Está en la página 1de 3

HISTORIA DE LA ELECTRICIDAD

La electricidad es una forma de energía y se produce en la naturaleza, por lo que "No


fue Inventada”, y como otros muchos fenómenos se descubrió y poco a poco se fueron
ampliando y mejorando los conocimientos sobre ella para el uso práctico por el ser
humano.
En cuanto a quien lo descubrió, abundan muchos conceptos erróneos. Algunas
personas dan por cierto que el descubridor de la electricidad fue Benjamín Franklin por
sus experimentos con una cometa y posterior invento del pararrayos, pero esto sólo
ayudó a establecer la conexión entre el rayo y la electricidad, nada más.
La verdad sobre el descubrimiento de la electricidad es un poco más complejo que un
hombre haciendo volar su cometa.
En realidad, se remonta a más de dos mil años y se podría hablar mejor que del
descubrimiento, de la "historia de la electricidad".
Historia de la Electricidad
La primera mención de los fenómenos eléctricos se encuentra en los textos egipcios
antiguos alrededor del año 2.750 antes de Cristo (hace unos 4.750 años). Estos textos
hablan de peces eléctricos que se conocen como 'atronadores del Nilo' y defensores
de otros peces. Así que el primer descubrimiento de la electricidad en la historia
registrada del hombre fue en forma de bio-electricidad.

La mención a estos peces eléctricos se han encontrado también en griego, romano y


crónicas árabes. De hecho, en algunos casos, incluso hay una mención a las
descargas eléctricas de estos peces para utilizarla como una cura para los dolores de
cabeza y la gota.

En el año 600 antes de Cristo (ac), los antiguos griegos descubrieron que el roce de la
lana, la piel y otros objetos ligeros como las plumas con el ámbar (resina de árbol
fosilizada) causaba una atracción entre los dos objetos, y por lo tanto, lo que los
griegos descubrieron en realidad era la electricidad estática. En aquella época, un
filósofo griego llamado Tales de Mileto fue el que hizo este primer experimento e
investigó el efecto de electricidad estática del ámbar y erróneamente lo clasificó como
un efecto magnético resultante de la fricción. El Griego Tales, no sabía que el
descubrimiento era realmente electricidad. Tuvieron que pasar muchos años y siglos
para que se conociera la electricidad.

Los investigadores y arqueólogos en la década de 1930 descubrieron macetas con


láminas de cobre en su interior que consideran que podrían haber sido las baterías
antiguas destinados a producir luz en antiguos sitios romanos .Dispositivos similares
fueron encontrados en excavaciones arqueológicas cerca de Bagdad.

En el siglo XVII, se hicieron muchos descubrimientos relacionados con la electricidad,


tales como la invención de un generador electrostático, la diferenciación entre las
corrientes positivas y negativas, y la clasificación de los materiales como conductores
o aislantes.

En el año 1600, el médico Inglés William Gilbert utiliza la palabra latina “electricus”
para describir la fuerza que ejercen ciertas sustancias cuando se frotan unas contra
otras. Estudió tanto los fenómenos de la electricidad y el magnetismo , fue él quien
distinguió entre el efecto eléctrico del ámbar y el efecto magnético del imán. Le puso el
nombre de "Electricus" porque se derivaba de la antigua palabra griega para
denominar el ámbar, que era 'Elektron'.

Pocos años después, otro científico Inglés, Thomas Browne, escribió varios libros y él
usó la palabra “electricidad” para describir sus investigaciones sobre la base de la obra
de Gilbert.

En 1752, Benjamín Franklin llevó a cabo su experimento con una cometa, una llave, y
una tormenta. Esto simplemente demostró que el rayo y las pequeñas chispas
eléctricas eran la misma cosa.

En el año 1791, Luigi Galvani demostró que los nervios conducen señales a los
músculos en forma de corrientes eléctricas, lo que daría lugar a la ciencia de la bio-
electricidad.

El físico italiano Alessandro Volta descubrió que determinadas reacciones químicas


podrían producir electricidad, y en 1800 se construyó la primera pila voltaica (una
batería eléctrica) que producía una corriente eléctrica constante, y por lo que fue la
primera persona para crear un flujo constante de carga eléctrica o electrones en
movimiento.

Alessandro Volta también creó la primera transmisión de electricidad uniendo


conectores cargados positivamente y negativamente y condujo una carga eléctrica, o
el voltaje, a través de ellos.

Ya fue en 1831 cuando se convirtió viable el uso de la electricidad por el hombre


cuando Michael Faraday creó el primer dínamo eléctrico o generador eléctrico, que
resolvió el problema de la generación de corriente eléctrica de forma continua y
práctica.

El invento de la dinamo por Faraday abrió la puerta al estadounidense Thomas Edison


que inventó la bombilla incandescente de filamento en 1878. Anteriormente, las
bombillas habían sido inventadas por otros, pero la bombilla incandescente de
filamento fue la primera bombilla que podía iluminar durante horas.

Edison utilizó su sistema de corriente continua (DC) para proporcionar energía para
iluminar las primeras farolas eléctricas de Nueva York en septiembre de 1882.

Más tarde, en la década de 1800 y principios de 1900 Nikola Tesla se convirtió en un


colaborador importante para el nacimiento de la electricidad comercial por ser
considerado el padre de la corriente alterna. Trabajó con Edison y más tarde tuvo
muchos desarrollos revolucionarios en el electromagnetismo. Además tenía las
patentes que compiten con Marconi por la invención de la radio. Es muy conocido por
su trabajos en corriente alterna (CA), motores de corriente alterna, y el sistema de
distribución polifásica.

El inventor y empresario George Westinghouse compró y desarrolló el motor


patentado de Tesla para la generación de corriente alterna, pensando que el futuro de
la electricidad pasaría por este tipo de corriente y así fue. Hoy en día toda la
electricidad generada para nuestras casas y viviendas es corriente alterna.