persona mayor?
Dolores: Pues, por ejemplo, respetándoles, haciéndoles más visible en los medios de comunicación…
Ceferino: Dar valor a lo que han hecho a lo largo de su vida porque ahora estar en esta situación ya poco
podemos hacer.

26. ¿Qué le pedirían a la sociedad en relación con las personas mayores?


Dolores: Pues que nos respeten porque una persona para ayudar debería de tener respeto al resto de
personas
Ceferino: Pues que se preocupen por las personas mayores, es lo único que queremos, y que cada vez se
vayan incrementando más las ayudas.

27. ¿Creen que las personas mayores son útiles o una carga?
Dolores: Yo creo que una persona mayor hasta que llegue el día de marcharse, por mi familia y por lo que
me dicen, no considero que yo sea una carga, es más ,ellos quisieran que yo pudiera estar más tiempo con
ellos, pero ellos tienen también sus responsabilidades y tienen que disfrutar de la vida y yo aquí en la
residencia estoy bien atendida, nos llamamos y vienen continuamente a verme yo para ellos yo no soy una
carga y para mí pues me encuentro aquí, feliz y bien.
Ceferino: Si somos útiles, solamente ya por tener la historia que tenemos cada uno y haber dado todo lo
que hemos dado a nuestros hijos y descendientes.

DÑA. CONCHA GARCÍA

Fecha y lugar: 30 de octubre de 2018 en la


cafetería Tonet i Roseta

Entrevistada: Dña. CONCHA GARCÍA. A sus 88


años, realiza obras hiperrealistas con la aplicación
Paint y las comparte en su cuenta de Instagram,
en la cual cuenta con más de 240 mil sguidores.
1. Aspectos generales de su vida ¿Cuál ha sido su trabajo?

Ya muy joven comencé a trabajar en una casa de fotografía, donde conocí a mi marido. Nos casamos y
abrimos nuestra propia tienda de fotografía, que cerramos cuando él se hizo mayor. A partir de la jubilación,
me dediqué a cuidar de mi casa y mi familia, sobre todo de mi marido, ya que estaba enfermo y lo necesitaba.

¿Ha participado en algún tipo de voluntariado?

Tengo 5 hijos y 8 nietos, y entre todos ellos poco tiempo libre me ha quedado.

2. Usted ha sido conocida gracias a las redes sociales, donde ha compartido sus obras realizadas con la
aplicación Paint, ¿cómo surge en usted esa vocación artística?

Yo en la Universidad Popular iba a pintura y escritura, y allí comencé a aprender a pintar. En casa no podía
pintar con pinturas dado el fuerte olor del óleo que molestaba a mi mi marido por estar enfermo, pero mis
hijos me regalaron un ordenador para que pintara en él. Así que me lo llevaron a casa y comencé a dibujar que
si una casita, unos arbolitos… me gustaba y me aficioné. Sin embargo, los dibujos que se ven ahora en mis
redes han estado 12 años en mi ordenador, yo no os veía para publicar ni nada, simplemente para
entretenerme. Pero una de mis nietas lo vio y me dijo que le gustaría que lo compartiera, que lo vieran sus
amigos, que tenía mucho valor… Así que me abrieron una cuenta en Instagram y desde entonces ahí he estado
compartiendo cosas.

3. En Internet sele designa como una artista de la posguerra. ¿No se le ha ocurrido publicar un dibujo que
retrate aquel momento?

No, porque yo en la Guerra era muy pequeña, y durante la posguerra comencé a trabajar a los 16 años,
cosa que no he parado de hacer desde que me casé. He estado en casa trabajando, nacieron mis hijos…

4. ¿Qué opina de las redes sociales? ¿Cómo cree que los Mayores se pueden beneficiar del uso de Internet,
de las redes sociales…?

Que me encantan. Me encantan, pero según qué, porque me sabe mal decirlo, pero lo encuentro lleno de
cotilleo. No me agrada subir fotos mías por esta razón. A mí me parece muy útil para nosotros. Yo ya no podría
pasar sin él. Con Internet llevo las cuentas del banco, de casa, lo del médico… Ahora que me falla más la
memoria doy gracias a que tengo un ordenador que me ayuda a organizarme. Sin embargo, de todas mis
amigas, que van conmigo a clase y tienen 20 años menos que yo, ninguna toca el móvil, ni el ordenador… A
pesar de que yo lo considero realmente útil. También es verdad que yo estuve muchos años en casa cuidando
de mi marido, y al tener tal cantidad de tiempo libre, pude aprender y hacerme a las tecnologías. Quizás si
hubiera continuado saliendo con mis amigas y no habría comenzado a usarlas nunca.

5. Para poder usar el ordenador, ¿ha necesitado algún tipo de información o ayuda?

Sí, desde luego he necesitado mucha ayuda. Cualquier duda que tengo me la aclaran mis nietas, me
apuntan las cosas más difíciles en una libreta y así puedo apañarme cuando estoy sola. No he tenido una
preparación como tal, pero mi familia me ha enseñado. Al principio no entraba a las redes sociales, solo hacía
los dibujos, escribía mis memorias para entretenerme, lo usaba para organizar las visitas del médico, saber las
rutas de los autobuses… cosas cuotidianas. Pero desde que comencé a usar las redes sociales está claro que
lo uso mucho más

6. ¿Qué capacidades cree que son necesarias para realizar esta actividad?

Yo creo que lo podría hacer cualquier persona, depende más de tener paciencia y ser constante. No es lo
mismo dibujar con el ratón que con un pincel o un lápiz. Para mí no es más difícil pintar con el ratón, de hecho,
me han propuesto varias veces usar una Tablet o cosas parecidas, pero yo me siento cómoda con el ratón. Sin
embargo, puedo entender que para otros puede resultar más difícil dibujar con el ratón.

7. ¿De qué manera cree usted que contribuye a la sociedad al hacer esta actividad?

Si te soy sincera, creo que yo estoy al margen, que me llevan las redes, ya que no tengo un plan. Lo único
que hago es realizar los cuadros con un ordenador y publicarlo por gusto.

8. ¿Qué opina sobre la opinión de que las personas mayores tienen mucha más dificultad a la hora de
aprender cosas nuevas?

Que es cierto, tenemos mucha más dificultad. Se nos olvida y el trabajo es más difícil. Yo hablo por mí,
quizás una persona de mi edad tendrá otra dificultad.

-Entonces, ¿cree que se debería de valorar más que las Personas mayores sean capaces de desempeñar
ciertas actividades antes que tras más jóvenes?

Puede que sí.

9. ¿Qué opina sobre la brecha intergeneracional tecnológica?

Pues que vosotros habéis nacido con ellos, ya desde bebés habéis andado con aparatos que yo no sabría
usar. Por eso lo encontráis muy sencillo, pero nosotros lo encontramos muy complicado. Vosotros os metéis
al ordenador y lo que no sabéis hacer lo aprendéis rápidamente. Pero a mí eso me cuesta horrores; solo entrar
me cuesta mucho. A mis amigas estoy harta de proponerles que aprendan, de hecho, tenemos informática en
la Universidad Popular, pero no va mucha gente. Lo que ocurre es que se aprenden cosas muy básicas, pero
hay un ordenador para cada 8 personas sin alguien que les atienda. Y así no me gusta. Hice un cursillo hace
muchos años, pero lo dejamos estar porque yo no tenía ordenador, y si en el futuro tenía uno ya aprendería.

10. ¿Cómo cree que invertir en las Personas mayores puede ayudar a la economía social?

Depende de que punto de vista se mire. Invertir en clases o actividades para ancianos puede crear muchos
puestos de trabajo. Las residencias no me gustan, es más, me dan vergüenza ajena. Tal vez sea por mí, pero
no entiendo el estilo de vida de las residencias.

11. ¿Cree que la formación que se da actualmente en la Escuela de Adultos es suficiente o, por el contrario,
que se podría ampliar?

Claro que se puede ampliar. Nosotros ahora mismo no tenemos profesora de Cultura General, aun que
hemos tenido durante años; se ha jubilado y no ha venido ningún sustituto, vamos que ahí se está perdiendo
un puesto de trabajo que mucha gente joven está esperando para llenar. Además, ahora tenemos la suerte de
que la matrícula es por Internet, pero cuando no lo era, hacíamos cola toda la noche acampando con sillas, ya
que el cupo que admiten era muy pequeño y se quedan en lista de espera mucha gente. Y es que la gente que
quiere aprender ya sea pintura u otra asignatura, pero muchos no entran o se quedan esperando a salir
seleccionados en un sorteo. Al igual, yo he conseguido plaza, pero o puedo ir a Cultura General porque no hay
profesor, y me he tenido que apuntar a Cultura Valencia por poder tener una clase parecida, aunque la
dinámica de la clase no me guste.

La formación, por ejemplo, de Cultura General, es hacer actividades como ir al teatro, a exposiciones, a
museos… al igual que dábamos clases en las que hacíamos ejercicios como dictados, de memoria, cosas que
la profesora hacía según nuestras preferencias.

- ¿Qué otras clases cree que serían buenas para ayudar al envejecimiento activo?
Pues faltan muchas, además de que faltan muchos profesores, que no se reemplazan por unos nuevos. Hay
gimnasia, inglés, pero hay pocas clases.

12. ¿Cree que sería necesario fomentar el aprendizaje en las Personas Mayores, incluso en los medios de
comunicación?

Para mí sí. Pero no sé lo que pensarán otros. Muchos, cuando se hacen mayores, tienen nietos que cuidar,
otras cosas que atender… no les queda tiempo. Hay otros que lo prueban, no les agrada y lo dejan a las pocas
semanas.

13. ¿Qué opina de aquellas personas que tras la jubilación comienzan estudios universitarios?

Pues maravilloso. De hecho, mi hijo se ha jubilado y ha comenzado a ir a la universidad, ya que antes no


tuvo la oportunidad de ir. No sé si es presencial o como un alumno más.

- ¿No cree que el hecho de que haya Personas Mayores ocupando una plaza universitaria pueda suponer
incluso un gasto, pues esos conocimientos no van a revertir de ninguna forma en la economía?

Quizás, mirándolo así, pueda suponer un gasto.

14. ¿Qué características cree que ha de tener una Persona Mayor para llevar a cabo este tipo de actividades?

Imagino que será carácter, tiempo, más o menos energía... cuando se es joven uno puede que tenga
obligaciones cómo aportar dinero a casa o cuidar a los hijos, pero cuando se es mayor y se tienen ganas de
aprender cómo tengo yo, que me gusta, lo busco. A pesar de que muchas personas mayores que no quieren
salir más allá del ocio, pero hay otros tantos que sí que nos movemos y realizamos actividades interesantes.

15. ¿De qué forma puede una persona mayor aportar a su entorno?

En casa puede ayudar mucho, los padres trabajan y recurren a los abuelos para que los cuiden. A la
sociedad no lo sé, pero dependerá de la persona, de su estado de salud, su grado de conocimientos y
experiencia... pueden enseñar muchas cosas, pero depende de cada caso.

16. ¿Qué circunstancias cree que deberían darse en una persona Mayor para considerarla una carga?

Pues si se tiene una enfermedad puede considerarse "carga", necesitan a alguien pendiente de ellos. Si ya
no pueden cuidarse por sí mismos los hijos tienen que cuidarle por mucho que no quiera

17. ¿Cree que su edad es el factor al que se debe su éxito en las redes sociales?

Todo esto de Instagram, si no fuera por la edad que tengo, no habría existido. Los seguidores son jóvenes
y lo que más les llama la atención es mi edad, a pesar de que mis hijos me digan que no.

18. ¿Qué opinión cree que tiene la sociedad sobre las personas mayores? Quizás algo como relacionar
determinadas actividades con los ancianos.

Creo que eso es como pasaba con las mujeres, estaban unidas a las tareas de la casa y fuera de eso no se
les veía, aunque ahora estén cambiando las cosas. Al igual veo que de esto os dais cuenta vosotras, pero no
hay mucha gente que se pare a pensarlo. Las personas mayores pueden aportar siempre dependiendo del
grado de formación de cada uno. Un catedrático muy mayor puede aportar a pesar de su edad. Pero de todas
formas hay mucha gente que por ser uno mayor ya cree que no sabe nada, que no podrían enseñar nada útil
ahora.

19. ¿Qué cree que pueden aportar las Personas Mayores a la sociedad?
En casa pueden ayudar mucho, con los niños o las personas enfermas, ya que los jóvenes no tienen tiempo
porque trabajan. Diría la experiencia, pero creo que no se quiere.

20. ¿Qué le pediría a la sociedad en relación con las Personas Mayores?

Pues le pediría que presten más atención a la Universidad Popular, porque a pesar de que seamos muchos
los interesados no obtenemos todas las atenciones que merece el centro.

21. ¿Considera que las personas Mayores son un valor o una carga?

Eso depende de cada caso. Si se está enfermo, tiene un carácter difícil o tiene alguna discapacidad, está
claro que puede suponer una carga. Yo he tenido a mí madre en casa y la he cuidado durante muchos años,
pero no la entendí como una carga a pesar de que me quitaba mucha libertad. Si hubiera sido alguien
desconocido que me pagaba quizás lo habría visto de otra manera.

DR. JORGE MARTÍNEZ

Fecha y Lugar: El 28 de octubre de 2018 en


el Hospital Arnau de Vilanova.

Entrevistado: DR. JORGE MARTINEZ El Dr.


Jorge Martínez ejerce su profesión como
psiquiatra geriatra en el Hospital Arnau de
Vilanova, perteneciente a la red pública de
atención especializada de centros del
Servicio Valenciano de Salud.

1.- ¿Qué es un psiquiatra geriatra?

Un psiquiatra o psiquiatra geriatra es un psiquiatra que ha hecho su formación en psiquiatría general


y luego se especializa en la psiquiatría de personas mayores igual que, hay psiquiatras que se especializan en
la psiquiatría infantil. Lo que ocurre es que en España no está reglada la psiquiatría geriátrica, cada uno se
forma a través de másteres y cursos. Hay una formación en el MIR, pero no una psiquiatría geriátrica.

2.- ¿A partir de qué edad se comienza a acudir al psiquiatra geriatra y si esta ha aumentado en los últimos
años con el envejecimiento?

Bueno, siempre se ha puesto la barrera a los 65 años, pero los 65 años de hace 20 o 30 años no
corresponden con los 65 actuales. Antes, a los 65 años se era un anciano, ahora los ves en el parque corriendo,
bailando, de vacaciones... ha cambiado mucho. Yo creo que es a partir sobre todo de los 75 años.

3.- ¿Cuáles son las patologías geriátricas más frecuentes que atiende un psiquiatra geriatra?

Pues fundamentalmente los cuadros depresivos y los cuadros de deterioro cognitivo asociado al
envejecimiento, ya sea por demencias degenerativas primarias, demencias vasculares, también depresiones
asociadas a la enfermedad de Parkinson y también las personas mayores que han tenido trastornos mentales
a lo largo de su vida, tenemos pacientes con esquizofrenia que han llegado a la edad de 70 años y que además
de una patología psiquiátrica tienen una serie de complicaciones de otras enfermedades médicas como
cardiopatías, broncopatías porque son fumadores crónicos, o personas con trastornos depresivos crónicos o
recurrentes que también envejecen y que pueden cursar también con deterioro cognitivo asociado a su
patología psiquiátrica. Este sería el campo general de los pacientes que se ven.

4.- ¿Con el paso de los años se ha notado un cambio en las patologías más frecuentes?, ¿Han surgido otras
nuevas?

Bueno, lo que se está viendo actualmente es que con el envejecimiento cada vez se ven más pacientes
con deterioro cognitivo, con demencias. Cuanto más vive una persona, más probabilidades tiene de padecer
una demencia. Si las personas viviesen 120 años, el porcentaje de personas a sufrir una demencia, tal como
está actualmente la medicina sería del 70%, seguro. Me refiero tal y como está actualmente la medicina con
un tratamiento para el Alzheimer, que actualmente no lo hay.

5.- ¿Qué factores provocan este deterioro cognitivo en las personas mayores?

Pues sobre todo en las personas mayores, el deterioro cognitivo, y según los trabajos que se están
haciendo, hay factores de tipo cardiovascular que están afectando mucho. Es decir, los factores que provocan
cardiopatías, que provocan ictus como son la obesidad, hipertensión, colesterol, la falta de ejercicio... todo
eso sí que se ha demostrado que puede dar lugar a la aparición de deterioro cognitivo, al margen de que haya
una patología degenerativa o no. Una persona con una enfermedad de Alzheimer y con esos factores de riesgo
va a tener una evolución peor que si no los tuviera. Por tanto, es importante la prevención, la misma
prevención que se puede hacer para las cardiopatías. Hacer ejercicio, la dieta, oxigenarse bien, el deporte,
presión arterial...

6.- ¿Cómo se podría prevenir o ralentizar un posible deterioro cognitivo?

Pues el deterioro cognitivo, el que no es por una enfermedad degenerativa, se puede prevenir con
ejercicio físico, buena alimentación y también entrenamiento cognitivo. Igual que se hace ejercicio físico, que
se va a correr, se va al gimnasio, también se está poniendo muy de moda otro tipo de ejercicios para mejorar
la atención, la concentración, la memoria... todo esto hay que ejercitarlo y llevar una vida saludable... Estos
serían los factores, a no ser que una persona tenga una enfermedad genética, en la que es cierto que hay
familias donde el riesgo de aparición de enfermedad de Alzheimer es superior a otras familias... por cuestiones
generales, llevando ese tipo de vida se puede prevenir el deterioro cognitivo igual que se puede prevenir
enfermedades del corazón.

¿Se está refiriendo, por ejemplo, a ejercitar el pensamiento abstracto?

Bueno yo me refería más a ejercicios de deterioro cognitivo para ejercitar la atención, la


concentración, la memoria, praxias, gnosias, reconocimientos de símbolos, objetos, etc... El pensamiento
abstracto es más introspección, o pensamiento más de otras características.

7.- ¿Qué síntomas fisiológicos, sensoriales y mentales están asociados al envejecimiento?

El envejecimiento se caracteriza por el deterioro de las funciones. En principio, los órganos sensoriales
se ven afectados tanto la visión como la audición y, en fin, todos, es decir, los cinco sentidos, pero con más
incidencia sobre la visión y la audición. Luego también hay pérdida de memoria, aunque que una persona
tenga pérdidas de memoria no quiere decir que vaya a sufrir una demencia, aunque sí es un criterio
diagnóstico. La memoria empieza a perderse a partir de los40 años. Hay problemas funcionales también,
porque la persona mayor tiene más dificultades para atender porque hay más dificultad de memoria, las
personas que tienen sordera, a veces, hay más predisposición de delirios porque como no oyen bien piensan
que están hablando mal de ellos, pueden aparecer también ideas de perjuicio. Básicamente eso, lo cognitivo,
atención, memoria, concentración y otras alteraciones cognitivas como como funciones ejecutivas, es decir,
el cerebro humano tenemos la capacidad de organizar y planificar las tareas a través del lóbulo frontal. Y eso
se llama tareas ejecutivas. A la persona mayor, por el deterioro del cerebro, le puede costar más planificar y
organizar las tareas. Una persona joven tiene más capacidad que una persona mayor. Las personas mayores
cuando tienen que hacer algo, como que les viene todo un poco más grande porque ya no tienen la misma
capacidad de organizar y dirigir todo eso.

8.- ¿Por qué la memoria y la capacidad de aprendizaje es una de las funciones mentales que mayormente
se ven afectadas en las personas mayores?

Sí, la memoria y la capacidad de aprendizaje es muy importante en las personas mayores sobre todo
con relación al deterioro cognitivo. El aprendizaje y la memoria son máximos hacia la edad de los 40 años lo
que no quiere decir que a partir de las 40 no se aprenda, claro que se aprende. El aprendizaje es máximo desde
los 14-15 años hasta los veintitantos años igual que con la memoria, luego se van perdiendo capacidades igual
que se pierden capacidades a la hora de correr, de velocidad, de resistencia. Todo se pierde con los años, de
igual forma que la capacidad física, también la cognitiva. Es decir, no se pueden correr 100 m en el mismo
tiempo con 20 años, que con 50 años y con las capacidades cognitivas ocurre lo mismo.

9.- ¿Cree que existe una relación directa entre la actividad sociocultural de una persona mayor con el
padecimiento de enfermedades geriátricas?

Bueno, no es que haya una relación directa, pero lo sí que se ha demostrado y aconsejamos siempre,
es que la persona mayor debe tener una actividad física e intelectual. Lo peor que puede hacer una persona
mayor es estar toda la tarde en el sillón viendo la televisión, esto puede repercutir en un empeoramiento de
las funciones cognitivas y luego físicamente también, con lo cual, una persona que mantiene una actividad
intelectual tiene menos probabilidades de tener patologías neuropsiquiátricas que la persona que sea aislada,
que no hace ejercicio y que no tiene una relación con la vida social. Por tanto, no es que haya una relación
directa, pero si hay una relación. Eso no quiere decir que, si una persona mayor se socializa y sale mucho, no
vaya a tener una enfermedad neuro-psiquiátrica, esto no es así, porque entonces tendríamos la solución, pero
una persona que está en casa, aislada, pues sí que lo va a tener casi seguro.

10.- ¿Hay una gran diferencia entre pacientes masculinos y femeninos?

Una gran diferencia, no la hay. En relación con los cuadros depresivos hay diferencia en cuanto a la
frecuencia, siendo en las mujeres más frecuentes. Por lo que respecta a los suicidios, las personas mayores
son del grupo poblacional que con mayor frecuencia se suicidan y ahí, en concreto el hombre, sería superior
a la mujer. En cuanto a demencias y enfermedades de alzheimer, también son más frecuentes en las mujeres
porque ellas viven más. Es decir, hay diferencias de patologías entre los que sufren unos y otros.

11.- La vejez suele ser una etapa que está llena de cambios como puede ser la jubilación, los traslados a
residencias, etc., ¿de qué forma cree que se puede prevenir o mitigar un posible efecto negativo como
pudiera ser la depresión, el aislamiento social u otras respuestas problema?

Bueno lo primero es la programación. Sí que es cierto que hay muchos casos de personas que tras la
jubilación sufren una depresión de tipo adaptativa porque todo su tiempo estaba enfocado hacia el trabajo,
no tenía una actividad paralela. Entonces es importante planificarse previo a la jubilación, hay que marcarse
unas actividades. Tienen que saber que a partir de determinado día ya no va haber trabajo, ya no va a tener
un horario laboral, entonces, tiene que programarse otro tipo de actividades. Eso sería lo fundamental para
mi forma de ver esta situación.

12.- Dado que hay un aumento de la esperanza de vida, ¿hay un aumento de las personas mayores en la
consulta?
Sí hay mucha más gente porque lógicamente viven más y viven con mayor calidad de vida, es lo que
comentaba antes, en los años 60 o 70 una persona era un anciano que estaba muy enfermo y ahora, en nuestra
época, una persona de 70 años está sana, viene a sus revisiones, sus controles de tensión, sus analíticas... se
cuidan más y, bueno, evidentemente tienen más patologías que las personas jóvenes.

13.- ¿Cómo cree que va a afectar ese aumento de pacientes geriátricos en el sector sanitario?

Este aumento, evidentemente, es una carga económica muy importante porque es un gasto,
queremos una buena atención para todos y lógicamente lo tenemos que asumir, cada vez más, y es algo que
lo estamos viendo ahora.

14.- ¿Cree usted que la geriatría podría ser la profesión del futuro o al menos la especialidad médica del
futuro?

La medicina lo que hace es que cada vez se especializa más en general. Un geriatra, a lo mejor, no va
a tratar todas las patologías que pueda tener una persona mayor, sino que también pueden intervenir un
digestivo, un neumólogo, etc... Lo que está claro es que, en determinados centros, como en las residencias,
tendrá que haber un geriatra para organizar todo. No tanto en los hospitales. Igual puede ocurrir como con
los pediatras, que al nacer menos niños igual se tienen que ir a otra parte.

15.- Ante el aumento de la esperanza de vida de la población mayor ¿conoce alguna medida sanitaria que
haya puesto en marcha el gobierno?

De momento, y oficialmente que yo conozca, no podría decir ninguna, me faltan datos para poder
decir si ha salido tal decreto o va a salir tal medida.

16.- Como sabrá, alguna de las medidas del gobierno es aumentar la edad de jubilación ¿usted piensa que
una persona con 70 años puede desempeñar una actividad laboral?

Lo que está claro es que, si cada vez se vive más, cada vez va a haber más años de diferencia entre la
edad de jubilación y el fallecimiento. Volviendo a lo de antes, en los años 70, la persona se jubilaba y a lo sumo,
en un intervalo de 10 años o menos, la persona había fallecido. Está claro que una persona de 70 años, de
ahora, está muy capacitada para trabajar. Oyendo esto, mucha gente dirá, seguro que con 70 años una
persona no se va a poner detrás de un delincuente en la calle, no sé va a poner en un andamio tampoco, pero
es que tampoco hay que ponerse así. Con 70 años se pueden desempeñar muchos trabajos físicos, aunque no
fuertes, sino trabajos de oficina, de docencia, porque cada vez más, la sabiduría y la experiencia adquirida es
un valor. Por ejemplo, un médico o un abogado son personas valiosas por los conocimientos y la experiencia
que pueden aportar a toda la gente joven.

17.- ¿Qué opina de las personas mayores que inician estudios superiores a cargo de la administración
pública teniendo en cuenta que esta formación que se les está proporcionando ya no va a revertir en la
sociedad?

Yo no creo que la formación sea un gasto, al fin y al cabo, son ellos también quienes pagan sus
matrículas si ingresan en la universidad. Si una persona se ha jubilado, y tiene la ilusión de matricularse en la
universidad, yo no tengo ninguna pega para nada. Si me dijeran tenemos 10 plazas universitarias y tenemos
10 becas para estudiar, y me preguntaran a quien se las daría, pues evidentemente, se las daría a chicos de 20
años porque tienen toda la vida por delante para estudiar más que uno de 70 años. Pero si la persona mayor
puede costeárselo y quiere, no hay ningún impedimento para nada.

18.- Qué piensa de los programas de preparación a la jubilación a fin de facilitar la adaptación a la nueva
situación para así envejecer de una forma más satisfactoria ¿supondría un gasto innecesario o por el
contrario supondría un valor para la sociedad?
No creo que sea un gasto innecesario, sino un valor a nivel social y además saludable porque podría
haber un ahorro económico porque se prevendrían muchas patologías y gastos sanitarios. Me parece muy
bien.

19.- ¿Qué opinión tiene sobre la cantidad de consumo farmacológico que hacen las personas mayores?

Las personas mayores si toman medicación es porque alguien se los da. Algunos se automedican, pero
si toman muchos medicamentos es porque algún médico se las ha dado. Lo que ocurre, muchas veces, es que
la persona mayor va a diferentes especialistas, y cada uno pone su medicación, y muchas veces vemos que no
hay nadie que ponga orden a eso. Alguien como el médico de cabecera podría poner orden, pero como el
médico de cabecera dice que como se lo ha puesto el especialista pues no modifica nada, pero sí que habría
que ver qué es lo que necesita y lo que no necesita. Sí que es cierto que hay mucha gente muy medicada,
porque va al digestivo, va al cardiólogo, va al psiquiatra, toma antiinflamatorios o mucho analgésico. Ocurre
también muchas veces en las personas mayores, que se están utilizando analgésicos derivados de la morfina
que normalmente está reservado para los pacientes oncológicos o pacientes con problemas de dolor severo,
y ocurre que primero, estos fármacos generan un problema de adición importante, y segundo, también
pueden generar cuadros confusionales sobre todo si se combinan con ansiolíticos tipo diazepam. Aparecen
problemas fundamentales asociados, como son la pérdida de la memoria, aunque es reversible, cuando se
deja de tomar este fármaco, y el segundo problema, son las caídas, las personas que toman un hipnótico o
una benzodiazepina, y se levantan a orinar porque tienen un problema de próstata o por lo que sea, es posible
una caída porque está muy sedado, y esa caída supone muchas veces una fractura de cadera. Entonces esto
es importante considerarlo también.

¿Y a nivel económico, qué supone el consumo de fármacos?

A nivel económico habría que ver la medicación que es necesaria. Aquí también hay otros intereses
como, por ejemplo, detrás de un medicamento hay unos laboratorios y hay unas investigaciones, pero claro
las farmacéuticas son multinacionales y lo que quieren es ganar dinero. A costa de ellos ayudan, por supuesto,
porque la investigación es básica, pero habría que hacer algo para que los medicamentos no fuesen tan caros
porque esto va afectar a todas las economías de todo el mundo, pero a ver quién le dice a una farmacéutica
que tienes que ganar un poco menos... porque al fin y al cabo es lo que deberían hacer...

20.- Continuamente estamos escuchando que las personas mayores son un gasto sociosanitario ¿cuál es su
opinión?

Para mí, yo no puedo considerar que una persona sea un gasto, claro, todo es un gasto pero, por
ejemplo, una persona de 20-30 años, pues a no ser que tenga una enfermedad congénita, no supone un gasto
socio-sanitario. Conforme una persona se hace más mayor va a requerir más atención, y el gasto será el que
tenga que ser, y el que necesite, pero siempre con sentido común, recetando, prescribiendo y con los cuidados
que sean necesarios.

21.- También escuchamos que las personas mayores son hiperfrecuentadoras de los servicios médicos, ¿cree
que la demanda que hacen está justificada o por el contrario en el trasfondo hay un problema de soledad
que se podría solventar con otros recursos que supondría un menor coste para la sociedad?

En relación con esta pregunta y a las personas hiperfrecuentadoras de los servicios médicos, sobre
todo, es en atención primaria, donde se visita más al médico de cabecera. Sí que es cierto que acuden más las
personas mayores y muchas veces porque están solas, porque tienen miedo, porque quieren hablar, en fin, se
sienten mejor. El especialista es distinto. Si van es porque se lo ha mandado el médico de cabecera y entonces
van con un motivo justificado, y el especialista generalmente si ve que no hay nada, pues le da de alta, pero
en las consultas de atención primaria sí es más fácil y frecuente el acceso. Yo antes de hacer la especialidad,
trabajé en atención primaria y por mi propia experiencia sé que esto es cierto. Hay personas muy
frecuentadoras y son siempre los mismos y con las mismas patologías. Sí que se podría hacer algo, como hacer
grupos, por ejemplo, personas con artrosis con mucho dolor, personas con cuadros depresivos leves crónicos,
personas con fibromialgia u otras patologías, donde en los grupos hubiera alguien, por ejemplo, un psicólogo
que dirigiera y recondujera esa problemática e informarles que no es necesario que vaya al médico, porque
esa problemática no se resuelve en el médico. Grupos donde se les hiciera entender y comprender esa
patología que padecen, Y donde más que solventarlo asistiendo al ambulatorio se les hiciera entender que no
es la solución hiperfrecuentar de esa forma los ambulatorios.

22.- Usted cree que la inversión en recursos sociosanitarios aplicado a las personas mayores ¿sería una
inversión o un gasto?

Yo creo que es una necesidad, que puede conllevar un gasto, porque hay muchas personas mayores
que van a ser dependientes y que no van a poder estar viviendo en sus domicilios, entonces, ¿que hacemos
con esas personas?

¿Por tanto, cree que los recursos que existen ahora mismo no son suficientes para cubrir esas necesidades?

No, ahora mismo no son suficientes, pero es que, además, lo que va a venir es un boom, y estaremos
peor, entonces claro, es un gasto que al mismo tiempo es una inversión, es algo necesario que va a costar
dinero porque hay que invertirlo y porque hace falta. Luego también, la esperanza de vida antes no era muy
larga, entonces no había el deterioro de una persona de 90 años, por tanto, todo ha cambiado. Ahora la
residencias y los centros sociosanitarios han de ser dignos. Eso sí, yo quería recalcarlo, que las residencias no
sean un depósito de personas mayores, sino un sitio donde se integren, donde recibir un trato y una
rehabilitación, y no estar ahí pues porque no tengo más remedio que estar ahí apoltronado y sentado, y ya
está. Hay que trabajar con ellos, hay que hacer terapias y hay que hacer que estén bien.

¿Eso lo dice usted por experiencia directa porque ha trabajado en alguna residencia?

Bueno, nosotros también vamos a residencias y lo vemos, claro.

23.- ¿De qué forma cree que se pueden ver a las personas mayores, como un valor o como una carga?

Por supuesto son un valor, una carga nunca, un valor siempre. Un valor de donde aprender. Lo que
ocurre es que se confunden las enfermedades con cargas. Ojalá, las personas mayores no fueran cargas en el
sentido como las considera la sociedad y pudieran valerse por sí mismos y no fueran dependientes. Lo que
ocurre, es que cuando una persona, por enfermedad o por envejecimiento, empieza a presentar una
dependencia para todas las actividades básicas de la vida diaria, entonces algunos les ponen el adjetivo de que
son una carga, y no son una carga, es una condición de vida. La vida es así.

24.- Y estas personas, por su experiencia, ¿qué cree que pueden aportar a la sociedad?:

Las personas mayores pueden aportar su experiencia, sobre todo, fundamentalmente estamos
hablando de personas mayores que no son dependientes y pueden aportar el apoyo a la familia.

25.- ¿Qué mensaje mandaría usted a la sociedad respecto de las personas mayores?

Primero decirle a la sociedad que ellos también llegarán a ser mayores, aunque lo vean muy lejos, que
hay que tratarlas con mucha dignidad y respeto donde estén, que los centros o residencias donde puedan
estar sean los ideales para esto y, sobre todo, tener en cuenta que las personas mayores han hecho parte de
lo que la sociedad es ahora. Ellos la han construido y hay que darles un valor como persona. Se les ve como
algo frágil, pero es en este momento. Hay que saber que ese es el momento de la vida de la fragilidad del
envejecimiento. Hay que ver que esa persona ha tenido su vida y ha contribuido mucho. Hay que respetarlas
y dignificarlas.

D. ESTEBAN BORRÁS

Fecha y lugar: Entrevista realizada el 29 de


octubre de 2018 en el Centro Residencial
SAVIA de Silla.

Entrevistado: D. ESTABAN BORRÁS. Es el


director de la residencia pública (mixta) de
Silla. Ha sido también director de la
residencia de Benetússer y lleva más de 25
años dedicado a este oficio.

1. ¿Qué funciones desempeña como director de residencia?


De alguna forma, coordinar los grupos de trabajo, tanto personal sanitario, ayudantes de residencia… Para
que el producto sea la atención excelente de los residentes

2. ¿Qué servicios ofrece la residencia?


Ofrece los servicios de lavandería, comedor, animación, sociocultural, rehabilitación, médico y enfermería.
3. ¿Qué cantidad y tipo de trabajadores hay en una residencia? ¿Y de residentes?

Tenemos un médico, seis enfermeros, trece auxiliares de clínica o enfermería, seis ayudantes de
residencia, tres subalternos y una fisioterapeuta. Hay que tener en cuenta que esta es una residencia de
atención mixta, lo que quiere decir que hay funcionarios y personal externo, entones hay servicios prestados
por empresas. Hay 49 residentes en la residencia actualmente.

4. ¿Los motivos de ingreso a una residencia varían dependiendo de la clase social de las familias?

Los ingresos han ido cambiando a lo largo del tiempo, y en este momento los ingresos están
principalmente motivados por el deterioro físico y mental de los residentes. Las familias van aguantando a la
persona mayor en casa, pero llega un momento de imposibilidad, están saturados por el nivel de atención que
necesita la persona mayor.

¿Y el ingreso se realiza independientemente de la clase social de la familia?

Al ser una residencia pública, hay un baremo de acceso en el que se miran varios factores como es el
económico. En la privada se paga y ya está. Quien puede ir a una privada o a una pública pues depende de que
pueda pagarlo, pero no es un factor para distinguir entre mejor o peor atención, sino quien asume los gastos,
si el Estado o una empresa que busque beneficio.

5. ¿Podría explicarnos qué diferencia hay entre asilo y residencia? Es decir, ¿qué evolución ha habido en
el concepto de residencia?

Asilo es una palabra antigua, se refería a un lugar donde la atención a los mayores era ofrecida por
religiosos (monjas). A medida que el Estado empieza a definir cómo debe ser una residencia, qué servicios
tiene que prestar, qué condiciones debe tener… se va perfilando. Desde entonces los servicios han mejorado,
siempre dependiendo de los recursos que haya.
6. ¿Cree que la sociedad ha normalizado la institucionalización de los mayores, o sigue viéndose como un
lugar de retiro, o aparcamiento, cuando ya no se sabe muy bien qué hacer con ellos?

Quizá la sociedad no lo ha asumido tanto, pero desde luego en las residencias se tiene claro que es una
cosa normal. Cada vez las familias son más pequeñas, hay menos hijos, y si se da la situación de que solo eres
un hermano y tienes a un padre mayor, pero no dinero para pagar atenciones en domicilio tiene que ir a una
residencia. La residencia no es un aparcamiento de personas, pero si la persona mayor tiene ese pensamiento
sobre ella va a tener rechazo hacia ella; quien conoce el recurso viene encantado. Yo personalmente, cuando
sea mayor me iré a una residencia, porque mi hija no tiene por qué cargar con mis cuidados.

7. ¿Cuál es el perfil del residente? (Edad, grado de dependencia, sexo, familiares, con o sin recursos
económicos)

Entran de todas las edades, en la pública la condición para entrar son 60 años, pero hay casos
excepcionales para entrar antes. La residencia es como un hotel en el que se tienen los cuidados que los
mayores dependientes necesitan. Si la persona está bien no se plantea venir, son las personas grandes
dependientes la que ingresan.

Por otro lado, hay más mujeres mayores que hombres, dado su mayor esperanza de vida, por lo que la
población es mayormente femenina. Sin embargo, cuando los hombres quedan viudos acostumbran a ingresar
en una residencia, mientras que las mujeres continúan en sus casas. Las mujeres ingresan más bien por
enfermedad, y los hombres no solo por enfermedad sino por inutilidad (no saben guisar…). Entra algún
matrimonio, pero pocos dado que aún pueden vivir en casa cuidando el uno del otro, pero hay momentos en
que su condición física se lo impide.

La mayoría tiene familiares y dado que esta es una residencia pública, acostumbran a tener menos
recursos económicos.

8. ¿Quién diría usted que mayormente realiza la petición de ingreso: ¿la familia, la persona mayor o ambos
por igual?
Muchas de las personas que ingresan no tienen las capacidades cognitivas completas, por lo que muchas
veces son los familiares quienes tramitan el ingreso.

9. ¿Cuál es la motivación principal que lleva a una persona a ingresas en una residencia?
El familiar se agobia, por así decirlo, de no poder cuidar a la persona mayores, y es entonces cuando se
plantea el ingreso a residencia. En un principio, nadie quiere entrar a una residencia, ero es el tiempo el que
va invalidando a las personas, lo que hace que se plantee el ingreso.

10. ¿Cuál es la esperanza de vida en las residencias y cómo es el nivel de vida de los residentes?

La esperanza de vida depende del estado de la persona en el momento de ingreso, a nivel físico. Si, como
es el caso últimamente, entra muy deteriorado, la esperanza de vida es más corta. Antiguamente ingresaban
más sanos y de ahí que haya habido gente que ha pasado 20 años viviendo en una residencia.

11. ¿Cree que hay suficientes residencias para atender a la demanda residencial de las personas mayores?

No. Creo que debería de haber mayor posibilidad de residencias públicas para aquellos que quieran
ingresar. Si se plantea la residencia como negocio, las empresas privadas asumen el papel que debería de
asumir el Estado
Supongo que también habrá personas que quieran ingresar a una residencia y no puedan por los
requisitos que se exigen

Claro. Los requisitos bareman la situación económica, física… Entonces todo esto da unos puntos a la
persona, que a pesar de los años que tenga su solicitud continua sin tener suficientes puntos para entrar. Aquí
aparece la posibilidad de la residencia privada.

¿Cree que hay otras optativas para los mayores que no sean residencias?
Están las viviendas tuteladas, aunque eso es una cosa nueva que aún no está funcionando. Todas las
personas quieren vivir en su casa, pero si hacer las cosas más básicas le cuesta es complicado. También está
el servicio en domicilio. Cuando hay una fuerza mayor es cuando se plantea la posibilidad de vivir en una
residencia.

12. ¿Cree que hay una tendencia creciente a la creación de recursos residenciales?

Sí. Se necesita mucho más dinero desde la evolución que hemos dicho antes de asilo a residencia, y eso es
porque se ha destinados dinero a las residencias, que son muy caras de mantener. Espero que esto continúe
así, ya que es necesario.

13. ¿Cree que la ampliación de plazas residenciales supondría una inversión económica para la sociedad, un
beneficio?

Por supuesto para las familias sí. Si tenemos en cuenta que las familias son pequeñas y que mantener a
una persona dependientes es complicado por los servicios que necesita (enfermería, médico, ayuda en
domicilio…). Si alguien se dedica a cuidar de sus padres, no puede trabajar. Por lo que la existencia del recurso
de las residencias es muy buena, y siempre se puede coordinar con la ayuda de los hijos, en cuanto al cariño y
la compañía para sus padres.

14. ¿Cree que el ingreso de una persona mayor en una residencia supone que deja de ser útil ara su entorno
sociofamiliar?
No tiene por qué. Depende de la situación en la que uno esté. Aquí la población padece demencia senil,
alzhéimer… por esto, la persona ya ha aportado lo que tenía que aportar, ahora lo que haya que hacer es
atenderle, no dejarle tirado.
15. ¿Cómo sería un día en la residencia?

Está en función de cómo esté físicamente. Hay residentes que salen, que con estar a las horas de la comida
es suficiente. Hay animación sociocultural por la mañana de práctica mental (sumas, gimnasia…) y por la tarde
más lúdica (bingo, cine…)

16. ¿Qué actividades puede realizar los mayores en las residencias que supongan un valor para la sociedad?

La aportación en las personas que ya tienen problemática física es poca. Si una persona está bien es una
cosa, estando mal es otra.

Lo decimos porque hemos podido saber de proyectos, como el que se lleva a cabo en la residencia Lares,
“Charlas con corazón”, en el que las personas mayores ayudaban a futuros estudiantes Erasmus.

Sí, pero esos proyectos son muy escasos en las residencias de personas dependientes, ya que con sus
reducidas capacidades poco pueden aportar.

Entonces, ¿usted no se propondría llevar a cabo un proyecto que pueda realmente aportar algo nuevo
a las personas residentes?
Sí que hacemos actividades intergeneracionales, en las que vienen jóvenes, como los cursos de Tablet. Los
ancianos han aprendido a manejarse con ellas y ha habido una relación intergeneracional, pero estas
actividades se enfocan sobre todo a que aprendan ellos. Los jóvenes por su parte estuvieron contentos con la
actividad, y productivos por haber colaborado con los Mayores.

17. ¿Qué relación suelen tener los residentes con sus familiares?

Cada uno es un mundo. Hay residentes que quizás no se hablan con los familiares, que no tienen relación,
y luego hay otros que los tienen aquí todos los días. Son las vivencias de cada uno las que le lleva a una
situación u otra.

18. ¿Qué opinión cree que tiene la sociedad en relación con las Personas Mayores?

La sociedad cree que son una carga y un estorbo, en general. Hay otra parte que no, que consideran que
hay que cuidarlas, dado lo que han aportado durante su vida, y que hay que asumir sus problemas físicos y/o
mentales. En el momento de institucionalizar a una Persona Mayor, es porque los familiares no pueden más
con esa carga. Pero no pasa nada, por eso tiene que haber recursos que ayuden a superar esos momentos.

19. ¿De qué forma cree que se pueden poner en valor la figurad e las Personas Mayores? Es decir, ¿Qué
pueden aportar a la sociedad?

Yo creo que hay dos tipos de personas mayores. Las que lo son por su edad, y las que, además de ser
ancianos, son dependientes. Es algo diferente. Los dependientes necesitan cuidados continuos, pero los que
no lo son pueden aportar muchísimo. La edad no es un factor para aportar o dejar de hacerlo sino el estado
de salud de cada uno.

20. ¿Qué mensaje mandaría usted en relación con las personas mayores?

Que se acuerden que uno se hace mayor y que a medida que lo hace es muy posible que necesite el apoyo
de otros, por lo que no se puede olvidar de darlo. Tienen que recordar que todos llegamos a ancianos, por lo
que deben colaborar.

21. ¿Cree que las Personas Mayores son útiles o son una carga?
No, yo creo que los mayores deben vivir y ya está. Mientras uno esté bien debe aprovecharlo y aportar.
Pero cuando uno sea dependiente necesitará de ayuda, que debe de estar disponible, ya sea de familiares o
del Estado.

DÑA. PILAR SEMPERE

Fecha y Lugar: 27 de noviembre (17:30h) en el


Centro Municipal de Servicios Sociales de Quatre
Carreres.

Entrevistada: Dña. PILAR SEMPERE GARCÍA


ARGÜELLES. Es la directora de los Servicios Sociales
Municipales de Quatre Carreres, nuestro distrito.
1. Entre las funciones que lleva a cabo, ¿cuáles son las competencias que tiene sobre las Personas
Mayores?

Sobre todo, las situaciones de desamparo, es decir, me encargo de la detección de una situación de
desamparo, así como de valorar la urgencia de cada caso, para decidir a qué técnicos he de asignarlo.

2. ¿A partir de qué edad comienza a incrementarse la demanda de las Personas Mayores en servicios
sociales?

No hay ninguna edad en particular, podríamos decir que el grueso más grande está entre los 75 y 95
años, aunque sí que se nota que cada vez hay más gente con mayor edad que acude.

3. ¿Cuál es el perfil de Persona Mayor atendido mayormente por los servicios sociales de Quatre
Carreres?

Podemos encontrar tres tipos de perfiles diferentes:

1. Están los mayores que se encuentran en una posición vulnerable a nivel socioeconómico, los cuales suelen
ser conocedores de los distintos recursos ofrecidos por el barrio y por los servicios sociales. Se trata de
perfiles crónicos que, por lo tanto, suelen acudir cada cierto tiempo.

2. Por otro lado, nos encontramos con muchos mayores en situación de desamparo, que se van deteriorando
de manera irreversible en situación de soledad y que cuando constatamos lo que está sucediendo tenemos
que actuar.

3. También hay casos de personas que poseen una familia que además está acomodada económicamente, y
que solicita la situación de dependencia para poder demandar un cierto recurso. Aún así, no es un caso tan
vulnerable ya que tienen protección familiar y económica.

4. Comparando los distintos barrios que integran el distrito de Quatre Carreres, ¿diría que la Población
del barrio de Malilla es el más demandante de recursos y/o ayudas sociales?
Sí que son los más demandantes, pero más que nada debido a la cantidad de población. Quatre Carreres
tiene alrededor de 75.000 habitantes y en Malilla viven casi 23.000 personas.

5. ¿Con qué frecuencia diría que se producen situaciones de desprotección en las personas mayores del
Barrio de Malilla?

Situaciones de desprotección solo en octubre ha habido 4 casos, pero la media es entre 76 y 80 casos
este último año, esto es una cantidad enorme. Si decimos que han sido 80 casos podemos estimar que solo
en Malilla ocurrieron alrededor de 23, lo que sería el 28’75%. Antes no había un procedimiento técnico ante
casos de desamparo, pero en noviembre se acaba de aprobar uno, hasta entonces habíamos ido actuando,
pero de manera no protocolizada.

6. ¿Qué indicadores de desprotección son los que predominan?

Hay muchos indicadores de desprotección, pero los más habituales suelen ser el abandono, abuso
económico, cuidados deficientes o inexistentes.

7. ¿Qué actividades socioculturales hay disponibles para las Personas Mayores en el Distrito de Quatre
Carreres y más concretamente en el Barrio de Malilla?

Las actividades socioculturales parten de la Sección de Atención a Personas Mayores que es comunicado
por correo a Servicios Sociales. Tenemos Navidades Entrañables (Nadal Entranyable) para que los que están
menos deteriorados cognitivamente puedan pasar las navidades fuera de vacaciones, como en Benidorm.
Con Amics de la Gent Major se hace acompañamiento afectivo. Estas actividades se encuentran dentro del
Programa de Autonomía i Envelliment Actiu de la Conselleria.

8. ¿Cómo diría que es la participación de las Personas Mayores del Barrio de Malilla en los programas de
actividades socioculturales que se convocan por parte de Servicios Sociales?

Para informaros acerca de las actividades disponibles sería mejor ir al CEAM y preguntar al presidente.

9. ¿Cree que durante la crisis económica han descendido los ingresos en residencias? Si así lo cree, ¿por
qué?

Antes de ponerse en marcha el Programa de Dependencia, entre 2008 y 2011, sí, pero después no. En
los casos urgentes nunca ha habido problema.

10. ¿Qué tipo de medidas ha llevado a cabo el Gobierno en favor de las Personas Mayores?

Este gobierno ha tratado de agilizar en tiempo y recursos el plazo de resolución de los trámites de
dependencia.

11. ¿Cree que las prestaciones y servicios existentes destinados a los mayores son suficientes para dar
cobertura a sus necesidades?

Sí, y debería haber más plazas para todo. No faltan recursos sino mejorar los existentes, es decir,
eliminar la lista de espera con más rapidez. Se requieren de unos trámites que, aunque son necesarios,
llevan tiempo.

12. ¿Cree que hay una tendencia crecente a aumentar el número de recursos sociosanitarios destinados a
las personas mayores?

Si, se están incrementando el número de residencias, de centros de día, así como de programas y
servicios. Además, los recursos que se crean están más especializados, como por ejemplo, hay centros de día
para enfermos de Alzheimer o para aquellos que han sufrido un daño cerebral como pudiera ser un ictus.

13. ¿Cree que la creación de centros y servicios asistenciales para las Personas Mayores supondría una
inversión o un gasto económico para la sociedad?

Clarísimamente supondría una inversión, ya que la creación de infraestructuras, el mantenimiento de


estas, así como todos los servicios que se prestaran a las personas mayores en sí mismos, supone la creación
de puestos de trabajo que van a permitir mantener a muchas familias.

14. ¿Cree que las necesidades de los mayores podrían suponer una fuente de creación de puestos de
trabajo para la población activa?

Si, porque esas necesidades suponen que la sociedad tiene que atenderlas, y eso conlleva
proporcionarles una serie de recursos tanto materiales, como personales, lo que permitirá que la economía
se activase.

15. ¿Qué opinión cree que tiene la sociedad sobre las personas mayores?

Cuando las personas mayores empiezan a presentar problemáticas, los familiares tienen la obligación
civil de asegurar su cuidado, por lo que se convierten en una carga para ellos, aunque se haga con amor. El
hecho de que su cuidado se perciba como una carga está influido por la disponibilidad de recursos a nivel
económico, de tener redes familiares, etc. Al final se vive como una responsabilidad que no tenías y te ha
aparecido.
16. ¿De qué forma pueden contribuir las Personas Mayores?

Pueden aportar experiencia, estabilidad familiar, compañía y afecto.

17. ¿Qué le pediría a la sociedad en relación con las Personas Mayores?

Pediría que a las personas se nos prepare para atender a nuestros mayores, aparte de la responsabilidad
civil, porque no es un problema de los mayores ya que a veces estos llegan a una situación de precariedad
que no habrían llegado si sus familiares hubieran sido conscientes de la responsabilidad que representan. Y
que nos eduquen a entender al mayor, a veces les exigimos una serie de cosas que por su condición de
mayor ya no son capaces de realizar, porque han sido siempre nuestros referentes y ahora se encuentran en
una etapa diferente que se desconoce por parte de los hijos y familiares.

18. ¿Cree usted que las Personas Mayores son un valor o una carga?, ¿Por qué?

Las personas siempre son un valor, no importa la edad, incluso por el mismo hecho de estar viviendo
pero, además, al hijo le reporta satisfacción y felicidad, y ya está. Hay que ver siempre la parte de
compensación que te dan las personas.