Está en la página 1de 39

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER

POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA CIENCIAS Y TECNOLOGÍA.


UNIVERSIDAD DE LAS CIENCIAS DE LA SALUD “HUGO CHÁVEZ FRÍAS”.
1 AÑO DE MEDICINA INTEGRAL COMUNITARIA

CARACTERISTICAS GENERALES DEL SÍNDROME DE ABSTINENCIA


NEONATAL

Autor: García Herny


C.I. 27007535

Caracas, Julio de 2018


INDICE
RESUMEN………………………………………………………………………………..4
INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………………5
CAPITULO I: EL PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN
1.1 Planteamiento del problema…….….………………………………………...6
1.2 Objetivos…………………………………………………………………….…..6
1.2.1.- Objetivos generales
1.2.2.- Objetivos específicos
1.3 Justificación……………………………………………..………………………7
CAPITULO II: MARCO TEÓRICO
2.1 Antecedentes.....…………………………………………….………………....8
2.2 Definición de términos..........…………………………………………………10
2.3 Bases Teóricas….……………………………………………………...……..11
CAPITULO III: METODOLOGÍA
3.1 Tipo y nivel de investigación…………………………………………………32
3.2 Descripción del ámbito de la investigación…………………………………32
3.3 Población y muestra………………………………………………………..…32
CONCLUSIONES………………………………………………………………………..34
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS…………………………………………….…..…35
ANEXOS………………………………………………………………………………….37
RESUMEN

Introducción: El uso de drogas por la gestante, produce muchas alteraciones en su


salud, que unida a su problemática psicosocial y a una escasa o nula vigilancia
prenatal, llevan a graves problemas, repercutiendo en el normal crecimiento fetal,
en la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina con manifestaciones de
síndrome de abstinencia, o incluso en el normal desarrollo posterior del niño.

El síndrome de abstinencia es la principal manifestación en el recién nacido


producto de la utilización de drogas durante el embarazo, por lo que el
conocimiento de los criterios de sospecha es de vital importancia en la atención al
recién nacido. La vida media de las drogas está prolongada en el feto, comparada
con el adulto. La mayoría se unen a receptores del SNC o afectan a la liberación
y/o recaptación de neurotransmisores, por lo que pudieran tener un efecto trófico
duradero sobre el cerebro en desarrollo. Cuando la gestante deja de recibir la
droga o en el momento del parto, cuando cesa el suministro materno de la
sustancia al neonato, éste puede desarrollar el síndrome de abstinencia. Las
manifestaciones clínicas dependerán de la sustancia consumida: alcohol,
barbitúricos, cafeína, diacepan, y opiodes y los síntomas se presentaran en
forma precoz o tardía, y el tratamiento dependerá también de la sustancia
consumida, junto con medidas generales.

Conclusiones: El síndrome de abstinencia neonatal es una complicación frecuente


en hijos de madres consumidoras de sustancias de abuso, por lo que debe ser
sospechar en hijos de madres consumidoras o con síntomas, manejado con
medidas no farmacológicas con los medicamentos adecuados. Y la mejor manera
de prevenirlo es a través de la promoción de la no adicción de opioides,
garantizando así una salud reproductiva saludable y responsable.

3
INTRODUCCIÓN

El uso de drogas ilegales (cocaína, cannabis, alucinógenos y anfetaminas), ha


experimentado un notable aumento en los últimos años, con una estabilización del
consumo de heroína, y la aparición de otras drogas en la población mundial, así
como el abuso de medicamentos con prescripción. Aunado a la situación, algunos
país como Uruguay, Argentina, Colombia, Jamaica Estados Unidos, Holanda,
Portugal, Bélgica, Suiza, entre otros, han legalizado el consumo de cannabis,
principal droga responsable del Síndrome de Abstinencia Neonatal (su sigla en
inglés NAS), el cual comprende el conjunto de manifestaciones o problemas en el
recién nacido cuando se le retira de la exposición a drogas, producto del consumo
de narcóticos de la madre durante el embarazo.

Según el estudio de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO) en el año


2009, 1,2 millones de mujeres, de las cuales la mayoría está en edad fértil, tienen
problemas asociados al uso de sustancias, y ello representa un problema de salud
pública que tiene gran repercusión clínica, social y psicológica para el recién
nacido.

Cabe considerar, por otra parte, que en la actualidad hacen falta programas
gubernamentales de prevención y promoción al no consumo de drogas, de
manera objetiva en las mujeres en edad fértil, donde se aborde ampliamente las
consecuencias de esta actividad, que no solo implica poner en juego la salud del
feto o neonato si no la de la madre también. No obstante, países como Uruguay
han legalizado del consumo de Marihuana, con el fin de combatir el narcotráfico,
pero no han sido objetivos en cuanto a las consecuencias que esto puede generar.

Sin embargo, hoy en día son muchas las personas que desconocen de la
existencia del “Síndrome de Abstinencia Neonatal”. Al mismo tiempo, el consumo
de drogas implica la manifestación de otros problemas en cuando al desarrollo del

4
feto, como malformaciones congénitas, aumento del riesgo de prematuridad y de
retraso del crecimiento intrauterino, de rotura prematura de membranas y de
morbimortalidad prenatal. Por otra parte el síndrome de abstinencia neonatal está
asociado a un amplio espectro de manifestaciones clínicas que aumentan los
riesgos neurológicos, cardiovasculares, gastrointestinales, respiratorios y
metabólicos para el neonato.

5
CAPITULO I: EL PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN

1.1 Planteamiento del problema

El Informe Mundial sobre las Drogas de la Organización de las Naciones Unidas


(ONU) del año 2013 resalta algunos cambios en el patrón de consumo a nivel
mundial: aunque el cannabis continúa siendo la sustancia más consumida y el
nivel de consumo de cocaína y heroína se mantiene, se reportó un aumento en el
abuso de medicamentos con prescripción y de nuevas psicoactivas sustancias, en
cuyos casos el síndrome de abstinencia va a presentarse con mucha frecuencia
(55-94% en los expuestos a opioides o a heroína).

Actualmente, la población mundial no cuenta con la información necesaria en


cuanto a las consecuencias que puede producir en el feto, el consumo de opioides
o heroína por parte de la gestante, ya que no existen campañas de prevención
que aborden en toda su extensión esta temática, es de saber que el consumo de
drogas es un agente teratógeno que puede producir un defecto congénito, pero
más allá de esto, también puede dar origen al síndrome de abstinencia neonatal.

A través de la revisión bibliográfica y consulta a profesionales de la salud, se pudo


determinar que en Venezuela no se cuenta con estudios en relación al SAN y este
vacío en el conocimiento es lo que motiva la presente revisión.

1.2 Objetivos

 1.2.1.- Objetivo general

Informar a los a la comunidad Médica del Centro Médico de Diagnóstico Integral


(CDI) 4 de Febrero, sobre las características generales del Síndrome de

6
Abstinencia Neonatal, incrementado el grado de conocimiento, concientización y
prevención del consumo de sustancias opioides durante el embarazo.

 1.2.2.- Objetivo específico

 Conocer las Características del síndrome de abstinencia neonatal.


 Conocer la fisiopatología del síndrome de abstinencia neonatal.
 Conocer los síntomas del síndrome de abstinencia neonatal.
 Conocer el tratamiento del síndrome de abstinencia neonatal.
 Identificar los mecanismos de prevención del síndrome de abstinencia
neonatal.
 Crear concientización de las embarazadas sobre el daño que le pueden
producir al feto, debido la adicción de drogas.

1.3 justificación

El conocimiento básico de la fisiopatología y tratamiento del Síndrome de


Abstinencia Neonatal (SAN) se considera esencial para que la sociedad este
informado de todos los aspecto que incluye esta patología, con el fin de que
puedan prevenir el consumo de drogas en las mujeres en edad de gestación, y
que adquieran habilidades en el automanejo de la enfermedad.

Una de las mejores herramientas para combatir este tipo de hábito de consumo de
drogas, es a través de charlas, talleres, campañas de prevención y el ejercicio
responsable y ético de la práctica médica, puesto que el informe Mundial sobre las
Drogas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del año 2013 se reportó
un aumento en el abuso de medicamentos con prescripción,es por ello que el
médico debe tener todo el cuidado al recetar opioides y sobre todo tomar todas las
medidas de seguridad, como el chequeo anual, y prevenir a la paciente sobre los

7
riesgo a los que puede quedar expuesta al quedar embarazada y continuar
administrándose estas sustancias.

CAPITULO II: MARCO TEÓRICO

2.1 Antecedentes

Aunque el uso de opio se remonta a las antiguas civilizaciones de Mesopotamia


(3400 a. C.), los primeros registros que sobreviven de la adicción al opio datan de
fines del siglo XVIII. Posteriormente, la morfina se aisló en 1804, la heroína se
sintetizó en 1874 y la adicción a estos opioides se volvió más común después de
su producción comercial.

Más adelante, en el siglo XIX se observó un aumento en la incidencia de la


adicción a la morfina y la heroína entre las mujeres, sin embargo, no se llegó a
pensar que los bebés se podrían ver afectados, puesto que se creía que el uso de
morfina entre las mujeres estaba asociado con la esterilidad y la pérdida del deseo
sexual. No obstante, esa falacia fue corregida después del primer caso reportado
en un neonato (1875), quien manifestó signos de abstinencia de opiáceos al
nacer, el cual fue diagnosticado con morfinismo congénito. Posteriormente, hubo
un aumento de informes similares. Sin embargo, la mayoría de los bebés
afectados murieron y no se ofreció ningún tratamiento específico, hasta 1903,
cuando apareció un informe en la literatura médica que describía la supervivencia
de un neonato después del tratamiento con morfina.

De este modo, la morfinidad congénita siguió siendo una curiosidad médica hasta
1947, cuando se informó el tratamiento exitoso de las convulsiones en un bebé
con morfinismo congénito. A partir de entonces, el aumento de los informes de
morfinismo congénito (y la morbilidad y mortalidad relacionadas) dieron como
resultado una atención significativa de los obstetras y los pediatras.

8
Posteriormente, la morfinidad congénita fue renombrada como “síndrome de
abstinencia en recién nacidos”.

Por otra parte, la metadona se introdujo como un tratamiento sustitutivo de la


adicción a los opiáceos en 1964. Al principio, se creía que el uso de metadona
durante el embarazo no estaba asociado con la abstinencia en recién nacidos; sin
embargo, la experiencia posterior contradijo esta mala impresión inicial. Mientras
tanto, la buprenorfina fue aprobada como una alternativa a la metadona para la
adicción a los opioides tanto en Europa (1996) como en los Estados Unidos
(2002). Finalmente, el uso de buprenorfina durante el embarazo también resultó
en NAS.

2.2 Glosario

Adicción: la OMS y la APA consideran que la adicción es una enfermedad con


entidad propia, un trastorno debilitante arraigado en los efectos farmacológicos de
la sutancia, con periodos de rehabilitación y de caída.

Barbitúricos: conjunto de psicofármacos usados como anestesia, desinhibidores


y analgésicos.

Defectos congénitos: son los trastornos estructurales, de la conducta,


funcionales y metabólicos que se encuentran presentes en el momento del
nacimiento.

Fisiología: es la una rama de la medicina que se dedica al análisis y estudio de


los mecanismos por los cuales se originan las distintas enfermedades.

Locus: de acuerdo a Serafín Mazporrote el locus es un lugar en un mapa genético


o en un cromosoma, ocupado por un gen.

9
Morfinismo congénito: es el estado morboso producido por el abuso o empleo
prolongado de la morfina o del opio: condición causada por la adicción a la
morfina.

Neonato: según medlineplus un neonato también se denomina recién nacido. El


período neonatal comprende las primeras 4 semanas de la vida de un bebé. Es un
tiempo en el que los cambios son muy rápidos. Se pueden presentar muchos
eventos críticos en este período

Neurotransmisores: también conocidos como neuromediadores, son sustancias


químicas creadas por el cuerpo cuya función en transmitir señales (es decir,
información) desde una neurona hasta la siguiente a través de unos puntos de
contacto llamados sinapsis.

Norepinefrina: también llamada noradrenalina (NA), es un químico orgánico en la


familia de las catecolaminas que funciona en el cerebro y el cuerpo como una
hormona y un neurotransmisor. Actúa para aumentar la fuerza de la contracción
del músculo esquelético, la velocidad y fuerza de contracción del corazón

Opioides: el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas considera que los


opioides son medicamentos que alivian el dolor. Reducen la intensidad de las
señales de dolor que llegan al cerebro y afectan las áreas del cerebro que
controlan las emociones, lo que disminuye los efectos de un estímulo doloroso.
Los medicamentos que pertenecen a esta clase incluyen la hidrocodona (por
ejemplo, la Vicodina), la oxicodona (por ejemplo, el OxyContin y el Percocet), la
morfina (por ejemplo, el Kadian y la Avinza), la codeína y otros medicamentos
relacionados.

Puérpera: mujer que acaba de dar a luz.

10
2.3 Bases teóricas

2.3.1 Definición de síndrome de abstinencia neonatal

El síndrome de abstinencia neonatal es el conjunto de manifestaciones que


presenta el recién nacido que estuvo expuesto a drogas adictivas opiáceas
mientras estaba en el útero de la madre durante su vida intrauterina a drogas. Al
nacer, la dependencia del neonato a la sustancia consumida por la madre continúa
y como la droga ya no está́ en el sistema circulatorio, el SNC del recién nacido se
hiperestimula, dando lugar a los síntomas de abstinencia.

2.3.2 Epidemiología

Según el estudio de la Administración de abuso de sustancias y salud mental de


Estados Unidos, el uso indebido de heroína se ha mantenido relativamente
constante en los países desarrollados, ha aumentado de manera alarmante en los
países en desarrollo. Indicó asimismo que el abuso de heroína es más común
entre las madres que no están casadas, son desempleadas, tienen menos
educación y están menos aseguradas. De igual manera, los embarazos entre las
mujeres que abusan de la heroína suelen ser no planificados y con un mínimo de
atención prenatal, estas madres generalmente tienen estilos de vida riesgosos y, a
menudo, tienen múltiples problemas sociales, nutricionales, físicos y de salud
mental. Si bien es cierto, los bebés nacidos de estas madres suelen ser
prematuros, generalmente tienen bajo peso al nacer y, a menudo, tienen un
crecimiento restringido.

De acuerdo con estudios realizados por la Organización Panamericana de la


Salud en el año 2009 con respecto a la frecuencia de presentación del SAN, se ha
evidenciado un aumento en su ocurrencia en los últimos años. En Estados Unidos
la enfermedad aumentó entre los años 2000 y 2009, pasando de 1,2 a 3,39 por

11
cada 1000 nacimientos intrahospitalarios. Mientras que, en el año 2013, el 4% de
los pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos neonatales
(UCIN) fueron internados a causa del SAN.

Por otra parte, en Estados Unidos, para el año 2010, se encontró que hasta el
92% de las mujeres consumidoras se hallan entre los 15 y los 45 años de edad.
Un 4.4% de las mujeres, en estado de embarazo, habían usado alguna sustancia
nociva: tabaco 16,4 %, marihuana 11%, alcohol 10.8% y, en menor proporción,
cocaína 1.1%

Por su parte, una investigación publicada en el año 2015 por la agencia de noticias
Reuters indica que en 2004, siete de cada 1.000 recién nacidos en EE.UU
presentaban dependencia física de narcóticos. Al final de 2013, la cifra aumentó a
27 entre cada 1.000.

En Latinoamérica, el monoconsumo de drogas ilegales es del 66.5% de la


población entre 16 y 64 años, con predominio del cannabis. Colombia ocupa el
quinto puesto entre 22 países latinoamericanos analizados con relación al
consumo de morfina y opioides. Con relación a la epidemiologia del síndrome de
abstinencia neonatal (SAN) en Venezuela, preocupa el hecho de que los reportes
son insuficientes.

2.3.3 Causas del síndrome de abstinencia neonatal

El síndrome de abstinencia se asocia generalmente a los opiáceos (heroína,


metadona, morfina), pero también pueden producirlo fenciclidina, barbitúricos,
benzodiacepinas, clordiacepóxidos, metilfenidato, alcohol, pentazocina y otros.
Suele aparecer en el 60-70 % de los recién nacidos de madres adictas y se inicia
entre las 4 y las 24 horas de vida, si bien es posible un síndrome tardío tras el uso

12
de metadona, clordiacepóxido o metilfenidato. (Sierra, Lopez-Vilchez y Paya,
2008).

La mayoría de los hijos de madres adictas a opiáceos presenta adicción fisiológica


a esos fármacos, ya que los opiáceos atraviesan la placenta. La fecha de
comienzo varía desde poco después del nacimiento, hasta las dos semanas de
edad y depende de:

A) Drogas usadas.
b) Fecha y dosis del consumo antes del parto.
c) Naturaleza del trabajo del parto.
d) Tipo de anestesia / analgesia administradas durante el trabajo del parto.
e) Madurez y estado nutricional del lactante.

Cuanto más cerca del parto sea el consumo de la droga, mayor será el retraso de
Aparición y más intensos los signos.

El NAS por lo común es más leve en el recién nacido pretérmino.

2.3.4 Fisiopatología del Síndrome de Abstinencia Neonatal

Los fármacos opiáceos tienen pesos moleculares bajos, son solubles en agua y
son sustancias lipófilas; por lo tanto, son fácilmente transferibles a través de la
placenta al feto. La transmisión de opioides a través de la placenta aumenta a
medida que aumenta la gestación. Los opiáceos sintéticos atraviesan la placenta
más fácilmente en comparación con los opiáceos semisintéticos mientras que, la
combinación de cocaína o heroína con metadona aumenta aún más la
permeabilidad de la metadona a través de la placenta.

13
En efecto, la facilidad con que estos medicamentos pueden cruzar la barrera
hematoencefálica del feto y la semivida prolongada de estos fármacos en el
feto, puede empeorar la abstinencia en los bebés.

Lo anteriormente expuesto, manifiesta que el síndrome de abstinencia neonatal es


el resultado final de la interrupción repentina de la exposición fetal prolongada a
los opioides.

Sin embargo, para entender la fisiopatología del SAN es necesario tener en cuenta
la capacidad de las sustancias para cruzar la barrera placentaria. Esta cuenta con
transportadores, enzimas de la citocromo P450 y diferentes bombas de flujo que
hacen que cada sustancia varíe su penetrancia. Las diferentes drogas, por ser
lipofílicas, con gran porcentaje de formas no ionizadas y de baja unión a proteínas,
atraviesan la placenta y pueden lesionar de manera fetoplacentaria al feto de
forma directa o alterar la unidad fetoplacentaria.

Ahora bien, cada sustancia tiene sus características propias, por lo cual la
fisiopatología del SAN varía. En la tabla 1, se encuentran los tiempos de inicio y de
duración de las diferentes etiologías del SAN. Los opioides son compuestos de
buena absorción. Sus efectos son explicados por el agonismo de receptores
opioides, que están acoplados a la proteína G inhibitoria. Actualmente se conocen
tres tipos de receptores: OP1 (delta), OP2 (kappa), y OP3 (mu), los cuales están
ampliamente distribuidos por el sistema nervioso central y también se encuentran
dentro del sistema nervioso periférico, el sistema gastrointestinal y varios otros
sistemas. En consecuencia, la falta de opioides en un estado crónicamente
estimulado aumenta la actividad en los receptores opioides, lo que lleva a una
mayor actividad adenil ciclasa y desequilibrio iónico celular. En última instancia,
esto da como resultado la producción incrementada de varios neurotransmisores a
través de una cascada de actividades enzimáticas.

14
Lo anteriormente expuesto, indica que el agonismo de los receptores opioides
produce reducción en la síntesis de Adenosin Monofosfato Ciclico (AMPc),
llevando a alteraciones en la regulacion de los canales de potasio y calcio, al
aumentar la conductancia de los primeros y disminuirla en los segundos,
produciendo hiperpolarizacion celular.

El centro de actividad más importante en la abstinencia de opioides es el locus


coeruleus de la protuberancia, este es el principal núcleo noradrenérgico del
cerebro y es extremadamente sensible al estado de los opiáceos. La falta de
opioides causa una mayor producción de norepinefrina, que es responsable de la
mayoría de los signos de NAS. Mientras que, el área tegmental ventral del
mesencéfalo, el centro de almacenamiento de dopamina, libera dopamina durante
la extracción de opiáceos.

Hay que mencionar, además, que la abstinencia de opioides también causa


disminución de la expresión de serotonina en el núcleo del rafe dorsal, causando
trastornos del sueño en neonatos sometidos a abstinencia de opiáceos. Los
déficits de opiáceos también afectan el funcionamiento de los sistemas nerviosos
autónomo y periférico, así como del sistema gastrointestinal. Los déficits de
opioides causan una mayor producción de neurotransmisores múltiples, como la
acetilcolina, durante la fase de abstinencia.

15
También, el consumo de cocaína durante la gestación parece ser que condiciona
el bloqueo de los receptores captadores de catecolaminas presinápticos, con lo
que se produce un aumento de adrenalina y noradrenalina en los receptores
postsinapticos. Este aumento estimula el sistema nervioso simpático causando
elevación de la tensión arterial, vaso constricción y taquicardia en la gestante y el
feto, y disfunción placentaria.

Acerca de opioides como la heroína, se debe resaltar su capacidad de


acumulación en el líquido amniótico, por la falta de mecanismos de
biotransformación, explicándose así el alto riesgo de abstinencia, entre otras
patologías.

A su vez, la abstinencia de opiáceos puede activar el eje hipotálamo-hipófisis-


adrenocortical, lo que lleva a una mayor liberación de corticotropina. Además, la
abstinencia de opioides puede estar asociada con hiperalgesia. También puede
afectar la expresión génica dentro de varios sistemas del cuerpo.
Todavía cabe señalar, que La incidencia y gravedad de la abstinencia es menos
extensa en los recién nacidos prematuros. Varios factores explican la disminución
de la incidencia en los recién nacidos prematuros, incluyendo disminución de la
exposición acumulativa, disminución de la transmisión a través de la placenta
durante la gestación temprana, disminución del aclaramiento
morfina, disminución de la excreción debido a la inmadurez de los riñones y el
hígado, disminución de tejidos grasos en los recién nacidos prematuros (la
metadona se acumula en el tejido graso), disminución del desarrollo del receptor y
de la sensibilidad del mismo.

2.3.5 Síntomas

El Síndrome de abstinencia depende de:

16
• Tipo de droga consumida.
• Intervalo de tiempo transcurrido entre la última dosis consumida y el parto.
• Semivida de eliminación de la droga.

Los síntomas de abstinencia se desarrollan durante la primera semana en el 55-


94% de los recién nacidos expuestos a opiáceos dentro del útero. Los signos de
abstinencia neonatales también se han descrito en lactantes expuestos
prenatalmente a benzodiacepinas, barbitúricos, alcohol y otras sustancias.
(Kliegman, R., Stanton B., Geme J., y Schor, N., 2016, p. 1882).

El 50-75% de los niños presenta manifestaciones clínicas de abstinencia, que


suelen empezar en las primeras 48 horas de vida y que varían en función de la
dosis materna diaria de esta droga (si es menor de 6 mg/24 h no aparecen
síntomas, o son leves), de la duración de la adicción (si es superior al año la
incidencia de abstinencia sobrepasa el 70%) y del momento de la última dosis
materna (la incidencia aumenta si la madre la ha tomado en las 24 horas
anteriores al parto). De forma excepcional, los síntomas pueden aparecer hasta 4-
6 semanas después del nacimiento. (Kliegman et al., 2016, p. 1882).

Los síntomas más llamativos son los temblores y un exceso de irritabilidad. Los
temblores pueden ser finos o mioclonicos e idénticos a los de la hipoglucemia,
pero es más frecuente que sean bruscos, involuntarios de las manos o asterixis y
bilaterales; las extremidades suelen estar rígidas, con hiperreflexia y resistencia a
la flexión y la extensión. Llaman la atención la irritabilidad y la hiperactividad, que
pueden llegar a provocar abrasiones cutáneas. Otras manifestaciones son estado
de vigilia, hiperacusia, hipertonía, taquipnea, diarrea, vómitos, llanto agudo,
succión de los puños, rechazo de los alimentos con pérdida de peso (succión
desorganizada) y fiebre. Son menos frecuentes los estornudos, los bostezos, el
hipo, las sacudidas mioclonicos, las convulsiones, las alteraciones del ciclo del

17
sueño, la congestión nasal, la apnea, las alternancias entre rubor y palidez y el
lagrimeo. La escala neuroconductual de la red de unidades de cuidados intensivos
neonatales (NNNS, Neonatal Intensive Care Unit Network Neurobehavioral Scale)
es una manera útil de evaluar a los neonatos expuestos a opiáceos y otros
fármacos. (Kliegman et al., 2016, p. 1882).

Tabla III. La escala neuroconductual de la red de unidades de cuidados


intensivos neonatales

ÁREA PUNTOS
Respiración forzada
Fisiológica
Aleteo nasal
Sudoración
Autónoma
Escupe

18
Hipo
Estornudo
Congestión nasal
Bostezo
Succión anormal
Movimientos coreiformes
Posturas y movimientos atetoides
Temblores
Movimientos en rueda dentada
Sobresaltos
Sistema nervioso central Hipertonía
Arqueo de la espalda
Puños cerrados
Pulgar cortical
Sacudidas mioclónicas
Convulsiones generalizadas
Postura anormal
Palidez
Piel moteada
Lividez
Cutánea
Cianosis global
Cianosis perioral
Cianosis periocular
Mirada huidiza durante la orientación
Tira hacia abajo durante la orientación
Escándalo/llanto durante la orientación
Visual
Seguimiento obligatorio durante la orientación
Nistagmo durante la orientación
Nistagmo espontáneo mantenido

19
Bloqueo visual
Estado de hiperalerta
Signo de la puesta de sol
Movimientos oculares erráticos en el plano
horizontal
Estrabismo
Parpadeo con tensión
Otros signos oculares patológicos
Arcadas/atragantamientos
Gastrointestinal Deposiciones blandas y acuosas
Ruidos y gases intestinales excesivos
Llanto de tono agudo
Llanto monótono
Llanto débil
Ausencia de llanto
Estado
Irritabilidad extrema
Cambios de estado bruscos
Incapacidad para conseguir un estado
despierto tranquilo (estado 4)

Tabla 106-1 | Escala neuroconductual

Síntomas del NAS según el tipo de sutancia opioide

 Metadona: el tratamiento con metadona de la madre provoca síntomas de


abstinencia intensos, cuya incidencia oscila entre el 20% y el 90%.
Presentan un comienzo más tardío (2-6 semanas de vida) del síndrome de
abstinencia. Se ha descrito que los recién nacidos de madres en programas
de metadona presentan un síndrome de abstinencia más frecuente, más
largo, de aparición más tardía (3º o 4º día de vida) y de más difícil control.

20
Esto podría explicarse por una mayor capacidad de fijación de la metadona
a las proteínas plasmáticas y su gran acumulación en los tejidos.
Últimamente se ha descrito que la metadona afecta menos a los
prematuros que a los términos, necesitando menos dosis de opiáceos,
menos duración del tratamiento y menor estancia global de hospitalización,
debido a que los prematuros tendrían sistemas de metabolización más
inmaduros, menor desarrollo de las conexiones dendríticas y de la
neurotransmisión, menor exposición al opioide y menor transmisión de la
metadona en el tercer trimestre de la gestación.

 La buprenorfina: (agonista opioide m parcial) es un opiáceo sintético


usado a menudo para el tratamiento de la dependencia a opiáceos, bien
solo (Subutex) o asociado a naloxona (Subuxona). La incidencia de
síntomas neonatales después del tratamiento materno con metadona y
buprenorfina puede ser similar, pero el patrón de la sintomatología podría
ser distinto; más temblor y un reflejo de Moro hiperactivo con la metadona y
más congestión nasal, estornudos y deposiciones sueltas con buprenorfina.
Los hijos de madres tratadas con buprenorfina desarrollan síntomas de
abstinencia 1-2 días más tarde que los de madres tratadas con metadona.

 El síndrome de abstinencia alcohólica: es poco frecuente. Los hijos de


mujeres que han estado bebiendo justo antes del parto pueden tener
alcohol en su aliento durante varias horas, ya que atraviesa rápidamente la
placenta, y los valores de alcoholemia en el niño son similares a los
maternos. Pueden presentar hipoglucemia y acidosis metabólica. Los que
desarrollan síntomas de abstinencia suelen estar agitados e hiperactivos,
con temblores intensos que duran unas 72 horas, seguidos por unas 48
horas de letargia antes de volver a la actividad normal. Pueden sufrir
convulsiones.

21
 El síndrome de abstinencia por fenobarbital suele afectar a los hijos de
madres adictas. Los síntomas suelen comenzar a una media de edad de 7
días de vida (2-14 días de intervalo). Los niños pueden presentar una
primera fase, aguda y breve, con irritabilidad, llanto constante, insomnio,
hipo y movimientos bucales, seguida de una fase sub-aguda con apetito
voraz, regurgitación y nauseas frecuentes, irritabilidad esporádica,
hiperacusia, sudoración y trastornos del sueño que puede durar de 2 a 4
meses.

 La adicción a la cocaína es frecuente en las mujeres embarazadas, pero


el síndrome de abstinencia en sus hijos es poco frecuente. Se caracteriza
por presentar un cuadro de irritabilidad, hiperreflexia y temblor, que remeda
el síndrome de abstinencia por opiáceos y que se denomina alteraciones
neuroconductales, presente también en los hijos de madres consumidoras
de anfetaminas y que es debido a un aumento de la neurotransmisión e
irritación del sistema nervioso central del feto. Estas manifestaciones
clínicas pueden estar presentes incluso si el consumo sólo ha ocurrido
durante el primer trimestre de la gestación.

 Consumo de marihuana: los recién nacidos de madres consumidoras de


marihuana pueden presentar clínica de temblores, dificultad para
tranquilizarse, sobresaltos, alteraciones del sueño y de la motilidad y menor
respuesta a estímulos lumínicos que en ocasiones requieren tratamiento
farmacológico. El consumo de 5 o más cigarrillos de marihuana a la
semana es suficiente para provocar este tipo de alteraciones.

 Consumo de tóxicos en inmigrantes: se ha descrito síndrome de


abstinencia al betel, sustancia consumida principalmente en el Sudeste
Asiático, y a la hierba mate, infusión muy extendida en América del Sur
(Argentina, Paraguay, Uruguay). Ambas tienen efectos excitantes, siendo el

22
principio activo del betel la arecolina, un agente colinérgico, y el de la hierba
mate, la cafeína y otras metilxantinas.

De acuerdo con Dra. Helka, M. y la Dra. Escalera, C. los síntomas del síndrome de
abstinencia neonatal son de dos tipos:

 Síntomas precoces:

 Estrés fetal con evacuaciones de meconio y posibilidad de aspiración


 Apgar bajo
 Prematuridad (anfetaminas)
 Bajo peso para la edad gestacional (Marihuana y anfetaminas)
 Disminución del perímetro cefálico
 Aumento de malformaciones congénitas
 Fragilidad y roturas cromosomitas
 Infartos cerebrales (Anfetaminas)
 Anomalías en el comportamiento neurológico
 Síndrome de abstinencia (Benzodiacepinas, anfetaminas, cocaína, alcohol,
barbitúricos, heroína, morfina, codeína)

 Síntomas tardíos:

 Alteraciones en el comportamiento (agresividad, hiperactividad).


 Retrasos madurativos.
 Retraso pondoestatural.
 Muerte súbita del lactante (Cocaína).

23
2.3.6 Diagnóstico

Para valorar la severidad del SAN, existen diversas escalas como la Finnegan
Modificada (escala MOTHER NAS), Neonatal Withdraw Inventory (NWI) (43),
Lipsitz Neonatal Drug-Withdrawal Scoring System, entre muchas otras. Sin
embargo, estas tienen limitaciones, pues están diseñadas para abstinencias por
opioides y en neonatos a término, excluyendo otro tipo de sustancias o prematuros
(44). Fundamentalmente, los puntos en común que estas escalas evalúan son:
irritabilidad, cambios en la alimentación, temblor y tono muscular.

Tabla IV. Modificado de Finnegan

A. Alteraciones del sistema nervioso central


1. Llanto agudo 2

Llanto agudo continuo 3

2. Duerme < 1 hora después de comer 3

Duerme < 2 horas después de comer 2


Duerme < 3 horas después de comer 1

3. Reflejo de Moro hiperactivo 2

Reflejo de Moro marcadamente hiperactivo 3

4. Temblor ligero al ser molestado 1

Temblor moderado o grave al ser molestado 2

5. Temblor ligero espontáneamente 3

Temblor moderado o grave espontáneamente 4

6. Hipertonía muscular 2

7. Excoriaciones 1

8. Mioclonías 3

9. Convulsiones generalizadas 5

B. Alteraciones vegetativas

24
1. Sudoración 1

2. Fiebre 37,2-38,8 ºC 1

Fiebre ≥ 38,4 ºC 2

3. Bostezos frecuentes 1

4. Erupciones cutáneas fugaces 1

5. Obstrucción nasal 1

6. Estornudos frecuentes 1

7. Aleteo nasal 2

8. Frecuencia respiratoria > 60/min 1

Frecuencia respiratoria > 60/min y tiraje 2

C. Alteraciones gastrointestinales
1. Succión con avidez 1

2. Rechazo del alimento 2

3. Regurgitaciones 2

Vómitos a chorro 3

4. Deposiciones blandas 2

Deposiciones líquidas 3

Puntuación total
Si puntuación > 8 → Iniciar tratamiento

Hay que mencionar, además que según la Dra. Helka, M. y la Dra. Escalera, C. el
diagnóstico del síndrome de abstinencia neonatal puede ser:

 Diagnóstico de sospecha: existen dificultades para identificar al recién


nacido expuesto a drogas intrautero, por lo que se debe sospechar en:

 Historia psicosocial materna que sugiera relación con drogas.


 Madres carentes de atención prenatal.
 Puérperas que desean abandonar el hospital inmediatamente tras el parto.

25
 Madres con signos de adicción.
 Madres que reclaman medicación de forma frecuente y en grandes dosis.

 Diagnóstico clínico:

Las manifestaciones clínicas de la abstinencia neonatal varían de acuerdo al tipo


de sustancias implicadas, del metabolismo y excreción de la droga y sus
metabolitos. Si el periodo de tiempo entre el uso materno de la sustancia y el parto
es mayor de 1 semana, la incidencia de abstinencia neonatal es baja. El inicio de
la sintomatología puede ser precoz a las 3 – 12 horas de vida (etanol), o tardía a
las 48-72 horas de vida (metadona).

Con respecto a los estudios paraclínicos, se utiliza un análisis de la orina o de


meconio. Aunque, la orina tiene una sensibilidad de los 37%y 30-60 % de falsos
positivos y no detecta consumos realizados más allá de las 72 horas.

El meconio tiene una sensibilidad del 87% y una especificidad del 100%, con 32%
de falsos negativos y 0% de falsos positivos. Sólo detecta a partir del 4º mes de
gestación.

Por su parte, se puede realizar en el neonato y en la madre, la prueba del cabello


que es más sensible. El cabello crece aproximadamente 1 a 2 cm por mes y se
segmenta; da información del abuso de drogas durante todo el embarazo. No
obstante, el cabello no es un buen biomarcador.

Diagnóstico diferencial: se efectúa con hipertiroidismo, hipoglucemia,


hipocalcemia, hipomagnesemia, gastroenteritis, sepsis, neumopatías,
dependencia de piridoxina, y en general con todos los cuadros que cursan con
aumento de la actividad neurológica.

26
2.3.7 Tratamiento

(Zapata, Rendón, y Berrouet, 2017) afirman que los objetivos del tratamiento del
SAN son dos, principalmente: restaurar las actividades del neonato (alimentación,
sueño, ganancia de peso) y prevenir complicaciones asociadas. Es importante
resaltar que lo ideal sería prevenir el SAN, para lo cual es importante una buena
asesoría preconcepcional y un manejo gestacional multidisciplinario.

Se debe agregar que, la decisión de utilizar un tratamiento farmacológico en los


neonatos con síndrome de abstinencia debe basarse en la presencia de signos de
abstinencia. Los niños con una exposición confirmada y sin signos no necesitan
este tipo de terapia. La abstinencia de drogas es un cuadro que se resuelve de
forma espontánea; sin embargo, la abstinencia de sedantes e hipnóticos, o a
opiáceos, puede poner en riesgo la vida. Entre las indicaciones que aconsejan el
tratamiento farmacológico están las convulsiones, los trastornos de la
alimentación, la diarrea, los vómitos excesivos, la incapacidad para dormir y la
fiebre. Existen varios métodos para valorar la intensidad de la abstinencia.
(Kliegman et al., 2016, p. 1882).

Régimen de vida: es muy útil aislar al niño en la incubadora, manipularlo lo


menos posible, evitar la luz y los ruidos, y vestirlo con ropa holgada para disminuir
las abrasiones cutáneas. Ofrecerle un chupete e inmovilizarlo con tallas está
indicado como profilaxis o tratamiento del llanto excesivo y la irritabilidad. (Sierra,
Lopez-Vilchez y Paya, 2008).

Alimentación: en los casos graves se retrasa la alimentación oral hasta obtener


una respuesta terapéutica farmacológica (48 horas). En los casos menos graves o
cuando el niño no vomita, se siguen las normas habituales, pero con tomas más
escasas y frecuentes, considerando las mayores necesidades calóricas de estos
recién nacidos. En el hijo de madre toxicómana activa se contraindica la lactancia

27
materna, excepto en madres en programas de metadona, sin otros consumos de
drogas y sin otras contraindicaciones. Cuando se trate de una extoxicómana
deberá descartarse la posible infección por virus de la inmunodeficiencia humana
(VIH), en cuyo caso también estará contraindicada. (Sierra, Lopez-Vilchez y Paya,
2008).

De acuerdo con (Zapata, Rendón, y Berrouet, 2017) Se han descrito diferentes


medidas no farmacológicas como controlar las características del ambiente, cama
de agua no oscilante y acupuntura, siendo más fácilmente modificable el control
del ambiente. La alimentación ha sido muy discutida, pues por las características
de las sustancias como: liposolubilidad, baja unión a proteínas, bajo peso
molecular favorecen el paso de la sustancia a la leche; es importante resaltar que
en madres que están estables con el tratamiento de metadona y buprenorfina la
lactancia no está contraindicada.

Los niños con síndrome de abstinencia a opiáceos han de ser cuidados en un


entorno tranquilo en el que se reduzcan los estímulos externos y que resulte
acogedor. El tratamiento del síndrome de abstinencia a la heroína y la metadona
se consigue con un tratamiento sustitutivo de opiáceos durante la primera o las
dos primeras semanas de vida. La metadona es la sustancia de elección, pero
puede usarse también buprenorfina por vía oral o sublingual. En contadas
ocasiones es necesario complementar el tratamiento con fenobarbital o clonidina.
La abstinencia a la metadona puede obligar a administrar cantidades más altas de
medicación y durante períodos más prolongados para controlar las
manifestaciones clínicas que en el caso de la abstinencia a heroína

La dosis y la duración del tratamiento pueden ajustarse en función de la respuesta


clínica. Hasta que los síntomas estén bajo control, puede ser necesaria la
administración parenteral de líquidos para prevenir la aspiración o la
deshidratación.

28
Tabla V

La mortalidad del síndrome de abstinencia se sitúa por debajo del 5%, y puede ser
ínfima si se realiza un diagnóstico y un tratamiento precoces. El pronóstico de un
desarrollo normal está condicionado por las circunstancias adversas de los
embarazos y partos de alto riesgo y por el entorno al que regresa el niño después
de recuperarse, así como por los efectos que pueda tener esa determinada droga
sobre el desarrollo fetal y neonatal.

En contraste con lo anterior, el fenobarbital se usa por su efecto gabamimético


para el tratamiento del SAN por opioides y por otras drogas en las cuales el SAN
implique un riesgo neurológico. Sin embargo, en el estudio multicéntrico realizado
por Hall, Es y cols, en el que comparan el fenobarbital con la morfina para tratar el
SAN inducido por opioides, alcohol y tabaco, se encontró que la duración del
tratamiento era más larga con el fenobarbital (22.7 vs 32.1 días, IC=95% P= .004).
Los alfa dos agonistas son útiles, ya que al atravesar barrera hematoencefálica,
producen sedación y disminuyen la hiperactividad adrenérgica. El medicamento

29
aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) es la clonidina, sin embargo,
cada vez hay más estudios sobre el uso de la dexmedetomidina. El riesgo de
clonidina está en el efecto rebote. También se ha asociado a hipotensión.
(Zapata, Rendón, y Berrouet, 2017)

La dexmedetomidina tiene más especificidad que la clonidina y efectos


simpaticolíticos, sedativos y analgésicos cuando se usan dosis entre 10-300
mcg/kg. Algunos autores plantean que la administración de dexmedetomidina para
tratar el síndrome de abstinencia puede disminuir el uso de benzodiacepinas y el
índice de severidad del mismo. (Zapata, Rendón, y Berrouet, 2017)

Así mismo, se ha encontrado que la dexmedetomidina es útil como terapia


adyuvante, pues no causa depresión respiratoria, a diferencia de otros sedantes y
analgésicos. Pero, al igual que otros alfa 2 agonistas, la descontinuación rápida
causa un efecto rebote. (Zapata, Rendón, y Berrouet, 2017)

2.3.8 Problemática social del recién nacido de madre drogadicta

El recién nacido de madre drogadicta es casi siempre un lactante con problemas:


irritable, llorón, mal comedor, con posibles patologías por su prematuridad e
infecciones de transmisión vertical. La madre suele estar ansiosa, a veces por su
propio síndrome de abstinencia, o presenta patologías infecciosas graves, con
poco apoyo familiar y social y sometido a una gran tensión por los cuidados extras
que requiere el bebé. Los cambios de destino de estos recién nacidos son
frecuentes y a los dos años el porcentaje de niños que están tutelados o
adoptados o que viven con los abuelos es muy elevado.

El hijo de madre drogadicta puede entrar en la definición de niño maltratado:


consumo de drogas antes de nacer, gestación no controlada, síndrome de
abstinencia, riesgo de malos tratos físicos y psíquicos y poca estimulación

30
posterior. No obstante, es cierto que estos últimos años se ha observado un
cambio evidente al generalizarse los programas de metadona en los adictos a
heroína, apreciándose una situación social francamente favorable, que ha
permitido socializar al adicto, lo que facilita el cuidado del hijo.

Los esfuerzos por parte de obstetras, neonatólogos y pediatras, unidades de


desintoxicación, servicios sociales y estrategias políticas, deberían aunarse para,
si no solucionar el problema, ofrecer a estos niños un ecosistema en el que les
sea más fácil desarrollarse.

2.3.9 Prevención del Síndrome de Abstinencia Neonatal y promoción del “no


consumo de sustancias opioides”

Dentro de los 5 programas priorizados por Barrio Adentro se encuentra el de salud


sexual y reproductiva y el de enfermedades crónicas no transmisibles. Y es a partir
de esto dos programas, donde el médico integral comunitario en compañía del
pueblo venezolano, debe ejercer sus funciones de prevención del síndrome de
abstinencia neonatal, a través de la promoción del no consumo de droga. Este
conjunto de acciones deben aplicarse en primer lugar en lo estudiantes o
adolescente puesto que esto son la población más vulnerable al consumo de
drogas y de alcohol. Índices que se han incrementado debido a que la inmadurez y
curiosidad, propias de la edad, los hace muy proclives para caer en tal tentación que
podría llegar a ser fatal.

Así mismo, las comunidades más desfavorecidas o de bajos recursos también


forman parte de la población más propensa al consumo de estas sustancias, más
que todo en aquellos lugares donde los índices de pobreza extrema son elevados,
ejemplo de ello son las barriadas populares.

31
Habría que decir también, que otra de las acciones a tomar es la concientización del
médico integral comunitaria, sobre la responsabilidad y honestidad que debe tener a
la hora de indicar una prescripción médica de opioides, y en caso de que así lo
amerite la paciente, es necesario explicarle los riesgo a que puede exponer su
embarazo, y en caso de estar embarazada debe acudir al médico y ponerse en
control.

Otro rasgo de gran importancia, es que se pueden tomar médicas a largo plazo
como ejercer una amplia campaña publicitaria a nivel nacional y mundial a través de
eslogan, medios de comunicación, redes sociales, entre otros.

Por otra parte, a nivel nacional se pueden aplicar talleres, charlas y foros dentro de
las comunidades de la mano con el médico (en compañía del ejército de batas
blancas) en los cuales se expliquen que es el SNA, sus casusas, síntomas y
tratamiento.

A su vez, se pueden realizar charlas y talleres en los liceos y escuelas en un periodo


de 2 semanas por cada institución para crear ese vínculo paciente-medico, que ellos
vean en estos profesionales de la salud un ejemplo digno del ser médico, y que la
información les llegue de forma eficaz y completa, para que estos a su vez vayan a
sus casas y planteen la situación, sobre las consecuencias que produce el consumo
de alcohol y drogas, antes y durante el periodo de gestación.

CAPITULO III: METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

 Tipo de estudio

Estudios descriptivos
Estudios explicativos

32
 Tipo de Investigación

El tipo de investigación es Descriptiva, la cual tiene como objeto la


descripción precisa del evento de estudio. Se asocia al diagnóstico y Su
propósito se basa en exponer el evento estudiado, haciendo una
enumeración detallada de sus características. En este tipo de investigación,
la indagación va dirigida a responder las preguntas: quién, qué, dónde,
cuándo, cuántos (Borderleau, 1997).

 Población de referencia

Pacientes del sexo femenino en edad gestante a nivel mundial

33
CONCLUSIÓN

El SAN es una complicación cada vez más frecuente en los hijos de madres
consumidoras, cuya principal causa es el consumo de sustancias opioides,
además de la falta de información por parte de la población general. Todo esto a
conllevado a un aumento de las cifras a nivel mundial de adicción a opioides en
mujeres en edad fértil Esta patología se puede presentar en diferentes
modalidades según la dosis materna diaria. Sobre la base de las ideas expuestas
se puede manifestar que hacen falta política de concientización y de prevención
de SNA, algunos gobiernos han hecho caso omiso a tal situación y han preferido
legalizar el consumo de drogas. Tal es el caso de Estados Unidos país que hasta
ahora registra las cifras más altas de SNA.

Conviene subrayar, que resulta de vital importancia prevenir el consumo de esta


droga durante el embarazo, puesto que si la madre no ha consumido ningún tipo
de sustancias opioides durante un periodo de una semana antes del parto,
probablemente el niño puede nacer sin ningún tipo de manifestaciones
sintomáticas. Sin embargo, sigue siendo de vital importancia prevenir el consumo
de drogas durante el embarazo ya que puede causar otros problemas, como
defectos congénitos.

Cabe considerar, por otra parte, que una vez instaurado el SNA, puede darse un
manejo tanto no farmacológico como farmacológico, que dependerá de la
frecuencia e intensidad de sus síntomas, y que pueden valorarse de acuerdo con
la escala de Finnegan modificada.

34
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Approach, H. (2009). Epidemiología del consumo de drogas en América Latina y el


Caribe. Pan American Health Organization.1-36. Recuperado de:
http://new.paho.org/hq/dmdocuments/2009/drug_use_epidemiology_web.pdf

Cando, K. y Cando, M. (2016). Prevalencia y Respuesta al Tratamiento del Síndrome de


Abstinencia Neonatal de hijos de madres adictas a opioides en la Maternidad Mariana
de Jesús desde Mayo del 2015 a Mayo del 2016 (tesis de grado). Universidad Católica
Santiago de Guayaquil facultad de ciencias médicas, Ecuador.

Helka, M. y Escalera, C. (s.f.) Síndrome de abstinencia neonatal. Actualización 1-7

Kempe, H. y Silver, H. (1985). Diagnóstico y Tratamiento Pediátricos. México, D.F.: El


Manual Moderno, S.A. de CV.

Kliegman, R., Stanton B., Geme J., y Schor, N. (2006.). Nelson Tratado de Pediatría.
España, Barcelona: Elsevier.

Kocherlakota, P. (2014). Síndrome de abstinencia neonatal. Academia Americana de


Pediatría, 34, 4-9. Recuperado de:
http://pediatrics.aappublications.org/content/134/2/e547

Mazporrote, S. (2008) Bilogía 2do Año de Ciencias (Ciclo Diversificado). Venezuela,


Caracas: Biosfera C.A.

Medlineplus. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Disponible en:


https://medlineplus.gov/spanish/

Mellado, E., Rodríguez, P., Ortuño, D., Jorreto, D., y López M. (2008) Manejo y
control del síndrome de abstinencia neonatal. Enfermería Global. 12, 1-21

35
Sierra, Lopez-Vilchez y Paya (2008). Abuso de tóxicos y gestación. Revista del Hospital
Universitario del Mar Universidad Autónoma. Barcelona. 17, 146-151.

Zapata, J., Rendón, D. y Marie F. Síndrome de abstinencia neonatal. Revista Pediátrica.


52-55

36
ANEXOS

Mecanismo de transmisión de drogas de la madre al feto

Embarazada adicta al alcohol y cigarrillo

37
Efectos del abuso del consumo de drogas,
alcohol y cigarrillos en el feto

38
Llanto agudo (Síntoma llamativo del SNA)

39

También podría gustarte