Está en la página 1de 3

CASO DE ANALISIS

Niña de 5 años con insuficiencia renal progresiva, que no está evolucionando


favorablemente con diálisis renal crónica. El equipo médico está considerando
la posibilidad de realizar un trasplante renal, pero parece que en este caso la
efectividad podría ser “cuestionable”. Aun así, “claras posibilidades” de que el
riñón trasplantado no sea afectado por el proceso patológico. Los padres
deciden intentarlo, pero surge un problema adicional: la tipificación histológica
sugiere que será difícil encontrar un donante para la niña. El equipo rechaza a
sus dos hermanos, de 2 y 4 años, por ser demasiado pequeños para servir de
donantes. La madre no es histocompatible, pero el padre si lo es y tiene una
“circulación anatómicamente favorable para el trasplante”. El nefrólogo se
reúne a solas con el padre, le expone los resultados y le dice que el pronóstico
de su hija es “bastante incierto”. Después de reflexionar sobre el tema, el padre
decide no donar el riñón a su hija. Entre sus numerosas razones se encuentran
el temor a la cirugía, la falta de coraje, el pronóstico incierto de su hija incluso
con el trasplante, las posibilidades de disponer de un riñón de cadáver y el
sufrimiento al que su hija ya ha sido sometida. El padre le pide al médico “que
le diga al resto de la familia que no es histocompatible”. Tiene miedo de que, al
conocer la verdad, el resto de la familia le acuse de permitir intencionadamente
la muerte de su hija. Él alega que la verdad solo conseguirá “separar a la
familia”. El médico se siente incómodo con la propuesta, pero, después de
estudiar el caso, decide comunicar a la esposa que “el padre no debería donar
el riñón por razones médicas”

Tomado del texto: BEAUCHAMP, Tom, CHILDRES, James. Principios de Ética


Biomédica. Barcelona: Editorial Masson. 1999. p. 45.

INTERPRETACIÓN

Utilitarismo: es fundamental tener en cuenta los intereses de las partes, en


este caso encontramos que el padre no desea donar su riñón a su hija por
múltiples razones que el aqueja, en la balanza debe considerarse el derecho a
la vida que tiene la paciente y que en el momento asi tenga alta posibilidad
que por medio del trasplante las cosas no salgan satisfactorias sigue
permaneciendo con ese derecho, esto lleva a que los dos personajes en
cuestión deben permanecer con sus intereses y bienestar de salud adecuado
para maximizar los buenos resultados posibles.

Casuística: el trasplante renal es un tratamiento de insuficiencia renal


terminal, y el optar o no para recibir tratamiento es una decisión muy personal,
un trasplante de riñón realizado con éxito es lo más similar a recuperar
la función renal natural y se lo considera uno de los tratamientos más
eficaces para la insuficiencia renal terminal,l os nuevos adelantos de la
tecnología, la compatibilidad del donante y la intervención quirúrgica
han aumentado considerablemente las tasas de éxito de los
trasplantes, y muchas personas que han tenido trasplantes de riñón
viven más tiempo y con mejor salud. Sin embargo, como con cualquier
cirugía mayor, existen ventajas e inconvenientes que se deben
considerar, y en este caso es que no todos los familiares pueden ser
compatibles histopatológicamente y se debe tener en mente segundos
planes para poder continuar con la vida de estos pacientes

Principialismo:

 Beneficencia: el médico debe procurar que su acto médico traiga un


beneficio para la paciente, evitando exponerla a riesgos injustificados y
siempre procurar por el interés del paciente en particular.
 No maleficencia: el medico tiene la obligación de no dañar, ni ser
negligente y regirse por las buenas prácticas clínicas con cada uno de
los pacientes, en este caso se debe explicar las complicaciones, los
riesgos que tiene la paciente si se le realiza el trasplante y también si no
se le realiza, se debe presentar siempre una asistencia sanitaria
oportuna, el medico tiene la obligación de respetar la integridad física y
psicológica del paciente y a su vez presentarle una ayuda psicológica a
los familiares si se requiere que en este caso es indispensable y más
para el padre de la paciente por aquellas dudas que lo aquejan.
 Justicia: el médico debe comportarse como un garante de los derechos
y necesidades de su paciente, lo cual implica que su paciente con
insuficiencia renal reciba todo los recursos posibles para dar mejora a su
enfermedad y reciba una atención adecuada frente a sus complicaciones
y riesgos.
 Autonomía: el medico tiene el deber de respetar la autonomía de los
pacientes y si son menores de edad la autonomía que tienen los padres
frente a ellos, esto incluye informar , buscar y asegurar la comprensión
de las decisiones que se toman en la consulta, nuestra responsabilidad
es informar a nuestra paciente y a sus familiares de los riesgos y la
responsabilidad que tiene el trasplante de riñón que pueda o no que
funcione, la decisión que se tome a partir de este momento frente al
tema debe ser respetada y defender los intereses y velar por las de
cisiones que se tomen.

Kantismo:

todos los seres humanos contamos con el derecho a la vida, el deber ser de
un medico es proteger y velar por la misma, por tanto la forma en el que el
médico le comento al resto de la familia que el padre no puede ser donante en
un sentido no es correcta, a pesar de la situación que el paciente y los
familiares viven en ese momento se debe hablar siempre con la verdad y con
cierto grado de empatía hacia las dos partes, a pesar de la nobleza de sus
expectativas va en contra del deber médico, motivo por el cual en el concepto
particular del médico esta no sería la forma de enfrentar la noticia con los
familiares de la paciente y se debe buscar otras alternativas que vayan de
acuerdo a lo establecido por la ley, y más exactamente el código de ética
medica

También podría gustarte