Está en la página 1de 5

C805 / C805M - 13a

Método de prueba estándar para el número de rebote de hormigón endurecido

1. Alcance *

1.1 Este método de prueba cubre la determinación de un número de rebote de concreto


endurecido utilizando un martillo de acero accionado por resorte.

1.2 Los valores indicados en unidades SI o unidades de pulgada-libra se deben considerar por
separado como estándar. Los valores indicados en cada sistema pueden no ser equivalentes
exactos; por lo tanto, cada sistema debe ser usado independientemente del otro. La combinación
de valores de los dos sistemas puede resultar en una inconformidad con el estándar.

1.3 Esta norma no pretende abordar todos los problemas de seguridad, si los hay, asociados con
su uso. Es responsabilidad del usuario de esta norma establecer prácticas adecuadas de seguridad
y salud y determinar la aplicabilidad de las limitaciones reglamentarias antes de su uso.

6. Aparato

6.1 Martillo de rebote, que consiste en un martillo de acero cargado por resorte que, cuando se
libera, golpea un émbolo de metal en contacto con la superficie del concreto. El martillo accionado
por resorte debe viajar con una velocidad consistente y reproducible. El número de rebote se basa
en la distancia de rebote del martillo después de que impacta sobre el émbolo, o se basa en la
relación entre la velocidad del martillo después del impacto y la velocidad antes del impacto. Los
números de rebote basados en estos dos principios de medición no son comparables.

NOTA 4: Hay varios tipos de tamaños de martillos retenidos que están disponibles comercialmente
para acomodar las pruebas de varios tamaños y tipos de construcción de concreto.

6.1.1 Se debe proporcionar un medio para mostrar el número de rebote después de cada prueba.

NOTA 5: los métodos para mostrar el número de rebote incluyen controles deslizantes mecánicos
y pantallas electrónicas. Hay instrumentos disponibles que almacenarán los números de rebote,
que luego se pueden transferir a una computadora para su análisis.

6.1.2 El fabricante proporcionará los factores de corrección del número de rebote para los
instrumentos que requieren dicho factor para tener en cuenta la orientación del instrumento
durante una prueba. El factor de corrección se puede aplicar automáticamente en el instrumento.
El fabricante mantendrá un registro de los datos de prueba utilizados como base para los factores
de corrección aplicables.

6.2 Piedra abrasiva, que consiste en carburo de silicio de textura de grano medio o material
equivalente.

6.3 Yunque de verificación, que se utiliza para verificar el funcionamiento del martillo de rebote.
Se proporciona una guía del instrumento para centrar el martillo de rebote sobre el área de
impacto y mantener el instrumento perpendicular a la superficie del yunque. El yunque se
construirá de manera que resulte en un número de rebote de al menos 75 para un instrumento
que funcione correctamente (vea la Nota 6). El fabricante del martillo de rebote deberá estipular
el tipo de yunque de verificación que se usará y deberá proporcionar un rango aceptable de
números de rebote para un instrumento que funcione correctamente. El fabricante del yunque
debe indicar cómo se debe soportar el yunque para las pruebas de verificación del instrumento, y
debe proporcionar instrucciones para la inspección visual de la superficie del yunque para el
desgaste de la superficie.

NOTA 6: el yunque adecuado ha incluido un cilindro de acero de aproximadamente 150 mm [6


pulg.] De diámetro por 150 mm [6 pulg.] Con un área de impacto endurecida a un valor de dureza
HRC de 64 a 68, según los métodos de prueba E18.

6.4 verificación: los martillos de rebote deben revisarse y verificarse anualmente y siempre que
haya razones para cuestionar su funcionamiento correcto. Verifique la operación funcional de un
martillo de rebote usando el yunque de verificación descrito en 6.3. Durante la verificación, apoye
el yunque según las instrucciones del fabricante del yunque.

NOTA 7: Por lo general, un martillo de rebote que funcione correctamente y un yunque bien
diseñado deberían dar como resultado un número de rebote de aproximadamente 80. El yunque
debe apoyarse según lo indicado por el fabricante del yunque para obtener números de rebote
fiables. La verificación en el yunque no garantiza que el martillo produzca números de rebote
repetibles en otros puntos de la escala. A elección del usuario, el martillo de rebote se puede
verificar a números de rebote más bajos utilizando bloques de piedra pulida que tengan una
dureza uniforme. Algunos usuarios comparan varios martillos en superficies de concreto o piedra
que abarcan el rango habitual de números de rebote encontrados en el campo.

7. Área de prueba e interferencias

7.1 Selección de la superficie de prueba: los elementos de concreto que se probarán deben tener
un espesor de al menos 100 mm [4 pulg.] Y fijarse dentro de una estructura. Las muestras más
pequeñas deben ser soportadas rígidamente. Evite las áreas que exhiban panal de abeja, escamas
o alta porosidad. No compare los resultados de las pruebas si el material de forma contra el cual
se colocó el concreto no es similar (vea la Nota 8). Las superficies con llana generalmente exhiben
números de rebote más altos que los acabados enrasados o conformados. Si es posible, pruebe las
losas estructurales desde la parte inferior para evitar superficies acabadas.

7.2 Preparación de la superficie de prueba: el área de la prueba debe tener al menos 150 mm [6
pulg.] De diámetro. Las superficies muy texturadas, blandas o con mortero suelto deben
rectificarse con la piedra abrasiva descrita en 6.2. Las superficies lisas o formadas con llana no
tienen que ser rectificadas antes de la prueba (vea la Nota 8). No compare los resultados de las
superficies de tierra y sin tierra. Retire el agua de superficie libre, si está presente, antes de la
prueba.

NOTA 8: donde las superficies formadas se trituraron, se observaron incrementos en el número de


rebote de 2.1 para superficies de contrachapado y 0.4 para superficies de contrachapado de alta
densidad.4 Las superficies de concreto seco dan mayores números de rebote que las superficies
húmedas. La presencia de carbonatación en la superficie también puede resultar en un mayor
número de rebotes.5 En casos de una capa gruesa de concreto carbonatado, puede ser necesario
remover la capa carbonatada en el área de prueba, usando un esmerilador eléctrico, para obtener
números de rebotes que sean representativos Del interior de hormigón. No se dispone de datos
sobre la relación entre el número de rebote y el espesor del hormigón carbonatado. El usuario
debe ejercer su juicio profesional al probar concreto carbonatado.

7.3 No probar el concreto congelado.

NOTA 9: el concreto húmedo a 0 ° C [32 ° F] o menos puede exhibir altos valores de rebote. El
concreto debe ser probado solo después de que se haya descongelado. Las temperaturas del
martillo de rebote en sí pueden afectar el número de rebote. Los martillos de rebote a -18 ° C [0 °
F] pueden mostrar números de rebote reducidos tanto como 2 o 3 unidades6. 7.4 Para que las
lecturas se comparen, la dirección del impacto, horizontal, hacia abajo, hacia arriba, o en otro
ángulo, debe ser la misma o se deben aplicar factores de corrección establecidos a las lecturas. 7.5
No realice pruebas directamente sobre barras de refuerzo con una cubierta inferior a 20 mm [0.75
pulg.].

NOTA 10 — La ubicación del refuerzo puede establecerse utilizando localizadores de refuerzo o


detectores de metal. Siga las instrucciones del fabricante para el funcionamiento correcto de
dichos dispositivos.

8. Procedimiento

8.1 Sujete firmemente el instrumento para que el émbolo quede perpendicular a la superficie de
prueba. Registre la orientación del instrumento con respecto a la horizontal al incremento de 45
grados más cercano. Use un ángulo positivo si el instrumento apunta hacia arriba y un ángulo
negativo si apunta hacia abajo con respecto a la horizontal durante la prueba (vea la Nota 11).
Empuje gradualmente el instrumento hacia la superficie de prueba hasta que el martillo golpee.
Después del impacto, mantenga la presión sobre el instrumento y, si es necesario, presione el
botón en el lado del instrumento para bloquear el émbolo en su posición retraída. Lea y registre el
número de rebote al número entero más cercano. Tome diez lecturas de cada área de prueba. Las
distancias entre los puntos de impacto deben ser de al menos 25 mm [1 pulg.], Y la distancia entre
los puntos de impacto y los bordes del elemento debe ser de al menos 50 mm [2 pulg.]. Examine la
impresión hecha en la superficie después del impacto, y si el impacto se aplasta o rompe a través
de un vacío de aire cercano a la superficie, haga caso omiso de la lectura y tome otra lectura.

NOTA 11 — Se dispone de medidores de ángulo digitales que se pueden unir al cuerpo del
instrumento para permitir una medición rápida del ángulo con respecto a la horizontal. La
orientación registrada sería 0 grados (horizontal), 645 grados (inclinado) o 690 (vertical). Por
ejemplo, si el instrumento apunta verticalmente hacia abajo durante una prueba, el ángulo se
informaría como –90 grados. Si se mide que el ángulo es de 55 grados hacia arriba desde la
horizontal, el ángulo registrado hasta el incremento de 45 grados más cercano sería de +45
grados.

9. Cálculo

9.1 Deseche las lecturas que difieran del promedio de 10 lecturas en más de 6 unidades y
determine el promedio de las lecturas restantes. Si más de 2 lecturas difieren del promedio en 6
unidades, descarte el conjunto completo de lecturas y determine los números de rebote en 10
nuevas ubicaciones dentro del área de prueba.
9.2 Si es necesario, aplique el factor de corrección al número de rebote promedio para que el
número de rebote sea para una orientación horizontal del martillo. Se permite la interpolación si
los factores de corrección no se dan para 645 grados.

10. informe

10.1 Reporte la siguiente información, si se conoce, para cada área de prueba.

10.1.1 Información general:

10.1.1.1 Fecha de la prueba,

10.1.1.2 Temperatura del aire y tiempo de la prueba,

10.1.1.3 Edad del concreto

10.1.1.4 Identificación de la ubicación de la prueba en la construcción del concreto y el tamaño del


miembro probado.

10.1.2 Información sobre el concreto:

10.1.2.1 Identificación de la mezcla y tipo de agregado grueso

10.1.2.2 Resistencia especificada del concreto.

10.1.3 Descripción del área de prueba:

10.1.3.1 Características de la superficie (alisado, pelado, conformado),

10.1.3.2 Si corresponde, tipo de material de forma utilizado para el área de prueba,

10.1.3.3 Si la superficie fue rectificada y la profundidad de esmerilado,

10.1. 3.4 Si corresponde, condiciones de curado

10.1.3.5 Condiciones de humedad de la superficie (húmeda o seca).

10.1.4 Información del martillo:

10.1.4.1 Número de identificación o serie del martillo

10.1.4.2 Fecha de la verificación del martillo.

10.1.5 Datos de número de rebote:

10.1.5.1 Nombre del operador,

10.1.5.2 Orientación del martillo durante la prueba,

10.1.5.3 En superficies verticales (paredes, columnas, vigas profundas), elevación relativa de la


región de prueba,

10.1.5.4 Números de rebote individuales.

10.1.5.5 Comentarios sobre lecturas descartadas


10.1.5.6 Número de rebote promedio,

10.1.5.7 Si es necesario, número de rebote corregido para una orientación horizontal del
instrumento

10.1.5.8 Si corresponde, descripción de condiciones inusuales que pueden afectar las lecturas de la
prueba.

11. Precisión y sesgo

11.1 Precisión: la desviación estándar diaria de una sola pieza, un solo operador, una máquina, es
de 2.5 unidades (1s) como se define en la Práctica C670. Por lo tanto, el rango de diez lecturas no
debe exceder de 12. 11.2 Sesgo: el sesgo de este método de prueba no se puede evaluar ya que el
número de rebote solo se puede determinar en términos de este método de prueba.

12. Palabras clave 12.1 hormigón; fuerza en el lugar; pruebas no destructivas; martillo de rebote;
numero de rebote