Está en la página 1de 10

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

ESCUELA DE DERECHO
RESPONSABILIDAD SOCIAL IV
TÍTULO EN ESPAÑOL
ESTRATEGIAS EDUCATIVAS PARA PREVENIR EL FEMINICIDIO Y EL
PARRICIDIO, EN EL DISTRITO DE RECUAY 2015
AUTORES
JUVER SAÚL, ESPINOZA CORPUS
GABRIELA ELENA, MINAYA TORRE
EMAIL DE LOS AUTORES
juverespinoza@gmail.com
gabyminaya@hotmail.com
RESUMEN
En el presente trabajo se investigará sobre las estrategias educativas, existentes para prevenir
el feminicidio y el parricidio. Las estrategias educativas son un conjunto de procedimientos
dirigidos a lograr objetivos.

Feminicidio es definido como toda muerte de una mujer producida por una pareja, ex pareja,
familiar, violador, acosador o agresor sexual y, también, a aquellas muertes producidas al
defender a otra víctima de femicidio.
Se llama parricidio al homicidio cometido en la persona de un ascendiente, descendiente o
cónyuge, conociendo esa calidad de la víctima.
Las estrategias educativas son instrumentos de los que se vale la persona para internalizar en
otra, alguna información o conocimiento.

PALABRAS CLAVES: estrategias educativas, prevención del feminicidio, prevención del


parricidio.
INTRODUCCIÓN
La investigación pretende responder a la pregunta: ¿Qué estrategias deben de conocer los
trabajadores de la Municipalidad Provincial de Recuay para prevenir el feminicidio y el
parricidio en el distrito de Recuay en el año 2015?
Para ello nos planteamos el siguiente objetivo general:

 Determinar las estrategias educativas para prevenir el feminicidio y el parricidio en


el distrito de Recuay en el año 2015
La misma que logrará a través de los siguientes objetivos específicos:

 Obtener información sobre el feminicidio y el parricidio


 Analizar el ordenamiento el ordenamiento jurídico del feminicidio y el parricidio.
 Recomendar estrategias educativas para la prevención del feminicidio y el parricidio
La presente Monografía se justifica en la importancia para entender los delitos del
feminicidio y el parricidio que nuestro Código Penal vigente tipifica. La tipicidad ha sido
reformado últimamente incrementado las penas a quienes quitan la vida a una mujer o
pariente descendente o ascendente, castigando aquellas conductas que se desencadenan de la
violencia intrafamiliar, que no se atendió en el momento preciso. Lo más preocupante del
feminicidio y el parricidio es que las cifras no han disminuido por lo que es importante revisar
la política criminal, para realizar la prevención antes de la comisión del delito, ya que estos
dos delitos suceden mayormente en el ámbito familiar y social, por lo que la política criminal
debe detectar los factores de riesgo que facilitan la comisión del este delito.

1
1 FEMINICIDIO
1.1 HISTORIA DEL FEMINICIDIO
En las antiguas sociedades esclavistas el hombre ocupaba una posición de superioridad
en la familia. En Grecia cuando la pareja era acusada de cometer un delito, la pena sólo
se imponía a la mujer. En Europa, específicamente en Burdeos, Francia, en 1359 se
estableció por costumbre que cuando un hombre mataba a su esposa en un exceso de
cólera, siempre que se confesara arrepentido mediante juramento, no era castigado.
Aún en el siglo XX se aprobaron leyes como el Decreto-Ley aprobado por Arabia
Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes, Irán e Irak, firmado en 1990, donde se permite
asesinar a las mujeres de la familia si incurren en adulterio o deshonra, para lo cual es
posible apedrearlas hasta la muerte. Datos como estos son los que demuestran que en
el curso de la vida de la humanidad ningunos derechos han sido pisoteados tanto como
los de las mujeres.
En Perú, los estudios sobre el concepto feminicidio fueron iniciados por las
organizaciones feministas, la directora del Centro de la mujer peruana, Flora Tristán,
hace un repaso de los trabajos promovidos desde la sociedad civil, que condujeron a la
tipificación del feminicidio como delito autónomo
El Feminicidio, caracterizado por ser un crimen de género, es realizado por agresores
cuya intención es dominar, ejercer control y negar la autoafirmación de las mujeres
como sujetas de derechos, a través del uso de la violencia. En el Perú, los estudios sobre
el tema fueron iniciados por las organizaciones feministas, las conclusiones y datos de
los mismos, fueron presentados de forma periódica a las autoridades contribuyendo con
ello a poner el tema en la agenda pública.
1.2 CONCEPTO DE FEMINICIDO
En cuanto al feminicidio ha sido definido como la “muerte violenta de mujeres, por el
hecho de ser tales” o “asesinato de mujeres por razones asociadas a su género”. La
expresión muerte violenta enfatiza la violencia como determinante de la muerte y desde
una perspectiva penal incluirían las que resultan de delitos como homicidio simple o
calificado (asesinato) o parricidio en los países en que aún existe esta figura.
(SEGATO, 2006).
Existen, sin embargo, dentro de quien utiliza la voz feminicidio, posturas más amplias
que abarcan situaciones tales como “la mortalidad materna evitable, por aborto
inseguro, por cáncer y otras enfermedades femeninas, poco o mal tratadas, y por
desnutrición selectiva de género. (MERA FIGUEROA, 2009)
Desde esta perspectiva se incluyen en el feminicidio las muertes de mujeres provocadas
por acciones u omisiones que no necesariamente constituyen delito, básicamente
porque carecen –en general– del elemento subjetivo que requieren los delitos contra la
vida –la intención de matar a otra persona– o son conductas que no pueden ser
imputadas a una persona determinada, sin perjuicio que pueden dar cuenta de

2
violaciones a los derechos humanos por el incumplimiento de las obligaciones del
Estado relativas a la garantía del derecho a la vida de las mujeres. (LAGARDE, 2006)

1.3 TIPOS DE FEMINICIDIO


Se han establecido tipologías que responden principalmente a la relación que existía
entre el agresor y la víctima. De esta manera se establecieron 3 tipos de Feminicidio.
1.3.1 FEMINICIDIO ÍNTIMO
Se presenta en aquellos casos en los que la víctima tenía (o había tenido) una relación
de pareja con el homicida, que no se limita a las relaciones en las que existía un vínculo
matrimonial, sino que se extiende a los convivientes, novios, enamorados y parejas
sentimentales. En el Feminicidio íntimo también se incluyen los casos de muerte de
mujeres a manos de un miembro de la familia, como el padre, el padrastro, el hermano
o el primo.
1.3.2 FEMINICIDIO NO ÍNTIMO
Concepto que engloba los homicidios (básicos o agravados -asesinatos-) cometidos por
hombres con quien la víctima mujer nunca mantuvo ninguna relación o vínculo de los
referidos anteriormente, aunque exista otro como de vecindad o de ser compañeros de
trabajo, clientes sexuales, incluyendo también en este concepto los Feminicidio
provocados por explotadores sexuales u hombres de grupos armados u organizados. En
estos supuestos es fácil que concurran otro tipo de infracciones tales como agresiones
sexuales o tratos degradantes, e incluso que nos encontramos ante Feminicidios en
serie.
1.3.3 FEMINICIDIO POR CONEXIÓN
Se da en aquellos supuestos en que la víctima es una mujer que acudió en auxilio de
otra que está siendo atacada por un hombre.

2 EL PARRICIDIO
2.1 CONCEPTO.
La palabra parricidio se deriva en su etimología del latín “parracidium” talvez derivada
de “parens” (pariente) y “cidium(matar) siendo un homicidio que tiene al vínculo
sanguíneo como agravante, pues se trata de dar muerta a un pariente con
consanguineidad en línea recta, o sea un padre o madre a su hijo o viceversa u otros
ancestros de mayor grado ( abuelos, bisabuelos respecto a sus nietos o bisnietos o
viceversa)
Subjetivamente el parricidio requiere, como elemento de su figura que el autor mate
sabiendo que la víctima es su ascendiente, descendiente o conyugue (NUÑEZ, 2008)
El parricidio es un ahecho impactante que genera múltiples repercusiones en la
sociedad, afortunadamente corresponde a un delito poco frecuente. (TAMARA
GALLEGUILLOS, ANDREA, TAPIA, & ALIAGA, 2008)

3
2.2 EL PARRICIDIO EN LA HISTORIA
El parricidio es un delito existente a lo largo de la historia del hombre, por lo que basta
revisar relatos históricos y literarios para encontrarlo. En la antigüedad el concepto de
parricidio se aplicaba solo a la muerte del padre de una familia, pues no se consideraba
delito por ejemplo que un padre diera muerte a sus hijos, extendiéndose que estos eran
propiedad natural del jefe de familia.
Para Antonio Quintano El parricidio hunde sus raíces en los albores de la humanidad,
siendo incluso considerado el crimen antiguo por antonomasia (QUINTANO
REPOLLÉS, 1972)
Así mismo en la antigüedad erala muerte de padre por el hijo, que iba siempre
acompañado de pena y grandes tormentos (QUINTANO REPOLLÉS, 1972)
El rechazo que despierta el matar al padre motivó que muchas civilizaciones se ocupen
ya de regular este delito en las primeras legislaciones de Babilonia, Egipto, China y
Grecia; pero fue en Roma donde alcanzó una particular trascendencia cultural y más
brutal sanción.
Durante la edad media el aporte más significativo fue el aporte canónico que incluyo
en conyugicidio, que pretendió la igualdad entre varones y mujeres, debido que en la
legislación romana se privilegiaba sólo al varón.
Actualmente la mayoría de las legislaciones conservan la esencia del concepto romano
incluso en la pena, así el parricidio fue acogido por los códigos napoleónico, imperial
alemán, prusiano y español. Otras legislaciones solo consagran como un homicidio
cualificado por el parentesco, como el caso de la norma italiana, chino y argentino. En
los ordenamientos anglosajón y norteamericano no se contempla el delito del
parricidio.
2.3 EL PARRICIDIO EN LA LEGISLACIÓN PERUANA
En el código penal peruano artículo 107 “el que, sabiendas, mata a su ascendente,
descendiente, natural o adoptivo, o a una persona con quien sostiene o haya sostenido
una relación conyugal o de convivencia, será reprimido con pena privativa de libertad
no menor de quince años.
La pena privativa de libertad será no menor de 25 años, cuando concurra cualquiera
de las circunstancias agravantes previstas en los numerales 1,2,3 y 4 del artículo 108”
(JURISTAS EDITORES, 2014).

La legislación peruana es más amplia en su concepto del parricidio a diferencia por


ejemplo de la legislación chilena que según el art. 151 merece internamiento el que a
sabiendas matare a su ascendiente, descendiente o cónyuge. Como es evidente la
normativa chilena excluye de este delito a los padres e hijos adoptivos y los hermanos.
De acuerdo con nuestro código penal vigente para que exista el parricidio se requiere
que:

4
1. Que haya un homicidio. Este homicidio puede cometerse tanto por actos positivos
como por omisiones.
2. Que la víctima sea el padre, la madre, el abuelo, la abuela, el hijo natural o
adoptivo, conviviente, ex conviviente o el cónyuge del parricida. sólo hay parricidio
cuando la víctima es uno de los parientes taxativamente enumerados en el art. 107.
Al hecho de matar al hermano natural o adoptivo no comprendido en el art. 107 de
nuestro código no hace especial mención a estos casos, que, desde luego, hay que
considerar como delitos de homicidio.
3. Que el delito se cometa a sabiendas de que la víctima es una de estas personas. El
sujeto tiene conocimiento pleno que su víctima es su descendiente ascendente, hijo
natural o adoptivo, conviviente, exconvivinte o cónyuge.
Los casos de error en la persona o de ignorancia absoluta y probada del parentesco, no
habrá parricidio, sino homicidio. Si para que exista parricidio se requiere que el autor
sepa o conozca las relaciones de parentesco que lo unen con su víctima, es lógico que,
en los casos de error en la persona o error en el golpe, no había parricidio.
4. Que haya voluntad de matar. para que haya parricidio debe haber intención criminal,
o, lo que es lo mismo, voluntad de matar a la persona a quien el autor sabe que está
unida por alguno de los vínculos señalados por el art. 107 del código penal.
Para el efecto de la atenuación de la pena se requiere: ausencia de voluntad homicida;
que la muerte no sólo no se haya querido, sino que no se haya previsto; y que la muerte
fuere previsible. Ejemplo: el padre que le da al hijo desobediente un puntapié en el
vientre, causándole la muerte.
En el parricidio, el dolo es un elemento que hace a las tendencias del autor o a sus
motivos (ALBERTO DONNA, 1999).

3 ESTRATEGIAS EDUCATIVAS PARA PREVENIR EL


FEMINICIDIO Y EL PARRICIDIO.
Es importante que los Estados, la sociedad civil y los medios de comunicación acuerden
los mecanismos idóneos para garantizar el cubrimiento informativo de las muertes
violentas de mujeres por razones de género, de conformidad con los estándares
internacionales en la materia, tomando como principios básicos el respeto a la dignidad
humana de las víctimas y sus familiares, la transparencia y la imparcialidad en el
cubrimiento de la información. En esta tarea la adopción de códigos de ética para el
tratamiento mediático de la violencia contra la mujer pueden ser de gran utilidad.
(Judicial Escuela, 2011).
La responsabilidad social que los medios de comunicación impresos y digitales, así
como las redes sociales, deben mostrar en el cubrimiento de las muertes violentas de
las mujeres se concretas en el manejo transparente de la información y en la
deconstrucción de los estereotipos, los prejuicios y las prácticas discriminatorias o
sexistas. Así, por ejemplo, se deben tratar estos casos de manera enérgica, señalando la

5
injusticia que sufren las víctimas, retando los mitos y las creencias de los hechos y la
asignación de las responsabilidades conviertan la violencia en un objeto de deseo o
curiosidad para el público oyente o espectador. (FLORES URQUIZA, 2012).
En aquellas zonas geográficas de los países de la región que tienen condiciones de
desarrollo reducidas, o que experimentan precariedad en la situación socioeconómica
de sus habitantes, se recomienda establecer políticas que faciliten y garanticen el acceso
a instancias y recursos judiciales mediante la formación de servidores públicos y
profesionales acreditados en la atención a las víctimas, y la prevención e investigación
de los femicidios y parricidios. No obstante, para una mejor implementación de este
Modelo de Protocolo, deberán adaptarse estas recomendaciones a las particularidades
y los recursos con los que cuente cada región o provincia. (LÓPEZ HERNANDEZ,
2012).

3.1 PRINCIPALES ESTRATEGIAS


Coordinación de actores involucrados en temáticas de violencia intrafamiliar:
Esto implica promover la coordinación y la colaboración de los distintos actores
implicados en el objetivo de erradicación de la violencia intrafamiliar.

Investigación y Estudio: La adecuación y perfeccionamiento de la política pública


exige contar con una producción actualizada, permanente y de buen nivel técnico sobre
los distintos aspectos de la violencia intrafamiliar.

Capacitación continua y formación especializada: Es importante garantizar que


los/as profesionales que atienden este fenómeno dispongan previamente de una
formación que les permita realizar acciones oportunas y adecuadas en la línea de
prevención, la detección precoz, la asistencia y la atención de las víctimas como
también la reeducación de las personas que ejercen violencia.
Trabajo en las escuelas: Inclusión del concepto de violencia de género, en la política
de convivencia escolar y validación de la misma. Revisión del material educativo para
la eliminación de estereotipos de género, e incorporación del lenguaje inclusivo
Seguimiento y Evaluación: el plan de prevención implementado por los gobiernos
locales debe estar sometido a un seguimiento y evaluación continua para velar por su
cumplimiento y valorar cómo se va adecuando a la realidad del fenómeno del
feminicidio y el parricidio.

6
CONCLUSIONES

A modo de conclusión podemos señalar que las violencias familiares desencadenan en casos
del feminicidio y el parricidio.
El parricidio y el feminicidio son delitos que ocurren en el núcleo de la familia, por lo que,
el estado debe implementar políticas de prevención en las familias, antes de incrementar las
penas.
El delito de parricidio u homicidio calificado por el vínculo familiar se configura cuando,
además de concurrir los elementos configurativos del tipo base, la víctima del homicidio
reúne las cualidades que exige expresamente el tipo penal, las que a tenor de lo previsto en
el artículo 107º del Código Penal peruano, son, respecto del agente y a sabiendas de este, “su
ascendiente, descendiente, natural o adoptivo, o a quien es o ha sido su cónyuge, su
conviviente, o con quien esté sosteniendo o haya sostenido una relación análoga
Si la víctima del delito descrito es o ha sido la cónyuge o la conviviente del autor, o estuvo
ligada a él por una relación análoga el delito tendrá el nombre de feminicidio
En los últimos años ha ido aumentando el Feminicidio y parricidio, crímenes que se comenten
dentro del núcleo familiar. Usualmente no era común de que el espacio de mayor seguridad,
que es el ámbito familiar, sea inseguro. Hace falta algún tipo de tratamientos sicológico o
siquiátrico, esto debe ser parte de una política del Estado, en materia de salud mental pública
porque hay que fortalecer las relacionas familiares
la tipificación del feminicidio es fruto de la crisis política, el poder legislativo no puede
atentar contra los principios legales penales y las normas constitucionales, solamente para
satisfacer el morbo de un sector de la población incitado por una corriente feminista. El
Estado debe aceptar el machismo, pero tampoco el feminismo es la solución, ambos extremos
son peligrosos para nuestra sociedad porque el estado tiene que promover normar la conducta
de toda la sociedad y no por cada género.

7
BIBLIOGRAFÍA
ABASTOS, M. G. (s.f.). Derecho penal, parte especial.
ALBERTO DONNA, E. (1999). Derecho penal parte especial (Vol. I). Buenos Aires: Ribinzal
yCulzoni Editores.
FLORES URQUIZA, N. (2012). Protocolo de actuación para la investigación del feminicidio. San
Salvador: OFACNUDDHH.
Judicial Escuela. (2011). Manual del postgrado en violencia de genero. Managua: Corte Suprema
de Justicia.
JURISTAS EDITORES. (2014). Código penal. Lima: Juristas Editores E.I.R.L.
LAGARDE, M. (2006). Feminicidio. La política del asesinato de las mujeres. Mexico: UNAM.
LÓPEZ HERNANDEZ, E. (2012). Lineamientos básicos y contenidos mínimos para la
investigacion de feminicidios. Mexico: ARAMJ.
MERA FIGUEROA, J. (2009). Feminicidio, En: Tipificación del feminicidio en Chile. Santiago de
Chile: Un debate abierto.
NUÑEZ, R. C. (2008). Manual de derecho penal (Tercera ed.). Cordova: Lerner editora S.R.l.
QUINTANO REPOLLÉS, A. (1972). Tratado de la parte especial del dercho penal (Vol. I).
Madrid: GINBERNAT.
SEGATO, R. (2006). Qué es un feminicidio. Notas para un debate emergente. Brasilia: Serie
Antropologica.
TAMARA GALLEGUILLOS, U., ANDREA, L., TAPIA, J., & ALIAGA, A. (2008).
Caracterización psiquiatrica del delito de parricidio. Neuro Psiquiat, 216-223.

También podría gustarte