Está en la página 1de 2

“El valor de educar”

Fernando Savater
Sharon Paola Barrios Ramiro

Grupo: 1153

Este libro me resulto atractivo, reflexivo y a la vez diferente a otros de los que he
leído ya que nos habla sobre tres temas que considero fundamentales tanto como
para una sociedad como para el ser humano, la disciplina, el respeto la familia y la
educación pues estos temas a mi parecer van de la mano apoyándose el uno al
otro en busca de un equilibrio entre ellas.

La disciplina, se desarrolla en el capítulo como “La disciplina de la libertad” lo


interesante es la forma en la que se plantea este capítulo, me agrada mucho ya
que menciona la capacidad del niño de elegir pero también la influencia de los
factores que lo rodean para su toma de decisiones, considero que es algo
importante que muchas veces no nos damos cuenta, las consecuencias que
puede tener el que, enseñemos o impongamos algo sobre otra persona que
apenas va aprendiendo, y peor aun lo que puede afectar en su futuro lo
aprendido.

El respeto, es algo que en mi opinión todos nos merecemos pero solo unos
pocos saben dar y aun peor, existen padres que no lo saben enseñar. Todos
tenemos una concepción de “respeto” diferente ya que este lo fuimos conociendo,
aprendiendo y llevándolo a cabo a partir de nuestras experiencias día con día
pero con el paso del tiempo, o por diversos factores se va perdiendo así que la
pregunta sería ¿Existirá una forma de “salvar” el respeto? Ya que claro está que
nos encontramos en una sociedad en la que el respeto se ha perdido, y al
encontrarnos en constante cambio decidimos hacer a un lado la función del
respeto y seguir con nuestras vidas como si este no importara.

La familia, a mi parecer ocupa un papel fundamental en nuestra formación y claro


que todos queremos la familia perfecta donde no haya conflictos, peleas, malas
experiencias, regaños ni momentos de tristeza, pero lamentablemente o
afortunadamente (dependiendo de la perspectiva de cada quien) estos son los
elementos que nos forman para ser quienes deseamos ser en un futuro y quienes
se encargaran de moldear, deformar o sistematizar, pero si nos encontramos en
un nuestro núcleo familiar es de algún modo “toxico” no podremos tener una
formación adecuada a nuestro entorno y a la larga esto repercutirá en nuestras
acciones a futuro y esto debería ser tomado en cuenta por todas las generaciones
futuras para no repetir los mismo errores que ha tenido el ser humano a lo largo de
su historia.

La educación, en el libro se plantean diferentes posturas e ideas pero algo que


me llama la atención es la parte en la que se plantea que la educación comienza
desde casa, y esta se va reforzando con la escuela donde se enseñan
conocimientos y los valores se enseñan desde casa, algo que a mi parecer se ha
distorsionado con el tiempo y a los educadores les toca hacer el papel de
“todólogos” algo que aparte de ser incorrecto es también difícil de obtener un
objetivo con los valores ya que el círculo familiar para todos es diferentes y lo que
alguna familia pueda considerar incorrecto para otra podría ser correcto.

Por otra parte nos dice que la educación se transmite reconociendo lo que es
esencial, conservando una universalidad democrática buscando una universalidad
entre lo lingüístico, racional y artístico, a lo cual estoy de acuerdo pero esto sería
algo imposible tomando como factor nuestras sociedades tan corrompidas ya que
el tener un poco de poder significa todo.

Finalmente puedo decir que la experiencia que me deja este libro es satisfactoria
pues cambio mi perspectiva en algunas cosas y ahora sé que corregir en otras ya
que los temas a tratar son diversos a los que comúnmente se plantean pero de
suma importancia, para los integrantes de una sociedad que buscan un progreso
en la educación.