Está en la página 1de 2

Las rimas son un elemento fundamental en el proceso de la Conciencia

Fonológica(Según Defior S. (1996) es la capacidad de ser conscientes de las unidades


en que se divide en habla” (p.51).Escuchar rimas infantiles ayuda a los niños a aprender
cómo los sonidos se combinan para formar palabras y frases, y comienzan a entender el
ritmo y la inflexión de la lengua. Todos estos componentes de canciones infantiles ayudan
en el aprendizaje del idioma y en la posterior adquisición de la lecto-escritura. Las
estructuras rítmicas ofrecen al niño distintas sensaciones frente a las palabras, pues
aparece el ritmo, la sonoridad, musicalidad, etc, elementos muy atractivos para ellos, pues
de una forma muy lúdica acceden al léxico escrito y lo incorporan tanto auditiva como
visualmente, sin apenas ser conscientes de ello, lo que les anima a leer palabras
significativas, introduciéndose de forma natural en el mágico mundo de la lectura.
Además, aprender rimas en edades infantiles mejora el lenguaje, tanto expresivo como
comprensivo y beneficia la capacidad de memoria, pues mejora la habilidad de recordar.
La conciencia fonológica es una habilidad que permite a los niños reconocer y usar los
sonidos del lenguaje hablado. En preescolar esto significa ser capaz de seleccionar
palabras rítmicas y contar el número de sílabas en un nombre. También involucra darse
cuenta de cuántos sonidos se repiten (aliteración). Por ejemplo, “Susie saboreó seis
sándwiches de salami”.

Después, la habilidad progresa de darse cuenta a hacerlo. Los niños identifican palabras
que riman y separan palabras en sílabas o en sonidos sencillos escuchando en lugar de
aplaudiendo.
La conciencia fonológica está compuesta de un grupo de habilidades. La más sofisticada
es llamada conciencia fonémica. También es la última que se desarrolla. Esta habilidad
permite que los niños identifiquen sonidos individuales (fonemas) en una palabra. Esto
incluye la capacidad de separar una palabra en los sonidos que la integran y mezclar
sonidos individuales para formar palabras. También involucra la capacidad de sumar,
restar o de sustituir nuevos sonidos en palabras.
La fluidez verbal es una tarea de producción lingüística que implica la activación de los
mecanismos necesarios para el acceso lexical, se trata de una función compleja que implica
procesos cognitivos como la capacidad de producción verbal controlada y programada,
organización de la respuesta, estrategias de búsqueda y eliminación de respuestas previamente
dadas. Asimismo, se ponen en marcha procesos cognitivos como la atención, la memoria de
trabajo, la flexibilidad, la velocidad de procesamiento de la información, la iniciativa y el
monitoreo de producción, actividades propias del funcionamiento ejecutivo y asociadas al lóbulo
frontal (Labos, Trojanowski, del Rio, Zabala & Renato, 2013; Hirshorn & Thompson-Schill,
2006; Garcés- Redondo, Santos, Pérez-Lázaro & Pascual-Millá 2004; Ramírez, Ostrosky-Solís,
Fernández & Ardila, 2005; Fernández et al., 2002).
La fluidez verbal incluye aspectos fonológicos y semánticos. El aspecto fonológico implica
la producción de palabras que inician con una letra o fonema y el aspecto semántico la capacidad
de generar palabras dentro de una categoría semántica determinada (Rosselli Cock, Jurado &
Matute, 2008).
La fluidez semántica está más implicada en tareas que exigen de un
procesamiento semántico, como los requeridos en la comprensión y en la escritura
narrativa (Londoño, Cifuentes & Lubert, 2012), dependiendo de la memoria y del
conocimiento semántico (Arán-Filippetti, 2011).

La fluidez fonológica es una habilidad subyacente a tareas de decodificación y


codificación, específicamente vinculadas a la letra inicial (Londoño, 2012). Es
considerada una medida de disfunción ejecutiva porque la generación de palabras sobre
la base de un criterio ortográfico es inusual, y requiere la creación de estrategias no
habituales basadas principalmente en las representaciones léxicas. Además, la medida
requiere una organización eficiente de recuperación verbal, así como aspectos de
autocontrol e inhibición de las respuestas cuando sea apropiado (Crawford & Henry,
2004).

Intereses relacionados