Está en la página 1de 3

El Lugar Más Bonito del PERSONAJE PRINCIPAL

Mundo El personaje principal se llama Juan tiene siete años, es


cariñoso, honrado, le gusta estudiar mucho, no tiene padres, y
vive con su abuela

PERSONAJES SECUNDARIOS

Los personajes secundarios son: la abuela, la madre de Juan,


tío Miguel, tío Luis y tío Rodolfo.

La abuela vive en una casa rodeada de un terreno muy guapo.


Se gana la vida vendiendo arroz con leche en el mercado.
La madre de Juan no quiere mucho a su hijo, primero se
divorcia y luego se vuelve a casar con otro hombre.

El tío Miguel pinta cuadros muy bonitos.

El tío Rodolfo sabe dar saltos mortales hacia delante y hacia


atrás.

Resumen

Juan vive en las montañas de Guatemala, en un pueblo


llamado San Pablo. San Pablo, está al borde de un gran lago y
hay otros siete pueblos en sus orillas. La gente va de un pueblo
a otro en lanchas con motor o en canoa, hay una carretera pero
no es muy buena.

Juan nació en una casita que hay detrás de la casa


grande. Su padre era el guarde de la casa grande. Mi padre
salía por las noches con sus amigos y gastaba mucho dinero, y
un día él se marchó. Como mi padre se marchó el dueño de la
casa grande le pidió a mi madre que nos fuéramos de ahí. En
ese entonces mi madre tenía 17 años y no tenía nada de dinero
y nos fuimos a la casa de mi abuela y con ella vivían tres tíos
que están solteros y cinco tías casadas con sus hijos algunos noches sólo, nadie se preocupaba por él. Un día se le paso la
días vienen a quedarse.. hora, la abuela ya había cerrado el portón hace mucho tiempo.
Entonces se dirigió a casa de su padrastro, vio que estaba su
El abuelo murió hace muchos años, y la abuela no era madre sola y tocó. Ella al verle le dijo que entrara, Juan le
pobre, tenía una casa sólida y con puertecillas en las ventanas, preguntó si podía quedarse a dormir, le contestó que sí, pero
las que cerraba por las noches o cuando llueve. debajo de la cama para que su padrastro no lo viera, su madre
La abuela trabaja en el mercado vendiendo arroz con sacudió la alfombra y lo tapó.
leche, es una arroz con leche muy especial, porque no se come A la mañana siguiente, la madre lo despertó muy
con cuchara, se bebe en vaso. Se levanta todos los días a las 5 temprano y le dijo que se fuera y no volviera nunca más.
de mañana desde que tenía 13 años a prepararlo.
Cuando volvió a la casa de la abuela, ella le preguntó
Cuando se fueron a vivir con la abuela, Juan compartía donde había estado y que pasó, él le contestó que venía de
cama con su madre. La madre de Juan gana un poco de dinero casa de su padrastro y no pasó nada. Por la tarde la abuela y
lavando la ropa de la gente en lavandero que hay detrás de la Juan fueron a casa de su padrastro, ella les dijo que tenían que
casa de la abuela. Por las noches Juan y su madre salían a conseguir una cama para él. A la semana siguiente se la
pasear, y se encontraban con sus amigos, y lo pasaban muy llevaron. Desde ese momento, Juan solo veía de vez en cuando
bien. a su madre en la calle, y vio que estaba embarazada, pero su
Un día cuando estaban paseando un hombre se les medio hermano nunca se iba a enterar de su existencia.
acercó, a Juan le compró un caramelo y se quedó hablando La abuela enseñó a Juan a trabajar con ella en el
con su madre. Cada vez que salían se lo encontraban, entonces mercado, a vender arroz con leche.
la madre de Juan le dijo a su hijo que se iba a casar con ese
hombre, y que él no podía ir a vivir con ellos. Después de un tiempo ella le compró un equipo de
lustrabotas y Juan comenzó a trabajar como limpiabotas al
Ellos fueron a la casa de la abuela y se llevaron la lado de la oficina de turismo. De a poco comenzó a ganar
cama de Juan, después de un rato la abuela volvió, y Juan le dinero, los hombres adultos ganaban dos dólares al día, y Juan
dijo que se habían llevado su cama, la abuela se enojó mucho, uno, por lo que está muy bien, y siempre le entregaba el dinero
y Juan le pregunto si podía dormir con ella, pero la abuela, le a su abuela y ella le daba una parte.
dijo que ella trabajaba mucho y que necesitaba descansar bien.
Él se echó a llorar, pero la abuela le puso sacos de arroz vacíos Juan se ponía un poco triste cuando veía pasar a los
y una manta. niños que iban a la escuela y se preguntaba porque su abuela
no lo habría mandado, y decidió solo aprender a leer.
Ella le dijo que recordase que cierra el portón a las
ocho y media y que a partir de esa hora no deja entrar a nadie. Él preguntaba a sus clientes que ponían los carteles de
Después de que su madre se marchase, Juan salía por las alrededor cuando ya los había leído todos, un señor le dejó un
recorte de periódico que siempre llevaba con él. En pocos días
ya sabía leer, un día Juan decidió preguntar a su abuela lo de ir
a la escuela. Y ella le dijo que era muy pequeño, que solo tenía
5 años, pero Juan le dijo que ya tenía 7, la abuela se había
confundido donde vivía mucha gente en su casa. Al día
siguiente los dos fueron a hablar con la señora Irene, la
profesora. Ella decía que los otros niños estaban estudiando
aritmética y empezaban a leer un poco. La abuela le contestó
que sabía aritmética, y Juan que él sabía leer, le sacó la hoja de
periódico y empezó a leer.

Al día siguiente la abuela de Juan lo vistió con la ropa


más limpia que tenía y fueron hablar con la profesora doña
Irene. Pero ella le dijo que no podía ingresar este año, porque
ya estaba atrasado, porque los otros niños ya sabían aritmética
y leer, y la abuela le dijo que Juan ya sabía de aritmética y
Juan dijo que sabía leer. Doña Irene dijo que al ser así, podía
ingresar a primero. Juan en las mañana estudiaba y en la tarde
limpiaba zapatos.

Después de un tiempo los profesores mandaron una


nota a su casa donde decía que podría pasar a segundo, y que
si no podían pagarle los estudios los maestros lo harían. Y la
abuela en vez de felicitarlo, lo abrazo y lloro de felicidad.

La señora Irene todos los días se sorprendía por la


gran inteligencia de Juan.

Juan y la abuela salieron a dar un paseo, la abuela


pregunto a Juan qué traía debajo de la foto de San Pablo, él le
dijo que ponía" El lugar más bonito del mundo". Juan le
preguntó si San Pablo era el lugar más bonito del mundo, y
ella le contestó que podía ser cualquiera donde se pueda llevar
la cabeza bien alta y sentirse orgulloso de uno mismo, Juan
quedo conforme con la respuesta.