Está en la página 1de 11

¿Cómo disolver los lazos kármicos?

por Dídac Mercader “Nirahbé”

Existen personas que tienen Lazos Kármicos con individuos o Lugares. Etéricamente se puede ver
un cordón o lazo que une la persona a otra persona (viva o alma desencarnada) o a un lugar y que
en el tema de la relaciones personales “NO ES LIBRE”.

Si el Lazo kármico es con la pareja, se puede sentir mucho apego, dependencia y falta de libertad.

Si es con otra persona, se puede tener un sentimiento obsesivo y estar pensando siempre con la
persona.

Si se tiene pareja y el lazo es con otra persona, muchas veces puede generar interferencias y ser la
principal causa de que no funcione la relación y haya una separación.

¿QUÉ SON LOS LAZOS KÁRMICOS?

Los Lazos Kármicos son promesas de Amor hechas en vidas pasadas-simultáneas que afectan a
nuestras relaciones en el Presente. Nos hacen sentir atados a personas o lugares y no nos
permiten tener “LIBERTAD”.

Por ejemplo, si en una vida pasada-simultánea sucede que:

a) Un padre de un niño donde el niño muere por su culpa. El padre en el momento de la muerte
hace una promesa: “siempre te protegeré y estaré contigo”.

b) Dos enamorados, las familias no quieren que estén juntos, ellos hacen una promesa de que
“siempre nos amaremos y estaremos juntos”.

c) Un sitio, lugar o casa donde sentimos melancolía y tristeza por no estar ahí o nos cuesta ir a vivir
a otro sitio. Esto significa que estamos atados etéricamente al lugar.

Aunque esto suceda en el pasado y no en esta vida, las promesas quedan vigentes. En el caso en
que las dos Almas se vuelvan a reencontrarse en esta vida, la promesa se volverá a activar entre
los dos.

El Amor Universal no es condicional, no depende de ninguna persona o lugar para que seamos
felices y lo sintamos. El Amor Universal es Incondicional, está dentro de nosotros.

¿CÓMO DISOLVER LOS LAZOS KÁRMICOS?

Mediante un trabajo personal de voluntad se puede disolver el lazo kármico. Se repiten una serie
de decretos para estar en Paz con la persona o lugar y al final se corta el cordón. Para que se tenga
éxito, dependerá de la ENERGÍA o PODER PERSONAL y del NIVEL de CONCIENCIA de la persona.

EL TRABAJO PERSONAL PARA DISOLVER LOS LAZOS KÁRMICOS


LADY ROWENA: Chohán del 3º Rayo

Lady Rowena es un Ser de Luz que se encarga especialmente de disolver los Lazos Kármicos.
Enciende una vela Rosa, Invoca a Lady Rowena y los Ángeles de la llama Rosa para que te ayuden a
cortar ataduras kármicas. Repite los siguientes decretos 1, 3 o 7 veces.

Decretos parar disolver Lazos Kármicos

- Desde mi amada y divina presencia yo soy

- a todos mis guías y seres de luz que me acompañan

- a la amada lady Rowena y sus ángeles de la llama rosa:

Envolver a… (Di tu nombre y el de la persona o el lugar)

Y cortad todas las ataduras y lazos kármicos que existan entre los dos para que haya paz, armonía
y perfección divina.

A partir de ahora anulo todo pacto, voto y promesa que aún exista, pido que se disuelva todo el
karma pendiente y adquiera TODO EL APRENDIZAJE NECESARIO.

(di el nombre de la persona o lugar):

“LO SIENTO, PERDÓNAME, GRACIAS, TE AMO”

(di el nombre de la persona o lugar):

“TE PERDONO, TE OLVIDO, TE SUELTO Y TE DEJO IR”

(di el nombre de la persona o lugar):

“TE ENVÍO LA PLENITUD DE MI AMOR DIVINO PARA BENDECIRTE Y PARA QUE PROSPERES”

(di su nombre):

“ESTOY EN PAZ Y EN ARMONÍA, PIDO LA PERFECCIÓN DIVINA PARA LOS DOS”

“DISUELVO TODA PENSAMIENTO, SENTIMIENTO, PALABRA Y ACCIÓN NEGATIVA HECHA POR MI EN


ESTA VIDA Y EN TODAS MIS VIDAS PASADAS, PLANOS Y DIMENSIONES ENTRE… (di tu nombre y
el de la persona o el lugar).

A partir de ahora: “todo esto ya no tiene ningún poder sobre mi”

Que así sea, así es, hecho está.

¿CÓMO CORTAR EL LAZO KÁRMICO?

Coge una punta de Amatista o una varita de poder e imagínate que se convierte en una espada
etérica. Imagínate un cordón o tubo que sale de tu corazón y se conecta a la persona o lugar
creando un lazo kármico. Mueve el brazo con la espada delante de tu pecho y visualiza como la
espada corta el lazo o cordón etérico.

Repite 7 veces: ¡SOY LIBRE! ¡ERES LIBRE!


INFORMACIÓN SOBRE LOS VOTOS Y CONTRATOS KÁRMICOS Y CÓMO REVOCARLOS Y
ROMPERLOS

Nos preguntamos qué pasa en nuestras vidas, por qué hay trabas, obstáculos cuando todo marcha
bien o por qué algo no marcha bien a nivel espiritual, económico, sentimental, etc.

Se ha concluido que muchos hemos efectuado o sellado pactos, votos, contratos, ligazones,
juramentos en vidas pasadas.

¿Qué son los Votos kármicos?

Son decretos de obediencia que hicimos en vidas pasadas. Sobre todo cuando entramos a formar
parte de órdenes religiosas o iniciáticas o cuando, debido a experiencias traumáticas que vivimos,
nos juramos “Nunca volveré a…” o “De ahora en adelante y por toda la eternidad…” y cosas por el
estilo.

¿Por qué conviene revocarlos?

Porque algunos de ellos siguen actuando hasta el tiempo presente y nos obstaculizan la vida actual
o nos impiden gozar de aquello a lo que prometimos renunciar. Por ejemplo, no te permites tener
dinero si te tomaste muy en serio tus votos de pobreza en otra encarnación; o no acabas de
disfrutar del sexo sin culpa con tu pareja por tus antiguos votos de castidad y celibato, etc.

TIPOS DE VOTOS

a) Votos de Pobreza: firmados en el seno de religiones o filosofías en donde el dinero era


considerado algo perverso. El voto de pobreza se sostenía en la idea de que Dios nos va a
mantener a pesar de todo, pero ignora el hecho de que la mejor manera que tiene Dios en esta
época para mantener a sus criaturas es a través de un ingreso suficiente. Si eres una persona que
cree que el dinero es malo o que no se mezcla con la espiritualidad, o si has experimentado
sistemáticamente problemas financieros, es posible que en una vida pasada hayas hecho un voto
de pobreza.

b) Votos de castidad: aquí, la creencia es que lo que está mal es la sexualidad. Los placeres
mundanos se consideraban opuestos al desarrollo espiritual. Claro que esto no fue un concepto
universal, muchas religiones orientales le han otorgado al sexo un carácter sagrado, propiciatorio
de la unión con Dios. Si has experimentado recurrente falta de deseo sexual, disfunciones sexuales
(impotencia, frigidez), o tienes problemas con la intimidad, es posible que hayas asumido un voto
de castidad en vidas pasadas.

c) Votos de abnegación: se trata de un pacto de auto sacrificio que de alguna manera expresa que
uno postergará toda satisfacción personal a favor de los deseos y necesidades de los demás.
Rechaza de plano el amor a uno mismo. Si sientes que siempre cargas con las responsabilidades de
los demás, sientes una compulsión por ayudar a otros por encima de tus propias necesidades y tú
estás siempre en el último lugar de la fila cuando repartes energía, es posible que hayas firmado
un pacto de abnegación.

d) Votos de celibato: equivale a renunciar a establecer una relación emocional significativa debido
a que estamos “casados” con Dios. Pero es Dios quien nos da compañeros de alma para
mostrarnos aspectos de nuestro propio yo. Los votos de celibato se manifiestan de muchas
maneras: sabotaje a las relaciones personales íntimas, miedo al compromiso, y una historia
personal que registra numerosas relaciones que terminan abruptamente. Negarnos la posibilidad
de vincularnos profundamente con alguien es una manera de estancarnos en nuestro crecimiento.
Si este es tu caso, es probable que hayas firmado un pacto de celibato.

e) Votos de silencio: en ciertas órdenes religiosas antiguas, la palabra se consideraba una de las
herramientas del Demonio para seducir a los mortales. De allí se derivó la creencia en que el
silencio ayudaba a mantener la pureza del alma. He detectado otros casos, por ejemplo, personas
que han vivido en contextos de guerra siendo portadores de secretos o informaciones vitales para
su país, los cuales juraron no hablar y fueron torturados hasta la muerte. Hoy en día, estas
personas experimentan extremas dificultades para expresar quienes son, y decir la verdad.

f) Votos de sufrimiento: en algunos contextos históricos, el cuerpo fue considerado un


impedimento para el crecimiento espiritual, y por lo tanto era flagelado, castigado, dañado para
probar el compromiso con la Divinidad. Nuestra concepción actual del cuerpo es diferente:
entendemos que es el vehículo a través del cual se expresa nuestra alma y por lo tanto cuidarlo es
importante. Sin embargo, muchas personas tienen conductas dañinas hacia su cuerpo que no
pueden controlar, desde morderse las uñas a persistir en adicciones. Algunas de estas personas
descubren a través de la regresión que han vivido en contextos religiosos de desvalorización
corporal.

g) Votos de obediencia: implican abandonar la propia voluntad y subordinarla a la voluntad de


Dios. Los problemas de obediencia surgen cuando esta es completamente ciega, porque si uno
cree que la voluntad de Dios es destruir al infiel, a quien no cree en el mismo Dios que nosotros y
actúa en consecuencia (convirtiéndose en un mensajero del odio), solo acumulará más karma. Una
vida evolucionada implica convertirse en compañero de Dios en su tarea creadora, no un
subordinado ciegamente obediente. El aprendizaje consiste en el equilibrio entre ambas
voluntades. Muchas personas, que se sienten hoy incapaces de enfrentarse a la autoridad (ya sea
un padre fuerte, un jefe o el sistema de reglamentaciones impuesto), descubren que han firmado
pactos de obediencia en vidas pasadas.

CÓMO ROMPER LOS VOTOS

Realiza un ritual o una meditación especial en la que solicites la ayuda de tu alma o de tu Ser
Superior, de tus guías y maestros y de todas aquellas almas de todos los involucrados en los
contratos que has establecido en vidas pasadas.

ESCRIBIR DE TU PUÑO Y LETRA

Se escribirá a mano y se leerá en voz alta varias veces el texto de la revocación (4 veces según
algunas fuentes), hasta sentir en tu alma que en verdad ya te has liberado y te sientes bien y
tranquilo.

Luego fírmalo y después quema el papel.


Imagina que tal como se quema ese papel, se rompen los lazos kármicos de tu pasado y se
convierten en cenizas, deja que el viento o el agua se lleve estas cenizas y olvídate del asunto,
dando todo por cancelado.

VERSIÓN 4 DÍAS ANTES DE LUNA LLENA

Lee en voz alta el texto de revocación 3 VECES (por la mañana al levantarte) 3 días seguidos,
EMPEZANDO 4 DIAS (preferiblemente) ANTES DE LA LUNA NUEVA, Entonces fírmalos y el ultimo
día quema los 3 papeles, tira las cenizas al viento, da las GRACIAS y olvídate del asunto.

No te olvides de hacer una buena acción.

SI LOS BLOQUEOS PERSISTEN

En caso de que los bloqueos persistan puedes volver a realizar la revocación, hasta en tres
oraciones, aunque normalmente funciona con la primera.

VERSIÓN VARIOS DÍAS

Se recomiendo hacer el trabajo durante 21 días y repetir el decreto varias veces: 1, 3 o 7. Cuantas
más veces mejor.

Repite el siguiente Decreto durante un periodo de 7, 14 o 21 días seguidos como mínimo:

Se escribirá así:

(Yo invoco y solicito solemne, amorosa y libremente la presencia de mis guías y de la Creación en
Pleno, en este acto en el que voy a revocar mis votos contraídos en algún momento entre el
principio de la creación hasta el presente.

Me presento ante el Consejo de los Ancianos y solicito también la presencia de Akasha. Percibo su
regocijo y su amor y me siento muy agradecido por su asistencia.)

Pido el permiso para anular todos los votos kármicos limitantes contratados en cualquier vida
pasada o simultánea, plano o dimensión que mi ser exista.

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por las veces que maté o sacrifiqué a
seres animales o humanos con o sin su permiso, (o atenté en alguna forma contra la Creación) en
nombre de Dios o en contra de Dios. (Y solicito se borren, liberen y transmuten todas las memorias
a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura luz y amor.)

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por todos actos en contra de la vida que
he realizado en esta vida y en otras vidas o momentos de mi existencia, (desde el principio de la
creación hasta el presente) contra mí o contra cualquier ser vivo. (Y solicito se borren, liberen y
transmute todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura
luz y amor.)

Yo me libero (en este acto) de todos los votos contraídos en esta vida y en otras vidas o momentos
de mi existencia (desde el principio de la creación hasta el momento presente).

A partir de ahora mismo:


Revoco, anulo y renuncio a cualquier juramento de lealtad, obediencia o pertenencia ante
cualquier Orden Religiosa, Hermandad (iniciática), Cofradía, Patria u otro tipo de Asociación
(humana), negativa y limitante o cualquiera que fuera el fin que persiguieran, que mi ser haya
permitido obligado o no, en cualquier plano, dimensión o vida pasada-simultánea, desde el
principio de la Creación hasta el presente, y me libero de ellos ahora y para siempre, recuperando
mi poder personal creador y mi voluntad (divina) x 3

Y solicito se borren, liberen y transmuten todas las memorias a que hubiera dado lugar mi
proceder, llenando el espacio con pura luz y amor.

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con la pobreza y me libero de ellos ahora y para
siempre. (los transformo en prosperidad y abundancia para poder realizar mi propósito de vida) x3

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con la castidad y el celibato y me libero de ellos
ahora y para siempre.(y los transformo en consciencia de plenitud sexual para compartir mi vida
con la pareja perfecta que necesite en estos momentos, pido permiso para encontrarme con ella).
(X3)

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con el sufrimiento, el sacrificio, la flagelación y el
auto-castigo y me libero de ellos ahora y para siempre, (y los transformo en amor y respeto total
hacia mí mismo, hacia mi ser total) x 3

Anulo y renuncio a todos los votos de silencio y me libero de ellos ahora y para siempre, (y los
transformo para expresar mi opinión con amor y sabiduría en plena consciencia) x 3

Anulo y renuncio a todos los votos de limitaciones relacionados con la alimentación y me libero de
ellos ahora y para siempre.

Anulo y renuncio a todos los votos de morir o matar en nombre de Dios, de la Patria o cualquier
otra causa, y me libero de ellos ahora y para siempre.

PIDO QUE TODO KARMA CREADO POR TODO ESTO SEA DEVUELTO A LA FUENTE ORIGINAL
TRANSMUTADO Y RECALIFICADO EN LUZ, AMOR Y SABIDURÍA PARA MI ALMA.(x3)

El día de hoy me perdono a mí mismo y decreto que de aquí en adelante:

-Me permito experimentar prosperidad y abundancia en todos los aspectos de mi vida.

-Me permito recibir dinero por cualquier actividad que desempeñe como medio de subsistencia.

-Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma y cantidad que desee ingerirlos.

-Me permito gozar de una sexualidad sana y plena.

-(Me permito amarme a mí mismo y considerarme digno de recibir amor y cuidados.)

-Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi Plan Divino.

Por el poder de Dios que hay en mí, así es, así es, así es. (que así sea, así es, hecho está)

Lugar………………………

Fecha…………………………….
Firma…………………………………….

(AN’ANASHA* (significa mil veces gracias)).

RITUAL DE LIMPIEZA E INICIACION DE LA BIO.ESTIRA.EMOCION

YO…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Por el poder y la fuerza que me da mi alma, esencia o chispa divina, ante la cual me arrodillo, y si
ello lo estima conveniente y oportuno:

1. Cancelo y anulo todo acuerdo kármico que he realizado conmigo o con cualquier otra
persona.
2. Cancelo y anulo todo voto ya sea de:
• Pobreza
• Castidad
• Obediencia
• Celibato
• Sacrificio
• Silencio
• O cualquier otro voto

Que he realizado cuando he pertenecido a determinados grupos o sectas.

3. Cancelo y anulo todo juramento de amor eterno que he realizado a otra persona.
4. Cancelo y anulo toda lealtad familiar.
5. Cancelo y anulo todo trabajo de magia realizado a mi persona de forma malintencionada o
con la finalidad de hacerme cualquier tipo de daño.
6. Cancelo y anulo, la compañía, de toda entidad desencarnada o espíritu que me aompaña.

Por el poder y la fuerza que me da mi alma, esencia o chispa divina; que asi sea y asi será, si ella lo
estima conveniente y oportuno.

Bendita seas por siempre mi alma, esencia o chispa divina

Amen, amen, amen


CARTA DE LIBERACIÓN DEL CLAN FAMILIAR…

Yo…(Escribe tu nombre y Apellidos/preferentemente los 4) en este acto de mi puño y letra como


regalo al Clan Familiar al cual pertenezco y en el amor de Dios, les bendigo, pido perdón, me libero
y libero a mis padres, a todos mis antepasados, a mis pares (hermanos, primos, etc…), a mis hijos y
a mis nietos (aunque no tengas), de todos los programas inconscientes, de cualquier ofensa que
otro clan haya recibido del nuestro, pidiendo perdón en nombre del que ofendió. De posibles
pérdidas económicas, de herencia, de asesinatos y muertes repentinas, violentas, enfermedades
mentales y/o físicas, accidentes, violaciones, adulterios, hijos no deseados, hijos no nacidos, no
reconocidos, incesto, abandonos, crueldades, suicidios, maldiciones, desarraigos, falta de amor,
todo lo que ha afectado a mi clan familiar y a otros a través del mío, trabajos forzados, esclavitud,
guerras, todo aquello que fuera alguna vergüenza y limitación.

Los no dichos y toda memoria de dolor, para que ya no se siga perpetuando.

Para mi mayor Bien y el de todos los involucrados.

Espíritu Santo te entrego mi voluntad y me entrego a la Paz Divina Amén

Gracias, Gracias, Gracias que ya ha sido concedido

Firma

CARTA PARA BORRAR MEMORIAS DOLOROSAS CON NUESTRA MADRE, LEE SIN
INTERRUPCIONES:

“Madre, perdóname por fundirte con mis recuerdos, por no distinguir que eres un ser espiritual
que amorosamente se prestó a la obra de teatro que protagonizamos en la tierra.

Perdóname por hablarte de cualquier manera, por desconocer que tenemos un pacto, por herir
tus sentimientos a partir de mis propias percepciones. Perdóname por cada minuto en el cual creí
que todo se trataba de ti y no de mí.

Perdóname por nuestra historia juntas, por pretender cambiarla, por no superarla.

Perdóname porque no me es fácil saber y sentir quien eres realmente, porque a través de ti sólo
veo a mi niña lastimada, porque sólo percibo dolor.

Perdóname por querer marcharme de tu vida, perdóname por haberme ido, perdóname por no
querer volver a ti, perdóname por no honrarte y no amarte lo suficiente.

Me perdono completamente porque yo no tengo manera de saberlo todo, porque soy tan
inocente como tú. Me perdono completamente por mi capacidad latente para lastimar, para
resentir, para dañar, para odiar, nada de esto ha sido creado conscientemente, una fuerza interior,
una razón, una memoria, una queja, un deseo y mi necesidad de escapar del dolor me impulsó.

Yo merezco perdonarme completamente y lo hago ahora. Sin duda alguna, te doy las gracias
porque en un acto de amor consciente o inconsciente me trajiste a la vida, a este mundo que me
ha ofrecido todo para que yo pueda conocerlo.
Gracias por lo vivido, por las experiencias juntas, por los dolores, por las lágrimas, por las risas, por
las ausencias, por las heridas abiertas, por las palabras bonitas y por las que no lo fueron tanto,
todo ello me ha forjado como el ser humano que soy. Te doy gracias por que existes en algún lugar
de mi ser y porque escuchas ahora. Te bendigo.

Lo siento por las memorias de dolor que comparto contigo, te pido perdón por unir mi camino al
tuyo para sanar. Te doy las gracias porque estás aquí para mí y te amo por ser quien eres. También
te amo porque estás en mis recuerdos y porque es el momento de hacerlo, nunca antes lo fue.
Estas palabras surgen, nacen, brotan y florecen a mí ser cuando el tiempo de mi mente es
perfecto, el amor me busca ahora y me reencuentra contigo. Yo elijo estar en paz contigo, yo soy
esa paz en ti y en mí. Yo soy paz. Yo honro mi vida y la tuya tal cual como fue, tal como es. Yo hago
una reverencia ante tu ser de luz que es quien yo soy. Hecho está. Gracias, gracias, gracias.”

LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS, TE AMO


LA CARTA DEL PERDÓN

Todos y cada uno de nosotros hemos tenido que perdonar y ser perdonado por alguna cosa u otra
en la vida. Si realmente quieres sanarte de cualquier enfermedad, es imprescindible dejar el
pasado en el pasado y perdonar ya que todas las enfermedades llevan detrás un conflicto
emocional. Cuando no perdonas o dices la famosa frase ‘yo perdono… pero no olvido’, (que quiere
decir que tampoco has perdonado, por más que te auto engañes que sí), hay un estancamiento
energético a nivel del órgano que corresponde a la emoción que uno siente en este momento. Si
no se expresa la emoción sino se guarda adentro, sin aceptarlo y sin procesarlo, se causa un
desequilibrio a nivel energético y la energía (Chi, Prana o como lo quieras llamar) no puede fluir
libremente por los meridianos energéticos a los órganos y allí empieza la enfermedad. La gente
‘hace las cosas según sus posibilidades y no sus necesidades…’

De la misma manera que tu actúas según Tus posibilidades y no las necesidades del otro. Cuando
miras las cosas de forma objetiva así es más fácil comprender el otro y llegar a perdonar. El cáncer
y otras enfermedades no son más que rabia, resentimiento y odio provocado por traumas
emocionales, enquistados. La única forma de liberarlo es mediante el perdón. Por lo tanto, no
perdonar solo te hace daño a ti.

Por esta razón te ponemos esta herramienta a tu alcance para que puedas sanarte o ayudar a
sanar a algún ser querido que lo esté pasando mal.

Da lo mismo si la persona que tanto daño te hizo está viva o ya falleció o no lo sabes. Da lo mismo
si sabes dónde está o si no tienes idea donde está. No es una carta que se lo vas a entregar sino es
un trabajo interior de exteriorizar emociones y soltarlas de una vez para siempre perdonando de
corazón:

1) Coges boli y papel después de haber reflexionado sobre quién te hace sentir mal,
resentimientos del pasado, etc – ¿Tu Madre? ¿Tu Padre? ¿padrastro? ¿Madrastra? ¿Ex pareja?
¿Jefe o Jefa? ¿Hijos? etc … Si son varias personas pues hará falta una carta para cada uno de ellos.
No trabajas más que uno diario. Si llevas años así no se puede abarcar y resolver todo en un día.
Un día por persona. Cuando estás a solas empieza a recordar los momentos más dolorosos de tu
vida respeto a esta persona. Empieza a escribir en papel como te sientes, como si estuvieras
escribiendo a la persona en cuestión, pero sin fingir, sin ser quien no eres, siendo auténtico. ”Ser
consciente y coherente con lo que piensas, dices, haces y sientes” o en este caso con lo que
escribes. Empieza a contar a ‘aquella persona’ lo que sientes, o lo que sentiste en aquel momento
hace tanto tiempo, como aquella situación te dolió etc. Tienes que sacar toda tu rabia e
impotencia y plasmarlo en papel. Si te viene poner ‘es que eres un cabronazo de mierda’ o algo
parecido ESCRIBELO sin sentirte mal. No es juzgar, sino llamar las cosas como son. Por ejemplo,
¿cómo llamarías a un pederasta que apalea a niñas de 10 años a veces hasta romperles huesos? Le
llamarías hijo de la gran * o no? Vamos a ver, si quieres llegar a perdonar, hay que olvidar la
‘educación e hipocresía’ inculcado por la sociedad sobre lo que ‘es bueno sentir y decir y lo que
no’ y empezar a ser honestos con nosotros mismos. No te sientes mal si escribes cosas muy feas
sobre otra persona – Recuerda que las emociones no son ni buenos ni malos. Simplemente son
emociones y si no las expresas te carcomen y causan enfermedades. Vivimos en una sociedad que
enseña a reprimir las emociones desde muy pequeños y es un error muy grande. Es el cerebro
tonto que juzga si es bueno o malo. En fin, una vez que has rememorado la época en que pasaste
el trauma, – el no sentirte querido por tus papás, el novio que te dejó plantón por otra, el divorcio,
maltrato, la muerte de un ser querido etc-, y has escrito todo lo que sientes a esta persona tienes
que hacer lo siguiente:

2) Siéntate en una silla y pon otra silla en frente (asegúrate que estás solo en casa o van a pensar
que estás un poco flipado

3) Visualiza aquélla persona delante tuyo y leerle la carta en voz alta con toda la rabia, odio,
resentimiento etc que sentiste al escribirlo. ¡Si tienes que gritarle le gritas! Lo importante es
sacarlo todo de adentro – no dejes nada sin decir – no son malas las emociones – ¡recuérdalo! Da
igual lo que te han enseñado sobre lo que no se dice y no se hace y eso se trata de escribir y leer
una carta tu solito – no se lo vas a entregar a nadie – no harás daño a nadie. (Las emociones se
saca en papel – ¡no vayas a pegar a nadie!).

4) Después coges un cuenco ignífugo y quemas la carta, junto con una foto de la persona en
cuestión (si la tienes). Fíjate en las llamas, haz una o dos respiraciones profundas, visualiza la
persona delante tuyo con un contrato en la mano. Tú también tienes un contrato en la mano –
visualiza como cada uno rompe el contrato y dile en voz alta llamándole por su nombre, mientras
miras como se consume las llamas – “Te perdono y me perdono. Nuestro contrato ya se acabó y
queda roto. Sigue tu camino en paz y seguiré mi camino en paz.” Después respira hondo otra vez y
sentirás como si te quitases un gran peso de encima.

5) Cuando las cenizas estén frías, llévalos a donde corre el agua: un río, un arroyo, el mar (¡el
water no sirve!) y otra vez haces lo mismo – respira hondo – visualiza la persona en cuestión
delante tuyo, cada uno rompiendo el contrato y mientras tiras las cenizas al agua repites lo de
antes: “Te perdono y me perdono. Nuestro contrato ya se acabó y queda roto. Sigue tu camino en
paz y seguiré mi camino en paz.” Respira hondo otra vez – si quieres sentar y hacer una
meditación y al final volver a repetir las mismas palabras hazlo. Si no, no importa.

Este trabajo te hará sentir libre. Has sido prisioner@ de tus propios sentimientos durante
demasiado tiempo. Recuerda que lo que más te saca de quicio en otra persona es un reflejo de lo
que hay en tí. Lo que más te encanta de otra persona también es un reflejo de lo que hay en tí
porque la vida es no más que un espejo que nos enseña constantemente cosas que hay en
nosotros. Te guste o no, es así. Hacemos contratos con las personas en nuestra vida, antes de
nacer. Aceptamos arreglar ciertas cosas para poder aprender otra de las lecciones de la vida. A
veces las lecciones son durísimas, pero si no apruebas – si no aprendes a perdonar, a olvidar y a
amar incondicionalmente, te tocará volver a repetir curso una vez más, las mismas situaciones con
las mismas personas. ¿Hasta cuándo? Hasta cuando aprendes a perdonar. Hasta que aprendes la
lección Todo pasa por algo. Las Coincidencias no existen. Accidentes no lo son. La rabia y odio
hacía alguien no les hace daño a ellos, pero sí te hace daño a ti, porque tarde o temprano por el
chi estancado de los órganos se enferma el órgano Desde el no decir lo que sientes y no ser
coherente diciendo sí cuando quieres decir no, callando las verdades y te sale una faringitis/
amigdalitis, a guardar rencor durante años… que acaba enquistándose y convirtiéndose en un
tumor. No vale la pena. Está bien llorar – vais a llorar – es bueno llorar. No lo reprimes. Sentirás
muchas emociones juntas y no hay que reprimir nada. Es la hora de empezar a ser honestos con
nosotros mismos – personas auténticas… y recuerda – que a veces la persona más difícil perdonar
es uno mismo…

Intereses relacionados