Está en la página 1de 6

[RESEÑA] EL CLUB DE LOS PERDEDORES

ADAPTARSE O MORIR… TIENE QUE HABER UNA TERCERA OPCIÓN


Sinopsis: La historia de Alexa y sus hermanos losers es una lucha por encajar en un mundo en donde ser
diferente se paga con sangre. Narrada con honestidad brutal y con un negrísimo sentido el humor, esta es una
novela sobre lo que significa crecer, sobre la crudeza del mundo real, el descubrimiento del amor, pero sobre
todo sobre la lucha por la supervivencia en ese lugar hostil por el que todos pasan, o se estacionan. Ahí en
donde se es demasiado joven para ser adulto y suficientemente adulto como para saber que no, que mañana
tampoco nada estará bien.

Reseña: Hace un mes aproximadamente llegó a las librerías de nuestro país El club de los perdedores escrito
por Lorena Amkie. Es el primer libro que leo de esta autora y quedé gratamente sorprendida.
Pensé que sería la típica historia sobre un protagonista nerd tratando de adaptarse en el escuela, un tema
bastante trillado tanto en libros como en películas adolescentes. Pero no. Es una historia mucho más profunda
que nos muestra de forma bastante cruda el bullying escolar.
Alexa es una niña “especial”. Es pelirroja, tiene pecas, tiene el pelo con rulos y no es nada popular. A diario
ella y otros de sus compañeros sufren acoso escolar por parte de un grupo de chicos que se hacen llamar La
sociedad.
La sociedad está compuesta por los chicos populares, los guapos y adinerados. Ellos tienen un grupo
en facebook donde suben las fotos de sus víctimas, hacen memes sobre ellos, les ponen sobrenombres ofensivos
y así, es una página cuyo objetivo es continuar con el bullying hacia los no populares.
El problema comienza un día en que Fabiola, la líder de la sociedad, junto a sus amigas encierran a Ruth en el
baño y le cortan el pelo. Ruth es una niña muy tímida a la cual molestan por ser demasiado alta. El hecho de
que le cortaran el pelo contra su voluntad y que la pobre chica, por miedo, haya declarado ante la directora que
fue algo consentido, enfureció a Alexa y decidió tomar cartas en el asunto.
Nuestra protagonista comienza a rebelarse y, luego de pasar por una experiencia de vida o muerte, decide crear
un sitio web llamado El club de los perdedores para así ayudar a Ruth de forma anónima. Lo que jamás
esperó es que la página sería popular y no tardaron en formar una comunidad donde cada uno contaba sus
problemas y se apoyaban mutuamente.
El libro se divide en dos partes. La primera nos introduce en el contexto, nos presenta a todos los personajes y
nos guía hacia los acontecimientos importantes que sucederán en la segunda parte. En esta segunda parte se nos
muestran las consecuencias de nuestros actos, son 150 páginas de puro dolor.
Bajo esta fachada de libro juvenil se nos presenta una fuerte crítica a los adultos, a los padres que no le enseñan
valores a sus hijos y que, ante todo, dan la excusa de que como son niños sus actos son inocentes, por ende , no
tienen mucha importancia.

La historia está contada por Alexa y me gustó bastante el estilo narrativo utilizado. Le da ese toque de realidad.
Sientes que de verdad es una niña la que te está contando los hechos. Además contiene cuadros que representan
las conversaciones vía mensaje de texto o vía chat de facebook.
Otra de las cosas que me llamó la atención es la gran cantidad de canciones citadas en este libro. La
protagonista ama el rock clásico y, en varias ocasiones, utiliza letras de canciones para compararlas con lo que
está viviendo y sintiendo. Por pura curiosidad fui escuchando las canciones mientras avanzaba en la historia y
eso le dio un toque bien interesante, incluso agregué varias de ellas a mi lista de favoritos.

Me encantan estos libros donde en una página estás sonriendo y en la siguiente lloras a mares. Hubo momentos
en los que sentí mucha rabia, pena y, lo único que quería era entrar en la historia y ayudar. Habla mucho del
suicidio y te hace ver la vida desde otro punto de vista, esto fue maravilloso, puede ayudar a muchos niños que
sienten que ya no vale la pena vivir.

Sinceramente creo que los colegios deberían incluir este libro en su programa de lenguaje o en en el ramo de
orientación porque, a pesar de estar escrito de forma coloquial, el tema que trata es una realidad que muchos
niños viven a diario. Y si los padres son negligentes y no enseñan bien a sus hijos, por lo menos en el colegio,
gracias a esta historia, los pequeños podrán ver el grave daño que causa el bullying por más inocente que
parezca.
El club de los perdedores es una historia cruda que nos enseña que ser diferentes no es malo y que vale la pena
luchar por lo que creemos correcto, aunque todo el mundo esté en nuestra contra.
Reseña: "El Club de los Perdedores" de Lorena
Amkie
El libro nos cuenta la historia de Alexa, quien dicho sea de paso es una protagonista
genial y que me hizo botarme de la risa, una joven que asiste a la secundaria y que es
una “loser” total (si leen la novela entenderán que no lo digo en el mal sentido), como en
todas las escuelas hay un grupito de niñatos que se creen superiores y con derecho a
molestar a todo el que se le ponga enfrente solo porque es “divertido” (a mí en prepa me
lanzaban un peluche de goofy e imitaban el “jojojo” del personaje solo porque así me
decían ¿Qué chistoso verdad? ¬¬)nuestra protagonista es víctima de este grupito,
insultos como “gorda”, “fea”, “ñoña”, “fosforo” (este último debido a que Alexa es
pelirroja) son pan de cada día para ella, y aunque es una chica bastante fuerte y luchona
la verdad es que poco a poco estas burlas hacen mella, Alexa decide crear un club en la
web, el club de los perdedores, donde desea que más gente que tiene que pasar lo que
ella sufre a diario encuentre un lugar para ser ellos mismos, un lugar donde todos esos
raros y desadaptados se sientan en su hogar, además, hay una chica en su salón que es
blanco del grupito de niñatos y que sufre mucho, Alexa tiene la sospecha de que Ruth (su
compañera) piensa en el suicidio y por ello quiere salvarla y de paso, ayudarla. Con
estos argumentos comienza una novela maravillosa que no podrán dejar de
leer.

El ritmo de la novela es ágil, dinámico y súper divertido, los personajes


están perfectamente trazados y eso nos hace encariñarnos con ellos u
odiarlos, en ningún momento la historia se nota forzada, tiene una soltura
y fluidez maravillosas que hacen que te enganche en las primeras páginas y
te mantiene en suspenso hasta la última palabra; además de hablarnos del tema
del bullyng, la historia hace una excelente crítica social a todos los padres, familiares y
amigos que cierran los ojos ante esta situación, a todos aquellos que se quedan callados
y prefieren mirar a otro lado o simplemente encogerse de hombros y decir que es lo “más
normal del mundo”. Es cierto que es mucho más fácil cerrar los ojos y fingir que no pasa
nada pero con esta actitud estamos dañando a más personas, la novela de Lorena Amkie
me ha hecho reflexionar mucho y pensar que el día que tenga un hijo en mis manos estará
el fomentar o no fomentar la continuación de esta mala práctica, quizás no cambie el
mundo con ello pero al menos si la vida de algunos chicos.

Solo me queda decir que Lorena ha logrado una historia cautivadora,


hermosa y vibrante, con personajes en los que más de uno nos veremos
reflejados, esta autora ha logrado dar voz a todos los jóvenes que sufren
acoso día con día y que el resto no vemos, ha dado un bello mensaje a todos
los que alguna vez fuimos los “raritos”, “ñoños”, “gordos”, “feos”, etc.,
para todos hay esperanza, hay más “perdedores” como nosotros afuera,
no estamos solos, y tampoco somos clones, somos únicos, originales,
divertidos, “loquitos” pero sobresalientes. Gracias por esta maravillosa
historia que me ha llegado al corazón, desde Trance de Letras una
fantasmita le envía un abrazo a Lorena.

Sinopsis
¿Quién elegiría pertenecer por su propia voluntad a El Club de los Perdedores?

Alexa, Adrián y Armando, los protagonistas de esta historia, habitan un mundo donde
ser ellos mismos no es fácil.
Pronto descubrirán un universo virtual que les ofrecerá la posibilidad de reinventarse,
aunque esto sea un arma de dos filos.

¿Adaptarse o morir? Debe haber una tercera opción.

"La historia de Alexa y sus hermanos losers es una lucha por encajar en un mundo en
donde ser diferente se paga con sangre. Narrada con honestidad brutal y con un
negrísimo sentido el humor, esta es una novela sobre lo que significa crecer, sobre la
crudeza del mundo real, el descubrimiento del amor, pero sobre todo sobre la lucha
por la supervivencia en ese lugar hostil por el que todos pasan, o se estancionan. Ahí
en donde se es demasiado joven para ser adulto y suficientemente adulto como para
saber que no, que mañana tampoco nada estará bien."

Opinión

Lorena Amkie a dejado atrás a los Vampiros, para contarnos una historia que por
desgracia es algo que todos conocemos, ya sea por que nos a pasado o por las
noticias: El Buying o acoso escolar. Lo dificil que es buscar tu sitio en el mundo a esas
edades.

Este libro nos muestra lo mala que puede llegar a ser la gente. Más concretamante
con personas que no tienen
los mismos gustos que los demás. A las que les ponen etiquetas. A la gente
incomprendida.
"Ñoña" "Fea" "Fósforo" "Tonta" y "Loser" y otros más que le ponen a la sufrida
protagonista.

Me gusto como esta contada la historia.


El libro esta narrado tal y como se habla en la calle, no usa palabras que sean
conplicadas. La historia es muy profunda y emocionante.
Hay momentos que me encantaron.

El desarrollo se bueno y llega a las situaciones de manera natural.

Los personajes (Alexa, Adrián y Armando) me gustaron mucho.

Odie a los malos (es que se dejan odiar) como buenos malos que son.

Y la cegera de los adultos, que no ven nada de lo que pasa a su alrededor... eso me
exaspero.

El diseño interior me gusto mucho y la letra es muy buena. Nos muestra


Conversaciones de Facebook, canciones, mensajes de texto y poemas.

Y decir que la dedicatoria del libro es una de mis favoritas. La primera es para Gothic
Soul y como aqui agradece a sus lectores que les conpartiera sus historias y
pensamientos.

Reseña: El club de los perdedores - Lorena Amkie


Sinopsis: ¿Quién elegiría pertenecer por su propia voluntad a El Club de los Perdedores?
Alexa, Adrián y Armando, los protagonistas de esta historia, habitan un mundo donde ser ellos mismos no es
fácil. Pronto descubrirán un universo virtual que les ofrecerá la posibilidad de reinventarse, aunque esto sea un
arma de doble filo.¿Adaptarse o morir? Debe haber una tercera opción.
Opinión personal
Guau. Es indescriptible la cantidad de palabras, frases, emociones y demás que me embargan al escribir esta
reseña, y es que aún estoy impactada con la cantidad de cosas que hay por decir sobre El club de los perdedores.
Este es uno de esos libros tan únicos y tan especiales, que omitir una de las razones por las que te cautivó, parece
un delito. Conocía, más o menos, la temática con la que me toparía, pero la verdad es que la historia superó todas
mis expectativas. Tanto, que se ha ido de una vez a mi lista de favoritos del año.

El club de los perdedores narra tu historia, mi historia, la historia de tu prima, de tu hermana, de tus vecinos, de
tus padres, y de cada una de las personas que te rodean, sencillamente, porque el tema nos atañe a todos los que
vivimos en este mundo lleno de frivolidad la historia de Alexa, una chica de catorce años a quien, como a muchos,
le ha tocado vivir de primera mano las crueldades del bullying. Y no solo eso, ve cómo lo practican con sus
compañeros de clases. Alexa, por supuesto, está en contra de la situación, en contra de todas y cada una de las
burlas a las que se ve sometida ella y muchos de sus compañeros. Y pronto, pasará de probar las tan conocidas
“burlitas inocentes” (que de inocentes no tienen nada), a probar cuánta maldad puede haber en el mundo, mientras
intenta aprender a confiar y a creer no sólo en las personas, sino también en el primer amor… No quiero revelar
mucho de la historia como tal, así que pasaré directamente a mi opinión personal, y a los pequeños y grandes
detalles que hacen de éste, un libro único.
La historia está narrada por nuestra protagonista, Alexa, en un lenguaje tan juvenil y tan cercano, que por ratos
parecía que estaba justo frente a mí, en carne y hueso, contándome su historia, con un ritmo dinámico, divertido,
y más que nada, real. El argumento es bastante claro desde el principio, pero eso no lo hace menos interesante.
Al contrario, con cada palabra, quieres leer más y más, y antes de que te des cuenta, te has sumergido de lleno en
la historia. Sumado a ello, dado que gran parte de la historia transcurre en el mundo virtual (que, no hay que
olvidarlo, es bastante real), el libro nos muestra a través de imágenes, conversaciones por Facebook, mensajes y
entradas en blogs.

Ahora, por favor, hablemos de los personajes. Últimamente me he topado con la inmensa suerte de encontrar
personajes muy reales, muy cercanos. Tanto, que da la impresión de que los conozco. Con Alexa, por ejemplo,
me encariñé a tal punto, que sufría con lo que le sucedía, incluso con “las situaciones ñoñas”, así que ni qué decir
cuando todo empezó a ir cuesta abajo a un ritmo inexplicable. Me imaginaba a mí, a los doce años, viviendo una
situación como la que ella atravesaba, y Dios, no sé si yo hubiera aguantado tanto. Caso similar ocurre con la
mayoría de los personajes. Son muy reales. Siento que conozco a un Armando, una Pamela, una Mariana, una
Nadia (a éste último par todas las conocemos, estoy segura), y un grupito que siempre quiere hacer mal sólo
porque sí, porque gozan con la infelicidad ajena.

A veces pretendemos ser otros sólo por temor, porque nos da la impresión de que, si somos distintos al resto, el
mundo se irá en nuestra contra. Ese es precisamente uno de los puntos que toca la historia.

Es tan completo, que incluso es una crítica social. Creo que, de tener los medios, me encargaría de que todos y
cada uno de los adultos sobre este planeta, lo leyera. Muchos le quitan importancia a quejas, y descartan hacer
algo en contra de lo que, en algún momento, puede convertirse en una tragedia. A veces cerramos los ojos ante
situaciones de bullying, que no son un secreto, y no sabemos el infierno que están sufriendo muchos. Es increíble
cuánta desinformación hay en ésta “Era de la información”.

El club de los perdedores, me ha hecho abrir los ojos de una manera excepcional. Ardo de ira sólo al imaginar
que situaciones como las vistas en el libro, le podrían suceder a mi primas y/o hermanas menores, o que alguien
les quiera causar daño sólo porque sí, porque quieren, porque se creen con el derecho a hacerlo, y porque nadie
les pone un alto. La historia narrada en el libro es ficción, sí, pero lamentablemente no se aleja de la realidad.
Cualquiera de nosotros puede atravesar alguna de las situaciones narradas en el libro, ya sea como víctima, como
testigo, o incluso como victimario, pero son voces como las de El club de los perdedores, las que buscan abrirnos
los ojos, hacer una protesta a esta situación que se ha normalizado tanto.

Esta reseña se ha hecho mucho (MUCHÍSIMO) más extensa de las que suelo publicar, pero cuando un libro hace
reflexionar tanto, no hay razón para callar, ¿no?

“Él entendería, como yo lo había comprobado también a golpes, que la vida nos cambia y nos deja cicatrices,
que todos tenemos heridas y que estas nos recuerdan que hemos luchado.”

Con un lenguaje juvenil, crudo y real, Lorena Amkie refleja la realidad que estamos viviendo todos, una a la
que lamentablemente solemos darle la espalda. El club de los perdedores es un libro tan real como hermoso, de
esos que no puedes dejar pasar, y que cambian tu forma de ver el mundo. Ya saben, de esos libros que dejan
huellas.