Está en la página 1de 3

ENSAYO: ¿callar o gritar?

Ensayo basado en el controvertido tema


de la violencia hacia la mujer desde el
punto de vista personal.

“Para poder combatir la violencia hacia la mujer es necesario empoderarla”.


El tema de empoderar a la mujer fue una resolución sustentada en la
obligación de conocer, comprender y corregir prejuicios, convencionalismo y
conceptos erróneos sobre lo que padece, siente y piensa la mujer al ser víctima
de maltrato y al mismo tiempo, despertar sensibilidades, creando conciencia
para tratar de poner fin al problema de la violencia hacia la mujer.
La violencia es un problema que siempre ha existido en el mundo entero,
desde la antigüedad hasta la actualidad, pero estamos atascados en una gran
ola de casos y actos violentos por no decir salvajes que tienen como
protagonista a la mujer; hasta podemos encontrar sobre el tema de respeto
hacia la mujer en uno de los libros más antiguos que son las santas escrituras,
la biblia “1 Pedro 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas
sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a
coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan
estorbo.”
Para poder seguir hablando del tema se necesita aclarar y saber cuáles son
sus principales causas y tipos de violencia existente en el mundo:
En las principales tipos tenemos:
a) física.-se emplea produciendo dolor.
b) psicológica.-se emplea causando daño emocional.
c) Sexual.-se emplea causando cualquier acción que implique la
vulneración con o sin acceso genital.
Y en sus principales causas tenemos:
-falta de cariño
-el machismo
-el alcohol y drogas
-falta de autoestima
En la relación con las características y la forma que tiende a manifestarse el
maltrato a la mujer, tenemos uno de los aspectos que se tiene que tener en
cuenta es la intermitencia: puede aparecer y desaparecer en momentos
distintos. Primero se “acumula mucho malestar” y puede producirse roces
frecuentes entre la pareja; por consiguiente sobreviene el “acto más violento”,
en el cual estalla todo el malestar ocurre la mayor agresión, que puede ser
física, verbal o psicológica. Por último, se genera una situación llamada “luna
de miel”, en la que el agresor se arrepiente, se disculpa y promete que nunca
más volverá a maltratarla. Pasado cierto tiempo, este ciclo vuelve a repetirse.
(Goldman, 1997)
Según la Real Academia Española empoderamiento se refiere “Hacer poderoso
o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido. La acción del
empoderamiento de las mujeres es esencial para erradicar la discriminación y
la violencia hacia la mujer, para construir un país con igualdad y con las
mismas oportunidades entre la mujer y el hombre.
El maltrato hacia la mujer no es algo que solo se vea en algunos países, es en
todos pero tomando en cuenta que no en todos se presenta la misma cantidad
de casos de abusos cometidos hacia la mujer, esto se puede deber a muchos
aspectos ya sea culturales y como fue la crianza de estas personas en su
niñez, porque recordemos que depende como es criado un niño para que lo
pueda reflejar de grande.
En los últimos años se tomó este problema con más seriedad porque nos
empezamos a dar cuenta que se estaba saliendo de las manos y cada vez
aumentaba el número de víctimas, ya sea mujeres adultas y también criaturas
que no tienen culpa de nada, niñas menores de edad que fueron víctimas de
monstros que ya no tienen un reparo para poder cambiar.
Cada vez se pierde tiempo, talvez en este mismo momento se esté cometiendo
un acto de violencia contra la mujer, y nos preocupamos más en compartir
publicaciones o salir a las calles haciendo marchas pero talvez si sea de
utilidad a algunas mujeres, pero tenemos otro porcentaje que todavía está
siendo abusada, ya basta de sexo débil, ya sé que la mayoría ha dejado ese
pensamiento pero lamentablemente seguimos comportándonos de una forma
muy primitiva, ya las mujeres no son las de antes y eso es excelente porque
necesitamos mejorar el mundo y porque no tratamos de hacerlo juntos, ellas an
demostrado que pueden.
Creo que ya es suficiente de charlas, es hora de hacer y empezar a actuar,
empoderándolas y enseñándolas a cómo actuar y defenderse no solo
defenderse ante la violencia, sino también frente al mundo, podemos
enseñarlas como salir adelantes y demostrando que no necesitan de un
hombre para poder estar seguras o que necesitan del hombre para poder
sustentar y mantener a sus hijos, ellas también saben hacer muchas cosas
útiles, porque no enseñarles más de lo que ya saben; crear más empresas que
no solo sea del extranjero, sino que por la televisión se vean más marcas de
nuestro país y poder salir adelante juntos y complementándonos unos a otros.
Se puede concluir resaltando que uno de los caminos y vias más útiles para
poder erradicar y poder decirle fin a la violencia hacia la mujer es
empadronándolas, por esto es que es necesario para que las mujeres
adquieran o refuercen sus capacidades, motivando así la igualdad entre el
hombre y la mujer; porque no hay mujer débil, solo mujeres calladas.
Bibliografía:
- Goldman, Adriana (1997) Programa de Educación a Distancia de Medicina
Familiar/Esteban Rubisntein , dir Buenos Aires: Hospital.