Está en la página 1de 6

Que es el tap:

Technology Adoption Program (TAP) es un framework de trabajo que unifica la forma


en que se ejecutan todos los programas de adopción temprana de tecnología con el
objetivo de mejorar el contacto entre los clientes y partners con los grupos de
productos.

Básicamente lo que sucede es que durante el proceso de desarrollo de una nueva


versión de un producto, se invita a clientes clave que reúnen ciertas características para
probar el producto. En el framework existen varias fases que van desde invitar al cliente
a validar las nuevas características (lo que es el diseño funcional) hasta invitar al cliente
a migrar sus sistema actual a la nueva versión. Lo interesante en esto último es que la
ejecución de dicha migración se hace inclusive antes de que la versión beta este
disponible (algo asi como lo que era la versión Alpha). En este proceso el cliente tiene
acceso al grupo de producto directamente y algunos otros beneficios, aunque se
requiere de entrada contar con un contrato de soporte. También una de las
consideraciones mas importantes para que un cliente decida entrar al programa es
que si se requiere dinero para cubrir gastos (pagar a un partner por el desarrollo en la
migración, por ejemplo) MS no puede solventarlo, por lo que es preferible que el
cliente cuente con su equipo de desarrollo o se llegue a algún acuerdo con el partner
para invertir en la migración.

También es importante considerar que el sistema que se migrara debe estar en el


ambiente de producción, lo que dificulta la decisión ya que tener en producción en una
versión de un producto no liberado puede sonar riesgoso, por lo cual uno de los
compromisos del grupo de producto es asegurar que por el lado del producto que esta
siendo evaluado no se tendrán dificultados y las existentes se darán seguimiento
inmediato (por eso el requerimiento del contrato de soporte).

¿Qué son las TIC?

Las tecnologías de información y comunicación, mayormente conocidas como “TIC”,


son aquellas cuya base se centra en los campos de la informática, la microelectrónica y
las telecomunicaciones, para dar paso a la creación de nuevas formas de comunicación.

Se trata de un conjunto de herramientas o recursos de tipo tecnológico y


comunicacional, que sirven para facilitar la emisión, acceso y tratamiento de la
información mediante códigos variados que pueden corresponder a textos, imágenes,
sonidos, entre otros.

Como es común en todo proceso de comunicaciones, existe la emisión de un mensaje,


y en el caso de las TIC, este mensaje corresponde a datos e instrucciones enviadas de
un usuario a otro por medio de un canal digital o hardware y definido por un código o
software, en un contexto determinado por convenios internacionales.

Las redes y las tics

Las TICS involucran una nueva forma de procesamiento de la información, en el que las
tecnologías de la comunicación (TC), esencialmente compuestas por la radio, la
telefonía convencional y la televisión, se combinan con las tecnologías de la
información (TI), las cuales se especializan en la digitalización de las tecnologías de
registro de contenidos.

Las TICS involucran además el desarrollo de las redes, por lo que permiten un mayor y
más fácil acceso a la información.

De tal manera, podemos oír a distancia o ver escenas que ocurren lejos del espacio
físico en el que nos encontramos, gracias al uso de la radio y la televisión, e incluso
podemos trabajar y llevar a cabo actividades u operaciones de manera virtual y no
presencial.

¿Para que sirven las TIC?


Fácil acceso a la información en cualquier formato y de manera fácil y rápida.

1. Inmaterialidad. La digitalización nos permite disponer de información inmaterial,


para almacenar grandes cantidades en pequeños soportes o acceder a información
ubicada en dispositivos lejanos.
2. Instantaneidad. Podemos conseguir información y comunicarnos instantáneamente
a pesar de encontrarnos a kilómetros de la fuente original.
3. Interactividad. Las nuevas TIC se caracterizan por permitir la comunicación
bidireccional, entre personas o grupos sin importar donde se encuentren. Esta
comunicación se realiza a través de páginas web, correo electrónico, foros, mensajería
instantánea, videoconferencias, blogs o wikis entre otros sistemas.
4. Automatización de tareas. Las TIC han facilitado muchos aspectos de la vida de
las personas gracias a esta característica. Con la automatización de tareas podemos,
por ejemplo, programar actividades que realizaran automáticamente los ordenadores
con total seguridad y efectividad. Existen interesantes cursos de TIC, desde enfados a
profesores como a público en general. Incluso hay programas más especializados
como los masters en TIC.
¿Qué tipos de TIC existen?
Podemos hacer una clasificación general de las tecnologías de la información y
comunicación en redes, terminales y servicios que ofrecen.
1. Redes: la telefonía fija, la banda ancha, la telefonía móvil, las redes de televisión o
las redes en el hogar son algunas de las redes de TIC.
2. Terminales: existen varios dispositivos o terminales que forman parte de las TIC.
Estos son el ordenador, el navegador de Internet, los sistemas operativos para
ordenadores, los teléfonos móviles, los televisores, los reproductores portátiles de
audio y video o las consolas de juego.
3. Servicios en las TIC: las TIC ofrecen varios servicios a los consumidores. Los más
importantes son el correo electrónico, la búsqueda de información, la banca online, el
audio y música, la televisión y el cine, el comercio electrónico, e-administración y e-
gobierno, la e-sanidad, la educación, los videojuegos y los servicios móviles. En los
últimos años han aparecido más servicios como los Peer to Peer (P2P), los blogs o las
comunidades virtuales y escuelas de negocio que se especializan en impartir
su información.

¿Qué es eso del “TIC, TAC, TEP”?


abril 26, 2013 de Paloma Recuero 29 comentarios

Lo de las TIC, está claro, “Tecnologías de la Información y las Comunicaciones”, pero


lo otro… Lo otro lo aprendí de Dolors Reig, (¡cómo me gusta leer su blog, “El
Caparazón”, para mí, un descubrimiento!).

Las TAC son las “Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento”, concepto creado
por Vivancos, para explicar las nuevas posibilidades que las tecnologías abren a la
educación, cuando éstas dejan de usarse como un elemento meramente instrumental
cuyo objeto es hacer más eficiente el modelo educativo actual. Su nueva función pasa
a ser posibilitar que “el contexto sociotecnológico genere un nuevo modelo de escuela
que responda a las necesidades formativas de los ciudadanos”.(Castañeda, Adell, “La
anatomía de los PLEs”).

Por ultimo, los TEP, “Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación”, cobra


sentido con la Web 2.0, donde los usuarios pueden interactuar y colaborar entre sí
como creadores de contenido generado por usuarios en una comunidad virtual, a
diferencia de sitios web estáticos donde los usuarios se limitan a la observación pasiva
de contenidos que se han creado para ellos, propios de la Web 1.0.
Si aprendemos a usar adecuadamente las TIC y las TAC para motivar a los alumnos,
potenciar su creatividad e incrementar sus habilidades multitarea, así como para
aprovechar las sinergias entre profesores y estudiantes, conformaremos un
aprendizaje aumentado. En este aprendizaje aumentado, los alumnos, de forma
proactiva, autónoma, guiados por su curiosidad hacia un aprendizaje permanente,
aprenden a sacar partido a la extraordinaria potencia de Internet como fuente de
información, recursos, metodologías didácticas y estímulo permanente.
Todo se resume en una frase:

“Aprender más, aprender siempre, aprender para toda la vida”


Yo soy TIC, yo soy TAC…
Todos conocemos el término TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), y
sabemos que hace referencia a las tecnologías que nos facilitan los procesos de
transmisión e intercambio de información. No pertenecen únicamente al ámbito
educativo, pero siempre hemos oído hablar de “educar en el uso y para el buen uso de
las TIC“, como necesidad educativa en un tiempo en el que estas están totalmente
arraigadas en nuestra vida cotidiana, y educar a través de las TIC.

Precisamente, para acotar el término, nació hace unos años el término TAC
(Tecnologías del Aprendizaje y del Conocimiento), haciendo referencia al uso de las
TICs como herramienta formativa, incidiendo en la metodología y en la utilización de la
tecnología dentro de las planificaciones educativas. Se solventa así la generalidad del
término TIC, acotándolo al contexto pedagógico, permitiendo su estudio
específicamente dentro de nuestra ciencia.

…Y llegaron las TEP


Pero la realidad va más deprisa que las teorías y, mientras nos asentábamos en el
nuevo paradigma TAC, resulta que el uso de Internet y de la tecnología por parte de
los seres humanos ha ido cambiando. Ya no se utilizan sólo para comunicar
información o divulgar conocimiento, sino que se utilizan para influir, para incidir, crear
tendencias… y no por parte de unos pocos entendidos, sino por parte de todas las
personas (o al menos todas las personas con acceso a Internet y un smartphone,
tablet o PC en su poder…es decir, la mayoría de la población).

Renace el término “empowerment” con más fuerza (valga la redundancia) que nunca,
y es que la máxima ‘poder para el pueblo’ parece ser que por fin ha llegado a su
consecución. Por primera vez, la opinión de la gente puede ‘tumbar’ a una marca y
todos somos co-creadores del conocimiento a nivel global. Nuestra opinión cuenta, y
no sólo cuenta: aporta e influye.

Ante esta nueva realidad, nace, gracias a Dolors Reig, un término que aglutina a estas
nuevas tecnologías que han hecho posible este cambio: las TEP (Tecnologías para el
Empoderamiento y la Participación); haciendo énfasis en esta nueva “democracia
electrónica” o “ciberdemocracia”, como ella misma lo define, en la que las
consideraciones de la gente se propagan por la red y las entidades que se precien
deben escucharlas, tenerlas presente y actuar en consecuencia.

Las TEP, no sólo comunican, crean tendencias y transforman el entorno y, a nivel


personal, ayudan a la autodeterminación, a la consecución real de los valores
personales en acciones con un objetivo de incidencia social y autorrealización
personal.

Relacionando: TIC-TAC-TEP
Esquema TIC - TAC - TEPVisto esto, queda resolver la duda: ¿cómo se relacionan
estos tres conceptos? Para mí, las TEP son una evolución natural de las TICs, hacía
un uso más participativo, democrático y de realización personal. Y, las TAC, siguen
siendo el término exclusivamente educativo, que debe guiar a las TIC y a las TEP
hacia el aprendizaje de su uso y su buen uso.

En definitiva, las TICs son el concepto más amplio y, según el contexto, las estaremos
utilizando como TACs, como TEPs o con otras finalidades ajenas a la educación
(marketing, salud, productividad, entretenimiento…aunque en su concepción más
amplia, la educación siempre estaría presente incluso en estas otras actividades:
educación informal). Y, en ocasiones, realizaremos acciones educativas a través de
TACs utilizándolas como TEPs. Por ejemplo, una app educativa para concienciar
sobre el reciclaje que premie o culmine en acciones reales de sostenibilidad ambiental.

Pero bueno, tampoco hay que excederse de teóricos. Al final no importa tanto si una
acción concreta puede ser considerada en el ámbito TIC, TAC o TEP, sino que queden
claros los conceptos y su importancia.

¿Y…cómo se traduce esto a nivel práctico?


La teoría está muy bien, pero… ¿nos afecta en realidad? ¡Por supuesto que sí! El
cambio a la empresa 2.0.; la concepción actual de los consumidores como leads o
fans de la marca; el cambio de paradigma educativo, centrado más en el aprendizaje
autónomo y focalizado en los ‘gustos’ del estudiante; las plataformas de
‘crowsourcing‘; las plataformas de acción social (como change.org); las movilizaciones
sociales emergidas o difundidas a través de Redes Sociales; los nuevos modelos
empresariales como BYOD, redes corporativas, networking, CRMs, Social Business y
la importancia del intraemprendimiento…

La tecnología unida al empoderamiento y la participación está a la orden del día. Y, no


sólo eso: es el futuro. Concienciarse de esto es la clave para la supervivencia de las
organizaciones y para la integración social en el mundo del mañana.
Poco a poco van surgiendo y redefiniéndose leyes y profesiones dirigidas
exclusivamente al mundo virtual, que es ya tan real como el físico. Nuestra labor como
formadores es educar en la competencia y en la conciencia digital, haciendo énfasis
en la ética y la responsabilidad personal y colectiva. Y debemos adaptarnos a esta
nueva forma de actuar y convivir.

Ahora bien, no hay que dejar de mencionar que la tecnología es y deberá de ser
siempre un medio y no un fin en sí misma. Las nuevas tecnologías nos permiten
realizar cosas inimaginables antaño y forman parte, a veces necesaria, de nuestra
vida, pero las sensaciones reales nunca podrán ser reproducidas ni por el mejor
simulador. De todos modos, esta asociación entre oportunidades y necesidades
tecnológicas es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.