Está en la página 1de 2

Banco de Carpintero

La mesa de trabajo o Banco de carpintero (Ing. Workbench) es una de las piezas esenciales en el taller
de carpintería. A través del tiempo, los bancos de carpintero han sufrido algunos cambios en relación a los
modernos pero siempre guardan características en común; son robustos, están elaborados
con materiales resistentes, son planos y nivelados y regularmente cuentan con una o dos prensas de sujeción.

Los Bancos de trabajo pueden ser:

Simples:

Utilizados regularmente por Hobbistas (aficionados), aquellos


que se inician de manera independiente en el bello arte de
la ebanistería.
Su tamaño es pequeño y muchas de las veces están fabricados
con materiales sobrantes. Pueden ser también elaborados con
materiales regulares y aveces son pequeños, mas bien por
cuestiones de espacio.
Estos bancos de trabajo son ideales cuando los trabajos que se
realizan son esporádicos.

El banco de carpintero o mesa de trabajo es una de las piezas esenciales en el taller de carpintería. Es
un mesa acondicionada para realizar sobre ella un trabajo específico. Se emplea como base para
realizar tareas típicas de carpintería o ebanistería, como cepillar, lijar, cortar, serrar, etc.
Características…
El banco de carpintero es un auxiliar que se emplea para la gran mayoría de las tareas incluidas dentro
del sector de la carpintería. Está fabricado con maderas duras y cuenta con una estructura sólida para
poder soportar piezas de gran tamaño y peso sin perder la estabilidad. Está sustentado por cuatro
fuertes patas y el tablero dispone de un pequeño canal para depositar las herramientas de trabajo.
Además, estos bancos, suelen contar con una prensa delantera atornillada a la mesa en forma vertical
y con dos morsas con carro, de funcionamiento horizontal.
Podemos encontrar bancos de trabajo de diferentes dimensiones, dependiendo siempre de las
necesidades de cada uso. Lo ideal es cepillar el tablero hasta obtener una superficie completamente
plana y recta ya que el tablero funciona como referente y guía para la construcción de objetos de
madera.
Con el paso del tiempo, los bancos de carpintero han sufrido algunos cambios en relación a los
modernos pero siempre guardan características en común, son robustos, están elaborados en
materiales resistentes, son planos y nivelados.

Bancos sofisticados…

Los bancos de trabajo para carpintería pueden ser muy simples o estar formados por varios cajones o
estantes.
- Cajoneras: deben ser resistentes para soportar el peso del resto de elementos que componen el banco,
la carga adicional de los objetos que en ellas se depositen y además las fuerzas aplicadas.

- Accesorios: en los cajones del banco de trabajo podremos guardar todo tipo de herramientas necesarias
para el trabajo.
SIMPLES SOFISTICADOS

- Patas: las patas de los bancos suelen de madera, sólidas y resistentes, para que puedan aguantar todo el
peso.
- Encimera: es una de las partes más importantes del banco, ya que sobre ella se realiza todo el trabajo.
Debe ser plana, amplia y estar libre de obstáculos. La altura de ésta dependerá del trabajo que se vaya a
realizar.

Bancos simples o sofisticados…


Podemos encontrar bancos más simples, usados habitualmente por aficionados o por aquellos que se
inician de manera independiente en el mundo de la ebanistería. Suelen ser de pequeño tamaño y son
ideales para trabajos esporádicos.

Para un uso más intensivo y profesional, encontramos los bancos de trabajo sofisticados, robustos y sólidos
ideales para realizar trabajos de forma constante.
Así que si estás buscando un buen banco de carpintería, elige uno que se adapte a tus necesidades y que
cumpla con las características necesarias. Un banco robusto de calidad con diferentes medidas en función
del trabajo que vayas a realizar.