Está en la página 1de 2

Absoluto de Rosa (Rosa centifolia)

La Rosa centifolia, también conocida como «rosal romano», es un arbusto espinoso de


flores grandes y olorosas. Pertenece a la familia de las rosáceas. El rosal tiene una
apariencia similar al resto de las especies, solo que en esta variedad, la mayoría son de
color rosa, pudiéndose encontrar algunos ejemplares de pétalos blancos o rojos.

La rosa marroquí es una planta introducida de uso muy antiguo. Su primer registro como
medicinal para tratar la bilis, data del siglo XVI, y ha trascendido hasta hoy día, al igual que
su empleo para tratar otros trastornos.

La rosa es utilizada en el 98% de los perfumes de mujer y en el 46% de los perfumes de


hombre. Se la utiliza generalmente en productos para la piel. Rejuvenecedora. Tiene
reputación de ser afrodisíaca. Simbólicamente asociada con la diosa romana del amor y la
belleza, Venus.

Con su delicioso aroma, sensual y cautivador, levanta el ánimo, relaja y alivia el estrés.
Estimula la feminidad. Actúa contra la frialdad. Contra los cambios de humor. Para calmar
sentimientos de rabia. Para reafirmar la piel seca y arrugada: suaviza las arrugas y aumenta
la elasticidad de la piel. Contra la fatiga y los sofocos. Para eczemas o irritaciones.

Usos en Aromaterapia: piel: venas superficiales, pieles secas, envejecidas y sensibles,


arrugas, eccema, herpes. Circulación, musculatura y articulaciones: palpitaciones, mala
circulación. Aparato respiratorio: asma, tos, fiebre del heno. Aparato digestivo: inflamación
de la vesícula biliar, congestión del hígado, náuseas. Aparato reproductor: menstruación
irregular, leucorrea, menorragia, trastornos uterinos. Sistema nervioso: depresión,
impotencia, insomnio, frigidez, dolor de cabeza, tensión nerviosa, trastornos relacionados
con el estrés.

Posee una fragancia similar a la miel, profunda e intensamente dulce. Combina bien con
hinojo, naranja, sándalo, lináloe, sauzgatillo, milenrama y manzanilla romana.

Debe evitarse su uso durante los cuatro primeros meses del embarazo.

Descripción

Aunque algunos absolutos de rosa se obtienen de la rosa Otto, el más habitual es el que se
extrae de las flores de olor almizclado de esta variedad de rosa, una especie muy antigua
con numerosas capas de pétalos finos. Crece en Marruecos y Turquía, donde los largos y
calurosos veranos favorecen la floración.

Para elaborar absoluto de rosa se utilizan disolventes químicos que diluyen el aroma de los
pétalos y, posteriormente se vuelve a procesar la mezcla para retirar los disolventes. Tiene
un color naranja rojizo y desprende un aroma muy almizclado, dulce, floral y delicioso. No
es tóxico, ni irritante ni sensibilizante, por lo que está indicado para todo tipo de pieles.

Palabras clave: Delicioso - Sensual - Cautivador

Apoyo espiritual

• Estimula la feminidad.
• Actúa contra la frialdad, por lo que favorece las relaciones íntimas.

Aliviar la mente

• Contra los cambios de humor relacionados con cuestiones hormonales, masajear el vientre
todas las noches con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, con una
mezcla de absoluto de rosa, hinojo y naranja dulce en un aceite portador (véase la primera
«mezcla recomendada»).

• Para calmar sentimientos de rabia o frustración, tomar un baño con 2 gotas de absoluto de
rosa + 4 de sándalo australiano.

Curar el cuerpo

• Contra la fatiga y los sofocos de la menopausia, dar un masaje relajante con absoluto de
rosa, sándalo australiano y sauzgatillo en un aceite portador (véase la segunda «mezcla
recomendada»).

• Para tratar eczemas o irritaciones, aplicar en la zona afectada una mezcla de 2 gotas de
absoluto de rosa + 4 de milenrama + 4 de manzanilla romana en 20 g. de crema.

• Para reafirmar la piel seca, arrugada o madura, aplicar en el cutis todas las noches 2 gotas
de absoluto de rosa + 4 de olíbano y 4 de madera de lináloe en 20 g. de crema.

Mezclas recomendadas

Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para reducir los cambios de humor relacionados con temas hormonales: 2 gotas de
absoluto de rosa + 4 de hinojo + 4 de naranja dulce.
• Para sentirse más enérgico y reducir los sofocos: 2 gotas de absoluto de rosa + 4 de
sándalo australiano + 4 de sauzgatillo.