Está en la página 1de 8

INFORME DE LECTURA

“Viviendo en la encrucijada” – Michael W. Goheen y Craig G. Bartholomew

JUAN DAVID SÁNCHEZ PORRAS

APOLOGÉTICA Y FILOSOFIA CRISTIANA

MEDELLÍN

12 DE ENERO DEL 2018


INFORME DE LECTURA
1. Datos Bibliográficos
Título: Viviendo en la encrucijada
Capítulos: 4
Páginas: 66
Autor: Michael W. Goheen – Craig G. Bartholomew
Editorial: Baker Academic
Ciudad: Grand Rapids, Michigan
Año de publicación: 2008
2. Bosquejo del Contenido
1. Evangelio, historia, cosmovisión y misión de la Iglesia
a. Iniciando con el Evangelio del Reino
b. La Biblia como la verdadera historia del mundo
c. Qué historia dará forma a tu vida?
d. La misión de la Iglesia
e. Viviendo en la encrucijada de dos historias
f. Encuentro o compromiso misionero?
g. Liberando el Evangelio para un encuentro misionero: Puede la cosmovisión
contribuir?
2. Qué es una cosmovisión?
a. Una breve historia del concepto de cosmovisión
b. La apropiación de la cosmovisión en el pensamiento cristiano
c. Críticas de una apropiación cristiana de cosmovisión
1) Objeción #1: El enfoque de la cosmovisión intelectualiza el Evangelio
2) Objeción #2: El enfoque de la cosmovisión relativiza el Evangelio
3) Objeción #3: El enfoque de la cosmovisión puede desconectarse de las
Escrituras y, por lo tanto, ser vulnerable a los espíritus de la época.
4) Objeción #4: Un enfoque de cosmovisión puede llevar a un activismo
mesiánico de cosmovisión
5) Objeción #5: Un enfoque de cosmovisión puede afianzar un cristianismo de
clase media comprometido e incluso descuidar a los pobres y marginados del
mundo
d. Nuestro trabajo para definir la cosmovisión
e. La relación entre la Escritura y la cosmovisión
f. ¿Por qué y cómo debemos movernos “más allá” de las Escrituras? Un imperativo
personal
3. Cosmovisión Bíblica: Creación y pecado
a. Jesucristo, la historia bíblica y la cosmovisión
b. Creación: El mundo como Dios quiso que fuera
1) El Dios Creador
2) El mundo como creación Divina y ordenada
a) Una creación ordenada
b) Una muy buena creación
c) Una creación histórica
3) El papel de los seres humanos en la creación de Dios
a) La humanidad como imagen de Dios
b) La tarea de la humanidad: El mandato de la creación
4) El Shalom original
c. Pecado: La corrupción de la buena creación
1) Traición en el jardín y sus secuelas
2) Contra ti, solo contra ti, he pecado
3) Y ganarás el castigo por tu idolatría
4) La relación del pecado con la creación
5) El alcance del pecado
6) Sonando tres notas esperanzadoras
4. Cosmovisión Bíblica: Restauración
a. La salvación como historia de una restauración integral de la creación
1) La redención es progresiva
2) La redención es restaurativa
3) La redención es comprensiva
b. El desarrollo progresivo de la restauración integral de Dios
1) La misión de Israel del Antiguo Testamento era encarnar una restauración
comprensiva
2) Una restauración comprensiva es inaugurada en los discursos de Jesús sobre el
Reino de Dios
3) Una restauración comprensiva es completada en la muerte de Jesús e
inaugurada con Su resurrección
4) Una restauración comprensiva es regalada por el Cristo exaltado en el Espíritu
5) La misión de la Iglesia es hacer conocer una restauración comprensiva
a) Comisionada por Jesús
b) Iglesia y Reino
c) La misión como el significado del Reino del “ya – todavía no”
d) La necesidad de una comunidad sana y vibrante espiritualmente
6) Las relaciones entre creación, pecado y restauración
a) Naturaleza y gracia
b) Creación, pecado y restauración: Tres lentes de una cosmovisión bíblica
c) El peligro del dualismo
c. Consumación: Restauración completa
1) El Reino de Dios como la restauración de la creación
2) Encarnando buenas nuevas en una cultura occidental
3. Resumen
Como seguidores de Jesús, nuestro pensamiento sobre la cosmovisión debe comenzar con el
evangelio, la buena noticia que Jesús anunció por primera vez hace dos mil años cuando entró en
el escenario de la historia mundial: "¡El reino de Dios ha llegado!". La proclamación del
evangelio del reino no es un anuncio sobre una nueva experiencia o doctrina religiosa. Aún
menos es esta una oferta de salvación futura en otro mundo espiritual. Este evangelio es un
anuncio acerca de dónde Dios está moviendo la historia de todo el mundo. Jesús emplea una
imagen popular del Antiguo Testamento para conducir este hogar: el mundo será un día el reino
de Dios. La buena noticia que Jesús anuncia y promulga, y que la iglesia está encargada de
encarnar y dar a conocer, es el evangelio del reino.
La cosmovisión es sin duda una característica de cada ser humano. Sin embargo, lo anterior no
significa que todas las cosmovisiones sean correctas o que todas las cosmovisiones sean
incorrectas. Un estudio histórico desde su origen con Emmanuel Kant en 1790 sobre el concepto
de la cosmovisión demuestra que son muchas las ideas y las definiciones que los filósofos dan al
concepto. Por ende, es necesario enfatizar la importancia que la cosmovisión cristiana tiene, en
comparación con las demás planteadas. Fueron James Orr y Abraham Kuyper quienes se
apropiaron del concepto de cosmovisión para el pensamiento cristiano. Ambos autores tenían la
idea de que el cristianismo debía abarcar de manera totalitaria, la vida del hombre. Sin embargo,
con mayor profundidad que el otro, Kuyper expresó que el calvinismo era el medio para dar
forma a una cosmovisión cristiana en medio de un mundo que plantea todo lo contrario; creía
apasionadamente que el calvinismo se relacionaba con la vida en general. De esta forma, muchos
escritores y pensadores cristianos fueron desarrollando históricamente la idea de cosmovisión
cristiana en su concepto y aplicación.
A pesar de la aceptación generalizada del concepto de visión del mundo para dar expresión
contemporánea al evangelio en todas las áreas de la vida, el enfoque de la visión del mundo no
ha estado exento de críticas. Primero, se ha cuestionado el hecho de que se está definiendo el
concepto de cosmovisión cristiana de manera racional en medio de un mundo modernista
altamente racional, y de esta manera, reduciendo el pensamiento cristiano a un marco meramente
intelectual. Sin embargo, es precisamente que la cosmovisión cristiana no se basa únicamente en
la razón, sino que toma como punto de partida la revelación que Dios mismo hace de sí mismo
en Cristo y la relación existencial que el cristiano tiene con Cristo. Segundo, dado que la
cosmovisión cristiana está en medio de múltiples cosmovisiones, existe la tentación de ser
relativo en el hecho de la pluralidad de cosmovisiones, y más en el contexto cristiano, donde
muchos simplemente afirman lo que es para ellos. Pero la cosmovisión cristiana debe ser
criticada y guiada por el Evangelio revelado en la Escritura como fuente absoluta de la verdad en
el mundo. La tercer crítica está relacionada con la anterior; la cosmovisión que está
fundamentada en las Escrituras tiene la posibilidad de desarraigarse de su fundamento bíblico y
adaptarse a los espíritus de la época. Sin embargo, una cosmovisión que emerge del drama
bíblico nos debe llevar una y otra vez, y cada vez más profundamente, a esa historia en lugar de
alejarnos de ella. Si bien todas estas críticas deben tomarse en serio, no creemos que ninguna de
ellas sea fatal para la apropiación cristiana de la "cosmovisión". Una cosmovisión cristiana
consiste en abstraer y expresar las creencias más integrales incrustadas en el drama bíblico, a
través de las cuales entendemos a Dios, la humanidad y el mundo. Por lo tanto, una cosmovisión
cristiana establece los principales elementos o creencias que constituyen la historia bíblica y
muestra cómo encajan en un marco coherente.
Siguiendo la línea de pensamiento anterior; si realmente creemos que la Biblia es la Palabra de
Dios para nosotros parece claro que nuestra cosmovisión debe estar arraigada y fundamentada
allí. Es necesario iniciar resaltando y enfatizando la plena Divinidad de Jesucristo. Esta
confesión se abre con una comprensión trinitaria de Dios. Jesús dice que ha sido enviado por
Dios el Padre para darlo a conocer y cuando Jesús regresa al Padre, él promete no dejar a sus
seguidores huérfanos, sino venir y vivir nuevamente entre ellos con la plenitud de su presencia
en el Espíritu Santo. Posteriormente, es inevitable el tener una cosmovisión arraigada en las
Escrituras y no tener presente la historia del mundo que en ellas se presenta. La trama principal
de la Biblia es la historia de cómo Dios restaura una creación que había sido desfigurada por el
pecado: primero viene la creación seguida de la caída, y luego viene la restauración.
Dios crea de manera perfecta todo lo que existe, y Él mismo describe que dicha creación es
buena en todo el sentido de la palabra. Asimismo, como clímax de Su creación, Dios crea al
hombre y le da el mandato de continuar la labor que ya había iniciado Dios. Así que, el hombre
es creado con el propósito de que trabaje y cuide la creación que Dios había hecho buena,
siempre reconociendo a Dios en medio de su labor al darle a Él toda la gloria. Sin embargo, la
tristeza de la creación de Dios es que en el hombre se halló maldad y la consecuencia de su
maldad introdujo en la creación el dolor del pecado. Desde la caída del hombre en pecado, la
creación sufre por causa de Él, con la esperanza de que el Creador traiga la restauración. Y es a
lo largo de la historia, que se evidencia la restauración de Dios en su creación. Primeramente,
enviando a Su Hijo y proveyendo salvación para el hombre caído. Y no solo esto, sino que
también tomando como objeto de redención y de reintegración a la creación completa, con el
propósito de hacer de toda la creación Su propio Reino. Pero es pertinente enfatizar que todo lo
anterior, Dios lo logra mediante y únicamente por Cristo. Cristo al morir en la cruz establece la
restauración tanto para la creación humana como para la creación no humana. Sin embargo, lo
intrigante de este hecho, es que Cristo ya venció al pecado que tenía atada a la creación, pero
todavía no ha llegado el cumplimiento perfecto de su victoria, aún la creación está con dolores de
parto y el hombre gime juntamente con ella por causa del pecado.
Lo anterior, evoca de parte de Cristo, un mandato para Su pueblo, con la misión de que
proclamen por toda la tierra la victoria que Cristo ya ha obtenido a favor de toda la creación y de
aquellos que estén dispuestos a recibirle.
4. Evaluación
Viviendo en la encrucijada es una propuesta para aquellos cristianos que están confundidos con
respecto a las cosmovisiones actuales que han ido surgiendo y que están en contra de una
cosmovisión bíblica y centrada en Cristo. De manera especial, el autor es claro en el desarrollo
de su libro, pues de forma implícita elabora una serie de pasos para tener una cosmovisión
bíblica en medio de un mundo anti bíblico. Y en base a lo anterior, el mismo autor declara que
tiene el propósito de redactar una introducción a una cosmovisión bíblica, lo que exactamente
establece desde los primeros capítulos de su libro. Además, no solo eso, sino que en la forma en
la que está documentado el texto es fácil de comprender para el lector promedio. El uso de
terminología es claramente entendible porque el mismo autor da las especificaciones. Clara y
evidentemente su contenido es bíblico, aunque en los primeros capítulos su énfasis no fue
escritural sino más bien histórico, a fin de contextualizar a la actual cultura. Para mi perspectiva
como creyente, el libro me recordó las cosas esenciales que se deben tener en cuenta para
demarcar una correcta cosmovisión. Por ende, personalmente, el libro me pareció agradable.

5. Aplicación Personal
Como lo venía mencionando al final de la evaluación, el libro me presentó una retroalimentación
de lo que ya tenía presente con respecto a una cosmovisión bíblica, sin embargo no la tenía
establecida con claridad viéndola desde la perspectiva de una “cosmovisión”. Así que, fue un
libro en el que pude adquirir conocimiento y contextualizar mi visión del mundo, no solamente
desde una visión bíblica sino también desde una visión general para tener presente tanto la
oposición como las convicciones firmes.