Está en la página 1de 3

MELINA MORALES

29-1-18
AEA 132-3

RELACIONES EPIDÉRMICAS CREADAS A PARTIR DE INTERNET Y


REDES SOCIALES

En la exposición frecuente de las emociones para la búsqueda de personalidades, la


esencia de quienes somos se quiebra y se crean relaciones superficiales y aparentes. Los
individuos crean vínculos fugaces y pasajeros por medio de las redes sociales. Para
demostrar esta tesis se abordarán los siguientes aspectos: En primer lugar se hablará sobre
el uso frecuente de medios que no garantizan la interacción real entre personas, en
segundo lugar tratará acerca de cómo los vínculos se condicionan por las personalidades
espectacularizadas y finalmente se expondrá acerca de la manera en que los recursos de
las redes no son suficientes para entablar relaciones reales y profundas. A continuación
se desarrollarán las ideas mencionadas.

Si bien es cierto el uso de medios plantea un espacio para el encuentro de personas y la


interacción, mas no garantiza que los individuos sean parte de eso. Lo que sucede es que
como tienen una amplia gama de redes sociales y espacios webs al alcance, muchas veces
se vuelve perturbador. El tener aquel gran espacio no significa que existan personas
realmente interactuando, pues existen perfiles falsos, tiempo de interacción tardío, sin
conversaciones profundas, discusiones, entre otros. Se cree que el internet prometerá una
interacción segura, pero en realidad las personas pueden tomar la decisión de interactuar
o solo aparentar que lo hacen, pues solo se logrará una interacción completa si está
dispuesta en el medio real. Piolet y Pissani (2009 citado en Pannunzio, 2016), afirman
que “Pensar y hablar de una gran cantidad de sujetos interconectados no hace calidad de
proyectos ni de información, ni asegura la combinación de verdaderos procesos
participativos” (p.49). En otras palabras, los espacios en la web ofrecen la información y
el lugar de permanecer conectados, pero no se conoce quienes están detrás de la pantalla
y el perfil creado.

Se debe conocer que las subjetividades espectacularizadas forman parte de las relaciones
epidérmicas. Esto quiere decir que no es posible crear vínculos o relaciones profundas
con sujetos de los cuales probablemente no sean lo que aparentan ser en las redes sociales,
pues las estas facilitan la construcción de personalidades falsas. Algo muy importante
dentro de este tema es como los vínculos pueden llegar a ser consecuencias de
MELINA MORALES
29-1-18
AEA 132-3

manipulaciones por parte de usuarios que dicen estar en malos ratos de su vida. La
subjetividad está condicionada por los likes, comentarios y seguidores, aquello que se ve
en la pantalla del receptor es lo que el emisor quiere que se vea. Goffman (2006, cita en
Pannunzio, 2016 ), explica que “ En La presentación de la persona en la vida cotidiana
introduce una perspectiva de la actuación o representación teatral, para dar cuenta cómo
el individuo se presenta y presenta su actividad ante otros y cómo, en la interacción, el
individuo busca controlar la impresión que los otros se forman de él” (p.41). Es decir, es
parte de la interacción en las redes sociales mantener una buena perspectiva desde la otra
persona, y de tal manera las relaciones dejan de ser reales, y se vuelven poco profundas
y superficiales.

Adicionalmente, las redes sociales no contienen los recursos necesarios para crear
relaciones profundas, pues nunca van a poder sobreponerse a las interacciones reales.
Esto explica que la web o el internet solo propicia recursos tales como imágenes,
mensajes, audios, videos entre otros, aquellos que no son tangibles, pero sí efímeros. A
diferencia de las relaciones reales, donde dos personas o un grupo de personas se reúnen
interactúan y comparten ideas, de manera que el vínculo se muestra formado por un
contacto visual, por risas, llantos, contacto físico y recuerdos que realmente permanecerán
en la memoria debido a que son momentos vívidos. Piñeros (2013, citado en Ángel &
Alzate, 2015), resalta que “La interacción a través de las redes sociales transforma la
sociabilidad tradicional, la cual ya no pasa exclusivamente por el cuerpo, sino que utiliza
el lenguaje, materializado en procesos sociales no tangibles” (p. 83). Lo afirmado explica
que, cada vez más la mediatización de las cosas se va haciendo más parte del ser somos,
y así las relaciones dejan de ser meramente físicas y reales para pasar a lo fugaz. Las redes
sociales no son capaces de mantener vínculos profundos, debido a que todos sus recursos
que permiten el hablar con otra persona son digitalizados y plasmados en la web.

En consecuencia, se puede decir que las personas no crean vínculos duraderos y


profundos por medio de las redes sociales y el internet. Se puede decir que no existen los
recursos necesarios para realizarlo, además de que el tener el espacio web no garantiza
una interacción real, y que no se está seguro de quién es la otra persona o si lo que refleja
en redes sociales es real o espectacularizado. Las relaciones epidérmicas pueden ser
producto del medio en el que vivimos y de la mediatización a la que hoy en día casi todos
están sometidos.
MELINA MORALES
29-1-18
AEA 132-3

Bibliografía

Florencia Pannunzio, María. (2016). “Ser” y “estar juntos” en tiempos de inmediatez /


"Be" and "be together" in times of immediacy. Revista Nexus Comunicación. 36.
10.25100/nc.v0i20.1833.

Ángel-Franco, M. B., & Alzate-Marín, Y. E. (2015). Relaciones familiares y sociales en


adolescentes usuarios de redes sociales virtuales (RSV). Katharsis, (20), 79-99.