Está en la página 1de 3

"Es indigno que borremos la memoria de transición" 12/01/09 10:33

Albert Solé, documentalista autor de 'Bucarest, la memòria perduda'

"Es indigno que borremos la memoria de


transición"
Tengo 46 años. Nací en Bucarest (Rumanía), lo que se
me ocultó durante años: tengo nacionalidad húngara,
francesa y española. Soy periodista, cineasta, escritor.
Estoy separado y tengo una hija, Noa (7). Soy de
izquierdas y ateo. Practico un reporterismo y unos
deportes extremos

Tiene usted una hermana muy especial...


Sí: ha cumplido 30 años, se llama Constitución Española y es también hija de
Jordi Solé Tura, mi padre.
¿Cómo se encuentra su padre?
Hay momentos mágicos en los que salta una chispa de comunicación. Cada
vez son menos... Pero él conserva la esencia de su temperamento, que son el
humor y la dulzura.
¿Qué dicen los médicos?
Que de las tres fases del alzheimer, él está ya en una fase 2 muy avanzada.
¿Es similar sucaso al de Adolfo Suárez?
Adolfo está ya en la fase 3. Maragall no está aún en la fase 1, y está
haciéndolo bien: se prepara psicológicamente y se organiza para sortear los
fallos de memoria.
Suárez, Solé Tura, Maragall...: sus amnesias ¿tienen algo de metáfora?
Sí lo pienso: son políticos de la transición, y en lo que les sucede veo una
metáfora del olvido de la transición, de cómo estamos borrando la memoria de
la transición.
¿Quién la borra?
La izquierda no sabe qué hacer con la transición, no la reivindica, y la derecha
se la apropia. Me indigna que la izquierda haya dejado pasar el 30 aniversario
de la Constitución sin dignificarla, sin divulgar los sacrificios que aquella
conquista comportó.
¿No hay que cambiar la Constitución?
Es lo bastante flexible para dar cabida a todos los debates. Se frivoliza, ¡como
si el bienestar político del que gozamos hubiese caído del cielo, gratis! Sin los
esfuerzos de los que hicieron la transición, no gozaríamos de la Constitución
más progresista del mundo en derechos, ¡y este olvido es injusto!
Habla como hijo y como hermano...
Es que me molesta como ciudadano que al final parezca que esta Constitución
la hizo Aznar..., que en su día estuvo en contra.
De estar en plenitud de facultades, ¿qué diría su padre de nuestra
política?
Estoy seguro de que lo que más le preocuparía es la deriva extremista de la
derecha, así como la degradación de las formas en el Parlamento, esos
abucheos, pateos...

http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html Página 1 de 3
"Es indigno que borremos la memoria de transición" 12/01/09 10:33

abucheos, pateos...
¿Qué vivencia junto a su padre diría que más le ha marcado?
Ser un niño de siete años e ir a visitar a tu padre encarcelado en la Modelo de
1969... ¡es tremendo! Quizá eso me haya llevado en mis trabajos periodísticos
a buscar la cara más oscura de la realidad...
¿Qué llevó a su padre a la cárcel?
Desde joven, desde que le prohibían su catalán materno en la escuela, fue
antifranquista, y el único activismo antifranquista desde 1939 lo organizaba el
Partido Comunista...
Y se hizo comunista.
Por antifranquismo ingresó en el PSUC en 1956, pero nunca fue realmente
comunista. En 1960 se exiliaa París, se casa con mi madre y el partido los
envía a Bucarest (Rumanía).
¿Para qué?
Mi padre se encargaba de las emisiones en catalán de Radio Pirenaica, muy
escuchada aquí clandestinamente por los antifranquistas. Y en Bucarest nací
yo, en 1962. Al año siguiente, hartos del claustrofóbico comunismo real,
consiguen volver a París.
¿Recuerda usted algo de aquello?
Hasta los nueve años yo creo haber nacido en Budapest (Hungría): así me
registraron al nacer, para encubrir nuestro paradero. ¡Soy húngaro! Sin haber
estado nunca allí.
Yalos nueve años le cuentan la verdad.
Ya aquí, ¡siempre entre secretismos! Fui un niño clandestino, con héroes como
Gagarin, futbolistas del Este... Rastrear mis raíces y la historia de mi padre me
ha llevado a escribir y grabar Bucarest, la memòria perduda.
¿Cuándo regresaron a Catalunya?
En 1964, tras la sonada discrepancia de Claudín, Semprún, Vicensymi padre
con la línea oficial del partido.
¿En qué discrepaban?
Entendieron que las nacientes clases medias en España no serían
revolucionarias y que convenía actuar de otro modo. La Pasionaria los llamó
"pequeñoburgueses, intelectuales con cabeza de chorlito", y Carrillo los
expulsó. Volvimos a Barcelona sin nada.
El análisis de su padre era el certero.
El posterior eurocomunismo de Carrillo iría por ahí. Mi padre se reconcilió,
¡pero no
le hables a Semprún de Carrillo! Los amores y odios entre viejos luchadores
comunistas son intensísimos, sin medias tintas.
¿Qué más ha aprendido?
Que fueron gentes muy corajudas. Yo me quedo como resumen con la fusión
de lo que me dijeron Jorge Semprún y Miguel Núñez: "Pese a todo, la lucha
mereció la pena" (Semprún), y "Sigo buscando alternativas a este mundo de
explotación" (Núñez).
Núñez acaba de fallecer...
Y luchó hasta el final por morir dignamente. Accedió a que grabase todo el
proceso de su final,y voyamontar ahora este documental, que titularé Al final
de la escapada.
Si su padre no fue comunista, ¿qué fue?
Un socialdemócrata defensor de las libertades civiles y del Estado autonómico.
Un chico panadero que desde muy joven sintió necesidad de combatir
injusticias.
¿Está rescatando usted la memoria de su padre para legársela a su hija
Noa?
Sería tan injusto que el olvido se lo tragase todo...Y sí, sí: quiero que mi hija
entienda el legado de dignidad de su familia, y que pueda diseñar su futuro
conociendo el pasado. Yme he dado prisa en hacer memoria porque sé que
http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html Página 2 de 3
"Es indigno que borremos la memoria de transición" 12/01/09 10:33

conociendo el pasado. Yme he dado prisa en hacer memoria porque sé que


existe un factor de transmisión genética del alzheimer..

COMENTAN EN LA BLOGOSFERA DE ESTE


ARTÍCULO

Aún no hay blogs enlazados a este


artículo

¿Quieres que tu blog aparezca aquí?

Hijo busca padre

Albert Solé ha buscado a su padre, y al rescatar su memoria le ha salido no


sólo un retrato de familia, sino el cuadro de una generación, una época y un
país, de nuestra historia cercana. Todo eso se despliega en el excelente
documental Bucarest. La memòria perduda, incluido ahora en DVD en el libro
del mismo título (en Ara Llibres), que completa esta aventura a la vez de hijo,
periodista e historiador. Albert Solé reivindica la necesidad de hacer memoria:
"Deberíamos abrir todas las fosas, aclarar la verdad, restituir la dignidad de
todas las víctimas por defender la legalidad republicana". Y añade: "Y sin pedir
responsabilidades penales, puesto que ya nos dimos amnistía en la
transición".

LA VANGUARDIA, el diario más vendido en Catalunya


Copyright La Vanguardia Ediciones S.L.
All Rights Reserved - Aviso Legal - Contacte con nosotros - Publicidad

http://www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.html Página 3 de 3