Está en la página 1de 3

INTRODUCCION

El modernismo es un movimiento cultural que surgió a finales del siglo


XIX y principios del XX, cuyos ideales eran entre otros libertad, igualdad
y progreso, en oposición a este movimiento surge a mitad del siglo XX
la corriente filosófica del posmodernismo en el que pensadores como
Vattimo, Lyoard y lipovetsky afirman que el modernismo trajo como
consecuencia efectos negativos tanto para el hombre como para el
ambiente; esto se explica por la enfatización de la aplicación de la
metodología científica a las disciplinas académicas que se dio en este
siglo, con lo que se generó la degradación del medio ambiente, además
de guerras globales empleando la más avanzada tecnología. La
posmodernidad sustituye conceptos como cultura por multicultura,
universalidad y monosentido por pluralidad y el multisentido en la vida
del hombre.
Otro de los acontecimientos importantes que se dieron a lo largo del
siglo XX fue la inclusión masiva de las mujeres a la cultura; fue en este
siglo cuando se les dio el derecho al voto, se reconoció la igualdad de
género y pudieron empezar a acceder a la educación universitaria. De
esta manera el papel de las mujeres como escritoras y filosofas se
vuelve mucho más notorio que en épocas anteriores.
En el presente trabajo hablaremos de la controversia que se pone de
manifiesto en la actualidad entre las corrientes mencionadas en
conceptos como la globalización. De la misma forma se hará referencia
a la posición que tiene la tecnología en la actualidad, así como a la
primera y segunda época (donde el pensador más destacado fue
Habermas con su teoría más representativa: la teoría de la acción
comunicativa basada en la hermenéutica critica) de la escuela de
Frankfurt, conjuntamente son mencionadas las contribuciones a la
filosofía de algunas pensadoras contemporáneas.
1. Menciona los tres tipos de interese mencionados por hobermans

Los tres intereses cognitivos básicos que menciona Habermas


son: el interés técnico, el interés practico y el interés emancipador
que constituyen los los tres tipos de ciencia que organizan el
conocimiento (la ciencia empírico-analítica, las ciencias histórico-
hermenéuticas y las ciencias críticas). El interés técnico es quien
orienta la relación del hombre hacia la naturaleza mediante el
control de la misma; dicho de otra manera orienta la necesidad de
sobrevivir del hombre y le permite cambiar las condiciones
materiales de la vida, dicha transformación es realizada por medio
de las ciencias de la naturaleza y la técnica, de este modo de los
tipos de ciencias planteadas por Hambermas estaría relacionado
con la empírico-analítica pues su base debe ser la experiencia y
la observación.
El interés práctico orienta la relación entre los hombres, se basa
en la necesidad del ser humano de vivir en el mundo, de
interactuar con él mediante la búsqueda de la comunicación y el
entendimiento; debido a que necesita transformar las normas
morales y políticas que rigen las relaciones genera como
resultado las ciencias historicosociales .
El interés emancipador se funda en la razón, es un interés social
ya que no puede desprenderse de la realidad de los demás pero
necesita de una experiencia individual, Habermas considera que
consiste en el proceso histórico y global de liberación sucesivo
del hombre; se relaciona con las ciencias criticas puesto que
involucra una actitud de reflexión, de valoración y de
planteamiento de alternativas ante situaciones indeseables.

2. En que consiste la situación ideal de habla


Habermas en su teoría más representativa (la teoría de la acción
comunicativa), considera que en toda comunicación humana hay un
ideal de eficacia comunicativa que acerca la situación a la ética de las
relaciones humanas. Un aspecto sumamente importante para la razón
humana es el establecimiento de un entendimiento reciproco que este
mediado por la mayor claridad y fluidez posible en la interacción
humana, dicho de alguna manera. En este sentido es posible pretender
a la razón comunicativa, que parte de la adquisición de la llamada
situación ideal del habla que se lleva a cabo en el mundo de la vida que
es considerado según Habermas el lugar donde se entienden desde y
apartir de él, el hablante y oyente; así, la situación ideal de habla,
concisamente consiste en la expresión libre, lo que implica una actitud
de atención y comprensión mutua entre las partes, obteniendo así una
perfecta interacción social y que traería consigo para el hombre el
desarrollo en variedad de ámbitos como la identidad e integridad
personal.

Conclusión

Con el surgimiento de las distintas corrientes y movimientos que


surgieron en el siglo xx el orden social de la época se transforma y las
implicaciones que trajo consigo se pueden presenciar aun latentes en
la actualidad. Cambios como la manera de llevar actividades diarias
de la vida (que podríamos decir que en comparación con como la
llevaban nuestros abuelos es mucho más fácil) como percibimos el
mundo, como nos movemos e interactuamos en él o lo que representan
las mujeres en la sociedad son el resultado de ello y condicionan la
sociedad en la que nos movemos.