Está en la página 1de 124

RAMONLLULL

ARTE BREVE

Introducció n y traducción de

J osep E. Rubio

€UNSA

EDI CIONES UNIVERSIDAD DE NAVARRA. S.A. PAMPLONA

COLECCIÓN DE PENSAMIENTO MEDIEVAL Y RENACF:NJ:ISTA

CONSEJO EDITORIAL JUAN CRUZ CRUZ

DIRECTOR

M' JESÚS SOTO

SU BDIRECTORA

JOSÉ Á . GARCÍA CUADRADO

SECRETARIO

COORDINACIÓN LITERARIA Y DOCUMENTAL:

M ." ltJoya Zorro:c.a, Técnico de Investigación

www .unav.es/pensamicntoclasico/

N º59

Ramon Llull, Arte breve.

Introducción y traducción de

Josep E . Rubio

© 2004. De la introducción: Joscp E. Rubio Ediciones Universidad de Navarra. S.A. (EUNSA)

Plaza de los Sauces, 1 y 2. 31010 Rarañáin (Navarra) - España Teléfono: +34 948 25 68 50 - Fax: +34 948 25 68 54

e- mail: eunsa@cin.es

ISBN: 84-313-2205-5 Depósito legal: NA 2.046-2004

Imprime; GR.AncAS ALZAlE. S.L. Pol. lpertcgui U. Orcoyen (Navarra)

Printed in Spain - Impreso en España

ÍNDICE

INTROD UCCIÓN

 

J osep E.

Rubio

l.

Ramon Llull

o la escritura desde la co n versión

 

11

Il. Finalidad y funcionamiento del Ar., luliana

18

1

.

Su

fundamentacn

externa

 

1 8

2.

Su

fundamentación

interna: el funcionamiento del m étodo

22

111 . Concreción del método en las artes anteriores a 1290

 

25

l.

El Ars

compendiosa inveniendi veritatem (ca.

1274)

25

a)

Las figuras

y

su apl ica ci ó n

26

b) Los modos y las cuestiones

 

36

2.

El Ars

demonstrativa (ca.

l 283)

38

IV.

Cambios operados en el Ars a partir de 1290

 

40

V. EIArsBrevis

 

43

l.

Primera parte: el alfabeto

 

44

2.

Segunda parte: las fi g uras

45

3.

Tercera parte: las d efini c iones de los prin c ipios

 

45

4.

Cuarta parte: las reglas

 

46

5.

Quinta parte:

la tabl a

4 7

6 .

Sexta parte: la evacuación de la

tercera fi g u r

48

7.

ptima parte: la multiplicación

de la cuarta

fi gura

49

8.

Octava parte: la mezcla de los principios y de las re g l as

5 0

9.

Novena parte: los nueve s u j e t os

 

50

I O. Décima parte: la aplicación

5 1

1 1 . Undécima parte: las cuestiones

53

1 2 . Duodécima parte: la

 

-

53

1 3. Decimotercera

parte:

habituación la enseñanza del Ars

 

5 3

VI.

Traducciones del

Ars

Brev is,

Nuestra t r ad u cci ó n

 

55

8

Jor.cp

Rubio

Apé ndice figuras del Ar s cuaternaria

:

58

Alfabeto del Ars br ev i s

62

Bibliografía

 

J .

Repertorios bibliográficos

63

2.

Ediciones de obras de Ramon Llull

63

3.

Ediciones y traducciones del Ars brevis

64

4.

Literatura secundaria

64

ARTE BREVE

R amon uuti

DE LA PRIMERA PARTE, QUE TRATA DEL ALFABETO DE ESTA ARTE

71

DE LA SEGUNDA PARTE, QUE TRATA DE LAS CUATRO F I GU RAS

72

l. De la primera figura, significada por A

 

72

2.

De la segunda figura, significada por T

73

3. De

la

tercera figura

,

:

75

4. De la cuarta figura

 

77

DE LA TERCERA PARTE, QUE TRATA DE LAS DEFINICIONES DE LOS PRINCIPIOS

79

DE

LA

CUAR TA PARTE, QUE TRATA DE LAS REGLAS

81

DE

LA

QUINTA PARTE, QUE TRATA DELA

85

DE LA SEXTA PARTE, QUE TRATA DE LA EVACUAC I ÓN DE LA . TERCERA F I GURA

87

' ntroducción

9

E LA SÉPTIMA PARTE, QUE TRATA DE LA MULTIPLICACIÓN DE LA JARTA FIGURA

89

"- LA OCTAVA PARTE, QUE TRATA DE LA MEZCLA DE LOS ·[NCJPIOS Y DE LAS REGL

90

: LA NOVENA PARTE, QUE TRATA DE LOS NUEVE SUJETOS

9 l

Del primer sujeto, que trata de Dios, considerado

a partir

de

los

principios

 

92

Del segundo sujeto, que trata del ánge

9 3

Del tercer sujeto. que trata del cielo

94

Del

cuarto

sujeto,

que

es

el h ombr e

94

Del

quinto

sujeto,

que

es

la i m

9 5

Del

sexto sujeto, que es

la sens itiva

96

Del

ptimo sujeto, que

es la vegetativa

97

Del octavo sujeto, que es la elementativa

97

Del

noveno sujeto, que es la instrumentativa

98

DE LA D ÉCIMA PARTE, QUE TRATA DELA APLICACIÓN

100

De las cien formas

1 O I

DE LA UNDÉC IMA PARTE, QUE ES DE LAS

108

l .

De

las

cues tiones de

la

primera figura

108

2.

De

las

cuestiones

de

la

segunda figura

1 09

3.

De

las

cuestiones

de

la

tercera fig ura

1 12

4.

De

las

cuestiones

de

la

cuarta fi g

113

5 .

De las cuestiones a partir de las definicio nes de los prin cipios

113

6 .

De

las

cuestiones

a partir de las re g l as

1 14

7.

De

las

cuestiones

planteadas mediante I a

ta b la

1

1 5

8. De las cuestiones planteadas a partir de la evacuación de la ter-

cera figura

l 15

9.

De las cuestiones planteadas a partir de la multiplicación de la

cuarta figura

1 16

I O . De las c u est i on es

pl a nteadas a partir de· la mezcla de los princi-

pios y de las r e g l a s

1

1 6

10

Joscp E. Rubio

 

J

1 . Sobre las cuestiones de los nueve sujet os

 

117

 

a)

De las cuestio nes del primer sujeto, que es Dios

117

b)

De las cuestiones del segundo sujeto, que es el 5nge

1 17

e)

De

las

cuestiones

del tercer sujeto, que es el cielo

118

d) De las cuestiones del cuarto sujeto, que es el

h ombre

119

e)

De las cuestiones del quinto sujeto. que es la imaginativa

120

f) De las cuestiones del sexto sujeto, que es la sensitiva

120

g) De las cues tio nes del séptimo sujeto, que es la

 

1 2 1

h) De las cuestiones del octavo sujeto, que es la elementativa

121

 

i)

De las cuestiones del noveno sujeto, que es la instrumentativa

122

1 2. De las cuestiones de las cien formas

1 23

DE LA DUODÉCIMA PARTE, QUE ES DE LA HABITUACIÓN

126

DE LA DEC IMOTERCERA PARTE, QUE ES DEL MODO DE ENSEÑAR ESTA ARTE

127

INTRODUCCIÓN

l. RAMON LLULL O LA ESCRITURA DESDE LA CONVERSIÓN

La obra de Ramon Llul l constitu ye uno de los capítulos más interesantes del pensamiento cristiano medieval. Pero su aportación a la historia de la filosofía europea va más allá de los límites cronológicos marcados por la Edad Media, ejerciendo una i nflu e n cia destacada en pensadores de la era moderna que veían en el sistema del autor mallorquín una construcción epistemológica y metafísica potente y original.

Con todo, la valoración de esta obra se ha visto influida por circunstan­ cias diversas que no siempre han ayudado a ubicarla en el espacio que le corresponde. Visiones parciales. interpretaciones sesgadas e incluso leyendas más o menos piadosas, por lo que a la biografía del autor se refiere, han ido construyendo. a lo largo de los siglos. una especie de pantalla que ha apor­ tado riqueza y complejidad a la historia del lulis mo, ciertamente, pero tras la cual se ha ido ocultando también el verdadero personaje histórico y su obra.

L l u ll se convirtasí, en ocasiones, en objeto de encend idas p o l é micas, básicamente apagadas en estos tiempos en que ya tenemos un c o nocimiento más directo y exacto de sus textos, pero de las que a ún se reaviva, de vez en cuando, aln rescoldo no del todo consumido. Valorar en su justa medida la aportación luliana no siempre ha sido una tarea cil para la ctica; en cualquier caso, la superación definitiva de estereotipos y leyendas sobre el autor y su obra requiere la insistencia en el acercamiento al contexto en q ue ésta se desarrol.

La vida de Ramon Llull se extiende entre los años 1232 y 1316 ; más de ochenta años de existencia, longevidad extrema para un hombre del siglo XOI. La que podríamos considerar su "biografía intelectual". su vida como autor de t e x tos , se ini c i a, con todo, un poco tarde, poco antes de comenzar el último cuarto del siglo XIII. Pero el tiempo restante hasta su muerte fue bien aprovechado: los diversos catá l ogos de sus obras recogen más de 250 títulos. · Una producción cuyo volumen sorprende si tenemos en cuenta las condi­ ciones en qu e , a menudo, hubo de llevarse a cabo.

12

J oscp E . Rubiu

, ·

Dis ponemos de un doc um en to excepc i onal en lo que a la biografía de Llull se refiere: un texto d i c tado por el propio autor a un os cartujos de Vau­ vert. en París, en el año 1 3 1 1 , conocido como Vit a coetanea, y en donde narra los que considera acontecimientos más destacados de su periplo vital. Además, su discípulo directo Tomás Le Myésier encargó, Iras la muerte del maestro, la realización de doce miniaturas representativas de episodios bio­ gráficos y de la actividad intelectual de Llull, y que incluen una antología de sus obras (el Breviculum). Todo ello, unido a las referencias concre tas que el propio autor disemina de vez en cuando en sus obras, nos ofrece una fuente de información b iográfica excepcional en un escritor medieval'. Los dalos de que disponemos perfilan la biografía de un converso, u n hombre d e d i cado de l len o a asuntos m un danos que ve mo su vida da un giro radical a partir de un momento concreto, marcado por una expe r i en c i a inquie t a n te . La i mport an c ia de la escritura en el proceso de conversión es remarcada por la narración de la Vita coetanea, co m o se desprende de su mismo arranque. He aquí el inicio de la biografía:

"Raimundus senescallus mensae regis Maioricarum, dum iuuenis adhuc in uanis cantilenis seu carminibus componendis el aliis lasciuiis saeculi deditus esset nimis. sedebat nocte quadam iu xt a lectum suum, paratus ad dictandum et scribendum in suo uulgari unam cantilenam de quadam domina, quam tune amore fatuo diligebat"'.

La primera imagen de la narración biográfica es claramente focalizada

(y no s in in t enc i ó n ) en una serie de puntos destacados por el a u t o r . Prime-

ramcnte, se da una presentacn del mismo: su nombre y el cargo que oc

paba en relación con la corte del rey de Mallorca; acto seguido, el perfil se va haciendo más nítido, s concreto: el personaje es un joven dedicado a

La Vita coeta,iea está editada en Raimundi Lulli Opero Lat ina. VIIl ( 1980), pp , 259-309.

Para una descripción de l as preciosas miniaturas del Breviculum de Le Myésier, vid. J. Rubió. "El Breviculum i les miniarures de la vida d 'En Ramon Llull de la biblioteca de Karlsruhe",

R ammt Uul/ i el luí .lisme, Publicacions de !'Abadía de Montserral, Barcelona. 1985. pp. 87-

pp. 73-

88). Más reciente es el es t udio de Ch. Lohr, "Die Stufen der menschlichen Erke u n rni s nach

dem Karl sruher Brevicu/um Ramon Lulls", Von der Suche nach Gou, ed . M. Schimdt y F. De­

mfnguez Fromann-Holzboog. Sturtgart-Bad Cannsratt. 1998. pp. 389-398.

' R . Llull , Vita coetanea (Raimundi Lulli Opero Latina Vlll: Corpus Christianorum, C.M. XXX IV. Brcpo ls. Turnhou1. 1980. p. 272): "Cuando Ramon. senescal de la mesa del rey de Mallorca. era todavía joven y se dedicaba en exceso a la composición de vanas cantilenas o canciones y a o tras lascivias del mundo, una noche estaba sentado junto a su lecho. preparado para co mpon er y esc r i bi r un a ca ntil e na en su l e n gua v u l gar sobre un a dama a la que entonces

amaba con amor fatuo ".

I IO ( publicado originalmente en el Butlletí de la Biblioteca dt Cata/un ya. 111.

1 9 1 6,

lnttoducció n

13

las "lascivias del mundo", entre las cuales ocupa un lugar destacado la composició n de textos líricos amorosos.

Ramon Llull presenta como paradigma de su vida juvenil mundana y pe­ caminosa su dedicación a la poesía trovadoresca, actividad literaria bastante extendida entre los círculos cortesanos del momento y que implicaba mucho más que la elaboració n de textos: suponía el cultivo de un comportamiento público basado en unas virtudes caballerescas que funcio n aban como elmento de cohes ión social de la aristocracia -a menudo frente a la moral eclesiástica oficial-, y que se englobaban bajo el término genérico de corte­ sía.

Llull se autoprese nt a, en el f ro nt is p i c io de su biografía, como un corte­ sano, d e di c ad o a un a vida mundana que s up o nem os a l e j a d a de c u a l qu ie r preocupación espiritual profunda. En el Llibre de contemplaciá (ca. 1274), una de sus primeras obras. inc ide a m e nu d o en es t a de sc ri pc i ó n de su pasado juvenil anterior a la conversión, en unos términos pximos a las Confesiones de S. Agustín; e, igual que el obispo de Hipona rechaza los textos clásicos cuya lectura tanto le emocionó (y que le impulsó al estudio <le la retórica y a la cscrilura de obras de las q ue posteriormente se aver g o n zó), también Llull, siguie ndo claramente el mod e lo de una biografía ejemplar de converso, a b­ jura de la literatura no ya pagana. pero sí munda na y pe camin osa , ide n ti fi­ cada en este caso con el cultivo del "amor cortés" trovadoresco.

No es de e x tra ñ ar pues que el relato de la Vita coetanea precise con todo de ta lle la actividad concreta a l a que se dedicaba el p rot ag onista en el preciso momento en que iba a tener lugar la experiencia <le la conversión. Y ésta era la escritura de una canción amorosa, en l e ng ua vul g ar ( pro bablemente en provenzal, lengua propia de los textos ricos catalanes durante la Edad Me­ dia), y dedicada a una dama que es amada por el poeta con un amor califi­ cado de "fatuo". La actividad literaria va unida al pecado de la lujuria, que se identifica con el amor cortés y sus rituales adúlteros'.

De hecho, se sabe que LluU estaba casado a esta ahura de su vida con una dama, de nombre Blanca Picany. y que del matrimonio nacieron dos hijos: Magdalena y Dornen ec. La des tinara­ ria de la canción referida en el t exto de la Vida no sería su esposa. ya que: el amor cortés de­ sarrollaba rituales de seducción cxtramatrimonialcs. Una referencia a la cultura literaria del momento. como es el c ul ti vo de la fi na am ors ( •• buen amor" seria su equivalente cas tel lan o. con toda la ambigüedad que supo explotar en este términ o el Arcipre s te de Hila). s i rve aquí también para completar el esquema de una conversión modélica según la paula agustiniana:

recorde mos que el santo también insistía en la lujuria y en el amor a las mujeres como aspecto destacado de su comportamiento moral anterior a la conversión. Es importante. pues. tener

presentes estos esquemas a la hora de interpretar los pasajes autobiogrüflcos de las obras de

LJul l. interesado en m od e l ar una i m a ge n propia muy determinada . Sobre este p a rticula r. vid . L.

R adi a, "Ramon U ull : autor i perscnatgc", Aristorelica et Lul/iana mngistro doctissimo

Char-

14

J

E. Rubio

La escritura y el amor profanos son los rasgos que resalta el autor en la presentación