Está en la página 1de 7
MANUEL M. PONCE Obras para Piano INTERMEZZO Revision de Paolo Mello s§ Edicién especial Clema Ponce s Ye; PN 2000 UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO ESCUELA NACIONAL DE MUSICA MaANUuEL M. PoNcE Obras para Piano INTERMEZZO (No 3) * Revisién de Paolo Melio § Edicién especial Clema Ponce § 2 2600 UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO“ ESCUELA NACIONAL DE MUSICA PREFACIO El vocablo italiano intermezzo significa intermedio y enel siglo XVIII indicaba una breve diversién cémi- ca (predecesora de la dpera buffa), dividida por lo ge- neral en dos partes, las cuales se representaban entre un acto y otro de una 6pera seria, de una comedia, 0 de algiin espectéculo teatral distinto. Més adelante ‘este nombre fue usado en dperas o ballets para cier- tos trozos orquestales que tenfan como finalidad detener momenténeamente la accién (fue también sinénimo de interludio). Por tiltimo, ya adentrado el S. XIX, nace como una forma instrumental de estruc- tura libre y de pequefas 0 medianas dimensiones, cultivada en el piano por Schumann y Brahms. La obra que aqui publicamos fue compuesta en 1921 bajo el titulo Alma triste y con el N° XI del Glosario intimo. Veintidés afios después el Seminario de Cultura Mexicana de la S.E.P. cumplia el primer aniversario de haber sido creado-siendo Ponce uno de los fundadores- y en su boletin de julio de 1943 se publicaba en las paginas centrales como Intermezzo. Recordamos que con este titulo ya ha- bia compuesto dos: el primero (que no esta nume- rado), de estilo plenamente romantico, llegé a ser Ja obra para piano més célebre del compositor; el segundo (\inico con numeracién) lo escribe en los afios de Paris y es un bello ejemplo de impresio- nismo. El que aqui se edita seria por lo tanto el N° 3, tomando en consideracién que cuando apa- recié con este titulo ya existia el segundo; sin em- bargo, como vimos al principio, pertenece a otra época, a los tiltimos afios de su fase romédntica. De hecho, bien podemos considerarlo-en la vida mu- sical de Ponce-como de un romanticismo tardio, pero con a presencia de sonoridades que vienen a ser el, preémbulo de etapas posteriores. Breve semblanza analitica Su forma es tripartita: en la primera seccién varios motivos teméticos cortos, casi interrumpidos el uno del otro, le confieren el cardcter de una improvisa- cién. En la parte central se presenta en cambio un mismo tema a lo largo de veintidés compases, cu- yas armonias, aunadas a la pedalizacién, crean ya un cierto impresionismo, que utilizar de manera mis definida en obras futuras. La reexposicién es sumamente abreviada y una coda de nueve com- pases concluye la obra. Este es el esquema: A B A’ Coda. (Abreviaturas: c. = compas; ce. = compases) A (17 cc.),4 motivos, a, b, ¢,d, de breves dimensio- nes (maximo 3 cc.),y alternados después entre ellos: b, dc, da B (22 cc.), motivo nuevo de 8 ce.: 4 ce. en piano y 4 ce. en forte; 2 ce. de conexién y luego el mismo motivo anterior un tono més arriba. Puente (4cc.) para regresar a la primera parte, pero abreviada y variada (A’). A (7cc.}: motivos b, d, Coda (9cc.): 4 motivos (ntimero de compases cada uno: 2, 3,2y 2, respectivamente). En los primeros tres compases de la exposicién (A) aparecen ya dos motivos teméticos a manera de bre- veintroducci6n. El ritmo del segundo nos sugiere un Mamado lejano y lo utiliza tres veces a lo largo de la pieza, con ligeras modificaciones cada una de ellas. En los cc. 426, 11a 13 y 44 a 46, la melodia de la mano izquierda y las sincopas en pianissimo de la derecha, crean una imagen desoladora. La parte cen- tral (B) presenta una estructura més equilibrada en. sus frases, contrastando asi con el principio y el final. En el quinto compas de la coda (c. 51) bien hubiera podido terminar la obra, por tal motivo nos llama la atencién el solo en la mano izquierda (a manera de violonchelo) de los cc. 52 y 53, pero mas atin nos sor- prenden los intervalos utilizados en el mismo. En general alo largo de toda la pieza prevalece una atmésfera nostalgica, tal como lo sugiere el caréc- ter asignado al tempo: Andantino malinconico. Asi- mismo, ciertos enlaces de acordes y sus disonancias, reflejan momentos de inquietud.

También podría gustarte