Está en la página 1de 141

Misión Optimización

Tania Sanz

Contents

Limitación de responsabilidad 5

Dos puntos rápidos que tienes que saber antes de comenzar 6

No hay una secuencia entre los capítulos . . . . . . . 7

El libro no tiene fecha de caducidad . . . . . . . . . . 9

Una promesa importante. 10

Hoy es un buen día para empezar . . . . . . . . . . . 14

El plan de la misión optimización . . . . . . . . . . . . 17

La pieza faltante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

Radio Habitualmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24

Da el primer paso ahora . . . . . . . . . . . . . . . . 27

Pau Forner: El miedo, la falta de confianza y una estrategia

para lograr tus objetivos (y ser más feliz) 31

La falta de confianza no es lo que parece . . . . . . . 34

Una estrategia para lograr tus objetivos . . . . . . . . 36

Comunicación efectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

1
Javier Iriondo: Retoma el control de tu vida y sácale provecho

a tu pasado para mejorar tu futuro 40

Usa tu pasado a tu favor . . . . . . . . . . . . . . . . 44

Estrategia de emergencia para momentos difíciles . . . 46

Tu pasado no define quién eres . . . . . . . . . . . . 48

Luis Jiménez: Los ingredientes para tener motivación interna

y tomar acción (basado en ciencia) 49

La motivación en tu cerebro . . . . . . . . . . . . . . 53

Para sentir motivación necesitas estos 3 ingredientes . 54

No esperes a la motivación para tomar acción . . . . . 56

Marta Romo: Los hábitos para tener un cerebro sano,

controlar el estrés y optimizar tu rutina 58

3 actividades para consentir a tu cerebo . . . . . . . . 64

Andrés Martín: Cómo estar más presente y vivir plenamente

con el mindfulness 68

¿Por qué tenemos que cultivar una mente sana? . . . . 72

3 beneficios del mindfulness . . . . . . . . . . . . . . 73

¿Cómo empezar con el mindfulness? . . . . . . . . . . 76

Patricia Ramírez: Entrena tu fuera de voluntad para empezar

a hacer ejercicio 78

Nuestras creencias son importantes . . . . . . . . . . 80

La fuerza de voluntad para empezar a hacer ejercicio . 83

Mejora tus creencias personales y tu actitud . . . . . . 86

Aitor Sánchez: Aprende a comer más saludable con

2
estrategias fáciles y realistas 87

El a,b,c de una comida saludable . . . . . . . . . . . . 92

Haz la compra en el mercado local . . . . . . . . . . . 94

Usa tu sentido común . . . . . . . . . . . . . . . . . 96

Carlos Casabona: Claves de la alimentación infantil para

comer saludable en familia 97

¿Por qué hacer ejercicio no es la solución completa para

combatir el sobrepeso o la obesidad? . . . . . . . 102

¿Cómo mejoramos la aceptación de alimentos

saludables en los niños? . . . . . . . . . . . . . . 104

Eduardo Calixto: Cómo funciona tu cerebro en la vida

cotidiana: amor, felicidad y otras emociones 106

El loco enamoramiento . . . . . . . . . . . . . . . . . 109

Llorar nos hace humanos . . . . . . . . . . . . . . . 111

La alarma del cerebro se llama cortisol . . . . . . . . . 112

¿Y cómo se ve un cerebro feliz? . . . . . . . . . . . . . 114

Juan Revenga: Cómo adelgazar de forma segura y sin el

peligro de las dietas milagro 115

El foco rojo para desconfiar . . . . . . . . . . . . . . 119

Si yo veo que no me cierran los pantalones ¿qué puedo

empezar a hacer? . . . . . . . . . . . . . . . . . 121

Lorena Franco: Cómo elegir el libro ideal para comenzar con

el hábito de leer 122

El poder de la constancia . . . . . . . . . . . . . . . . 125

3
El tiempo como inspiración . . . . . . . . . . . . . . . 126

El hábito de la lectura . . . . . . . . . . . . . . . . . 127

Alejandro Ordoñez: Reflexiones, inspiración y pensamientos

de motivación para la vida diaria 129

Somos gigantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132

Enamórate de lo que no te gusta de mí . . . . . . . . 133

El pasado como fuente de inspiración. . . . . . . . . . 134

Ahora empieza tu propia misión optimización 136

4
Limitación de responsabilidad

A continuación se presentan una amplia gama de opiniones

sobre una variedad de temas relacionados con la salud y el

bienestar. Estas opiniones reflejan la investigación y las ideas del

autor o aquellos cuyas ideas presenta el autor, pero no tienen la

intención de sustituir los servicios de un profesional de la salud

capacitado. Consulte con su profesional de la salud antes de

poner en práctica lo leído. El autor y la empresa no se hacen

responsables de los efectos adversos que se deriven directa o

indirectamente de la información contenida en este libro.

5
Dos puntos rápidos que tienes que saber

antes de comenzar

6
No hay una secuencia entre los capítulos

Cada capítulo puede leerse de forma independiente.

La optimización personal puede comenzar por cualquier rincón

de tu rutina, por dentro o por fuera y al ritmo que tú decidas. Por

eso, siéntete libre de leer en secuencia o de saltar a los capítulos

que más te motiva leer en este momento.

Aquí está lo que descubres en las siguientes páginas:

• Pau Forner: El miedo, la falta de confianza y una estrategia

para lograr tus objetivos (y ser más feliz)

• Javier Iriondo: Retoma el control de tu vida y sácale

provecho a tu pasado para mejorar tu futuro

• Luis Jiménez: Los ingredientes para tener motivación

interna y tomar acción (basado en ciencia)

• Marta Romo: Los hábitos para tener un cerebro sano,

controlar el estrés y optimizar tu rutina

• Andrés Martín: Cómo estar más presente y vivir

plenamente con el mindfulness

• Patricia Ramírez: Entrena tu fuera de voluntad para

empezar a hacer ejercicio

• Aitor Sánchez: Aprende a comer más saludable con

estrategias fáciles y realistas

• Carlos Casabona: Claves de la alimentación infantil para

comer saludable en familia

• Eduardo Calixto: Cómo funciona tu cerebro en la vida

7
cotidiana: amor, felicidad y otras emociones

• Juan Revenga: Cómo adelgazar de forma segura y sin el

peligro de las dietas milagro

• Lorena Franco: Cómo elegir el libro ideal para comenzar

con el hábito de leer

• Alejandro Ordoñez: Reflexiones, inspiración y motivación

para la vida

Al final del libro encuentras algunas estrategias para poner en

práctica lo aprendido de forma constante en tu vida diara.

8
El libro no tiene fecha de caducidad

La ciencia está avanzando a pasos agigantados mientras estás

leyendo y, aunque eso es una gran noticia, también representa

que muchos libros que has leído hace algunos años, ya no están

a la vanguardia o sus estrategias han dejado de funcionar.

Es por eso que lo que encuentras en este libro, son principios

fundamentales sobre bienestar, salud y alimentación, que te

ayudarán hoy y 10 años en adelante a mejorar tu rutina diaria.

Sin embargo, quiero que siempre recibas las estrategias más

actualizadas y basadas en ciencia. Así que tienes a tu disposición

un sitio web exclusivo para miembros de este libro que puedo

mantener actualizado constantemente.

En este apartado virtual, encuentras recursos extras como el

audio completo de este libro, una guía extra con algunos pasos

simples para cambiar hábitos, un curso por correo gratis.

El acceso de por vida está incluido en tu compra y todo lo que

tienes que hacer click aqu;i o ir al sitio web a continuación.

habitualmente.com/mision-optimizacion

9
Una promesa importante.

Recuerdo que era un día soleado, pero hacía frío.

No era lunes, ni principio de mes, era un día de invierno como

cualquier otro, lo único distinto fue ese peculiar miedo que jamás

había sentido.

Todo empezó después de visitar al dentista. La amable

recepcionista me dio un nueva cita dentro de 6 meses para la

siguiente revisión. Saqué el móvil, abrí el calendario y avance

varios meses en el futuro hasta encontrar esa fecha. Antes de

despedirme, escribí: “no olvidar cita dentista 9:00 am” y salí de

la clínica con un sabor fresco de menta.

Cuando llegué a casa, me quité las botas y el abrigo. Me dirigí a

la cocina para hacerme un café bien caliente, así que preparé la

cafetera y prendí la estufa. Mientras tanto busqué mi taza roja

favorita en el armario de arriba y abrí la nevera para sacar la

leche, la cual tenía ya varios días desde que la compre, así que

10
era probable que estuviera a punto de caducar “A ver ¿qué día

dice la etiqueta?” me pregunté, pero, como es típico en mí sin los

efectos de la cafeína, olvidé qué día era.

Fuia a buscar el móvil para consultar la fecha, pero cuando vi la

pantalla, el calendario capturó toda mi atención. Me di cuenta de

que aún me quedaban algunos meses antes de cumplir ¡30 años!

y que por suerte caerá en sábado.

Seguí paseando por los años con una inmensa curiosidad como

quien ve a las hormigas por primera vez, avanzando más y más

en el tiempo para descubrir qué día de la semana serían mis

próximos cumpleaños.

Traté de pensar qué es lo que haría durante ese día miércoles

del 2038 cuando cumpliera 50 años ¿y si me autoregalo un viaje

a Nueva York? ¿o quizás ya exista un “todo incluido” a la luna?…

Dejé volar mi imaginación y mis dedos llegaron rápidamente al

año 2073 justo cuando tuviera la edad de mi abuela – ¿será que

todavía tendré fuerza suficiente para salir a correr? ¿qué color de

gafas voy a elegir?

Y de repente, mientras seguía avanzando por el calendario, un

pensamiento apagó mi emoción y me hizo sentir un miedo muy

diferente, casi incómodo:

Tania, no puedes seguir avanzando en el tiempo indefinidamente…¿cuándo

será mi último cumpleaños? ¿hasta qué edad voy a vivir?

11
Vale, es un poco depresivo pensar en eso, pero al mismo

tiempo considero que es un potente motivador para hacer algo

extraordinario de tu vida con ese valioso tiempo ¿qué cosa

valiosa vas a emprender hoy por ti y para ti?

Seguramente coincides conmigo en este punto: no se trata de

vivir mucho, sino de aprovechar el tiempo que te toca de forma

saludable y Vivir pero ¡con V mayúscula!

Por eso en ese momento, decidí hacerme una promesa

importante: “mejorar cada día”.

No es una promesa fuera de lo común. Si lo piensas, el “quiero

ser mejor” es una filosofía casi natural en todos nosotros. En

el fondo deseamos un bienestar completo, que nos permita

vivir más saludables, más felices, ser un mejor ejemplo y

experimentar ese sentimiento de satisfacción personal.

Muchas veces estas mejoras diarias son diminutas, casi

imperceptibles y no aparecen con fuegos artificiales, pero sí que

se acumulan y hacen la gran diferencia a lo largo del tiempo.

Con esa extraña cosquilla en la barriga, avance todavía más

años en el futuro para aterrizar el miércoles 22 de Diciembre

del año 2088, fecha en la cual estaré festejando un centenario

de mi nacimiento. Y aunque es probable que no pueda ver el

amanecer de ese día (o tal vez sí) decidí marcarlo como la “fecha

de caducidad” de mi promesa.

12
Espera… ¡la fecha de caducidad! ¡la leche! ¡el café!

Recordé que el café aún estaba en la cocina y fui corriendo para

evitar un desastre en la estufa. Por suerte, la cafetera apenas

estaba empezando a gorgotear y el rico olor impregnó mi nariz.

Vacié el contenido en mi taza roja y, decidí mejor ponerle un

chorrito de leche de almendras y una pizca de canela.

13
Hoy es un buen día para empezar

Mientras disfrutaba de mi rico café, recordé que tenía un montón

de correos sin responder, que también había que lavar la ropa y

que era necesario salir a hacer la compra. Así que sentí el impulso

de posponer el momento de iniciar con mi promesa y hacer algo

más productivo (a corto plazo) en su lugar.

La justificación inmediata que me di a mí misma para posponer

mi promesa, fue simplemente que el “mejorar” no es algo

urgente, y que seguramente vendrían mejores mañanas para

empezar.

Pero la verdad era que en el fondo tenía miedo de dar el

primer paso y, tal vez fallar. Es algo que nos pasa a todos al

proponernos algo nuevo: siempre es más fácil decirlo que tomar

acción, incluso aunque se trate de avanzar un paso muy chiquito.

Por suerte, un pensamiento valiente vino al rescate y me hizo

preguntarme ¿cómo sería mi vida si yo comenzara a hacer eso

que tanto miedo me da?…

Me emocioné de solo imaginar todo lo que podría mejorar, todo

lo que podría aprender, descubrir y lograr en tantos años que

están por venir. Que bien sería aprender a pintar al óleo como

esa artista que sigo en Instagram, mejorar mi nivel de alemán,

aprender a programar una app como mi esposo (o por lo menos

lo básico), correr un minuto más rápido mi ruta favorita de 10km,

quizás sea necesario trabajar con mi autoestima, aprender a

14
preparar el rico flan napolitano de mamá y de paso mejorar mi

sazón en la cocina, explorar con alegría los libros de historia

como mi hermano, dedicar más tiempo a la meditación en la

mañana o a ser tan valiente y paciente como papá para enfrentar

los obstáculos que vengan.

Sin dudarlo ni un segundo, abrí el calendario en la fecha del día

para escribir lo siguiente: “hoy empieza la misión optimización”.

No sé muy bien por qué bauticé a esa bonita promesa como

“misión optimización” quizás tengo que dejar de leer libros de

espías secretos o, tal vez se debe a la extraña fascinación que

tengo por el tema del espacio y los viajes intergalácticos (como

seguramente ya te diste cuenta por las ilustraciones)

Pero si de algo puedo estar completamente segura, es que

para poder exprimir cada día, soplar más velitas en el pastel,

conquistar ese éxito personal que imaginas, dar lo mejor de

ti, disfrutar, aprender, explorar y crecer, necesitas empezar a

optimizar tu rutina diaria hoy.

Optimizar tu rutina es un proyecto personal para mejorar tu

calidad de vida, que empieza desde adentro y se extrapola hacia

todos los rincones de tu rutina diaria, incluso en dirección hacia

esas personas que quieres ver feliz.

Es algo parecido a abrir la cortina de la ventana en la mañana y

ver como la luz cálida del nuevo día impregna todos los rincones

15
de la habitación.

Y hoy es un buen día para abrir esa cortina y dejar que entre la

luz del solecito a todas las áreas de tu vida.

16
El plan de la misión optimización

Quizás has escuchado el famoso dicho: “eres el promedio de las

cinco personas que te rodean”. Y desde mi punto de vista, no

eres solamente el promedio de las cinco personas que te rodean,

también eres el promedio de los cinco hábitos que haces, las

cosas que comes, los pensamientos que te tienes, los contenidos

que consumes o los libros que lees.

Aquí tiene sentido usar mi propio cliché: los hábitos le dan forma

a tu estilo de vida hoy y en el futuro.

Aunque en lo personal, puedo calificar a los hábitos de mi rutina

diaria como “suficientemente buenos”, siempre aparecen esos

momentos en los que uno se pregunta ¿y si puedo mejorar un

poquito más?

Tal vez te despiertas anhelando que el día sea simplemente

“lo suficientemente bueno” y, no tiene absolutamente nada de

malo, pero creo que con demasiada frecuencia nos quedamos

enterrados en la comodidad de “lo suficientemente bueno”. O

tal vez estamos cavando una madriguera de conejo con cada

mala decisión que tomamos, quizás por razones incorrectas.

Las preguntas abren la puerta de las posibilidades, por eso, ¿qué

pasaría si nos proponemos cada mañana mejorar un poquito?

¿qué pasaría si empezamos a construir en dirección al cielo en

vez de seguir cavando? ¿Cómo se ve tu día un escalón arriba del

“suficientemente bueno”? ¿Qué podrías hacer hoy 1% mejor?

17
Esa fría tarde, me armé de valor y abrí la computadora para

comenzar a escribir el plan de la “misión optimización”.

Tenía que empezar cuánto antes, aún estaba a tiempo.

Pero, para dar el primer paso necesitaba ayuda. No podía lograr

mejorar mi rutina diaria en solitario, sobre todo cuando hay

tanta información valiosa que aprender y poner en práctica (o

más específicamente cuando podía absorber las experiencias,

investigaciones y consejos de grandes expertos mundiales).

Tomé la decisión de leer, investigar, y aprender de reconocidos

escritores, investigadores y profesionales para empezar mi

propia misión optimización.

Así que mi plan tenía inicialmente las siguientes 2 etapas:

• Etapa 1: Investigar y seleccionar aquellos libros de los que

podía extraer muchos aprendizajes y estrategias sobre

cómo mejorar en diferentes áreas de mi vida.

Para lograr esta primera etapa le pedí ayuda a los más de 100,000

suscriptores de Habitualmente. Envíe un correo electrónico con

estas dos preguntas:

• ¿Qué libro me recomendarías?

• ¿Qué libro ha tenido un impacto en tu vida o te ha ayudado

de alguna forma?

y así empecé a recibir una lluvia de respuestas.

18
Leí todas las recomendaciones recibidas y con cuidado fui

descartando aquellos libros que ya había leído, conserve

aquellos que más me entusiasmaba leer y agregue algunos otros

que tenía pendiente de leer desde antes.

Terminé con una lista con más de 30 libros. Pero, para dar

el primer paso, seleccione la mitad de los libros con temas

diferentes: desarrollo personal, alimentación, mente sana,

ejercicio y un bonito etcétera.

Una vez terminada esta etapa, comenzaba la segunda etapa

importante.

• Etapa 2: Leer estos libros con atención, hacer notas,

aprender mucho y, por supuesto, poner en práctica todo

lo subrayado.

Con este plan de 2 etapas y con mucha ilusión, inauguré esta

misión de optimizar por dentro y por fuera mi rutina diaria.

Por supuesto que no fue de un día para otro, pero, fui constante

y poco a poco leí con atención cada libro, subrayé y, así como

estaba planeado, me desperté cada mañana tratando de poner

en práctica lo que había aprendido. Te confieso que lo más

bonito fue disfrutar esa refrescante sensación de empezar mi

“misión optimización” antes de que acabara este año.

19
La pieza faltante

Cuando terminé los 15 libros, ya tenía un montón de ideas para

seguir moldeando una rutina más saludable, llena de bienestar.

Pero, fue justo en ese instante cuando me di cuenta de que mi

plan estaba ¡incompleto!

¿Cómo era posible que todos esos conocimientos, ideas,

consejos, investigaciones y reflexiones se quedarán atrapados

en privado? ¿Cómo era posible que solo yo pudiera disfrutar de

ese sentimiento de satisfacción personal?

Tenía que lograr que todo el mundo descubriera todo eso que yo

ya estaba poniendo en práctica para mejorar mi vida.

Tenía que lograr que tú empezaras a optimizar tu rutina diaria y

que experimentes año con año esa agradable sensación de hacer

algo bueno por ti.

Había una pieza importante que hacía falta en mi plan inicial, así

que lo modifiqué agregando 3 etapas más:

• Etapa 3: Investigar a detalle a los autores, leer su

biografía, ver sus entrevistas, artículos publicados y tratar

de conocerlos muy de cerca.

Después de leer los libros, me negué a quedarme atrapada en el

“fue bueno leer ese libro”, yo quería saber más de los autores,

encontrar su fuente de inspiración, conocer sus secretos, qué

20
razón los hace salir de la cama cada mañana, a qué le tienen

miedo, qué los motivó a escribir, aprender de sus errores y

descubrir sus experiencias.

• Etapa 4: Ponerme en contacto con cada uno de los

autores de estos increíbles libros para coordinar una

entrevista, en la cual pudiera hacerles las 1000 preguntas

que probablemente tenía, charlar un poco más sobre

los contenidos y de paso, lograr exprimir algunas otras

estrategias, experiencias y conocimientos.

• Etapa 5: Publicar esas entrevistas en Habitualmente.com

para que los más de 3 millones de lectores anuales

pudieran escucharlas sin costo, aprender y poner en

práctica todo lo aprendido para comenzar una misión

optimización personal.

Corte comercial: estas valiosas e interesantes entrevistas están

publicadas en RadioHabitualmente.com, en donde puedes

escucharlas gratis las veces que quieras.

Pero, había un pequeño detalle específicamente con las dos

últimas etapas del nuevo plan: tenía miedo.

Sí, una vez más tuve miedo de comenzar algo nuevo. Te soy

sincera, me daba pavor comenzar con las entrevistas por muchas

razones:

En primer lugar, estaba mi inseguridad, esos expertos a los

21
que yo quería entrevistar están acostumbrados a la prensa

profesional y, yo no soy periodista, no tenía experiencia para

plantear preguntas inteligentes o relevantes. También tenía

miedo a exponerme, estaba bastante cómoda escribiendo

artículos que pudiera revisar varias veces antes de publicarlos,

en cambio, en una entrevista tenía una sola oportunidad y, el

miedo de hacer el ridículo se asomaba en mi cabeza con su risa

burlona.

En segundo puesto estaba el típico miedo al rechazo ante

un posible “no” de parte de los autores como respuesta a mi

propuesta.

Y por último, la cereza en el pastel de mis miedos, era una

pregunta traicionera que saboteaba mis ganas de seguir con el

plan: “¿y si a nadie le interesa escuchar las entrevistas? ¿y si me

esfuerzo y fracaso?…”

No fue fácil, créeme que la seductora y cómoda idea de olvidar

el tema de crear un podcast y seguir simplemente escribiendo

artículos, me tentaba.

Entonces ¿cómo superé ese miedo?

La verdad es que no lo superé. Lo que pasó fue que recordé mi

promesa “mejorar cada día” y el hacer las entrevistas (con miedo)

calificaba como mejorar en algo ¿cierto?

Así que mi promesa me envalentono a contactar a cada uno de

22
esos expertos. Y después de ese día escribí mi promesa por todos

lados y casi me la tatuo en el brazo para no olvidarla nunca más.

23
Radio Habitualmente

En un intento por sacar lo mejor de mí (antes de que sea tarde) y

tratar de ayudarte a ti a hacer lo mismo, nació el podcast “Radio

Habitualmente”

Producir el podcast de Habitualmente fue, sin duda, una

montaña rusa de emociones. Incluso mientras escribo este

párrafo me da risa recordar cómo me temblaban las manos

antes de enviar un correo con mi propuesta, cómo sentía que

se me iba a salir el corazón cada que tenía programada una

entrevista y la alegría de conectar con aquellos grandes expertos

que tanto admiro.

Debo decir que los momentos de valentía no eran continuos,

de hecho, hubo más momentos de miedo que de atrevimiento.

También hubo momentos de una ligera tristeza cuando 2 de

los autores de los libros que leí, se negaron a la propuesta de

entrevista por diversas razones.

Pero, seguí con la misión porque además de mi promesa,

siempre tuve una poderosa razón para no renunciar a la misión:

TÚ.

Tú me motivaste sin darte cuenta a manejar todos esos miedos,

así que este libro es solo una forma de darte las gracias.

En este pequeño libro quiero darte mi opinión y resumir los

conceptos más importantes que he aprendido de estos 12

24
excelentes autores de libros que formaron parte de la primera

temporada de entrevistas.

La última vez que revisé, los 12 episodios habían recibido casi

¡100,000 reproducciones en muy pocos meses!.

Cada que lo pienso se me escapa una sonrisa, el plan funcionó

y eso que comenzó siendo una misión personal que nació de la

curiosidad y de las ganas de Vivir, se hizo tan grande que a la

fecha me escuchan personas de todas las edades y en más de 80

países en todo el mundo.

Estos son algunos mensajes y reseñas que he recibido:

�����

Llegué a habitualmente sin mayores expectativas.

Aun así, probé a leer los artículos y son tan

fáciles de leer que parecen mentira… En resumen,

sin fuerza de voluntad y utilizando sus propios

métodos enontré pronto firmes resultados que me

ayudaron a volver a hacer ejercicio a diarios. Muy

recomendado, aún para escépticos.

�����

Este trabajo se nota haber sido hecho con mucha

energia positiva y cariño

�����

25
De esas de tomar lápiz y papel y no perderse nada.

Gracias Tania!

�����

Tengo ya casi un año siguiendo el blog y cada día

voy mejorando mis habitos gracias a Tania.

�����

Excelente podcast y el tema muy interesante.

Tania, tienes un estilo muy fresco y espontáneo

que engancha a la audiencia. Felicidades.

Mi misión optimización a partir de ahora y para siempre, incluye

la promesa de ayudarte a ti a optimizar tu vida.

Espero que lo que encuentras en las siguientes páginas, te

impulse a despertar cada día con esas ganas de mejorar tu

bienestar y de atreverte a hacer eso que tanto miedo te da.

Es imposible detener a las manecillas del reloj. Es imposible evitar

que los días en el calendario sigan avanzando. Pero, sí es posible

ser un poquito mejor que ayer cada mañana.

La pregunta es ¿estás listo(a) para comenzar?

26
Da el primer paso ahora

¿Sigues aquí?

Es momento de tomar acción.

No te preocupes, es solo un juego. Así que no te lo tomes tan en

serio, o por lo menos no por ahora.

Quiero que tomes un lápiz y un papel…

Leíste hace unos párrafos que se trataba de una guía práctica

para optimizar tu rutina diaria ¿cierto? lo que significa que ¡hay

que poner en práctica lo que lees!

Así que por favor, encuentra un lápiz (o pídeselo a alguien cerca)

también necesitamos un pedazo de papel (sí, el ticket de la

compra en tu bolsillo o una servilleta pueden funcionar)

¿Ya?

Lo que tenemos que hacer es lo siguiente:

Dibuja un círculo.

Muy fácil ¿cierto?

Dentro de ese círculo escribe algo que con lo que te definas

a ti, por ejemplo: Maestra, Ingeniero, Madre, Estudiante,

Emprendedora, etc. Si no encuentras las palabras correctas

entonces escribe algo con lo que te gustaría describirte como:

27
Artista o Freelance. Y si es muy complicado, no pasa nada, solo

escribe tu nombre.

También puedes dibujar un cuadrado o un rectángulo si es más

fácil para ti.

Después dibuja un segundo círculo afuera de este último,

dejando un espacio entre ambos.

Dentro de este nuevo círculo escribe pocas palabras, adjetivos o

emociones, que puedan describir cómo te gustaría que se viera

tu rutina diaria optimizada, cómo te ves tú con mejores hábitos.

Por ejemplo: saludable y feliz, satisfecho y productivo, orgullosa

y fit…

¡Escribe lo que quieras! todo es válido y recuerda que solo

estamos jugando, así que imaginate sin límites ese día a día en

el que tú te sientas y te veas mejor que hoy.

El último paso es dibujar un tercer círculo

Este círculo está rodeando al segundo y hay un espacio

entre ambos. Aquí escribe qué o quiénes se verían

directamente afectados con esta nueva rutina diaria optimizada.

Probablemente escribirás mi familia, mi pareja, mis amigos, mi

trabajo, etc.

El ejercicio se debe de ver algo así, te comparto el mío:

28
Este dibujo es el equivalente a ver el trailer de la película

completa de tu rutina diaria próximamente. Es una imagen de lo

que implica mejorar por dentro y por fuera tu vida.

Mi intención es que este libro se convierta en una mina de ideas

y estrategias que te ayuden a que esas palabras que escribiste,

formen parte de tu realidad.

Quiero que goces de buenos hábitos, que te permitan enfrentar

obstáculos y lograr todo eso que soñaste para ti.

Ahora, es el mejor momento para comenzar tu propia misión

optimización.

29
Disfruta la lectura.

Tania Sanz

P.D. No he podido incluir todo lo que he aprendido al leer los

libros de grandes expertos mundiales y durante las entrevistas.

Por eso, es importante que tengas acceso a la información

completa. De esta forma podrás profundizar en el tema que

más te interesa o el que más necesitas mejorar en tu vida diaria.

Tienes acceso a todas las entrevistas gratis, las transcripciones, el

audiolibro y otros útiles recursos en habitualmente.com/mision-

optimizacion

30
Pau Forner: El miedo, la falta de confianza y

una estrategia para lograr tus objetivos (y ser

más feliz)

“Para mí la felicidad es abrir opciones, no cerrarse

a nada“

Todos tenemos miedos prehistóricos.

Los miedos que sentirán los hijos de nuestros nietos, son los

mismos que sentían los egipcios y también atemorizaban a los

hombres de las cavernas.

Uno de estos miedos antiguos es: el miedo al rechazo.

Este miedo forma parte de nuestra psicología desde hace miles

de años. Piénsalo, si formas parte de un grupo, cazar a un

mamut es más fácil, defenderse de los depredadores, perpetuar

la especie, y el simple hecho de sobrevivir es más llevadero. Ser

rechazado por tu grupo te hace más propenso a los peligros de

31
un ambiente hostil. En la antigüedad ser excluído realmente

pondría en peligro tu vida.

Para nuestro cerebro en el mundo moderno ese miedo al

rechazo no ha cambiado, se siente y se percibe como un

dolor. Esta es la razón que explica porqué nos empeñamos a

evitar cualquier situación que pueda hacernos sentir excluidos

de alguna forma, que pueda mostrar nuestras debilidades

o que aumente las probabilidades de fallar, por ejemplo: al

conocer gente nueva, en tu primera cita, al dar una presentación

importante, una entrevista de trabajo, resolver un conflicto,

emprender algo nuevo, ser principiante, cambiar tus hábitos,

tomar acción para lograr tus metas, etcétera.

Somos seres sociales y queremos sentirnos parte de un grupo, de

hecho, según una investigación que se lleva a cabo por más de 2

generaciones la gente que se percibe más feliz y satisfecha con


1
su vida es aquella que tiene más y mejores relaciones sociales.

Ese fue uno de los tantos aprendizajes que leí en el libro “Dirige

tu vida” de Pau Forner Navarro. Él es experto en habilidades

sociales, su página recibe cada mes a más de 1 millón de

lectores de todo el mundo que buscan estrategias científicas

para aumentar su confianza personal.

Después de leer su libro, la pregunta que definitivamente le tenía


1
https://news.harvard.edu/gazette/story/2017/04/over-nearly-80-years-
harvard-study-has-been-showing-how-to-live-a-healthy-and-happy-life/

32
que hacer a Pau, es la siguiente: si todos los humanos de este

planeta tienen algún tipo de miedo ¿cómo es posible que algunas

personas sí lo logren enfrentar y tomar acción?

Él comenta que el miedo, surge casi con cualquier cosa que se

salga un poco de lo que conocemos. Cuando algo sale de la rutina,

en automático se activan todos nuestros mecanismos de defensa

porque el cerebro lo que quiere es quedarse en casita, haciendo

algo más cómodo.

Por ejemplo: si tienes que enfrentarte a hablar con un

desconocido enseguida surgirán pensamientos y sensaciones

de miedo. Y lo que hay que saber es que esos pensamientos no

van a desaparecer nunca, la clave está en aceptarlos, no intentar

eliminarlos y tomar acción ¡con miedo!

La gente que conoces que parece muy segura de sí misma,

también tienen el mismo miedo que tú, la única diferencia es

que estas personas toman acción con miedo. En las palabras de

Pau: “Hay que separar nuestros pensamientos de la conducta,

puedes actuar aunque el miedo siga ahí”

33
La falta de confianza no es lo que parece

El miedo al rechazo o el miedo al fracaso está muy relacionado

con la falta de confianza y, se convierte en uno de los obstáculos

más grandes que encontramos cuando se trata de tomar acción.

Te sorprenderá saber que simplemente se trata de un error de

términos. Se piensa que se necesita sentir confianza para actuar

pero, nadie dice que tú no puedas actuar sin confianza. Esto fue

lo que Pau Forner dijo durante la entrevista: “Los sentimientos

de confianza no vienen antes que los actos, pues actuando es la

forma en la que consigue la confianza”

Después de leer el párrafo anterior, se lo que estás pensando

¿y si tomo acción y fallo en el intento?. Nadie quiere acumular

fracasos porque esto debilita la confianza en nosotros y nos

genera más miedo en el futuro.

Pero, el problema no son los fracasos, el verdadero problema

es tu perspectiva delante de estos. Pau Forner me confesó lo

siguiente sobre sus mentalidad acerca de los fracasos:

“Me he acostumbrado a ver a los fracasos como

experiencias, como sucesos de los que puedo

sacar cosas. Yo veo más un fracaso como una

oportunidad de mejorar, es lo que nos construye

más que los éxitos, porque cuando hago algo bien

por ejemplo, cuando hago una entrevista bien, no

pienso en por qué la he hecho bien, en cambio el

34
fracaso nos empuja a analizar nuestras acciones. Si

en cambio una entrevista me sale espantosamente

mal, cuando salga de allí pensaré: Pau perdónate

por haberlo hecho tan mal y luego intenta sacar

conclusiones para hacerlo mejor a la próxima vez”

¡Bam! ahí está la magia.

Cuando comienzas a ver a los fracasos como oportunidades

para mejorar, te haces las preguntas correctas y, este cambio de

perspectiva abre la puerta a miles de posibilidades.

Le pierdes el miedo al miedo y entonces logras desarrollar más

confianza en ti para tomar acción en el futuro, superar obstáculos

y lograr tus objetivos ¡sin fallar!

35
Una estrategia para lograr tus objetivos

Hablando sobre objetivos, me encantó la estrategia que Pau

Forner recomienda para lograr lo que te propongas. Se trata

de olvidar completamente los objetivos y, dejarte guiar por tus

valores personales.

Esto fue lo que él experto en habilidades sociales nos dijo

en la entrevista: “No conocemos nuestros valores, nadie se

pregunta qué valores quiere que dirijan su vida o qué valores

quieren integrar en su personalidad. La gente solo se pregunta

qué objetivos quiere conseguir, pero, los objetivos también

pueden ser muy peligrosos: Si logras los objetivos te sientes

feliz y satisfecho, pero marcarte objetivos también abre una

posibilidad de fracasar. Por eso, es mucho más saludable

mentalmente y más útil marcar y definir tus valores que sólo los

objetivos. Los valores no caducan y te impulsan a lograr lo que

te propones”.

Es cierto, si tienes el valor de la perseverancia y tu objetivo

es, por ejemplo, tener un mejor empleo, es casi seguro que lo

conseguirás si te dejas guiar por tu valor personal.

Una forma de encontrar los valores que hay detrás de cada uno

de nosotros, es con un ejercicio simple: enumera 3 éxitos que

hayas conseguido a lo largo de tu vida y descubre el valor que te

ayudó para conseguir cada uno de estos logros.

No te preocupes, estos “éxitos” no tienen necesariamente que

36
ser muy grandes o importantes, también pueden ser cosas

cotidianas que hayas logrado una tarde cualquiera pero que te

hagan sentir orgullo personal.

En un estudio, los voluntarios que escribieron acerca del

significado de sus valores presentaron niveles de cortisol

(hormona del estrés que se presenta en situaciones de miedo

o nerviosismo) más bajos que el resto de los participantes.

Affirmation of personal values buffers neuroendocrine and

psychological stress responses.

Recordar tus valores, además de impulsarte a lograr tus

objetivos, también puede ser una buena herramienta para

reducir los efectos físicos y emocionales que genera el miedo.

Una vez que tengas tu lista de valores personales, cada vez que

tengas que enfrentarte a un reto que te genere una sensación de

disconfort o miedo, piensa en tus valores y elige el que más útil

te sea en esa situación.

Citando lo que Pau menciona en el libro: “nuestros valores son

nuestra hoja de ruta porque son continuos, a diferencia de los

objetivos tus valores siempre van a estar ahi para que los cumplas

y sientas orgullo de ti”

37
Comunicación efectiva

Para poder hacer este ejercicio de exploración personal y

descubrir valores en ti; para poder plantearte objetivos y ver

a los fracasos como experiencias, necesitas tener una mejor

comunicación contigo, un mejor diálogo interno.

Cuesta creerlo pero a veces tenemos no tenemos una buena

comunicación con nosotros mismos y/o con la gente a nuestro

alrededor, no sabemos cómo comunicar nuestras necesidades

reales, deseos o expectativas.

Leyendo el libro de Pau, me di cuenta de que esta comunicación

deficiente afecta directamente en nuestra imagen personal, los

pensamientos que tenemos, nuestras decisiones y nuestra forma

de ver el mundo.

Para lograr una comunicación efectiva con nosotros y con los

demás, Pau propone una estrategia que se explica a detalle en

el libro, pero que consiste en evitar huecos de la información. Es

decir, hay que poner especial atención para que el mensaje que

emitimos o que pensamos incluya un qué, un por qué y un para

qué.

Incluso si tienes que acercarte a un desconocido o te apetece

conocer gente nueva e iniciar una conversación, el explicar el qué,

el por qué y el para qué, es una “plantilla” que puedes seguir y te

permite comunicarte de una forma más efectiva.

38
¿Recuerdas que al inicio aprendiste que las relaciones personales

son importantes para nuestra sensación de felicidad?

Bien, pues tener una comunicación efectiva, mejora tu diálogo

interno, fortalece tu confianza, te permite mejorar la conexión

con los demás y te ayuda a ser una persona más feliz y satisfecha

con la vida.

39
Javier Iriondo: Retoma el control de tu vida y

sácale provecho a tu pasado para mejorar tu

futuro

“Puedes perderlo todo pero no quién eres”

Tengo una amiga que ha tenido las peores experiencias del

mundo.

Muere su madre de pequeña, muere el amor de su vida en el mar,

pierde a su bebé y muere su hermana, todo en ese trágico orden y

antes de cumplir 35 años. Pero ¿sabes qué es lo más impactante?

que su actitud no es de enojo, no es de frustración sino todo lo

contrario, estas experiencias le han dado potentes motivos para

echarle ganas a la vida y agradecer cada día.

Quizás has escuchado el famoso dicho “lo que no te mata, te hace

más fuerte”, mencionado por primera vez por un famoso filósofo

alemán. Una frase que trata de decir que si algo malo no acaba

con tu vida, entonces sólo contribuye a que seas más fuerte.

40
Que me perdone Nietzsche pero, no estoy totalmente de acuerdo

porque me parece que el enunciado está algo incompleto.

Es cierto que en algunos casos sí que se puede aplicar la frase,

por ejemplo, las bacterias que no son completamente destruidas

por un antibiótico mutan y se volverán resistentes a este, porque

se hacen más fuertes. Lo mismo pasa con los anticuerpos de tu

sistema inmune después de una vacuna. Pero, en la psicología

humana no existe una selección natural en base a los malos

recuerdos o traumas de tu pasado.

Después de leer un libro sobre filosofía china, cambié mi

perspectiva sobre la palabra “fuerte”. Esto es lo que decía ese

libro de Lao-Tsé:

Lo duro y lo rígido son propiedades de la muerte.

Lo blando y flexible son propiedades de la vida. Lo

flexible vence a lo rígido.

Ser más flexible puede significar tener más capacidad de

adaptarse a las nuevas situaciones de la vida, de aprender de los

errores, sacar el lado positivo, cambiar si es necesario, adoptar

nuevos pensamientos, evolucionar y, en el mejor de los casos a

usar ese pasado a tu favor.

Así que yo completaría la frase a algo así: “lo que no te mata, solo

te hace más fuerte y más flexible”.

Las malas experiencias, errores o fracasos en tu pasado son

41
simplemente eso: experiencias. Todo lo que ha ocurrido en

tu vida que quizás no te guste recordar, no solo te hacen más

fuerte, sino aún mejor te hacen más flexible.

Y yo creo que mi amiga tiene esa capacidad de ser bastante

flexible de mente. Me acuerdo que una noche ella y yo

conversamos interminablemente sobre cosas de la vida, y en

algún punto de la madrugada ella me confesó que el único

salvavidas que ha tenido para navegar por esas tormentas que

han aparecido en su camino, fue y sigue siendo evitar hacerse

preguntas absurdas.

El decir “¿por qué me ocurrió esto a mí?” o “¿qué hice yo para

merecer esto?” son pésimas preguntas, nunca obtendrás una

respuesta correcta, solo ocasionan que sientas coraje, angustia o

frustración. Así que gritar al cielo, culpar a la suerte o ser víctima

del destino no es para nada saludable ni productivo.

Todos sufrimos, todos tenemos batallas perdidas, tragedias,

malas experiencias o recuerdos dolorosos, pero hay que

encontrar una forma de transformar ese sufrimiento en un

combustible que nos impulse a vivir mejor.

El problema es que a veces nuestro pasado se convierte en una

cómoda prisión, en la perfecta excusa para no cambiar e incluso

en una arriesgada forma de victimizarnos y renunciar a todo.

Por eso, la pregunta más importante es ¿cómo dejar de sufrir y

42
aprovechar tu pasado para tomar acción?

43
Usa tu pasado a tu favor

Supongamos que tienes un lápiz y se rompe por la mitad.

Te astillas un dedo y es probable que tires ese lápiz a la basura,

es decir, que lo des por perdido. Tu enfoque está en el dolor, no

en la solución. Pero, ¿qué pasaría si solo usas un sacapuntas en

ambas partes rotas?… tendrías dos lápices y le sacaste el máximo

provecho a una situación que tal vez no tenía nada de positivo.

El futuro del lápiz cambió gracias a una perspectiva enfocada en

soluciones y lo mismo pasa con tu pasado.

Por eso, en primer lugar hay que saber que tu pasado no

determina tu futuro.

Ese fue el aprendizaje número uno que recibí de parte de Javier

Iriondo en su libro “Donde tus sueños te lleven” una novela con

una conmovedora e inspiradora historia de superación personal

que te ayuda a ver con otros ojos aquellas experiencias negativas

que pudieron ocurrir en tu vida.

El libro ha sido un fenómeno mundial, ha ayudado a miles de

lectores a superar su pasado, a perdonar y a diseñar una mejor

futuro, ese que alguna vez soñaron.

En la entrevista, me conmovió saber que la historia que escribió

Javier en su libro, nace en un intento por encontrar las respuestas

correctas, por encontrar una salida en dirección hacia una mejor

vida.

44
Él sabe lo que es realmente tocar fondo y dar ese cambio radical

, esto fue lo que él me contó en la entrevista:

“Mi vida está camuflada dentro del libro pero

también la de cualquier persona que llega a ese

punto en el que todo sea derrumba, la pregunta

que tú te hagas a ti mismo es fundamental. Llega

un momento de reflexión en el que uno tiene que

decir bueno ¿cuánto tiempo más puedo dejar que

esto me afecte?.”

Y en ese momento de reflexión es cuando nace el aprendizaje y

se abren miles de puertas, ventanas, puentes o escaleras para

construir un mejor futuro.

Por eso, a su debido tiempo tienes que plantearte las preguntas

correctas que te ayuden a salir a flote y no hundirte en tu pasado,

quizás preguntas como las siguientes: “¿Qué puedo hacer para

sentirme un poquito mejor?” o “¿Qué puedo agradecer justo

ahora?”

Tienes razón. Si estás viviendo una situación difícil, es normal

sentirte atrapado, y no encontrar la solución, pero, existe una

estrategia de emergencia para un momento de caos o crisis en

tu vida.

45
Estrategia de emergencia para momentos difíciles

Esto es lo que propone sabiamente Javier Iriondo para esos

momentos difíciles en la vida:

“Lo mejor que puedes hacer cuando tienes un

bajón emocional, es sumergirte en un nuevo

entorno, cambiar de hábitos y concentrarte en

todo lo que te pueda enseñar algo positivo: libros,

conferencias, cursos online, entrevistas. Esto

ayuda a cambiar el foco de tu atención lejos del

problema o la situación y poco a poco de manera

inconsciente la calidad de tus pensamientos,

tus expectativas, tu confianza, tu actitud y tu

comportamiento comienzan a mejorar”.

Me parece sumamente valioso este consejo. Todo está

conectado, si estás pasando un momento de caos en tu vida,

es normal que tus pensamientos no sean los mejores, tus

emociones tampoco y tus decisiones están guiadas por razones

incorrectas. Pero, cuando das un giro a tu atención con algo

productivo, algo que te aporte valor o algo positivo, la calidad

de tus pensamientos mejoran y por ende, tus emociones, tus

decisiones y tu futuro también.

Enfocarte en lo que sí está en tus manos, te ayuda a cambiar tu

perspectiva y usar a tu pasado como trampolín para construir ese

futuro que quieres para ti.

46
¿Recuerdas que hace unos párrafos mencionamos que el pasado

no determina tu futuro?

Bien, pues ¿adivina qué? tampoco define quién eres hoy.

47
Tu pasado no define quién eres

El pasado no define quién eres hoy, esa también fue una gran

enseñanza que me dejó la conversación que tuve con Javier.

Vivimos en un mundo en el que creamos nuestra identidad

en base a lo que tenemos, lo que los demás piensan sobre

nosotros, lo que hacemos o los resultados que logramos, pero,

es importante que en nuestra autoimagen se incluyan valores

personales que nos ayuden a tener más confianza.

Solo así podemos vivir de forma coherente a lo que en realidad

somos, citando lo que Javier dice: “no eres un ____tener____

humano, eres un ____ser____ humano, así que puedes perderlo

todo pero nunca quién eres”.

A partir de ahora, no importa que tan bueno o malo sea tu

pasado, no importa qué piensan los demás de ti, lo que tienes, o

lo que te hace falta, solo sacúdete el miedo, mira hacia adelante

y toma acción para que el destino te lleve hasta la vida que

soñaste para ti.

48
Luis Jiménez: Los ingredientes para tener

motivación interna y tomar acción (basado

en ciencia)

“Podríamos redefinir la resistencia al cambio como

falta de motivación por el cambio”

Recuerda un bonito cumpleaños de tu infancia…

Esa tarde divertida con los amigos de la escuela. El soplar las

velitas del pastel con toda la familia a tu alrededor y, por supuesto

abrir regalos.

O quizás puedes recordar una noche de Enero en día de reyes,

cuando te ibas a la cama bien temprano sabiendo que a la

mañana siguiente te estarán esperando juguetes nuevos.

Todos sabemos lo que se siente tener motivación o entusiasmo:

Una energía que te impulsa a lograrlo todo, que te hace sentir

49
invencible. Un poderoso combustible para avanzar.

Y todos sabemos lo que se siente perder esta motivación:

Un muro impenetrable. Un tanque vació y una sensación de

resistencia.

Es cierto, la caprichosa motivación aparece de repente y se va

cuando más la necesitamos.

Sería genial que en ese momento de desmotivación, solo

tuvieramos que ir a la farmacia para comprar un paquete de

pastillas Motivax de 200 mg y listo. Pero, la ciencia aún no

ha llegado a ese punto. Aún no podemos domesticar a la

motivación para poder usarla a nuestra conveniencia.

Sin embargo, sí que existen conclusiones e investigaciones

importantes sobre la aún misteriosa motivación para promover

que aparezca en tu rutina. Es decir, podemos saber qué hacer

para que en esos momentos de “topar con pared”, encontremos

otro camino o un túnel hacia nuestro destino.

Pero, espera… ¿qué es la motivación en primer lugar? ¿por qué

hay actividades que sí nos motivan y otras no? o quizás más

importante ¿qué podemos hacer para que eso que no nos motiva

sí empiece a motivarnos?

Yo me hice todas estas preguntas y por eso decidí leer con mucha

atención el libro de Luis Jiménez titulado “El poder y la ciencia de

50
la motivación”.

Disfruté leerlo porque no te da las respuestas, sino que te hace

preguntarte qué respuestas puedes darte a ti. Es decir que, te

ayuda a conocerte mejor (basado en ciencia) para saber qué te

motiva a ti personalmente y trasladar esa motivación en otras

áreas de tu vida.

Algo que me gustó mucho desde las primeras páginas en el

libro de Luis Jiménez es el acercamiento positivo que le da a

la motivación: en lugar de encontrar un culpable que explique

por qué no hacemos lo que deberíamos de hacer (por ejemplo

la famosa falta de fuerza de voluntad), es mucho mejor y más

práctico entender qué hacen esas personas que sí logran

motivarse para tomar acción.

Y precisamente de eso hablamos un poco a continuación. Pero,

antes de empezar, es importante saber qué es la motivación y, la

definición de Luis me parece muy acertada fíjate:

La motivación es el desear y decidir hacer algo.

Cuando deseamos algo, decidir tomar acción es fácil (piensa en

ese momento de descanso en tu cómodo sofá). La clave ahora

es aprender a generar el mismo mecanismo para desear y más

importante decidir hacer alguna actividad que de momento no

es tan atractiva para nosotros, como por ejemplo: salir a correr,

comer más verduras o renunciar a tu serie para ir a la cama más

51
temprano.

EA continuación encuentras algunos puntos clave para favorecer

que la motivación aparezca y te ayude a lograr aquellos objetivos

que mejoren tu vida, te aporten bienestar y satisfacción personal.

52
La motivación en tu cerebro

Neurológicamente nuestro cerebro segrega neurotransmisores

(que son como mensajeros en el cerebro) que nos impulsan

a tomar acción y a recibir una recompensa satisfactoria por

ello. Mientras más se repita este ciclo, nuestro cerebro buscará

activamente está recompensa y por lo tanto, te motivará a

realizar esa acción.

En la entrevista Luis menciona lo siguiente: “El ciclo de la

motivación es una programación neuronal: sentir deseo de

algo, decidir hacer algo y sentir cierta recompensa, hace que

tengamos tendencia a crear hábitos”

Esto también explica porque a veces nuestro cerebro nos motiva

a seguir con hábitos no saludables, por ejemplo: cuando bebes

un refresco, el azúcar genera una recompensa satisfactoria

inmediata y tu cerebro te motiva a repetir en el futuro.

Luis propone 2 estrategias que te ayudan a des-motivarte o

romper este ciclo para no caer en viejos hábitos que afectan tu

bienestar.

• La primera estrategia tiene que ver con aislarte de aquello

que dispare el deseo en tu cerebro. En el ejemplo anterior,

la idea sería no tener refrescos en casa o muy a tu alcance.

• La segunda estrategia es a la inversa, crear un ambiente

favorable para la aparición de hábitos saludables. En el

53
caso del refresco, tener agua fría siempre a la mano o

elegir agua con gas.

Y para motivarte hacia aquellas actividades que contribuyan a tu

bienestar, el siguiente punto te será súper útil.

Para sentir motivación necesitas estos 3 ingredientes

Existen varias teorías sobre la motivación y, están muy bien

explicadas en el libro de Luis Jiménez, por eso, aquí solo quiero

darte una probadita de una de estas teorías llamada “Teoría de

la autodeterminación”.

Desde mi punto de vista es la más aplicable en tu vida porque

deja muy claro los ingredientes psicológicos necesarios para

tener motivación intrínseca, es decir desear y decidir hacer algo

porque nos nace, por razones que vienen desde adentro y no

por motivos externos a nosotros.

Está claro que todos somos diferentes, pero en general, estos 3

ingredientes favorecen a que aparezca en tu vida la motivación

interna. Para entenderlo mejor, usaré un típico ejemplo

saludable: hacer ejercicio.

• Ingrediente 1: Autonomía: Sentir que tienes el timón

del barco, que tú decides cómo y cuándo realizar una

actividad en concreto. Por ejemplo: hacer ejercicio en

casa sin depender de un gimnasio.

54
• Ingrediente 2: Competencia: Saber que estás mejorando

en algo, que tienes un crecimiento o que estás haciendo

progreso. Por ejemplo: Darte cuenta de que ya logras

hacer flexiones completas.

• Ingrediente 3: Relaciones: Realizar una actividad para

formar parte de un grupo o para mejorar la relación con

otras personas. Por ejemplo: salir a caminar cada tarde

con mi amiga.

Se trata de evaluar qué le hace falta a tu meta o a esa actividad

que no te moiva para que empiece a ser más atractiva para ti y te

motive a la acción.

55
No esperes a la motivación para tomar acción

La motivación es un buen combustible, pero, no es el único,

también puedes apoyarte de otras estrategias que te permitan

empezar o seguir tu camino y ser constante con tu meta, por

ejemplo:

• Plantearte una primera meta muy fácil de lograr

• Tener una regla personal que no puedes romper

• Llevar un registro de tu constancia y ver este avance

• Encontrar un motivo muy íntimo y personal para tomar

acción

Con los puntos anteriores, ya tienes una idea a grandes rasgos

sobre cómo funciona la motivación, pero, recuerda que no tienes

que esperar a que la motivación aparezca para empezar o para

continuar con lo que te has propuesto.

Esperar a sentirte motivado para actuar, puede convertirse en

una excusa o incluso en un obstáculo que no te deja avanzar. Esto

es lo que dice Luis al respecto:

“Hay que separar la motivación de la vida. por un

lado está la motivación que es cuando tú tienes

ganas de hacer algo y por otro lado está la vida que

nos pone cosas que hay que hacer, estemos o no

motivados”.

La buena noticia es que mientras más aprendas sobre la

56
motivación será más fácil toparse con ella en el camino rumbo

a tus metas. Pero eso sí, la motivación tiene que encontrarte

¡tomando acción!

Así que da el primer paso con destino hacia una vida mejor ahora.

57
Marta Romo: Los hábitos para tener un

cerebro sano, controlar el estrés y optimizar

tu rutina

“La neurociencia es la ciencia del bienestar“

Érase una vez un matemático y filósofo griego llamado

Arquímedes.

Su inteligencia y descubrimientos eran tan increíbles, que era

muy famoso por todo el antiguo reino de Siracusa.

Un día el rey Hierón II le encomendó una tarea sumamente

delicada. El rey había recibido una corona y necesitaba

comprobar si realmente estaba hecha de oro y no de un metal

cualquiera. La única condición era que no dañará de ninguna

forma esta gran corona.

Con tan importante misión ¿qué crees que empezó haciendo

Arquímedes?…¿fórmulas matemáticas?¿investigación de metales

58
preciosos?¿sentarse en una roca a pensar?

No. Nada de esto, él simplemente llevó la corona a casa y, se

preparó un relajante baño de tina.

Mientras él estaba sumergido, notó como el agua escurría por

fuera de la bañera y, de pronto ¡tuvo una gran idea!

El agua que salía, era proporcional al volumen de su cuerpo y,

por lo tanto, una corona de oro al ser sumergida tendría que

desplazar más agua que una corona falsa y más ligera. Tal fue

la alegría de encontrar la solución que salió corriendo a las calles

completamente desnudo y gritando ¡Eureka! ¡Eureka! ¡Encontré

la solución!

Su cerebro conectó los puntos gracias a este agradable y

relajante baño de agua tibia. Seguramente estás pensando

¿cómo es posible?… pues resulta que hacer nada es una

estrategia ideal para tu cerebro antes de una tarea difícil o de

resolver un problema.

Y Arquímedes no ha sido el único en tener grandes ideas en

estado de relax total; Mendeleyev el creador de la tabla periódica

de elementos químicos, también visualizó esta organización

atómica ¡mientras tomaba la siesta!

Tal vez suene extraño por qué cuando pensamos en algo

práctico, creemos que siempre habrá que hacer algo, por eso

me encantó descubrir esta estrategia en el libro de Marta Romo

59
titulado “Entrena tu cerebro”.

Ella es pedagoga, profesora universitaria y especializada en

neurociencia. En el libro explica algunas actividades simples que

pueden convertirse en la mejor forma de entrenar a tu cerebro

para que esté fuerte y saludable.

Cuando estaba a penas a la mitad del libro, ya había notado

los efectos de la estrategia de “hacer nada”. Y cuando tuve la

oportunidad de entrevistar a la autora, no tarde en preguntarle

¿por qué algo que parece una pérdida de tiempo (hacer nada)

funciona tan bien para tu cerebro?.

Marta explica que hacer nada, genera un pico eléctrico, tu

cerebro empieza a conectar un montón de puntos y de repente

tienes una mente mucho más productiva y brillante.

¡Exacto! esto quiere decir que la imagen de un foco prendido para

representar una idea es bastante correcta, por qué las neuronas

de tu cerebro se conectan gracias a una corriente eléctrica o una

chispa que genera una reacción química.

Y hablando de bombillas, si te fijas en ellas existe un voltaje

específico que determina la intensidad de la luz y ¿adivina qué?…

en nuestro cerebro también existe algo similar.

Nuestro cerebro emite ondas de distinta intensidad eléctrica. Por

ejemplo, una actividad difícil supone una onda cerebral con más

electricidad de lo normal, que se conoce como “ondas gamma”.

60
Mientras que un cerebro relajado y libre de estrés emite “ondas

alfa”, las cuales favorecen que tu cerebro tenga grandes ideas,

algo así como le ocurrió a Arquímedes con su relajante baño de

tina que le ayudó a su cerebro a resolver el problema (porque en

ese estado emite ondas alfa).

Así que una idea nace cuando las neuronas se conectan con un

patrón determinado y el “hacer nada”, favorece que aparezca

esta conexión, es decir, hace que “se nos prenda el foco”

literalmente.

Sin embargo, debo confesar que “hacer nada” no es tan fácil

como parece, sobre todo si formas parte como yo del club de los

inquietos.

Generalmente nuestro cerebro está acostumbrado a que le

ordenemos todo el tiempo hacer algo: ver la tele, escuchar

música o leer un libro y, esto no califica como “hacer nada”.

Para relajar a tu mente, solo tienes que dejar que esta sea

completamente libre, que se vaya de recreo, como soltar el hilo

para dejar volar una cometa en el viento. Y en ese momento de

hacer nada, quizás sea tu mente quién decida qué le apetece

hacer para desconectar.

¿Qué te parece si intentas hacer nada por un minuto?

Deja de leer y libera tu mente

61

¿Listo? Genial, regresa aquí conmigo.

Lo que acabas de hacer, o mejor dicho: el hacer nada, también

es una forma de mantener a tu cerebro en forma y consentirlo.

Nosotros ponemos esfuerzo, tiempo y energía en cuidar a

nuestro cuerpo. Piénsalo, quizás sales a correr para tener un

corazón y piernas fuertes, tal vez dejaste de fumar para que

cuidar de tus pulmones, vas a la peluquería para hacerte un

corte nuevo e incluso te pones protector solar para cuidar tu

piel.

Pero, ¿qué haces para cuidar a tu cerebro cada día?

Probablemente te cueste más encontrar un hábito que te ayude

a cuidar a tu cerebro y, por eso, el libro de Marta Romo es tan

importante. Dedicar un poquito de tiempo en aprender sobre

tu cerebro, te ayuda a sacarle más provecho a tus capacidades

cognitivas como estudiar, memorizar, o trabajar mejor.

62
Aquí quiero resumirte 3 de estas importantes actividades para

consentir a tu cerebro que leí en su libro y comentamos en

nuestra entrevista.

63
3 actividades para consentir a tu cerebo

1. Jugar

El juego además de reconfortante es muy saludable para

desahogarnos y reducir los niveles de estrés. También ayuda

a mejorar nuestra percepción del fracaso, ganar confianza en

nosotros y nos hace reír.

Lamentablemente cuando crecemos le dedicamos cada vez

menos tiempo a jugar, así que con el pretexto de entrenar a

tu cerebro para tener una semana más productiva y relajada,

aprovecha cada tarde o por lo menos los fines de semana para

jugar y divertirte.

Por cierto, una excelente idea para potenciar los beneficios del

juego es jugar un deporte, lo que nos lleva al punto dos.

2. Hacer ejercicio

El ejercicio es la cosa más transformadora que puedes hacer para

tu cerebro.

Diversos estudios concluyen que el ejercicio te hace más

inteligente y creativo, mejora tu estado de ánimo, atención,

memoria, previene la diabetes y la depresión, alivia el estrés,

la ansiedad y protege tu cerebro contra enfermedades

neurodegenerativas como el Alzheimer.

Para ejemplificar el poder del ejercicio, por favor, piensa en

64
una pequeña ciudad, cuando las avenidas y las calles están

pavimentadas y bien trazadas, la comunicación entre un punto y

otro se agiliza ¿cierto?

En cambio, imagina un pequeño pueblo sin muchas calles,

seguramente llegar al otro lado costará más tiempo y esfuerzo,

e incluso algunas actividades importantes como distribuir la

comida y recoger la basura se vuelven mucho más complicadas

en comparación con una gran ciudad bien comunicada.

Lo mismo pasa en tu cerebro, tener más y mejores “avenidas”

mejora la comunicación, y facilita que puedas acceder, almacenar

y conectar información rápidamente. Exercise: a behavioral

intervention to enhance brain health

¡Imagina todo lo que podrías lograr con una mejor comunicación

entre tus neuronas!

El ejercicio en tu cerebro crea nuevos caminos y mantiene bien

pavimentados los existentes, es decir, mejora tu capacidad

para resolver problemas, aprender cosas nuevas, y tener ideas

millonarias. Y lo mejor es que no necesitas convertirte en un

atleta profesional para recibir los beneficios del ejercicio, pocos

minutos al día ya pueden hacer la gran diferencia en la salud de

tu cerebro a corto y largo plazo.

Cuando hago mi rutina de ejercicio, es impresionante ver como

después mi concentración en el trabajo es mucho mejor, siento

65
que soy más productiva, que tengo más energía durante el día y,

hasta he notado que mis decisiones de comida son mejores.

Pero, si algo realmente agradezco de hacer ejercicio es poder

dormir profundamente.

3. Dormir

No hay nada más frustrante en el mundo que estar a las 3 de la

madrugada con lo ojos abiertos sin poder dormir.

Espera… sí hay algo más frustrante: despertar son la sensación

de no haber descansado lo suficiente y pasar todo el día con un

sueño insoportable.

Muchas veces se piensa que dormir es como apretar el

interruptor de apagado pero, en realidad, mientras duermes

tu cerebro continúa sumamente activo realizando procesos de

reparación, mantenimiento y memoria, de tal forma que, cuando

la alarma suena, tu cuerpo y tu cerebro están frescos y listos

para el nuevo día.

Para tu cerebro la falta de sueño es cosa seria. No dormir las

horas necesarias es para tu cerebro como pedir un crédito con

el peor banco: cada día que no logras cumplir con tu cuota de

descanso la deuda crece y le cobra la factura a tu bienestar.

Por eso, me gustó mucho lo dice Marta Romo sobre este

importantísimo hábito de respetar tu tiempo de sueño:

66
“Yo creo que tenemos el foco en el lugar equivocado

porque pensamos que el día comienza cuando te

levantas y no es así: el día comienza a las 00:00. Así

que en función de cómo sea tu noche, será tu día”

Ya que dormir es uno de los hábitos más importantes para

mantener a tu cerebro fuerte y saludable, Marta recomienda

tener rituales antes de ir a la cama, para que así sea más fácil

poder conciliar un sueño profundo y reparador.

Y otra pequeña recomendación: aparta pequeños momentos de

descanso en tu rutina, esto te ayuda a mantener a raya los niveles

de estrés y tener un cerebro fresco durante el día. Así que una

siesta, meditar o incluso un momento para ¡hacer nada! será de

gran valor para consentir a tu cerebro.

Es cierto que tal vez no podamos detener algunos cambios del

cerebro que aparecen con la edad, pero, sí se puede aprender a

cuidarlo mejor para mantenerlo fuerte y saludable.

67
Andrés Martín: Cómo estar más presente y

vivir plenamente con el mindfulness

“El único momento en el que vives es ahora y

entonces ¿por qué no estar aquí¿‘

Estaba en una hermosa isla.

Pero aunque suene extraño, no me sentía feliz, al contrario

estaba muy enojada.

Después de unos días de vivir en Balí, me sentí con la confianza

suficiente para hacerme un cambio de look. Así que una linda

mañana, decidí que era momento de ir a la peluquería para

cortarme el pelo. Y para hacerlo más divertido, invité a una

amiga.

El lugar tenía las mejores recomendaciones y reseñas en

facebook y, además, pasar un día “solo de chicas” me

entusiasmaba. Nada podría salir mal.

68
Pero, ya puedes imaginar qué pasó después: ¡me cortaron el pelo

horrible!

Parecía una bruja despeinada y, sí estaba enojada ¡furiosa!.

Yo, no era la única en sentir este coraje y frustración, porque

mi amiga había decidido teñirse el pelo y el resultado era un

desagradable color amarillo verdoso.

Le grite a todo el personal y monté una escena de la cual no estoy

para nada orgullosa. Además, en lugar de disfrutar de la bonita

playa o de las clases de yoga, estuve de mal humor y con un

extraño malestar todita la semana o más específicamente cada

que me miraba al espejo.

Me gustaría regresar el tiempo justo a ese momento…. pero, no

para evitar el terrible corte de pelo, quisiera volver al instante en

el que perdí el control, darme cuenta a tiempo de que algo dentro

de mi quiere reaccionar, antes de gritar, antes de pelear contra

una situación que de momento, ya no tiene remedio.

Pensarás que un mal corte de pelo no es tan grave y, tienes razón.

Afortunadamente un evento tan cotidiano me hizo darme cuenta

de lo necesario que es tener el hábito de meditar. Sin embargo,

esta sensación de falta de control, también puede manifestarse

con ansiedad, pensamientos negativos recurrentes, altos niveles

de estrés, momentos de impulsividad o una mente nerviosa que

vive pensando en el futuro y le cuesta desconectar.

69
En todos estos casos, meditar puede ser una gran solución.

La práctica de meditar, te ayuda a observar tus pensamientos sin

reaccionar y así aceptar las situaciones buenas o malas de la vida.

Y aceptar no significa renunciar o conformarse, sino dar un paso

atrás, para entonces poner atención en la posible solución. Por

eso, estoy convencida de que tener el hábito de meditar es una

forma de desarrollar capacidades internas con las que afrontar

la adversidad y los conflictos.

Existen diferentes tipos de meditación y una de estas variantes te

ayuda a estar más en el momento y menos en las nubes, a estar

más conectado con lo que está pasando aquí y ahora, lo cual te

regala un millón de beneficios, entre los más importantes a vivir

con más tranquilidad, menos agobio y más satisfacción personal.

Este tipo de meditación que te ayuda a reconectar con tu vida es

el mindfulness.

La palabra “mindfulness” se ha vuelto muy popular y, por eso,

es normal que exista mucha confusión sobre lo que significa

realmente y sobre cómo se puede comenzar con la práctica.

Cuando estaba diseñando mi misión optimización, era muy

importante incluir el cultivar una mente saludable y tener

más conexión con lo que está ocurriendo justo ahora. Pero el

agitado mundo de hoy no te lo pone nada fácil, entonces ¿cómo

podemos dar el primer paso para ser más mindfulness?

70
Para encontrar esta respuesta, decidí preguntarle a un amigo

quién imparte talleres mindfulness en su trabajo y, él me

recomendó con mucho cariño a un gran experto y referente en

el mindfulness: Andrés Martín Asuero.

Él es fundador del Instituto esMindfulness en Barcelona y

un reconocido investigador sobre el tema. Leí con atención

y cuidado uno de sus libros titulado “Plenamente” y así fue

como me sumergí por primera vez en la práctica de estar más

presente.

Bueno y ¿qué es el mindfulness?

El Mindfulness puede resumirse como un entrenamiento para

desarrollar una mente sana que facilita la armonía interna con

la persona y externa con el entorno.

En caso de que no encuentres esta definición particularmente

clara, aquí te explico en trozos simples lo que significa y por qué

hará tu vida mucho más asombrosa.

71
¿Por qué tenemos que cultivar una mente sana?

Así como vamos al gimnasio para estar más fuertes y tener mejor

condición física, nuestra mente necesita un entrenamiento de

atención plena.

En los últimos años la salud del cuerpo está bastante bien

atendida por los avances de la medicina y los avances en la

higiene pero, la salud de la mente se está deteriorando por

el estilo de vida que desarrollamos, por eso empieza a ser

interesante el tener una rutina que me mejore la calidad de

nuestros pensamientos, decisiones y la relación con nuestro

entorno.

Este entrenamiento mental tiene muchos beneficios (la mayoría

basados en evidencia científica). Aquí te dejo 3 beneficios

inesperados que descubrí luego de leer el libro de Andrés Martín

y durante nuestra entrevista.

72
3 beneficios del mindfulness

Te ayuda a gestionar mejor el tiempo

Es normal que cuando escuchas la palabra mindfulness quizás

piensas que se trata de algo aburrido, místico o una pérdida de

tiempo.

Pero esto es lo que tienes que saber. En primer lugar el ajetreo

y la prisa, hace que tu mente pida a gritos un momento de

aburrimiento, de paz y desconexión. En segundo lugar, el

mindfulness no está asociado a ninguna religión, es totalmente

laico. Y por último, muy contrariamente a lo que se piensa, la

práctica de la atención plena, no te quita tiempo sino que ¡te

ayuda a gestionarlo mejor!

Esto es lo que él experto Andrés Martín nos dice sobre la gestión

de tiempo:

“La sensación de tener tiempo o no tener tiempo,

no depende de la cantidad de horas sino depende

de cómo invertimos ese tiempo. El mindfulness

hace que la gestión del tiempo no sea una cuestión

de cronómetro sino una cuestión de brújula ¿de

qué tipo de vida quiero vivir? ¿hacia dónde quiero

ir? ¿qué es lo que voy a hacer con el tiempo de este

día? y eso cambia radicalmente la percepción del

tiempo y la forma de invertirlo”.

73
Y tiene toda la lógica del mundo, cuando inviertes tu tiempo en

cosas que no te hacen sentir bien, que no quieres hacer o en

cosas no importantes, la sensación de falta de tiempo aparece

y, al revés: sentir satisfacción personal está en relación con

decidir plenamente cómo invertir las horas del día, lo que está

en relación con el siguiente beneficio.

El mindfulness te ayuda a entrenar la felicidad

Durante la entrevista Andrés comentó que el mindfulness ayuda

a mejorar nuestra sensación de felicidad porque nos genera un

sentimiento de control y dirección sobre nuestra vida, es decir

que te ayuda a tomar mejores decisiones.

Citando lo que él nos dice: “Sostener la atención, activa partes del

cerebro de la corteza frontoparietal que es donde se encuentran

las zonas de felicidad”

El mindfulness te ayuda a tener más serenidad, paciencia,

equilibrio emocional o calma y, las decisiones tomadas con este

estado mental son más acertadas que las tomadas desde la

prisa, el impulso, reactividad o bajo la influencia de un estado

emocional intenso.

Cuando tomas mejores decisiones (incluso si se tratan de

decisiones difíciles), vives con menos remordimientos y culpa

pues sabes que han sido tomadas desde el mejor estado mental

posible.

74
Decidir mejor te regala más satisfacción y un poquito más de

felicidad.

Mejora la calidad de tus pensamientos

Los pensamientos no se pueden controlar, pero sí podemos

controlar a qué pensamientos les damos el poder de nuestra

atención y a cuáles no. Así que la práctica del mindfulness está

orientada a enfocar la atención solo en aquellos pensamientos

que aporten armonía o beneficio y, dedicarle menos atención a

aquellos que nos hacen sentir mal.

Tu pensamientos se alimentan con tu atención, así que la

pregunta es ¿qué pensamientos quieres que sobrevivan en tu

mente?

Yo también elegiría a aquellos que me dan un beneficio saludable

y más positivo, así que sigue leyendo para empezar ahora mismo

con la práctica.

75
¿Cómo empezar con el mindfulness?

Andrés Martín recomienda elegir un hábito, es decir algo que

solemos hacer en “piloto automático” y poner toda la atención

en esa actividad, disfrutar el momento.

Un excelente hábito para comenzar es la ducha. Normalmente,

mientras nos duchamos nuestra cabeza está en otro mundo:

estamos pensando en lo que haremos en el trabajo, en los

problemas, los pendientes, la compra, los niños, etc.

La primera vez que puse en practica el mindfulness en la ducha,

me di cuenta de que me costaba centrar mi atención en el

momento y me dejaba llevar por mi propia narrativa, la cual

honestamente era básicamente un monólogo de preocupación.

Así que decidí hacer este ejercicio al respecto (tal vez también te

funcione a ti): cuando aparezca un pensamiento que te distraiga

o te aleje del momento presente solo dale una etiqueta y regresa

tu atención al momento de la ducha, por ejemplo:

Tengo que terminar de escribir el artículo = preocupación

Necesito acordarme de sacar la basura orgánica = preocupación

¿Qué sentido tiene hacer este ejercicio mindfulness? = Miedo

En el libro “Plenamente” descubres más estrategias y

aprendizajes sobre el mindfulness.

Pero por lo pronto, ya sabes cómo empezar a practicar el

mindfulness en tu siguiente ducha, poniendo mucha atención

76
en lo que está ocurriendo: sintiendo el agua por el cuerpo, el

olor del jabón, valorando ese hábito de todos los días como un

momento de cuidado hacia el cuerpo, como un acontecimiento

extraordinario.

De hecho, cada momento de tu vida es un acontecimiento

extraordinario, solo necesitas estar más presente para

disfrutarlo como se debe.

77
Patricia Ramírez: Entrena tu fuera de

voluntad para empezar a hacer ejercicio

“Equivócate y falla”

Si algún día tienes que diseñar un rascacielos, por favor no olvides

dejar una gran ventana justo en el centro, para que los dragones

pasen cómodamente.

No, no me he vuelto loca. En Hong Kong construyen algunos

edificios con un inmenso hueco en el centro al que llaman “la

puerta del dragón” para que estos míticos animales voladores

puedan atravesar cuando bajen de la montaña.

El flujo de dragones entre los edificios forma parte de un antiguo

arte: el Feng Shui. El cual a grandes rasgos, busca la conexión y

armonía del entorno con la energía de la tierra.

En la cosmopolita isla esto no se trata solo de una superstición,

es una creencia importante que rige casi todo en su moderna

78
sociedad, desde el diseño de interiores hasta la planeación de la

ciudad.

Y es que las creencias son poderosas, incluso las que tenemos

acerca de nosotros mismos.

Lo que está muy bien si se tratan de creencias que te impulsen

a tener el estilo de vida que quieres, pero, existen también

creencias irracionales que nos terminan haciendo daño.

79
Nuestras creencias son importantes

“Nuestras creencias, la manera en cómo nos hablamos es la

manera en cómo nos sentimos, es lo que guía al cerebro”. Esta

fue una de mis respuestas favoritas que nos dio la reconocida

psicóloga deportiva Patricia Ramírez durante la entrevista que

tuvimos.

Ella continúo diciendo: “los mensajes que nos decimos, pueden

hacernos sentir seguros e ilusionados o, tristes y culpables

entonces, si generamos un auto-habla en el que nos hacemos

sentir mal la probabilidad de fallar aumenta. Tu cerebro termina

encontrando eso en lo que te enfocas y por eso, necesitas hablar

en la dirección correcta, los mensajes que nos damos a nosotros

mismos son importantísimos tienen que ser orientados a lo que

debemos conseguir.”

Estoy convencida de que muchos hábitos que tienes guardados

en el cajón del “algún día”, están ahí empolvándose debido a que

no tienes la actitud o las creencias correctas.

Si quieres adoptar cualquier hábito saludable en tu vida, la parte

mental es fundamental. Y este fue el motivo por el que decidí leer

uno de los libros de esta Patricia Ramírez titulado: “Si salieras a

vivir, los hábitos para vivir una vida plena”

Antes de leer su libro, yo ya seguía a Patricia por todas sus redes

sociales y veía atenta sus videos en youtube. Realmente estoy

impactada de lo organizada que es y la gran habilidad que tiene

80
para resumir conceptos que pueden ser complejos, de forma

simple, clara y divertida.

Así que supuse que el libro de Patricia sería igual de didáctico

y entretenido y ¡no me equivoque! aprendí un montón de

estrategias y algunos conceptos útiles de psicología aplicables a

la vida diaria: desde manejar mejor tus pensamientos, mejorar

tu actitud y tener más autocontrol, hasta organizarte mejor para

tener más tiempo libre (ese que tanto te hace falta).

Uno de los temas que tocamos en la entrevista, es algo que tanto

miedo nos da: salir de la zona de confort para cambiar y adoptar

nuevos hábitos.

Cuando le pregunté a la psicóloga ¿por qué sentimos esta

resistencia frente al cambio?, esto fue lo que ella me dijo:

“Hay gente que está soñando con un mundo mejor,

entonces salir de la zona de confort, genera una

resistencia porque supone convivir con el error,

con el fracaso, con emociones incómodas como

la incertidumbre o el miedo a encontrarse con

otra cosa que tampoco te haga feliz, pero, si no

abandonas ese punto de comodidad nunca lo vas

a poder experimentar y llevarás una vida un poco

mediocre, un poco marchita”.

Lo que es incómodo se convierte con el tiempo en comodidad

81
y, por eso, hay que atreverse a tomar acción para tener mejores

hábitos.

82
La fuerza de voluntad para empezar a hacer ejercicio

Precisamente uno de los hábitos más valiosos que puedes tener

pero, de los más incómodos al principio es hacer ejercicio.

Quise aprovechar que Patricia es una psicóloga especializada

en el deporte para preguntarle algo que seguro te interesa:

¿cómo podemos empezar a hacer ejercicio sin fallar? y ella

nos recomienda una súper estrategia que te animo a poner en

práctica.

“Tenemos que pensar cada uno ¿cuál es el sentido

de hacer ejercicio?, ¿qué quiero lograr? ¿cómo me

quiero ver en un futuro o qué ganancia voy a tener?

uno tiene que saber qué voy a ganar, no solamente

en salud, también en mi aspecto físico, en bajar de

peso, en mi autoestima, en el tipo de ropa que me

pueda comprar, en cómo esto puedo aumentar mi

seguridad. Hay que sentarse y hacer una una lista

con tus motivos personales”

Cuando tienes claro tu “por qué quiero hacer ejercicio” creas una

motivación interna que te permite empezar y seguir avanzando

incluso sin fuerza de voluntad.

La psicóloga dice que las personas que sí tienen fuerza de

voluntad es porque la han entrenado al tomar acción. Así

que todos tenemos fuerza de voluntad guardada solo hay que

empezar a usarla.

83
Una forma práctica de salir de la comodidad del sofá, entrenar

tu fuerza de voluntad y tener el hábito de hacer ejercicio es con

alguna de estas estrategias que Patricia nos recomienda:

• Organízate y planifica por adelantado en qué momento

de la semana estarás haciendo deporte, qué renuncias

tendrás que hacer para lograrlo, a qué gimnasio irás o

qué rutina, etc.

• Empieza con poco. Por ejemplo: si comienzas a correr

40 minutos pues va a ser algo tan agotador que al día

siguiente no querrás ir, mejor empieza con poco tal vez

15 minutos o menos y, al día siguiente un poquito más.

• Al principio es mejor encontrarse un grupo con el que

motivarse o un preparador físico, algo que genere un

compromiso porque tendemos a fallarnos más más a

nosotros mismos que a fallar al grupo.

• Creer y asimilar que el ejercicio es una parte de tu día

innegociable. Así tú sabes que durante el día hay que

comer, cenar, lavarse los dientes, ducharse y por supuesto

hacer ejercicio.

• Si fallas evalúa porqué, piensa en el motivo que te orillo

a faltar con el ejercicio y, sin culpa o remordimientos

continúa al siguiente día.

• En esos momentos en los que quieres “tirar la toalla”,

no hables con la voz saboteadora en tu cabeza, tiene

tantos argumentos que al final te convencerá de no hacer

84
ejercicio.

Esta última estrategia ha sido la que más he puesto en práctica

últimamente, porque como habíamos dicho al inicio, nuestro

diálogo interno o lo que nos decimos a nosotros, arraiga

creencias equivocadas y nos impulsa en la dirección incorrecta.

85
Mejora tus creencias personales y tu actitud

Una forma de mejorar tu actitud frente a cualquier cambio en tu

rutina diaria, es seleccionar con cuidado las palabras que usas en

tu rutina diaria, haz un juego y pregúntate ¿qué palabras quiero

que formen parte de mi vida?

Citando una parte dentro del libro “Y si salieras a vivir”:

Las palabras con las que nos hablamos a nosotros

mismos condicionan nuestro estado emocional

y nuestros comportamientos. Elegir lo que te

dices a ti mismo y lo que les dices a los demás es

muchísimo más importante que elegir el conjunto

de ropa por la mañana e incluso tu nuevo modelo

de coche.

Así como Patricia, tal vez debes erradicar la palabra “prisa” e

incluir la palabra “serena”, para así disfrutar de una vida más

relajada y con menos ansiedad; o quizás necesites eliminar la

palabra “enojo” y añadir la palabra “perdonar” para vivir con más

paz.

Todo empieza en la forma en la que te hablas a ti, así que crea tu

propio diccionario emocional, descarta palabras que no te dejan

nada positivo y agrega aquellas que te hagan sentir bien.

Así que ya lo sabes, mejora las creencias que tienes de ti, cambia

tus hábitos y empieza a disfrutar la vida plena que tú te mereces.

86
Aitor Sánchez: Aprende a comer más

saludable con estrategias fáciles y realistas

“No hay que hacer grandes cosas para comer

saludable es únicamente que tenemos que

tenerlas claras”

Supongamos que vives en una ciudad moderna con muchos

autos y muchas escaleras eléctricas para evitar el cansancio y

hacerte la vida más fácil.

Una ciudad con supermercados repletos de productos

ultraprocesados abiertos las 24 horas y restaurantes de

comida rápida en cada esquina. Anuncios de refrescos que

prometen hacerte más feliz y fotografías de helados de chocolate

por todos lados.

Te das cuenta de que la gente a tu alrededor, niños, adultos,

gente mayor y hasta sus mascotas tienen sobrepeso. En las

noticias y los periódicos aparecen las estadísticas de infartos y

87
diabetes en personas jóvenes, un terrible récord mundial, algo

que nunca se había visto en la historia.

Claramente algo está mal y como nadie hace nada al respecto,

decides viajar y aterrizar en una isla alejada del mundo, en medio

del océano pacífico y, sin las comodidades del mundo moderno.

La isla no tiene hospitales, ni supermercados, ni autopistas,

pero, toda la gente tiene una complexión atlética y ¡nadie tiene

sobrepeso!.

Se trata de la isla de Kitava, famosa por la investigación realizada


2 3 4
en 1990 por un científico suizo llamado Staffan Lindeberg.

En sus estudios, comparó el peso y otros parámetros de algunos

habitantes de la isla con personas sanas viviendo en su moderna

ciudad natal.

Sorprendentemente él descubrió que la población no presentaba

ningún indicio de enfermedad cardíaca, hipertensión o diabetes,

incluso en personas mayores. Por supuesto que tenían otro

tipo de problemas de salud como complicaciones en el parto,

infecciones o enfermedades infecciosas como la malaria.

Pero, aquí viene la parte interesante: los alimentos que comían

los habitantes de Kitava eran la clave de su salud y su complexión.

Su alimentación estaba basada en tubérculos como el taro,


2
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8077891
3
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10535381
4
https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM198501313120505

88
fruta fresca, hojas verdes, coco y pescado, además era habitual

moverse todos los días desde que salía el sol.

Tal vez piensas que la genética está en relación con su figura,

pero déjame decirte que cuando Staffan estaba haciendo su

investigación se encontró con un hombre que era 20 kg más

pesado que el resto de habitantes de la isla y tenía la presión

arterial más alta que el resto ¡era el hombre más gordo de la isla!

¿Por qué este hombre sí tenía sobrepeso y el resto de habitantes

incluyendo su familia no?

Pues resulta que él solo estaba de visita en ese momento. Él vivía

desde hace más de 10 años en una ciudad moderna con todas las

comodidades y, obviamente con la alimentación industrial y poco

saludable característica de los países más desarrollados.

Este estudio me hace pensar en los conceptos más básicos de

alimentación. Por ejemplo, piensa en una leona cazando a una

cebra o a un oso panda comiendo sus hojas de bambú…

Ciertamente, ni a la manada de leones, ni al oso panda, les

preocupa en absoluto el tener buenos hábitos de alimentación,

tampoco tienen que decidir si lo que eligen para la cena es

saludable o no. La vida es simple, si “eso” se ve y huele como

carne fresca o, como una hoja de bambú, entonces es comida y

listo.

Lo mismo para los habitantes de la isla de Kitava, no hay muchas

89
opciones y eso que comían sus ancestros es lo mismo que hay

para la cena del día y listo.

Pero, en un mundo moderno lleno de opciones, publicidad e

información, el panorama es más complejo. El “¿qué debemos

comer?” se ha convertido en un laberinto sin salida, pero

sobretodo, en un problema grave que de no tomar acción,

puede poner en riesgo nuestra vida y la de nuestra familia.

No te preocupes, no tienes que mudarte a una isla en medio de

la nada para empezar a mejorar tus decisiones de comida. Solo

necesitas aprender un poquito más sobre qué alimentos elegir

y cuáles descartar, así como la verdad detrás de algunos mitos

arraigados.

Y para desmentir estos mitos modernos de alimentación y

enseñarte tips fáciles para comer sano, no hay nadie mejor que

el nutricionista Aitor Sánchez.

En lo personal admiro toda su trayectoria profesional, su

habilidad de explicar y divulgar conceptos de nutrición. Por eso

su blog y sus libros “Mi dieta cojea” y “Mi dieta ya no cojea” son

muy útiles para aprender más sobre cómo comer sano y elegir

alimentos reales.

Te recomiendo que leas sus libros y los tengas muy cerca de la

cocina o el comedor para consultarlos constantemente.

Muchas personas tienen dificultades para dar el primer paso

90
cuando se trata de cambiar algunos hábitos de alimentación,

por eso aquí quiero resumirte 2 fáciles estrategias que aprendí

de Aitor para ayudarte a lograr un cambio positivo y sostenible

en lo que comes todos los días.

91
El a,b,c de una comida saludable

Hay tanta información sobre nutrición y alimentación que es

normal no saber qué alimentos deben de formar parte de tus

comidas, pero Aitor lo resume en estos 3 puntos.

a) Las verduras protagonistas de tu plato

Algo tan simple como darle prioridad a las verduras en tus

comidas, ya puede hacer una enorme diferencia en tu peso y en

tu salud a largo plazo.

Es normal que al principio el sabor de los vegetales no sea

el mejor, sobre todo porque es probable que tu paladar esté

más acostumbrado a los sabores intensos típicos de alimentos

industriales. Pero, poco a poco verás que hasta la zanahoria y el

pimiento rojo tienen un dulzor muy sabroso.

Así que a la hora de comer hay que preguntarse primero “¿qué

verdura comeré?” en lugar de preguntarse ¿qué carne? o ¿con

qué acompañarlo?.

b) El agua es la única bebida

Si asumes que la única bebida a la hora de comer es el agua

con o sin gas, ya estarás mejorando muchísimo la calidad de tu

alimentación.

92
c) De postre siempre fruta fresca

Si eres de antojos dulces como yo, la fruta fresca es la mejor

opción. Gracias a la fibra que contienen, el azúcar llega a tu

cuerpo de forma paulatina y te genera una saciedad que dura

por más tiempo. Además esto te ayuda a mantener tus niveles

de energía estables.

Ojo: los zumos de frutas (aunque sean naturales) no cuentan

como fruta, porque ya perdieron su valiosa fibra.

Ahora ya sabes que un primer paso para mejorar tu alimentación,

es asegurarte que cada una de tus comidas cumpla el a, b, c.

93
Haz la compra en el mercado local

Ir al mercado local en vez de ir al supermercado tiene grandes

beneficios, entre estos: que contribuyes a la economía local y

cuidas el medio ambiente (porque muchos de los alimentos no

viajaron desde el otro lado del planeta). También encuentras

alimentos frescos y de temporada lo cual te ayuda a ahorrar

dinero y variar tu alimentación.

Algo que muy pocas veces pensamos es el hecho de que nuestra

compra se convierte en un voto para perpetuar la industria que

queremos en el futuro. Por eso, me llamó mucho la atención un

capítulo del libro de Aitor en el que habla sobre cómo una compra

saludable puede favorecer que agricultores locales e industrias

de alimentos sanos triunfen.

La mejor parte de comprar en un mercado local es que tienes

menos probabilidad de comprar alimentos ultraprocesados. Y

hablando de esto, me encantó una de las respuestas de Aitor

Sánchez durante nuestra entrevista:

“Hay gente que cuando le hablas alimentación

saludable puede llegar a estresarse porque piensa

que hay que comer sano el 100% del tiempo y lo

que repito es que es mejor ir al supermercado

y comprar únicamente salud, esos caprichos o

antojos (alimentos no saludables) te los tomarás en

momentos excepcionales con los amigos o fuera

94
de casa”.

Así que tener en casa solo alimentos sanos y dejar los antojos no

saludables para ocasiones especiales, me parece una estrategia

bastante aplicable y realista.

Y bueno ¿qué alimentos no son saludables y qué alimentos sí son

saludables?…

95
Usa tu sentido común

Aitor dice: Deja que tu apetito y sed te guíen y toma buenas

decisiones para paliarlos.

Esta frase tiene dos verdades: la primera acerca de no comer por

impulso, estrés o aburrimiento sino que escuchar más de cerca

los mensajes de hambre y saciedad de tu cuerpo. La segunda

verdad es aprender a decidir mejor qué comer y, para esto, no

hay nada mejor que el sentido común.

Si yo te pregunto ¿qué es mejor, comprar una manzana o una

barrita de granola con un empaque y una lista de ingredientes

gigante?…

¡Claro! la manzana, lo mismo si tienes que elegir entre avena y

un cereal de caja o entre agua y soda.

¿Verdad que elegir alimentos sanos no es tan difícil?

La comida es una de las mayores alegrías y placeres de la vida,

optimizar tu alimentación significa elegir aquellos alimentos que

te hagan feliz mientras proteges tu salud a largo plazo.

96
Carlos Casabona: Claves de la alimentación

infantil para comer saludable en familia

“No se trata de restringir o hacer dieta, es retirar

de la alimentación lo que sobra, no es necesario y

perjudica la salud”

Es el año 2115.

No hay humanos en la tierra. No vive ningún animal. No existe

ninguna planta. El planeta se ha convertido en un basurero

completo. Y los robots aún no encuentran señales de vida.

Pero, los humanos están a salvo. Viajan a bordo de un crucero

interestelar, con todos los lujos y lleno de comodidades gracias a

la inteligencia artificial de última generación.

Solo hay un problema: el 100% de los humanos sobrevivientes

tienen obesidad.

Viven las 24 horas recostados frente a la pantalla inteligente.

97
Dirigen su forma de vestir al ritmo que los medios virtuales lo

aconsejan, hay una corporación multimillonaria que dicta lo que

se necesitan comprar, las relaciones cara a cara son nulas y solo

se requiere estirar la mano para tener al instante alimentos

ultraprocesados en formato bebible.

Tal vez te suene familiar porque es la trama de la película de Pixar

llamada “Wall- E”. Pero, quizás también te suena familiar porque

ese triste futuro se parece cada vez más a nuestro presente.

Si por casualidad has estado fuera del planeta tierra en

las últimas décadas, quiero decirte una de las noticias más

alarmantes de la época: tenemos una epidemia de obesidad

infantil a nivel mundial.

Aquí viene la peor parte, una epidemia que continúa en aumento

y no sabemos cómo detenerla.

Tristemente si los niños de hoy se convierten en adultos obesos,

para el 2030 más de la mitad de la población mundial tendrá

obesidad.

Seguramente estás pensando ¿cómo es posible? que los niños

no “se estiran” cuando crecen.

Es probable que tan solo 2 o 3 generaciones atrás, un niño con un

ligero sobrepeso, creciera hasta convertirse en un adolescente

con un peso normal. Pero, también es cierto que los niños de

ese entonces pasaban más horas jugando al aire libre y no con

98
el iPad toda la tarde, comían más en casa y no existía tantísima

variedad de productos llenos de azúcar, extremadamente

baratos y diseñados específicamente para el público infantil.

Esos niños que lograron crecer y “dar el estirón” son los padres de

familia del mundo de hoy. Por eso, hasta cierto punto es normal

que se subestime el sobrepeso de los niños.

Pero, el mundo ya cambió, junto con la tecnología y nuestro

estilo de vida, lo cual incluye qué alimentos comemos, cómo

los comemos y qué tanto nos movemos. Así que darles mucho

amor a tus hijos y tener buenas intenciones no son suficientes,

es necesario tomar acción para evitar que la película de Wall-E

sea una profecía cumplida.

Es momento de cumplir con el deber de ser mamá, papá,

abuela, tío o profesor para comenzar a cultivar en la vida de los

niños hábitos que les permitan convertirse en adultos felices y

saludables.

Está claro que existe mucha confusión sobre el tema de la

alimentación familiar, por eso, una excelente forma de empezar

a construir este bonito futuro es aprendiendo más sobre este

importante tema.

El reconocido pediatra Carlos Casabona tiene un libro titulado

“Tú eliges lo que comes”, los contenidos son muy simples,

didácticos y seguro que te ayudarán a mejorar la alimentación

99
en familia. En lo personal aprendí mucho y por eso, decidí

entrevistar al pediatra para profundizar más en este importante

tema.

Durante nuestra charla, el pediatra me comentó que en su

consulta acuden cada vez más y más niños con sobrepeso y,

como un camino natural de esta condición, muchos terminan

padeciendo alguna enfermedad crónica como la diabetes,

hipertensión, asma o enfermedades del corazón.

Y aunque ser papá o mamá es de los trabajos más hermosos

del mundo, me sorprendió saber que uno de los obstáculos más

importantes que ha encontrado en esta lucha contra la epidemia

de obesidad infantil ¡son los mismos padres de familia!

El 80% no acepta el diagnóstico o subestima el sobrepeso de

sus hijos y, por lo tanto en casa los hábitos no saludables se

continúan fomentando.

El problema de la obesidad no es culpa de los niños y tampoco

de los padres, no es un error de crianza, sino que son muchos

factores en conjunto. El mundo moderno promueve muchos

de estos comportamientos no saludables que perpetúan el

sobrepeso.

Pero, también es cierto que no podemos quedarnos con los

brazos cruzados esperando a que el problema se solucione con

el tiempo. Los hábitos que cultivamos de pequeños estarán con

100
nosotros durante la edad adulta, por eso, hay que empezar a

adoptar mejores hábitos.

Aquí encuentras algunos puntos importantes que he aprendido

sobre la alimentación infantil con pediatra Carlos Casabona.

Si tienes nietos, hijos, sobrinos o trabajas con niños esto

definitivamente te interesa.

101
¿Por qué hacer ejercicio no es la solución completa

para combatir el sobrepeso o la obesidad?

La actividad física es clave, pero no es suficiente.

Lo que ocurre es que tendemos a sobreestimar las calorías que

gastamos al hacer ejercicio (o las que los niños gastan) por eso,

es común encontrarnos a padres de familia que después de la

clase de natación o el partido de fútbol le dan a los niños zumos

industriales, galletas, chips, o les permiten comer alimentos no

saludables en la siguiente comida.

El problema es que “quemar” calorías con actividad física no es

fácil. Por ejemplo, para consumir las calorías que contiene un

donut de chocolate, un adulto necesitaría caminar por lo menos

4 horas a paso normal. Entonces, una cajita feliz ya no es tan feliz

si para quemar esas calorías se requiere que el niño juegue tenis

4 o 6 horas ¡es imposible!

El doctor deja bien claro en el libro que hacer ejercicio es un

hábito indispensable y esencial sobre todo porque te mantiene

en forma, porque hace los huesos más fuertes, porque mejora la

salud de tu corazón y tu capacidad aeróbica, también interviene

en el desarrollo neurológico infantil pero, el ejercicio no te da

permiso de comer no saludable.

Aquí aparece un punto importante, a muchos niños y niñas no les

gusta comer frutas ni verduras, entonces ¿qué se puede hacer en

102
esos casos?

103
¿Cómo mejoramos la aceptación de alimentos

saludables en los niños?

El pediatra Carlos Casabona aconseja lo siguiente:

Durante los primeros año de vida es fundamental que no se

modifiquen los alimentos con sal o azúcar, ni con ningún otro

aditivo. Y de preferencia que no se mezclen, para que el bebé

pueda apreciar el sabor original de cada fruta y verdura.

Es normal que un niño manifieste un cierto rechazo a las

verduras porque tienen un sabor amargo. Además, esto se trata

de una mecanismo natural del ser humano para favorecer el

consumo de hidratos de carbono como el pan o los cereales,

que suelen tener ese final dulce y nos dan energía rápida. Por

eso, la verdura puede tomar un poco más de tiempo para ser

aceptada, pero, hay muchas formas de prepararlas y sobre todo

hay tanta variedad de verduras que alguna le tiene que gustar a

tu pequeño.

Sin duda, la mejor estrategia para que los niños coman verduras

y frutas es que los papás las coman, es decir que sea lo habitual

en la mesa.

Y para lograrlo, la clave está en no tener alimentos ultraprocesados

o no saludables en casa. Si tu nevera y alacena está repleta de

frutas, verduras y alimentos saludables como el pescado, las

leguminosas o los frutos secos, estoy segura de que los hábitos

104
de alimentación comenzarán a mejorar por sí mismos.

Es lógico que al no tener opciones tentadoras, los niños

terminarán por elegir la comida saludable ¡y tú también!

Un punto importante para mejorar la autonomía, autocontrol y la

relación de los niños con la comida: es bueno que el niño pueda

elegir entre dos o tres opciones saludables, pero, nunca hay que

obligarlo o presionarlo para comer algo o para terminarse lo que

está en el plato. Los niños tienen un reflejo de saciedad mucho

mejor que el tuyo o el mío, así que hay que respetar su apetito.

Recuerda que los niños adoptan los hábitos de los padres, tu

ejemplo hará la diferencia en su vida y en el futuro del mundo.

105
Eduardo Calixto: Cómo funciona tu cerebro

en la vida cotidiana: amor, felicidad y otras

emociones

“Tomamos decisiones y amamos con el cerebro, no

con el corazón”

Imagina conmigo un mundo en el que sentir amor es ilegal.

Un mundo en el que sentir empatía, tristeza, enojo o cualquier

tipo de emoción se castiga como un crimen grave y puede

condenarte a muerte.

Esta es la trama de una película del 2002 llamada [Equilibrium](https://en.wikipedia

En la historia de este futuro opresivo se descubre una droga que

tiene un efecto en el cerebro para inhibir cualquier forma de

emoción o sentimiento.

Se escucha como un mundo en el que definitivamente no quiero

vivir, pero existen ocasiones en nuestra vida actual en las que sí

106
intentamos por todos los medios reprimir alguna emoción ¿te ha

pasado?.

Piensa por ejemplo, cuando te rompieron el corazón, estoy

segura de que tal vez hubieras probado ese potente inhibidor

para aliviar las sensaciones de dolor y melancolía, o quizás harías

lo mismo cuando esa enojo te hizo tomar decisiones de las que

te arrepentiste después.

Sin embargo, todas las emociones son el resultado de

una cascada de reacciones químicas que ocurren en las

profundidades de nuestro cerebro y tienen una misión

importante en nuestra rutina diaria.

Por eso, el conocerte más te ayuda a identificar y reaccionar

mejor ante las emociones que aparecen. Descubrir lo que ocurre

dentro de tu cerebro en la vida cotidiana, se convierte en una

estrategia mucho más útil y saludable que intentar reprimir lo

que sientes.

Pero ¿qué ocurre exactamente en nuestro cerebro cuando nos

enojamos o cuando lloramos viendo “Titanic”? ¿por qué nos

duele el corazón cuando nos rechazan? ¿cómo se ve un cerebro

feliz? ¿qué pasa cuando tenemos mucho estrés en el trabajo?

Todas estas preguntas han sido el foco de investigación de

la neurobiología moderna y, afortunadamente un reconocido

investigador ha resumido esos conceptos científicos en un libro

107
fácil de leer y accesible.

El Doctor Eduardo Calixto, tiene una trayectoria académica

que impacta. Él es médico, científico y director en el Instituto

de Investigaciones Biomédicas, además de ser doctor en

Neurofisiología y Fisiología cerebral. Es el autor del libro

“Un clavado a tu cerebro” en el cual puedes sumergirte por

las profundidades de tu cerebro y explorarlo de cerca para

conocerte mejor.

El doctor Eduardo y yo hablamos por una hora y, esto es una

parte de todo lo que aprendí de su increíble libro y de tener el

gusto de hablar con él.

La mayoría de nosotros no tenemos idea de cómo funciona

nuestro cerebro, así que esto seguro te interesa.

108
El loco enamoramiento

Cupido te flechó, tienes cosquillas en la barriga y una gran sonrisa

todo el día. Podrías viajar ahora mismo al otro lado del planeta

solo para ver a esa persona especial y, el resto de tu vida diaria

se muestra ante tus ojos como un feliz arcoiris.

Pero ¿por qué? ¿qué pasa en nuestro cerebro enamorado?

El doctor menciona que cuando nos enamoramos se activan

aproximante 26 redes neuronales que están relacionadas con

el proceso de placer, se incrementan los neurotransmisores

involucrados con la felicidad como la dopamina y la oxitocina,

los cuales al mismo tiempo nos quitan la capacidad de razonar y

ser objetivos, por eso tomamos decisiones “alocadas”.

El enamoramiento por definición neuroquímica y anatómica no

tiene una conciencia objetiva, siempre nos enamoramos con

la parte más irracional de nuestro cerebro en búsqueda de la

felicidad.

Y yo me enamoré de esta explicación. La neurobiología del

enamoramiento parece una romántica poesía.

Sin embargo, hay que saber que el enamoramiento en el cerebro

solo dura 3 años. Esto no quiere decir que después de 1095 días

tengas que terminar tu relación amorosa. Lo que ocurre después

de ese umbral de tiempo es que el proceso de enamoramiento se

convierte en una decisión mucho más consciente y más objetiva:

109
el amor.

Como bien dice el doctor en la entrevista:

“Entender que el enamoramiento no dura para

siempre, te ayuda a tomar mejores decisiones en

pro del amor, como tener una mejor comunicación

y tener más contacto físico”.

Por supuesto que aún hay más que aprender sobre el amor. De

hecho el doctor tiene un libro completo sobre el tema titulado

“Amor y Desamor en el cerebro” ¡te lo recomiendo!

110
Llorar nos hace humanos

Somos la única especie en el mundo que le atribuye un

significado al llanto. El cerebro lo detecta y activa neuronas

espejo, de tal forma que se convierte en un proceso de empatía

y aumenta el vínculo entre un grupo social.

Cuando lloramos elevamos hasta un 32% las necesidades de

glucosa y oxígeno de la corteza cerebral (una parte de tu cerebro

localizada justo en tu frente). Por lo tanto, el llanto no puede

durar demasiado tiempo y nos genera hambre y cansancio.

En el libro “Un clavado a tu cerebro” el doctor Eduardo menciona

que para el cerebro es difícil llorar intensamente por más de ocho

minutos consecutivos.

Pero, lo más importante que aprendí es que cuando tengas ganas

de llorar, simplemente llora.

Reprimir el llanto es contra natura puesto que al llorar el cerebro

busca disminuir su grado de tensión y atravesar más rápido un

momento doloroso o de vulnerabilidad. Así que la estrategia

neurocientífica de mano de un experto para sentirnos mejor

ante un momento difícil, es simplemente llorar y tratar de

interpretar o etiquetar la emoción que percibimos.

111
La alarma del cerebro se llama cortisol

Así como funciona una alarma en un sismo o incendio, el cortisol

se convierte en la alarma de tu cerebro.

El cortisol es una hormona que tiene la función de desencadenar

una reacción ante un posible peligro inminente. Esta reacción se

expande en todo tu cuerpo, ayuda a que tus músculos se tensen

para correr o luchar y pone en alerta todos tus sentidos para estar

preparado.

El estrés no es malo para nuestro cerebro en momentos

concretos y por poco tiempo. Pero, empieza a ser dañino y a

tener consecuencias en la salud, cuando se mantiene por más

de 48 horas seguidas (solo imagina una ruidosa alarma en tu

habitación por más de un día).

El doctor Eduardo señala que de cada 10 personas que acuden

a consulta médica, 8 tienen un problema de salud relacionado

directa o indirectamente con el manejo inadecuado del estrés

crónico.

Una de las consecuencias que pueden ocurrir cuando el cortisol

se mantiene por un tiempo prolongado en tu cerebro, es que

tu memoria a corto plazo se ve afectada. Esto pasa porque las

neuronas de la memoria en el hipocampo se vuelven “suicidas”

como una respuesta de protección ante las condiciones de

peligro.

112
Una estrategia neurocientífica para reducir los niveles de estrés

es reír. Sí, la risa tranquiliza y disminuye la liberación de cortisol

(apaga la alarma del posible peligro). Así que después de un día

estresante ver un video gracioso o pasar tiempo con los amigos

puede ser la mejor solución para relajarte y tener un cerebro feliz.

113
¿Y cómo se ve un cerebro feliz?

La felicidad en tu cerebro es una activación neuronal que libera

mucha dopamina, aumenta el proceso de memoria (por eso

recuerdo tan bien esos días divertidos en casa de la abuela) pero,

tiene una duración de tan solo 25 minutos.

Aún peor. Conforme crecemos, la percepción de felicidad es cada

vez menor porque las condiciones que elegimos para ser “felices”

son más exigentes y complejas.

En las palabras del doctor: “las personas que tienen más

expectativas son menos felices”.

Entonces, ¿qué podemos hacer para tener un cerebro más feliz?…

Te daré el secreto neurocientífico para la felicidad: tener menos

expectativas, llorar cuando lo necesites, reír lo más que puedas y

dejar que la vida te sorprenda.

Quizás sea el momento de disfrutar esas ráfagas de felicidad, en

lugar de intentar perseguirla todo el tiempo.

114
Juan Revenga: Cómo adelgazar de forma

segura y sin el peligro de las dietas milagro

“Cuando alguien te diga que adelgazar es muy fácil,

está mintiendo”

Afuera hacían más de 30 grados.

Yo estaba aburrida con el ventilador a toda máquina y repasando

la sección de noticias en facebook.

En eso, vi un anuncio de un hotel relativamente cerca de casa

con una oferta especial. Se trataba de un día “todo incluído” de

piscina, sol y relax. Por supuesto que con el calor insoportable

de verano se antoja nadar y pasar un día agradable, así que hice

click y seguí leyendo con atención.

La promoción se escuchaba espectacular: por 38 euros tenías

acceso a la piscina, al jacuzzi, desayuno y comida tipo buffet,

café y barra libre de cócteles. Reservé enseguida para ir con una

115
amiga y pasarla bien.

Con el bikini puesto y una gran sonrisa llegamos al hotel y… fue

una total decepción, vamos una estafa con toda la extensión de

la palabra.

La piscina era una sopa de humanos, sucia y descuidada. No

había un solo centímetro cuadrado de sombra para relajarse, el

jacuzzi estaba fuera de servicio. Ni siquiera la comida valía la

pena, estaba fría, grasosa y nada apetitosa. Los cócteles eran

básicamente combinaciones empalagosas de zumos industriales

y el agua se pagaba aparte.

¡Que rabia! caí redondita en la trampa y solo perdí tiempo

(y dinero). Pero, aprendí mi lección: todo lo que se escucha

demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea.

Esto me recordó a algunos otros tipos de estafas, como por

ejemplo las dietas milagro y todos los famosos remedios para

bajar de peso.

Tal vez piensas que no siempre son una estafa porque a veces

los remedios, pastillas, infusiones, pomadas o productos ¡sí

funcionan! o por lo menos le funcionaron a alguien que conoces.

Y es cierto. Algunos de estos productos o dietas milagro sí te

hacen bajar de peso.

Pero (y es un pero muy grande) son como un botón de encendido

116
y apagado: cuando los dejas de usar pierden su mágico efecto

y regresas al peso de antes, sobretodo porque no te enseñan a

comer más sano. Y peor aún, el mecanismo por el que te hacen

bajar de peso puede ser muy peligroso.

En el mejor de los casos solo pierdes tu tiempo y tu dinero (como

me pasó a mí en el soñado día de piscina) pero, los peores casos

son bastante oscuros.

Hace algunos años, estuvo de moda una pastilla para adelgazar.

Se autodenominaba como un remedio natural y por ese motivo

se vendía al público sin ninguna especie de control, ni regulación

y obviamente sin receta médica. Esta pastilla, según decía el

empaque, tenía propiedades “quema grasa” haciéndote bajar de

peso en pocos días.

El problema es que su venta sin control resultó ser un problema

de salud, causando la muerte de más de 60 personas en todo el

mundo. Después de investigar, la pastilla era en realidad, una

combinación entre cafeína y DNP (dinitrofenol) una sustancia

química que se usa en la fabricación de ¡explosivos!. El DNP es un

potente acelerador del metabolismo, altera el sistema energético

y oxida la grasa de forma descontrolada, un proceso que genera

calor y eleva la temperatura del cuerpo, lo que evidentemente

representa un grave riesgo para la salud. Tristemente, la

responsabilidad legal por la muerte de esas personas sigue en

investigación.[^interpol] [^jaimeprats]

117
Por eso a continuación quiero darte suficientes razones para

que cuando se trate de adelgazar, elijas el camino saludable y sí,

quizás más largo pero más seguro.

Piensa que si estos productos, remedios o dietas fueran

tan efectivos como dicen ser, probablemente los gobiernos

internacionales ya los hubieran adoptado para controlar

la epidemia de obesidad, que mientras lees esto, sigue en

aumento.

Ese es una de las lógicas más simples para no caer en la trampa.

Honestamente ha sido la explicación más convincente que he

leído para evitar caer en los productos milagro para bajar de peso.

Y fue escrita por uno de los nutricionistas que más admiro en el

mundo: Juan Revenga.

Él es uno de los mejores divulgadores de nutrición en España y, te

confieso que sigo sin creer que accediera a la entrevista conmigo.

Estos son algunos puntos importantes que tienes que saber

sobre las dietas milagro que aprendí después de leer su

grandioso libro “Adelgazame mienteme”. El cual te recomiendo

mucho porque está escrito de forma divertida y puedes confiar

en que los contenidos están basados en evidencia.

Mientras tanto, aquí te doy una probadita de su libro para que

cuando se trate de adelgazar y mantener un peso adecuado,

tomes el camino seguro:

118
El foco rojo para desconfiar

Recuerdo que hace unos meses estaba en una farmacia en la fila

para pagar mi protector solar. Mientras esperaba, me llamó la

atención una cajita verde con una imagen de alcachofa que decía

“Extracto de alcachofa quema grasa para adelgazar fácil”.

La verdad es que me dio un poco de rabia el saber que muchas

personas seguro lo están comprando porque confían en los

productos que vende una farmacia.

Pero, Juan Revenga menciona que uno de los principales focos

rojos para no confiar en estos productos es el siguiente: “Cuando

alguien te diga que adelgazar es fácil o está mintiendo o sabe

precisamente de qué va el asunto y lo único que pretende es

hacer dinero con tu desesperación”.

Muchos de los libros, productos y dietas, están muy bien

diseñados para que lo compres, no para que bajes de peso.

Usan las palabras que quieres escuchar como fácil, rapido, sin

ejercicio, exprés, etc.

Así que si te dicen que bajar de peso es muy fácil ¡no lo creas!

Un cambio drástico en tu peso, activa la alarma en tu cuerpo y se

hace más probable que abandones esa dieta y recuperes el peso

perdido.

Nuestro cuerpo es muy inteligente y sobre todo eficiente.

Estamos diseñados para tener reservas de grasa que nos ayuden

119
a sobrevivir, así que tu cuerpo necesita de un tiempo suficiente

para renunciar a estas reservas y disminuir el porcentaje de

grasa. No quiero mentirte: es probable que para que esto ocurra

necesites más tiempo del que te tomó subir esos kilos extras.

Y hablando de peso…

Generalmente cuando buscamos bajar de peso, lo que queremos

conseguir es una mejor figura y por eso, el “peso” no debería de

ser nuestro foco de atención, por estas razones:

Primero porque un peso saludable para ti no necesariamente

es el mismo peso saludable para mi. Y en segundo lugar, el

porcentaje de grasa y músculo en tu cuerpo es más relevante

que el número en la báscula. Por eso, podemos ver a una

persona con 60 kilos y con una talla 36 de cintura, y otra persona

con una altura similar y con los 60 kilos pero con una talla 40 de

cintura. La única diferencia es que la primera persona tiene más

porcentaje de músculo que de grasa.

Así que es mejor si olvidas el peso y mides tus avances según

según tu talla, tu medida de cintura y tu composición corporal

(ve a un nutricionista para esto).

120
Si yo veo que no me cierran los pantalones ¿qué puedo

empezar a hacer?

Co-ci-na.

Cuando en vez de recurrir a productos preparados, procesados

o comer en un restaurante, empiezas a cocinar más en casa,

automáticamente mejoras las opciones de alimentos y te vuelves

más consciente de los ingredientes.

Un primer paso sería cocinar por lo menos 2 de tus comidas en

casa (también es válido empezar solo por una). No es tan difícil

si cocinas en grandes cantidades y usas tu congelador.

La buena noticia es que sí es posible llegar a un peso saludable y

mantenerlo, por supuesto que no es fácil pero, tu salud es lo más

valioso que tienes hoy y lo vale todo.

Así que basta de dietas y productos que solo te adelgazan tus

ahorros.

[^interpol] Centro de prensa Interpol (4 - mayo - 2015) “INTERPOL

publica un aviso a escala mundial sobre una sustancia dietética

ilícita potencialmente mortal” http://www.interpol.int/es/Centro-

de-prensa/Noticias/2015/N2015-050

[^jaimeprats] Jaime Prats (5 - mayo - 2015) “Interpol alerta sobre

un adelgazante ilegal potencialmente mortal” Valencia. Política,

El País. http://politica.elpais.com/politica/2015/05/05/actualidad/1430845733_300

121
Lorena Franco: Cómo elegir el libro ideal para

comenzar con el hábito de leer

“Somos historias las que contamos pero

especialmente las que no contamos”.

Hay canciones que te recuerdan momentos, olores que te

recuerdan personas y libros que te recuerdan experiencias.

A mí me pasó exactamente eso.

Estaba de viaje durante poco más de un mes por el norte de

Tailandia, en Chiang Mai, una ciudad despierta las 24 horas, llena

de cosas que hacer, personas de todo el mundo y mercados

locales en los que probar cosas nuevas.

Pero después de unas semanas, nos saturamos del ruido y el

ajetreo. Así que decidimos explorar las afueras de la ciudad para

conocer templos en la montaña, pueblos escondidos, descubrir

cascadas y seguir recorriendo en dirección a Birmania.

122
Por supuesto que un viaje de carretera se disfruta más con un

buen libro en la mano, así que buscando algo qué leer en el

Kindle, me topé con un libro titulado “La viajera del tiempo”. Solo

con el nombre ya me había convencido por completo. Tal vez se

escuche un poco extraño pero, en aquel entonces, yo me sentía

como una viajera del tiempo explorando culturas antiguas. Así

que no pensé más de 5 segundos para comprarlo, ni mucho

menos para empezar a leerlo.

Viajamos una semana completa por el precioso norte de

Tailandia, tuve la suerte de ver mágicos lugares rodeados de una

naturaleza impactante y, “la viajera del tiempo” me acompañó

todo el recorrido.

Puedo decir que mis ojos vivieron una aventura por dentro y por

fuera, la historia me atrapó durante todo el viaje, me enamoré de

los personajes y me sumergí por otros tiempos, otros mundos.

Se convirtió en uno de mis libros y experiencias favoritas.

Cuando estaba haciendo la lista de los libros que me han ayudado

a mejorar de alguna forma mi vida, el libro de Lorena Franco, no

podía faltar.

Pues gracias a este pude retomar el hábito de la lectura que

tenía un poco abandonado y, me enseñó que todos somos

escritores de nuestra vida, que nunca es demasiado tarde para

cambiar la historia que te cuentas, para comenzar un nuevo

capítulo, agregar un giro sorpresivo o cambiar por completo el

123
personaje que le muestras al mundo.

Me inspiré totalmente al descubrir que Lorena Franco comenzó

su carrera como escritora sin el respaldo de ninguna editorial,

porque sus ganas de contar historias la motivaron a autopublicar

sus libros en Amazon. Y esta pasión por las historias, también es

parte de su trabajo, pues además de escritora es una reconocida

actriz a nivel internacional. Ha participado en muchísimos

cortometrajes y películas ¡hasta en la India!

A continuación quiero contarte lo que aprendí de charlar con

Lorena.

124
El poder de la constancia

Durante la entrevista, aprendí que está muy bien tener talento,

pero, la constancia es la parte más importante de la receta para

lograr darle vida a cualquier sueño. Lorena dice que se requiere

de una rutina de acero, escribir y leer mucho para lograr escribir

tantos libros.

Actualmente sus publicaciones se han convertido en un gran

éxito mundial, pero, así como dice el Hada Madrina de la

Cenicienta “incluso los milagros necesitan un poco de tiempo”

y Lorena Franco no es la excepción, ella empezó a escribir

desde hace más de ¡10 años!. Y al día de hoy, a pesar de estar

triunfando con sus libros, conserva su rutina creativa de alto

rendimiento: escribiendo 3 horas y leyendo 3 horas cada día.

Es gracias a esta constancia que podemos disfrutar de su libro

“Viajera en el tiempo”, uno más reciente con nuevos personajes

que se llama “Perdida en el tiempo” y un thriller emocionante

titulado “Ella lo sabe”.

125
El tiempo como inspiración

Escribir y publicar un libro, ser actriz y modelo, son trabajos en

los que siempre se está expuesto al mundo, algo que sin lugar a

dudas puede hacer temblar a cualquiera, por eso, tenía mucha

curiosidad de saber ¿cómo se sacude el miedo para enfrentar

retadores proyectos?, esto es una parte de lo que ella respondió:

“Con el tiempo vas teniendo pérdidas de personas

y uno se da cuenta de que el miedo no te lleva

a ninguna parte, el miedo paraliza, entonces

¿para qué nos vamos a paralizar si hoy estamos y

mañana no estás?. Cuando tengo miedo pienso

en lo efímero que es todo, en esa obsesión que yo

tengo: el tiempo”.

¡Qué lección tan importante! recordar que nuestro tiempo

es limitado se convierte en una poderosa estrategia para

enfrentarnos a eso que a veces nos da tanto miedo.

126
El hábito de la lectura

Lorena me contagió sus ganas de leer todos los libros que se

puedan y ¡cómo no! si el hábito de la lectura es sumamente

valioso: te enseña acerca de las cosas más allá de tus horizontes

diarios, te conecta con las mentes más brillantes y puede crear

personajes tan reales que parece que los conoces en persona.

Además tiene beneficios en tu salud: mejora tu concentración,

tu ortografía, tu memoria y te relaja.

Lorena nos regaló en la entrevista un despreocupado consejo con

el que estoy segura de que tú también te motivaras a empezar

con el hábito de la lectura, esto fue lo que ella dijo: “Cuando

un libro no te entusiasmé déjalo, y ve a por otro, todo tiene su

momento y cada historia tiene su momento”.

Un fresco consejo que puede extrapolarse a otras áreas de la vida,

aprender a dejar ir cuando tenemos que hacerlo y aprovechar las

oportunidades cuando se presentan.

Para Lorena, escribir tantas historias y darle vida a tantos

personajes es algo que requiere de práctica y constancia como

leíste anteriormente.

Sin embargo, yo me preguntaba si acaso existe alguna estrategia

secreta para escribir mejor o para ser más creativos y lo que ella

me respondió se ha convertido en un mantra personal: “Pues

mira Tania ahí tienes un tip: hacerlo con cariño”

127
El amor es importante, no solo en la trama de un libro, sino

también en lo que hacemos cada día. Hay que ponerle una pizca

de cariño a todo para que la historia de nuestra vida nos sepa

mejor.

128
Alejandro Ordoñez: Reflexiones, inspiración

y pensamientos de motivación para la vida

diaria

“Y así vivimos. De meta en meta. Nos perdemos

las pequeñas cosas por soñar siempre con las cosas

grandes.”

A veces solo se necesita leer un texto o una frase para cambiar tu

perspectiva, para ver el mundo con otros ojos.

A mí me pasó con esa frase de arriba.

Se nos ha dicho que para triunfar en la vida necesitamos llegar a

la cima de nuestras metas, y una vez ahí, hay que ver enseguida

dónde está la siguiente montaña que subir, pero ¿qué hay de

disfrutar el paisaje?

Te confieso que tengo grandes metas con mi proyecto online

Habitualmente.com. Quiero tener contenidos en todos los

129
formatos, renovar constantemente, hacer más entrevistas, tener

un canal de videos, cursos gratis, libros y, la lista de metas puede

seguir.

Mi mente había estado concentrada sólo en avanzar a la meta

que sigue y apresurarme a la que sigue después de esa. Pero,

cuando encontré esta frase leyendo el libro del talentoso y

joven escritor Alejandro Ordóñez titulado “Ojalá te enamores”,

mi perspectiva cambió y supe que necesitaba saborear más el

camino hacia mis metas.

Creo que la vida es como un viaje en carretera: hay que motivarse

con lo ya recorrido, emocionarse con el destino pero ¡gozar el

camino!

Por eso, adopté esa frase como parte de mi filosofía de trabajo.

La escribí en mi agenda con letras grandes para no olvidar el

disfrutar y agradecer tanto los pequeños triunfos, como cada

paso hacia las grandes metas.

Citando lo que leí en el libro de Alejandro: “El secreto no es llegar,

sino hacer el camino especial”

Estoy convencida que leer, así cómo escribir o pintar, también

es una forma de expresión, sobre todo cuando no tienes las

palabras precisas que describan lo que estás sintiendo.

Las palabras tienen el poder de llegar hasta el fondo de tus

pensamientos y de tu corazón. Te hacen sentir alivio, alegría,

130
tristeza, energía. Te ayudan a identificar tus más íntimas

emociones para conocerte mejor en el interior.

Los textos de Alejandro Ordóñez y su libro son como una mina

de oro: mientras más profundizas, más tesoros descubres y más

valor encuentras en tus propios pensamientos y emociones.

En la entrevista que tuvimos, reflexionamos sobre la vida, sobre

su fuente de inspiración y su gran motivación para vaciar sus

sentimientos en letras. Sin embargo, para que tengas una

experiencia completa y descubras más de ti, te recomiendo que

no dejes de leer los textos de Alejandro Ordóñez en su blog “Por

escribir”.

Aquí quiero contarte solo tres partes que especialmente me

encantaron de su libro y que comentamos durante esa hora que

hablamos.

131
Somos gigantes

Algunas veces en la vida nos sentimos tamaño hormiga, ¿te ha

pasado?… quizás al emprender algo nuevo, al enfrentarte a un

problema, al sentirte minoría, tener miedo o confusión.

Pero aunque no lo creas ¡todos somos gigantes!

Eres un gigante para dar pasos con firmeza y llegar tan lejos

como te lo propongas. Así que cuando sientas que los obstáculos,

retos o miedos son más grandes que tú, recuerda que eres

lo suficientemente grande y fuerte para hacer frente a lo que

venga.

132
Enamórate de lo que no te gusta de mí

Aunque esta frase podría definir el amor incondicional que se

puede experimentar con una pareja o con tus hijos, creo que

también puede ser útil a nivel personal.

Amarte incondicionalmente es aceptar que hay cosas de ti que

no te gustan y, ese es precisamente el primer paso para mejorar.

Es cierto que, quizás habrá cosas que no te agradan y que

no tienen una solución, pero es por eso que enamorarte de

ti significa aceptar lo que no puedes cambiar. Pero también

representa poner tu atención en aquello que sí puedes mejorar

o solucionar.

Todos sabemos que el amor es un gran sentimiento, una fuente

de vida. Entonces dártelo a ti, solo puede significar algo bueno.

Ama lo que no te gusta de ti.

133
El pasado como fuente de inspiración.

Al leer lo que escribe Alejandro, me llamó la atención que utiliza

mucho al pasado como inspiración y, cuando le pregunté sobre

esto en la entrevista, esta fue su respuesta:

“El pasado es lo que somos, todas las derrotas y

todas las victorias nos han traído al punto en el que

estamos y, al final, no hay presente ni futuro sin el

pasado. Tu pasado te ayuda a entenderte mejor.

Las experiencias anteriores son el mejor consejo,

tienes una a base en la que apoyarte para tomar

decisiones futuras”.

Tiene toda la razón.

Así que luego de entender porqué el pasado es tan especial

para el escritor, he comenzado a plantearme estas preguntas:

¿Cómo quiero sentirme al mirar hacia atrás el día de hoy?, ¿Cómo

quiero que se sienta el mirar hacia atrás este año? ¿cómo quiero

sentirme al mirar atrás toda mi vida?

Aunque suene extraño, estas respuestas son las que te ayudarán

a tomar las decisiones necesarias sin posponer que mejoran tu

presente (y tu futuro).

Hoy es el mañana de ayer. Lo que tienes, lo que eres y lo que

sientes, lo conseguiste antes de llegar al punto en que ahora te

encuentras.

134
El momento presente es simplemente el rastro de tinta que deja

el bolígrafo en el papel. Y una cosa es cierta, no se puede evitar

que ese bolígrafo siga escribiendo tu vida, la pregunta es ¿qué

historia quieres leer mañana?

135
Ahora empieza tu propia misión optimización

Lo más importante es poner en práctica lo aprendido. Muchas

de las estrategias para mejorar algún rincón de tu vida que leíste

en este libro, se tratan de hábitos saludables.

Y para formar cualquier hábito saludable, ya sea para tener más

confianza en ti, para tener un cerebro más saludable, hacer

ejercicio o para comer mejor, necesitas seguir 2 estrategias

clave.

La primera estrategia es definir muy detalladamente ese hábito

que vas a adoptar en tu rutina diaria.

Por ejemplo, si tu alimentación no es la mejor en este momento

y gracias a los invitados del podcast lograste darte cuenta de

algunos cambios saludables que puedes hacer, lo mejor es que

eligas una pequeña acción para empezar.

Quizás puedes comenzar a planear por adelantado tu menú

familiar o acostumbrarte a incluír verduras en tus comidas.

136
Tratar de hacer muchos cambios al mismo tiempo, hace más

probable que renuncies al poco tiempo. En cambio si das el

primer paso para optimizar tu rutina con una solo una pequeña

acción, verás que ser constante y gozar de los resultados es

mucho más fácil.

Además, una vez que eres constante con este primer pequeño

hábito, adoptar otros hábitos también es más fácil.

Así que te recomiendo que después de leer todas estas

grandes estrategias y consejos de expertos, primero decidas

qué área empezarás a mejorar y, en base a esto definas muy

detalladamente qué hábito empezarás a adoptar en tu rutina.

La segunda estrategia es que lleves un seguimiento de tu

constancia. Solo cuando mides tus avances, eres capaz de darte

cuenta si eres constante y si ya estás listo para adoptar un nuevo

hábito. Además ese registro diario te motiva a seguir siendo

constante.

Y lo único que tienes que hacer después de definir detalladamente

con qué hábito pequeño empiezas tu misión optimización, es

preguntarte cada día si lograste tomar acción y marcarlo en un

calendario o en tu agenda favorita.

La única regla es no romper la cadena de días cumplidos. Y para

ayudarte a ese registro diario de hábitos saludables, tengo para ti

una aplicación para tu móvil y tu computadora totalmente gratis.

137
Los enlaces para descargarla sin costo están en este enlace o si

escribes en tu navegador lo siguiente habitualmente.com/mision-

optimizacion

¡Muchas gracias por leer!

Antes de despedirnos…

Si yo te pregunto en este momento ¿quién eres?, seguramente

tendrías que pensar algunos minutos para lograr definirte

o resumir tu vida. La verdad es una pregunta muy difícil de

responder.

Tal vez puedas definirte con tu nombre y apellido, con tu trabajo

o profesión o el lugar en dónde creciste.

Pero, también es cierto que podrías definirte con tus miedos,

sueños, fracasos, con lo que quieres llegar a ser, con las

experiencias que has tenido, con tus hábitos, con todo lo que

has aprendido, lo que los demás ven o piensan de ti, lo que tú

ves en ti…

La respuesta es compleja simplemente porque TU vida es

asombrosa.

Tu vida es lo más valioso que tienes y tu misión optimización

significa cambiar tu perspectiva, valorarla y empezar a cuidarla

para sacarle el máximo provecho a tu existencia.

Y esto me recuerda a la historia de una pintura exhibida en

138
Amsterdam del famoso pintor barroco Rembrandt.

Esta pintura en su día fue hecha por encargo, pero, el pago

se aplazó ya que no cubrió las expectativas. Después, pasó

desapercibida por las críticas de la época e incluso fue recortada

para reducir su tamaño porque a ¡nadie le gustaba!.

Es curioso, esa pintura ahora forma parte del patrimonio cultural

de todo el país y, se construyó un museo en torno a esta obra

maestra. El cuadro es tan importante que ha sido saqueado y

atentado en más de una ocasión.

No cabe duda de que al día de hoy, es una de las pinturas más

importantes en todo el mundo.

Pero ¿por qué antes era considerada una pintura cualquiera o

incluso fea y ahora es una obra maestra excepcional? ¿Qué fue

lo que ocurrió?

Nada.

La pintura es exactamente la misma, pero, los ojos que la miran

cambiaron. Y eso hace toda la diferencia.

Lo mismo pasa con la forma en la que miras a tu rutina diaria.

Quizás ahora tu perspectiva ha cambiado acerca de los hábitos

que quieres adoptar.

Quizás ahora la forma de mirar tu pasado ha evolucionado.

139
Quizás ahora tu forma de definirte se ha transformado.

Y eso hace toda la diferencia.

Así que prepárate porque tus ojos no serán los mismos. La forma

de definirte no será la misma. Tu vida no será la misma.

Espero que este pequeño libro te haya empujado para comenzar

tu propia misión optimización y construir cada día la rutina

saludable que te mereces.

Antes de que te vayas, me gustaría que hicieras 3 cosas ahora:

1. Ve a habitualmente.com/mision-optimizacion para que

puedas tener acceso a tus recursos extras y a todas las

entrevistas con los expertos.

2. Comparte con alguien que sabes necesita optimizar su

rutina diaria. Envía un enlace o un mensaje, te prometo

que te lo agradecerán y a mí me harías muy feliz.

3. Y por último, si te ha sido de utilidad este pequeño libro,

si aprendiste algo valioso, me encantaría leer tu reseña

en Amazon. Incluso una o dos oraciones cortas serán de

mucho valor para mí.

Si tienes cualquier pregunta acerca de este libro, puedes

enviarme un correo tania@habitualmente.com

140
Un abrazo con cariño,

Tania Sanz

Fundadora de Habitualmente.com

141

También podría gustarte