Está en la página 1de 7

Comentario crítico realizado al artículo “Impacto de las redes sociales e internet en la

adolescencia: aspectos positivos y negativos.”

Hosman Steven Coba

Id: 694391

NRC: 5642

Corporación Universitaria Minuto de Dios

Facultad de Ingeniería

Comunicación Escrita y Procesos Lectores

Bogotá, bbril de 2019


El artículo “Impacto de las redes sociales e internet en la adolescencia: aspectos
positivos y negativos.” Escrito por el Doctor Elías Arab y Alejandra Díaz, en el año 2014 y
publicado posteriormente en el 2015, por la revista médica de la Clínica Condes en
Santiago de Chile, Chile. Da una simbiosis para describir el uso del internet en
adolescentes. Expone las ventajas y desventajas del mismo, y da una serie de
recomendaciones para que los adultos puedan controlarlo y de esta manera propiciar las
buenas prácticas en el internet por parte de los jóvenes.

Las redes sociales y el internet se han convertido en una de las formas de comunicación
más usadas por adolescentes y jóvenes. Si su uso es adecuado, las redes sociales pueden ser
de gran valor en muchos ámbitos, como el educativo, las relaciones interpersonales, la
comunicación, la innovación tecnológica entre otros. Sin embargo, un uso inadecuado de
las mismas pueden generar un uso problemático o adictivo. (Puerta, 2014)

Por lo anterior, es de vital importancia evaluar el impacto de las redes sociales y el


internet en la adolescencia, de tal manera es evidente la relevancia que artículo del Doctor
Elías Arab tiene en la actualidad. Lo que se pretende en el siguiente comentario, es
interiorizar sobre los puntos relevantes del mencionado documento, y exponer lo que
diversos autores y estudios sostienen sobre estos temas.

Principalmente se enfocará la discusión sobre los aspectos negativos del uso del internet
en los jóvenes y adolescentes. Para profundizar sobre este eje temático se tendrá como guía
las cuatro líneas de investigación principales que presentó García (2014) en su artículo
“Los riesgos de los adolescentes en Internet: los menores como actores y víctimas de los
peligros de Internet”.

Acceso a contenidos inadecuados

Con relación a este aspecto el autor nos dice lo siguiente:

(…)Sabemos que la exposición a violencia en los medios de comunicación, internet,


videojuegos y redes sociales, aumenta las interacciones agresivas en niños y adolescentes en
encuadres sociales inestructurados. Se produce, además, un alto grado de exposición
deseada y no deseada a pornografía en usuarios de internet y existe una mayor exposición
en individuos vulnerables (con tendencia a la delincuencia, con depresión y/o que han sido
victimizados) (…). (Arab, 2015)

Sin embargo este fragmento de un párrafo es todo lo que se dice del tema en el
documento base. Este riesgo debió haber sido mejor abordado, debido a que este es uno de
los factores que se ve con mayor frecuencia en el uso del internet y las redes sociales por
parte de los jóvenes y adolescentes.

Según las cifras presentadas por García et al (2014) el 21,7% de los adolescentes busca,
activa y voluntariamente, contenido sexual explicito, el 11,7% accede a páginas de apuestas
o casinos, el 6,7% de los entrevistados busca información sobre drogas y/o alcohol. Por
otro lado en cuanto a comportamientos problemáticos como descarga de archivos de música
y películas de manera ilegal, violando la ley de propiedad intelectual. Un 37,1% lo hace con
mucha frecuencia y el 33,9% en ocasiones.

Es resaltable que el acceso a contenidos no adecuados aumenta ostensiblemente cuando


los menores lo hacen de forma involuntaria. En este contexto, destaca el 48.5% de los
entrevistados que, de forma no intencionada, han entrado en páginas con contenidos de
gran intensidad sexual. El 28.1% menciona haber recibido páginas que promueven el
botellón o el consumo de drogas, el 24.4% contenidos violentos, el 23.8% contenidos que
ensalzan la anorexia o bulimia y el 22% páginas que promueven el racismo y la intolerancia
religiosa. Por último, un 11.9% de los adolescentes accedan sin querer a páginas sobre
apología del suicidio o daño auto infligido.

De las cifras anteriores se puede inferir que más de la mitad de la población de jóvenes y
adolescentes con acceso a internet, han accedido de forma voluntaria o accidental a
contenidos inadecuados, es por esto que se debió profundizar más sobre ésta preocupación.

Contacto con desconocidos y privacidad en Internet

Referente a esta temática, Arab nos muestra varios aspectos.

En cuanto a las solicitudes de amistad a desconocidos en la web, el estudio mostró que


esta conducta de riesgo mantiene la tendencia a la baja respecto a análisis anteriores, que
arrojaron que el 50% de los niños chateaba o se comunicaba vía email con desconocidos.
Esta encuesta estableció que el 96% de los jóvenes entrevistados recibió solicitudes de
amistad de desconocidos con amigos en común y que el 63% las aceptó. Mientras un 74%
recibió peticiones de desconocidos sin amigos en común, el 22% las confirmó. Al contrario,
un 53% envió una solicitud de amistad a desconocidos con amigos en común y un 15% a
completos desconocidos. (2014)

También el autor resalta dos comportamientos inadecuados a los cuales están expuestos
los adolescentes como lo son: El grooming “Es un conjunto de estrategias que una persona
adulta desarrolla para ganar la confianza del/la joven a través de internet, adquiriendo
control y poder sobre él/ella, con el fin último de abusar sexualmente de él/ella.” (Arab,
2014) Y el Sexting, “Es una práctica que consiste en compartir imágenes de tipo sexual,
personal o de otros, por medio de teléfonos o internet. El riesgo, es que las imágenes sean
publicadas y viralizadas sin permiso.” (Arab, 2014)

Aunque no es determinante, el contacto con desconocidos tratado en la primera cita de


esta problemática, constituye una de las principales causas de riesgo que puede derivar en
consecuencias más graves, como amenazas y acoso, expuestas en la segunda y tercera cita
de esta sección. En términos cuantitativos, este riesgo está más ampliamente abordado por
el autor, en comparación con la temática anterior.

Sin embargo, esta preocupación va más allá del acoso en términos sexuales y online,
como por ejemplo, existe un gran porcentaje de menores que se ha visto cara a cara con una
persona que conoció a través de internet (11,6%), o la información personal que es
compartida con desconocidos, o incluso publicada de forma voluntaria. Según García
(2014), algunos de los datos compartidos son: nombres y apellidos (70,1%), fotos o videos
personales (25,4%), dirección de correo electrónico o teléfono (9%), centro de estudios
(8,1%), dirección de residencia (2,6%), entre otros.

Percepción del riesgo de ciberbullying y acoso

En cuanto a este tema el autor nos muestra en una breve síntesis de lo que es éste tema.

La ciberviolencia o violencia virtual se refiere a la forma en que los medios de


comunicación (internet, telefonía móvil, sitios web y/o videojuegos online) pueden
favorecer la violencia e incluso ejercerla sobre distintos grupos de personas. Los niños y
jóvenes vinculados al fenómeno del matonaje escolar utilizan los medios de comunicación
como otra forma de ejercer violencia hacia sus pares, especialmente desde el anonimato.

Suele ser una extensión (virtual) del maltrato realizado presencialmente. Implica un daño
recurrente y repetitivo que tiene un impacto significativo en la o las víctimas. Se puede
manifestar de distintas formas: publicar en internet una imagen, video, “memes”, datos
privados y cualquier información que pueda perjudicar o avergonzar a alguien o hacerse
pasar por otra persona creando un perfil falso, ya sea para exponer aspectos privados de ella
o agredir a terceros, entre otros.

Sin embargo, nuevamente le hace falta profundizar acerca del tema, ya que éste como el
mismo lo menciona es una extensión y un agravante de un acoso que se realiza
presencialmente. Dicho matoneo ha concluido en un sinfín de ocasiones en desenlaces
trágicos, como pensamientos e incluso intentos (fallidos y exitosos), de suicido.

Según Rincón (2014), la característica principal de este tipo de ataque se manifiesta en


el hostigamiento, los insultos, la difamación y otros más que van quebrantando la salud
emocional de la víctima, lo que lo convierte en un acto de delincuencia en potencia, puesto
que las acciones que se realizan allí son el inicio de una cadena de destrucción y muerte.
Así, a través del ciberbullying se presentan manifestaciones en contra de otra persona, que
pueden causar daños psicológicos irreparables y terminar hasta en la muerte.

Éste es sin duda un tema de gran importancia debido a que es la problemática que más
afecta a los adolescentes psicológicamente hablando, pues ataca directamente su estabilidad
emocional, y daña su imagen social. Pero, adicionalmente, también requiere una mayor
atención pues en este caso en específico, los jóvenes no son solamente victimas sino
victimarios; por este motivo se deben tomar medidas tanto para ayudar a la víctima, como
para combatir y deslegitimizar al victimario.

Uso problemático de Internet/ Percepción de dependencia de internet

En este sentido el autor abarca tanto la definición como una serie de indicadores que
pueden significar una “ciber-adicción”.

Se define como un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control


sobre el uso de internet. Esta conducta conduce al aislamiento y al descuido de las
relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la
salud y de la higiene personal. Autores sugieren que algunos jóvenes (entre un 10- 15% del
total de usuarios) desarrollan conductas adictivas similares a la dependencia a sustancias.
Se generan fenómenos de abstinencia y tolerancia, sensación de pérdida de control y se
utilizan como método para escapar de la realidad. Involucra serias alteraciones sociales y
familiares. (Arab, 2014)

Este aspecto, ya que se detalla con más profundidad y se muestran unos posibles
indicadores, está abordado de mejor manera en el texto, que los anteriores. Por este motivo
y con el único fin de complementar lo dicho por Arab se destacan algunas cifras
importantes.

En el estudio ya mencionado con anterioridad realizado por García, un 7,5% de los


jóvenes asegura que se afectaría su estado de ánimo si no pudiera acceder a internet, y un
35,7% dice que aunque le molestaría no supondría nada grave. En cuanto al grado de
dependencia un 11,5% se conecta entre 3 y 5 horas al día y un 5,5% lo hace por más de 5
horas diariamente. Esto es preocupante ya que puede llegar a reducir el tiempo de otras
actividades ya sean de carácter educativo, físico (dormir, comer), social o familiar. De
hecho, el 12,5% dice haber bajado su rendimiento académico, el 10,7% percibe haber
reducido sus horas de sueño y el 4,5% pasa menos tiempo con sus amigos. (2014)

En conclusión se puede observar que a pesar de que los aspectos negativos del uso de la
internet en los jóvenes y adolescentes es el eje temático más grande en el documento base,
hace falta mucha más profundización, pues como bien lo dice el autor en la introducción
del texto, el objetivo del mismo es que los adultos tengan herramientas de aprendizaje con
todo lo relativo de la internet (en especial sus riesgos), para así poder ejercer un adecuado
monitoreo, acompañamiento y supervisión, del uso de este, especialmente por los
adolescentes.
Referencias

Arab, L. E., & Díaz, G. A. (2015). Impacto de las redes sociales e internet en la
adolescencia: aspectos positivos y negativos. Revista Médica Clínica Las Condes,
26(1), 7-13.

García, B. C., de Ayala López, M. C. L., & Jiménez, A. G. (2014). Los riesgos de los
adolescentes en Internet: los menores como actores y víctimas de los peligros de
Internet. Revista latina de comunicación social, (69), 23-24.

Puerta-Cortés, D. X., & Carbonell, X. (2014). El modelo de los cinco grandes factores de
personalidad y el uso problemático de Internet en jóvenes colombianos. Adicciones,
2014, Vol. 26, Núm. 1.

Rincón Rueda, A. I., & Ávila Díaz, W. D. (2014). Simbiosis vital para describir el
ciberbullying en Colombia. Revista Científica" General José María Córdova", 12(14).